[VIDEO] Experto refuta teoría de terremoto 9.4 en Chile presentada por Salfate

Revuelo en las redes sociales causó la teoría expuesta anoche en el programa “Así Somos” de La Red por el ingeniero civil en electricidad Pedro Gaete, quien aseguró que entre el 20 y el 24 de marzo del presente año se producirá un terremoto de magnitud 9.4 alrededor de las 05:30 horas en nuestro país.

El también director ejecutivo del Observatorio Sísmico Solarafirmó que “no voy a hablar de probabilidades, te voy a hablar de certezas: el 100 por ciento. En algún lugar del Cinturón de Fuego del Asia-Pacífico va a golpear un tremendo terremoto en los próximos días”.

Respecto a esto, hoy conversó con Cooperativa el sismólogo y académico de la Universidad de Chile, Mario Pardo, y desmintió tal aseveración hecha en un bloque conducido por Juan Andrés Salfate, haciendo un llamado a la calma. “Estamos acostumbrados a tener predicciones sobre terremotos que jamás funcionan. Científicamente hasta ahora no se puede pronosticar el cuándo va a ser el terremoto. Podemos decir dónde y de qué tamaño podría ser, pero no tenemos herramientas científicas para precisar el tiempo de ocurrencia”.

Gaete además añadió otro dato, señalando que la presencia de una oscilación en el Sol coincidió con los terremotos del 27 de febrero del 2010 en Chile y del 11 de marzo en Japón. Este mismo fenómeno habría ocurrido ahora y sería uno de los argumentos que continúan sustentando su propuesta.

Sin embargo, Pardo señaló que “el proceso de un terremoto ocurre al interior de la Tierra a grandes profundidades, o sea, decenas de kilómetros de profundidad y lo que pasa externamente no afecta para nada el interior”.

A ello agregó que si se cuenta con que “la temperatura externa se demora meses en penetrar algunos metros en el interior de la Tierra, procesos que están ocurriendo a 20 o 30 kilómetros de profundidad le va a llegar en algunos millones de años más la información”.

Gaete incluso habría presentado una carta en La Moneda, con fecha 9 de marzo de 2012, en la que explicaba los alcances que la posible catástrofe tendría en el territorio nacional.

Pero en el fondo, hablando en términos objetivos, “no hay ningún antecedente científico, para avalar una hipótesis de ese estilo”, sentenció Pardo.

Culpa de quien lo expone

Según relata Cooperativa, el sismólogo además añadió que es necesario tomar en cuenta quienes son los que transmiten este tipo de informaciones, haciendo referencia a cómo los periodistas y animadores de televisión causan “pánico” al sacar a relucir este tipo de informaciones.

Así, dijo que lo que hay que hacer es cuestionarse “qué podemos esperar del sensacionalismo que genera la prensa y no de la gente que dice una u otra cosa. Ellos son libres de decir lo que quieren”, el problema son los que “lo toman y lo sensacionalizan”.

Y frente a eso “la ciencia, por sí sola, no acepta farandulización”.

Fuente: http://www.publimetro.cl

¿Qué intereses hay detrás del documental Kony 2012?

La campaña lanzada por la ONG Invisible Children esconde de manera intencional el verdadero conflicto en Uganda, ya que muestra como único villano al guerrillero Joseph Kony. Además, omite la guerra por los recursos minerales y energéticos entre China y Estados Unidos, oculta las violaciones a los derechos humanos por parte de Uganda y manipula a la opinión pública para apoyar una nueva intervención armada.

Joseph Kony no es el único asesino genocida en Uganda - AFP

Las más de 80 millones de visitas que alcanzó el video que explica cómo una sangrienta guerrilla dirigida por Joseph Kony masacra, viola y recluta niños en África, colgado en Youtube, revela que la estrategia de marketing establecida por la ONG Invisible Children es exitosa.

La historia de Kony narrada de manera tan simple no logra explicar el problema real de lo que sucede en el centro de África, ya que en principio esconde varios elementos importantes y además presenta el caso como lo haría una película mediocre: un conflicto, un villano, un héroe y una solución.

Además, se percibe una mirada egocéntrica en la que el remedio sería la intervención militar norteamericana para que el guerrillero sea capturado y enviado a la Corte Penal Internacional en La Haya, que sólo ha juzgado líderes de naciones periféricas.

PACTANDO CON OTROS ASESINOS

El contraste entre el realizador, el rubio californiano Jason Russell, que busca justicia con el ciberactivismo mundial, con la figura negra de Joseph Kony produce un resurgimiento de los prejuicios del inconsciente colectivo, del modelo de superhéroe que lucha contra el mal y del que además el espectador puede ser parte donando fondos para la noble causa.

Por cierto, en la realidad, el mal no está encarnado en una sola persona. El problema de la actualidad social ugandesa, de la que surgió un guerrillero como Kony y su organización armada ERS, Ejército de Resistencia del Señor (LRA, Lord’s Resistance Army) es mucho más profundo y no está relatado en el documental.

De manera explícita, Invisible Children clama por la intervención militar y por la cooperación con los gobiernos locales.

Precisamente, el video omite las atrocidades que han cometido esos gobiernos, como el de Uganda y Sudán del Sur, que combaten a la guerrilla.

Los líderes de Invisible Children comentaron que no van a mencionar las violaciones a los derechos humanos de los ejércitos de Uganda y Sudán del Sur, porque la única forma de detener a Kony es cooperando con ellos.

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, invadió el Congo en 1997, junto con el líder de Ruanda, Paul Kagame, un ex guerrillero al servicio de Estados Unidos en la región, del que se sospecha que fue el causante del magnicidio de los presidentes de Ruanda y Burundi en 1994, que desató la violencia racista y el genocidio de los tutsis en 1994.

Mediante esta invasión, Museveni pretendía desplazar a los inversores franceses, que estaban operando en la región y establecer en su lugar compañías mineras que extrajeran el coltán, como por ejemplo la American Mineral Fields, en la que Bush padre tenía intereses.

Además de perpetuarse en el poder por medios no democráticos, Museveni financió a la guerrilla de Sudán del Sur en contra de Sudán y al grupo armado congoleño liderado por Laurent Nkunda hasta 2009.

Además, el gobierno ugandés es uno de los máximos represores de homosexuales en el mundo.

Invisible Children plantea indirectamente donar fondos al gobierno de Museveni para que capture a Kony, que es apoyado por el gobierno pro chino de Sudán. Al principio parece una causa noble, pero si se omite la otra parte del conflicto, en seguida surge la desconfianza hacia los propósitos de esa ONG y el rol que cumple.

SITIOS OLVIDADOS

Casualmente, en noviembre del año pasado el gobierno de Barack Obama autorizó el envío de una centena de soldados especializados para apoyar a Uganda y Sudán del Sur para detener a la guerrilla ERS.

Este video y la forma en la que está relatado, con tiempos y estética cinematográficas y una música adecuada para provocar la sensibilidad del espectador, estaría manipulando a la opinión pública para apoyar la campaña militar de Obama en este momento particular de la historia, en la que la crisis de los países centrales propició un avance de China en la lucha por los recursos minerales y energéticos del centro de África.

Esta hipótesis respondería a la pregunta: ¿por qué ahora el mundo occidental focaliza su mirada en Joseph Kony?, siendo que sus actividades criminales llevan 25 años.

Los “sitios olvidados” a los que hace referencia el documental fueron intencionalmente subdesarrollados, porque las empresas occidentales mantuvieron el control de sus recursos por décadas, en complicidad con lo líderes locales y evitando una redistribución de las riquezas.

Cuando los gobiernos regionales comenzaron a mirar hacia China a partir de 2008, sonaron las alarmas en Estados Unidos y Europa, que están apelando a la sensibilidad del video para lograr un apoyo velado a otra campaña bélica y al acercamiento a líderes muy cuestionados en la defensa de los derechos humanos.

LA RIVALIDAD CON CHINA

Cables publicados por WikiLeaks señalan la preocupación del Departamento de Estado norteamericano por Uganda ante el acercamiento económico hacia China e Irán a partir de 2009.

Días antes del anuncio del envío de tropas a Uganda, el presidente Museveni, aliado de  Washington, canceló los contratos con todas las compañías petroleras, lo que perjudica a las  empresas chinas y francesas.

El cambio de rumbo, se condice con el envío de tropas norteamericanas a la región y con argumento del documental. Estados Unidos presionó para que los países de la región se asociaran con Heritage Oil, una compañía británica, que luego de la caída de Gaddafi compró una empresa petrolera basada en Libia.

La campaña Kony 2012 lanzada por Invisible Children no sólo es dudosa por la manipulación que ejerce sobre el espectador, sino que también no se ha comprobado el destino de los fondos provenientes de las donaciones.

Por otro lado, aunque no sea cierto que el ciberactivismo mundial haya provocado cambios políticos significativos, influye de manera directa en la opinión pública, apoyando en este caso otra guerra.

En estos momentos, eso es importante dada la baja popularidad entre los ciudadanos norteamericanos hacia la guerra de Afganistán.

Fuente: http://observadorglobal.com

Petróleo a US$200… ¿What?!!

Profesor Nouriel Roubini e Ian Bremmer, presidente de Eurasia Group.

Foreign Policy abordó el tema que por estas horas está generando fuerte preocupación mundial: el futuro del precio del petróleo. Mantuvo una conversación exclusiva con Nouriel Roubini e Ian Bremmer sobre las repercusiones de una guerra con Irán en el precio del crudo y la alianza entre China y Rusia.

Por: Foreign Policy

Con la opinión extendida de que se avecina una guerra con Irán y con el reciente regreso de Putin al poder en Rusia, el caos geopolítico está a la vuelta de la esquina. Foreign Policy ha vuelto a recurrir a Nouriel Roubini –siempre dispuesto a impartir algo de pesimismo– e Ian Bremmer para que nos expliquen estas bombas de relojería. Y no se han callado nada.

Hablemos un poco de lo que atemoriza a los mercados. Lo que preocupa a todo el mundo –y lo que, desde luego, ya se está notando en el mercado del crudo— es la preocupación por un posible ataque de Israel contra Irán. ¿Cómo de inminente lo ven?

Nouriel Roubini (NR): No soy el experto geopolítico, así que dejaré que Ian y otros calculen la probabilidad de un ataque contra Irán este mismo año, antes o después de las elecciones estadounidenses, o de un ataque de Israel por su cuenta. No sé si será del 20%, el 30% o el 50%, creo que esa opinión cambiará con el tiempo. Pero es probable que el segundo trimestre de 2012 sea el periodo en el que se haga un último intento de labor diplomática. En caso de que fracase, quizá entonces EE UU e Israel digan: “Si no cedéis, podemos acabar atacándoos”.  De modo que hay que medir cómo van a afectar esos hechos a los mercados.

Pero, incluso aunque no se produzca un ataque material, hay una guerra verbal entre Estados Unidos, Israel e Irán, y esta guerra verbal se ha intensificado. Hay también una guerra encubierta, porque Israel y EE UU, supuestamente, han matado a varios científicos y han recurrido al sabotaje utilizando armas informáticas, y ahora Teherán está reaccionando, ha tratado de matar a varios diplomáticos israelíes en diversas partes del mundo y, si las sanciones se endurecen, podría empezar a emitir otras amenazas. El petróleo Brent, que antes costaba 90 dólares el barril, está ya entre 120 y 125 dólares. Y, si la guerra verbal y la guerra encubierta continúan su escalada, existe una posibilidad de que, aun sin llegar al enfrentamiento militar, los precios del crudo suban tanto que la situación tenga repercusiones sustanciales en la economía.

Yo no subestimaría las consecuencias de que la gasolina, hoy, cueste ya más de 1,05 dólares el litro en varios Estados norteamericanos y puede alcanzar ese precio en otros muchos. Desde el punto de vista psicológico, cuando el precio supera 1 dólar el litro, hace mella en la confianza de los consumidores. Además, en verano, los precios tienen a aumentar 20 o 30 centavos más. Cuanto más suben, más posibilidades hay de que tengan consecuencias negativas en la confianza de los consumidores, las rentas disponibles y la economía. Y no ocurre solo en Estados Unidos, porque el precio del crudo en Europa y muchos otros países es muy alto.  Por tanto, prefiero que sean otros los que valoren el riesgo de conflicto, pero puedo decir con seguridad que los precios del petróleo van a subir aún más, más que a bajar. Lo único que me preocupa más que la eurozona es el petróleo.

Ian, ¿qué probabilidades tiene Obama de ganar las elecciones a tenor de los altos precios del petróleo y la posibilidad de otra guerra en Oriente Medio?

Ian Bremmer (IB): En primer lugar, si nos fijamos en las valoraciones, ya sean las de Intrade o las de cualquier otro sitio, en estos momentos, la gente piensa que Obama será reelegido, y eso es teniendo en cuenta el petróleo, el gas, Irán. No digo que sean unos cálculos muy avanzados, pero los mercados expresan todo esto en su conjunto. Desde luego, creo que el peligro en Europa ha disminuido drásticamente su capacidad de causar verdaderos problemas a Obama de aquí a noviembre. En cambio, el peligro que representan Irán y el crudo ha aumentado; no lo ha sustituido, pero sí ha aumentado. No es un problema tan grande como era Europa, en mi opinión, pero es serio.

¿De verdad? Daba la impresión de que a los estadounidenses no les importaba en absoluto.

IB: La Casa Blanca estaba muy preocupada por la posibilidad de que Europa estallase. Pero creo que el petróleo, sin ninguna duda, tiene más importancia política; es un elemento con el que los republicanos pueden atacar.

Veamos qué ocurre si Irán sigue adelante. Lo primero es que, igual que no se puede confiar en las informaciones sobre la eurozona que proceden de Londres porque son tendenciosas e increíblemente negativas, tampoco se puede confiar en las informaciones sobre Irán en Estados Unidos; no nos enseñan más que una cara de la moneda. Una cara que, de manera abrumadora, es la israelí, y suele exagerar la probabilidad de una catástrofe inminente. “No podemos vivir con una bomba iraní”, dicen, a pesar de que vivimos con bombas en Pakistán y Corea del Norte, así que, en algún momento, acabaremos chocando.

No me importa qué porcentaje se le atribuya, y estoy hablando de geopolítica, ¿de acuerdo? Lo que quiero decir es: al leer la prensa, parece que es inevitable que Estados Unidos e Irán lleguen al enfrentamiento. Y eso, desde luego, no es verdad.

Es cierto que, en el segundo trimestre, veremos un esfuerzo para endurecer unas sanciones que ya están aprobadas pero aún hay que poner en práctica, así como un auténtico esfuerzo de negociación. Pero también hemos visto en Irán unas elecciones parlamentarias recientes que no fueron precedidas de manifestaciones. Hemos visto a Jamenei decir cosas positivas sobre el Gobierno de Obama y Estados Unidos, un hecho casi sin precedentes. Así que parece claro que van a permitir unos cuantos meses de negociaciones, y eso significa que en estos momentos, a corto plazo, a la geopolítica de Irán se le está dando más importancia de la debida.

A más largo plazo, el Gobierno de Obama no quiere llevar a cabo un ataque militar contra Irán –y desde luego hará todo lo posible para evitarlos– antes de las elecciones. Los israelíes tampoco quieren emprender ningún ataque. Hace poco se hizo una encuesta que acaba de publicarse en Haaretz: el 58% de los israelíes se opone a los ataques unilaterales contra Irán. Netanyahu debe tenerlo en cuenta, por muy popular que sea. Y recordemos que el primer ministro israelí no ha tomado ninguna decisión de atacar. Lo que sabe bien es que lo que más le conviene es fingir que va a hacerlo. Entonces, Estados Unidos se ve obligado a tranquilizarlo y él acaba en mejor situación para exigir concesiones a cambio de no atacar, porque es una cosa horrible para Israel, etcétera.

Creo que el peligro es que hay una espiral de represalias que puede acabar arrastrando a Estados Unidos, da más importancia geopolítica al petróleo y aumenta las probabilidades de conflicto militar. Pero, en mi opinión, las posibilidades de que los israelíes ataquen de forma unilateral y destruyan el programa nuclear iraní –que sería una campaña amplia, larga y peligrosa— son relativamente escasas, y muy poco probables antes de las elecciones estadounidenses.

Nouriel, ¿qué es lo peor que puede pasar si Israel acaba atacando Irán?

NR: Lo peor que puede pasar es un conflicto prolongado. Si tiene repercusiones en el abastecimiento de gas y petróleo del Golfo, y la producción y las exportaciones iraníes, durante un tiempo,  se quedan en nada, el crudo podría subir hasta los 170, 180, 200 dólares el barril.

Entonces, la cuestión será cuánto tiempo mantiene ese nivel. Como es natural, en Washington se están discutiendo las posibles reacciones. El volumen de petróleo de la reserva estratégica es limitado, pero ¿para qué está, si no es para usarlo en una ocasión así?

La realidad es que, si pensamos en las tres últimas grandes recesiones globales, todas se debieron a una conmoción geopolítica en Oriente Medio que provocó una subida de los precios del petróleo. La guerra de Yom Kippur War en 1973 produjo la recesión mundial de 1974-1979; la revolución iraní de 1979, la subida de los precios del crudo y la recesión de 1980-1982; y en 1990, la invasión iraquí de Kuwait supuso una subida temporal de los precios que, entre otros factores, contribuyó a la recesión en Estados Unidos y todo el mundo.

Es decir, si el conflicto es serio y prolongado y la subida de los precios del crudo es importante, creo que estaremos hablando de una recesión no solo en Estados Unidos sino en todo el planeta. Y en esta ocasión, estaremos saliendo de una crisis financiera mundial que incluye un inmenso volumen de deuda pública y privada en muchas economías avanzadas, algo que no había en 1973, 1979 ni 1990. La economía mundial podría no absorber un shock petrolífero prolongado en un momento en el que ya está sufriendo un doloroso proceso de desapalancamiento y una enorme fragilidad en los balances generales tanto de los gobiernos como del sector privado.

Ian, acaba de volver de China, que sigue comprando petróleo iraní y se ha mostrado intransigente en el Consejo de Seguridad (junto con Rusia) ante las condenas de la represión en Siria. Y ahora, cuando el país parece estar preparándose para el ascenso de Xi Jinping a la jefatura del Estado, rebaja la perspectiva de crecimiento de su PIB a alrededor del 7,5%. ¿Es una protección política o económica?

IB: En la actualidad, el 62% del PIB chino lo constituyen empresas de propiedad estatal. Es una cifra superior a la de antes. El consumo en China está aumentando, pero no tan rápido como las inversiones del Estado. El informe que publicó el Banco Mundial a finales de febrero era excelente: era exhaustivo y mostraba exactamente lo que deben hacer los chinos. Y el Gobierno de Pekín lo auspició también en parte, lo cual es muy positivo. Pero no dice nada nuevo. Necesitan reequilibrar seriamente, necesitan transparencia en su economía, necesitan alejarse de las inversiones públicas en sectores de trabajo intensivo y necesitan alejarse de empresas estatales ineficientes. No veo ninguna voluntad política de hacerlo por parte de las máximas autoridades chinas, y no veo que vaya a cambiar con Xi Jinping y sus colegas cuando accedan al poder dentro de unos meses. Y, en mi opinión, ese es el verdadero problema.

Hace unos meses, Nouriel y yo escribimos un artículo en The Wall Street Journal en el que llegábamos a la conclusión de que, a largo plazo, el mayor problema que se está dejando para después es China. Y ahora que acabo de volver allí, estoy todavía más convencido. China es un coche muy, muy rápido; tiene un motor muy potente y lleva varios años circulando por una autopista muy larga y muy recta. Lo malo es que viene una curva en la carretera y el coche chino ni tiene dirección ni creo que vaya a tenerla. Eso debería preocuparnos mucho.

Además, las relaciones entre Estados Unidos y China están deteriorándose sin parar. Como decía usted, han vetado la resolución del Consejo de Seguridad sobre Siria; no se abstuvieron, sino que la vetaron. Y eso, una semana antes de que Xi Jinping visitara EE UU. Les da igual.

Estados Unidos no es el sector de población que les interesa. No les importa impresionarnos o no. No buscan ofendernos innecesariamente, pero la verdad es que les da igual lo que opinemos. Lo hemos visto con las últimas leyes aprobadas en el Senado, que intentan presionar a los chinos en relación con su divisa. La respuesta de Pekín fue de absoluta indiferencia.

Sin embargo, tienen enormes problemas internos que no están abordando de forma estructural ni sistemática, y eso, a la larga, les perjudicará y creará mucha más volatilidad en torno a las trayectorias económicas y políticas.

Nouriel, hablando de gente que asciende al poder, ¿qué opina de la elección de Vladímir Putin? ¿Cree que tiene alguna intención de reformar la economía, o se limita a disfrutar de los elevados precios del petróleo? ¿Y cómo de largo es su control?

NR: Entre 1998 y 2008, Rusia creció un 8% anual. Entonces se produjo la crisis financiera mundial y hubo una contracción, pero, desde entonces, su comportamiento económico ha estado entre el 3,5 y el 4%, incluso con la subida de los precios del crudo de 30 dólares el barril en 2009 a muy por encima de 100 dólares hoy. El problema con Rusia es que, si no se hacen reformas estructurales, reduciendo el papel del Gobierno en la economía y las empresas estatales y desarrollando más el sector privado, si no se hacen diversas reformas estructurales orientadas hacia el mercado, su índice de crecimiento puede no estar muy por encima del 4%. Y, en una economía que tiene un enorme volumen de extracción de rentas por la excesiva dependencia del petróleo, la energía y las materias primas, mientras esos precios sean altos, los incentivos para hacer reformas serán limitados. Existe un movimiento, sobre todo en Moscú y entre las clases medias, que trata de resistir contra él. Pero Putin ha ganado las elecciones. Veremos hasta qué punto es por el voto de la mayoría o por fraude electoral. Quizá esté algo más debilitado que hace un año, y quizá se deslice un poco más hacia el centro y ofrezca unas cuantas más reformas, pero, en mi opinión, las reformas en Rusia van a producirse a una velocidad mediocre e insuficiente para lo que sería deseable. Serán superficiales, no de fondo.

Ian, ¿ha sido un fracaso la política de “empezar de cero”?

IB: Bueno, se acabó. Ya la política de Bush después del 11-S fue también una especie de empezar de cero. Y fracasó. ¿Quién perdió Rusia? Clinton. También fracasó. Hemos pasado ya tres ciclos completos de altibajos con Rusia. Históricamente, muchos de los puntos bajos han sido responsabilidad de Estados Unidos. Esta vez, la culpa es de Rusia, porque Putin no es alguien con quien la administración estadounidense vaya a poder trabajar bien, y tampoco él está bien predispuesto hacia Estados Unidos. En China se ven ligeros cambios graduales en la política exterior y la actitud hacia el resto del mundo porque gobiernan por consenso. En Rusia, no. La política exterior la dirige una sola persona, con muy pocos elementos que contrarresten su poder.

Y Putin sufre presiones internas que hacen que esté todavía menos dispuesto a llevarse bien con los estadounidenses. Casi todos los colaboradores que ha situado a su alrededor tienen una inclinación muy nacionalista. Todas las señales que llegan de Moscú sugieren que la relación entre EE UU y Rusia va a deteriorarse enormemente, y lo verdaderamente importante es: si las relaciones entre ambos se deterioran de forma radical y las relaciones entre Estados Unidos y China se deterioran de forma radical, y dado que Putin ha dicho cosas muy positivas sobre China en los últimos tiempos, ¿vamos a ver un auténtico acercamiento de esos dos países?

Existen muchos obstáculos para que sea así –problemas demográficos, problemas de discriminación de los chinos por parte de los rusos–, pero, desde la perspectiva de la energía, es muy interesante. Desde la perspectiva del armamento, es muy interesante y muy preocupante para Estados Unidos. Creo que debemos estar muy atentos a lo que suceda.

¿Cree que va a haber más tensiones o, en realidad, Rusia ya no es tan importante?

IB: No es tan importante como China, ni muchísimo menos. Quiero decir que, si, en toda esta conversación, usted no hubiera mencionado Rusia ni una sola vez, no habría pasado nada. Pero sí tiene cierta importancia, sobre todo para los europeos, más que para Estados Unidos. Tanto Nouriel como yo creemos que Rusia no debería ser un BRIC. Los BRIC son países que van a ser dominantes, y, en Rusia, el PIB está disminuyendo, hay una tremenda fuga de capitales, una administración civil que no funciona, corrupción generalizada y terribles problemas demográficos. Podríamos expulsar a Rusia de los BRIC.

NR: A propósito de Rusia, Ian, tienes razón al decir que Rusia y China quizá estén acercándose, pero, en mi opinión, China es la mayor amenaza estratégica para Rusia. Tenemos una extensión de tierra en Siberia que es tan grande como EE UU, con apenas 15 millones de habitantes, y tenemos a millones de chinos que están atravesando la frontera de Mongolia, comprando tierras y empezando a producir. Como sabes,  la posesión es lo que cuenta. De modo que, desde el punto de vista estratégico, en algún momento, Moscú se va a dar cuenta de que los únicos que pueden impedir que pierda Siberia son Estados Unidos y Europa. Así que no entiendo su lógica. Les conviene mucho más ser amigos de EE UU y Europa que de China.

IB: Entiendo lo que dices. Creo que, desde el punto de vista estratégico, es muy cierto lo que dices, pero Pekín tiene mucho dinero y necesita energía, mientras que Rusia tiene muchos recursos energéticos y Putin quiere poder exhibir unas cuantas victorias rápidas. Ambos están del mismo lado que Siria e Irán, y me imagino que Hu Jintao no decidió vetar la resolución del Consejo de Seguridad, en vez de abstenerse, hasta que recibió una llamada personal de Putin antes de la votación. Los dos países tienen cada vez más problemas con Estados Unidos por razones muy diversas: por la primavera árabe, las opiniones generales sobre la democracia, los derechos humanos, etcétera. Desde un punto  de vista puramente pragmático, si esos dos países no tuvieran presiones internas –si solo estuviéramos moviendo unas piezas en un tablero de ajedrez–, veo muchos motivos por los que los rusos querrían entablar una relación a largo plazo con Estados Unidos. Pero me parece que están pasando muchas otras cosas en Rusia en estos momentos.

Fuente: http://www.estrategiaynegocios.net

Obama toma el control de los alimentos de América

Este personaje de #Bilderberg, puesto en el escenario global como presidente de los Estados Unidos (tras una extraordinaria campaña de marketing que utilizó todas las estrategias disponibles), continua la obra de George Bush en dos planos primarios: Economía y expansión territorial mediante la guerra. En este contexto cabe recordar a quien fuera el encargado de financiar su campaña, incluso mediante el auto-ataque, para desviar la atención. Lo cierto es que uno de los grandes patrocinadores de Obama fue Al Gore, cuyas mentiras sobre el cambio climático, refutadas por 30.000 científicos, su película, su libro, y también sus conferencias alrededor del mundo, fueron financiadas por la familia Bush y la corporación minera Barrick Gold, de Rockefeller. Una propaganda fervientemente alentada desde Greenpeace y la WWF (M16-Rothschild) la primera a cargo de Ted Turner.

Ahora, y acorde al decálogo para establecer un Nuevo Orden Mundial totalitario, Obama toma el control sobre todos los alimentos, granjas, ganado, maquinaria agrícola, fertilizantes y la producción de alimentos en sí, mediante el cooptamiento del mercado en América.

¿Como lo hizo? “Ya está hecho así que… no vale la pena seguir discutiendo al respecto”, señalan los conformistas en el Senado norteamericano. Como un rebaño de ovejas yendo al matadero, el pueblo estadounidense sigue completamente dormido, drogado por Soros, anestesiado por los medios de comunicación de Rothschild (AP, Reuters y casi todos los demás), y la educación en todos sus niveles, cuya estructura obedece a un diseño de John_D._Rockefeller.

Dato: John Davison Rockefeller (8 de julio de 1839 – 23 de mayo de 1937 – Estados Unidos) fue un estratega amoral, especulador, industrial y financista de Hitler. Produjo el Zyklon B o Cyclon B, que fue el gas utilizado para los campos de exterminio, un herbicida muy potente que delata a los Rockefeller detrás de la industria de agrotóxicos y las biotecnologicas actuales como Monsanto, así como lo hace David Rockefeller quien es el encargado de dirigir y subvencionar los transgénicos y propagar el uso de glifosato y agente naranja.Además, John Davison Rockefeller vendió un aditivo especial al Tercer Reich, sin el cual la flota de aviones nazi jamás hubiera volado. Rockefeller se desempeñó principalmente en el mundo de la industria petrolera, manipulando el mercado sin escrúpulos hasta monopolizarlo. Fue el fundador y presidente de la Standard Oil Company, la gigantesca compañía que llegó a controlar, la extracción, refinación, transporte y distribución de más del 90% del petróleo de Estados Unidos y sostuvo monopolios enteros en inversiones en muchos países extranjeros. La Standard Oil produjo el Cyclon B y el aditivo aeronáutico para Hitler. Fue J.D. Rockefeller quien llevó a cabo la reforma educativa que hoy rige en Estados Unidos, y que predispone a la sociedad para la estupidización masiva.

El pueblo norteamericano no solo es ignorante y victima, también es egoísta por negarse a tomar una postura definitiva contra la tiranía, el gobierno de Obama estuvo conspirando en lo que sólo puede ser llamado -la toma de posesión total del gobierno de Estados Unidos-, y nadie hizo ni dijo nada.

El 16 de marzo del 2012, el presidente Obama emitió una orden ejecutiva, titulada “DEFENSA NACIONAL PARA LA PREPARACIÓN DE RECURSOS“.

Acorde a esta orden ejecutiva, el Presidente estadounidense tiene la autoridad necesaria para tomar control de todos los recursos de la nación (mano de obra, alimentos, industria, etc), siempre y cuando lo haga “para promover la seguridad nacional” – una frase tan vaga que podría significar prácticamente cualquier cosa.

El poder para tomar control y hacerse cargo de estos recursos es delegada a las siguientes autoridades gubernamentales:

(1) El Secretario de Agricultura con respecto a los recursos alimenticios, producción de comida, recursos ganaderos, recursos veterinarios, recursos fitosanitarios, y la distribución nacional de maquinaria agrícola y fertilizantes comerciales;

(2) La Secretaría de Energía con respecto a todas las formas de energía;

(3) El Secretario de Salud y Servicios Humanos con respecto a los recursos de salud;

(4) La Secretaría de Transporte con respecto a todas las formas de transporte civil;

(5) El Secretario de Defensa en lo que respecta a los recursos hídricos, y

(6) el Secretario de Comercio con respecto al resto de las utilidades, servicios e instalaciones, incluyendo materiales para la construcción.

Esta adquisición fue diseñada en gran medida, para “almacenar suministros” para el ejercito de EE.UU.. Y resulta vergonzoso descubrir como semejante autoridad, para la toma absoluta de control sobre la totalidad de los recursos norteamericanos, fue concedida tan solo con la redacción de una simple declaración única que afirma que estas medidas son necesarias para “promover la seguridad nacional”. Como se indica en el siguiente orden:

“(…) la autoridad delegada por el artículo 201 de esta orden sólo podrá ser ejecutada para apoyar los programas que se determinaron por escrito como necesarios o apropiados para promover la defensa nacional:”

(A) Por el Secretario de Defensa en lo que respecta a la producción y construcción militar, asistencia militar para naciones extranjeras, el uso militar de los transportes civiles, las reservas administradas por el Departamento de Defensa, el espacio y las actividades directamente relacionadas;

¿Que significa todo esto? Esto significa que desde ahora, el gobierno de los Estados Unidos puede ir a tu campo, granja, chacra, comercio, tambo, o establecimiento alimenticio, y reclamar con armas de fuego, si hace falta, exigiendo todos tus cultivos, semillas, ganado y maquinaria agrícola.

¿Parece exagerado? Cualquiera puede leerlo, se trata de disposiciones legales.

Y para los que viven en la negación cerrando los ojos y eludiendo la realidad, no solo sobre el avance totalitario en Estados Unidos sino en el resto del continente, vale la pena resaltar lo siguiente:

• Cuando el periodismo independiente informó sobre la existencia de laNDAA, todos eligieron pensar que la información era engañosa ya que “Obama no quería esa legislación y no firmaría su aprobación”. Pues bien, hay que regirse por los hechos y no por las palabras.

• Cuando Obama traicionó a Estados Unidos y finalmente firmó el proyecto de ley, todos dijeron que la información era dudosa, porque “no se aplicaba a los estadounidenses”.

• Cuando Obama admitió que SI se aplicaba a los estadounidenses, anunció que elegía la opción de “no utilizar la disposición legal con los estadounidenses”, pero sólo por la gracia de su contención. Además ¿a que se refiere con “no utilizar la disposición con los estadounidenses? ¿Veremos marines en los campos argentinos, chilenos, brasileros y de toda Latinoamérica reclamando por nuestros bienes? Dicho sea de paso: Quienes previamente acusaron al periodismo independiente de engañar a la opinión pública, hoy no tienen la integridad suficiente para ofrecer disculpas y decir: “¡Hey, tenían razón, sí se aplica a los americanos!”, o “¿Entonces a quien se aplica?”

• La realidad es que Obama tomó control sobre todos los alimentos, las granjas, el agua, el ganado y el transporte. mediante EE.UU.. ¿Cuántos zombies continuaran viviendo en la negación y tratando de convencerse de que esto no pasa?

Esconder la cabeza como un avestruz no desvanece los hechos …

Lo que hizo California con Rawesome Foods, el gobierno de Obama puede repetirlo arbitrariamente y con cualquiera.

En Rawesome Foods realizaron una incursión armada: Las autoridades de California irrumpieron con armas de fuego asaltando el centro de distribución: Arrestaron agricultores, y a continuación, procedieron a destruir 50.000 dólares en alimentos, incluyendo leche, huevos, queso y sandías. Fuente.

Así de aberrante como suena, California fue solo el comienzo. En la actualidad, gracias a la orden ejecutiva de Obama, el gobierno federal de Estados Unidos puede llevar a cabo redadas al estilo Rawesome en todas las granjas, todas las tiendas de comestibles, todas las cooperativas de alimentos y las huertas familiares, o incluso individuales.

Está escrito muy claramente. Esto ya no es algo discutible o una teoría de la conspiración. Es política de la administración Obama. ¿Cual es la finalidad de esta disposición ejecutiva ilegal-anticonstitucional mientras no se advierten acciones concretas del gobierno? Este pedazo de papel, aparentemente, otorga a Obama la autoridad (deshonesta) para hacer lo que quiera y luego lavarse las manos enviando al frente a los soldados que finalmente se excusaran diciendo: “sólo estamos siguiendo órdenes”. Pero lo que es más grave. Se trata de una herramienta extorsiva. ¿Y a quienes obedece Obama? Respuesta: A Monsanto, Cargill, ADM, McDonald’s, etc.

¿Suena familiar? ¡Heil Hitler!

Otros signos de la toma de posesión

• El año pasado, el periodista Mike Adams entrevistó a Farmer Brad en el centro de Texas, quien dijo abiertamente y ante la camara: “FEMA ya comenzó a llamar agricultores a lo largo y ancho del estado demandando inventarios y listas sobre granos y semillas. La entrevista puede verse aquí.

• El martes 20 de marzo del 2012, en Chicago, la policía detuvo a unos periodistas de la NBC fuera de un hospital. Durante el arresto, los agentes les gritaron que podrían perder sus derechos constitucionales en cualquier momento. Leer noticia en inglés aquí.

• El Secretario de Defensa norteamericano, Leon Panetta, reveló recientemente en el Senado de ese país que la administración Obama sigue órdenes de la ONU y que el Congreso de los EE.UU. es actualmente nulo.Reporte 1 | Reporte 2

• Cuando el director general de MF Global, Jon Corzine, robó miles de millones de dólares a inversores (muchos de los cuales son agricultores), no hubo ninguna investigación, ni acusación, ni arrestos. El robo financiero masivo es hoy abiertamente tolerado en Estados Unidos, siempre y cuando los ladrones estén políticamente conectadas a la administración Obama.Reporte.

Por supuesto, esto no es un invento de Obama. Bush hizo lo mismo. No es el nombre del títere de turno lo que importa, sino aquellos que tensan los hilos y se ocultan cobardemente en las sombras.

Estos manipuladores criminales aprovechan y usan personas de escasa moral, que carecen de principios y códigos fundamentales. La falta de ética se refleja en casi todos los gobiernos del planeta, hoy en día. Salvo, quizás, en aquellos que Israel y Estados Unidos pretenden destruir.

Como ya lo indicamos, los gobernantes son empleados de las corporaciones que a su vez responden a la bancocracia mundial, y los funcionarios políticos NO ocupan sus puestos para proteger los derechos de las personas, sino los intereses de sus jefes.

Los gobiernos de hoy son verdaderas mafias robando por y para los Rothschild. Mientras tanto, y careciendo de cualquier sensibilidad, hurtan al pueblo sus recursos acumulando riquezas vanas para sí mismos (y sus amigos conectados), y destruyendo la economía y las vidas de los verdaderos trabajadores sobre cuyas sudorosas espaldas se construyó nuestra civilización.

Diego Ignacio Mur
BWN Argentina

Fuente: http://bwnargentina.blogspot.com