Noruega aprueba la primera restricción del aborto en cuarenta años

El Gobierno de centroderecha hizo valer en el parlamento su mayoría absoluta y contó además con el respaldo de diputados del opositor Partido Centrista.

Esta contrareforma del aborto es uno de los puntos incluidos en el acuerdo anunciado en febrero para ampliar el gobierno de la conservadora Erna Solberg con una formación más, el Partido Democristiano, que pretendía introducir medidas aún más restrictivas contra el aborto.

Noruega fue uno de los países que desarrolló la legislación del aborto en los años setenta y junto a Suecia y Dinamarca encarnó el modelo de una Europa desarrollada y socialmente equilibrada.

La reforma del aborto ahora introducida estipula que las mujeres estipula que las mujeres que esperan partos múltiples deben declarar en el futuro una razón válida para que se extraiga uno o más fetos. Será una comisión la que decida.

Fuente: https://es.euronews.com/2019/06/14/noruega-aprueba-la-primera-restriccion-del-aborto-en-cuarenta-anos?fbclid=IwAR2MidZsuf_fOWCwGKJ5mypw6kqFlye_j1j9g86hMp4WOM8F6VDs2kKsqO8

El aborto legal y seguro no avanza -y retrocede- en América

En Estados Unidos se están dando pasos hacia atrás en materia de aborto. Y en otros cuatro países del continente no importa si te violaron, si eres pobre, si tu vida está en peligro, o si tienes 13 años, las únicas alternativas son ser madre o ir a la cárcel.

El aborto legal y seguro no avanza -y retrocede- en América

De los 36 países (35 naciones autónomas y Puerto Rico -un estado libre asociado-) que componen el continente americano sólo 6 tienen leyes que permiten y garantizan el aborto voluntario, seguro y gratuito. En Estados Unidos, Canadá, Cuba, Puerto Rico, Guyana y Uruguay se lograron avances en materia de despenalización del aborto. Sin embargo, las decisiones recientes de los cuerpos legislativos en América parecen dar pasos en sentido contrario.

El 15 de mayo pasado el estado de Alabama aprobó una ley que prohíbe el aborto aun cuando el embarazo es producto de una violación o incesto, además de otorgar condenas de hasta 99 años de prisión a los médicos que practiquen un aborto. En Luisiana el 29 de mayo se aprobó otra ley que restringe el derecho a abortar hasta la sexta semana de gestación. Estas legislaciones del 2019 contradicen la ley federal existente en Estados Unidos que desde 1973 —conocida como Roe vs. Wade— otorgó a las mujeres el derecho a abortar voluntariamente durante el primer trimestre del embarazo. Parece que los pasos se están dando hacia atrás. 

En donde se logró avanzar, se retrocede y en el resto del continente las cosas permanecen igual. En algunos países el aborto es permitido sólo si la vida de la madre esté en peligro, en otros si la madre fue violada y en algunos más si la madre presenta escasas oportunidades económicas. Pero en algunos otros no importa si te violaron, si eres pobre, si tu vida está en peligro, o si tienes 13 años, las únicas alternativas son ser madre o ir a la cárcel.

Fuente: https://www.eleconomista.com.mx

La ideología dominante se atreve a censurar la ciencia

En uno de los artículos más leídos y polémicos de este blog, Lo que dice la ciencia sobre la vida humana, que tuvo 92 comentarios (hasta ahora el récord del blog), expliqué cómo, por razones puramente ideológicas, los partidarios del aborto cierran los ojos a lo que dice la ciencia, que no duda en afirmar (y lo hace desde hace siglo y medio) que la vida de cada ser humano comienza en la fecundación del óvulo por el espermatozoide. Frente a esto, los abortistas se empeñan en hacer afirmaciones falsas como estas: un feto no es más que una parte del cuerpo de la madre; un feto no es un ser humano; un feto no es más que un conjunto de células (¿pues qué son los abortistas?).

Denunciando que se ha dado un paso más hacia el control ideológico de la investigación científica, la revista británica The Lancet, segunda en factor de impacto en el campo de la Medicina, ha publicado un artículo que acusa de injerencia en la investigación científica a ciertas ONG abortistas y al gobierno del Reino Unido. Los científicos firmantes del artículo forman parte de un equipo perteneciente a la London School of Hygiene and Tropical Medicine, que realizó la evaluación de un proyecto destinado a reducir las muertes por embarazos no deseados en 14 países de África y Asia (o sea, el número de muertes causadas por abortos provocados). El proyecto, que tenía asignada una financiación de 140 millones de libras esterlinas, estaba patrocinado por el Departamento para el Desarrollo Internacional del reino Unido (DFID por sus siglas en inglés) y llevado a cabo por dos importantes ONG dedicadas a la salud reproductiva internacional (un eufemismo para ocultar la palabra aborto, aunque esas organizaciones no la ocultan en sus webs). El problema surgió cuando los resultados de la evaluación realizada por el equipo universitario no fueron del agrado de las dos ONG abortistas, que a base de presiones y amenazas consiguieron impedir la publicación de una serie de artículos científicos que detallaban los resultados de la evaluación y que ya estaban aceptados por revistas del ramo. Ante las protestas y acusaciones de las ONG, la universidad abrió una investigación sobre el trabajo del equipo evaluador, llegando a la conclusión de que dicho equipo había trabajado correctamente, aunque le ordenó dejar en el anonimato la participación de las dos grandes ONG abortistas y los países donde habían trabajado, lo que en la práctica concedía a dichas empresas la facultad de decidir qué resultados de la investigación podían publicarse y cuáles no.El equipo investigador recurrió la decisión, porque equivalía a instaurar la censura de las ONG abortistas sobre los resultados de su investigación, pero el departamento gubernamental DFID del Reino Unido desestimó su recurso. Posteriormente se les permitió publicar un solo artículo, pero quedan muchos resultados que no han podido hacerse públicos, lo que ha inducido a dos de los investigadores a escribir el artículo de denuncia para The Lancet. Los autores señalan que no se trata sólo de su caso, sino que muchos otros investigadores se encuentran en la misma situación que ellos, cuando los resultados de sus trabajos chocan con la ideología dominante. Veámoslo con sus palabras:

Numerosos colegas han descrito formas similares de interferencia, en diferentes etapas del proceso de investigación, que dan como resultado una “evaluación…” diseñada para complacer a los donantes; informes “archivados” o “embargados”; y un “regateo” sobre qué resultados pueden publicarse. A menudo, tal interferencia se expresa en el lenguaje de la ética; otras veces los donantes y sus socios atacan el rigor de los métodos de investigación o tratan de desacreditar las interpretaciones de los investigadores llamándolas “ingenuas”, para presionarlos y obligarlos a suprimir hallazgos y análisis que arrojan una luz desfavorable sobre sus estrategias o resultados programáticos.

En otro sitio dicen esto:

“Censura” es una palabra fuerte. ¿Pero qué otra cosa se puede llamar, cuando un donante que encarga una investigación basada en la evaluación de uno de sus principales programas globales de salud ordena a los investigadores que omitan resultados importantes en su informe final? ¿O cuando les presiona para que cambien sus conclusiones? ¿O cuando un miembro del personal de un socio que está siendo evaluado amenaza la reputación de los investigadores y su Universidad si publican resultados negativos?

Fuente: http://divulciencia.blogspot.com/2019/05/ideologia-dominante-censura.html

EEUU aprobó objeción de conciencia para abortos o eutanasia

La norma, que también incluye las esterilizaciones, entrará en vigor en 60 días.

“Cumple con una promesa del presidente Donald Trump, de promover y proteger los derechos a la libertad religiosa y de conciencia”, dijo el Departamento de Salud.

EEUU aprobó objeción de conciencia para abortos o eutanasia

El Departamento de Salud de Estados Unidos (HHS) hizo pública este jueves una norma que permite al personal médico optar por no participar en abortos, esterilizaciones o suicidios asistidos por objeción de conciencia.

La norma, que entrará en vigor en 60 días, “refuerza” más de 25 leyes aprobadas en el Legislativo y “cumple con una promesa del presidente, Donald Trump, de promover y proteger los derechos a la libertad religiosa y de conciencia”, plasmada en una orden ejecutiva que firmó en mayo de 2017, detalló el HHS.

El Departamento de Salud “protege” así a proveedores e individuos de “proveer, participar o pagar” servicios como los abortos -autorizados en todo el país-, las esterilizaciones o suicidios asistidos, que son legales en algunos estados.

“Esta norma garantiza que entidades y profesionales de la salud no sean acosados fuera del campo de la atención médica porque se niegan a participar en acciones que violan su conciencia, incluido terminar con vidas humanas”, dijo en un comunicado el director de la Oficina de Derechos Civiles del HHS, Roger Severino.

Celebra el movimiento conservador

En Estados Unidos el aborto es legal a la práctica desde que en 1973 el Tribunal Supremo declaró inconstitucional cualquier interferencia del Estado en la decisión de la mujer sobre el embarazo.

En los últimos años, sin embargo, el movimiento conservador ha tratado que el Alto Tribunal, de mayoría derechista, vuelva a estudiar su constitucionalidad para revertir la decisión de 1973.

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca supuso esperanzas renovadas para los que anhelan su prohibición.

Mientras tanto, el Partido Republicano ha tratado de sortear ese fallo aprobando normas que obstaculizan el acceso al aborto amparadas en los derechos religiosos y la salud de las mujeres.

Trump, además, ha retirado la financiación pública a las clínicas de planificación familiar que ofrecen abortos, una medida dirigida sobre todo a Planned Parenthood, la mayor de estas organizaciones en el país contra la que los conservadores tienen una cruzada.

https://www.cooperativa.cl/noticias/mundo/ee-uu/eeuu-aprobo-objecion-de-conciencia-para-abortos-o-eutanasia/2019-05-02/234858.html

Misisipi contra el aborto: declara su ilegalidad desde el primer latido fetal

Misisipi
Phil Bryant firmó la ley más estricta contra el aborto en todo Estados Unidos. Foto: Difusión.

Incluso en casos de violación. Ninguna mujer de Misisipi, Estados Unidos, podrá abortar luego de que se haya detectado un latido en el corazón del feto. Según su impulsor, busca “proteger la santidad de la vida”.

La aflicción “por los cientos de miles de bebés que son asesinados en todo Estados Unidos”, llevó al gobernador de Misisipi, el republicano Phil Bryant a firmar la ley más restrictiva contra el aborto. Desde esta semana, ninguna mujer podrá abortar legalmente en Misisipi desde el momento en el que se detecte un latido en el corazón del feto.

“Pensamos que esto muestra el profundo respeto y deseo de los residentes de Misisipi de proteger la santidad de la vida no nacida allá donde sea posible”, dijo Bryant al firmar la ley que establece que un médico que practique un aborto después de que se haya detectado el latido del corazón del feto se enfrente al retiro de su licencia médica.

En algunos casos el latido de los fetos ya se puede sentir a partir de la sexta semana, una fecha en la que muchas mujeres aún no pueden saber si llevan un embarazo.

Restricciones de la “ley del latido”

La ley sí contempla la posibilidad de practicar un aborto si se comprueba que el embarazo pone en peligro la vida de una mujer o una de sus principales funciones corporales, pero no permite aplicar el procedimiento para embarazos en casos de violación o incesto.

“Todos tendremos que responder ante el Señor un día. En ese momento yo diré: ‘Luché por las vidas de bebés inocentes, incluso bajo amenaza de una demanda legal'”, señaló a través de su cuenta de Twitter una vez que aprobó la referida ley contra el aborto.

En realidad dicho mensaje fue una respuesta al Centro para los Derechos Reproductivos denunciaba que el término “ley del latido” es un nombre inapropiado y manipulador. Además, refirió que la medida “quita a las mujeres la capacidad de elegir”.

Demanda legal a restrictiva ley del aborto

El referido Centro para los Derechos Reproductivos, cuya sede se halla en Nueva York respondió señalando que presentarán una demanda contra la “ley del latido”.

“Están determinados a quitarle a Misisipi el derecho al aborto, y lo están haciendo a costa de la salud de las mujeres y el dinero de los contribuyentes”, dijo en un comunicado Hillary Schneller, abogada del centro.

“Esta prohibición, al igual que la de las 15 semanas que el gobernador firmó el año pasado, es cruel y claramente inconstitucional”.

Con dicha declaración Schneller aludía a una ley anterior firmada por el gobernador Bryant que prohibía la mayoría de abortos después de las 15 semanas de gestación y que fue anulada por un juez federal porque la consideró inconstitucional.

“Ya Misisipi tiene un montón de restricciones al aborto y una única clínica de aborto, lo cual hace prácticamente imposible acceder al aborto antes de las seis semanas de embarazo”, dijo la también abogada de la institución Elisabeth Smith en un comunicado.

Fuerte ola conservadora en el aparato judicial

Los enemigos del aborto se hallan fortalecidos por la presencia de jueces más conservadores en la Corte Suprema. Georgia y Tennessee son estados que ya se hallan planeando leyes similares.

Fuente: https://larepublica.pe/mundo/1436934-estados-unidos-ley-latido-misisipi-considera-ilegal-aborto-seis-semanas-phil-bryant?fbclid=IwAR1u4jSNHrZBL9nbKNIMns8CfTS5LqXGuxrufzoRc4sn3s8iT1yt1TrUK-g

Una película contra el aborto arrasa en la taquilla de Estados Unidos

UNPLANNED
La historia de Abby Johnson arrasa en la primera semana de estreno en Estados Unidos

La película “Unplanned” (“No planeado”) ha resultado un gran éxito en la primera semana de proyección en los cines de Estados Unidos, no obstante, haya habido una fuerte oposición de los pro abortistas a su proyección.

Basada en una historia real, la de Abby Johnson, quien después de haber sido una de las directoras clínicas más jóvenes de Planned Parenthood en Estados Unidos y de haber participando en más de 22.000 abortos, se unió a “40 Días por la Vida” y se volvió una de la referentes pro-vida de la nación americana.

Johnson, incluso, fue una portavoz de Planned Parenthood en Estados Unidos, luchando para promulgar leyes por la causa en la que ella creía tan profundamente: la de ayudar a las mujeres a abortar. Hasta que un día se enfrentó con la crudeza brutal del aborto.

Una fila de obstáculos

Primero fue el texto y luego la película. La web Catholic Vote ha enumerado algunos de los obstáculos que enfrentó “Unplanned” esta primera semana de proyección en salas estadounidenses:

Primero, casi todas las principales cadenas de medios de Estados Unidos ignoraron el lanzamiento de la película. En segundo lugar, conglomerados de medios como USA o el Canal de Hallmark, rechazaron pasar anuncios pagados del filme.

En tercer lugar, la cuenta de Twitter de la película fue suspendida, sin razón alguna, muchas horas durante el fin de semana de estreno (del 29 al 31 de marzo). Finalmente, el filme fue calificado con la letra “R” (“Restringido” a menores de 17 años sin la compañía de un adulto) por Hollywood.

Esto último, según el ministro cristiano, ex gobernador Republicano de Arkansas y ex candidato a las elecciones primarias para la presidencia de Estados Unidos, Mike Huckabee, es “una ironía”.

“¿Así que una niña de 13 años de edad puede abortar sin que sus padres lo sepan, pero no puede ver una película en la que se muestra la realidad del aborto si no está acompañada por un adulto hasta que cumpla 17 años?, se preguntó Huckabee, por la clasificación “R” de “Unplanned”.

UNPLANNED

Un éxito que puede cambiar a muchos

Enfrentando todos estos escollos, sin embargo, la película logró recaudar 6.1 millones de dólares el pasado fin de semana. Lo que significa estar en quinto lugar entre las películas más taquilleras de la Unión Americana para su primer fin de semana de exhibición.

Y eso contando que solamente fue proyectada en 1.059 salas cinematográficas de Estados Unidos. El éxito inicial ha hecho que, para esta semana, otras 600 salas ya se hayan apuntado para proyectarla.

Y lo más importante: a muchos, como Abby Johnson, les está cambiando la forma en como ven y como sienten el aborto.

El tráiler de la película se puede ver en unplannedfilm.com

Fuente: https://es.aleteia.org/2019/04/03/una-pelicula-contra-el-aborto-arrasa-en-la-taquilla-de-estados-unidos/

EEUU prohibirá financiar ONGs extranjeras favorables al aborto

por Ariela NAVARRO/AFP

El gobierno de Donald Trump anunció que endurecerá su política contra el aborto prohibiendo que la ayuda internacional de Estados Unidos llegue a ONGs que den respaldo financiero a otras organizaciones favorables a la interrupción del embarazo, una medida que apunta a la OEA.

“Vamos a aclarar que nos negaremos a dar ayuda a ONGs extranjeras que le entreguen ayuda financiera a otras organizaciones extranjeras en la industria global del aborto“, afirmó este martes el secretario de Estado, Mike Pompeo, en una rueda de prensa. 

El 23 de enero de 2017, apenas tres días después de asumir la presidencia, Trump anunció que iba a reactivar una antigua política de la era de Ronald Reagan para limitar la financiación de ONGs extranjeras que favorecen al aborto.

“Hoy vamos a anunciar nuevas reformas para avanzar en nuestros esfuerzos para proteger a todos y vamos a continuar negándonos a dar asistencia a las organizaciones extranjeras que realicen o promuevan el aborto como un método de planificación familiar”, dijo el jefe de la diplomacia. 

En su anuncio Pompeo agregó que la medida también se extiende a organizaciones que sólo se limitan a promover políticas sobre el aborto, ya sea a favor o en contra de esta práctica. 

En este sentido, acusó a un órgano de la Organización de Estados Americanos (OEA) de defender el aborto. 

200.000 dólares menos para la CIDH

Para Pompeo, “la OEA tiene que enfocarse en la crisis en Cuba, en Nicaragua y en Venezuela, no en promover la causa del aborto“. 

“Para asegurarnos de que nuestro mensaje sea escuchado fuerte y claro, vamos a reducir nuestras contribuciones a la OEA en una cantidad equivalente a los fondos que posiblemente fueron gastados en actividades relacionadas con el aborto”, dijo el secretario de Estado, agregando que su país hará que se cumpla una política de “estricta prohibición de los esquemas de financiamiento encubierto”.

El jefe de la diplomacia defendió que “los dólares pagados por el contribuyente estadounidense no sean usados para cubrir abortos“. 

El portavoz del Departamento de Estado, Robert Palladino, precisó a los periodistas que Estados Unidos va a retener 210.000 dólares que planeaba entregar en 2019 a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un ente autónomo de la OEA.

“Nosotros trabajamos sin descanso para que el apoyo que entrega Estados Unidos a la OEA se use para propósitos que estén alineados con los objetivos de política exterior y los intereses nacionales de Estados Unidos”, afirmó el funcionario. 

En 2017 la CIDH publicó un informe que subrayaba “el impacto negativo de las leyes que criminalizan el aborto” en los países de América, donde este procedimiento está muy restringido por muchos Estados, afirmando que los abortos ilegales han contribuido a la pobreza y a la alta mortalidad materna y que en la región las mujeres sufren la impunidad frente a la violencia sexual. 

Pompeo dijo estar “orgulloso” de esta política que calificó como “correcta” y “decente”, y agregó que como secretario de Estado instruyó a sus equipos para que “realicen las acciones apropiadas para implementar esta política tan ampliamente como sea posible”.  

Esta medida es también conocida como “Mexico City Policy”, ya que fue anunciada durante la presidencia del republicano Ronald Reagan en la conferencia internacional de Naciones Unidas celebrada en la capital mexicana en 1984. 

La política, reactivada por Trump, establece que los fondos federales de ayuda internacional no puedan ser asignados a ONGs extranjeras que practican el aborto o militan para que sea legal.

Esta restricción había sido anulada por el demócrata Bill Clinton (1993-2001), resucitada por el republicano George W. Bush (2001-2009), y anulada de nuevo por Barack Obama (2009-2017).

“Al extender esta ‘ley de mordaza’ mundial, el gobierno de Trump está adoptando una política mortal y la está empeorando“, dijo Shannon Kowalski, directora políticas en la ONG Coalición Internacional para la Salud de las Mujeres. 

El aborto es un tema que genera muchas divisiones en Estados Unidos y gran parte la base del electorado de Trump -compuesto por cristianos muy conservadores- consideran que esta es una prioridad electoral. 

Fuente: https://tn.com.ar/internacional/eeuu-prohibira-financiar-ongs-extranjeras-favorables-al-aborto_950762