¿Puede haber una llamarada solar que destruya la Tierra?

  • En la Estación Espacial Internacional los astronautas tienen un refugio para protegerse durante las tormentas solares.
  • Las tormentas afectan fundamentalmente a los satélites; para prevenir sus efectos se cambian de posición o se apagan.
Tormenta solar / NASA

Tormenta solar / NASA

Partículas solares lanzadas al espacio a miles de kilómetros por segundo, llamaradas potentes, máxima actividad, tormentas electromagnéticas que pueden causar problemas en los sistemas de comunicación… El clima espacial preocupa, y mucho, máxime teniendo en cuenta que nos acercamos al pico de actividad solar de este ciclo de 11 años.

Pero los científicos de la NASA dejan claro que no hay por qué preocuparse: incluso las llamaradas solares más potentes son incapaces de destruir la Tierra. Y es que, tal y como recuerdan, estos ciclos solares se han producido durante milenios y nunca ha habido llamaradas solares asesinas.

Sin embargo, recuerdan que esto no quiere decir que no afecte en nada. El hecho de que la llamarada solar no llegue a la tierra no quiere decir que las partículas solares y la radiación electromagnética que se expulsan con estas llamaradas no nos afecten, aunque no atraviesen la atmósfera.

Así, la NASA recuerda que, en un mundo cada vez más tecnológico, en el que todos utilizamos teléfonos móviles y GPS para orientarnos, no sólo en nuestros coches sino también en la navegación aérea e incluso en relojes extremadamente precisos para las transacciones financieras, el clima espacial es un asunto que se tiene muy en cuenta.

Porque sí es cierto que una tormenta electromagnética (solar) puede inutilizar los satélites de comunicación o provocar apagones de radio, con los trastornos que esto puede ocasionar. Puede, por ejemplo, perturbar la transmisión de señales de un GPS a la tierra. Por eso, lo normal es que se utilicen sistemas de prevención, exactamente igual que se hace cuando hay aviso de huracanes.

Así, como los que más se pueden ver afectados son los satélites, lo normal es que se les cambie de posición para que la tormenta no les atrape o bien se apagan todos sus sistemas electrónicos momentáneamente. En el caso de, por ejemplo, los astronautas de la Estación Espacial Internacional, estos tienen un refugio dentro de la estación que les sirve de protección y jamás se programan paseos espaciales si está previsto que la llamarada o la tormenta vaya en su dirección.

Fuentehttp://www.teinteresa.es/

Aparece una mancha solar gigante: doce veces la tierra

AR 1726, una de las más grandes de los últimos tiempos, puede lanzar llamaradas muy potentes directamente contra nuestro planeta

SDO/HMI Posición de la mancha en el Sol

SDO/HMI
Posición de la mancha en el Sol

Era invisible cuando empezó el fin de semana pero ahora es gigantesca, una de las más grandes de los últimos tiempos. La mancha solar AR 1726 ha crecido desmesuradamente hasta medir más de 150.000 km, una docena de veces el diámetro de la Tierra. El vídeo sobre estas líneas, con imágenes captadas por el Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA muestra cómo se ha desarrollado esta región activa del Sol.

La mancha solar no es solo grande, también es poderosa. Los científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EE.UU. creen que existe un 10% de probabilidades de que expulse una llamarada solar de clase X, el nivel más alto en la escala de potencia en menos de 24 horas, probabilidad que asciende al 40% si se trata de una llamarada de clase M, un peldaño por debajo en el escalón. Según cuál sea su intensidad, las llamaradas solares se clasifican, de menor a mayor, con las letras A, B, C, M y X. Además, ocurre una circunstancia particular: como AR 1726 se encuentra cerca de la mitad del disco solar, cualquier llamarada afectaría a la Tierra directamente, según informan desde SpaceWeather.

SDO El Sol, hoy

SDO
El Sol, hoy

Las manchas solares se forman a partir de los campos magnéticos cambiantes en la superficie del Sol y son más frías que el material circundante solar. El Sol se encuentra en la actualidad en medio de una fase activa del ciclo solar 24, un pico que puede alcanzar esta misma primavera. Por ese motivo, los astrónomos no quitan ojo a la evolución del Astro rey para alertarnos con tiempo de una llamarada que, eventualmente, podría afectar al funcionamiento de nuestros satélites y sistemas de comunicaciones.

Otras dos manchas diez veces mayores que nuestro mundo fueron descubiertas en enero de este año y en noviembre de 2012.

Fuentehttp://www.abc.es/ciencia/20130422/abci-aparece-mancha-solar-gigante-201304221636.html

En 2013, podrían incrementarse las tormentas geomagnéticas por el ciclo de actividad solar

• Pueden afectar los componentes electrónicos de los satélites de telecomunicaciones que orbitan la Tierra, así como interrumpir la transmisión de sus señales, alertó Américo González Esparza, de la Unidad Morelia del IGf de la UNAM
• El investigador, que estudia el clima espacial con el Radiotelescopio de Centelleo Interplanetario, ubicado en Coeneo, Michoacán, estimó que actualmente el ciclo de 11 años del astro avanza hacia su máximo, que ocurrirá en los próximos meses

772(2)

En 2013, esperamos que se incremente el número y la intensidad de las tormentas geomagnéticas por el aumento de actividad del Sol, pues el ciclo de 11 años del astro avanza hacia su auge, que ocurrirá en los próximos meses, estimó Américo González Esparza, investigador de la Unidad Morelia del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM.

Una tormenta solar genera partículas muy energéticas que penetran el campo magnético de la Tierra y afectan los componentes electrónicos de los satélites que orbitan el planeta, indicó el doctor en física espacial.

Las partículas solares ocasionan las auroras boreales y calentamientos en las capas altas de la atmósfera, lo que ocasiona que los satélites de órbitas bajas comiencen a frenarse. “Eso eventualmente puede llegar a tirarlos”, destacó.

Actualmente, muchos de los satélites son indispensables para dotar a la población de telefonía, Internet, sistemas de posicionamiento global (GPS) y rutas aéreas o marítimas, así que las afectaciones a sus transmisiones pueden ocasionar peligros a la población y daños económicos considerables.

Aunque el fenómeno no se puede evitar, es posible predecir su llegada a la Tierra y atenuar sus posibles daños, explicó González Esparza, quien estudia el clima espacial con el Radiotelescopio de Centelleo Interplanetario, también conocido como MEXART, por las siglas en inglés de Mexican Array Radio Telescope.

El equipo, en funcionamiento desde 2005 en Coeneo, Michoacán, es el primer arreglo de gran área construido en América Latina para estudiar tormentas solares, y el tercero en su tipo en operación, después de los radiotelescopios de la India y Japón.

Consta de cuatro mil 96 dipolos, distribuidos en una zona de 140 metros en la dirección este-oeste, y 80 metros en la norte-sur, lo que suma casi 10 mil metros cuadrados de área.

Tormentas solares y geomagnéticas

El Sol, como todas las estrellas, tiene ciclos de actividad. El de nuestro astro dura aproximadamente 11 años, llega un momento en que sus tormentas se hacen muy frecuentes e intensas y, de un momento a otro, su actividad se reduce hasta casi desaparecer, para luego reiniciar de forma paulatina.

“Las tormentas solares se manifiestan en enormes explosiones. De repente salen burbujas del Sol, nubes de gas que se empiezan a propagar y algunas pasan cerca de la órbita de la Tierra. Nuestro planeta tiene un campo magnético que funciona como coraza; es un escudo que, en general, evita que el viento solar llegue a la atmósfera.

“Pero estas enormes nubes a veces son capaces de romper esa coraza por unas horas. Entonces las partículas se meten y producen auroras boreales, pero también interrupciones en telecomunicaciones, en lo que se llama tormenta geomagnética”, expuso el físico espacial.

Una tormenta solar ocurre si hay una explosión en la atmósfera de la estrella y salen las nubes de material hacia el espacio; mientras que una geomagnética se presenta en el momento que esas nubes chocan con el campo magnético terrestre y rompen la coraza por algunas horas. Si ocurre una de estas últimas, el campo magnético de nuestro mundo tiene variaciones que, por varios procesos físicos, causan interrupciones en las telecomunicaciones, abundó.

Detección en Coeneo

En Coeneo, González Esparza y sus colaboradores monitorean estas nubes en su camino entre el Sol y la Tierra. El telescopio está dirigido al cielo, y capta diferentes fuentes de estrellas y galaxias, que son registradas por el radiotelescopio, y si hay una nube de material solar en su camino, la señal llega con ruido.

“A este último se le llama centelleo, y nos indica que hay una nube de material solar en camino a la Tierra que puede producir una tormenta geomagnética”, precisó.

Los especialistas del IGf combinan sus datos con observaciones de otros instrumentos que ven al Sol, así como con información de naves espaciales que monitorean alrededor del planeta y captan las partículas.

“Nuestro instrumento nos permite detectar las tormentas solares entre el Sol y la Tierra. Si combinamos la información con otros instrumentos de observación al astro, con detección de las partículas que se aproximan a la Tierra, podemos darnos una idea del tamaño, velocidad y forma del fenómeno. Así se establece una red de instrumentos para monitorear el clima espacial”, refirió.

Actualmente, el físico espacial y su grupo están en una de las mejores fases de observación, pues el ciclo intensifica su actividad. “Viene una buena época, pero el Sol siempre tiene explosiones. Si estamos cerca del máximo pueden llegar a ocurrir cuatro o seis por día, y si está en su mínimo, hay una por semana”.

Fuente: http://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2012_772.html

3 días de oscuridad y Fin del Mundo: Veredicto de la ciencia

Aquí damos una breve mirada desde las ciencia espaciales, a las creencias sobre el fin del mundo y los tres días de oscuridad. Quizá esto sea un buen aporte educativo y también para la salud mental.

A diario escuchamos que el 2012 es el año del fin del mundo, que es innegable que el mundo será arrasado por el Sol o un planeta desconocido, que cometas ocasionarán terremotos, que un aumento de las fuerzas gravitacionales provocadas con un alineamiento con el centro de la galaxia ocasionará un gigantesco cataclismo planetario, que la Tierra cruzara un supuesto cinturón de fotones viviendo tres días apocalípticos de oscuridad total y que todo eso es verdad porque una señora japonesa, de singular imagen, asegura que se comunica con los extraterrestres e intraterrestres, quienes le revelaron esta verdad, y a menudo me pregunto, ¿no serán demasiadas tonterías juntas?

2012-Fin-Del-Mundo-Ya-300x225Pues bien, con total seguridad puedo decir que los científicos dedicados a las ciencias espaciales, concuerdan sin discrepancias, que efectivamente todo esto es un conjunto de creencias profundamente erradas, sin ningún aval científico y, con cierta sutileza, las calificarían de tonterías, distribuidas de forma masiva por los medios y validadas por seudo-científicos o personajes de credenciales insostenibles. Ellos, condimentan sus historias con un sinnúmero de palabras rimbombantes y frases para el bronce, avaladas por pruebas tan contundentes como frases sacadas de contexto, precarios videos editados, supuestos estudios secretos que nadie avala, etc. Todos ellos, obteniendo cuantiosos ingresos a partir del aprovechamiento de la ignorancia y los temores de un público con una formación en materia espacial, a lo menos, deficiente.

Para confirmar esto último, bastaría con preguntar a diversos grupos de personas cuestiones elementales sobre nuestro entorno espacial, verificando en sus respuestas un grado de desconocimiento abrumador en materia astronómica.

¿Qué pasa con los científicos?

A pesar de lo anterior, la mayoría de los astrónomos o astrofísicos, no destinarían ni un segundo de su tiempo a temas como la presunta “profecía del calendario Maya” o los “tres días de oscuridad”, no porque estén ocultando algo o porque le concedan algo de veracidad, simplemente, no lo harían por que a su juicio es una soberana pérdida de tiempo, un tiempo valioso desperdiciado en algo que para cualquier investigador no tiene ni pies ni cabeza.

Sin embargo, algunos académicos de gran prestigio, sí se han dado el trabajo de educar sobre estos temas y exponer lo insólito de estas creencias, tanto en artículos como entrevistas que podrás encontrar a continuación, y que seguramente, a más de alguno le provocará sentimientos encontrados, tras percatarse que no podrá esquivar la compra de los regalos para navidad porque…el mundo no se acaba.

Partiremos con una contundente recopilación de interesantes artículos referidos a las diversas aristas de estos mitos. El primero de ellos, nos cuenta sobre cinco cosas que no pasarán este 21 de diciembre y lo puedes ver aquí.

Continuaremos con la excelente pagina de divulgación científica seti.cl donde podrás encontrar un número importante de artículos sobre esta materia con información expresada de manera simple y amena.

También te invito a leer este trabajo de la Asociación Escéptica de Chile titulado, “3 días y 3 noches de oscuridad develando el mito”.

Pero además, puedes ver la excepcional entrevista, a propósito de estas creencias, concedida por el reconocido científico chileno, Premio Nacional de Ciencias y Doctor en Astronomía, José Maza y posteriormente, dos videos con las valiosas impresiones de  connotados investigadores de la  NASA.

Fuente: http://www.guioteca.com/exploracion-espacial/3-dias-de-oscuridad-y-fin-del-mundo-veredicto-de-la-ciencia/

Referencias:

¿Tendremos tres días de oscuridad?

http://tvn.cl/programas/buenosdiasatodos/2012/index.aspx?id=160272

Alineación planetaria del 3 de diciembre: esquema piramidal

https://laverdadysololaverdad.wordpress.com/2012/11/30/alineacion-planetaria-del-3-de-diciembre-esquema-piramidal/

1Ti 6:20-21 ¡Oh Timoteo! guarda lo que se te encomendó, evitando profanas y vanas palabrerías, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos, se desviaron de la fe. La gracia sea con vosotros.

Ráfagas de radio solares afectan la Tierra

Rafahas de radio solares afectaron la Tierra. Se observan niveles relatvamente superiores de Rayos X en la zona iluminada del Pacífico, América del Norte y Centro, a las 19 hora UTC del 14-6-2012

Sol 14-6-2012 SDO Aia en ondas de 304

Dos ráfagas electromágnéticas de ondas de radio se registraron en las últimas horas y el Centro de Previsión Espacial emitió una alerta, informa la NOAA ( Organización Atmosférica y Oceanográfica de Estados Unidos). A esta advertencia se suma un bloqueo e interferencias en las comunicaciones.

Una ráfaga de radio “puede ser indicativa de interferencias significativas de radio en asociación con la erupción solar. Esta interferencia es generalmente de corta duración, pero puede causar alteraciones en los receptores sensibles como el radar, GPS, y las comunicaciones por satélite”., que afectan el área iluminada.

Las ráfagas de radio se registraron a las 13.43 con duración de dos horas, mientras que ola primera se registró el día de ayer a las 13:32 por aproximadamente 15 minutos.

Otras ráfagas de estas carácterísticas se registraron el 1,3 y 6 de junio y el 7, 10, 17 y 26 de mayo.

Hoy se registró además un bloqueo de radio con un degrado menor en las comunicaciones de radio de Alta frecuencia en el lado asoleado. La navegación y las señales de baja frecuencia de navegación eran degradadas por breves intervalos, en la arte iluminada.

A las 19 hora UTC, los niveles de rayos X solares se observan elevados en la zona iluminada del Pacífico y América. Del Norte.

Predicciones del clima espacial

Las predicciones de la actividad solar informadas por NOAA, indican que la actividad solar se espera que sea “de baja a moderada”. Es posible que se registren tormentas solares con explosiones aisladas de magnitud M.

Las explosiones solares se miden según sus rayos X en grados A, B y C para grados menores y M para un nivel moderado fuerte, mientras que X es u nivel fuerte a severo.

La actividad geomagnética que afecta a la Tierra se espera que sea tranquila los días 14 y 15 de junio. Un aumento de los niveles se esperan para el 16 de junio debido a posibles Expulsiones de Masa Coronal CME que el Sol emita hoy.

Fuente: http://www.lagranepoca.com

Tormenta solar: Espectacular imagen tomada por la NASA (Ver vídeo)

14 de mayo de 2012: El temor de que una tormenta solar pueda estallar y romper las redes eléctricas de la Tierra es legítima, pero hasta que llegue ese día, disfrutemos de la imagen.

Fue tomada por la NASA cuando el Sol entró en erupción el miércoles 9 de mayo, con una llamarada solar que aparece casi como un diamante brillante en la superficie de nuestra estrella.

Un portavoz de la NASA del satélite Solar Dynamics Observatory, que tomó la imagen, dijo: “La llamarada fue más rápida y no hubo expulsión de masa coronal asociado a él”.

“Esta imagen se muestra en la longitud de onda de 131 Angstrom, una longitud de onda que se suele colorearse en verde azulado y que proporcionan la imagen más detallada de este brote en particular”.

“La mancha solar es grande y compleja, y apareció en la extremidad izquierda del Sol el sábado, 5 de mayo”.

“Estas llamaradas eran de corta duración y no hubo expulsiones de masa coronal asociadas, por lo que no se esperaban tormentas geomagnéticas en la Tierra”.

Fuente: http://m24digital.com

Luc 21:25  Y habrá señales en el sol, la luna, y las estrellas; y sobre la tierra, angustia de las gentes en desespero ante el bramido del mar y el oleaje,

Satélite de la Nasa capta imágenes de erupción solar

La increíble expulsión de masa coronal fue captada por el Solar Dynamics Observatory de la agencia espacial estadounidense.

El Solar Dynamics Observatoryde la Nasa (SDO) captó ayer imágenes de una increíble erupción solar ocurrida exactamente a las 14.45 horas.

La explosión fue catalogada por el organismo de la agencia espacial estadounidense como M1.7, es decir, de intensidad media. Las categorías para medir estas llamaradas son C, M y X, siendo esta última la más potente.

La increíble expulsión de masa coronal en el sector noreste del Sol (como se puede ver en el video publicado por la SDO), no está en dirección hacia la Tierra, por lo que no significa ningún problema en las comunicaciones. Eso sí, según el sitio Spaceweather, algunas consecuencias podrían sentirlas la nave espacial Stereo-B, al telescopio espacial Spitzer y a los planetas Venus y Marte.

Fuente: http://www.latercera.com

Hag 2:6 Porque así dice YHVH Sebaot: Dentro de poco Yo estremeceré los cielos y la tierra, el mar y la parte seca.
Hag 2:7 Estremeceré a todas las naciones, y vendrá el Deseado de todas las naciones, y llenaré de gloria esta Casa, dice YHVH Sebaot.

Nueva amenaza solar: ¿Las tormentas solares podrían empeorar?

Una disminución en la actividad solar durante las próximas décadas puede resultar en el clima espacial agitado con feroces tormentas solares cada vez más frecuentes, según un nuevo estudio presentado en la Reunión Nacional de Astronomía RAS ‘en la Universidad de Manchester esta semana.

El Sol pasa por ciclos – no sólo el familiar ciclo de once años de actividad y de las manchas solares, sino también un gran ciclo que se ve a los ciclos de once años que se hace más intenso, llegando a un ‘gran máximo’, antes de caer de nuevo. Nuestro Sol acaba de pasar a través de uno de estos máximos de cola y ahora comienza su declive. El Estudiante de doctorado Lucas Barnard de la Universidad de Reading ha pedido por lo tanto, lo que esta disminución va a significar para las tormentas solares que tienen el potencial de causar estragos en los sistemas eléctricos en la Tierra y en órbita, mientras que al mismo tiempo, la generación de las hermosas auroras polares.

Un enorme eyección de masa coronal del Sol entra en erupción, lanzando partículas cargadas en el espacio que se aceleran hacia fuera hacia los planetas, incluida la Tierra. Imagen: NASA / SDO.

“La actividad solar es controlada por la evolución de la dínamo solar,” dice Barnard a Astronomía ahora . “En la actualidad no somos capaces de producir un modelo predictivo del dinamo solar y es por esta razón, esperamos que nuestra  experiencia pasada de la actividad solar para producir un pronóstico análogo de la actividad futura.”

Barnard investigó los registros de las 24 grandes ciclos anteriores, pero utilizando el pasado como una plantilla en el futuro está lleno de incertidumbre – ¿cómo sabemos que lo que aparece en nuestros registros es típico, o que el futuro va a seguir las tendencias del pasado? Por lo tanto, Barnard asigna probabilidades a los posibles resultados en los próximos cuarenta años. Él cita una oportunidad de ocho por ciento que la actividad solar se desplomará a niveles por debajo del Sol tranquila del Mínimo de Maunder – el período comprendido entre 1645 y 1715, cuando ni una sola mancha solar fue visto en el disco del Sol, coincidiendo con la “Pequeña Edad de Hielo ‘llamado en Europa, que vio el río Támesis se congelan. Lo más probable, sin embargo, es que la actividad solar se reducirá a la mitad en las próximas cuatro décadas, dice Barnard. Un tanto paradójicamente, sin embargo, una caída del 50 por ciento en la actividad no significa que vamos a tener un tiempo más fácil de la misma en lo que respecta a las poderosas tormentas solares.

Tales tormentas se generan cuando eventos explosivos que llamamos eyecciones de masa coronal (CME) generan ondas de choque que pueden acelerar las partículas en el viento solar a altas energías, a veces con la Tierra en su punto de mira. La magnitud de la actividad en el Sol es obviamente un factor en su fuerza, pero compitiendo contra que es la fuerza del campo magnético interplanetario, llevado lejos del Sol en el viento solar. Un campo magnético más débil, se produce cuando la actividad es menor en el Sol, los resultados en las ondas de choque fuertes que pueden acelerar las partículas de manera más eficiente. Por lo tanto la fuerza de una tormenta solar depende del equilibrio entre los dos y, si la actividad solar se reduce a un cincuenta por ciento de su valor actual, la actividad seguirá siendo lo suficientemente grande como para producir eventos de alta energía, mientras que el campo magnético interplanetario sea lo suficientemente débil para permitir que partículas a ser acelerado. Por lo tanto, esto podría ver la tasa de las tormentas solares muy potentes levantarse de la media actual de cinco a ocho por siglo, creando un peligro mayor para los sistemas electrónicos, naves espaciales y astronautas. En la remota posibilidad de que llegara a sufrir una recurrencia del Mínimo de Maunder, dice Barnard, entonces el número de tormentas solares por siglo se reducirá a un precio tan bajo como dos ya que la actividad solar será demasiado bajo como para instigar a muchos eventos de gran alcance en el primer lugar.

El debilitamiento del campo magnético interplanetario también permitirá que más rayos cósmicos galácticos que vienen de más allá del Sistema Solar para alcanzar la Tierra. Una caída de un cincuenta por ciento de la actividad solar, dice Barnard, permitirá que la tasa de rayos cósmicos que aumente en 1,5 veces, mientras que otro mínimo de Maunder se ve que el aumento de 2,5 veces.  De cualquier manera, no es una buena noticia, y las agencias de la aviación y el espacio ya están planeando extra de protección a las embarcaciones de futuro, con esto en mente. Por desgracia, en caso de otro mínimo de Maunder se producen probablemente no sería suficiente para contrarrestar el calentamiento global en la Tierra provocados por el hombre sobre la base de los niveles atmosféricos de dióxido de carbono y mecanismos de retroalimentación (más información aquí).

Traducido de: http://www.astronomynow.com

¿CÓMO UN COMETA HELADO PUEDE SOBREVIVIR PASANDO POR EL SOL?

Los científicos revelaron cómo las bolas de nieve espaciales explotan por culpa de nuestra estrella y qué flechas heladas pueden sobrevivir al encuentro con el cuerpo más caliente de nuestro sistema cósmico.

Un equipo de investigadores, liderado por John Brown de la Universidad de Glasgow, en Escocia, analizó las ocasiones de las colisiones de cometas y el Sol, registradas desde los años 1980 y sumaron los datos con la información obtenida del Observatorio Solar de la NASA.

Los cometas que podemos ver, esas bolas de hielo y piedras, habitan en la llamada nube de Oort en el borde del nuestro sistema y tienen tamaños diferentes. Cada uno de ellos tiene un período de su órbita cuando se acerca al Sol. Y entonces sus destinos varían: muerte o gran huida del infierno solar, como lo hizo el año pasado el cometa Lovejoy.

Capturado por NASA, el cometa sobrevivió la entrada a la corona solar (dos millones de grados centígrados), a 140.000 kilómetros del superficie gaseosa de la estrella. Aunque sufrió una pérdida considerable de su masa, sobrepasó la gravitación y se lanzó al especio externo.

¿Una llamarada solar? No, una explosión helada

El equipo de Brown reveló que los objetos de gran tamaño, como Lovejoy o cometa Hale-Bopp, con masas de millones de toneladas, podrían ‘morir’, pero si sus órbitas los llevan a las capas más bajas de la atmósfera solar, se extinguirán en explosiones espectaculares parecidas a llamaradas solares.

nasa.gov

Tal destino sufrió en 2011 el cometa SOHO, de menor tamaño que Lovejoy, cuando se acercó al Sol a los críticos 100.000 kilómetros, encontrándose en la fotosfera de la estrella donde fue destruida por completo.

En cuanto a los cometas más pequeños, llamados espumaderas, los científicos explican que cuando penetran las capas solares más bajas, a la altura de 7.000 kilómetros, sus núcleos empiezan a ser lentamente evaporados por la luz y los gases que circulan en la atmósfera.

Depende de la masa del cuerpo helado y de su trayectoria que puedan fundirse en un par de segundos (si son ligeras y se meten a las capas más bajas del Sol) o en cientos de miles de segundos. Durante este proceso se emite radiación ultravioleta extrema, que se puede detectar desde la Tierra y de este modo definir dónde estaba la cometa, qué masa y qué trayectoria tenía.

El valor de estos datos, según el catedrático John Brown, es que analizar la radiación que emiten los cometas ayuda estudiar mucho mejor la composición de estos cuerpos helados estelares.

Fuente: http://actualidad.rt.com

Desmontando las teorías del fraudulento Pedro Gaete

Pedro Gaete advirtió que un sismo de 9,4 grados (Richter) azotaría a Chile entre los días 20 y 24 de marzo, a las 5:30-6:30 de la mañana. El ingeniero desmintió sus propias teorías al día siguiente.

Luego de haber causado escándalo  en televisión, el presunto ingeniero de la Universidad de Chile desmintió sus pronósticos sobre un terremoto grado 9,4 que impactaría esta semana en territorio chileno. El incidente se suma a una larga lista de teorías sin sustento que han sido proferidas por Pedro Gaete.

El miércoles pasado en el programa “Así Somos” de La Red, el panelista Juan Andrés Salfate reprodujo exorbitantes declaraciones  de un supuesto experto en sismos, pronosticando un fuerte terremoto entre los días 21 y 24 de marzo a las 5 horas. “No voy a hablar de posibilidades, te voy a hablar de certezas: el 100 por ciento”, afirmó Gaete en conversación telefónica con Salfate. Sin embargo, la alarma sísmica fue suspendida al día siguiente , cuando el individuo aseguró que la “ventana de posibilidades” para un terremoto de gruesa magnitud se había “cerrado”.

A su vez, una carta supuestamente enviada a La Moneda con fecha 9 de marzo circuló por internet, publicada en primera instancia en el perfil de Facebook de Pedro Gaete , donde el autodenominado ingeniero y director ejecutivo del “Observatorio Sísmico Solar” alertaba a las autoridades sobre la existencia de un arma capaz de provocar terremotos.

Los controladores extranjeros de esta presunta arma aprovecharían condiciones magnéticas únicas para testear sus capacidades sobre territorio chileno, habiendo efectuado sus primeras pruebas el pasado 27 de febrero de 2010, cuando Chile fue impactado por un terremoto de 8.8 grados de magnitud.

Según la misiva, los antecedentes científicos y técnicos del caso fueron enviados al Ministerio de Defensa, el cual habría desatendido “negligentemente” a la información. La segunda página de la supuesta carta puede ser revisada más abajo. En ella, Gaete plantea eventualmente pedir la renuncia del ministro Andrés Allamand.

Pero vamos por parte. ¿Quién es Pedro Daniel Gaete Valenzuela? Este supuesto ingeniero se hizo conocido en noviembre 2010 por afirmar que Chile sufriría un cataclismo que terminaría dividiendo al país en tres partes. En su primera aparición en Canal 13, Gaete invitó a inversionistas y empresarios a donar fondos al programa NGP, consistente en la construcción de 3 esferas geodésicas, a modo de “refugio”, capaces de albergar a más de 6 mil personas ante la eventualidad de una catástrofe natural. El costo total del proyecto fue cifrado en 600 millones de euros.

Ficha del proyecto NGP de Pedro Gaete.

Ya que la histeria no surtió efecto, Pedro Gaete volvió a hacer de las suyas en 2011. Aprovechándose del manoseado “cometa Elenin” que presuntamente pasaría por nuestro planeta y ocasionaría fuertes sismos, erupciones y marejadas, Gaete publicó un video en internet  sosteniendo que el cometa no era tal: se trataba, en cambio, de un agujero negro, que provocaría un alza en la actividad sísmica mundial para el 19 de octubre de 2011.

¡Pero nada ocurrió! Incluso cuando el autoproclamado “experto” envió presuntas ondas electromagnéticas al cuerpo (denominado en su sitio web First Contact como ELENIN C2010X1 BLACK HOLE) para contactarse con “extraterrestres”, nada incidió mayormente en los acontecimientos mundanos de cada día.

La verdad es que los negocios de Pedro Gaete no sólo tienen relación con predecir cataclismos cada año, sino también con la generación de energía solar para las grandes mineras. Siendo director de la firma Sistemas Automáticos S.A., Gaete está comprometido con la planta de energía termosolar Ícaro , ubicada en las cercanías de Mejillones.

“A través de Sistemas Automáticos S.A., trabajan en tres centrales que al año 2014, permitirán contar con 600 MW, solucionando problemas de abastecimiento de la gran minería”, comunicó el portal Terram en 2007 . El artículo también sostiene que la firma de Pedro Gaete se encuentra conformada por “30 empresas de todo el mundo”.

Además, Gaete declara en el reporte que hacia el año 2014 “están prometidos 600 MW termosolares”. ¿Hacia el año 2014? Para un individuo que se la pasa predicando sobre el fin del mundo y refugios autosustentables cerrados, ¿cuán factible será invertir en una planta que nadie utilizará en el futuro?

Francamente, es muy difícil inferir cuál es el propósito del Sr. Pedro Gaete. Sin embargo, podemos asegurar con firmeza que sus planteamientos están llenos de vacíos e inconsistencias. Lo que más llama la atención, es la manera en que el Sr. Gaete se ha posicionado en la opinión pública para difundir sus alocadas teorías, permitiéndose que un rostro como Juan Andrés Salfate preste espacio a estas escandalosas declaraciones. Y aunque no deja de ser reconocible la tarea informativa que éste ejerce en La Red, con temas como la extranjerización de la Patagonia y los intereses de David Rockefeller en Chile, ya no es posible seguir ignorando estas faltas de rigurosidad.

¿Quién es realmente el Sr. Gaete? ¿Un desinformador enviado, como los que propuso el asesor de Obama, Cass Sunstein, para “infiltrarse en grupos de conspiración” y plantar falsas informaciones? Y aunque se trata de un título demasiado grande para este señor, efectivamente logra su cometido: desviar el foco de atención de temas que sí importan para la contingencia nacional (el conflicto de Aysén, los trucos sucios de las transnacionales mineras en Chile, etc.).

El 15 de marzo pasado, Verdad Ahora tuvo acceso a la carta completa que Pedro Gaete envió al palacio presidencial. En su momento omitimos publicar la información sin antes contrastar más antecedentes. A continuación reproducimos el documento que fue entregado a nosotros por una fuente anónima, y que se explaya aun más sobre el infernal terremoto que nunca ocurrió.

Vea tambiénLos mitos y verdades del manoseado proyecto HAARP.

Fuente: http://verdadahora.cl