Sobre la consciencia

Mirror Self-Recognition (Steve Jurvetson, Menlo Park)

Mirror Self-Recognition
(Steve Jurvetson, Menlo Park)

Una de las dificultades más graves a los que se enfrentan los materialistas es el problema de la consciencia, eso que a veces se llama autoconsciencia, la consciencia del yo, de ser quien somos y no otra persona u otro objeto, la sensación que tenemos de ser el mismo individuo desde nuestro primer recuerdo hasta la muerte, aunque cada cierto número de años cambian todos nuestros átomos, y por tanto la materia concreta de la que está hecho nuestro cuerpo.

Como la ideología materialista parte de la base de que sólo existe la materia (en el sentido amplio del término), se ve forzada a adoptar una postura reduccionista, según la cual nuestra consciencia tiene que ser, por definición, un epifenómeno, el resultado de la acción conjunta de nuestras neuronas. Es una postura dogmática, sin apoyo científico, puesto que, en el estado actual de nuestros conocimientos, la neurociencia no tiene la menor idea de cómo puede formarse la consciencia.

La palabra consciencia tiene, tanto en español como en inglés, dos acepciones distintas:

  • La consciencia de sí mismo, eso que también llamamos autoconsciencia, a la que hace referencia este artículo.
  • La consciencia de estar experimentando algo, como cuando decimos: soy consciente de haberte visto ayer.

Está claro que las dos acepciones son completamente distintas. No debemos confundir la una con la otra.

En un artículo anterior comenté el libro de Jeff Hawkins On intelligence, haciendo referencia a su profesión de fe reduccionista y cómo al hacerla incurrió en la falacia petitio principii. En este artículo voy a comentar sus ideas sobre la consciencia, vertidas en el mismo libro, y mostraré que al explicarlas incurre en otra falacia, la del hombre de paja, a la que también hice referencia en otro artículo.

En el libro mencionado, Hawkins se plantea el problema de la consciencia, y aunque reconoce no ser experto en el tema (y lo demuestra con lo que dice a continuación), dice que ha resuelto el problema, que puede mostrar que la consciencia es un simple producto del juego normal de las neuronas, que no es otra cosa que la memoria declarativa. Para argumentarlo utiliza el siguiente experimento mental:

41RX7302GNL._SX330_BO1,204,203,200_Imagina que existiera un interruptor que me permitiera hacer regresar tu cerebro al estado físico exacto en que estaba en algún punto del pasado… Cuando yo acciono el interruptor… todas tus sinapsis y neuronas regresan a un estado temporal anterior. Al hacerlo, borro de tu memoria lo que ocurrió a partir de aquel momento. Supongamos que vives el día de hoy y te despiertas mañana… Acciono el interruptor y borro las últimas 24 horas. Desde la perspectiva de tu cerebro, el día de ayer no existió… Es como si hubieses sido zombi por un día, no fuiste consciente. Sin embargo, eras consciente entonces. Tu creencia de que fuiste consciente desapareció cuando se borró tu memoria declarativa.

¿Cuál es el problema de este argumento? Que ha confundido las dos acepciones de la palabra consciencia. El problema de la consciencia, tal como se plantea en filosofía y en neurociencia, se refiere a la primera de las acepciones mencionadas más arriba. El experimento mental de Hawkins, por el contrario, hace referencia a la segunda, la consciencia de haber vivido una experiencia concreta.

Por supuesto, si durante cierto tiempo pierdes la memoria, lo que podría ocurrir si se interrumpe el paso de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo, dejas de ser consciente de algunas de las cosas que has vivido. Este es un síndrome muy bien estudiado, del que Oliver Sacks, en su libro El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, pone algunos ejemplos. Pero esto no tiene nada que ver con el problema de la consciencia, sino con el hecho de que se puede perder la consciencia de haber experimentado algo. Por lo tanto, el argumento de Hawkins, que se basa en el experimento mental indicado, es un ejemplo clásico de la falacia del hombre de paja, pues equivoca el objetivo al confundir el significado de la palabra que está tratando de explicar.

El mismo artículo en inglés

Manuel Alfonseca

Fuentehttp://divulciencia.blogspot.cl/2016/01/sobre-la-consciencia.html

Un prestigioso informe científico afirma que la condición de homosexual o transexual no es “innata”

El lobby gay ha conseguido influir a gran parte de la clase política mundial / EFE

El lobby gay ha conseguido influir a gran parte de la clase política mundial / EFE

La revista The New Atlantis ha publicado un estudio sobre “sexualidad y género” en el que desmonta algunas de las teorías del lobby LGTB respecto a transexualidad, homosexualidad y la dicotomía género-sexo.

Entre las conclusiones del informe destaca que no hay evidencia científica que respalde que la identidad de género sea independiente del sexo. Es decir, aquello tan repetido de “soy un hombre atrapado en el cuerpo de una mujer” o viceversa. De este modo, ser homosexual o transexual no sería algo “innato”.

Así lo afirman los autores del informe, el psiquiatra Lawrence Maier (miembro del departamento de Psiquiatría de la Universidad de Medicina Johns Hopkins) y el psicólogo y psiquiatra Paul McHugh (también de la misma universidad), que además señalan que hay una diferencia entre lo que la gente cree que significa la transexualidad y lo que realmente la ciencia revela sobre la  misma. Para ello han analizado los problemas mentales y de salud que afectan a los transexuales.

Hay que recordar que The New Atlantis está considerada una revista con gran prestigio en el mundo científico. De periodicidad trimestral, la revista aborda temas sociales, tecnológicos y científicos con el fin de “elevar el conocimiento en aspectos de la vida que necesitan una explicación regulada por la ciencia”.

Precaución con los niños

El propio editor de la revista, Adam Keiper, explica la necesidad de este trabajoso estudio. “La transexualidad es una de las realidades más complejas de la sexualidad humana, se puede ver hasta como un fraude en el género humano y necesitábamos contar desde el punto de vista de la biología y la psicología qué es la transexualidad y si tienen repercusiones mentales”, señala Keiper, encargado además de dirigir un vídeo sobre este informe.

Asimismo, estos dos expertos sostienen que la realidad biológica es una realidad que no puede ser alterada ni socialmente ni a través de la cirugía: “Aunque un niño pequeño sea considerado -incluso por él mismo- una niña, no lo convierte biológicamente en una niña. La definición científica del sexo biológico es, para casi todos los humanos, claro, binario, y estable, lo que refleja una realidad biológica subyacente que no se contradice con las excepciones a la conducta sexual habitual, y no puede ser alterada por la cirugía o condicionamientos sociales”.

Al mismo tiempo el estudio señala que la creencia de que la orientación sexual es innata y responde a una realidad biológica, es decir, “que la gente nace así”, no está apoyada por ninguna evidencia científica. Mientras que el sexo biológico es una característica innata de los seres humanos, la identidad de género es un concepto más difícil de alcanzar.

Sólo una minoría de los menores que muestran pensamientos o comportamientos atípicos sobre su género continúan haciéndolo durante la adolescencia y la edad adulta

Los niños son además una parte importante del estudio. El informe sostiene que sólo una minoría de los menores que muestran pensamientos o comportamientos atípicos sobre su género continúan haciéndolo durante la adolescencia y la edad adulta. Por eso los científicos creen que no hay motivo para que todos estos niños deban ser animados a convertirse en transexuales y mucho menos a ser sometidos a un tratamiento hormonal e incluso a la cirugía.

Para Lawrence Maier y Paul McHugh nadie puede determinar la identidad de género de un niño. “Tenemos dudas acerca de que un niño tenga desarrollado el sentido de su género. Nos alarman profundamente estas terapias, tratamientos y cirugías (LGTB) porque pueden ser prematuras, ya que la mayoría de los niños que se identifican con el género opuesto a su sexo biológico no continuará haciéndolo ni durante su adolescencia ni en edad adulta. Hay una falta de estudios fiables sobre los efectos a largo plazo de estas intervenciones. Instamos enérgicamente a la precaución en este sentido”.

Subpoblaciones LGTB

Uno de los puntos más polémicos del estudio es el que se refiere a los problemas de ansiedad, depresión y suicidio que sufren homosexuales y transexuales en un porcentaje mayor al de los heterosexuales. Y no sólo eso, sino que además son más frecuentes en ellos problemas sociales y de comportamiento tales como la violencia de pareja.

La ciencia no ha demostrado que el estrés o el estigma social sean los causantes de la totalidad, o incluso una mayoría, de los problemas mentales de homosexuales y transexuales

Y es que uno de los argumentos tradicionales empleados para explicar esta realidad es el del estrés que tanto homosexuales y transexuales sufren a causa de la discriminación y el estigma social. El estudio, sin embargo, señala que la ciencia no ha demostrado que estos factores por sí solos representen la totalidad, o incluso una mayoría, de los problemas mentales entre homosexuales y transexuales.

Así lo explican los autores del informe: “Hay una necesidad de una extensa investigación para demostrar la hipótesis de estrés social y otros aspectos que expliquen esta diferencia porcentual (entre heterosexuales respecto a homosexuales y transexuales), así como para ayudar a identificar formas de abordar los problemas de salud presentes en estas subpoblaciones”.

Sin entrar en aspectos políticos, el estudio reclama realizar más investigaciones sobre casi 20 temas críticos relacionados con la orientación sexual y la identidad de género. “Se necesita más investigación para descubrir las causas del aumento de las tasas de problemas de salud mental en las subpoblaciones LGBT“.

La revista, asimismo, advierte de que “a menudo hay una gran brecha entre la certeza de nuestras creencias acerca de estas cuestiones y lo que la ciencia muestra”. Por ello, concluye: “La sexualidad es una parte enorme complejidad de la vida humana que desafía nuestros intentos de definir todos sus aspectos y estudiarlas con precisión”.

Visto en: http://www.actuall.com/familia/prestigioso-informe-cientifico-afirma-la-condicion-homosexual-transexual-no-innata/

Fuente del artículo: http://www.thenewatlantis.com/publications/number-50-fall-2016

La Tierra hueca en la pseudociencia y la ciencia

Cyrus Reed Teed (Koresh)

Cyrus Reed Teed (Koresh)

En 1870 surgió, fuera del ámbito literario, una variante curiosísima de la teoría de la Tierra hueca. El estadounidense Cyrus Read Teed proclamó su convencimiento de que la Tierra es hueca, pero (aquí está la diferencia con las teorías anteriores) nosotros vivimos en el interior. A pesar de que sabemos desde hace más de dos mil años que la superficie del mar es convexa, y de los argumentos que llevaron a los filósofos griegos a asignar a la Tierra forma esférica y a situarnos en su superficie exterior, Teed estaba convencido de que en realidad la Tierra es cóncava. El espacio exterior, que parece infinito, sería sólo una burbuja hueca en el interior de un universo de roca. Teed cambió su nombre a Koresh y fundó una religión (koreshianismo) que llegó a tener miles de adeptos, aunque se dispersaron después de su muerte en 1908.

Poco después, un aviador alemán llamado Bender, prisionero en Francia durante la primera guerra mundial, encontró las publicaciones de Teed y les dio crédito. Bender desarrolló estas teorías y afirmó que el universo es una masa infinita de roca que rodea una burbuja de 13.000 kilómetros de diámetro, y que nosotros vivimos en su superficie interior. La atmósfera, de 60 kilómetros de espesor, se enrarece hasta el vacío central, en el que se mueven tres astros: el sol, la luna y el universo fantasma, una bola de gas en la que brillan puntos de luz: las estrellas. Al pasar el universo fantasma por delante del sol, provoca la alternancia del día y de la noche en las diversas regiones de la superficie interior de la Tierra.

Martin Gardner

Martin Gardner

Martin Gardner explica en su libro Fads and Fallacies in the Name of Science (1952) que las teorías de Bender tuvieron influencia en la Alemania nazi, donde las creían altos cargos del Reich y del ejército. El propio Hitler debió de darles crédito, porque en abril de 1942, durante la segunda guerra mundial, envió una expedición científica a la isla de Rügen, en el mar Báltico, con la misión de enviar rayos infrarrojos hacia el cielo para tratar de detectar su reflexión en el lado opuesto de la Tierra (las antípodas). El objetivo militar del proyecto era la detección de la posición exacta de la flota inglesa. La expedición estaba mandada por el doctor Heinz Fisher, experto en rayos infrarrojos, que después de la guerra emigró a los Estados Unidos, participó en la investigación de la bomba de hidrógeno, y en cierta ocasión dijo en una entrevista de Prensa: Los nazis me hacían realizar un trabajo de locos.

¿Qué dice la ciencia sobre las teorías de la Tierra hueca?

Concave_hollow_EarthSupongamos que la Tierra fuese una esfera hueca inmóvil, de densidad constante, cuyo interior estuviera en el vacío. Prescindamos por el momento del sol central. De acuerdo con la teoría de la gravitación de Newton (o la de Einstein, que aquí no se diferencian), la gravedad en su interior sería nula en todos los puntos.

Parece un resultado sorprendente. Los partidarios de la Tierra hueca, tanto en las novelas como en la realidad, suponían que los seres que vivieran en el interior serían atraídos por el suelo que tienen bajo los pies, y su cabeza se dirigiría hacia el centro. Esto no es así, porque la parte de la esfera hueca situada por encima de ellos también les atrae. Es cierto que está más lejos y que la atracción disminuye en razón inversa al cuadrado de la distancia, pero esa masa es mucho mayor que la que está bajo sus pies, y los dos efectos se compensan exactamente. La atracción neta resultante es cero.

Para demostrarlo hay que recurrir al cálculo integral, pero las operaciones son sencillas. Todo esto se aplica también a la atracción electromagnética, que se rige por la ley de Coulomb, análoga a la de la atracción gravitatoria. En este caso se puede demostrar que en una esfera hueca con distribución uniforme de carga eléctrica el campo eléctrico en el interior es nulo en todos los puntos.

Los habitantes del interior de una Tierra hueca vivirían en estado de ingravidez. Podrían volar, trasladarse con facilidad de un sitio a otro, pero ninguno de los autores de novelas o los partidarios de que la Tierra es hueca o cóncava ha previsto este estado de cosas.

Como efecto secundario de la ingravidez, la atmósfera interior se distribuiría por igual en todo el volumen vacío. Los 60 kilómetros de atmósfera de Bender son imposibles. Y si la cantidad de aire fuese la misma, la atmósfera sería tan tenue que los habitantes del interior de la Tierra morirían asfixiados.

Esto es lo que ocurriría si la Tierra hueca fuese una esfera perfecta. En realidad habría montañas y valles, tanto por dentro como por fuera, pero esos accidentes serían despreciables comparados con la masa total de la Tierra. Habría una pequeña gravedad, pero sería casi inapreciable. Un ser humano normal, trasladado a las profundidades, no podría notarla.

Si suponemos que la Tierra hueca gira sobre su eje, hay que considerar el efecto de la fuerza centrífuga. Para nosotros, este efecto se opone a la gravedad. En el interior, favorecería la situación preferida por los novelistas: los pies sobre la superficie, la cabeza hacia el interior. Pero en el ecuador, donde es más grande, la intensidad de la fuerza centrífuga en la superficie de la Tierra es trescientas veces menor que la atracción de la gravedad. A 800 kilómetros de profundidad, como en la novela de Burroughs, sería mayor, pero aún así despreciable. La fuerza centrífuga tampoco resuelve el problema.

¿Qué pasaría si añadimos el sol central? Este produciría sobre los habitantes de la Tierra hueca una fuerza de atracción que les haría separarse de la superficie interior y precipitarse hacia el centro. Los resultados serían catastróficos. La única forma de evitarlo sería si ese sol tuviera una masa tan pequeña, que se compensara con el efecto opuesto de la fuerza centrífuga, pero entonces volvemos al estado de ingravidez.

Por supuesto, los partidarios de la Tierra hueca o cóncava (no sé si quedará alguno) pueden aducir que las leyes de la gravitación son falsas. Pero ese argumento no es razonable y no merece respuesta.

El mismo artículo en inglés

Visto enhttp://divulciencia.blogspot.cl/2016/06/tierra-hueca-seudociencia.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+blogspot/EflLy+(Divulgaci%C3%B3n+de+la+Ciencia)

Estudio afirma que homosexuales están más expuestos a alcoholismo y problemas psicológicos

Publicado por  Denisse Charpentier  | La Información es de   Agencia AFP

Publicado por Denisse Charpentier | La Información es de Agencia AFP

Homosexuales y bisexuales están más expuestos a problemas de salud mental, física, tabaquismo y consumo excesivo de alcohol que los heterosexuales, según un estudio publicado el lunes en Estados Unidos, que lo atribuye al estrés vinculado a la discriminación que padecen esas comunidades.

La investigación difundida en la revista médica estadounidense JAMA Internal Medicine y realizada en todo el país en 2013 y 2014 en Estados Unidos comparó el estado de salud, las tasas de tabaquismo y el consumo de alcohol de 525 lesbianas, 624 homosexuales y 515 bisexuales y 67.150 heterosexuales.

“Nuestro estudio indica que la comunidad de lesbianas, gays y bisexuales tiene importantes disparidades en materia de salud, sobre todo mental y también en términos de consumo de alcohol y tabaquismo”, afirman los autores.

Según ellos, “esas disparidades se explican probablemente por el estrés resultante de la marginación y la discriminación que sufren los homosexuales y bisexuales por sus preferencias sexuales”.

Entre los heterosexuales interrogados en el marco del estudio, 16,9% sufrían angustia psíquica moderada o severa. La proporción ascendía a 25,9% entre los gays y 40,1% entre los bisexuales.

El porcentaje de varones bisexuales con problemas de alcoholismo también era más alto que entre los heterosexuales: 10,9% contra 5,7% respectivamente (y 5,1% entre los gays, concluyeron los autores del estudio dirigido por Gilbert Gonzales de la universidad Vanderbilt de Nashville, Tennessee.

Los resultados indican asimismo que los gays y hombres bisexuales fuman más que los heterosexuales masculinos. Pero los varones bisexuales fuman más (9,3%) que los heterosexuales (6%) y los gays (6,2%).

En lo que respecta a las mujeres, 21,9% de las heterosexuales tienen síntomas moderados o severos de problemas psicológicos, contra 28,4% de las lesbianas y 46,4% de las bisexuales.

Estas últimas resultan ser las mayores consumidores de alcohol (11,7% del total), contra 8,9% entre las lesbianas y 4,8% entre las heterosexuales.

Más del 25% de las lesbianas y bisexuales eran fumadoras, contra solamente 14,7% de las heterosexuales.

Fuente: http://linkis.com/www.biobiochile.cl/n/LdRN2

Referencia: http://archinte.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=2530417

La diferencia entre asesinar a 148 cristianos en Garissa y a 50 homosexuales en Orlando

El doble rasero en la condena de los atentados perpetrados por el terrorismo islamista ha quedado esta vez más patente que nunca, tras la masacre cometida en un local frecuentado por homosexuales en la ciudad de Orlando (Florida, EEUU).

Imagen del artículo pubicado por Elentir en Contando Estrelas / Actuall

Imagen del artículo pubicado por Elentir en Contando Estrelas / Actuall

El doble rasero en la condena de los atentados perpetrados por el terrorismo islamista ha quedado esta vez más patente que nunca, tras la masacre cometida en un local frecuentado por homosexuales en la ciudad de Orlando (Florida, EEUU).

Por su interés a este respecto, reproducimos el artículo que Elentir ha publicado en su blog Contando Estrelas, en el que compara la reacción a la matanza de este fin de semana y lo sucedido tras la matanza de Garissa, en Kenia, en la que fueron asesinados 148 cristianos a manos de Boko Haram.

http://www.actuall.com/criterio/persecucion/la-diferencia-asesinar-148-cristianos-garissa-50-homosexuales-orlando/

El último invento del lobby gay para lograr la adopción en Chile: la copaternidad

El lobby gay en Chile intenta aprobar bajo cuerda la adopción homosexual con la promoción de una proyecto de Ley que permitiría crear una nueva figura legal: la comaternidad y la copaternidad.

El último invento del lobby gay para lograr la adopción en Chile: la copaternidad

El último invento del lobby gay para lograr la adopción en Chile: la copaternidad

La iniciativa ha sido promovida por senadores del Partido Socialista y del Partido Por la Democracia de Chile junto con la escritora Isabel Allende y miembros de organizaciones pro LGBTI.

Sin duda alguna, la iniciativa, que fue presentada a la Cámara Alta, es una forma indirecta de presión para conseguir el matrimonio y la adopción homosexual en Chile.

De aprobarse, los homosexuales tendrían los mismos deberes y derechos legales que sus respectivas parejas con respecto a sus descendientes biológicos.

La figura sólo estaría vigente para quienes hayan contraído la unión civil, permitida para homosexuales desde el 2015 y que regula aspectos patrimoniales, provisionales, laborales y de salud de dichas parejas, pero no menciona derechos de adopción.

Mientras que para quienes promueven la iniciativa la normativa sólo suple vacíos legales y otorga derechos a una población “discriminada”, opositores como los senadores Andrés Zaldívar y Manuel Antonio Matta consideran que es un “invento de cosas que no existen” y que la propuesta “representa la opinión de un grupo de parlamentarios y no de la Nueva Mayoría”.

La norma hasta ahora inicia su proceso legal, que podría tardar más de un año, mientras se discute también la despenalización del aborto en tres causales.

Resultados preliminares de la votación de aborto en 3 causales en el senado:

Fuente: http://www.actuall.com/familia/el-ultimo-invento-del-lobby-gay-para-lograr-la-adopcion-en-chile-la-copaternidad/