¿Está temblando más de lo normal?

alza-en-terremotos-588x257

¿Has sentido que últimamente está temblando más de lo normal? Efectivamente, la serie de terremotos ocurridos durante estos últimos meses ha llamado la atención, desde el temblor de magnitud 8.2 que sacudió a Chile el 1 de abril hasta el que ocurrió en México esta madrugada. No obstante, los científicos no están preocupados. 

El mes de abril ha sido notable por su actividad sísmica alrededor del mundo. De acuerdo con el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico (PTWC), se registraron 26 terremotos que superaron una magnitud de 6 grados, cinco de los cuales rebasaron los 7.8 grados. En lo que va del mes de mayo, se han registrado 17 temblores de magnitud 6 o mayor. En comparación, únicamente ocurrieron 6 terremotos de esta magnitud en febrero, 8 en enero y solamente 2 en diciembre. 

A pesar de la reciente alza, los expertos aseguran que no es un fenómeno inusual sino una mera casualidad. Varios estudios estadísticos han demostrado que la actividad sísmica es un Proceso de Poisson, en el que los eventos ocurren completamente al azar y de forma independiente. El geofísico Eric Fields, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, explica que bajo esta idea, la frecuencia actual de los terremotos es equiparable a lanzar una moneda y obtener el mismo resultado varias veces. 

En realidad, los temblores ocurren todo el tiempo. El Servicio Geológico de Estados Unidos registra alrededor de 20 mil sismos al año, cerca de 50 al día (aunque la mayoría son demasiado débiles para ser percibidos). Desde la década de 1900, se ha reportado un promedio de 17 terremotos de gran magnitud al año. 

La actividad sísmica global no ha incrementado, ha incrementado nuestra habilidad de detectar los temblores gracias al creciente número de estaciones de sismógrafos y al desarrollo de las comunicaciones globales. Mientras que en 1931 existían alrededor de 350 estaciones, hoy operan más de 8 mil. 

El siguiente video de PTWC muestra la situación sísmica en el mundo, hora por hora, desde enero hasta abril 2014:

Fuentehttp://www.muyinteresante.com.mx/

Anuncios

¿Y si el “Big One” no fuera solo uno, sino varios grandes terremotos?

En la costa Oeste de EE.UU. todo el mundo espera la llegada de un megaterremoto, pero no saben exactamente cuándo

ARCHIVO Imagen tomada tras el terremoto de San Francisco de 1906. Fuente: http://www.abc.es/fotonoticias/fotos-ciencia/20140520/imagen-tomada-tras-terremoto-1612608273218.html

ARCHIVO
Imagen tomada tras el terremoto de San Francisco de 1906.
Fuente: http://www.abc.es/fotonoticias/fotos-ciencia/20140520/imagen-tomada-tras-terremoto-1612608273218.html

A lo largo de la costa Oeste de los Estados Unidos, el término “Big One” se ha incorporado, como uno más, a las conversaciones diarias de los habitantes de esta zona del planeta. Se comenta en los cafés, en los hogares o en el trabajo como un tema popular más entre los contertulios de cualquier reunión. Todo el mundo sabe que el megaterremoto llegará, aunque nadie sabe exactamente cuándo. Mientras, bajo sus pies, las fuerzas de la naturaleza siguen actuando, las placas tectónicas siguen acumulando tensión y todo parece preparado para que, en apenas un instante geológico, se produzca uno de los terremotos más destructivos jamás sufridos por el hombre.

O quizá no. De hecho, un grupo de investigadores del Servicio Geológico de los Estados Unidos apunta, en el Boletín de la Sociedad Sismológica de América (BSSA), que varios terremotos de menor intensidad a lo largo de todo un siglo, en lugar de uno solo y enorme, podría liberar la misma y peligrosa cantidad de tensión acumulada en la zona de subducción de las placas tectónicas.

Según sus cálculos, un “racimo ” de terremotos muy próximos en el tiempo (100 años entre los siglos XVII y XVIII), liberó la misma cantidad de estrés acumulado bajo la Bahía de San Francisco que el gran terremoto que sufrió la ciudad en 1906. Lo cual amplía a dos los posibles escenarios para el próximo “Big One” en la región.

“Las placas se siguen moviendo” -asegura David Schwartz, coautor del estudio-. El estrés vuelve a acumularse y tendrá que liberarse de nuevo. Pero cómo lo hará?”

La región de la Bahía de San Francisco (SFBR) se considera dentro del área de acción de los bordes de las placas del Pacífico y Norte América. La energía liberada durante su ciclo de terremotos llega a la superficie a través de sus principales fallas: San Andreas, San Gregorio, Calaveras, Hayward-Rodgers Creek, Greenville, y el valle Concord-Green.

“El gran terremoto de 1906 sucedió cuando aún no había tanta gente y el área estaba mucho menos poblada que en la actualidad -afirma Schwartz-. El terremoto tuvo el efecto beneficioso de relajar el estrés en los bordes de ambas placas y relajar la tensión de la corteza, lo que desembocó en un periodo posterior de actividad sísmica muy baja”.

Un seísmo cada cinco años

El ciclo de terremotos constituye un fiel reflejo de los procesos de acumulación y liberación del estrés de las placas, periodos que se van sucediendo a lo largo del tiempo. El Area de la Bahía de San Francisco no ha vuelto a experimentar un ciclo pleno de terremotos desde que fue habitada por primera vez, según se desprende de los registros históricos o las mediciones sísmicas. Fundada en 1776, la Misión Dolores y el Presidio de San Francisco guardan los primeros registros disponibles sobre la actividad sísmica en la zona.

“Estamos mirando al pasado para tener un punto de vista más razonable de lo que puede suceder en las próximas décadas, en el futuro -afirma Schwartz- . Y la única forma de conseguir una historia más larga es llevar a cabo más estudios paleosísmicos, que pueden ayudar a construir la verdadera historia de las fallas de la región. Estamos tratando de averiguar lo que pasó y entender las incertidumbres que aún tenemos sobre el área de la Bahía”.

Schwartz y sus colegas excavaron zanjas a lo largo de las fallas y observaron antiguas grietas en la superficie provocadas por terremotos del pasado. La datación por radiocarbono de los restos de carbón y la presencia de polen ayudó a establecer las fechas de los paleoterremotos, ampliando el arco temporal de los eventos mayores hasta antes del año 1700.

Los datos recogidos sugieren que entre 1690 y la fundadión de la Misión Dolores y Presidio en 1776 se produjeron, en varias de las fallas, una serie de terremotos con una magnitud comprendida entre 6,6 y 7,8.

“Lo que esto supone para nuestros cálculos es que la suma de todos estos terremotos liberó una cantidad de energía comparable a la del terremoto de 1906”, afirma Schwartz.

Con estos datos a la vista y dado que el estrés se sigue acumulando en la región, los autores ven por lo menos dos formas de que en el futuro se libere la energía acumulada. Una es un único megaterremoto, y la otra una serie de terremotos “menores” aunque, como hemos visto, de gran intensidad. La segunda opción, según los investigadores, es más probables que la primera.

“Todo el mundo piensa que algún día se repetirá el gran terremoto de 1906 -asegura Schwartz-. Pero una cosa es tener un gran terremoto una vez, y pasar los siguientes 110 años en relativa calma, y otra es tener cada cinco años un terremoto de magnitud 6,8 o 7,2. Lo cual no está fuera de las posibilidades”.

Fuentehttp://www.abc.es/

Inglés: http://www.livescience.com/15716-big-hit-dc-ny.html

Estudio indica que terremotos en Chile han deformado de manera permanente a la Tierra

Si bien se creía que la corteza terrestre era “elástica” y podía volver a su forma original luego de décadas, un nuevo análisis del Desierto de Atacama reveló grietas permanentes producto de grandes terremotos.

Una nueva investigación realizada en el norte de Chile ha revelado que los terremotos son capaces de romper la Tierra de manera permanente.

Si bien los terremotos pueden causar destrozos en la superficie, hasta ahora se pensaba  que la Tierra generalmente “rebotaba” luego del movimiento, con su corteza retornando a su posición original luego de meses o décadas. 

1743117La primera vez que los científicos documentaron este fenómeno de “elasticidad” de nuestro planeta fue en elterremoto de San Francisco(Estados Unidos) en 1906, el cual destruyó más del 80% de la ciudad. Por medio de los sistemas satelitales GPS, los expertos pudieron comprobar que efectivamente la Tierra había logrado reestablecer su forma original.

Sin embargo, el geólogo Richard Allmendinger de la Universidad de Cornell y sus colegas descubrieron que losterremotos de magnitudes 7 o superiores causaron que la corteza del norte de Chile se partiera de manera permanente.

“Originalmente fui con a mis estudiantes al norte de Chile para estudiar otras características” señaló Allmendinger a OurAmazingPlanet. “Mientras estábamos allí, nuestro colega chileno, el profesor Gabriel González de la Universidad Católica del Norte nos llevó a una región en donde las grietas estaban particularmente expuestas. Todavía recuerdo sentirme muy sorprendido, nunca había visto algo similar en mis 40 años de geólogo” señaló.

De acuerdo al científico, debido a que el norte de Chile es muy seco, es posible ver los registros de terremotos que ocurrieron hace miles de años. Según los análisis del comportamiento de la rocas, los expertos determinaron que de 1 al 10% de las deformaciones de la Tierra causados por hasta 9000 grandes terremotos en el último millón de años fueron permanentes, causado grietas de milímetros a metros de largo en la corteza del Desierto de Atacama.

Gracias a estos resultados, los geólogos ahora tendrán que rediseñar los modelos de terremotos y sus ciclos, ya que todos consideraban que no todas las deformación de la placa superior de la corteza terrestre es elástica.

El estudio fue publicado en Nature Geoscience.

Visto en: http://www.latercera.com

Científicos aseguran que la Tierra está sufriendo un desplazamiento polar

Si volcanes, tierras u otras masas que existen en el área donde la Tierra gira crecen lo suficientemente como para desequilibrarla, el planeta se inclinará y girará sobre sí mismo hasta que este peso se traslade a un punto a lo largo del ecuador

El desplazamiento polar es una teoría geofísica basado en  una manera de pensar acerca de los procesos que la Tierra podría experimentar y  los científicos creen  que  esta experimentando.

La teoría sugiere que si un objeto de gran peso en la tierra (por ejemplo, un gran volcán u otra masa terrestre pesada)  formada lejos del ecuador de la Tierra,  la fuerza de la rotación de la Tierra gradualmente retiraría el objeto desde el eje del cual la Tierra gira.

En otras palabras, un volcán gigante lejos del ecuador de la Tierra crearía un desequilibrio con el consecuente desplazamiento polar.

Como se explica en Princeton.edu : Si volcanes, tierras u otras masas que existen en el área donde la Tierra gira crecen lo suficientemente como para desequilibrarla, el planeta se inclinará y girará sobre sí mismo hasta que este peso se traslade a un punto a lo largo del ecuador. Esa es la “Teoría del Desplazamiento Polar  Verdadero.”

Esto podría causar movimiento de masas de la Tierra, pero por una razón diferente a la razón de la teoría tectónica del movimiento de las placas (antes llamado la “deriva continental”).

En la teoría de las placas tectónicas, el movimiento de continentes de la Tierra se produce porque la capa que subyace a la corteza de nuestro planeta (llamado el manto) es convectiva. Es decir, que circula, lentamente – como el agua a punto de hervir.

En un desplazamiento polar verdadero, un movimiento similar en aspecto de las masas de tierra en la corteza terrestre sucede con el fin de corregir un desequilibrio de peso con respecto a la rotación de la Tierra.

De acuerdo al entendimiento de los científicos,los desplazamientos polares, coinciden en parte con su comprensión de la teoría tectónica de placas en muchas formas.

Los científicos, profundizando en este desplazamiento polar verdadero, quieren saber cuándo, en qué dirección y a qué velocidad la Tierra podría estar rotando hacia ese desplazamiento polar.

Para demostrarlo, dicen que se necesita un marco de referencia con el cual realizar las comparaciones. Doubrovine y su equipo dicen que encontraron uno: Cadenas de Islas volcánicas. Cadenas de volcanes oceánicos que  formaron cadenas de islas.

El hotspot o zona activa crea un volcán, pero luego -como la placa de tierra se movió con el tiempo, según lo descrito por la teoría de las placas tectónicas – el volcán se mueve también, y es eventualmente “cortado” de la zona activa.

En tanto las placas se mueven, una sucesión de volcanes se forman en la zona activa. En geología, estas zonas activas son regiones volcánicas alimentadas por el manto bajo a Tierra. Por ejemplo, se cree que las islas de Hawai se formaron sobre zonas activas en el manto.

Poco a poco, otro volcán comienza a formarse sobre el hotspot, justo al lado de la primera. Y luego se mueve… y otro se forma … y así sucesivamente … y el proceso continúa.

La corteza terrestre produce el primero, luego otro volcán sobre la zona activa hasta que se forma una larga cadena de volcanes, como en Hawai.

Estas zonas activas o “hotspots” han sido utilizadas para entender el movimiento de las placas tectónicas.

Pero Doubrovine y sus colegas dieron un paso más adelante para entender desplazamiento polar:

En lugar de tratar los hotspots como estáticos, su modelo computarizado permite ver el lento movimiento de las posiciones de los hotspots.

Según estos científicos, este movimiento produjo un modelo con un marco de referencia estable, lo que a su vez permite sacar conclusiones sobre el desplazamiento polar.

Dicen que su modelo realiza un buen trabajo al hacer coincidir las observaciones de zonas activas en la Tierra, el paso que dibujan las cadenas de islas, las cuales les dan la confianza acerca de un exacto resultado sobre desplazamiento polar.

Fuente: http://www.alternativos.cl

Referencias:

http://www.princeton.edu/main/news/archive/S15/64/72A37/index.xml?section=newsreleases

http://www.agu.org/pubs/crossref/2012/2011JB009072.shtml

Pedro Gaete y la Farandulización del Estudio Pre-Sísmico

Como si el público televidente chileno no tuviera memoria, el 23 de Julio pasado el autoproclamado ingeniero de la Universidad de Chile y director del “Observatorio Sísmico-Solar ” Pedro Gaete Valenzuela volvió a la carga con su discurso sobre predicción sísmica, adviertiendo la posibilidad de un inminente megaterremoto para la costa chilena entre el 3 de Septiembre y el 14 de Octubre de 2012. En una entrevista  ofrecida al periódico chileno “La Estrella de Valparaíso”, se refirió a la teoría solar-sísmica como posible factor gatillante, agregando la archiconocida hipotesis de las armas de generación sísmica. Gaete, al que ya le habíamos dedicado un hilo tras la fallida predicción de otro megaterremoto en el marco de el paso del publicitado cometa Elenin, asegura que la ocurrencia de una “oscilación del Sol” fue la causa del terremoto de Chile de 2010 y de Japón 2011, fenómeno observado a través de un satélite (al que al parecer sólo tiene acceso él). La entrevista es rematada con la afirmación:

“No te voy a hablar de porcentaje, te voy a hablar de Certeza: 100%”, dice Pedro Gaete en la entrevista al periódico “La Estrella de Valparaíso”

Tanto fue el revuelo suscitado por el pronóstico, que el matinal “Mañaneros” del canal chileno LaRed hizo eco de las declaraciones , alabando la “precisión” de los anuncios proclamados anteriormente por este pseudocientífico. Qué tan cierta es la nueva predicción de Gaete? cuál es el fundamento científico que está utilizando para determinar esta conclusión? Es justificable la utilización de los medios masivos para la divulgación de la pseudociencia?

Armas Generadoras de Sismos 

No es la primera vez que Pedro Gaete cita a las armas de generación sísmica como el probable factor precursor de sismos. En Marzo de 2012, en una entrevista ofrecida por el matinal anteriormente nombrado, hizo un llamado al gobierno de Chile a detener elgeoterrorismo liderado por los Estados Unidos , exigiendo la renuncia del actual ministro de defensa chileno Andrés Allamand:

“Yo soy un patriota y si mi país es atacado yo voy a alertar a quien tengo alertar, yo no me vendo y yo no dependo de la Universidad de Columbia para que el día de mañana me chantajeen y digan que si abro la boca me van a exonerar de cualquier MBA o postgrado”

Pero es posible que los Estados Unidos haya desarrollado tan maqueavélica máquina? En muchos sitios en internet atribuyen este experimento a la famosa tecnología escalarsupuestamente propuesta por Maxwell e impulsada por Nikola Tesla en el siglo XIX. De acuerdo a las corrientes conspiranoicas, las armas escalares tendrían la capacidad de generar una enorme cantidad de energía a partir de una fracción energética inicial. Al parecer, las fuerzas armadas norteamericanas habrían descubierto la manera de manipular estas tecnologías, utilizándolas para la la generación sísmica. Sin embargo, es necesario notar dos observaciones importantes que los impulsores de esta teoría parecen desconocer o probablemente omitir:

1. Los Principios de Conservación de la Energía

La Primera Ley de la Termodinámica, (posteriormente impulsada a todos los campos de la física), establece que los sistemas se comportarán de manera variable al interactuar con el entorno. También predice que la energía puede transformarse y transferirse, pero que en estricto rigor es siempre constante. Para ejemplificar este fenómeno, tenemos lo siguiente: Dos objetos de masa y tamaño idénticos pero con diferentes temperaturas son puestos en contacto directo. El calor por conducción fluirá desde el cuerpo más caliente al más frio hasta equiparar temperaturas. El hecho de que el cuerpo más frío haya tenido una temperatura inicial no implica que ésta se haya sumado hasta superar la temperatura del cuerpo caliente, sino más bien permite alcanzar el equilibrio térmico y energético más rápido y eficaz. En base a esta ley es ciertamente imposible que una fracción de energía inicial fluya hacia una fuente energéticamente mayor, tal y como sería el comportamiento del armamento escalar.

2. Relación de Proporcionalidad

Los terremotos son manifestaciones terrestres muy energéticas. Como bien es sabido, ocurren por la liberación de tensiones entre secciones del manto terrestre, un proceso de gran escala y que en la mayoría de los casos se gesta a través de cientos o miles de años. Estos últimos dos factores son trascendentales para determinar la magnitud y la cantidad de energía que probablemente acompañará al sismo. Una buena manera de establecer la energía liberada por un sismo fue revisada anteriormente en este hilo a través del modelo (1):

Modelo (1)

Donde Mn es la magnitud sísmica en función de la energía (que para efectos aproximativos es equivalente a la magnitud de momento Mw). Este modelo permite calcular en kilogramos de TNT la liberación de energía para cualquier sismo conocida su magnitud. De acuerdo a las estimaciones, el sismo de Chile 2010 liberó una energía equivalente a la asombrosa cifra de 15487,57 x10^9 kg TNT  (quince mil cuatrocientos ochenta y siete trillones de kilogramos de TNT), equivalente a 16.000 Bombas de Hiroshima. Para que la teoría de las armas escalares fuese considerada como una verdad posible, se requeriría al menos, una cantidad de energía igual o mayor, la cual obviamente, está muy lejos de estar disponible. Por lo demás, cualquier manifestación energética de tal envergadura hubiese sido detectada por la mayoría de los sensores alrededor del planeta, y no únicamente a través del supuesto “equipamiento” que Gaete dice poseer:

“Si nosotros no hubiéramos tenido las antenas que teníamos desarrolladas, no podríamos haber detectado toda esta energía que ha sido irradiada”

Oscilaciones Solares?

Dentro de la amalgama de declaraciones con escaso sentido común extendidas por el “hombre de confianza” de J.A. Salfate, llama la atención la supuesta “oscilación del sol” detectada mediante satélites, la cual Gaete relaciona con los terremotos. Si bien los estudios publicados por el Club de Astronomía y diversas otras fuentes científicas alrededor del mundo confirman el posible vínculo entre la actividad solar y la sismicidad, el patrón aún no ha sido cuantificado a cabalidad. Hasta ahora, los resultados han tenido un carácter estadístico, y los resultados del análisis de la cantidad total de electrones (TEC) desarrollados a través del Método Integrado (Astro 2010) en los últimos meses se desmarcan cada vez más de la idea que el sol es el agente modulador principal de la actividad sísmica. De hecho, la gran mayoría de las AIPS (anomalías ionosféricas pre-sísmicas) han sido observadas en días de baja actividad solar (k<3). Es que acaso Pedro Gaete descubrió el “santo grial” de los científicos dedicados a la predicción sísmica? La verdad es que no. Como ya habíamos revisado en este hilo, la actividad solar en el actual ciclo #24 ha sido bastante escasa en comparación a los ciclos antecesores. Las “oscilaciones solares” ocurridas en los últimos años de hecho han sido bastante discretas respecto a las medidas en décadas posteriores. A éllo, se le suma la conclusión de que la actividad sísmica es inversamente proporcional a la actividad solar, tal y como refiere el estudio estadístico realizado en este hilo  . Porqué entonces Pedro Gaete habría de esperar megaterremotos asociados a peaks de actividad solar?

Las Estadísticas Contra la Fantasía Gaeteana

Magnitude Average Annually
8 and higher 1 ¹
7 – 7.9 15 ¹
6 – 6.9 134 ²
5 – 5.9 1319 ²
4 – 4.9 13,000
(estimated)
3 – 3.9 130,000
(estimated)
2 – 2.9 1,300,000
(estimated)

Anualmente el servicio geológico de los Estados Unidos (USGS) publica un recuento  de la actividad sísmica global. En él se puede observar la cantidad de sismos de acuerdo a su magnitud ocurridos en un año promedio. Generalmente, ocurren alrededor de 1~2 sismos de magnitud igual o superior a 8.0Mw. Durante el actual año 2012, ya han ocurrido dos grandes terremotos, localizados en la región nororiental de Indonesia (el día 11 de abril, cuya magnitud fue de 8.9Mw y una réplica posterior de magnitud 8.2Mw). Por lo tanto, es muy poco probable que los pronósticos semi-apocalípticos de Pedro Gaete no sean ciertos al menos por el resto del 2012.

El Prostituído Modelo de Predicción Sísmica y la Farandulización de la Hipótesis

Qué podría hacer un supuesto científico solar-sísmico hablando sobre el más deseado de los descubrimientos científicos en un programa donde se discute sobre recetas culinarias y se hace picadillos de amoríos entre los futbolistas mejor pagados y las modelos del momento? Porqué los resultados de lo que podría ser un mecanismo que salve miles de vidas en el futuro son discutidos por gente especializada en la decadente farándula chilena? Ciertamente que personajes como Pedro Gaete, J.A. Salfate, y QRA no vienen más que a enlodar torpemente el trabajo de decenas de científicos alrededor del mundo que de manera seria dedican horas trabajando en los proyectos de predicción sísmica. Además manipulan el temor y el desconocimiento de la gente con fantasías que no provienen más allá que de su propia imaginación. Es qué acaso la morbosidad generalizada de saber dónde será el próximo temblor vende? Donde está la responsabilidad de los medios de comunicación ante la divulgación de discursos tan sensibles como la predicción sísmica? Hasta donde llega el límite ético de los periódicos y la televisión que juegan con el pánico de la población por vender más ejemplares y por unos cuantos puntos de rating?

Ciertamente las respuestas no son tan fáciles de responder.

Fuente: Club de Astronomía 2012

Noticias relacionadas:

PEDRO GAETE NO figura en Registros Universitarios y lo acusan de “chanta”

Desmontando las teorías del fraudulento Pedro Gaete

Pedro Gaete: “Nos salvamos del megaterremoto por 1 minuto 26 segundos”. ¿Una broma de mal gusto?

[VIDEO] Pedro Gaete al ataque nuevamente: sospecha de EEUU y pide renuncia de Allamand

¿Usted está interesado en darle un seguimiento al sol y los posibles efectos de sus llamaradas en la tierra?, le recomiendo que se eduque y culturice en los términos y conceptos que se mencionan en las siguientes referencias, para que no sea engañado por estos charlatanes que se aprovechan justamente del desconocimiento de las demás personas en el tema.  Las referencias son:

Mapa de manchas activas

http://solen.info/solar/images/charmap.jpg

Pronóstico de llamaradas, posición terrestre.

http://iswa.ccmc.gsfc.nasa.gov:8080/IswaSystemWebApp/

Datos de la magnetosfera.

Animación de la magnetosfera:

http://iswa.gsfc.nasa.gov:8080/IswaSystemWebApp/iSWACygnetStreamer?timestamp=2038-01-23+00%3A44%3A00&window=-1&cygnetId=40

Lecturas actuales:

http://www.swpc.noaa.gov/rt_plots/kp_3d.html
http://www.swpc.noaa.gov/rt_plots/pro_3d.html
http://www.swpc.noaa.gov/rt_plots/elec_3d.html
http://www.swpc.noaa.gov/rt_plots/xray_5m.html
http://www.ips.gov.au/Solar/1/3
http://umtof.umd.edu/pm/flare/
http://www.tesis.lebedev.ru/en/sun_flares.html
http://helios.izmiran.rssi.ru/cosray/Images/now.gif
http://www.swpc.noaa.gov/SWN/index.html

Actividad solar:

http://sdo.gsfc.nasa.gov/assets/img/latest/latest_4096_0193.jpg
http://stereo-ssc.nascom.nasa.gov/beacon/latest/ahead_cor2_latest.jpg
http://sohowww.nascom.nasa.gov/data/realtime/c2/1024/latest.jpg
http://sohowww.nascom.nasa.gov/data/realtime/c3/512/latest.jpg
http://sdo.gsfc.nasa.gov/assets/img/latest/f_304_211_171.jpg
http://sdo.gsfc.nasa.gov/assets/img/latest/f_094_335_193.jpg
http://sohowww.nascom.nasa.gov/data/realtime/eit_304/1024/latest.jpg
http://sohowww.nascom.nasa.gov/data/realtime/eit_284/1024/latest.jpg
http://sdo.gsfc.nasa.gov/assets/img/latest/latest_4096_0171.jpg

Sismógrafo en tiempo real:

http://abclocal.go.com/kabc/livenow?id=7367462

Estudios serios acerca de la predicción de sismos:

Los investigadores no están muy seguros de cómo los sapos pueden hacer esto, pero se cree que pueden detectar signos sutiles, como la liberación de gases y partículas cargadas, que pueden ocurrir antes de un terremoto. Fuente: http://www.sciencedaily.com/releases/2010/03/100330210949.htm

El objetivo de la predicción de terremotos es dar aviso de los terremotos potencialmente dañinos con suficiente antelación para permitir una respuesta adecuada a la catástrofe, permitiendo a la gente minimizar la pérdida de vidas y bienes. El Servicio Geológico de EE.UU. lleva a cabo y apoya la investigación sobre la probabilidad de futuros terremotos.  Fuente: http://pubs.usgs.gov/gip/earthq1/predict.html

Los sismólogos están estudiando también las filtraciones de gas y la inclinación de la tierra como señales de advertencia de terremotos. En 2009, por ejemplo, un técnico en el Instituto Nacional de Italia para la Física Nuclear afirmó que él fue capaz de predecir el terremoto de L’Aquila, midiendo el gas radón se filtra desde la corteza de la Tierra. Sus resultados siguen siendo controvertidos.  Fuente: http://science.howstuffworks.com/nature/natural-disasters/earthquake7.htm

INFÓRMESE!  lea, estudie.

“Yo no me considero un gurú, porque un gurú le dice a los demás las cosas que deben hacer. Yo soy un pensador, y le enseño a los demás a pensar por si mismos” (Dr. Rusell Ackoff)

El terremoto del día de la crucifixión de Jesús

Investigadores calculan la fecha en la que ocurrió el martirio de Cristo con la ayuda de datos geológicos y los textos del Evangelio de San Mateo.

La fecha de la Crucifixión de Jesús de Nazaret ha sido objeto de debate durante muchos años, pero los investigadores no han llegado a un acuerdo ni en el año ni en el día. En un nuevo estudio, investigadores alemanes han examinado el capítulo 27 del Evangelio de San Mateo en el Nuevo Testamento que describe cómo un terremoto se sintió en Jerusalén el día de la crucifixión. Los científicos han buscado pistas en el sedimento del Mar Muerto para determinar si efectivamente la tierra se movió violentamente en la zona hace unos 2.000 años, a principios del primer siglo de nuestra era. Los datos geológicos, unidos a otros históricos y astronómicos, apuntan a una fecha como la más propicia para haber sido el día del martirio: el viernes 3 de abril del año 33 dC, afirman en Discovery News.

Según describe la revista especializada International Geology Review, para analizar la actividad sísmica en la región, los geólogos Jeffeson Williams, del Supersonic Geophysical, y sus colegas Markus Schwab y Achim Brauer del Centro de Investigación alemán de Geociencias estudiaron el subsuelo de la playa de Ein Gedi, en la orilla oeste del Mar Muerto, donde encontraron sedimentos deformes que revelan que en el pasado al menos dos grandes terremotos afectaron a sus distintas capas: un movimiento telúrico ocurrido el 31 aC y otro producido en algún momento entre el 26 y el 36 dC.

«Un tipo de alegoría»

Los posibles candidatos incluyen el terremoto del que habla el Evangelio de San Mateo, un fenómeno que ocurrió en algún momento antes o después de la crucifixión y que en efecto fue recogido por el autor de este episodio bíblico, y un seísmo local entre los años 26 y 36 de nuestra era que tuvo la suficiente potencia cómo para deformar los sedimentos en Ein Gedi, pero no tanta como para producir un registro histórico fuera de la Biblia. Los científicos reconocen que, si esta última posibilidad fuera cierta, significaría que las palabras de Mateo sobre el terremoto no son más que «un tipo de alegoría».

Teniendo en cuenta estos datos geológicos y otros que abarcan el calendario judio y sucesos astronómicos e históricos, como que los evangelios están de acuerdo en que la crucifixión se produjo cuando Poncio Pilatos era procurador de Judea entre el 26 y el 36 dC, resulta que el viernes 3 de abril del año 33 dC es la mejor opción para los investigadores, según Discovery News.

Williams estudiará ahora otro acontecimiento natural asociado con la crucifixión de Jesús, la oscuridad, que pudo haber sido provocada por una tormenta de polvo.

Fuente: http://www.abc.es

Dan 12:4  Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el rollo hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia será aumentada. 

Experto: “El próximo terremoto en Chile no necesariamente será en el norte”

El director del Servicio Sismológico, Sergio Barrientos, no descarta que en el mediano o corto plazo pueda ocurrir un gran terremoto al norte de Pichilemu, que incluya la Región de Valparaíso.

El terremoto de 1985 en Valparaíso (en la foto) no fue tan grande como para no esperar un nuevo gran sismo en la zona en el mediano o corto plazo. Foto: El Mercurio

SANTIAGO.- Aunque está instalada la idea de que el próximo terremoto en Chile se producirá en el norte, esto no se puede dar por hecho, ya que es posible que un megasismo sacuda a cualquier zona del país, incluso a la zona central.

Así lo indica el director del Servicio Sismológico de la Universidad de Chile, Sergio Barrientos, quien señala que si bien “es probable que ocurra un terremoto en la zona norte, porque hace mucho tiempo que no ocurre uno ahí, no necesariamente va a ser el próximo que ocurra en Chile”.

“A mí no me sorprendería en lo absoluto que ocurriera un temblor significativo en Chile y que no sea en el norte. Puede perfectamente ocurrir un terremoto que produzca daño, de magnitud 8 o más, en alguna otra parte”, afirma el experto.

Entre los lugares más probables para que se produzca un megasismo en el mediano o corto plazo, Barrientos menciona la zona ubicada al norte de Pichilemu, incluyendo la Región de Valparaíso. Esto debido a que está aledaña al área de ruptura provocada por el terremoto del 27-F, que abarcó desde Pichilemu a la península de Arauco.

“Cuando ocurre una ruptura en una cierta región, la zona que está inmediatamente en las cercanías del evento es donde hay más probabilidades de que ocurra un terremoto en el tiempo cercano”, explica el director del Servicio Sismológico.

Esto se debe a que la zona aledaña al área de ruptura “queda sometida a una tensión mayor”. “Hay un cambio en la tensión y si ese cambio es lo suficientemente importante podría producir otro terremoto”, indica Barrientos.

En base a este modelo, el experto señala que “desde Pichilemu al norte, hasta La Serena, Copiapó o hasta Taltal, podría ocurrir un terremoto importante en los próximos años y no me llamaría la atención que así ocurriese. (De hecho) es ahí donde han ocurrido muchas réplicas, y se podría esperar un terremoto sobre 8 (Richter)”.

A esto se suma que en esa zona hay una especie de “laguna sísmica” (mucho tiempo en que no se produce un terremoto de mayor magnitud)  que se prolonga desde hace casi 300 años, ya que, contrario a lo que se pueda pensar, el último terremoto importante que afectó a la Región de Valparaíso se produjo en el año 1730.

“Si bien en 1985 se produjo un terremoto en la Región de Valparaíso, fue de magnitud 7,8, menor a 8, fue un temblor chico. De manera que el último terremoto de grandes características ha sido más bien el del año 1730”, afirma.

Indica que si bien hay poca información sobre ese terremoto, pues no había instrumental, “se cree que fue del orden de magnitud de 8,5” y fue acompañado de un maremoto. “El tsunami más importante que ha habido en Valparaíso ha sido producido por ese terremoto de 1730, el mar llegó hasta lo que es ahora la bodega del Congreso”.

De todas formas, la zona norte del país sigue siendo un terreno propicio para la ocurrencia de un gran terremoto, ya que hace más de un siglo que no se registra un sismo de grandes proporciones. “Exceptuando la zona del terremoto de 1922 (ocurrido en Vallenar, en la Tercera Región), porque solamente han transcurrido noventa años y fue un terremoto relativamente grande (de 8,4 Richter y sucedido por un tsunami), yo diría que en cualquier otra parte hay suficiente energía guardada como para que ocurra un terremoto importante sin problema”, explica el sismólogo.

¿Y en la zona del 27-F?

En cuanto a la posibilidad de que un nuevo gran terremoto vuelva a azotar en el corto plazo a la misma zona afectada para el 27 de febrero de 2010 –entre Pichilemu y la península de Arauco–, Barrientos señala que como en esa oportunidad “hubo una gran liberación de energía, con 20 metros de desplazamiento (del terreno), las probabilidades de que ocurra un terremoto similar, de las mismas características, en ese mismo lugar, son bastante bajas”.

Algo similar ocurriría con al área situada al sur de la península de Arauco, ya que en una fecha cercana, en 1960, fue azotada por el terremoto de Valdivia, que alcanzó una magnitud de 9,5, el más grande de la historia. En esa ocasión la zona de ruptura abarcó entre la península de Arauco, en el Biobío, y la península de Taitao, en la Región de Aysén.

“Es un poco difícil que ocurra un gran terremoto hacia el sur, porque el terremoto de 1960 fue tremendamente grande como para que ocurra otro terremoto importante en el futuro cercano. Pueden ocurrir temblores de magnitud sobre 7,5 Richter, casi 8, pero van a ser temblores más chicos”, señala el director del Servicio Sismológico.

De todas formas, remarca que en Chile todos los habitantes debieran estar siempre preparados para enfrentar un terremoto, ya que “en un país como éste sabemos que los terremotos van a ocurrir de todas maneras, porque han ocurrido en los últimos miles de años, en los últimos cientos de años, y van a seguir ocurriendo en el futuro”.

Fuente: http://www.emol.com