Suiza es ‘gayfriendly’ pero aumentaron las tasas de suicidio LGBT

Altas tasas de suicidios LGBT en Suiza se dan a pesar de múltiples organizaciones de apoyo y de gozar de una gran aceptación de homosexuales en la sociedad.

tasas de suicidio lgbt en suiza

El número de suicidios entre personas LGBT en Suiza está sonando campanas de alarma. Organizaciones locales de activistas han descrito el estado de salud mental entre los jóvenes suicidas LGBTI como en crisis.

Las tasas de suicidio entre los jóvenes LGBTQ son de dos a cinco veces más altas, en comparación con el resto de la población suiza.

Alrededor del 50% de los intentos de suicidio entre hombres homosexuales tienen lugar antes de los 20 años de edad, que a su vez representa un 74% para las mujeres lesbianas jóvenes.

Las cifras arrojan datos críticos, pues Suiza es uno de los países con mayor aceptación de personas LGBT en su del sociedad y también uno de los más desarrollados.

Por ejemplo, Suiza llegó a los titulares recientemente cuando criminalizó la homofobia, pero las personas LGBTI en dicho país argumentan que el país aún detrás de sus vecinos europeos.

También según su constitución, en el artículo 8, hay protección que cubre a este tipo de personas haciendo especial énfasis en la igualdad ante la ley y la «forma de vivir». En general la sociedad suiza es sana respecto a la actitud y derechos de estas minorías.

Las personas LGBT en Suiza gozan de una amplia aceptación, según los datos de Pew Research, la homosexualidad y la unión igualitaria de forma civil no es un problema en el país.

matrimonio gay en suiza

¿La homofobia causa el suicidio? según los datos y la evidencia la respuesta es contundente: NO. Lo que se alinea con otro estudio publicado en Suecia, que también se considera como ‘gay-friendly’ y donde las tasas de suicidio de personas homosexuales va en aumento.

Fuente: https://maslibertad.com.co

La ideología dominante se atreve a censurar la ciencia

En uno de los artículos más leídos y polémicos de este blog, Lo que dice la ciencia sobre la vida humana, que tuvo 92 comentarios (hasta ahora el récord del blog), expliqué cómo, por razones puramente ideológicas, los partidarios del aborto cierran los ojos a lo que dice la ciencia, que no duda en afirmar (y lo hace desde hace siglo y medio) que la vida de cada ser humano comienza en la fecundación del óvulo por el espermatozoide. Frente a esto, los abortistas se empeñan en hacer afirmaciones falsas como estas: un feto no es más que una parte del cuerpo de la madre; un feto no es un ser humano; un feto no es más que un conjunto de células (¿pues qué son los abortistas?).

Denunciando que se ha dado un paso más hacia el control ideológico de la investigación científica, la revista británica The Lancet, segunda en factor de impacto en el campo de la Medicina, ha publicado un artículo que acusa de injerencia en la investigación científica a ciertas ONG abortistas y al gobierno del Reino Unido. Los científicos firmantes del artículo forman parte de un equipo perteneciente a la London School of Hygiene and Tropical Medicine, que realizó la evaluación de un proyecto destinado a reducir las muertes por embarazos no deseados en 14 países de África y Asia (o sea, el número de muertes causadas por abortos provocados). El proyecto, que tenía asignada una financiación de 140 millones de libras esterlinas, estaba patrocinado por el Departamento para el Desarrollo Internacional del reino Unido (DFID por sus siglas en inglés) y llevado a cabo por dos importantes ONG dedicadas a la salud reproductiva internacional (un eufemismo para ocultar la palabra aborto, aunque esas organizaciones no la ocultan en sus webs). El problema surgió cuando los resultados de la evaluación realizada por el equipo universitario no fueron del agrado de las dos ONG abortistas, que a base de presiones y amenazas consiguieron impedir la publicación de una serie de artículos científicos que detallaban los resultados de la evaluación y que ya estaban aceptados por revistas del ramo. Ante las protestas y acusaciones de las ONG, la universidad abrió una investigación sobre el trabajo del equipo evaluador, llegando a la conclusión de que dicho equipo había trabajado correctamente, aunque le ordenó dejar en el anonimato la participación de las dos grandes ONG abortistas y los países donde habían trabajado, lo que en la práctica concedía a dichas empresas la facultad de decidir qué resultados de la investigación podían publicarse y cuáles no.El equipo investigador recurrió la decisión, porque equivalía a instaurar la censura de las ONG abortistas sobre los resultados de su investigación, pero el departamento gubernamental DFID del Reino Unido desestimó su recurso. Posteriormente se les permitió publicar un solo artículo, pero quedan muchos resultados que no han podido hacerse públicos, lo que ha inducido a dos de los investigadores a escribir el artículo de denuncia para The Lancet. Los autores señalan que no se trata sólo de su caso, sino que muchos otros investigadores se encuentran en la misma situación que ellos, cuando los resultados de sus trabajos chocan con la ideología dominante. Veámoslo con sus palabras:

Numerosos colegas han descrito formas similares de interferencia, en diferentes etapas del proceso de investigación, que dan como resultado una “evaluación…” diseñada para complacer a los donantes; informes “archivados” o “embargados”; y un “regateo” sobre qué resultados pueden publicarse. A menudo, tal interferencia se expresa en el lenguaje de la ética; otras veces los donantes y sus socios atacan el rigor de los métodos de investigación o tratan de desacreditar las interpretaciones de los investigadores llamándolas “ingenuas”, para presionarlos y obligarlos a suprimir hallazgos y análisis que arrojan una luz desfavorable sobre sus estrategias o resultados programáticos.

En otro sitio dicen esto:

“Censura” es una palabra fuerte. ¿Pero qué otra cosa se puede llamar, cuando un donante que encarga una investigación basada en la evaluación de uno de sus principales programas globales de salud ordena a los investigadores que omitan resultados importantes en su informe final? ¿O cuando les presiona para que cambien sus conclusiones? ¿O cuando un miembro del personal de un socio que está siendo evaluado amenaza la reputación de los investigadores y su Universidad si publican resultados negativos?

Fuente: http://divulciencia.blogspot.com/2019/05/ideologia-dominante-censura.html

#NoAlAborto. La casa de Ohio aprueba el “Proyecto de ley de latidos del corazón” que restringe el aborto después de la detección del latido fetal

Por una votación de 59 a 35, la Cámara de Representantes de Ohio aprobó una vez más la “Ley de latidos del corazón”.

El proyecto de ley, considerado por uno de los proyectos de ley de aborto más restrictivos del país, prohibiría el aborto en el primer latido fetal detectable. Eso podría venir dentro de las primeras seis semanas de embarazo.

Antes de la votación, hubo legislaciones personales de ambos lados sobre este tema, algunos hablaron sobre las luchas de sus propias familias con la planificación familiar, el embarazo y el aborto espontáneo.

Los opositores calificaron el proyecto de ley demasiado extremo, y señalaron que no hace ninguna excepción en casos de violación o incesto.

La única excepción que permite es cuando el embarazo podría arriesgar la vida de la madre o causaría a la madre “un deterioro sustancial e irreversible de una función corporal importante”.

“Esto es determinar la vida de un ser humano, el dolor de un ser humano. Vidas que creamos”, dijo la Representante Candice Keller. “El aborto es un asalto a la familia. Es un asalto a Ohio porque destruye las mentes y los corazones de las mujeres en todas partes”.

“Convertirme en madre, y específicamente en ser madre de hija, solo ha aumentado mi resolución sobre lo importante que es permitir que las mujeres puedan controlar cuando ingresan a la maternidad”, dijo la Representante Kristin Boggs. “La maternidad nunca debe ser impuesta a nadie”.

Este mismo proyecto de ley fue aprobado en 2016 y fue vetado por el gobernador Kasich, quien lo llamó inconstitucional.

La patrocinadora Christina Hagan señala que muchas cosas han cambiado desde 2016 y dice que está lista para un desafío judicial.

“Hice una campaña en nombre del presidente Trump y parte de ese motivo fue para garantizar que tuviéramos una Corte Suprema que respeta la constitución cuando los nombramientos estuvieran disponibles. Ese es ahora el caso. Y tenemos más favor y oportunidad que nunca para esa extensión de protección. para ser dado a los niños en el vientre “.

Los legisladores republicanos en ambas cámaras tienen miembros suficientes para anular un veto del Gobernador si así lo desean.

El proyecto de ley tendría que ser votado primero en el Senado, algo que los líderes del Senado aún no han decidido.

En otros estados, como Iowa , se han promulgado leyes similares.

Fuentes:

https://www.legislature.ohio.gov/legislation/legislation-summary?id=GA132-HB-258

https://www.10tv.com/article/ohio-house-passes-heartbeat-abortion-bill-2018

Un estudio denuncia la cultura que ‘inventa’ la transexualidad en niños y adolescentes

La transexualidad se está convirtiendo en la nueva moda para el adolescente que necesita ser protagonista y complacer a la figura de autoridad. Un nuevo estudio denuncia cómo la cultura -una muy determinada cultura- fomenta hasta forzarla la identidad transexual en niños y adolescentes.

Rita Wurst, transexual, ganó el festival de la canción de Eurovision / Wikimedia

Si los amos del discurso dominante solo pudieran darnos una orden, estoy convencida de que esta sería: no os fijéis. No saquéis ninguna conclusión de vuestra experiencia personal, no busquéis patrones, no apliquéis el sentido común ni os decantéis por la explicación más sencilla, la que parece golpearos la cara.

Por eso su propaganda es incesante, y sus métodos hace tiempo pasaron de la mera persuasión al insulto y la amenaza.

Hay un plan y, si no hay un plan, hay algo tan parecido a un plan que no sabría cómo llamarlo. Los anglohablantes lo llaman slippery slope, la pendiente deslizante, porque cada nuevo derecho encaminado a destruir nuestra civilización y, muy especialmente, la familia natural, prepara y anticipa el siguiente. Y en cada caso os dicen que sois paranoicos si prevéis cuál será el siguiente paso.

Nosotros estamos despiertos, hemos rechazado la píldora azul, y vemos. Hemos visto que ahora tocaba la transexualidad, como sabemos que ya se está cociendo el lavado de cara de la pedofilia. Ambos, por lo demás, se están uniendo sutilmente en la repulsiva moda de alentar en niños bastante pequeños, no solo que descubran su verdadera identidad -que, oye, nunca es aquella con la que ha nacido-, sino que hagan de ella un despliegue semipornográfico que, en una sociedad sana, llevaría a la cárcel al adulto responsable por perversión de menores.

No es que la transexualidad sea estadísticamente significativa, pero la vemos multiplicarse allí donde los sujetos saben que su cambio va a ser jaleado y celebrado

Le dirán, le han dicho, que esto de la transexualidad es como (ya nos dijeron sobre) la homosexualidad, es decir, que uno nace así, como un ‘hombre atrapado en el cuerpo de una mujer‘ (o viceversa). No deja de ser curioso que en un mundo cada vez más materialista se pueda concebir eso: si el cuerpo es masculino, ¿dónde está la mujer atrapada, qué es?

Pero si esto fuera cierto, los números se mantendrían estables, y no es el caso. No es que la transexualidad sea estadísticamente significativa -todavía-, pero la vemos crecer y multiplicarse en un perverso #metoo justo allí donde los sujetos saben, ya es casualidad, que su cambio va a ser jaleado y celebrado.

Dos investigadoras británicas -la socióloga feminista Heather Brunskell-Evans y la directora de la revista Disability & SocietyMichele Moore– acaban de publicar un estudio (‘Niños y jóvenes transgénero: nacido en tu propio cuerpo’) en el que denuncian cómo la cultura -una muy determinada cultura- fomenta hasta forzarla la identidad transexual en niños y adolescentes.

https://www.cambridgescholars.com/transgender-children-and-young-people

En más del 80% de los casos, el niño o preadolescente con dudas sobre su propia identidad de género las deja atrás espontáneamente, sin necesidad de tratamiento alguno

No hace falta una gran experiencia de la vida para conocer hasta qué punto son sugestionables los niños, siempre deseosos de complacer a las figuras de autoridad en su vida, o la habitual crisis de identidad, desorientación y necesidad de llamar la atención de los adolescentes.

Hace ya algunos años, por ejemplo, se puso ‘de moda’ los cortes. Numerosos adolescentes -abrumadoramente más chicas que chicos- se practicaban de modo compulsivo cortes con una cuchilla de afeitar por todo el cuerpo. Puede hablarse de subcultura, porque es común que estos adolescentes compartan fotos de sus proezas e incluso monten páginas en Internet dedicadas a esta obvia llamada de atención.

Algo similar podría estar ocurriendo con la transexualidad. El joven es muy sensible a las modas, muy gregario, y no puede dejar de percatarse de que los cortes ya ‘no se llevan’, y que nada supera ahora mismo a un ‘redescubrimiento’ de la ‘verdadera’ identidad sexual. El estudio citado, de hecho, ve en Internet el primer ‘refugio’ que encuentra el adolescente problemático. Y en la red encontrará, asimismo, una comunidad que le apoya, le escucha y le acompaña, la comunidad ‘trans’.

En más del 80% de los casos, el niño o preadolescente con dudas sobre su propia identidad de género las deja atrás espontáneamente, sin necesidad de tratamiento alguno

El cambio lo tiene todo para satisfacer al adolescente desorientado: le proporciona la atención deseada, le hace sentirse protagonista, le proporciona nuevos amigos y parece responder a esa angustia común sobre la propia identidad. El chico o chica aprende a identificar en su sexo biológico la razón por la que “no se encuentra”, la fuente de sus angustias existenciales, y ve en la transición una especie de respuesta redentora.

Con consecuencias devastadoras. Estudio tras estudio sobre la disforia de género concluye que, en más del ochenta por ciento de los casos, el niño o preadolescente con dudas sobre su propia identidad de género las deja atrás espontáneamente, sin necesidad de tratamiento alguno, una vez superada la adolescencia.

Pero, ¿qué pasa si la cultura jalea el cambio y lo aplaude y hace sentir al niño apoyado y atendido? Sobre todo, ¿qué pasa si se permite -se aconseja, incluso- tomarse en serio los deseos informes del adolescente y se le empieza a tratar con el sexo inverso al biológico, si se le da un nuevo nombre y, sobre todo, se inicia un tratamiento de hormonas y, quizá, operaciones quirúrgicas que habrá de arrastrar a lo largo de toda la vida?

El tratamiento habitual consiste en bloqueadores de la pubertad, fármacos que retrasan la evolución normal del metabolismo. Se están aplicando estos tratamientos con una alegría abradacabrante, visto que todavía desconocemos los efectos secundarios a largo plazo. Si el sentido común vale de algo en este sentido, dudo que puedan ser buenos.

Fuente: https://www.actuall.com/criterio/familia/estudio-denuncia-la-cultura-inventa-la-transexualidad-ninos-adolescentes/

Gobierno nacionalista húngaro quiere prohibir estudios de género

El decreto prohibiría este tipo de estudios universitarios por considerarlos incompatibles con la sociedad húngara y una ideología y no una ciencia

El Gobierno nacionalista húngaro liderado por Viktor Orbán quiere prohibir la rama universitaria de los estudios de género por considerarlos una ideología y no una ciencia, informó este viernes Deutsche Welle.

Según medios opositores húgaros, el Gobierno estaría preparando un decreto para prohibir este tipo de estudios universitarios, mientras que el Ejecutivo no se ha pronunciado sobre las informaciones.

La medida afectaría a dos universidades húngaras, la mayor, Eötövs Lóránd (ELTE), con sede en Budapest, y la Universidad Centroeuropea (CEU), fundada por el magnate estadounidense y financista mundial de la ideología de género, George Soros, que también ofrece diplomas sobre estudios de género.

Los estudios de género, nacidos en Estados Unidos con un enfoque feminista, analiza desde una perspectiva interdisciplinar cómo el concepto de género, definido como una construcción social, influye en las relaciones personales, el pensamiento y la idea misma de poder, entre otros aspectos.

El Gobierno de Orbán ha asegurado varias veces que considera que los estudios de género son incompatibles con las ideas conservadoras y tradicionales que tiene sobre la sociedad y que éstos no son nada más que una ideología.

“Los estudios de género, al igual que el marxismo-leninismo, podrían considerarse más como una ideología que como una ciencia, por lo que es cuestionable si alcanza el nivel para la enseñanza universitaria”, aseguró en marzo de 2017 el secretario de Estado de Educación, Bence Rétvári.

http://laresistencia.pe/mundo.php?id=gobierno-nacionalista-hngaro-quiere-prohibir-estudios-de-gnero

Argumentos #científicos en contra del #aborto

Dr. Jorge B. Aquino

“El embrión humano desde el primer momento es un ser humano y una persona”

http://web.austral.edu.ar/uadinamica/Curriculum_Docente.aspx?usuario=am/YCXqsmS7ev9xW8rE40Q==&&unidad=VNZ3Wja7EyM=

Licenciado en ciencias biológicas por la universidad del mar del plata

Doctor en medicina por el instituto karolinska de Suecia

Investigador independiente del CONICET

Áreas de trabajo e investigación:

  • Biología del desarrollo
  • Medicina regenerativa

¿Están sesgados los “estudios de género”?

Desde los años 90 del siglo pasado arrecian críticas académicas a los “estudios de género” y las tendencias asociadas con el posmodernismo, el relativismo y la “teoría crítica”, dentro de lo que se ha denominado a veces “science wars”. Un reproche frecuente contra esta área de las ciencias humanas es que está particularmente afectada de ideología y por una agenda política concreta, lo cual se percibe como una limitación extracientífica que reduce el espacio de las explicaciones consideradas a priori aceptables. 

Uno de los últimos episodios de este conflicto es la publicación de un fraude al estilo Sokal por parte de Peter Boghossian y James Lindsey: “El pene conceptual como construcción social”.

La validez y el alcance de este experimento se han cuestionado, pero se dispone ya de evidencias más sólidas acreditando sesgos en los estudios de género que no son tan comunes en otras áreas de las ciencia, incluso de las ciencias humanas.

Therese Söderlund, de la universidad sueca de Umeå, es la autora principal de un trabajo publicado en la revista Scientometrics (2017) que por primera vez pasa revista a estas acusaciones corrientes e intenta cuantificar el peso de los sesgos ideológicos en la literatura científica sobre género.

Analizar estas limitaciones es relevante, habida cuenta de que los estudios de género reciben una financiación muy generosa por parte del estado, contando con al menos ⅙ de todo el dinero concedido a las humanidades y las ciencias sociales en Suecia. Por otra parte, los resultados de este tipo de estudios no son meras curiosidades intelectuales, sino que influyen en la política gubernamental, ya que sus conclusiones y recomendaciones se incorporan a menudo a las propuestas de legislación tanto a nivel nacional como europeo de forma corriente.

Los autores de este trabajo han analizado los sesgos de los estudios de género mirando artículos indexados en las bases de datos de Web of Science y Scopus –entre 1991 y 2011– examinando “hasta qué punto las afirmaciones de tales publicaciones reflejan sesgos, activismo político y normatividad, en el sentido de que se intente establecer o preescribir una norma”.

Las conclusiones del trabajo dan algún apoyo empírico a las críticas tradicionales que veían sesgos ideológicos en los estudios de género, tanto en términos de objetividad como en la elección de las explicaciones: “Cuánto más fuerte es la perspectiva de género, más se tienden a atribuir explicaciones ambientales o sociales, en lugar de biológicas o psicológicas”. Para poner un ejemplo, la probabilidad de encontrar una explicación psicológica o evolucionista en un estudio de género es 13 veces inferior a la probabilidad de encontrarla en un trabajo perteneciente a otra área de las ciencias sociales.

Como mínimo resulta llamativo que, según este trabajo, los estudios de género sean a la vez los mejor financiados y los más sesgados en el conjunto de las humanidades.

Fuente: http://www.terceracultura.net/tc/estan-sesgados-los-estudios-de-genero/