¿En qué consiste la multimillonaria ayuda económica que le da EE.UU. a Israel?

Sectores de ciudadanos se oponen a la ayuda financiera de EE.UU. a Israel.

Sectores de ciudadanos se oponen a la ayuda financiera de EE.UU. a Israel.

Es de todos conocido que la relación de Barack Obama con Benjamin Netanyahu no es precisamente de mejores amigos.

Pero la de sus países, Israel y Estados Unidos, bien se podría decir que sí. Más bien de familia: uno le da dinero al otro, una multimillonaria asistencia económica, la mayoría militar, desde hace casi seis décadas.

No hay ningún país en el mundo que reciba más dinero de Estados Unidos para su seguridad que Israel.

El último acuerdo entre Washington y Tel Aviv de ayuda para la defensa de Israel fue firmado por los gobiernos de George W. Bush y Ehud Olmert en 2007.

Es la primera vez que Benjamin Netanyahu y Barack Obama se reunen en más de un año.

Eran US$30.000 millones por 10 años, de 2009 a 2018, sin contar los casi US$700 millones que EE.UU. ha invertido en el “Domo de hierro”, el programa antimisiles israelí.

Y Netanyahu llegó esta semana a Washington para aumentarla. Quiere ampliar la ayuda por otra década y que pase a una suma todavía no clara entre US$4.000 y US$5.000 millones anuales

Lea también: Por qué EE.UU. le entrega millones en ayuda militar a Israel

“Paquete de compensación militar”

“Israel quiere esto como un ‘paquete de compensación militar’ por el acuerdo de Irán y así poder mantener su ventaja militar sobre los otros países de Medio Oriente”, explica John Sopel, editor de la BBC para Estados Unidos.

Es decir, Israel quiere más dinero y más tiempo justo por el mismo motivo que ha tensado las relaciones entre los dos aliados durante los últimos meses: el acuerdo nuclear con Irán.

Israel se opone firmemente al acuerdo que alcanzaron en julio seis grandes potencias –EE.UU., Francia, Reino Unido, Rusia, Alemania y Chinacon Teherán.

El ejército de Israel es uno de los más avanzados del mundo.

El ejército de Israel es uno de los más avanzados del mundo.

Incluso Obama dijo junto a Netanyahu en la Casa Blanca que no es “ningún secreto” que ambos han tenido “fuertes desacuerdos” en el asunto del programa nuclear iraní.

Pero eso no le impidió insistir en una idea que parece inamovible en Washington: “Consideramos que la asistencia militar que proporcionamos no es sólo una importante parte de nuestra obligación con el Estado de Israel, sino que también es una parte importante de la infraestructura de seguridad de Estados Unidos en la región”.

En marzo de 2013, el presidente Obama visitó Israel y corroboró la importancia de la cooperación entre las dos naciones, diciendo que aunque la aprobación de los paquetes de ayuda depende del Congreso, se mantendrá durante “varios años”.

En agosto de 2014, Obama aprobó una ayuda de otros US$225 millones para que Israel continuara fortaleciendo su “Domo de hierro”.

La estructura juega un papel fundamental en la defensa del país, especialmente para detectar cohetes lanzados por el grupo islamista Hamas.

No todo es ayuda militar

La asistencia militar estadounidense a Israel asciende a US$124.300 millones desde que se inició en 1962, según un reciente informe del Congreso.

El reporte fue publicado en 2015 y lo elaboró el experto en Medio Oriente Jeremy M. Sharp para el Centro de Investigación del Congreso de EE.UU. (CRS, por sus siglas en inglés).

Por el apoyo estadounidense, el ejército israelí es uno de los más sofisticados del mundo, especialmente en términos tecnológicos. Además, el país ha desarrollado una industria de defensa que está entre las diez primeras del mundo.

Sin embargo, Israel también recibe ayuda para otros sectores distintos al militar.

Entre 2000 y 2012, la ayuda para Migración y asistencia para refugiados sumó US$519 millones. Y sólo en 2015 esa ayuda fue de US$10 millones.

EE.UU. ha visto frustrados varios intentos de lograr la paz entre israelíes y palestinos.

EE.UU. ha visto frustrados varios intentos de lograr la paz entre israelíes y palestinos.

Esta asistencia ocurre desde 1973 y se hace a través de una organización filantrópica de EE.UU. y la Agencia Judía para Israel en EE.UU.

EE.UU. también apoya a Israel como garante de una línea de emisión de deuda pública en la que pone a disposición del país miles de millones.

En ese sentido, Washington ha destinado un promedio anual de US$3.671 millones desde 2009, cuando se hizo vigente el paquete negociado por Bush.

Salud y educación

Desde 1957, EE.UU. también financia hospitales y escuelas en Israel, a través de su Programa para Escuelas Estadounidenses y Hospitales en el Exterior, ASHA.

El programa tiene como objetivo fortalecer escuelas, librerías y centros médicos que “mejor demuestran los ideales de EE.UU. en el extranjero”.

Entre 2010 y 2014, le dio a Israel casi US$42 millones, de acuerdo a la información del CRS.

Israel no sería la potencia tecnológica mundial si no fuera por el apoyo de EE.UU.

Desde la década de 1970, los dos países lanzaron diversos programas para el desarrollo del sector tecnológico, hoy uno de los motores más activos de la economía.

Las áreas de interés de esta cooperación son seguridad nacional, desarrollo electrónico, software, ciencias y energías renovables y alternativas.

Al menos se han destinado US$319 millones en becas y financiación para proyectos o individuos desde 1977.

En 2005, el Congreso estadounidense aprobó la Ley de Cooperación de EE.UU. e Israel para financiar diversos proyectos de nuevas energías.

De acuerdo al estudio de Sharp, entre 2010 y 2015 se han destinado más de US$11 millones para el proyecto.

Lea también: ¿Cómo funciona el escudo antimisiles de Israel?

Otros privilegios de Israel

Israel es el mayor receptor de ayudas internacionales de EE.UU. desde la Segunda Guerra Mundial.

La ayuda de EE.UU. a Israel “no está disponible para otros países”, dice Sharp.

Por ejemplo, Washington le envía a Israel el total de su dinero en el primer mes del año fiscal a una cuenta en el Banco de la Reserva Federal que genera intereses, mientras otros países lo reciben en cuotas. Israel utiliza los intereses para reducir su deuda bilateral.

En julio de 2014, Israel bombardeó Cisjordania. Dejó centenares de civiles palestinos muertos.

En julio de 2014, Israel bombardeó Cisjordania. Dejó centenares de civiles palestinos muertos.

Por otro lado, es el único país que puede utilizar el dinero estadounidense para comprarles productos o servicios a compañías de defensa de su propio país.

La lógica para tal concesión es que le permite a Israel fortalecer su industria local y garantizar su ventaja competitiva.

En 2014, de los US$3.000 millones de la financiación anual, sólo US$15 millones fueron destinados a salud, educación y asuntos migratorios.

Ante este panorama, si bien la relación entre los dos mandatarios, salpicada de altibajos desde la llegada de Obama a la presidencia, no vive su mejor momento, la sintonía a nivel de estado parece ser inquebrantable.

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/11/151110_internacional_financiacion_eeuu_israel_ng?ocid=socialflow_facebook

Anuncios

El pacto EEUU-Israel con las bandas mercenarias islámicas: Israel rescata al «muyahidín Obama»

ob390_2_08694Después de muchas dudas y dos años transcurridos de tragedia humana, la guerra en Siria nos ha hecho descubrir y revelar una cosa muy importante – cosa que ha salido poco a poco a flote – como si fuese un inmenso iceberg que emerge del fondo del mar, hablamos de la enorme implicación, del fuerte cordón umbilical existente entre Occidente y el terrorismo islámico fundamentalista, al cual utiliza como un arma a su antojo. EEUU, Francia, Reino Unido principalmente como cabecillas y otros países vasallos, ya no escoden ni temen ante la opinión pública mundial que su maquiavélico plan sea descubierto, es decir la alianza de la prensa comercial y de ciertas potencias occidentales con el terrorismo fundamentalista, ambos trabajando conjuntamente en un plan de rapiña geopolítica que se ha convertido en la verdadera causa de destrucción de Siria.

Precisamente cuando la patraña de la línea roja se ponía al rojo vivo – pero seguía enterrada en la arena – y tenía que escoger entre «ejercer control» o «involucrarse directamente» en la guerra siria, [1] el presidente fue salvado por el gobierno israelí de Bibi Netanyahu.

La tentación fue irresistible para que Obama copiara a Ronald Reagan y se pusiera gloriosamente el manto de «Obama el muyahidín sirio», como hizo Reagan en los años 80 con sus adorados combatientes por la libertad de la yihad afgana. El asunto tendrá que esperar, tal vez no demasiado.

Los motivos de Israel

Vayamos al grano. El bombardeo israelí de instalaciones del ejército sirio en Jamraya cerca de Damasco es una provocación y un acto de guerra. Israel actuó como testaferro de Washington, que incluso podría haber suministrado la lista de objetivos. Y Washington – no vale la pena hablar de esos inútiles títeres de Bruselas – no condena los bombardeos y por enésima vez se burla del derecho internacional.

Israel insiste en que los objetivos eran misiles tierra a tierra iraníes Fateh-110 de camino a Hizbulá. Damasco dice que los objetivos fueron un instituto de tecnología militar así como campos de entrenamiento de tropas; hay muchos apartamentos cerca, a cuyos habitantes la CIA siempre ha querido reclutar como agentes. No hay armas químicas en Jamraya. Según las fuentes médicas sirias es posible que hayan muerto 42 soldados.

El argumento de Israel con respecto a Hizbulá es tenebroso. No existe confirmación en ningún sitio de que Hizbulá haya comprado misiles Fateh 110. Desde 2009, Hizbulá tiene versiones sirias del Fateh 110, el M600, con un alcance de unos 250 kilómetros y un sistema de guía aceptable.

El cacareo usual de «fuentes» anónimas de Washington insiste en que el propio Ejército Sirio necesita esos misiles contra las tendencias mercenarias armadas del autodenominado Ejército Libre Sirio (ELS). Por lo tanto no tendría sentido enviarlos al Líbano.

Pero para Israel tiene sentido destruir un suministro de Fateh 110, o incluso de M600. Por lo tanto Israel ayuda directamente al ELS (Ejército Libre Sirio, es decir las bandas mercenarias-terroristas financiada por Occidente; a propósito uno de sus voceros, verdadero o falso, se presentó en la televisión israelí para elogiar a los bombarderos. E Israel impide por lo menos por el momento que lleguen más misiles a Hizbulá.

Cortando a través de la niebla existe el hecho de que Israel tiene muchos motivos serios para volver a delinquir. Ansía una Siria débil, caótica y privada de tecnología militar avanzada. Ansía ante todo una somalización total de Siria, una distopía sectaria.

¿Qué mejor justificación para un Israel en armas siete días a la semana que el terrorismo wahabí de la línea dura al otro lado de sus fronteras (no delimitadas)?

Además, Israel quiere arrastrar a Siria, Hizbulá, y en última instancia a Irán a una guerra hecha y derecha. Lo quiere todo y mejor temprano que tarde.

Damasco por su parte puede jugar ajedrez y no reaccionar. Por lo menos de momento. O dejar que Hizbulá responda en el futuro cercano.

No es por accidente que el bombardeo haya tenido lugar después de:

  1. El tour del jefe del Pentágono, Chuck Hagel, por Israel y las petromonarquías del Golfo;
  2. Los progresos del Ejército Sirio durante las últimas semanas en el corredor de Homs contra los mercenarios/yihadistas patrocinados por el extranjero;
  3. el viaje «secreto» a Teherán del Jeque Nasralá de Hizbulá.

Posteriormente Nasralá, una refinada mente política, subrayó que lo que «ellos» quieren en realidad es la destrucción de la infraestructura, la economía y el tejido social de Siria para «destruir Siria como pueblo, como ejército, como toda una nación» [2]

Si hay más ataques – y es muy posible que los haya – para vaciar los arsenales del ejército sirio, serán un regalo providencial para los mercenarios/yihadistas. Nasralá tiene toda la razón cuando dice que el objetivo clave de la coalición de los dispuestos de OTAN-CCG – Israel es arrastrar a Siria a una guerra total. Después de una eventual reacción siria, la «solución» sería someterla a bombardeos masivos como sucedió en Irak.

Las opiniones de «Obama el muyahidín»

Queda por ver si la estrategia estadounidense/israelí tendrá éxito. Lo que logró fue postergar la coronación de Obama el muyahidín.

Los inframundos de los think-tanks [3] de EE.UU. estaban tremendamente excitados ante la perspectiva de que Obama soslayara al Consejo de Seguridad de la ONU (a Rusia y China) al estilo de Bush e impusiera unilateralmente una zona de exclusión aérea en Siria para que EE.UU. pueda involucrarse en la requerida «supresión de la campaña de defensa aérea del enemigo».

No tiene sentido, aunque los británicos y Francia no han cedido en la Unión Europea y en la OTAN, incluso tratando, de hecho, de soslayar a la OTAN imponiendo una zona de exclusión aérea.

La zona de exclusión aéresa se presentó en Washington como un medio de controlar las armas químicas de Siria. El problema es que Washington tiene una información pésima de donde se almacenan realmente esas armas químicas. Y para colmo es probable que las armas químicas no hayan sido utilizadas por el gobierno sino por los «rebeldes» Contras – según la investigadora de la ONU Carla del Ponte.

El gobierno de Obama también estaba flirteando con la idea de «ayuda letal directa» a los rebeldes con misiles guiados antitanques y misiles tierra-aire, por ejemplo.

Washington cree su propio mito de que «indirectamente» está involucrado en examinar y armar grupos opositores en Siria. Desde 2011, el armamento de bandas mercenarias/yihadistas sirias se ha contratado a través de arsenales del mercado negro en Libia y en Croacia.
La CIA ha estado metida en el asunto hasta el cuello. Muchas de esas armas están ahora en manos de yihadistas de la línea dura del tipo de Jabhat al-Nusra.

La idea de que la CIA es capaz de examinar y armar a esas bandas mercenarias yihadistas en beneficio de Washington después del colapso del gobierno de Bacher el-Asad es «el chiste» de principios del Siglo XXI. Basta recordar el pasado en Afganistán.

O imaginad a esos McYihadistas sirios, o muyahidines de You Tube, equipados con algunos excelentes misiles portátiles guiados por calor, causando estragos en todo el Sudoeste Asiático.

Por lo tanto, después de muchos quejidos, Obama terminó con algo mucho más confortable que una zona de exclusión aérea: ataques selectivos, con jets y/o misiles, perpetrados por los israelíes. El modelo podría ser la «Operación Zorro del Desierto» (el bombardeo de Irak ordenado por Bill Clinton en 1998). El objetivo: «enviar un claro mensaje» a Siria.

Los próximos bombardeos pueden ser contra aeródromos, concentraciones de aviones, depósitos de armas, tanques y artillería. El daño colateral, inevitablemente, aumentará en proporción al nivel de la provocación.

El exembajador de EE.UU. en la ONU, Bill Richardson, muy cercano al clan Clinton, ya ha declarado en ABC News que Obama «se orienta hacia ataques aéreos». Sí, es solo el comienzo. Y después vendrán los «mini-Conmoción y Pavor».

Seguir la hoja de ruta

La pregunta es por qué tardó tanto. La destrucción de Siria -como señaló el Jeque Nasralá – en la cual Occidente volverá colaborar con bandas yihadistas, está prevista desde hace años. Ved cómo Seymour Hersh la previó en 2007. Y ved con qué ansias el establishment de Washington espera el cambio de régimen .

Y Damasco, por cierto, es solo una parada antes de Teherán. Las proverbiales fuentes anónimas han filtrado al Sunday Times de Londres, propiedad de Rupert Murdoch, que una «Media Luna de la Defensa» se está convirtiendo en realidad.

Es el mismo elemento CCG-Israel en la coalición de los dispuestos en Siria, en este caso confabulado para «contrarrestar las ambiciones nucleares de Irán». Turquía, la Casa de Saud, los Emiratos Árabes Unidos, Jordania e Israel celebrando alegremente en centros conjuntos de comando y control para detectar malvados misiles balísticos iraníes.

No sé mucho de historia. Pero qué mundo tan maravilloso sería. Presidido por «Obama el muyahidín».

Fuente original: Asia Times Online, 7 de mayo de 2013.

Visto enhttp://es.sott.net/article/21001-El-pacto-EEUU-Israel-con-las-bandas-mercenarias-islamicas-Israel-rescata-al-muyahidin-Obama

Noam Chomsky: “La amenaza iraní es una obsesión de Occidente”

El reconocido académico y experto en Relaciones Internacionales Noam Chomsky criticó las acusaciones de Occidente en contra del programa de energía nuclear de Irán y su apoyo al régimen de Israel, calificando a este último como una “grave amenaza para la paz mundial”.

Noam-Chomsky

“La amenaza iraní es abrumadoramente una obsesión de Occidente, compartida por los dictadores árabes, mas no por la población árabe”, según informó Chomsky en un artículo de análisis publicado por la página web del instituto de noticias ‘AlterNet’.

El también filósofo y una de las figuras más destacadas de la lingüística del siglo XX aseguró que los estadounidenses están sumergidos en una terrible “oscuridad” sobre las posibles consecuencias de un Oriente Medio dotado con armas nucleares y aún más sobre el rol del Gobierno de EEUU en dicho escenario, teniendo en cuenta al régimen israelí como “única potencia nuclear” en la región.

En este sentido, el analista también se refirió a varias encuestas que confirman que los ciudadanos de los países árabes califican a Tel Aviv y Washington de una seria amenaza, mientras que una mayoría considerable ve las capacidades nucleares persas como “contrapeso a estas amenazas”.

Chomsky también recordó el vigoroso apoyo del Movimiento de Países No Alineados (MPNA) al derecho de Irán a enriquecer uranio en su más reciente reunión, mantenida el pasado agosto en la capital persa, Teherán.

Anteriormente, el profesor emérito del Departamento de Lingüística y Filosofía del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) había asegurado que EEUU e Israel “son la verdadera amenaza para Oriente Medio”.

Estados Unidos e Israel, junto con sus aliados, acusan a Teherán de desarrollar energía nuclear con fines militares, imputación tras la cual se escudan para amenazar al país persa con un posible ataque militar contra su territorio.

Irán, por su parte, ha negado tal acusación y ha manifestado en varias ocasiones que, como miembro de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) y signatario del Tratado de No Proliferación (TNP), tiene derecho a desarrollar energía nuclear con fines pacíficos.

RT

Tomado de: http://www.librered.net/?p=23635

Documental: La verdad detrás de Siria

Documental “La verdad detrás de Siria” producido por el comité de Acción Política de Lyndon LaRouche en Estados Unidos, se trata sobre la operación imperial detrás de la desestabilización terrorista en Siria, organizada y financiada desde Gran Bretaña, Arabia Saudita y EE.UU. Aquí se exponen todas las redes terroristas que van desde Al-Qaeda, hasta la empresa británica BAE systems y los grandes bancos del mundo.

Fuente: http://www.youtube.com/user/larouchista

“Si fuera iraní, temería por lo que pueda pasar en 12 semanas”

EFRAIM HALEVY, EX JEFE DEL MOSSAD

Efraim Halevy, ex jefe del Mossad, ‘pone fecha’ al conflicto irano-israelí. Netanyahu quiere “adelantarse” a las elecciones en EE UU

“Si fuera iraní tendría miedo a lo que pueda ocurrir en las próximas 12 semanas”. Son las últimas declaraciones y, por ende, la última fecha que se ha fijado para el latente conflicto entre Israel e Irán. Así lo puso de manifiesto ayer, en una entrevista para The New York Times, Efraim Halevy, ex jefe del Mossad ­el servicio de Inteligencia israelí­.

El interminable juego de pares o nones con respecto al conflicto comenzó el pasado 8 de noviembre, día en el que, según un informe publicado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), se confirmaba: “Teherán estaba llevando a cabo esfuerzos para desarrollar vías no declaradas de producción de material nuclear”.

Desde esa fecha, EE UU ha hecho todo lo posible por intentar frenar la escalada nuclear. Por eso, en la madrugada del jueves, el Congreso de EE UU aprobó el último paquete de sanciones para evitar que Irán siga sorteando las penalizaciones por su programa nuclear. A través de la presión financiera contra el régimen de Teherán, EE UU pone en el punto de mira los ingresos por comercio de petróleo.

Con todo, las especulaciones se han multiplicado durante esta semana. El pasado lunes, el candidato republicano a la presidencia estadounidense, Mitt Romney, de visita en Israel, aseguró que los ayatolás “están poniendo a prueba” sus defensas. Por eso, aseguró: “EE UU no le dará la espalda a su compromiso con Israel” porque “la seguridad de Israel es un interés de seguridad nacional de EE UU”. De este modo, Romney sellaba ante Netanyahu su compromiso ante una posible guerra.

Caso muy diferente al que tuvo lugar el miércoles, cuando el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, también de visita en Israel, dijo que era preferible “agotar todas las vías diplomáticas antes de atacar a Irán”. De este modo, rechazó un ataque preventivo sobre Teherán, pero sin descartar la vía militar que, no obstante, seguía sobre la mesa.

Estos esfuerzos diplomáticos fueron muy criticados tanto por el presidente israelí como por su ministro de Defensa, Ehud Barak, quienes, en presencia de Panetta, aseguraron que esas medidas no habían tenido “ningún impacto” además de insistir en que “Irán busca la aniquilación” de su Estado y “está cerca de tener medios para ello”.

Dieciocho meses

Pero las declaraciones de Halevy al diario estadounidense de ayer no son más que un plazo ante el posible ataque militar basándose en la aversión de Netanyahu a una guerra en invierno, además de que busca adelantarse a las elecciones en EE UU. Pese a ello, funcionarios de EE UU citados por el periódico afirman que los israelíes, en privado, no tienen un discurso tan belicista y saben de los riesgos.

Por eso, Washington entiende que todavía cuentan con un plazo de 18 meses hasta que llegue el momento crítico de que Irán logre la bomba. El Ministerio de Defensa de Israel cifró en 200 las muertes que se registrarían entre la población civil del país en caso de que se desatara una guerra contra Irán y Hezbolá, aunque elevaron la cifra a 300 en caso de que Siria entrara en el conflicto.

Fuente: http://www.intereconomia.com

Despliegue naval de EE.UU. y preparativos de Israel como advertencia a Irán (Video)

Israel se prepara para bombardear las instalaciones nucleares iraníes si las sanciones económicas no logran que le régimen de Teherán termine con su programa atómico.

Israel modificó su prioridad en política exterior. Ya no son más los palestinos. Ahora es Irán y su plan nuclear. Y está dispuesta a terminar de alguna manera con esa “aventura” persa. Si para fin de año no tuvieron efecto las sanciones económicas contra el régimen de los ayatollahs su escuadra de cazabombarderos estará dispuesta para atacar las centrales atómicas iraníes.

El gobierno de Benjamin Netanyahu no estará solo. Tendrá el apoyo de Estados Unidos. En los últimos días la Casa Blanca ordenó duplicar su despliegue naval en el Golfo Pérsico como advertencia a Irán. Llegaron al estrecho de Ormuz ocho dragaminas y un barco auxiliar de transporte anfibio, el Ponce, capaz de albergar a cientos de marines y helicópteros para trasladarlos de inmediato al lugar de las acciones. También envió una flotilla de aviones de combate F-22 y F-15C a dos bases de la zona.

Irán respondió con una nueva prueba de misiles que asegura “pueden alcanzar tranquilamente Israel” y continúa agitando el fantasma del cierre del estrecho de Ormuz, el sitio por el que salen cada día entre 13 y 15 barcos petroleros transportando 17 millones de barriles de crudo.

En la cancillería israelí hablan abiertamente de que si no se detiene de alguna manera el programa nuclear iraní el gobierno de Netanyahu está dispuesto a terminarlo con las bombas. “Irán ya tiene más de 100 kilos de uranio enriquecido al 20% y puede alcanzar el 90% que se necesita para armar una bomba atómica antes de fin de año. Por ahora vamos a esperar que hagan efecto las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y Europa; pero si no surten efecto nosotros estamos abiertos a todas las opciones”, asegura un alto funcionario que me recibe junto a un grupo de periodistas latinoamericanos en la moderna sede de la cancillería, en Jerusalén.

Y como al pasar, el funcionario da algunos otros datos. Dice que se abre “una ventana propicia” para el posible ataque entre el momento de las elecciones estadounidenses (a principios de noviembre) y la asunción del nuevo/reelecto presidente (a principios de enero). Lo que más teme Israel en este momento es a los misiles que están desarrollando los ingenieros de Teherán. Ya han realizado varias pruebas y lograron un alcance efectivo. “Hay que tener muy en cuenta que estos cohetes pueden alcanzar un radio de 3.000 kilómetros por lo que podrían llegar hasta Italia. Entonces, esto no afecta sólo a Israel sino a todos los países árabes de la región y a Europa”, explica Lior Ben Dor, ministro portavoz de la cancillería.

El partido centrista Kadima, que recientemente entró en la coalición de gobierno de Netanyahu dándole una sólida mayoría, dice que si bien espera que las sanciones económicas dinamiten la dureza del régimen iraní, ellos están dispuestos a acompañar cualquier decisión que tome el gobierno con respecto a Irán. En el Kenesset, el parlamento israelí, me encuentro con el influyente diputado de Kadima, Shai Hermesh, quien es muy gráfico al explicarme lo que sucedería en el cas de que se entrara en una nueva guerra. “Las consecuencias serían terribles no sólo para Israel sino para todo el mundo”, dice. “Pero no podemos convivir con la amenaza permanente de una ojiva nuclear sobre nuestras cabezas. Tenemos que hacer algo para que Irán no alcance estatus atómico. Espero que las sanciones los hagan reflexionar, de lo contrario tendremos que comenzar a rezar”.

Los palestinos creen que todo el tema nuclear iraní está siendo utilizado por Israel para desviar la atención internacional y no asumir su responsabilidad de negociar un tratado de paz duradero. En el bar de la cinemateca de Jerusalén, con una vista espectacular de los muros de a ciudad vieja, se sienta a conversar sobre el tema junto a un grupo del Consejo Judío Latinoamericano el activista del Foro para la Paz y la Democracia, Saman Khoury. “Israel tiene graves problemas internos, desde la migración africana hasta la economía y, por supuesto, la relación con los palestinos. Y trata de no hablar de todo esto. Para eso utiliza el plan nuclear iraní como excusa para desviar al atención. Pero sabe que sólo la firma de un tratado de paz duradero en el tiempo con nosotros le dará un futuro seguro a Israel, de lo contrario siempre estará en estado de guerra como lo viene haciendo desde hace 60 años”, dice Khoury.

El embargo de la Unión Europea al petróleo le quitará unos 2.500 millones de dólares al mes a la economía iraní. Habrá que ver si esa presión hace efecto o si prevalece el orgullo persa que le impide en este momento a Irán dejar de lado su programa nuclear cuando sus vecinos de India y Pakistán lo tienen y es muy exitoso. En tanto, la controversia y los preparativos para una nueva guerra continúan en toda su intensidad en Medio Oriente.

Video y fuente: http://www.clarin.com/mundo/Despliegue-EEUU-preparativos-Israel-Iran_0_730727239.html

“Si un pavor religioso no me impidiera poner los ojos en esos tiempos formidables, no me sería difícil apoyar en poderosas razones de analogía, la opinión de que el gran imperio anticristiano será un colosal reino demagógico, regido por un plebeyo de satánica grandeza, que será el Hombre de Pecado”.  Donoso Cortés

El pueblo de Israel sufrirá como nunca en la historia (Os.5:20). No obstante, Cuando Cristo venga a poner fin al predominio gentil, (Zac.14:4-5), rescatará al remanente de Israel, y los defenderá del sitio que le impondrán los ejércitos del gobierno mundial.

Israel y el Anticristo: http://es.scribd.com/doc/23804112/Israel-y-El-Anticristo

Los israelíes en contra de atacar Irán pasan de la Red a la calle

La campaña contra una guerra entre Israel e Irán ha pasado de las redes sociales a la calle. Cerca de un millar de israelíes han participado en una marcha pacífica en Tel Aviv para demostrar al pueblo iraní que su opinión no coincide con la política del Gobierno de Benjamín Netanyahu, que no tolera el programa nuclear de Teherán.

Los participantes portaban carteles con el lema: “Iraníes, nunca bombardearemos su país, les queremos”. Este mensaje se hizo famoso gracias a una página de Facebook creada la semana pasada por una pareja de Israel.

En los últimos días más de 36.000 personas se sumaron a la iniciativa. Decenas de israelíes han colgado sus fotos y vídeos con mensajes pacíficos en los que explican por qué no tienen razones personales para bombardear Irán.

Los destinatarios del mensaje no se han quedado atrás: un iraní también abrió una página con el mismo mensaje a la inversa, a la que se han unido ya más de 9.000 personas.

Fuente: http://actualidad.rt.com/actualidad/internacional/issue_37913.html