¿Puede haber una llamarada solar que destruya la Tierra?

  • En la Estación Espacial Internacional los astronautas tienen un refugio para protegerse durante las tormentas solares.
  • Las tormentas afectan fundamentalmente a los satélites; para prevenir sus efectos se cambian de posición o se apagan.
Tormenta solar / NASA

Tormenta solar / NASA

Partículas solares lanzadas al espacio a miles de kilómetros por segundo, llamaradas potentes, máxima actividad, tormentas electromagnéticas que pueden causar problemas en los sistemas de comunicación… El clima espacial preocupa, y mucho, máxime teniendo en cuenta que nos acercamos al pico de actividad solar de este ciclo de 11 años.

Pero los científicos de la NASA dejan claro que no hay por qué preocuparse: incluso las llamaradas solares más potentes son incapaces de destruir la Tierra. Y es que, tal y como recuerdan, estos ciclos solares se han producido durante milenios y nunca ha habido llamaradas solares asesinas.

Sin embargo, recuerdan que esto no quiere decir que no afecte en nada. El hecho de que la llamarada solar no llegue a la tierra no quiere decir que las partículas solares y la radiación electromagnética que se expulsan con estas llamaradas no nos afecten, aunque no atraviesen la atmósfera.

Así, la NASA recuerda que, en un mundo cada vez más tecnológico, en el que todos utilizamos teléfonos móviles y GPS para orientarnos, no sólo en nuestros coches sino también en la navegación aérea e incluso en relojes extremadamente precisos para las transacciones financieras, el clima espacial es un asunto que se tiene muy en cuenta.

Porque sí es cierto que una tormenta electromagnética (solar) puede inutilizar los satélites de comunicación o provocar apagones de radio, con los trastornos que esto puede ocasionar. Puede, por ejemplo, perturbar la transmisión de señales de un GPS a la tierra. Por eso, lo normal es que se utilicen sistemas de prevención, exactamente igual que se hace cuando hay aviso de huracanes.

Así, como los que más se pueden ver afectados son los satélites, lo normal es que se les cambie de posición para que la tormenta no les atrape o bien se apagan todos sus sistemas electrónicos momentáneamente. En el caso de, por ejemplo, los astronautas de la Estación Espacial Internacional, estos tienen un refugio dentro de la estación que les sirve de protección y jamás se programan paseos espaciales si está previsto que la llamarada o la tormenta vaya en su dirección.

Fuentehttp://www.teinteresa.es/

Algo inesperado está ocurriendo en el Sol

El año 2013 se supone que será el año del máximo solar; es decir, el pico del ciclo solar de 11 años. Sin embargo, 2013 ha llegado y la actividad solar es relativamente baja. La cantidad de manchas solares está muy por debajo de los valores registrados en 2011, y las poderosas erupciones solares han sido poco frecuentes durante muchos meses.

Esta tranquilidad ha llevado a algunos observadores a preguntarse si las predicciones han errado el blanco. El físico solar Dean Pesnell, del Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center, en idioma inglés), tiene una explicación diferente:

“Este es el máximo solar”, sugiere. “Pero es diferente de lo que esperábamos, ya que posee doble pico”.

Un nuevo vídeo ScienceCast explora el comportamiento desconcertante del Ciclo Solar 24 en curso. La gráfica muestra el promedio de manchas solares mensuales.

La sabiduría popular sostiene que los cambios en la actividad solar van de un lado a otro como si fueran un péndulo. En un extremo del ciclo hay un tiempo tranquilo con pocas manchas solares y llamaradas. En el otro extremo, el máximo solar presenta un alto número de manchas solares y también de tormentas solares. Es un ritmo regular que se repite cada 11 años.
La realidad, sin embargo, es más complicada. Los astrónomos han contado las manchas solares desde hace siglos, y han visto que el ciclo solar no es perfectamente regular. Por un lado, el conteo de las oscilaciones entre el máximo y el mínimo puede tardar de 10 a 13 años en completarse; además, la amplitud del ciclo solar varía. Algunos máximos son muy débiles; otros, muy fuertes.

Pero Pesnell señala otra complicación: “Los dos últimos máximos solares, que tuvieron lugar alrededor de 1989 y 2001, produjeron no uno sino dos picos”. La actividad solar subía, luego bajaba un poco para subir de nuevo, realizando de este modo un mini-ciclo de alrededor de dos años.

Lo mismo podría estar ocurriendo ahora. El conteo de las manchas solares ascendió en 2011, cayó en 2012, y Pesnell espera que rebote de nuevo en 2013: “Me siento confiado al decir que otro pico ocurrirá en 2013 y posiblemente continuará hasta el año 2014″, predice.

Otra curiosidad del ciclo solar es que los hemisferios del Sol no siempre alcanzan el pico al mismo tiempo. En el ciclo actual, el sur ha quedado rezagado respecto del norte. El segundo pico, si se produce, probablemente ocurrirá con el hemisferio sur tratando de emparejarse, con un aumento de la actividad al sur del ecuador del Sol.

shortfall_spanish

Las recientes cantidades de manchas solares están por debajo de las predicciones. Crédito: Dr. Tony Phillips & NOAA / SWPC

Pesnell es un destacado miembro del Panel de Predicción del Ciclo Solar (Solar Prediction Cycle Panel, en idioma inglés) de la NOAA/NASA, un grupo prestigioso de físicos solares que se reunieron en 2006 y 2008 con el fin de pronosticar el próximo máximo solar. En ese momento, el Sol estaba experimentando su más profundo mínimo en casi un centenar de años. La cantidad de manchas solares se situaba cerca de cero y la actividad de erupciones de rayos X se mantuvo plana durante períodos de meses. Reconociendo que los mínimos profundos suelen ir seguidos de máximos débiles, y reuniendo muchas otras evidencias que permiten realizar predicciones, el panel emitió esta declaración:

“El Panel de Predicción del Ciclo Solar 24 ha llegado a un consenso. El panel ha decidido que el próximo ciclo solar (Ciclo 24) estará por debajo de la media respecto de su intensidad, con un máximo número de manchas solares de 90. Teniendo en cuenta la fecha del mínimo solar y la intensidad máxima estimada, se espera que el máximo solar se produzca en mayo de 2013. Cabe destacar que esta no es una decisión unánime, pero una mayoría del panel está de acuerdo“.

Dado el tranquilo estado de la actividad solar en febrero de 2013, un máximo en mayo parece ahora poco probable.

“Podríamos estar viendo lo que sucede cuando usted predice un solo máximo y el Sol responde con un doble pico”, comenta Pesnell.

Por cierto, Pesnell observa una similitud entre el Ciclo Solar 24, que está en marcha ahora, y el Ciclo Solar 14, que tuvo un doble punto máximo durante la primera década del siglo XX. Si los dos ciclos son en realidad gemelos, ” significaría un pico a finales de 2013 y otro en 2015″.
Nadie sabe a ciencia cierta lo que el Sol va a hacer en el futuro. Sin embargo, parece probable que el final del año 2013 podría ser mucho más animado que el principio.

Créditos y Contactos
Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips     Traducción al Español: Ramiro Franco Hernández
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Juan C. Toledo

Más información en http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/01mar_twinpeaks/

Visto en: www.tiempo.com

En 2013, podrían incrementarse las tormentas geomagnéticas por el ciclo de actividad solar

• Pueden afectar los componentes electrónicos de los satélites de telecomunicaciones que orbitan la Tierra, así como interrumpir la transmisión de sus señales, alertó Américo González Esparza, de la Unidad Morelia del IGf de la UNAM
• El investigador, que estudia el clima espacial con el Radiotelescopio de Centelleo Interplanetario, ubicado en Coeneo, Michoacán, estimó que actualmente el ciclo de 11 años del astro avanza hacia su máximo, que ocurrirá en los próximos meses

772(2)

En 2013, esperamos que se incremente el número y la intensidad de las tormentas geomagnéticas por el aumento de actividad del Sol, pues el ciclo de 11 años del astro avanza hacia su auge, que ocurrirá en los próximos meses, estimó Américo González Esparza, investigador de la Unidad Morelia del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM.

Una tormenta solar genera partículas muy energéticas que penetran el campo magnético de la Tierra y afectan los componentes electrónicos de los satélites que orbitan el planeta, indicó el doctor en física espacial.

Las partículas solares ocasionan las auroras boreales y calentamientos en las capas altas de la atmósfera, lo que ocasiona que los satélites de órbitas bajas comiencen a frenarse. “Eso eventualmente puede llegar a tirarlos”, destacó.

Actualmente, muchos de los satélites son indispensables para dotar a la población de telefonía, Internet, sistemas de posicionamiento global (GPS) y rutas aéreas o marítimas, así que las afectaciones a sus transmisiones pueden ocasionar peligros a la población y daños económicos considerables.

Aunque el fenómeno no se puede evitar, es posible predecir su llegada a la Tierra y atenuar sus posibles daños, explicó González Esparza, quien estudia el clima espacial con el Radiotelescopio de Centelleo Interplanetario, también conocido como MEXART, por las siglas en inglés de Mexican Array Radio Telescope.

El equipo, en funcionamiento desde 2005 en Coeneo, Michoacán, es el primer arreglo de gran área construido en América Latina para estudiar tormentas solares, y el tercero en su tipo en operación, después de los radiotelescopios de la India y Japón.

Consta de cuatro mil 96 dipolos, distribuidos en una zona de 140 metros en la dirección este-oeste, y 80 metros en la norte-sur, lo que suma casi 10 mil metros cuadrados de área.

Tormentas solares y geomagnéticas

El Sol, como todas las estrellas, tiene ciclos de actividad. El de nuestro astro dura aproximadamente 11 años, llega un momento en que sus tormentas se hacen muy frecuentes e intensas y, de un momento a otro, su actividad se reduce hasta casi desaparecer, para luego reiniciar de forma paulatina.

“Las tormentas solares se manifiestan en enormes explosiones. De repente salen burbujas del Sol, nubes de gas que se empiezan a propagar y algunas pasan cerca de la órbita de la Tierra. Nuestro planeta tiene un campo magnético que funciona como coraza; es un escudo que, en general, evita que el viento solar llegue a la atmósfera.

“Pero estas enormes nubes a veces son capaces de romper esa coraza por unas horas. Entonces las partículas se meten y producen auroras boreales, pero también interrupciones en telecomunicaciones, en lo que se llama tormenta geomagnética”, expuso el físico espacial.

Una tormenta solar ocurre si hay una explosión en la atmósfera de la estrella y salen las nubes de material hacia el espacio; mientras que una geomagnética se presenta en el momento que esas nubes chocan con el campo magnético terrestre y rompen la coraza por algunas horas. Si ocurre una de estas últimas, el campo magnético de nuestro mundo tiene variaciones que, por varios procesos físicos, causan interrupciones en las telecomunicaciones, abundó.

Detección en Coeneo

En Coeneo, González Esparza y sus colaboradores monitorean estas nubes en su camino entre el Sol y la Tierra. El telescopio está dirigido al cielo, y capta diferentes fuentes de estrellas y galaxias, que son registradas por el radiotelescopio, y si hay una nube de material solar en su camino, la señal llega con ruido.

“A este último se le llama centelleo, y nos indica que hay una nube de material solar en camino a la Tierra que puede producir una tormenta geomagnética”, precisó.

Los especialistas del IGf combinan sus datos con observaciones de otros instrumentos que ven al Sol, así como con información de naves espaciales que monitorean alrededor del planeta y captan las partículas.

“Nuestro instrumento nos permite detectar las tormentas solares entre el Sol y la Tierra. Si combinamos la información con otros instrumentos de observación al astro, con detección de las partículas que se aproximan a la Tierra, podemos darnos una idea del tamaño, velocidad y forma del fenómeno. Así se establece una red de instrumentos para monitorear el clima espacial”, refirió.

Actualmente, el físico espacial y su grupo están en una de las mejores fases de observación, pues el ciclo intensifica su actividad. “Viene una buena época, pero el Sol siempre tiene explosiones. Si estamos cerca del máximo pueden llegar a ocurrir cuatro o seis por día, y si está en su mínimo, hay una por semana”.

Fuente: http://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2012_772.html

El fenómeno del 21 de diciembre del 2012

El Fenómeno de 2012 es una creencia escatológica que sostiene que el día del solsticio de diciembre del año 2012 ocurrirá el fin del mundo. El solsticio sucederá el 21 de diciembre de 2012 a las 11:12 UTC (tiempo universal coordinado).

Una inscripción de fecha para la «cuenta larga» maya.

Una inscripción de fecha para la «cuenta larga» maya.

La creencia se basa en que ese día se termina el «calendario maya de la cuenta larga» (uno de los calendarios mayas), de 5125 años de duración.

Algunos escritores más actuales plantean que los habitantes de la Tierra experimentarían una transformación física y/o espiritual positiva, que marcaría el comienzo de una nueva era.

Otros sugieren que la fecha de 2012 marca el fin del mundo o de una catástrofe similar. Los escenarios postulados para el fin del mundo incluye una colisión de la Tierra con algún objeto externo, entre ellos se tienen estos supuestos posibles objetos:

  • el planeta Nibiru, hipotético astro propuesto por el escritor azerbaiyano Zecharia Sitchin (1920-2010).
  • un asteroide errante.
  • un agujero negro.
  • una gran actividad solar.

Estudiosos de varias disciplinas han descartado la idea de una catástrofe en 2012. Los principales eruditos mayas declararon que las predicciones del fin del mundo maya no están fundamentadas en ninguna de las clásicas cuentas largas de la cultura maya relacionadas con el fin de la Cuenta Larga.

El actual pueblo maya no considera significativa la fecha del 21 de diciembre, aunque las fuentes para este veredicto son escasas y contradictorias, lo que sugiere que aún no hay un acuerdo final entre este pueblo acerca de una posible catástrofe.

Adicionalmente, los astrónomos y otros científicos han rechazado los pronósticos apocalípticos como pseudociencia, declarando que los eventos anticipados se contradicen con las más simples observaciones astronómicas. Por ejemplo, la NASA ha comparado los temores sobre el 2012 con el temor al fin del mundo del 31 de diciembre de 999 y el 31 de diciembre de 1999 (Y2K).

Se ha descubierto un calendario maya en una casa del yacimiento de Xultún que data del siglo IX, que dice que se extiende en unos 7.000 años y que se repite de manera cíclica.

¿Apocalipsis 2012? La verdad sobre el fin del mundo

Los productores de Hollywood — nunca dispuestos a perder un filón — esperan hacer algo de caja con el inminente fin de la Tierra. Una película que saldrá pronto, con el ingenioso título de “2012″, nos permitirá ver cómo de visualmente impactante puede ser el juicio final.

El alboroto ha llevado a alguna gente a alterarse bastante. Los científicos han entrado en esta pegajosa tela de pseudociencia y exageración, y le dicen a todo el mundo que se calmen. El final no está cerca muchacho. Después de todo, el apocalipsis se predice rutinariamente, pero nunca aparece.

Esto no es simplemente una referencia a las sombrías predicciones de unas Puertas del Cielo abarrotadas, u otras funestas advertencias del final del milenio – predicciones que fueron ampliamente imprecisas. No, tienes que tener en cuenta todo el marco global: Ha habido vida en este planeta durante casi 4000 millones de años, y nada — ni asteroides, estallidos de rayos gamma, desplazamientos de polos magnéticos, o alguna supernova ocasional — nada ha logrado acabar con ella. La vida es más dura que un sandwich de cuero.

Fuente: http://www.seti.cl/apocalipsis-2012-la-verdad-sobre-el-fin-del-mundo/

Rumor falso sobre naves que se acercan a la Tierra para 2012

Artículo escrito por Dr. Seth Shostak, del Instituto SETI

Fuente original (inglés) http://www.seti.org/page.aspx?pid=1539

No existen naves que se acerquen a la Tierra

¿Ha descubierto el Instituto SETI tres objetos con dirección a nuestro mundo? ¿Naves extraterrestres que llegarán en el año 2012?

Si usted ha visto o leído acerca de este rumor que esta circulando ampliamente en Internet, y publicado por el irónicamente llamado “Pravda” (“Pravda” significa “verdad” en ruso. N de T) [http://english.pravda.ru/science/mysteries/22-12-2010/116314-giant_spaceships-0/], es posible que lo crea. Pero todo esto es una tontería -es un rumor, una falsedad y una fábula creada por sitios webs sin sentido crítico que la han publicado a su vez sin ningún tipo de verificación.

Varios aspectos de esta historia son obviamente sospechosos:

Los objectos, actualmente descritos con un tamaño de algunos cientos de kilómetros y que se encuentran “mas allá de la órbita de Plutón”, fueron aparentemente descubiertos por SETI usando el arreglo de radio HAARP. Por principio de cuentas, el HAARP (por sus siglas en inglés Programa de Investigación Auroral Activo de Alta Frecuencia) es un instrumento ubicado en Alaska. La posición de los tres “objetos” tiene una declinación de -90 grados- es decir, están ubicados hacia el polo sur celeste. ¡Cualquier persona con un conocimiento mínimo de geometría elemental puede darse cuenta de que no se puede observar esa parte del cielo desde Alaska! Además, ninguno de los proyectos del Instituto SETI o de otros proyectos SETI hacen uso de este instrumento HAARP.

Fuente: http://www.seti.cl/rumor-falso-sobre-naves-que-se-acercan-a-la-tierra-para-2012/

Un alineamiento exacto entre el centro de la galaxia y el solsticio del Sol es imposible, incluso algunos de los mismos proponentes del 2012 lo reconocen.

Muchos de los proponentes del 2012 reclaman que el 21 de Diciembre del 2012 ocurrirá un alineamiento entre la Tierra, el Sol y el centro geométrico de la galaxia debido a la precesión y que este alineamiento hará que algo ocurra.

Esta afirmación falla la “prueba de olfato” como lo indica un artículo en Daily Common Sense. DCS vuelve a publicar una sección de pregunta-respuesta del sitio de la NASA “Pregunta un astrobiólogo”, donde David Morrison llama a esta idea “un engaño de internet”. Morrison escribió sobre sus experiencias en relación a esta pregunta, y muchas veces fue amenazado y acosado.  Morrison, David, The Myth of Nibiru and the End of the World in 2012, Skeptical Inquirer, May 2008. Versión en Español

Fuente: http://www.seti.cl/desmintiendo-el-apocalipsis-del-2012-alineamiento-galactico/

El mito de Nibiru y el fin del mundo en 2012

Un astrónomo trata de contrarrestar la desinformación en Internet sobre las afirmaciones de un supuesto planeta errante y una inminente catástrofe, encontrándose con problemas de credulidad, analfabetismo científico, y pensamiento conspirativo por el camino.

Fuente: http://www.seti.cl/el-mito-de-nibiru-y-el-fin-del-mundo-en-2012/

El Salto Cuántico: el más reciente HOAX (¡La estupidez a niveles de astrofísica!)

Acabo de recibir un par de correos hoax sobre el mismo tema, esperando sea el último correo alarmista del año (imagino que los demás vendrán ya el año que viene ¿o no?): El Salto Cuántico y la Resonancia Schumman, que habla de que resulta que no tenemos 24 hora en el día sino 16 y nadie se ha dado cuenta (Yo me puse a pensar en qué momento todo el mundo alteró los relojes….) así que comencé a hacer lo que hago en estos casos: verificar, buscar información, etc.

El correo, que se basa en un material difundido en internet con abundancia y desparpajo, porque nadie revisa ni cuestiona, sólo copia y pega sin ningún sentido de responsabilidad (Ver: http://despiertacordoba.wordpress.com/2012/11/20/el-tiempo-real-y-el-tiempo-percibido/, http://serexistencialdelalma.ning.com/profiles/blogs/cronicas-de-un-despertar-el-dia-ahora-tiene-16-horas?xg_source=activity; http://www.rcpc.com.ar/2012_04_01_archive.html) habla con mucha claridad de cosas que resultaron absolutamente incomprensibles para mí. Buscando la explicación, o lo que se supone que deba serlo,  leí que … “el mundo está yendo hacia un gran cambio (¡¡Espero que bueno!!). Este cambio es una fuerza energética, la cual conlleva a la Cuarta Dimensión (Aquí comenzó a levantarse mi ceja, sin pedirme permiso siquiera). Para contrarrestar esta fuerza tenemos que conocer EL SALTO CUÁNTICO DIMENSIONAL (Socorro, si la cosa es tan complicada, nos vamos a pique sin remedio!!!), el cual tiene que llevar a cabo el ser humano en estos tiempos (Ni modo que lo hagamos en el tiempo pasado, digo, ¿no?), de todos lados nos llegan profecías catastróficas. Y la forma de que ocurra una desgracia, es pensar que pueda ocurrir, es el pensamiento colectivo lo que hace que las cosas (sean buenas o malas) sucedan, habrá un cambio planetario, y este es inminente (¿Total, la cosa es que todos pensamos taradeces a la vez o que hay un cambio cósmico? ¿Podrían ponerse de acuerdo por favor?).

Fuente: https://laverdadysololaverdad.wordpress.com/2012/11/29/el-salto-cuantico-el-mas-reciente-hoax-la-estupidez-a-niveles-de-astrofisica/

¿A unos días del ‘fin del mundo maya’?

Nueva Era, pseudociencia, ignorancia y supersticiones. El “fin del mundo” en 2012, una teoría que se ha puesto de moda en los últimos años, fue analizada en un ciclo de conferencias en México hace meses (se cumple ahora un año), en el que participaron expertos en la materia. desde entonces nada ha cambiado para que sus opiniones no nos sirvan de referencia .

 Científicos mexicanos y extranjeros derribaron los mitos creados por los supuestos “profetas modernos” en torno al “cataclismo maya”.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de Ciudad de México organizó una conferencia en la que participaron un astrofísico, una historiadora y dos epigrafistas, que se encargaron de cuestionar el supuesto cataclismo o un “cambio de conciencia de la humanidad, que presuntamente se producirá el 21 de diciembre del año venidero”, explicó el INAH en un comunicado.

El tema fue analizado por expertos en la cultura maya, entre ellos el historiador  Erik Velásquez, que explicó que la “profecía maya de 2012” surgió en la década de los 70, cuando el escritor Frank Waters escribió un texto con una “mezcolanza de creencias”.

En dicho documento aseguró que el “Monumento 6 de Tortuguero, en Tabasco, marca el supuesto fin de un Quinto Sol (que es un concepto mexica, no maya) y la llegada de una nueva humanidad o Sexto Sol”, recordó.

Velásquez señaló que a partir de ese texto comenzó una secuencia de obras sobre la “nueva Era” que ha crecido y genera grandes ganancias, debido a que “satisface la necesidad de mucha gente de creer, pero que no tiene ningún sustento en los métodos de la investigación humanística ni académica”.

Los mayas del periodo Clásico (250-900 d.C.) “de ninguna manera pensaron que su tiempo se iba a terminar en 2012”, afirmó.

Fuente: http://www.protestantedigital.com/ES/Cultura/articulo/13809/A-unos-dias-del-fin-del-mundo-maya

Si usted ha recibido un correo como el que recibí yo, cálmese, la Tierra seguirá girando, los días no se han encogido y el 21 de diciembre será el día que siga al 20 y que preceda al 22, pero nada más. Y me permito pedirle un favor especial: si recibe un correo muy preocupante, por favor: VERIFIQUE su contenido o su origen. No llenemos la red de taradeces ¿Sí? 

¡GRACIAS!

Mat 24:36  Pero acerca de aquél día y hora, NADIE SABE, ni los ángeles de los cielos, ni el Hijo, sino SÓLO EL PADRE. 

Ráfagas de radio solares afectan la Tierra

Rafahas de radio solares afectaron la Tierra. Se observan niveles relatvamente superiores de Rayos X en la zona iluminada del Pacífico, América del Norte y Centro, a las 19 hora UTC del 14-6-2012

Sol 14-6-2012 SDO Aia en ondas de 304

Dos ráfagas electromágnéticas de ondas de radio se registraron en las últimas horas y el Centro de Previsión Espacial emitió una alerta, informa la NOAA ( Organización Atmosférica y Oceanográfica de Estados Unidos). A esta advertencia se suma un bloqueo e interferencias en las comunicaciones.

Una ráfaga de radio “puede ser indicativa de interferencias significativas de radio en asociación con la erupción solar. Esta interferencia es generalmente de corta duración, pero puede causar alteraciones en los receptores sensibles como el radar, GPS, y las comunicaciones por satélite”., que afectan el área iluminada.

Las ráfagas de radio se registraron a las 13.43 con duración de dos horas, mientras que ola primera se registró el día de ayer a las 13:32 por aproximadamente 15 minutos.

Otras ráfagas de estas carácterísticas se registraron el 1,3 y 6 de junio y el 7, 10, 17 y 26 de mayo.

Hoy se registró además un bloqueo de radio con un degrado menor en las comunicaciones de radio de Alta frecuencia en el lado asoleado. La navegación y las señales de baja frecuencia de navegación eran degradadas por breves intervalos, en la arte iluminada.

A las 19 hora UTC, los niveles de rayos X solares se observan elevados en la zona iluminada del Pacífico y América. Del Norte.

Predicciones del clima espacial

Las predicciones de la actividad solar informadas por NOAA, indican que la actividad solar se espera que sea “de baja a moderada”. Es posible que se registren tormentas solares con explosiones aisladas de magnitud M.

Las explosiones solares se miden según sus rayos X en grados A, B y C para grados menores y M para un nivel moderado fuerte, mientras que X es u nivel fuerte a severo.

La actividad geomagnética que afecta a la Tierra se espera que sea tranquila los días 14 y 15 de junio. Un aumento de los niveles se esperan para el 16 de junio debido a posibles Expulsiones de Masa Coronal CME que el Sol emita hoy.

Fuente: http://www.lagranepoca.com

Nueva amenaza solar: ¿Las tormentas solares podrían empeorar?

Una disminución en la actividad solar durante las próximas décadas puede resultar en el clima espacial agitado con feroces tormentas solares cada vez más frecuentes, según un nuevo estudio presentado en la Reunión Nacional de Astronomía RAS ‘en la Universidad de Manchester esta semana.

El Sol pasa por ciclos – no sólo el familiar ciclo de once años de actividad y de las manchas solares, sino también un gran ciclo que se ve a los ciclos de once años que se hace más intenso, llegando a un ‘gran máximo’, antes de caer de nuevo. Nuestro Sol acaba de pasar a través de uno de estos máximos de cola y ahora comienza su declive. El Estudiante de doctorado Lucas Barnard de la Universidad de Reading ha pedido por lo tanto, lo que esta disminución va a significar para las tormentas solares que tienen el potencial de causar estragos en los sistemas eléctricos en la Tierra y en órbita, mientras que al mismo tiempo, la generación de las hermosas auroras polares.

Un enorme eyección de masa coronal del Sol entra en erupción, lanzando partículas cargadas en el espacio que se aceleran hacia fuera hacia los planetas, incluida la Tierra. Imagen: NASA / SDO.

“La actividad solar es controlada por la evolución de la dínamo solar,” dice Barnard a Astronomía ahora . “En la actualidad no somos capaces de producir un modelo predictivo del dinamo solar y es por esta razón, esperamos que nuestra  experiencia pasada de la actividad solar para producir un pronóstico análogo de la actividad futura.”

Barnard investigó los registros de las 24 grandes ciclos anteriores, pero utilizando el pasado como una plantilla en el futuro está lleno de incertidumbre – ¿cómo sabemos que lo que aparece en nuestros registros es típico, o que el futuro va a seguir las tendencias del pasado? Por lo tanto, Barnard asigna probabilidades a los posibles resultados en los próximos cuarenta años. Él cita una oportunidad de ocho por ciento que la actividad solar se desplomará a niveles por debajo del Sol tranquila del Mínimo de Maunder – el período comprendido entre 1645 y 1715, cuando ni una sola mancha solar fue visto en el disco del Sol, coincidiendo con la “Pequeña Edad de Hielo ‘llamado en Europa, que vio el río Támesis se congelan. Lo más probable, sin embargo, es que la actividad solar se reducirá a la mitad en las próximas cuatro décadas, dice Barnard. Un tanto paradójicamente, sin embargo, una caída del 50 por ciento en la actividad no significa que vamos a tener un tiempo más fácil de la misma en lo que respecta a las poderosas tormentas solares.

Tales tormentas se generan cuando eventos explosivos que llamamos eyecciones de masa coronal (CME) generan ondas de choque que pueden acelerar las partículas en el viento solar a altas energías, a veces con la Tierra en su punto de mira. La magnitud de la actividad en el Sol es obviamente un factor en su fuerza, pero compitiendo contra que es la fuerza del campo magnético interplanetario, llevado lejos del Sol en el viento solar. Un campo magnético más débil, se produce cuando la actividad es menor en el Sol, los resultados en las ondas de choque fuertes que pueden acelerar las partículas de manera más eficiente. Por lo tanto la fuerza de una tormenta solar depende del equilibrio entre los dos y, si la actividad solar se reduce a un cincuenta por ciento de su valor actual, la actividad seguirá siendo lo suficientemente grande como para producir eventos de alta energía, mientras que el campo magnético interplanetario sea lo suficientemente débil para permitir que partículas a ser acelerado. Por lo tanto, esto podría ver la tasa de las tormentas solares muy potentes levantarse de la media actual de cinco a ocho por siglo, creando un peligro mayor para los sistemas electrónicos, naves espaciales y astronautas. En la remota posibilidad de que llegara a sufrir una recurrencia del Mínimo de Maunder, dice Barnard, entonces el número de tormentas solares por siglo se reducirá a un precio tan bajo como dos ya que la actividad solar será demasiado bajo como para instigar a muchos eventos de gran alcance en el primer lugar.

El debilitamiento del campo magnético interplanetario también permitirá que más rayos cósmicos galácticos que vienen de más allá del Sistema Solar para alcanzar la Tierra. Una caída de un cincuenta por ciento de la actividad solar, dice Barnard, permitirá que la tasa de rayos cósmicos que aumente en 1,5 veces, mientras que otro mínimo de Maunder se ve que el aumento de 2,5 veces.  De cualquier manera, no es una buena noticia, y las agencias de la aviación y el espacio ya están planeando extra de protección a las embarcaciones de futuro, con esto en mente. Por desgracia, en caso de otro mínimo de Maunder se producen probablemente no sería suficiente para contrarrestar el calentamiento global en la Tierra provocados por el hombre sobre la base de los niveles atmosféricos de dióxido de carbono y mecanismos de retroalimentación (más información aquí).

Traducido de: http://www.astronomynow.com

Tormenta solar de marzo arrojó energía como para iluminar Nueva York por dos años

Imagen entregada por la NASA de la fuerte tormenta solar que afectó a la Tierra a principio de marzo. Foto: UPI (Archivo)

La gran tormenta solar que se registró entre el 8 y el 10 de marzo pasado arrojaron tal cantidad de energía que con ella se podría haber abastecido a Nueva York por dos años.

“Esta fue la mayor dosis de calor que hemos recibido de una tormenta solar desde el año 2005”, asegura Martin Mlynczak, del centro de investigación Langley de la NASA. A su juicio, el fenómeno, que incluso obligó a desviar algunos vuelos sobre el Ártico por seguridad, “muestra cómo la actividad solar puede afectar directamente a nuestro planeta”.

Según recoge el sitio ABC.es, los investigadores llegaron a esa conclusión luego de conocer los datos entregados por un instrumento especial llamado “Saber”, el cual se encuentra a bordo del satélite de la NASA, “Timed”.

Fuente: http://www.publimetro.cl