¿Están los extraterrestres entrando en contacto con nosotros? El proyecto Breakthrough Listen de Stephen Hawking examinará señales luminosas extrañas de 234 estrellas

  • Los investigadores analizaron matemáticamente la luz de 2,5 millones de estrellas
  • Ellos escogieron 234 de estas estrellas que creen que muestra signos de vida extraterrestre
  • Otros expertos dicen que la investigación se está saltando a las conclusiones y que se necesita más trabajo

El proyecto descubrió más de 200 estrellas parpadeantes que podrían señales ser de extraterrestres con tal inteligencia capaz de manipular el brillo a su antojo. Y si tienen tecnología para lograr esto, ¡esta claro que en cualquier momento nos podrían hacer una visita! Aunque no con buena voluntad…

Hawking ha comparado la actualidad con la época de la conquista manifestando que una civilización avanzada podría intentar someternos.

Sus demandas son discutidas por muchos expertos en el campo, incluyendo el proyecto Breakthrough Listen respaldado por Yuri Milner, Stephen Hawking y Mark Zuckerberg, que ahora está trabajando para encontrar una explicación alternativa.

Ellos creen que es el instrumento más probable o puede ser error de análisis.

Investigadores liderados por el profesor Ermanno Borra de la Universidad Laval de Quebec estudiaron las señales detectadas por el Sloan Digital Sky Survey, un telescopio de ocho pies (2,5 metros) de diámetro en Sunspot, Nuevo México.

La idea es que si los extraterrestres parpadean láseres hacia el espacio, las ráfagas de radiación se verían en la luz proveniente de sus estrellas anfitrionas.

“Es demasiado pronto para atribuir inequívocamente estas supuestas señales a las actividades de las civilizaciones extraterrestres”, dijo el equipo científico de Breakthrough Listen en la Universidad de California, Berkeley, en un comunicado.

Fuente: http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-3844140/Are-aliens-contacting-Stephen-Hawking-s-Breakthrough-Listen-project-look-bizarre-light-signals-234-stars.html

Científica de Yale, lesbiana y atea aseguró que: “La homosexualidad no es normal”

Camille Paglia es científica e intelectual de la Universidad de Yale, lesbiana, feminista y atea confesa: fue una de las primeras mujeres del planeta tierra en declararse abiertamente “lesbiana”. En su momento, ese testimonio fue un terremoto para la idiosincrasia de infinidad de culturas alrededor del mundo, pero Paglia era mucho más que una confesión. Era y es una destacada científica y estudiosa precisamente de la homosexualidad en los humanos. Por ese motivo, y con argumentos sólidos posee un guion o discurso sumamente interesante y que se ubica en las antípodas del guion que actualmente los representantes de las comunidades LGTBI plantean para fundamentar sus agendas. Agendas que, dicho sea de paso, pretenden imponer (grupos de presión LGTBI) “exigencias” a las mayorías.

Paglia mantiene una serie de argumentos, según ella, fuerte y sólido que debilitan los nocivos dogmas de la ideología de Género.

“Los códigos morales son la civilización. Sin ellos estaríamos abrumados por la barbarie caótica del sexo, de la tiranía de la naturaleza”, enfatiza la atea feminista y lesbiana, Paglia.

SOLO HAY DOS SEXOS EN LA NATURALEZA:

Camille Paglia es feminista “pero desprecia el feminismo contemporáneo” dado que, según sus reflexiones: “culpan a los hombres por todo”. Pues el concepto de reivindicación de la comunidad feminista de hace tan solo unos años (siglo XX) era totalmente diferente a estos tiempos.

Paglia considera que: “la homosexualidad y las tendencias transgénero son una forma de disfunción”, ya que naturalmente “sólo hay dos sexos biológicamente determinados”. Asimismo, explica que los casos concretos de androginia “son muy raros”; y que el resto de definiciones de género “son resultado de la propaganda”. Info el portal blog.ilgiornale.it

“La homosexualidad no es normal; por el contrario es un desafío a la regla”, sentencia.

Ahora bien, Camille también abordo el delicado tema de: NIÑOS TRANSGÉNERO: “MALTRATO INFANTIL”.
Paglia concuerda con el Colegio Americano de Pediatría, que rechaza ácidamente “los tratamientos y mutilaciones que se realizan en niños que en un momento dado expresan un sentimiento diverso a su sexo biológico”. Publicó: blog.ilgiornale.it

“Es una forma de maltrato infantil”, remarca.

ESTAS SON LAS SIETE FRASES MÁS DISRUPTIVAS DE PAGLIA:

“Tengo un gran respeto por la religión, que considero una fuente de valor psicológico infinitamente más rico que el estructuralismo éticamente insensato que se ha convertido en una religión secular”.

“Los códigos morales son la civilización. Sin ellos estaríamos abrumados por la barbarie caótica del sexo, de la tiranía de la naturaleza”.

“¿Por qué en los últimos años no ha habido ni un sólo líder gay lejanamente cercano a la estatura de Martin Luther King?”

“Nada define mejor la decadencia de Occidente que nuestra tolerancia abierta a la homosexualidad y la transexualidad”.
“El aumento de la homosexualidad y la transexualidad son un signo de decadencia de una civilización”.

“Porque el activismo negro está inspirado en la profunda tradición espiritual de la iglesia a la que la retórica política gay fue hostil de una forma infantil”.

“Estridente, egoísta y adoctrinador, el activismo gay está completamente carente de una perspectiva filosófica”.

Fuente del artículo:

http://tiempo26.com/camille-paglia/

http://blog.ilgiornale.it/rossi/2016/01/27/la-lesbica-anti-gay-camille-paglia-e-il-coraggio-della-liberta/?repeat=w3tc

Tasas de SUICIDIO entre los Homosexuales y su relación con la homofobia y la discriminación

En occidente se están multiplicando las leyes contra la homofobia, que restringen la libertad de expresión, porque coartan la oportunidad de expresar públicamente lo que dice la moral católica sobre la homosexualidad.

Pero pocos cuestionan la necesidad de leyes de este tipo, convencidos de que el número desproporcionado de suicidios entre las personas con tendencias homosexuales es el resultado de la homofobia social. Lo cual es falso.

gay_parade

Es cierto que la tasa de suicidio entre las personas con tendencias homosexuales es mayor que la de la población heterosexual, pero veremos que las investigaciones muestran que las causas son otras distintas a las denunciadas las que se asocian principalmente a la homofobia social.

RECIENTE INVESTIGACIÓN EN SUECIA: PERSONAS EN “MATRIMONIOS” HOMOSEXUALES 3 VECES MÁS PROPENSOS AL SUICIDIO

Los homosexuales que se “casan” entre sí son casi tres veces más propensos a cometer suicidio que sus contrapartes heterosexuales, incluso en la muy gay-friendly Suecia, según un estudio publicado en la edición de mayo del European Journal of Epidemiology.

Los autores del estudio señalaron que la intolerancia social de la conducta homosexual no podría fácilmente ser culpada por un mayor riesgo de suicidio, dado que Suecia es conocida por su actitud de aceptación hacia las relaciones del mismo sexo.

Incluso en un país con un clima respecto a la homosexualidad comparativamente tolerante como Suecia, las personas casadas del mismo sexo evidencian un mayor riesgo de suicidio que otras personas casadas”, señalan los autores.

El estudio, “El suicidio en las parejas casadas en Suecia: ¿es mayor el riesgo en las parejas del mismo sexo?” utiliza bases de datos detalladas del gobierno de Suecia para comparar una población de más de seis mil parejas “casadas” homosexuales con la población más grande de las parejas heterosexuales casadas durante el periodo comprendido entre 1996 y 2009, siguiéndolas hasta el 2011.

El estudio encontró que los participantes en “matrimonios” homosexuales tenían un total de 2,7 veces más probabilidades de suicidarse que los participantes en los matrimonios heterosexuales.

Se encontró que los hombres homosexuales en “matrimonios” del mismo sexo tienen un mayor riesgo (2,9) que las mujeres (2,5).

Los resultados del estudio son similares a otros numerosos estudios en los últimos años que han encontrado una fuerte relación entre el comportamiento homosexual y una variedad de resultados psicológicos negativos, incluso en los países que acogen muy bien el comportamiento homosexual.

Estudios realizados de los homosexuales en Holanda, que es el país que más acepta la conducta homosexual en el mundo, han encontrado que los homosexuales sufren de tasas significativamente más altas de trastornos del estado de ánimo, trastornos de ansiedad, trastornos de abuso de sustancias, intentos de suicidio, trastornos de la alimentación, y ataques de pánico .

LOS HOMOSEXUALES TIENEN MAYOR TENDENCIA AL SUICIDIO

La investigación más conocida sobre el suicidio homosexual es de Remafedi,  que demuestra que los intentos de suicidio entre los jóvenes son más frecuentes entre los homosexuales que entre los heterosexuales: entre los hombres que tratan de quitarse la vida, el 28% de los sujetos son homosexuales en comparación al 4% de los heterosexuales, y entre las mujeres el 20% frente al 15%. [1]

Fergusson también mostró que los sujetos gays, lesbianas y bisexuales tienen tasas significativamente más altas que la muestra heterosexual de ideación suicida (67,9% versus 29,0%), de intentos de suicidio (32,1% vs 7,1%) y, entre 14 y 21 años de trastornos psiquiátricos (depresión mayor 71.4% versus 38.2%), trastorno de ansiedad generalizada, el 28,5% frente a 12,5%, trastornos de conducta 32.1% contra 11, 0% tabaquismo 64,3% frente a 26,7%, abuso y dependencia de otras drogas 60,7% versus 44,3%) [2].

Una mayor incidencia de pensamientos suicidas e intentos de suicidio también fueron vistos entre la población gay y lesbiana en Italia: […] un tercio de los gays y un cuarto de las lesbianas cuarto han pensado alguna vez [sic] suicidarse y que el 6% ha tratado de hacerlo […] [3].

Los datos, por lo tanto, establecen que:

“En la literatura científica hay un cuerpo considerable de datos que sugieren que los adolescentes GLB [gays, lesbianas y bisexuales] tienen un mayor riesgo de conducta suicida” [4].

¿LO CAUSA EL ENTORNO SOCIAL O LA PROPIA ORIENTACIÓN HOMOSEXUAL?

Hay dos posibilidades: la alta tasa de suicidio entre las personas con tendencias homosexuales se debe a causas endógenas(que está vinculada de alguna manera a la propia orientación homosexual) o a factores externos (la homofobia social).

Muchos (incluidos los políticos que se oponen a las leyes contra la homofobia) dan por sentado la segunda hipótesis, a saber, que la alta tasa de suicidio en la población LGBT es el resultado de la homofobia.

La homofobia social podría provocar una situación de enfermedad crónica en personas con tendencias homosexuales, y este malestar llevaría, en muchos casos, al suicidio.

La primera hipótesis (endógena) se descarta a priori, ya que pondría en entredicho el dogma (no demostrado) de la “naturalidad” de la homosexualidad: ¿por qué una tendencia “natural” en sí misma debería causar sufrimiento?

LA INVESTIGACIÓN MUESTRA EL MALESTAR INTRÍNSECO DE LA HOMOSEXUALIDAD

Un importante estudio [5] ha confirmado el malestar psíquico de la población homosexual,

“Los trastornos psiquiátricos son el resultado prevalente entre la población homosexual activa y no en la heterosexual activa. Los hombres homosexuales han tenido en el último año, una mayor prevalencia de trastornos del estado de ánimo y trastornos de ansiedad en comparación con los hombres heterosexuales. Las mujeres homosexuales han tenido en el último año, una mayor prevalencia de trastornos por uso de sustancias que las mujeres heterosexuales”.

“Durante el curso de la vida las tasas de prevalencia reflejan diferencias idénticas, con la excepción de los trastornos del estado de ánimo, que se han observado con mayor frecuencia en las mujeres homosexuales y no en las heterosexuales.[…] Los resultados apoyan la hipótesis de que las personas con comportamiento sexual homosexual están en mayor riesgo de trastornos psiquiátricos“.

Este estudio es particularmente importante, ya que se llevó a cabo en un gran número de sujetos, más de siete mil (7.076), entre 18 y 64 años de edad. También tiene una característica que lo hace muy interesante: se llevó a cabo en Holanda, un país donde – en la propia admisión de los autores:

El clima social hacia la homosexualidad ha sido durante mucho tiempo y sigue siendo considerablemente más tolerante que el de otros estados. [6]

En otras palabras, incluso en un país donde la llamada “homofobia” es inexistente, las personas con tendencias homosexuales tienen un nivel de bienestar considerablemente menor que los heterosexuales.

La investigación se repitió unos años después [7], y (de nuevo) señaló que la homosexualidad se correlaciona significativamente con tendencias suicidas y trastornos mentales, y (de nuevo), los autores señalan que:

incluso en un país con una relativamente alta tolerancia hacia la homosexualidad, los homosexuales tienen un riesgo mucho más alto de suicidio que los heterosexuales”[8].

A la vista de estos datos – y de otros más que hemos omitido y que pueden verse en [9], [10] y [11] – , el cliché según el cual una hostilidad homofóbica o una ley “discriminatoria” contra los gays y las lesbianas podrían originar una alta tasa de suicidio, se revela como poco más que un prejuicio.

parejas-homosexuales-besandose-500x425

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA ALTA TASA DE SUICIDIO EN LA COMUNIDAD LGBT?

De lo que podemos decir de la búsqueda, parece confirmarse que la causa de la mayoría de las tendencias suicidas de personas con tendencias homosexuales es en gran parte debido a las frustraciones de la vida  de pareja (los celos, la infidelidad) más que a la “persecución homofóbica”. [12]

Bell y Weinberg también observaron mayores tendencias suicidas en las personas con tendencias homosexuales respecto a los heterosexuales, y que el 43% de los intentos de suicidio entre los hombres de raza blanca y el 67% entre las mujeres blancas con tendencias homosexuales son causadas por problemas derivados de una relación homosexual (ruptura de una relación, litigio…) [13].

Recientes investigaciones realizadas en Dinamarca durante los primeros doce años de la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo (1990-2001) encontraron que para los hombres con tendencias homosexuales legalmente unidos a otro hombre, la tasa de suicidios es ocho veces superior a la de los hombres que tienen una unión heterosexual y el doble de la de los hombres solteros. La tasa de suicidio entre los hombres con tendencias homosexuales que viven una unión homosexual fue la más alta en comparación con cualquier otro dato sobre el suicidio en personas con tendencias homosexuales. [14]

En el mismo país, una importante investigación (realizada en 6,5 millones de daneses entre 1982 y 2011) demostró que las tendencias suicidas entre los hombres casados con otro hombre es cuatro veces mayor que la de los hombres casados con una mujer y muy superior a cualquier otra condición (solteros, divorciados, viudos). [15]

Hay que señalar que Dinamarca, gracias a la legalización de las uniones entre personas del mismo sexo, se considera un país gay-friendly y de ahí la importancia particular de que la tasa de suicidio en personas con tendencias homosexuales no se debe a la “homofobia social”. [16]

De acuerdo con estos datos, por lo tanto, no sólo la homofobia social, no tiene nada que ver con el suicidio LGBT, sino que incluso parece que el matrimonio entre personas del mismo sexo aumenta la tasa de suicidios entre la población homosexual.

Por tanto, la mejor manera de combatir el suicidio entre las personas con tendencias homosexuales sería prohibir las uniones y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

UN MALESTAR QUE SE ORIGINA EN LA FAMILIA

La investigación sobre suicidio LGBT, sin embargo, ofrece la posibilidad de otras reflexiones y puntos de vista.

Herrell ha realizado un interesante estudio sobre 6.553 pares de gemelos veteranos del Ejército de los EE.UU. entre 1965 y 1975, de los cuales 6.434 eran concordantes con su orientación heterosexual, 16 concordantes de la orientación homosexual y 103 discordantes. [17]

21% de los gemelos heterosexuales habían tenido pensamientos de muerte comparado con el 50% de los gemelos ambos homosexuales; el 6,7% de los gemelos heterosexuales desearon morir en comparación con el 25% de los gemelos homosexuales; el 15,3 de los gemelos heterosexuales tenían ideas suicidas contra el 56,3% de los gemelos homosexuales; el 2,2% de los gemelos heterosexuales había intentado suicidarse en comparación con el 18,8 gemelos homosexuales.

Estos datos confirman una vez más la más inclinación al suicidio de las personas con tendencias homosexuales que en aquellos con tendencias heterosexuales, pero el dato más importante es otro.

La investigación analizó los mismos síntomas, incluso en los pares de gemelos en los que uno tenía tendencias homosexuales y el otro no. En este grupo, los gemelos con tendencias homosexuales proporcionaron resultados similares a los de los dos pares de gemelos homosexuales (47,6% tenía pensamientos de muerte, 26,2% deseos de muerte, 55,3% ideación suicida y 14,7% intentos de suicidio), sin embargo, los gemelos con tendencias heterosexuales han proporcionado respuestas que los sitúan a medio camino entre los pares de gemelos tanto con tendencias heterosexuales y los dos pares de gemelos con tendencias homosexuales. Estas son sus porcentajes: 30,1% pensamientos de muerte, 9,7% deseo de muerte, 25,2% ideación suicida y 3,9% intentos de suicidio.

¿Qué significan estos datos? Los resultados de este estudio sugieren que tanto las tendencias suicidas como las tendencias homosexuales están relacionados con un malestar que se origina en la familia.

A su vez, esto puede significar dos cosas.

En primer lugar, las tendencias suicidas están relacionados con la homosexualidad en sí (es decir, a una causa endógena, no exógeno); secundariamente, ambas tendencias están relacionados con un determinado tipo de entorno familiar.

En otras palabras, la homosexualidad sería el resultado de un profundo malestar relacionado con la dinámica familiar en particular.

Después de que la homofobia “provoca suicidios gay”, también el tótem de que “uno nace homosexual” por lo tanto, deben ser desacreditados delante de los datos científicos.

Quién quiere la aprobación de las leyes contra la homofobia y el matrimonio gay no puede por lo tanto afirmar (cínicamente) que los suicidios frecuentes que se producen en el mundo LGBT – que de hecho, indican un profundo sufrimiento – son causados por la homofobia o el no reconocimiento de ciertos “derechos”. Y eso además, pone en duda el dogma de la homosexualidad como “variante natural de la sexualidad humana”.

Notas

[1] G.REMAFEDI, JA FARROW, RW DEISHER, Risk factors for attempted suicide in gay and bisexual youth , in “Pediatrics”, n.87, 1991, pp.869–875.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2034492
[2] D.FERGUSSON, L.HORWOOD, A.BEAUTRAIS, Is sexual orientation related to mental health problems and suicidality in young people? , in “Archieves of General Psychiatry”, vol.56, n.10, 1999, pp.876 – 888. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10530626
[3] M.BARBAGLI, A.COLOMBO, Omosessuali moderni.Gay e lesbiche in Italia , Il Mulino, Bologna 2007, pp.61 – 62; cfr.CHIARA BERTONE, ALESSANDRO CASICCIA, CHIARA SARACENO, PAOLA TORRIONI, Diversi da chi?Gay, lesbiche, transessuali in un’area metropolitana , Guerini e associati, Milano 2003, pp.195 – 197.
[4] M.GRAGLIA, Psicoterapia e omosessualità , Carocci, Roma 2009, p.66.
[5] TGM SANDFORT, R.DE GRAAF, ROB V.BIJL, PAUL SCHNABEL, Same-Sex Sexual Behaviour and Psychiatric Disorders , in “Archives of General Psychiatry” vol.58, gennaio 2001, pp.85 – 91.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11146762
[6] Cfr. http://fra.europa.eu/sites/default/files/fra_uploads/386-FRA-hdgso-part2-NR_NL.pdf , consultato il 06/09/2013.
[7] R.DE GRAAF, TGM SANDFORT, M.TEN HAVE, Suicidality and Sexual Orientation: Differences Between Men and Women in a General Population-Based Sample From The Netherlands , in “Archives of Sexual Behavior”, vol.35, n.3, 1 giugno 2006, pp.253 – 262. http://link.springer.com/article/10.1007/s10508-006-9020-z
[8] La ricerca ha preso in considerazione anche l’effetto interattivo della “discriminazione percepita”.
[9] L’odds ratio (OR) è uno degli indici utilizzati per definire il rapporto di causa-effetto tra due fattori.
[10] JAMES WARNER, EAMONN MCKEOWN, MARK GRIFFIN, KATHERINE JOHNSON, ANGUS RAMSAY, CLIVE COURT, MICHAEL KING, Rates and predictors of mental illness in gay men, lesbians and bisexual men and women: Results from a survey based in England and Wales , in “British Journal of Psychiatry” vol.185, 2004, pp.479 – 485. http://bjp.rcpsych.org/content/185/6/479
[11] D.SHAFFER, P.FISHER, RH HICKS, M.PARIDES, M.GOULD, Sexual orientation in adolescents who commit suicide, in “Suicide and Life Threatening Behavior”, N.25 (Suppl.), 1995, pp.64–71, http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1943-278X.1995.tb00491.x/abstract; SL HERSHBERGER, L.SCOTT, AP D’AUGELLI, The impact of victimization on the mental health and suicidality of lesbian, gay, and bisexuals, in “Developmental Psychology ”, vol.31, n.1, 1995, pp.65–74, http://psycnet.apa.org/psycinfo/1995-17281-001; JP PAUL, J.CATANIA, L.POLLACK, J.MOSKOWITZ, J.CANCHOLA, T.MILLS, D.BINSON, R.STALL, Suicide attempts among gay and bisexual men: Lifetime prevalence and antecedents , in “American Journal of Public Health”, n.92, 2002, pp.1338–1345. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1447240/
[12] Secondo Remafedi il 19% riporta un motivo affettivo per giustificare il loro atto; il 44% riporta motivazioni di carattere relazionale (G. REMAFEDI, JA FARROW, RW DEISHER, Risk factors for attempted suicide in gay and bisexual youth , op. cit.).
[13] AP BELL, MS WEINBERG, Homosexualities: A study of diversity among men and women , Simon & Schuster, New York 1978, p.457. https://en.wikipedia.org/wiki/Homosexualities:_A_Study_of_Diversity_Among_Men_and_Women
[14] ROBIN M.MATHY, SUSAN D.COCHRAN, JORN OLSEN, VICKIE M.MAYS, The association between relationship markers of sexual orientation and suicide: Denmark, 1990-2001 , in “Social Psychiatry and Psychiatric Epidemiology”, 24 dicembre 2009. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20033129
[15] MORTEN FRISCH, JACOB SIMONSEN, Marriage, cohabitation and mortality in Denmark: national cohort study of 6,5 million persons followed for up to three decades (1982 – 2011), in International Journal of Epidemiology, vol.42, n.2, pp.559 – 578.  http://ije.oxfordjournals.org/content/early/2013/03/08/ije.dyt024.full
[16] Cfr. http://fra.europa.eu/sites/default/files/fra_uploads/370-FRA-hdgso-part2-NR_DK.pdf , consultato il 03/09/2013.
[17] R.HERRELL, J.GOLDBERG, W.TRUE, V.RAMAKRISHNAN, M.LYONS, S.EISEN, M.TSUANG, A co-twin control study in adult men: sexual orientation and suicidality , in “Archieves of General Psychiatry”, vol.56, n.10, 1999, pp.867 – 874.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10530625

Artículo original: http://forosdelavirgen.org/69845/la-mayor-tasa-de-suicidios-entre-los-homosexuales-no-tiene-que-ver-con-la-homofobia-2013-09-19/

Un prestigioso informe científico afirma que la condición de homosexual o transexual no es “innata”

El lobby gay ha conseguido influir a gran parte de la clase política mundial / EFE

El lobby gay ha conseguido influir a gran parte de la clase política mundial / EFE

La revista The New Atlantis ha publicado un estudio sobre “sexualidad y género” en el que desmonta algunas de las teorías del lobby LGTB respecto a transexualidad, homosexualidad y la dicotomía género-sexo.

Entre las conclusiones del informe destaca que no hay evidencia científica que respalde que la identidad de género sea independiente del sexo. Es decir, aquello tan repetido de “soy un hombre atrapado en el cuerpo de una mujer” o viceversa. De este modo, ser homosexual o transexual no sería algo “innato”.

Así lo afirman los autores del informe, el psiquiatra Lawrence Maier (miembro del departamento de Psiquiatría de la Universidad de Medicina Johns Hopkins) y el psicólogo y psiquiatra Paul McHugh (también de la misma universidad), que además señalan que hay una diferencia entre lo que la gente cree que significa la transexualidad y lo que realmente la ciencia revela sobre la  misma. Para ello han analizado los problemas mentales y de salud que afectan a los transexuales.

Hay que recordar que The New Atlantis está considerada una revista con gran prestigio en el mundo científico. De periodicidad trimestral, la revista aborda temas sociales, tecnológicos y científicos con el fin de “elevar el conocimiento en aspectos de la vida que necesitan una explicación regulada por la ciencia”.

Precaución con los niños

El propio editor de la revista, Adam Keiper, explica la necesidad de este trabajoso estudio. “La transexualidad es una de las realidades más complejas de la sexualidad humana, se puede ver hasta como un fraude en el género humano y necesitábamos contar desde el punto de vista de la biología y la psicología qué es la transexualidad y si tienen repercusiones mentales”, señala Keiper, encargado además de dirigir un vídeo sobre este informe.

Asimismo, estos dos expertos sostienen que la realidad biológica es una realidad que no puede ser alterada ni socialmente ni a través de la cirugía: “Aunque un niño pequeño sea considerado -incluso por él mismo- una niña, no lo convierte biológicamente en una niña. La definición científica del sexo biológico es, para casi todos los humanos, claro, binario, y estable, lo que refleja una realidad biológica subyacente que no se contradice con las excepciones a la conducta sexual habitual, y no puede ser alterada por la cirugía o condicionamientos sociales”.

Al mismo tiempo el estudio señala que la creencia de que la orientación sexual es innata y responde a una realidad biológica, es decir, “que la gente nace así”, no está apoyada por ninguna evidencia científica. Mientras que el sexo biológico es una característica innata de los seres humanos, la identidad de género es un concepto más difícil de alcanzar.

Sólo una minoría de los menores que muestran pensamientos o comportamientos atípicos sobre su género continúan haciéndolo durante la adolescencia y la edad adulta

Los niños son además una parte importante del estudio. El informe sostiene que sólo una minoría de los menores que muestran pensamientos o comportamientos atípicos sobre su género continúan haciéndolo durante la adolescencia y la edad adulta. Por eso los científicos creen que no hay motivo para que todos estos niños deban ser animados a convertirse en transexuales y mucho menos a ser sometidos a un tratamiento hormonal e incluso a la cirugía.

Para Lawrence Maier y Paul McHugh nadie puede determinar la identidad de género de un niño. “Tenemos dudas acerca de que un niño tenga desarrollado el sentido de su género. Nos alarman profundamente estas terapias, tratamientos y cirugías (LGTB) porque pueden ser prematuras, ya que la mayoría de los niños que se identifican con el género opuesto a su sexo biológico no continuará haciéndolo ni durante su adolescencia ni en edad adulta. Hay una falta de estudios fiables sobre los efectos a largo plazo de estas intervenciones. Instamos enérgicamente a la precaución en este sentido”.

Subpoblaciones LGTB

Uno de los puntos más polémicos del estudio es el que se refiere a los problemas de ansiedad, depresión y suicidio que sufren homosexuales y transexuales en un porcentaje mayor al de los heterosexuales. Y no sólo eso, sino que además son más frecuentes en ellos problemas sociales y de comportamiento tales como la violencia de pareja.

La ciencia no ha demostrado que el estrés o el estigma social sean los causantes de la totalidad, o incluso una mayoría, de los problemas mentales de homosexuales y transexuales

Y es que uno de los argumentos tradicionales empleados para explicar esta realidad es el del estrés que tanto homosexuales y transexuales sufren a causa de la discriminación y el estigma social. El estudio, sin embargo, señala que la ciencia no ha demostrado que estos factores por sí solos representen la totalidad, o incluso una mayoría, de los problemas mentales entre homosexuales y transexuales.

Así lo explican los autores del informe: “Hay una necesidad de una extensa investigación para demostrar la hipótesis de estrés social y otros aspectos que expliquen esta diferencia porcentual (entre heterosexuales respecto a homosexuales y transexuales), así como para ayudar a identificar formas de abordar los problemas de salud presentes en estas subpoblaciones”.

Sin entrar en aspectos políticos, el estudio reclama realizar más investigaciones sobre casi 20 temas críticos relacionados con la orientación sexual y la identidad de género. “Se necesita más investigación para descubrir las causas del aumento de las tasas de problemas de salud mental en las subpoblaciones LGBT“.

La revista, asimismo, advierte de que “a menudo hay una gran brecha entre la certeza de nuestras creencias acerca de estas cuestiones y lo que la ciencia muestra”. Por ello, concluye: “La sexualidad es una parte enorme complejidad de la vida humana que desafía nuestros intentos de definir todos sus aspectos y estudiarlas con precisión”.

Visto en: http://www.actuall.com/familia/prestigioso-informe-cientifico-afirma-la-condicion-homosexual-transexual-no-innata/

Fuente del artículo: http://www.thenewatlantis.com/publications/number-50-fall-2016

La Tierra hueca en la pseudociencia y la ciencia

Cyrus Reed Teed (Koresh)

Cyrus Reed Teed (Koresh)

En 1870 surgió, fuera del ámbito literario, una variante curiosísima de la teoría de la Tierra hueca. El estadounidense Cyrus Read Teed proclamó su convencimiento de que la Tierra es hueca, pero (aquí está la diferencia con las teorías anteriores) nosotros vivimos en el interior. A pesar de que sabemos desde hace más de dos mil años que la superficie del mar es convexa, y de los argumentos que llevaron a los filósofos griegos a asignar a la Tierra forma esférica y a situarnos en su superficie exterior, Teed estaba convencido de que en realidad la Tierra es cóncava. El espacio exterior, que parece infinito, sería sólo una burbuja hueca en el interior de un universo de roca. Teed cambió su nombre a Koresh y fundó una religión (koreshianismo) que llegó a tener miles de adeptos, aunque se dispersaron después de su muerte en 1908.

Poco después, un aviador alemán llamado Bender, prisionero en Francia durante la primera guerra mundial, encontró las publicaciones de Teed y les dio crédito. Bender desarrolló estas teorías y afirmó que el universo es una masa infinita de roca que rodea una burbuja de 13.000 kilómetros de diámetro, y que nosotros vivimos en su superficie interior. La atmósfera, de 60 kilómetros de espesor, se enrarece hasta el vacío central, en el que se mueven tres astros: el sol, la luna y el universo fantasma, una bola de gas en la que brillan puntos de luz: las estrellas. Al pasar el universo fantasma por delante del sol, provoca la alternancia del día y de la noche en las diversas regiones de la superficie interior de la Tierra.

Martin Gardner

Martin Gardner

Martin Gardner explica en su libro Fads and Fallacies in the Name of Science (1952) que las teorías de Bender tuvieron influencia en la Alemania nazi, donde las creían altos cargos del Reich y del ejército. El propio Hitler debió de darles crédito, porque en abril de 1942, durante la segunda guerra mundial, envió una expedición científica a la isla de Rügen, en el mar Báltico, con la misión de enviar rayos infrarrojos hacia el cielo para tratar de detectar su reflexión en el lado opuesto de la Tierra (las antípodas). El objetivo militar del proyecto era la detección de la posición exacta de la flota inglesa. La expedición estaba mandada por el doctor Heinz Fisher, experto en rayos infrarrojos, que después de la guerra emigró a los Estados Unidos, participó en la investigación de la bomba de hidrógeno, y en cierta ocasión dijo en una entrevista de Prensa: Los nazis me hacían realizar un trabajo de locos.

¿Qué dice la ciencia sobre las teorías de la Tierra hueca?

Concave_hollow_EarthSupongamos que la Tierra fuese una esfera hueca inmóvil, de densidad constante, cuyo interior estuviera en el vacío. Prescindamos por el momento del sol central. De acuerdo con la teoría de la gravitación de Newton (o la de Einstein, que aquí no se diferencian), la gravedad en su interior sería nula en todos los puntos.

Parece un resultado sorprendente. Los partidarios de la Tierra hueca, tanto en las novelas como en la realidad, suponían que los seres que vivieran en el interior serían atraídos por el suelo que tienen bajo los pies, y su cabeza se dirigiría hacia el centro. Esto no es así, porque la parte de la esfera hueca situada por encima de ellos también les atrae. Es cierto que está más lejos y que la atracción disminuye en razón inversa al cuadrado de la distancia, pero esa masa es mucho mayor que la que está bajo sus pies, y los dos efectos se compensan exactamente. La atracción neta resultante es cero.

Para demostrarlo hay que recurrir al cálculo integral, pero las operaciones son sencillas. Todo esto se aplica también a la atracción electromagnética, que se rige por la ley de Coulomb, análoga a la de la atracción gravitatoria. En este caso se puede demostrar que en una esfera hueca con distribución uniforme de carga eléctrica el campo eléctrico en el interior es nulo en todos los puntos.

Los habitantes del interior de una Tierra hueca vivirían en estado de ingravidez. Podrían volar, trasladarse con facilidad de un sitio a otro, pero ninguno de los autores de novelas o los partidarios de que la Tierra es hueca o cóncava ha previsto este estado de cosas.

Como efecto secundario de la ingravidez, la atmósfera interior se distribuiría por igual en todo el volumen vacío. Los 60 kilómetros de atmósfera de Bender son imposibles. Y si la cantidad de aire fuese la misma, la atmósfera sería tan tenue que los habitantes del interior de la Tierra morirían asfixiados.

Esto es lo que ocurriría si la Tierra hueca fuese una esfera perfecta. En realidad habría montañas y valles, tanto por dentro como por fuera, pero esos accidentes serían despreciables comparados con la masa total de la Tierra. Habría una pequeña gravedad, pero sería casi inapreciable. Un ser humano normal, trasladado a las profundidades, no podría notarla.

Si suponemos que la Tierra hueca gira sobre su eje, hay que considerar el efecto de la fuerza centrífuga. Para nosotros, este efecto se opone a la gravedad. En el interior, favorecería la situación preferida por los novelistas: los pies sobre la superficie, la cabeza hacia el interior. Pero en el ecuador, donde es más grande, la intensidad de la fuerza centrífuga en la superficie de la Tierra es trescientas veces menor que la atracción de la gravedad. A 800 kilómetros de profundidad, como en la novela de Burroughs, sería mayor, pero aún así despreciable. La fuerza centrífuga tampoco resuelve el problema.

¿Qué pasaría si añadimos el sol central? Este produciría sobre los habitantes de la Tierra hueca una fuerza de atracción que les haría separarse de la superficie interior y precipitarse hacia el centro. Los resultados serían catastróficos. La única forma de evitarlo sería si ese sol tuviera una masa tan pequeña, que se compensara con el efecto opuesto de la fuerza centrífuga, pero entonces volvemos al estado de ingravidez.

Por supuesto, los partidarios de la Tierra hueca o cóncava (no sé si quedará alguno) pueden aducir que las leyes de la gravitación son falsas. Pero ese argumento no es razonable y no merece respuesta.

El mismo artículo en inglés

Visto enhttp://divulciencia.blogspot.cl/2016/06/tierra-hueca-seudociencia.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+blogspot/EflLy+(Divulgaci%C3%B3n+de+la+Ciencia)

En contra del aborto, y sin necesidad de argumentos religiosos

Cómo, a través del lenguaje y de lo cotidiano, el filósofo español Julián Marías desenmascara la monstruosidad de “la interrupción del embarazo”

web-baby-newborn-surprise-portrait-shutterstock_68291188-smirnof-ai

El filósofo español Julián Marías (Valladolid, 17 de junio de 1914 – Madrid, 15 de diciembre de 2005), padre del novelista Javier Marías, autor de más de 50 libros y de una monumental Historia de la Filosofía, editada por la mítica Revista de Occidente, tiene un análisis puntual sobre la visión antropológica del aborto que podría ser punta de lanza para extraer el tema religioso del debate sobre lo que eufemísticamente se le llama “interrupción voluntaria del embarazo”.

El pequeño ensayo de Marías está contenido en el libro Sobre el Cristianismo editado por Planeta + Testimonio en 1997. En él, el antiguo alumno de Ortega y Gasset hace un recuento interesantísimo sobre la manera de enfrentar lo que implica “la aceptación social del aborto.” Sin duda, “lo más grave que ha acontecido en este siglo (el siglo XX, por añadidura y aumentado en el siglo XXI) que se va acercando a su final.

Abrir los ojos y no dar la espalda a la realidad

Hasta el momento en que escribía su ensayo Marías –sigue siendo igual—las posiciones irreductibles eran (son) posiciones de fe. Una fe religiosa (todo ser es querido por Dios) y otra fe en la ciencia: los datos mesurables son los únicos que cuentan. Por ello, el filósofo español quiere superar esta discusión mediante una visión antropológica, “fundada en la mera realidad del hombre, tal como se ve, se vive, se comprende a sí mismo”, abriendo los ojos y no volviendo la espalda a la realidad.

Mediante el uso del habla, de la lengua normal y cotidiana, Marías comienza por hacer una distinción elemental, libre de cualquier peso ideológico: no es lo mismo una cosa que una persona. En todos lados, en la isla remota y en el centro de Manhattan, en la selva y en Buenos Aires, el hombre distingue entre qué y quién; entre algo y alguien; entre nada y nadie.

No existe posibilidad de confusión: son conceptos-clave que tenemos arraigados en nuestro lenguaje, por lo tanto, en nuestro pensamiento sobre los esencial.

Con esta distinción, el hijo no es una cosa de sus padres, no es un qué, sino es un quién, alguien al que se le puede nombrar, decirle tú. Alguien que, pasando el tiempo, podrá decir de sí mismo “yo”. Y al decir “yo” se contrapone al universo de las cosas, incluso, al propio creador, si se quiere pensar en Él. El feto no “pertenece a la madre”; está “encajado” en el vientre de la madre. Pero una mujer nunca dirá: “mi cuerpo está embarazado”, sino “estoy (yo, personalmente) embarazada”. Y lo que dice la mujer es “voy a tener un niño” y no “tengo un tumor”.

Eliminados como cosas

Sin pretensiones religiosas, acudiendo a la experiencia cotidiana, constatamos que, como nosotros mismos, el niño, aún no nacido, es una realidad viviente. ¿ Que no está acabada? Bueno, tampoco ninguno de nosotros lo estamos, aunque tengamos la edad que sea. El pequeño que vive ya en el seno de la madre es algo que será. Como nosotros mismos.

La vida personal no basta para decir que ese alguien es un quién. Es decir, la autonomía en el comer, en el andar, en el vivir autónomo. Si eso fuera así, el niño, hasta de varios meses de nacido, el comatoso, el que duerme profundamente, el arterioesclerótico… podrían ser “eliminados” como cosas no autónomas.

Volviendo al lenguaje, Marías “recomienda” que se llame, al ahorcamiento, “interrupción de la respiración”. Basta con dos minutos, y listo. Pero, la verdad –de nuevo, la verdad en la vida cotidiana—debe imperar.

Y cuando se aborta o se ahorca a alguien, “no se interrumpe el embarazo o la respiración, en ambos casos se mata a alguien” (aunque la mayor parte de las veces se enmascara como una especie de muerte “necesaria”: para mejorar la raza, decían los nazis, para evitar la sobrepoblación, para evitarle el sufrimiento… Y con esos fines se encubre la realidad. Sobre todo, “porque esos fines no son el aborto.”

Negar la persona del hombre

Finalmente, Marías llega a la conclusión que el núcleo está en “la negación del carácter personal del hombre”. Desaparece –en el aborto—la paternidad; a la madre se le considera como alguien que sufre en ella el crecimiento de un intruso…, en fin, se elimina el quién para dejar paso al qué. “Tan pronto como aparece toda la producción elevada para justificar el aborto se desploma como una monstruosidad.”

Al eliminar al padre, a la madre, al hijo, al deshumanizar la relación de pareja, ¿qué queda de humano en todo esto? Absolutamente nada. “Por eso –concluye su ensayo Julián Marías—me parece que la aceptación social del aborto es, sin excepción, lo más grave que ha acontecido en este siglo…”.

Y en el nuestro.

Fuente: http://es.aleteia.org/2016/04/14/en-contra-del-aborto-y-sin-necesidad-de-argumentos-religiosos/

El transgenerismo de los niños es abuso infantil: Colegio Americano de Pediatría

El Colegio Americano de Pediatras emitió un comunicado esta semana en que se declara que la reclasificación de género de los niños, también conocida como la transexualidad, constituye un abuso infantil.

“El Colegio Americano de Pediatras insta a los educadores y legisladores a rechazar todas las políticas que condicionan a los niños a aceptar una vida normal de suplantación química y quirúrgica del sexo opuesto”, la declaración, titulada “La ideología de género perjudica a los niños”, indicó. “Los Datos – no la ideología – son los que determinan la realidad.”

Crédito de la imagen: Shutterstock

Crédito de la imagen: Shutterstock

La declaración publicada el lunes 21 de marzo con una declaración completa que continuará en el verano de 2016, aparece lo que la asociación dictaminó que deben ser ocho hechos objetivos que respaldan su argumento de por qué la reclasificación de género ahora será oficialmente clasificado como abuso:

1. La sexualidad humana es un rasgo binario biológico objetivo: “XY” y “XX” son marcadores genéticos de la salud – marcadores no genéticos de un trastorno.

2. Nadie nace con un género. Todo el mundo nace con un sexo biológico. Género (una toma de conciencia y el sentido de sí mismo como hombre o mujer) es un concepto sociológico y psicológico; no un concepto biológico objetivo.

3. La creencia de que una persona él o ella son algo que no son, en el mejor de los casos, es un signo de pensamiento confuso. Cuando un niño por lo demás es sano biológicamente cree que es una niña, o una niña biológica por lo demás sanos cree que es un niño, existe un problema psicológico objetivo que está en la mente, no del cuerpo, y debe ser tratado como tal.  Estos niños sufren disforia de género. La disforia de género (GD), anteriormente enumerado como trastorno de identidad de género (GID), es un trastorno mental reconocido en la más reciente edición del Manual de Diagnóstico y Estadístico de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-V).

4. La pubertad no es una enfermedad y las hormonas de la pubertad de bloqueo pueden ser peligroso. Reversible o no, las hormonas de la pubertad-bloqueo inducen un estado de enfermedad – la ausencia de la pubertad – e inhiben el crecimiento y la fertilidad en un niño previamente biológicamente saludable.

5. De acuerdo con el DSM-V, como mucho un 98% de los niños confundidos con su género y un 88% de las niñas confundidas con su género eventualmente aceptan su sexo biológico después de que naturalmente pasan la pubertad.

6. Los niños que utilizan bloqueadores de la pubertad para suplantar al sexo opuesto requerirá hormonas del sexo opuesto en la adolescencia tardía. hormonas sexuales (Cross-testosterona y estrógenos) se asocian con riesgos peligrosos para la salud, incluyendo pero no limitado a la presión arterial alta, coágulos de sangre, accidente cerebrovascular y cáncer.

7. Las tasas de suicidio son veinte veces mayor en los adultos que usan hormonas del sexo opuesto y se someten a cirugía de reasignación de sexo, incluso en Suecia, que se encuentra entre la mayoría de los LGBQT – afirmando países.

8. Los niños acondicionado en la creencia de una vida de suplantación química y quirúrgica del sexo opuesto es tan normal y saludable como el abuso infantil.

De antemano pido disculpas por la traducción, de todas formas se cita la fuente original para evitar problemas de interpretación por parte de los lectores (sobre todo de los ateos de Internet que suelen criticar este tipo de superficialidades dejando de lado el contexto de fondo).

Traducido de: http://www.theblaze.com/stories/2016/03/26/transgenderism-of-children-is-child-abuse-american-college-of-pediatrics-rules/

Fuente: http://www.acpeds.org/the-college-speaks/position-statements/gender-ideology-harms-children