“Atentos a los mercados financieros de Europa”

europe_news

¿Estará el sistema financiero europeo al borde del colapso? Analizando la situación, el próximo golpe de la crisis económica podría comenzar en Europa. En este momento, el hundimiento se está desarrollando a una velocidad aterradora.

El lunes de la primera semana de febrero, los mercados de acciones europeos tuvieron su peor día en seis meses. En los últimos días hemos visto el valor del duro sobre el dólar declinar más de lo que lo ha hecho en siete meses. Mientras tanto, escándalos se están destapando en todo el continente. Un escándalo político en España, otro de derivados financieros en Italia y un escándalo bancario en toda la Eurozona, los cuales ya están haciendo tambalear la confianza en el sistema.

Si las cosas continúan profundizándose negativamente, podríamos vernos enfrentados rápidamente a una crisis financiera de gran magnitud en Europa. Habrá que estar atentos a los mercados financieros europeos.

Actualmente, el sistema financiero global está más integrado que nunca, y si hay un derrumbe mayor en el mercado de acciones europeo, ello afectará profundamente a Estados Unidos y al resto del mundo. Es necesario poner una estrecha atención a lo que está sucediendo en Europa, ya que los acontecimientos allí desenvueltos podrían provocar una reacción en cadena que tendría serias implicancias para cada hombre, mujer y niño de este planeta.

Como describíamos al comienzo, los mercados financieros europeos comenzaron muy mal en febrero. Las cosas no han mejorado desde entonces. A continuación, Zero Hedge resume lo ocurrido el primer jueves del mes:

EuroStoxx (uno de los indicadores más grandes de Europa) cerró hoy con una baja de un 1% en lo que va de 2013. Francia, Alemania y España también están a la baja en lo que lleva del año. Italia, luego del fraude del Presidente de ENI, colapsó en casi un 3% en la jornada de ventas bursátiles en Estados Unidos, dejando menos de un 1% para el año. Justo como hemos fundamentado, los mercados crediticios nos han estado advirtiendo que no todo está bien, y las caídas, pasado el mediodía de hoy, comienzan a hacer eco.

Además de esto, el euro ha comenzado a caer repentinamente como una roca. Tan sólo observemos esta gráfica, la cual muestra lo que ocurrió el jueves con el euro. Es muy raro ver un movimiento tan brusco del euro.

Entonces, ¿cuál es el causante de todo esto?

Bueno, ya sabemos que las bases económicas en Europa están absolutamente deterioradas. El desempleo está en su record, llegando a una tasa que supera el 26% tanto en Grecia como en España. Estas cifras equivalen a una depresión económica.

Hasta ahora ha habido una gran cantidad de confianza en el sistema financiero europeo, pero tal confianza se está tambaleando por una serie de escándalos. En los últimos días, varios escándalos bancarios importantes han comenzado a emerger por toda Europa.

Una de las peores polémicas bancarias está en Italia. Un horrible escándalo de derivados financieros ha empujado al tercer banco más grande de Italia al borde del colapso:

Monte dei Paschi di Siena (BMPS.MI), el tercer banco más grande de Italia, declaró que las pérdidas del miércoles estaban vinculadas a tres transacciones problemáticas de derivados financieros totalizadas en 730 millones de euros ($988,3 millones de dólares), mientras ponía punto final al escándalo sobre transacciones financieras riesgosas.

Está el término “derivado financiero”, sobre el cual la audiencia no debiese despegar su atención. Claro, este no es el gigantesco “pánico de los derivados” del que hemos hablado antes, pero es un ejemplo de cómo estos instrumentos financieros tóxicos pueden derrumbar incluso a los bancos más grandes. Monte dei Paschi es el banco más antiguo del mundo y la única forma de que sobreviva ahora es con un salvataje del gobierno.

Otro gran escándalo que remece actualmente a Europa está sucediendo en España. Se presume que el primer ministro Mariano Rajoy y otros miembros de su partido han estado recibiendo dinero de pagos ilegales. El siguiente resumen del escándalo sale en un artículo reciente de Bloomberg:

El 31 de enero, el periódico español El País publicó copias de lo que serían libros de contabilidad de cuentas secretas en poder de Luis Bárcenas, el ex tesorero del partido gobernante, las cuales revelaron la existencia de fondos de soborno del partido. El medio español dijo que 7,5 millones de euros en donaciones corporativas fueron canalizados al fondo y supuestamente repartidos desde los años 1997 al 2009 por los miembros más altos del partido, incluyendo a Rajoy.

Esto no suena para nada bien. ¿Cuál es la verdad? ¿Podría ser Rajoy inocente? En este momento, gran parte de la población española no lo cree así. Basta con ver las cifras de una encuesta mencionada por Bloomberg en el artículo citado anteriormente:

Según la encuesta de Metroscopia, el 76% de los españoles no cree en las negaciones del partido gobernante por las acusaciones de sobornos. Aun peor, un 58% del propio partido cree que están mintiendo.

Mientras tanto, las principales bases económicas de Europa continúan decayendo. Una de las mayores preocupaciones en este momento es Francia. Veamos un extracto de un reportaje reciente elaborado por Phoenix Capital Research:

La casa de cartas de Europa está cerca de colapsar mientras aquellos que ampliamente tienen la responsabilidad de resolver la crisis (primeros ministros, tesoreros y el presidente del Banco Central Europeo) se han visto todos implicados en escándalos de corrupción…

La venta de autos para 2012 cayó un 13% en comparación con 2011. Las ventas de casas usadas fuera de París cayeron en un 20% para el tercer cuatrimestre de 2012. Las ventas de casas nuevas cayeron en un 25%. Incluso el mercado inmobiliario de la clase alta está colapsando con ventas de departamentos en París que tienen un costo de 2 millones de euros, desplomándose a un increíble 42% en 2012.

Actualmente, la tasa de desempleo en Francia está en su máxima de 15 años, mientras la producción industrial se está haciendo añicos. Los ricos están volando de Francia en masa por el reciente aumento de impuestos y la nación se encuentra absolutamente ahogada en deuda. Incluso el Ministro del Trabajo de Francia admitió recientemente que el país está prácticamente en “bancarrota”:

El gobierno francés se vio envuelto en un embarazoso escándalo cuando un ministro dijo que la nación estaba en “total bancarrota”.

El Secretario del Trabajo, Michel Sapin, dijo que los recortes eran necesarios para poner de vuelta en marcha a la dañada economía.

“Hay un Estado, pero es un Estado en bancarrota total”, dijo.

¿Qué significa todo esto? ¿Significará que la crisis en Europa acaba de comenzar? Las cosas podrían ponerse mucho peor.

Tal vez esta es la razón por la cual insiders están vendiendo tanto sus acciones en este momento, según fue reportado en un artículo anterior titulado “¿Esperan los insiders de Wall Street que algo realmente grande ocurra pronto?”. Existe una serie de signos de que tanto Estados Unidos como Europa se dirigen a una recesión.

Byron Wien de Blackstone dijo el otro día a CNBC que esperaba que el indicador estadounidense del mercado de acciones S&P 500 cayera unos 200 puntos durante la primera mitad de 2013.

El administrador de carteras de inversiones de Seabreeze Partners, Doug Kass, dijo recientemente a CNBC que lo que está ocurriendo actualmente en el mercado financiero le recuerda mucho al derrumbe del mercado de acciones de 1987:

“Me siento como en el ‘verano de 1987’ en el mercado de renta variable de los Estados Unidos”, comentó Kass a CNBC, “lo que significa de que nos dirigimos a una fuerte caída”.

Hacia finales de 2012 y comienzos de 2013 vimos a los mercados de EE.UU. y Europa moverse sostenidamente al alza, aun cuando las bases económicas no justificaban tal movimiento. En muchas maneras, el movimiento recordó a las “falsas subidas” que hemos presenciado antes de las grandes “correcciones del mercado” en el pasado. A menudo, los mercados financieros están en su punto “eufórico” justo antes de que azote un derrumbe.

Aún si no tienes una pizca invertida en los mercados financieros, es el momento de prepararse para un eventual escenario.

Todos debemos aprender de lo que está pasando Europa. En Grecia, personas que pertenecían a la clase media están ahora pisoteándose mutuamente en busca de comida. Es necesario prepararse financiera, mental, emocional, espiritual y físicamente, de modo que podamos capear la tormenta económica que se avecina en los mercados mundiales.

La mayoría de los estadounidenses están acostumbrados a vivir de cheque en cheque y estar constantemente hasta el tope de la deuda, lo cual es increíblemente estúpido.

Aun en el reino animal, los animales trabajan duro durante la temporada de calor para prepararse para los meses fríos. Todos deberíamos estar trabajando muy duro para prepararnos durante tiempos prósperos, con tal de almacenar algo para los años que se avecinan.

Desafortunadamente, si los eventos de Europa son señal de algo, puede que pronto nos quedemos sin tiempo.

Fuente: http://verdadahora.cl

La gigantesca tormenta que azotará a Estados Unidos con la muerte del dólar

SuperStorm-425x502

Por imprimir, tomar prestado y gastar dinero de forma imprudente, las autoridades de Estados Unidos están claramente haciendo trizas la confianza en el dólar estadounidense. El resto del mundo está observando estas estupideces. En algún punto se darán por vencidos con esta divisa y se desharán de ella, con sus manos alzadas. Cuando aquello ocurra, va a ser absolutamente catastrófico para la economía estadounidense. En estos momentos, EE.UU. exporta gran parte de su inflación. Cada año, EE.UU. compra mucho más que lo que el resto del mundo compra de ellos, y por ende, el mundo termina con gigantescas pilas de dólares. Esto funciona bastante para el resto, porque el dólar es la principal divisa del mundo y es usada en los intercambios internacionales mucho más que otra moneda.

En 1999, el porcentaje de intercambio extranjero de reservas en dólares estadounidenses alcanzó su punto más alto, con un 71%. Desde entonces, ha descendido hasta un 62,2%. Pero la cifra continúa siendo gigantesca. EE.UU. puede imprimir, tomar prestado y gastar como loco, porque el resto del mundo estará allí para absorber sus dólares excesivos, dada la necesidad de intercambiarlos mutuamente. ¿Pero qué pasaría si el resto del mundo decide rechazar el dólar, de la noche a la mañana? En aquel punto, veríamos un tsunami de dólares devueltos a su país de origen. Tomémonos un momento y pensemos en la peor lluvia de billetes. La gigantesca súper tormenta de divisas que eventualmente golpeará a EE.UU. será mucho peor.

La mayoría de los estadounidenses no se dan cuenta de que hay muchos dólares siendo usados en el mundo, mucho más que en Estados Unidos. A continuación, dejamos un artículo académico escrito por Linda Goldberg:

El dólar es la mayor forma de dinero en efectivo en el mundo. Se estima que la mayoría de las impresiones de dólares de los bancos son usadas fuera de EE.UU. Más del 70% de las emisiones de billetes de cien dólares, y alrededor de un 60% de la emisión de billetes de veinte y quince dólares, son usadas en el extranjero, mientras que dos tercios de la emisión total de dólares de EE.UU. han estado circulando fuera de la nación desde 1990.

Por décadas, Estados Unidos ha estado exportando enormes cantidades de su divisa. Entonces, ¿qué ocurriría si este proceso se revirtiera y grandes cantidades de dólares comenzaran a regresar al país? Pensarlo es atemorizante.

La clave de esto sería que el resto del mundo depositara confianza en el dólar, para que la catástrofe no ocurra. Desafortunadamente, existe un montón de signos de que el mundo se está alejando del dólar.

Por ejemplo, recientemente se anunció que las naciones del BRICS están desarrollando su propia versión del Banco Mundial:

El bloque BRIC (Brasil, Rusia India, China y África del Sur) ha comenzado a planificar su propio banco de desarrollo y un nuevo fondo de salvataje, el cual sería creado con la puesta en conjunto de 240 mil millones en divisas extranjeras de reserva, según fuentes diplomáticas. Para entender cuán importante es el fondo propuesto, éste será más grande que el Producto Interno Bruto (PIB) de unos 150 países, según Russia & India Report.

Como se desliza en un artículo previo, en los últimos años han existido una serie de acuerdos internacionales nuevos de divisas, que fomentan el uso de monedas nacionales por sobre el uso del dólar estadounidense. Los siguientes son sólo algunos de los ejemplos:

1. China y Alemania (Ver aquí)
2. China y Rusia (Ver aquí)
3. China y Brasil (Ver aquí)
4. China y Australia (Ver aquí)
5. China y Japón (Ver aquí)
6. India Japón (Ver aquí)
7. Irán y Rusia (Ver aquí)
8. China y Chile (Ver aquí)
9. China y los Emiratos Árabes Unidos (Ver aquí)
10. China, Brasil, Rusia, India y África del Sur (Ver aquí)

¿Podrá convertirse este movimiento en una estampida de alejamiento del dólar? La pregunta es muy importante, pero nada de ello se escucha en los medios estadounidenses, ni de la boca de los políticos.

Mientras esto ocurre, los “líderes” estadounidense hacen todo lo que pueden para destruir la confianza en el dólar. La Reserva Federal está imprimiendo dólares como si fuera el apocalipsis. El gobierno federal, en tanto, continúa superando el límite de billones de dólares de déficit cada año. Aparentemente, no entienden que están destruyendo sistemáticamente el sistema financiero del país.

Otros líderes mundiales sí lo captan. Por ejemplo, el presidente ruso Vladimir Putin dijo hace unas semanas lo siguiente:

La irrazonable expansión del déficit presupuestario y la acumulación de la deuda nacional, son tan destructivas como un juego en el mercado de acciones. Durante la época de la Unión Soviética, el rol del estado en la economía era absoluto, lo que eventualmente derivó en una nula competitividad en la economía. Tal lección nos costó mucho. Estoy seguro de que nadie querría que la historia se repitiera.

Lo que el gobierno federal estadounidense continúa haciendo es demencial. Un día después de la celebración de Acción de Gracias de este año, la deuda nacional aumentó en 24 mil millones de dólares. Pero el desastre absoluto aún no ha llegado, y gran parte de los estadounidenses no está realmente preocupado de su deuda. Así, las cosas siguen rodando.

Por supuesto, la deuda nacional de EE.UU. de $16.309.738.056.362,44 dólares no es nada comparado con las futuras deudas que su gobierno federal deberá enfrentar. Simplemente observemos lo que un artículo reciente del Wall Street Journal tiene que decir sobre esto:

Las actuales obligaciones de duda del gobierno federal, incluyendo la Seguridad Social, Salud, y los beneficios futuros de retiro de empleados federales, ya excede los $86,8 billones de dólares, o 550% del Producto Interno Bruto (PIB). Para el fin de año del 31 de diciembre del 2011, los gastos anuales acumuladores de Salud y Seguridad Social fueron del orden de $7 billones de dólares. Ninguna cifra como esa es usada en el cálculo del déficit. En realidad, el déficit presupuestario reportado es menos de un-quinto de la cifra más adecuada (para los cálculos).

Otro economista pinta una imagen más gris. Según Niall Ferguson, el gobierno estadounidense deberá enfrentar obligaciones de deuda sin fondo (sin posibilidad de pago) de $238 billones de dólares.

Entonces, ¿de dónde van a sacar todo ese dinero? ¿Por qué no imprimen más dinero que nunca, para así el gobierno poder pedir más dinero prestado y gastar más que nunca? Esto es lo que algunos de los economistas más reconocidos del país están recomendando. No es chiste.

El periodista económico más famoso de Estados Unidos, Paul Krugman, del New York Times, está valientemente proclamando que la solución a todos estos problemas es imprimir, pedir prestado y gastar más dinero. Krugman insiste en que no hay razón para temer que la gigantesca montaña de deuda que se está acumulando haga colapsar el sistema:

Tenemos nuestra propia divisa, y casi toda nuestra deuda, tanto privada como pública, está denominada en dólares. Así que nuestro gobierno, a diferencia del gobierno griego, literalmente no puede quedarse sin dinero. Después de todo, puede imprimirlo él mismo. Así que no hay riesgo de que EE.UU. vaya a la quiebra por su deuda. Diría “sin riesgo del todo” si no fuera por la posibilidad de que los republicanos, una vez más, trataran de tomar a la nación como rehén por el tema del techo de la deuda nacional.

Pero si el gobierno de EE.UU. imprime más dinero para pagar sus cuentas, ¿esto no llevará a la inflación? No, no si la economía continúa deprimida.

Ahora, es cierto que los economistas podrían comenzar a esperar una gran inflación en los próximos años. También es posible que ellos presionen y bajen aún más el valor del dólar. Ambas cosas, sin embargo, ayudarían más que herir a la economía estadounidense en este momento; la inflación esperada desalentaría a las corporaciones y a las familias de no gastar su efectivo, mientras que un dólar más débil haría más competitivas a nuestras exportaciones.

Por supuesto, lo que él prescribe es totalmente demente y absurdo. En algún punto del juego, esto va a colapsar y el resto del mundo dirá un rotundo “NO” al dólar estadounidense. ¿Por qué deberían seguir utilizando una divisa que se ha convertido extremadamente inestable, y que está siendo constantemente manipulada?

Cuando el resto del mundo rechace el dólar, el valor de éste caerá como una roca, ya que existirá menos demanda sobre él.

Para agregar, si el resto del mundo no usara más el dólar estadounidense como moneda de intercambio, otras naciones dejarán de acumular gigantescas montañas de la divisa, inundando las costas de Estados Unidos con su regreso.

En aquel momento, veremos una inflación como nunca antes hemos visto en territorio estadounidense. La era de las importaciones baratas terminará y se deberá pagar mucho más, desde el petróleo hasta las baratijas de plástico fabricadas en el extranjero, que son compradas en Wal-Mart.

La mayoría de los estadounidenses ni siquiera sabe lo que es una “divisa de reserva”, pero cuando el dólar pierda tal estatus, ello desencadenará una pesadilla que la mayoría de los economistas no se puede imaginar.

Habrá que disfrutar la temporada de festivos mientras se pueda. Aún quedan montones de importaciones baratas llenando las bodegas de las tiendas estadounidenses. Una vez que la gigantesca tormenta de divisas golpee al país, los estadounidenses recordarán con cariño los viejos días de 2012.

Sí, el dólar sigue vivo y continúa haciendo tic-tac por el momento. Pero al paso en que las autoridades abusan de él, no sería válido decir que las cosas se ven buenas y saludablemente perdurables en el tiempo.

Fuente: http://verdadahora.cl/la_gigantesca_tormenta_que_azotara_a_estados_unidos_con_la_muerte_del_dolar.html

Precio del petróleo podría llevar a economía mundial a recesión: AIE

PARIS, 14 sep (Reuters) – Los actuales precios del petróleo podrían empujar a la economía mundial a una recesión, dijo el viernes el economista jefe de la Agencia Internacional de Energía, luego de que el crudo en Nueva York subió sobre los 100 dólares en la jornada, su mayor nivel en cuatro meses.

“Veo los precios hoy, en este contexto económico, como insostenible para los consumidores”, dijo a Reuters Fatih Birol.

“Los altos precios junto a otros factores podrían llevar a la economía mundial a recesión”, agregó.

Las dos regiones más vulnerables a los elevados precios son Europa y China, aseguró.

Birol prefirió no comentar si los actuales precios podrían llevar a la AIE a liberar reservas de emergencia de petróleo, pero dijo que la agencia estaba vigilando el mercado muy de cerca. (Editado por Mónica Vargas)

Fuente: http://mx.reuters.com

Video recomendado:

Para el FMI, la economía mundial va peor de lo previsto

“Desgraciadamente, las perspectivas han empeorado en estos últimos meses”, sostuvo la directora gerente, Christine Lagarde. Pide aún más “esfuerzos” a Europa.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, anunció este viernes que la institución va a revisar próximamente a la baja las previsiones de crecimiento por el deterioro de la situación económica mundial, incluida la de países emergentes como Brasil, China e India.

“Desgraciadamente, las perspectivas han empeorado en estos últimos meses“, sostuvo Lagarde en un discurso en Tokio, en el marco de una visita de dos días a Japón que albergará en octubre la reunión anual del FMI y del Banco Mundial.

“Numerosos indicadores de la actividad económica -inversiones, empleo, producción- se han deteriorado. Y no sólo en Europa o en Estados Unidos, sino también en numerosos países emergentes clave como Brasil, China, India“, precisó.

Por ello, las nuevas previsiones de crecimiento mundial que el Fondo va a publicar en diez días serán un poco más bajas, aunque “sin cambios enormes”, que las últimas presentadas a mediados de abril, advirtió la directora gerente.

En sus previsiones de abril, el FMI preveía un crecimiento de la economía mundial del 3,5%este año y de 4,1% en 2013. “Algunas regiones está más afectadas que otras” por la crisis mundial que ha afectado a Europa.

Lagarde destacó que en los últimos meses se han hecho esfuerzos extraordinarios para resolver los problemas de endeudamiento, financieros y económicos. Entre ellos, destacó el acuerdo alcanzado la semana pasada por los dirigentes europeos que va “en la buena dirección”.

Los dirigentes europeos aprobaron en la cumbre de Bruselas, realizada los días 28 y 29 de junio,recapitalizar directamente a los bancos en dificultades a través de los fondos de ayuda europeos y que estos puedan comprar deuda pública de los países en dificultades en el mercado sencundario.

El Banco Central Europeo también ha acordado esta semana reducir a un nivel histórico de 0,75%su tasa de referencia para tratar de reactivar la economía.

“Siempre hemos dicho que además de un cortafuegos (mecanismo de ayuda preventivo), además de la intervención del Banco Central se necesita una zona euro más unida, no sólo con una moneda única sino con una unión bancaria y una unión presupuestaria”, dijo Lagarde.

Los europeos han “decidido avanzar hacia una unión bancaria. Deben ponerla en marcha, lo que no es evidente con 17 países miembros” de la zona euro, dijo, antes de agregar, que “para nosotros, la próxima etapa será un unión presupuestaria que complete la unión monetaria y bancaria”.

Interrogada sobre el escepticismo con el que han sido recibidos todos estos acuerdos europeos, Lagarde aseguró que “lleva un poco de tiempo para que los mercados, los inversores y los banqueros digieran este tipo de decisiones”.

Durante su visita a Tokio, la directora gerente se reunió con el primer ministro nipón, Yoshihiko Noda, y otros responsables del país, segundo contribuyente al FMI.

El archipiélago anunció en abril que aportará u$s60.000 millones adicionales al fondo para ayudar a hacer frente a la crisis, en particular la de la deuda en Europa.

Lagarde agradeció al Gobierno nipón por ello, así como por los esfuerzos de consolidación presupuestaria, unos días después de la adopción en el Parlamento de una ley que prevé subir del 5% al 10% los impuestos al consumo de aquí a octubre del 2015.

La jefa del FMI tiene previsto pronunciar un discurso en una universidad tokiota antes de proseguir viaje a Yakarta (8 al 10 julio) y después a Bangkok (11 y 12 julio).

Fuente: http://finanzas.iprofesional.com

Temor a que los Bancos Centrales no rescaten la economía mundial

El alza mundial de las bolsas perdió fuerza el jueves 07/06 mientras los inversores reflexionaban sobre los límites de la capacidad de los bancos centrales para mejorar la situación de la economía mundial.

Ben Bernanke, presidente de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal de USA (banco central).

Los inversores globales se aliviaron un poco con la idea de que los bancos centrales tienen el dedo en el gatillo, en el caso de que se agrave la crisis de la eurozona y el crecimiento mundial se debilite aún más. Pero este optimismo se vio debilitado por la creencia de que las políticas de intereses, por sí solas, no pueden hacer mucho más de lo que ya han hecho para levantar las economías abatidas por una serie de problemas y la incertidumbre sobre hasta que punto los bancos centrales están dispuestos a estimular el crecimiento.

Tanto en USA como e China, Europa es un motivo de especial preocupación. El gigante fondo soberano chino, la Corporación de Inversiones de China, está recortando su cartera de acciones y deuda en euros, dijo el director del fondo, Lou Jiwei,a The Wall Street Journal.

“Hay un riesgo de que la eurozona se desmorone y ese riesgo va en aumento”, dijo Lou.

El jueves, los inversores de acciones se animaron inicialmente por la sorpresiva decisión del banco central chino, el Banco Popular de China, de recortar la tasa de interés para préstamos de un año. El banco redujo la tasa en un cuarto del punto porcentual, a 6,31%, y tomó algunas pequeñas medidas para liberar el nivel altamente regulado de tasas de interés que los bancos pueden ofrecer a los depositantes. Las iniciativas son un signo de la creciente preocupación de las autoridades chinas con la desaceleración de la economía.

Más tarde, el presidente del banco central estadounidense, Federal Reserve, Ben Bernanke, decepcionó a algunos inversionistas durante un discurso en el Congreso al no indicar nuevas acciones del Fed para impulsar la economía. Destacó algunos avances positivos en la economía de USA, como la mejora en las ventas de inmuebles y en el sector de la construcción y el hecho de que los bancos estadounidenses están bien capitalizados, pero abordó de forma amplia la cuestión de los riesgos de la recuperación económica, como en Europa.

Bernanke dejó claro que hay una serie de opciones sobre la mesa para ser discutida por los directores del banco central durante la próxima reunión de política monetaria el 19 y 20 de junio. “Mis compañeros y yo todavía estamos evaluando”, dijo. La principal pregunta que debe responder, dijo Bernanke, es si la economía será lo suficientemente fuerte como para provocar un avance significativo en la reducción del desempleo, que quedó en 8,2% en mayo.

El recorte de intereses de China, anunciado después del cierre de los mercados asiáticos, ayudó a las acciones europeas a registrar alta sólidas por segundo día consecutivo. El índice FTSE 100 subió 1,2% y la Bolsa de Valores italiana, que había sido duramente golpeada por los espasmos nuevos de la crisis en la eurozona subió un 0,9%.

En USA, las bolsas comenzaron el día fuertes, pero perdieron impulso en al final. El promedio industrial Dow Jones subió 46.17 puntos, o un 0,4%, finalizando en 12,460.96 puntos. Fue suficiente para extender la secuencia de altas por tres días consecutivos, período en el cual la Dow subió un 3%. En cuanto a Nasdaq, cargada de empresas de tecnología, cayó y el ídice S&P casi no cambió.

“El mensaje que viene de los bancos centrales es que “nosotros estamos aquí y estamos atentos, y si fuera necesario estamos preparados a hacer algo muy significativo y creativo, “dijo Marc Stern, director de inversiones de Bessemer Trust, que administra una cartera US$ 65.000 millones. “Sin embargo, hay una advertencia muy importante en el sentido de que también están diciendo que “nosotros no podemos hacer todo solos; los jefes de Estado y los legisladores tienen que hacer su parte”.

Después de una ola de ventas brutal de acciones, commodities y otras clases de activos, el mes pasado, y un montón de datos económicos recientes que muestran una desaceleración mundial, los inversores están cada vez más convencidos de que una acción de los bancos centrales no está muy lejos.

Varios eventos podrían afectar la motivación del Fed en su próxima reunión, en particular a Europa. Estos incluyen las negociaciones para recapitalizar los bancos de España y las elecciones en Grecia el 17/06 que podrían determinar si el país seguirá o no en la unión monetaria.

El Banco Central Europeo dejó de recortar intereses en la reunión del miércoles, pero el presidente, Mario Draghi, dio a entender que podría hacer alto más tarde. El jueves, el Banco de Inglaterra tampoco dejó de recortar intereses.

Algunos economistas opinan que los bancos centrales tienen que reducir aún más las tasas de interés y aliviar las tensiones financieras. “Necesitamos una expansión monetaria mundial, para lo que es necesario el BCE”, dijo Kenneth Rogoff, profesor de Harvard y ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional. Los niveles de las tasas de interés son muy importantes para los inversores, ya que afectan las decisiones de inversión y gastos de los individuos y las empresas, influyendo de ese modo en el crecimiento económico. El interés también puede reducir la carga de la deuda pasada y son una variable clave usada por analistas para calcular el valor de las acciones.

Pero los inversores, y muchos directores del Fed tienen dudas acerca de si las bajas tasas de interés puede traer algún beneficio. “Ustedes han puesto demasiado énfasis en el apoyo del Fed a la economía”, dice Brian Jacobson, estratega principal de cartera de la Wells Fargo Asset Management, que administra US$ 210.000 millones. “No es que los intereses no esté lo suficientemente bajos, no es que los bancos no tienen suficientes reservas”.

Las autoridades monetarias de los países emergentes pueden tener más espacio para actuar. Puede ser el caso, especialmente, en China, dijo David Mann, director de análisis regional de Standard Chartered Bank en Nueva York. “Y no sólo en términos de política monetaria, también tienen espacio para estimular usando política fiscal y acelerando el ritmo de aprobación de proyectos de infraestructura”.

El colapso del Dinero de Papel

En este episodio Max Keiser y su copresentadora Stacy Herbert comentan el pánico provocado por el acopio de persianas de seguridad por una cadena de tiendas de electrónica entre otros temas. En la segunda mitad del programa Max conversa con Detlev Schlichter, el autor de Paper Money Collapse, sobre el euro, el dracma, el dólar y el oro.

Fuente: RT

Una Tercera Guerra Mundial para un Nuevo Orden Mundial. Razones y posibilidades

Basta una recorrida por los diarios del mundo para tomar conciencia de que todo el sistema de Cultura Occidental y Cristiana parece a punto de colapsar definitivamente.

La economía es un caos creciente que viene arrollando las superestructuras formadas hacia el final de la Guerra Fría y nadie podría apostar a que se recuperará en lo cercano; más bien, la amenaza de un colapso es no sólo inminente sino también definitiva.

Los sistemas políticos tampoco son funcionales ya, ni tampoco sustentables. La democracia como panacea de la Modernidad no se aplica. Los gobiernos que obra en su nombre no son más que camarillas reducidas sostenidas por intereses económicos donde los pueblos solamente son una representación que maquilla la situación.

Esto se comprueba con la creciente supresión de derechos y libertades que intentan afectar incluso a la Internet. El control sobre los individuos es cada vez más creciente, desde las leyes inmigratorias cada vez más exigentes en Europa y en Estados Unidos, donde desde marzo del año 2013 la ley obligará a todos los ciudadanos a implantarse un “chip” para controlar “su salud”.

Los sistemas religiosos también van camino de la ruina; en el Oriente el Islam ha sido desvirtuado por los líderes que lo utilizan para justificar una “Jihad” contra Occidente, donde a su vez, la poderosa Iglesia Católica pierde credibilidad y poder aceleradamente aguijoneada por la liviandad e inmoralidad de sus estructuras más encumbradas.

La pérdida de los valores a nivel global es lacerante; la violencia preside cada vez la historia de las comunidades. En el medio, un Benedicto XVI, celoso custodio del poder de la estructura Católica clama a Dios pidiendo misericordia para la humanidad frente a los profetizados eventos finales que parecen avecinarse.

En medio de ese panorama se habla cada vez más abiertamente de una guerra que se iniciaría contra Irán pero que sus consecuencias comprometerían a todo el Globo. Estados Unidos mantiene desde unos meses una poderosa flota navegando en círculos en torno al Estrecho de Ormuz, mientras los rusos hacen lo propio mientras apoyan a Irán y al régimen de Siria.

En China, el Segundo Cuerpo de Artillería del Ejército Popular de Liberación, responsable de los misiles estratégicos, habría ya recibido órdenes de lanzar un “ataque nuclear preventivo” frente a un posible escenario donde sus fronteras, instalaciones nucleares o ciudades se vieran amenazadas.

Debajo de los chinos, India y Pakistán prueban misiles balísticos, mientras coreanos del norte y del sur movilizan tropas y lanzan cohetes con satélites militares y también prueban sus vectores con capacidad de carga nuclear.

El líder chino Hu Jintao –según un boletín del Ministerio de Defensa ruso, citado por los principales diarios europeos-, sostiene que la “agresión de Occidente y de Estados Unidos es inminente” y que la única forma de detenerla es una “acción militar directa e inmediata”, por lo que ha llamado a sus fuerzas navales “prepararse para la guerra”.

Más adelante, el informe dice que “China no dudará en proteger a Irán aún si para ello se necesita una Tercera Guerra Mundial”. Uno de sus párrafos más preocupantes señala que “Estados Unidos está preparando un “solución máxima” a la crisis del Medio Oriente si es que llega a estallar la guerra nuclear al atacar a Siria con agentes biológicos mortales con la intención de matar a decenas de millones de ciudadanos inocentes”.

Las razones de la locura

Básicamente, esta demencia impulsada por Estados Unidos asociado con Israel tiene una razón económica. El descalabro del sistema financiero mundial agobiado por el peso de una deuda de 100 Trillones de dólares que nadie puede pagar, según un reporte calificado como “impactante” del periodista e investigador Greg Hunter titulado “¿Se está saliendo el mundo de control?”.

Los republicanos están convencidos de que la guerra es la única salida para “licuar” todo, la deuda, los regímenes y armar un nuevo orden mundial, donde ellos naturalmente, serían los líderes. Obama, desde el sector demócrata, trata de hacer todo posible para asfixiar a Irán, pero fuentes de la Casa Blanca han deslizado que el Presidente, en el fondo está convencido como sus opositores y los judíos de que lo único que puede volver a poner todo en su lugar, es paradójicamente, la guerra.

A probar que ésta la solución que piensan aplicar viene el anuncio de que el proyecto de ley del Presupuesto norteamericano ya incluye los gastos militares de una escalada contra Irán, según reveló el congresista demócrata Dennis Kucinich, este pasado jueves 17 de mayo.

En el documento se contempla el envío de aviones, municiones y combustible para operaciones en el Golfo Pérsico por mar y por aire; además del refuerzo de la flota estacionada en la región para “larga campaña militar contra una serie de instalaciones nucleares y militares de Irán”.

En opinión de los analistas internacionales, las acciones militares contempladas en este proyecto ley ya aprobado por el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes y que para el año fiscal 2013 prevé unos gastos en Defensa de más de 642.000 millones de dólares, no sólo no obtendría los resultados que se buscan sino éstos que terminarían siendo catastróficos para los intereses norteamericanos.

Las consecuencias globales

Nunca desde la “Crisis de los Misiles” en 1962 cuando Estados Unidos y Rusia estuvieron a centímetros de la contienda nuclear el mundo se había visto tan cerca de una guerra de consecuencias impredecibles.

Por eso es que aventurar qué ocurrirá si Estados Unidos e Israel van contra Irán sobrepasa el terreno de lo posible y se instala en las conjeturas.

Para algunos, desde el punto de vista económico, sobrevendría una recesión desconocida que retrasaría en décadas al mundo globalizado. La magnitud de la destrucción llevaría al mundo a una nueva concepción de lo que debe ser la humanidad, quizás instalando un nuevo y más sincero sentido de religiosidad.

La crisis humanitaria sería mayúscula por la cantidad de desplazados que se movilizarían buscando qué comer, lo cual haría que la comida y el agua lleguen a cuidarse y cotizarse muy caros; algo que ya el Apocalipsis adelanta (Capítulo VI).

La muerte asolaría a consecuencia de las pandemias desatadas, máxime si se hace caso a ciertos informes rusos que denuncian que Estados Unidos tiene preparados misiles bacteriológicos para esparcir un virus mutante de influenza.

La fauna y la flora se verían afectados por la dispersión de nubes radioactivas, sin contar la posibilidad de un invierno nuclear en una hipótesis de máxima, lo cual según un informe de National Geographic, llevaría a la extinción de especies y a la desaparición de por lo menos un 40% de la población humana.

Asistimos a la paradoja más grande de los últimos tiempos; Estados Unidos, la gran democracia liberal, es por estas horas el ariete que está acometiendo contra la puerta que contiene a la Bestia de la guerra encerrada aún. Si llegan a abrirla, quizás la humanidad destape una Caja de Pandora, que únicamente ese don dado exclusivamente al ser humano puede mantener cerrada: la razón. Lo demás es impredecible.-

Por Ernesto Bisceglia 

Fuente: http://www.elintransigente.com

Breve CV de Ernesto Bisceglia

Periodista, escritor y docente de Filosofía, Formación Ética y Ciudadana, Historia del Pensamiento Jurídico y Político, Historia de las Religiones.

Ha publicado “Estampas de Salta” (1997); “Salta, el Capítulo de la Fe” (1998); “Masones, liberales y jacobinos, la otra guerra de Belgrano” (2005); “Formando Ciudadanos, un desafío cívico” (Manual, 2009); “El Pueblo debe saber de qué se trata – Doscientos años de Periodismo en la Argentina” (2009); “El Alma Franciscana de Salta” (2010); “Compendio de Historia de la Iglesia y la Evangelización americana, en las Provincias Unidas y en el Obispado de Salta” (2010). En el género de Novela, ha publicado “Su Santidad, el Anticristo” , premiada en los Concursos Literarios Provinciales 2010. Tiene publicados varios trabajos de investigación sobre temas docentes y jurídicos.