La ideología dominante se atreve a censurar la ciencia

En uno de los artículos más leídos y polémicos de este blog, Lo que dice la ciencia sobre la vida humana, que tuvo 92 comentarios (hasta ahora el récord del blog), expliqué cómo, por razones puramente ideológicas, los partidarios del aborto cierran los ojos a lo que dice la ciencia, que no duda en afirmar (y lo hace desde hace siglo y medio) que la vida de cada ser humano comienza en la fecundación del óvulo por el espermatozoide. Frente a esto, los abortistas se empeñan en hacer afirmaciones falsas como estas: un feto no es más que una parte del cuerpo de la madre; un feto no es un ser humano; un feto no es más que un conjunto de células (¿pues qué son los abortistas?).

Denunciando que se ha dado un paso más hacia el control ideológico de la investigación científica, la revista británica The Lancet, segunda en factor de impacto en el campo de la Medicina, ha publicado un artículo que acusa de injerencia en la investigación científica a ciertas ONG abortistas y al gobierno del Reino Unido. Los científicos firmantes del artículo forman parte de un equipo perteneciente a la London School of Hygiene and Tropical Medicine, que realizó la evaluación de un proyecto destinado a reducir las muertes por embarazos no deseados en 14 países de África y Asia (o sea, el número de muertes causadas por abortos provocados). El proyecto, que tenía asignada una financiación de 140 millones de libras esterlinas, estaba patrocinado por el Departamento para el Desarrollo Internacional del reino Unido (DFID por sus siglas en inglés) y llevado a cabo por dos importantes ONG dedicadas a la salud reproductiva internacional (un eufemismo para ocultar la palabra aborto, aunque esas organizaciones no la ocultan en sus webs). El problema surgió cuando los resultados de la evaluación realizada por el equipo universitario no fueron del agrado de las dos ONG abortistas, que a base de presiones y amenazas consiguieron impedir la publicación de una serie de artículos científicos que detallaban los resultados de la evaluación y que ya estaban aceptados por revistas del ramo. Ante las protestas y acusaciones de las ONG, la universidad abrió una investigación sobre el trabajo del equipo evaluador, llegando a la conclusión de que dicho equipo había trabajado correctamente, aunque le ordenó dejar en el anonimato la participación de las dos grandes ONG abortistas y los países donde habían trabajado, lo que en la práctica concedía a dichas empresas la facultad de decidir qué resultados de la investigación podían publicarse y cuáles no.El equipo investigador recurrió la decisión, porque equivalía a instaurar la censura de las ONG abortistas sobre los resultados de su investigación, pero el departamento gubernamental DFID del Reino Unido desestimó su recurso. Posteriormente se les permitió publicar un solo artículo, pero quedan muchos resultados que no han podido hacerse públicos, lo que ha inducido a dos de los investigadores a escribir el artículo de denuncia para The Lancet. Los autores señalan que no se trata sólo de su caso, sino que muchos otros investigadores se encuentran en la misma situación que ellos, cuando los resultados de sus trabajos chocan con la ideología dominante. Veámoslo con sus palabras:

Numerosos colegas han descrito formas similares de interferencia, en diferentes etapas del proceso de investigación, que dan como resultado una “evaluación…” diseñada para complacer a los donantes; informes “archivados” o “embargados”; y un “regateo” sobre qué resultados pueden publicarse. A menudo, tal interferencia se expresa en el lenguaje de la ética; otras veces los donantes y sus socios atacan el rigor de los métodos de investigación o tratan de desacreditar las interpretaciones de los investigadores llamándolas “ingenuas”, para presionarlos y obligarlos a suprimir hallazgos y análisis que arrojan una luz desfavorable sobre sus estrategias o resultados programáticos.

En otro sitio dicen esto:

“Censura” es una palabra fuerte. ¿Pero qué otra cosa se puede llamar, cuando un donante que encarga una investigación basada en la evaluación de uno de sus principales programas globales de salud ordena a los investigadores que omitan resultados importantes en su informe final? ¿O cuando les presiona para que cambien sus conclusiones? ¿O cuando un miembro del personal de un socio que está siendo evaluado amenaza la reputación de los investigadores y su Universidad si publican resultados negativos?

Fuente: http://divulciencia.blogspot.com/2019/05/ideologia-dominante-censura.html

EEUU prohibirá financiar ONGs extranjeras favorables al aborto

por Ariela NAVARRO/AFP

El gobierno de Donald Trump anunció que endurecerá su política contra el aborto prohibiendo que la ayuda internacional de Estados Unidos llegue a ONGs que den respaldo financiero a otras organizaciones favorables a la interrupción del embarazo, una medida que apunta a la OEA.

“Vamos a aclarar que nos negaremos a dar ayuda a ONGs extranjeras que le entreguen ayuda financiera a otras organizaciones extranjeras en la industria global del aborto“, afirmó este martes el secretario de Estado, Mike Pompeo, en una rueda de prensa. 

El 23 de enero de 2017, apenas tres días después de asumir la presidencia, Trump anunció que iba a reactivar una antigua política de la era de Ronald Reagan para limitar la financiación de ONGs extranjeras que favorecen al aborto.

“Hoy vamos a anunciar nuevas reformas para avanzar en nuestros esfuerzos para proteger a todos y vamos a continuar negándonos a dar asistencia a las organizaciones extranjeras que realicen o promuevan el aborto como un método de planificación familiar”, dijo el jefe de la diplomacia. 

En su anuncio Pompeo agregó que la medida también se extiende a organizaciones que sólo se limitan a promover políticas sobre el aborto, ya sea a favor o en contra de esta práctica. 

En este sentido, acusó a un órgano de la Organización de Estados Americanos (OEA) de defender el aborto. 

200.000 dólares menos para la CIDH

Para Pompeo, “la OEA tiene que enfocarse en la crisis en Cuba, en Nicaragua y en Venezuela, no en promover la causa del aborto“. 

“Para asegurarnos de que nuestro mensaje sea escuchado fuerte y claro, vamos a reducir nuestras contribuciones a la OEA en una cantidad equivalente a los fondos que posiblemente fueron gastados en actividades relacionadas con el aborto”, dijo el secretario de Estado, agregando que su país hará que se cumpla una política de “estricta prohibición de los esquemas de financiamiento encubierto”.

El jefe de la diplomacia defendió que “los dólares pagados por el contribuyente estadounidense no sean usados para cubrir abortos“. 

El portavoz del Departamento de Estado, Robert Palladino, precisó a los periodistas que Estados Unidos va a retener 210.000 dólares que planeaba entregar en 2019 a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un ente autónomo de la OEA.

“Nosotros trabajamos sin descanso para que el apoyo que entrega Estados Unidos a la OEA se use para propósitos que estén alineados con los objetivos de política exterior y los intereses nacionales de Estados Unidos”, afirmó el funcionario. 

En 2017 la CIDH publicó un informe que subrayaba “el impacto negativo de las leyes que criminalizan el aborto” en los países de América, donde este procedimiento está muy restringido por muchos Estados, afirmando que los abortos ilegales han contribuido a la pobreza y a la alta mortalidad materna y que en la región las mujeres sufren la impunidad frente a la violencia sexual. 

Pompeo dijo estar “orgulloso” de esta política que calificó como “correcta” y “decente”, y agregó que como secretario de Estado instruyó a sus equipos para que “realicen las acciones apropiadas para implementar esta política tan ampliamente como sea posible”.  

Esta medida es también conocida como “Mexico City Policy”, ya que fue anunciada durante la presidencia del republicano Ronald Reagan en la conferencia internacional de Naciones Unidas celebrada en la capital mexicana en 1984. 

La política, reactivada por Trump, establece que los fondos federales de ayuda internacional no puedan ser asignados a ONGs extranjeras que practican el aborto o militan para que sea legal.

Esta restricción había sido anulada por el demócrata Bill Clinton (1993-2001), resucitada por el republicano George W. Bush (2001-2009), y anulada de nuevo por Barack Obama (2009-2017).

“Al extender esta ‘ley de mordaza’ mundial, el gobierno de Trump está adoptando una política mortal y la está empeorando“, dijo Shannon Kowalski, directora políticas en la ONG Coalición Internacional para la Salud de las Mujeres. 

El aborto es un tema que genera muchas divisiones en Estados Unidos y gran parte la base del electorado de Trump -compuesto por cristianos muy conservadores- consideran que esta es una prioridad electoral. 

Fuente: https://tn.com.ar/internacional/eeuu-prohibira-financiar-ongs-extranjeras-favorables-al-aborto_950762

ONG denuncia que Israel hará 1.800 viviendas para colonos en Jerusalén Este y Cisjordania

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en su visita a Medio Oriente la semana pasada reiteró que la colonización es ilegítima.

Foto: EFE

Foto: EFE

JERUSALEN.- La ONG israelí Paz Ahora señaló que Israel construirá más de 1.800 nuevas viviendas para colonos en Jerusalén Este anexionada y en la Cisjordania ocupada.

El ministerio de Vivienda publicó los planos para la construcción de 1.076 viviendas en Jerusalén Este y de otras 801 en Cisjordania, declaró el portavoz de Paz Ahora Lio Amihai.

“Muchas de estas viviendas serán construidas en las colonias de Efrat y Ariel, en Cisjordania, y en los barrios de Ramat Shlomo, Ramot y Pisgat Zeev, en Jerusalén Este”, precisó.

El secretario de Estado estadounidense John Kerry, que se fue esta semana de Medio Oriente sin poner de acuerdo a israelíes y palestinos sobre su plan de paz, expresó en varias ocasiones que Estados Unidos considera que la colonización es “ilegítima”.

Alrededor de 350.000 colonos judíos viven en los asentamientos de Cisjordania y otros 200.000 israelíes residen en barrios de colonización en Jerusalén Este ocupada y anexionada.

La comunidad internacional estima que la colonización de los territorios palestinos es ilegal.

Fuente: http://www.emol.com/

393056_10200630344474375_1170071866_n

Fortuna de las 100 personas más ricas podrían acabar 4 veces con pobreza extrema

Las 100 personas más ricas del mundo podrían acabar con la pobreza extrema. (Foto: Archivo)

Las 100 personas más ricas del mundo podrían acabar con la pobreza extrema. (Foto: Archivo)

La ONG Intermón Oxfam exhortó a los líderes mundiales a reducir la desigualdad, “al menos hasta los niveles existentes en 1990”, pues considera que los ingresos “extremos” no sólo carecen de falta de ética, sino que son “económicamente ineficientes y políticamente corrosivos” y además “dividen a la sociedad”.

A pocos días de la celebración del Foro Económico de Davos en Suiza, la ONG Intermón Oxfam informó que el uno por ciento de la población mundial ha incrementado sus ganancias en 60 por ciento en los últimos 20 años, tendencia que se ha visto acelerada por la crisis financiera. Según la ONG, los recursos que se embolsillaron en 2012 las 100 personas más ricas del mundo podrían acabar hasta cuatro veces con la pobreza extrema.

Oxfam cifró en 240 mil millones las ganancias obtenidas durante 2012 por las 100 personas más adineradas del mundo, justo en medio de una fuerte crisis económica que ha llevado al suicidio a mucho ciudadanos en países como España y Grecia tras haber perdido sus trabajos y sus viviendas.

La organización exhortó a los líderes mundiales a reducir la desigualdad, “al menos hasta los niveles existentes en 1990”, pues considera que los ingresos “extremos” no sólo carecen de falta de ética, sino que son “económicamente ineficientes y políticamente corrosivos” y además “dividen a la sociedad”.

“La concentración de recursos en las manos de uno por ciento de los más ricos debilita la actividad económica y hace la vida más difícil para el resto, particularmente para los más vulnerables y los más pobres”, afirmó el director general de la organización, José María Vera.

“No podemos seguir fingiendo que la generación de riqueza de unos pocos beneficiará al resto”, sostuvo Vera, quien propone acabar con los paraísos fiscales que albergan cerca de 32 billones de dólares o, lo que es lo mismo, la tercera parte de la riqueza global.

Esta medida “podría generar 189 mil millones de dólares adicionales en recaudación impositiva”, según la organización.

El informe hace referencia a casos como el de Brasil, “que ha crecido al tiempo que reducía la desigualdad”, y el “éxito histórico” del New Deal (Nuevo Trato) de Roosevelt. De hecho, Vera consideró que el mundo necesita “un New Deal global” que implante un sistema que funcione “en interés de toda la humanidad en lugar de hacerlo para una élite mundial”.

Asimismo, propone “revertir la tendencia hacia sistemas fiscales regresivos”, aplicar un tipo mínimo global a las empresas o incrementar las inversiones en los servicios públicos, así subir los salarios en relación con los rendimientos crecientes de capital.

“No podemos seguir fingiendo que la generación de riqueza por unos pocos beneficiará al resto. No podemos permitirnos concentrar activos en las manos de unos pocos y dejar a la mayoría pelear por lo que queda”, señaló Vera.

teleSUR-EFE/ao – FC