Irán: El avión no tripulado fotografió el reactor de Israel

Fotografía del reactor nuclear de Israel

La Guardia Revolucionaria de Irán sostiene que el avión no tripulado (drone) que se infiltró en el espacio aéreo de Israel el fin de semana cumplió su misión y fotografió el reactor nuclear de Dimona, según un reporte del periódico Al Arabiya.

“El avión no tripulado logró fotografiar el reactor atómico de Israel en Dimona en sus mínimos detalles”, señaló el corresponsal de Al Arabiya, Najat Mohamed Ali, quien recibió la información de altas fuentes de la Guardia Revolucionaria, que indicaron que fue Irán quien lanzó el drone.

Mientras tanto, la cadena de televisión Al Manar, órgano oficial del grupo terrorista libanés chií Hezbollah, anunció que su líder, el jeque Hassan Nasrallah ofrecerá esta noche un discurso en el que proveerá los detalles sobre el drone.

Nota del editor: actualización. Hace pocos momentos:

Hezbollah reivindicó hoy como acción propia el sobrevuelo en territorio de Israel por un avión no tripulado (drone) que fue derribado por aviones israelíes, el sábado pasado.

La comunicación la efectuó en persona el secretario general del partido político libanés, Hassan Nasrallah, esta misma tarde y poco después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, felicitara a la fuerza aérea de Tel Aviv por haber hecho abortar una operación que, reveló, era de Hezbollah.

En una transmisión televisiva citada en la página web del periódico libanés L`Orient le jour, el sheij shiíta Nasrallah puntualizó además que se trataba de un equipo construido en Irán.

Nasrallah asignó al sobrevuelo gran importancia “en la historia de la revolución libanesa contra el Estado sionista”, la reivindicó excusándose de brindar informaciones “técnicas” que respaldasen esta declaración, y precisó que el drone había decolado de alguna región no especificada del Líbano.

“Recorrió centenares de kilómetros de mar sin obstáculos ni problemas técnicos”, amplió, “y penetró a Israel por los territorios palestinos ocupados”. El político libanés se jactó de que el equipo “sobrevoló sitios sensibles de Palestina meridional (Hezbollah no reconoce a Israel) antes de su intercepción y derribo sobre el reactor nuclear de Dimona”.

Según las autoridades israelíes, el aparato había sobrevolado 55 kilómetros de su territorio antes de ser abatido. En línea recta, Dimona se encuentra a menos de 55 kilómetros de Cisjordania, pero bastante más lejos del mar, que es la ruta por la que el shéij Nasrallah dice que se desplazó el drone.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, identificó a Hezbollah como autor de la intrusión durante una visita de reconocimiento del muro de seguridad que se levanta al sur del país.

Tras recalcar que Tel Aviv “actuará con determinación para defender sus fronteras marítimas, terrestres o aéreas”, dio como ejemplo la “liquidación del intento de Hezbollah del fin de semana”, refiriéndose al avión no tripulado.

La versión israelí, brindada por el vocero militar Avital Leibovich, señala que el drone fue identificado ya cuando volaba sobre el Mediterráneo en las cercanías de la franja de Gaza.

Fue abatido sobre un bosque deshabitado, cerca de la ocupada Banda Occidental, aclaró por su parte el martes a la radio oficial israelí, Kol Israel, el director de políticas del ministerio israelí de defensa, Amos Gilad.

Fuente: http://verdadahora.cl

Escuela en Texas impone el uso de chips RFID a sus alumnos

 

Para algunos se trata de “la marca de la bestia”; para otros, es parte del plan mundial de dominación que incluye el “chipeado” de todos los seres humanos; otros sugieren que los chips son una cuestión de seguridad. Lo cierto es que día a día hay más muestras de que los chips de control se hacen presentes, como en Venezuela, México, España, USA…

Uno de los distritos escolares más grandes en Texas ha comenzado a utilizar la tecnología de seguimiento por radiofrecuencia, o RFID, con sus estudiantes.

Según los administradores de Northside Independent School District es una “gran manera de mantener a los niños seguros”. Sin embargo, algunos padres dicen que es una invasión de la privacidad de los niños y que viola sus creencias.

El día de Andrea Hernández comienza con su mochila, una camiseta, y su tarjeta de ID de estudiante. Pero en la escuela John Jay High School esta estudiante de segundo año no está utilizando su nueva insignia de su escuela con el RFID. Ella está usando la tarjeta del año pasado.

Hernández dice que el nuevo ID viola sus creencias religiosas. Ella cree, y con sólidas razones, que el RFID condiciona a los estudiantes para algún día aceptar lo que el libro bíblico de Apocalipsis denomina“marca de la bestia.”

La escuela John Jay High School requiere la tarjeta para sus actividades como la compra de comida o buscar un libro de la biblioteca.

“Esta no es la gran economía como la economía de USA o la economía de Texas”, dijo Hernández. “Es la economía de la escuela John Jay High School, donde no estás autorizado a participar en ella a menos que tenga esta cosa.”

Pero Northside dice que las insignias “ayudarán a mantener a los niños seguros” y, con 100.000 estudiantes en mega-escuelas de la ciudad, es una tarea difícil.

Los estudiantes deben llevar dispositivos RFID en cordones alrededor del cuello. Los RFID contienen pequeñas baterías que emiten ondas de radio. Escáneres RFID incrustadas en el techo luego “leen” las insignias en varios lugares alrededor de la escuela e identifican la ubicación de los estudiantes.

El portavoz de Northside, Pascual González dijo que el nuevo sistema ayudará a las escuelas a realizar un seguimiento de los estudiantes “donde quiera que se encuentren”. Ahora se puede identificar la ubicación de un estudiante en el momento. Muchos padres apoyan el sistema, diciendo que les da la“tranquilidad”.

“Como padre, quiero saber dónde está mi hijo porque estoy haciéndolos responsables por su bienestar”, dijo Madelene Garza.

Pero no todos los padres están de acuerdo. “No me gusta la idea de tener a los chicos con un chip”, dijoBobby Scott, quien tiene tres hijos en el distrito.

Leticia Adams, otro apoderado, asegura que: “Yo creo que esto es invadir la privacidad de nuestros hijos y de las libertades civiles y no hay elección si optar o no”, dijo.

Organizaciones de Privacidad de USA están apoyando estos padres. “La preocupación principal es que no queremos que se convierta en una sociedad vigilada”, dijo Jay Stanley, analista de políticas de la American Civil Liberty Union’s Speech.

“En nuestra cultura y nuestras tradiciones jurídicas, el gobierno no te vigila a menos que tenga una razón de peso para sospechar que usted está involucrado en actos ilícitos“, dijo. “Este tipo de tecnología implica la libertad de expresión, el derecho a las libertades de asociación y la libertad religiosa”.

“Imagine por ejemplo que un estudiante sea disuadido de asistir a un grupo de interés político porque teme que la tecnología de seguimiento alertará a los administradores, directores u otros acerca de sus intereses políticos”, dijo Khaliah Barnes, de EPIC (Open Government Fellow at Electronic Privacy Information Center)

Los peligros reales que encierra el “chipeo” de las personas tienen que ver con su propia libertad, llevando el debate a una cuestión en la que las personas deben elegir entre su propia libertad y su seguridad. El razonamiento toca un punto que vale la pena observar: el ejercicio de la propia libertad implica necesariamente riesgo, es decir, la posibilidad de perder seguridad y control sobre las situaciones. Así, si el ejercicio del libre albedrío implica necesariamente inseguridad, la instalación del chip implica necesariamente ceder la propia libertad. El encontronazo entre esas la idea de seguridad y libertad es clave en el debate y probablemente será el eje en el que se moverán las decisiones de las personas en el eventual caso de que estos chips comiencen a ser instalados bajo la piel de las personas, como plantean los conspiracionistas.

Fuente: http://urgente24.com