Adiós Soros: Fundación de George Soros se retirará de Turquía tras ser acusada de “destruir naciones”

El presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, acusó al financista global de la ideología de género de “dividir naciones y destruirlas”.

Open Society Foundations, la fundación del filántropo judío George Soros, cerrará su oficina en Estambul tras ser acusado por el presidente Recep Tayyip Erdoğan de intentar “dividir naciones y destruirlas”, informó el New York Times.

El gobierno turco ha tratado de vincular a la Open Society con las protestas de Gezi Park de 2013 ; la organización de Soros ha negado cualquier papel y desestimó la acusación por infundada. Un miembro de la junta de la organización, Osman Kavala , fue arrestado y ha estado en la cárcel por más de un año sin ser acusado formalmente, dijo la organización.

PUEDES LEER: Gobierno de Hungría expulsó del país una universidad fundada por George Soros

Erdogan denunció a Soros en un discurso, vinculándolo con Kavala, uno de los empresarios y activistas de la sociedad civil más prominentes de Turquía, de financiar a los terroristas durante las protestas de Gezi.

“¿Y quién está detrás de él? El famoso judío húngaro Soros. Este es un hombre que asigna personas para dividir naciones y destruirlas. Él tiene tanto dinero y lo gasta de esta manera”, dijo Erdogan, según información de Reuters

Fuente: http://laresistencia.pe/mundo.php?id=fundacin-de-george-soros-se-retirar-de-turqua-tras-ser-acusado-de-destruir-naciones&fbclid=IwAR1rp9m4B6QKEGi0dnsOF6hhXwXWPmhE-_dGek9Ss6N1usbnEBxVXI6eH8A

Lo que se esconde detrás del Ejército Libre Sirio

Cuando hablamos de la oposición siria, la primera imagen que nos viene a la cabeza es el Consejo Nacional Sirio. En este artículo no voy a hablar de este consejo creado por Qatar, Arabia Saudí, Turquía y Occidente, sino de su brazo militar, el llamado Ejército Libre Sirio.

Mientras que los medios occidentales y las cadenas árabes Al Jazeera y Al Arabiya, propiedad de Qatar y Arabia Saudí, respectivamente, informaron desde el principio que la revuelta del mencionado grupo armado estaba formándose con soldados desertores del Ejército regular sirio, la realidad es muy distinta.

Un año después de los primeros disturbios en Siria, el Ejército Libre Sirio se compone de unos cuantos desertores, un nutrido grupo de hermanos musulmanes nativos cegados por la llamada a la guerra santa hecha por algunos imanes saudíes y ratificada por Al Qaeda y, sobre todo, por mercenarios yihadistas y salafistas extranjeros reclutados por Al Qaeda y pagados por Qatar y Arabia Saudí, como ocurrió en Libia.

Se da la paradoja de que Al Qaeda vuelve a estar bajo la dirección de la CIA, que creó este ejército paramilitar transnacional y fundamentalista para luchar contra los soviéticos en Afganistán en el siglo pasado.

El gran campo de entrenamiento y avituallamiento se encuentra esta vez en Turquía, donde los servicios de inteligencia estadounidenses han desplegado toda su logística. Allí, comandos británicos y franceses y ‘empresas de seguridad’ estadounidenses entrenan a los mercenarios yihadistas en las técnicas de guerra más avanzadas y les suministran las armas israelíes más sofisticadas. Toda esta ‘megaoperación fantasma’ es financiada con los petrodólares saudíes y qataríes.

Una vez adiestrados y equipados de armamento de todo tipo, son introducidos por remesas en Siria a través de la frontera turca, y se unen a los grupúsculos armados nativos a los que a su vez adiestran y traspasan las órdenes de la CIA que han recibido en Turquía. A continuación, se ejecutan dichas órdenes y se ponen en práctica las técnicas aprendidas, sembrando el terror entre la población siria.

Entre las técnicas de terror que utilizan cabe mencionar la destrucción de todo tipo de infraestructuras para provocar el desabastecimiento de la población, como el incendio de diversos oleoductos. También bombardean e incendian edificios públicos de todo tipo, incluyendo colegios, y utilizan las amenazas de muerte a través de SMS a gran parte de la población, cuyos números de teléfono son localizados a través de las técnicas más sofisticadas de telecomunicaciones.

Los asesinatos selectivos de talentos y profesionales de prestigio del país es otra de las técnicas de terror utilizadas. Pretenden dejar al país huérfano de líderes de opinión y sumir a la población en el miedo. Otra forma de aterrorizar al pueblo es la grabación de miembros del Ejército y los cuerpos de seguridad hechos prisioneros, a los que decapitan al modo islamista con grabación incluida.

Hay que mencionar también el secuestro de miembros de las minorías alauitas, por el hecho de pertenecer a la minoría a la que pertenece el presidente.

Recientemente, muchos medios e instituciones occidentales y árabes se han rendido a la evidencia y han empezado a informar sobre la realidad de este grupo armado. Entre ellos cabe destacar a Stratford Global Intelligence, The International Institute for Strategic Studies (IISS) y la agencia Reuters.

Sin embargo, la mayoría de medios occidentales siguen ‘informando’ de que “manifestantes demócratas y desarmados son asesinados por los tanques de Al Assad, que reprime y asesina a su población día tras día”, ahora con “el apoyo de Rusia y China”.

Algún día, la opinión pública occidental descubrirá la verdad sobre Siria y pedirá una explicación a sus gobernantes, pero el desastre ya será irreversible.

Autora: Nagham Salman

Fuente: http://actualidad.rt.com/mas/blogs/nagham_salman/blog_36901.html?rc=1

Siria – Irán: EL ASALTO FINAL

EEUU e Israel se preparan para el asalto final de Siria e Irán, arrastrando al mundo a un conflicto de exterminio: el telón del último acto de la civilización, está a punto de alzarse.

Ángel Ruiz Cediel

Nunca estuvo en duda si Siria e Irán serían atacados por Israel y EEUU, sino sólo cuándo se llevaría a cabo el ataque. Parece que éste, en palabras de Hilary Clinton, es inminente, y además de la próxima reunión preparatoria que realizará el FOS (precipitada alianza para que parezca una acción internacional, básicamente conformada, además de por los susodichos Israel y EEUU, por algunas de las dictaduras más retrógradas de la Tierra, como los emiratos árabes y Arabia Saudita), ya se ha decidido armar a los sirios opositores a Al Assad, como si los mercenarios libios que ya están interviniendo en Siria y los que se están entrenando en Turquía y Jordania no estuvieran ya listos para el asalto final.

La ficha que va a mover esta coalición, sin embargo, no es menor, ni mucho menos, y con toda lógica puede considerarse la base de una escalada que abarcará a todo el mundo, porque de un modo o de otro van a ser arrastrados al conflicto Rusia y China. Por lo pronto, parece que sólo algunas potencias europeas se aliarán en el ataque preventivo, como Gran Bretaña o Francia, pero que sin duda llevarán a remolque a la OTAN, lo que supondrá de facto una invitación a los rusos para que se sumen al conflicto y usen no sólo el armamento estratégico que tienen ya desplegado en Siria, sino que también tengan la tentación de usar el que han desplegado a lo largo de todas sus fronteras con Europa, Oriente Medio y en el extremo siberiano que linda con Alaska. La tensión entre las flotas de la práctica totalidad de los países ubicadas en Ormuz y en el Golfo de Adén (superiores en número y capacidad destructiva a la totalidad de las flotas de guerra que hay en el resto del mundo), pueden hacer saltar la chispa del enfrentamiento entre bloques y abrir de par en par las puertas del infierno, desatando en todos los frentes, incluso los que ahora parecen a salvo, una violencia sin precedentes. 2012 está mostrando su peor cara, y ante estos sucesos mejor sería tanto para las personas como para los países no hacer demasiados planes de futuro.

Cualquier ciudadano occidental podría pensar que, en base a la demencial campaña mediática que se está llevando a cabo en todo Occidente y “países aliados”, el régimen de Bashr Al Assad de pronto se ha dedicado a atacar y a asesinar a su población así porque sí, en una especie de un ataque de locura. Sin embargo, conviene puntualizar que todo parece indicar que la agitación que viene desarrollándose en Siria desde hace tiempo no tiene nada de espontáneo, como no lo tuvo lo de Túnez, Egipto, Libia o Yemen. Es harto improbable que en una dictadura cuasi inmemorial la gente se canse de sufrir represión política y, de pronto, sin tener apenas más que para sobrevivir a duras penas, disponga de capacidad no sólo para seguir poniendo muertos gratuitamente, sino de enfrentar a una ejército regular con tanto éxito como para impedirle que tome una ciudad de medio pelo como Homs. ¿De donde salieron todas estas armas, y qué características tienen como para poder enfrentar carros de combate, aviación y todo el dispositivo militar de un ejército regular, por cierto uno de los más potentes de Oriente Medio?… ¿Con los AK-47 de los escasos desertores?… Parece que eso no sólo no es lógico, sino extremadamente incoherente, y de no estar armados por una potencia de fuego temible, sin duda un ejército regular no tendría problema para arrollar una supuesta débil resistencia ciudadana propia de aficionados mal armados, y una vez tomado el control de la plaza, ajustar cuentas. Sin embargo, a pesar de los airados bombardeos, no parece que el ejército sirio, que se enfrentó con notable éxito al temible ejército sionista en Líbano, sea capaz de controlar a un puñado de oficinistas armados con armas poco menos que domésticas y unos fusiles de asalto. Poco creíble, la verdad.

Pero todo esto es mucho menos creíble cuando sabemos que tanto EEUU como los israelitas están destacando comandos de fuerzas especiales tanto en Irán, para hacer papel mojado de Derecho Internacional y extender una política de agresión contra las personas –asesinatos selectivos (o no)- y contra las instalaciones de un país soberano al que no han declarado la guerra, como en Siria, donde sin duda alguna están jugando un papel que sí justificaría que el ejército sirio con toda su potencia no sea capaz de tomar el control de una plaza de unas pocas decenas de miles de ciudadanos teóricamente sin formación militar y sin recursos.

Por experiencia sabemos que allá donde los EEUU y sus aliados se han metido las cosas no han ido demasiado bien, al menos para las poblaciones “liberadas”. Han desecado las riquezas de esos países, pero las poblaciones han quedado diezmadas y los mismos Estados han quedado como fallidos, absolutamente destruidos, tal y como es el caso de Iraq, Afganistán, etc,además que han dejado muy pocos o ningún amigo. Invasiones que han llevado a cabo en base a mentiras manifiestas o a excusas de falsa bandera, por lo cual ningún tribunal internacional, la ONU o los mismos ciudadanos de Occidente parecen mostrar incomodidad alguna o solicitar que los dirigentes de esos países sean juzgados por crímenes contra la humanidad. La ley, sólo va, por lo que se ve, contra quienes están en el punto de mira de EEUU e Israel y sus socios, frecuentemente, como digo, dictaduras perversas en las que se conculcan sistemáticamente los derechos humanos, incluido Israel con los palestinos.

Mal hace Occidente apoyando una fantochada semejante, sin duda organizada para controlar el mundo e implantar un nuevo orden bajo su imperio. Irán, agredido su socio sirio, sabe que no tiene más opción que la guerra, y poco importará si es atacado o no: golpeará seguro, arrastrando a Paquistán, el cual está amenazado y está siendo agredido por drones y fuerzas especiales norteamericanas e israelíes, todo ello sin contar con que es una potencia nuclear y, ante la complicación previsible del conflicto regional que va a desatarse, es más que cierto que se vea en la tentación de usar su potencial nuclear, metiendo en la harina al resto de la región, como India, muy dependiente de Irán y su petróleo e igualmente una potencia nuclear, o como Rusia y China, quienes, ante tal tesitura, no tendrán más remedio que formar una alianza contra Occidente con un resultado no sólo sobradamente conocido por todos, sino ya anunciado en todas las profecías de todos los tiempos en todas las culturas: Siria es la llave del Apocalipsis, y en esa hora poco importará cuán lejos se encuentre cualquier país de Oriente Medio, porque llegará a las cuatro esquinas de la Tierra.

La progresión de los acontecimientos, si Occidente decide armar a los rebeldes o a los mercenarios que luchan contra el régimen sirio, no será aritmética y de ninguna manera controlable, sino que será una progresión geométrica capaz de involucrar directamente en unos pocos meses a la práctica totalidad del mundo. La siguiente batalla a ésta que está a punto de librarse, efectivamente será con palos y piedras. Sólo cabe, para detener este conflicto, la decidida oposición de cada ciudadano de Occidente –todos y cada uno de nosotros estaremos en peligro si tal acción se llevara a cabo-, y sería algo no sólo necesario para detener lo que bien pudiera ser la mayor matanza de la Historia, sino una excelente oportunidad para meter en vereda (ante los tribunales correspondientes) a quienes están haciendo del planeta un lugar inhabitable.

Nadie en su sano juicio puede estar conforme con que un país o un régimen instaure el terror o cometa asesinatos indiscriminados contra su propia población, pero eso es algo que no sabemos con certeza, porque quienes nos informan de ello carecen de toda credibilidad, y pudiera ser que las acciones encubiertas que ciertas potencias llevan a cabo busquen precisamente esa reacción. Por otra parte, los países tienen derecho soberano a decidir por sus propios medios su presente y su futuro, lo mismo que Irán tiene derecho a tener, en la actual tesitura, las armas que le dé la gane, sean nucleares o no (yo me fío mucho menos de EEUU, Israel o Gran Bretaña, y las tienen), y ante todo ello las demás naciones sólo pueden y deben mostrar respeto. Y, por último, es absolutamente increíble y sin ningún fundamento que haya por parte de las potencias Occidentales interés alguno en cuestiones como Derechos Humanos o cosa por el estilo porque algunos o muchos ciudadanos sirios estén siendo asesinados o no por el régimen de Al Assad: más muertes se producen en África, y por millones, y a nadie se le mueve la conciencia para intervenir y evitar tal genocidio por inacción, o la misma falsa crisis que han creado todos estos que ahora se rasgan las vestiduras como santones, han producido millones de desempleos en todo el mundo, pobreza a raudales, incontables suicidios por desesperación y una humillación en masa de la población de todo el mundo.

Si quienes han de salvar a los sirios de sus males son estas alimañas, mejor están como están. Es más, mejor estaría todo el mundo sin ellos: nada más seguro que esto. Que tu Dios o tu hado te libre de estos salvadores. Entretanto, pon en paz tu alma.

Puedes conocer toda la obra de Ángel Ruiz Cediel: Un autor que no escribe para todos (Sólo para los muy entendidos)

Fuente: http://www.diariosigloxxi.com

Turquía restringe su espacio aéreo a vuelos de carga de Israel

Turquía ha restringido el uso de su espacio aéreo a los aviones de carga de Israel, otro paso que indica el grado de deterioro de las relaciones bilaterales entre ambos países.

Un reporte del periódico Haaretz señala que la prohibición afecta a los vuelos de carga de las aerolíneas El Al y CAL que transporten materiales calificados como “peligrosos”. Esta designación incluye a la mayoría de los vuelos de carga hacia y desde Israel, y no solamente incluye explosivos sino también todos los vuelos que acarrean

desde baterías hasta perfumes, elementos inflamables que requieren un proceso de almacenamiento especial.Por el momento, Turquía exige que se le notifique sobre este tipo de vuelos con diez días de anterioridad, para considerar si los acepta o los rechaza.La nueva disposición está provocando un daño económico importante a las aerolíneas israelíes, y a todos los vuelos al Lejano Oriente, que regularmente usan el espacio aéreo de Turquía, y que ahora están obligadas a emplear rutas más largas para circunvolar a ese país.

Las empresas aéreas israelíes han exigido a la Administración de la Aviación Civil de Israel que responda con restricciones similares a los vuelos turcos, que actualmente usan libremente el espacio aéreo del Estado judío.

Fuente: http://www.aurora-israel.co.il/

Todos los gasoductos llevan a Ceyhan

Mapa de los gasoductos y oleoductos existentes y en curso de construcción en la región. © Presseurop

Para reducir su dependencia con respecto a Rusia, los europeos necesitan a Turquía, país por el que deben pasar los gasoductos procedentes de Oriente Próximo. Por este motivo Die Zeit duda que la UE pueda mantener a Ankara esperando a sus puertas durante mucho tiempo.

Para un gran número de europeos, Turquía no es un candidato firme a la adhesión en el extremo oriental de Europa. Este país es un puesto lejano y avanzado de la OTAN, la última prolongación de la civilización occidental y comparte fronteras con países inquietantes como Irán e Irak.Sin embargo, varias personalidades importantes del mundo se dieron cita este verano precisamente en Turquía para discutir sobre energía. En este sector, el país desempeña una función estratégica: aunque dispone de pocas materias primas, se encuentra a medio camino a lo largo de los gasoductos y oleoductos que provienen de Asia Central, de Rusia y de Oriente Próximo, actualmente en proyecto.

Por ello, desde hace unos quince años, se habla de Turquía como un país de tránsito para los recursos procedentes del fondo del mar Caspio desde la desintegración de la Unión Soviética. Estos recursos incluyen los campos de gas de Turkmenistán, además del gigantesco yacimiento petrolero de Kashagan, descubierto hace un cuarto de siglo en Kazajstán, y el petróleo de Azerbaiyán. Pero, durante mucho tiempo, el modo de hacer llegar hasta Europa estos hidrocarburos no ha estado claro.

El pasado 13 de julio, cinco jefes de Estado y de gobierno se reunieron en Ankara para dar una respuesta y decidieron construir el gasoducto Nabucco, que unirá Turquía a Europa Occidental. Y organizaron una suntuosa ceremonia en la que el Primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan actuó como director del gran circo energético.Nabucco constituye el medio para que los europeos y los turcos puedan hacer llegar el gas natural a la Unión Europea prescindiendo de la potencia rusa del gas. Es la razón por la que el Kremlin y el gigante de la energía Gazprom siempre han considerado este proyecto una insensatez. Además, Gazprom se ha apresurado a actuar en algunos yacimientos del Caspio.

Un “mini Nabucco” de Bakú a Erzurum

En el pasado, Moscú impidió el paso de otros conductos que conectaban el este y el oeste, como el gran oleoducto que une la capital azerbaiyana de Bakú con Ceyhan, un puerto turco del Mediterráneo, pasando por Georgia. Al mismo tiempo se ha construido una especie de “mini Nabucco”: un gasoducto que une Bakú con Erzurum. Una nueva conexión con Grecia también apareció en el oeste de Turquía. Estos proyectos han contado con el apoyo incondicional Washington, que aprecia el hecho de que las riquezas del Caspio lleguen al mercado energético sin la participación de Moscú. Pero sería ilusorio creer que los turcos van a dejar que el juego de los recursos energéticos se decante a favor del campo americano. Es lo que demostró la visita sorpresa de Vladimir Putin poco después de la “cumbre Nabucco” de Ankara. Alarmado por la firma del acuerdo marco Nabucco, el primer ministro ruso hizo un llamamiento a su homólogo turco para proponerle la construcción de un gasoducto bajo la parte turca del Mar Negro en dirección a Bulgaria. Este proyecto, denominado South Stream, está ideado para llevar gas ruso a Europa rodeando Ucrania. Pero le hace la competencia a Nabucco. Gazprom además se aseguró recientemente el suministro de gas en Azerbaiyán, que podría alimentarse en los conductos europeos. De repente saltó a los titulares la muerte del proyecto Nabucco.

¿Traicionó Turquía al proyecto y a Europa?

Para responder a esta pregunta, hay que conocer de antemano lo que Turquía ha recibido a cambio de su acuerdo sobre South Stream: los turcos han exigido compromisos de suministros de gas por parte de Rusia a cambio de la construcción de un oleoducto desde el puerto de Samsun, en el mar Negro, hasta Ceyhan, en el Mediterráneo. El oleoducto se encuentra en construcción y su objetivo es aligerar el tráfico en el Bósforo, surcado a diario por gigantescos petroleros, a pocos kilómetros de Estambul. Ceyhan se convertiría así en el puerto petrolero más importante del Mediterráneo oriental.Al mismo tiempo, Erdogan y su amigo Putin llegaron a un acuerdo sobre la construcción de la primera central nuclear turca. Turquía importa el 64 % de su gas natural de Rusia.

Una tercera dirección, de sur a norte, convierte a Turquía en centro neurálgico de la energía: poco después de la visita de Vladimir Putin, el emir de Qatar llegó a Ankara, para tratar con Erdogan la construcción de un gasoducto en Turquía. Qatar posee la tercera reserva de gas natural más importante del mundo. Desde el punto de vista de los hidrocarburos, Irak sigue siendo más importante, ya que en los últimos años se han descubierto enormes campos de gas al norte del país. Desde entonces se piensa seriamente en construir un gasoducto que una el norte de Irak a Turquía. Una serie de empresarios turcos y europeos obtienen poco a poco suministros de gas procedentes de Irak.

Turquía no ha traicionado al proyecto Nabucco. Este proyecto traerá ante todo gas de Oriente Próximo, procedente de Irak, pero también de Egipto y de Qatar. A esto se añade el gas natural de Azerbaiyán, quizás de Turkmenistán y probablemente incluso de Irán. De este modo Turquía sustituirá a Ucrania como principal país de tránsito para el trayecto del gas ruso hacia Europa.

Todos estos conductos juntos modificarán el peso de Turquía con respecto a Europa. ¿Un Estado marginado? ¿Candidato poco probable a la adhesión? “Esperamos que nos traten con respeto”, afirma Suat Kiniklioğlu, portavoz de política exterior del AKP, el partido en el poder. ¿Abrirá a Turquía este crecimiento las puertas de la Unión Europea? Quizás sólo por este motivo no, pero debería reforzar los vínculos entre la UE y Turquía. Tendremos que ver con los turcos mucho más de lo que les gustaría a los franceses, por ejemplo.

Fuente: http://www.presseurop.eu