Los dueños del circo (de momento en Medio Oriente)

Según el sociólogo canadiense Marshal McLuhan, las nuevas tecnologías de la información iban a transformar el mundo en una aldea global donde las noticias circularían instantáneamente. Nada más lejos de la realidad. Una cortina de hierro ha caído sobre los pueblos occidentales, a los que se mantiene en la ignorancia sobre importantes acontecimientos de actualidad, a la vez que se les cierra el acceso a los canales satelitales antiimperialistas.

© Desconocido
«His Master’s Voice» (La Voz de su Amo), pintura de Francis Barraud convertida en el emblema de una célebre casa disquera a principios del siglo XX. El animal queda fascinado por la calidad del gramófono que reproduce la voz de su amo. Nuestra relación con los medios de difusión es muy parecida, ya que nos parecen atractivos cuando ratifican lo que ya sabemos.

Suele decirse que «el silencio es oro». Y sin dudas es cierto, pero únicamente el sentido de ese proverbio. El silencio adquiere su mayor valor cuando se utiliza como instrumento de manipulación de la opinión pública. O sea, si los periódicos, los noticieros de televisión y lostalk shows no hablan de un acto de guerra, este simplemente no existe en las mentes de la gente que cree que sólo existe aquello que se menciona en los medios de difusión.

Por ejemplo, ¿cuánta gente sabe que Khartum, la capital de Sudán, fue bombardeada hace una semana? El ataque fue perpetrado durante la noche por varios cazas-bombarderos que golpearon una fábrica de municiones que, según Tel Aviv, abastece a los palestinos de Gaza. Israel es el único país de la región que dispone de aviones capaces de atacar un objetivo a 1 900 kilómetros de distancia, de burlar los radares y de bloquear las telecomunicaciones, y capaces también de lanzar misiles y bombas teleguiados con toda precisión desde varias decenas de kilómetros de distancia del blanco. Fotos captadas por satélites muestran, en un radio de 700 metros del epicentro, 6 enormes cráteres abiertos por potentísimas cabezas explosivas, que dejaron muertos y heridos. El gobierno israelí mantiene un silencio oficial, limitándose a afirmar que Sudán es un «peligroso Estado terrorista, respaldado por Irán». Sin embargo, los analistas en cuestiones de estrategia subrayan, dando como segura la procedencia del golpe, que podría tratarse de un ensayo de ataque contra las instalaciones nucleares iraníes. El pedido sudanés de que la ONU condenara el ataque israelí y la declaración del Parlamento Árabe, que acusa a Israel de violar la soberanía sudanesa y el derecho internacional, han sido ignorados por los grandes medios de difusión.

El bombardeo israelí contra Khartum desapareció por lo tanto bajo la capa de silencio mediático. Al igual que la masacre de Bani Walid, la ciudad libia atacada por las milicias «gubernamentales» de Misurata. Fotos y videos divulgados a través de Internet muestran impresionantes imágenes de la masacre allí perpetrada contra la población civil, niños incluidos. En un dramático video testimonial desde el hospital de la asediada Bani Wallid, el doctor Meleshe Shandoly habla de los síntomas que presentan los heridos, típicos de los efectos del fósforo blanco y de los gases asfixiantes. Inmediatamente después se supo que el médico fue degollado. Pero hay más testimonios, como el del abogado Afaf Yusef, sobre numerosas personas muertas sin haber sido alcanzadas por proyectiles ni explosiones. Cuerpos intactos, como momificados, similares a los encontrados en Faluya, la ciudad iraquí que las fuerzas estadounidenses atacaron en 2004 con proyectiles de fósforo blanco y con nuevas armas de uranio. Otros testigos hablan de un barco cargado de armas y municiones que llegó a Misurata poco antes del ataque contra Bani Wallid. Otros más hablan de bombardeos aéreos, de asesinatos y violaciones, de casas arrasadas con buldóceres. Pero esas voces también han sido ahogadas bajo la capa de silencio mediático. Al igual que la información sobre el hecho que, durante el asalto contra Bani Wallid, Estados Unidos bloqueó en el Consejo de Seguridad de la ONU la proposición rusa a favor de resolver el conflicto por la vía pacífica.

Noticias que no llegan, y que llegarán cada vez menos, a nuestras casas. La red satelital mundial Intelsat, cuyo cuartel general está en Washington, acaba de bloquear las transmisiones iraníes hacia Europa. Lo mismo hizo la red satelital europea Eutelsat. En esta era de la «información global», debemos escuchar únicamente la Voz del Amo.

Fuente: http://es.sott.net

Presidente de Sudán declara guerra a Sudán del Sur

El presidente de Sudán, Omar al-Bashir, declaró hoy la guerra a Sudán del Sur. Foto: Xinhua

2012-04-18 — 12:25:00 PM — El presidente de Sudán, Omar al-Bashir, declaró hoy la guerra a Sudán del Sur y juró que derrocará al gobierno del Movimiento de Liberación Popular de Sudán (MLPS) en Yuba, en medio de la escalada de las confrontaciones militares en la frontera entre los dos países.

En una reunión de miembros del gobernante Partido Congreso Nacional en Jartum, el presidente sudanés declaró: «A partir de hoy nuestro lema es liberar a los ciudadanos de Sudán del Sur del régimen del MLPS».

«Cometimos el error histórico de permitir que el MLPS gobernara el sur, pero corregiremos este error y tenemos una obligación moral con nuestra gente en Sudán del Sur, que es salvarlos del MLPS», agregó al-Bashir.

Al-Bashir acusó al gobierno de Sudán del Sur de no comprometerse con los acuerdos y tratados firmados por ambos países y dijo que «esta gente no cumple sus promesas, no se apega a los documentos y son unos traidores».

«Sudán no debe ser gobernado de manera separada en el norte y el sur. O ellos (el MLPS) vienen y controlan Jartum o nosotros vamos y controlamos Yuba», dijo el presidente.

Las declaraciones se producen luego de que se informó sobre nuevos combates cerca de la ciudad de Aweil, en Sudán del Sur, a cerca de 160 kilómetros del yacimiento petrolero de Heglig cercano a la frontera entre las dos naciones.

El Consejo de Seguridad de la ONU (CSNU) reiteró el martes su llamado a Sudán para que suspenda los ataques aéreos y a Sudán del Sur para que se retire de Heglig.

«Los miembros del consejo discutieron la manera de emplear la influencia del consejo para presionar a las partes para que tomen estas medidas e incluyeron una discusión sobre posibles sanciones», dijo a los reporteros la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, quien preside el consejo en abril.

La región de Heglig rica en petróleo, localizada en la parte norte de la frontera de 1956 entre Sudán y Sudán del Sur, fue capturada por el ejército sursudanés el martes 10 de abril.

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir Mayardit, dijo el mes pasado que Heglig pertenece a su país, pero tanto Jartum como la Unión Africana niegan este reclamo.

La Unión Africana, junto con Naciones Unidas, pidió una retirada incondicional de Heglig de las tropas sursudanesas.

El parlamento sudanés decidió el miércoles pasado anunciar una movilización general y suspender las negociaciones con Sudán del Sur.

Fuente: http://laestrella.com.pa

Luc 21:9  Y cuando oigáis de guerras y revueltas, no os alarméis, porque estas cosas tienen que acontecer primero, pero el fin no será inmediatamente. 

Éxodo de los cristianos de Sudán

Foto: EPA

Los cristianos sudaneses están abandonando su país. 

El nuevo gobierno ha privado de la ciudadanía a un millón de personas. Afirma que no tienen derecho a residir en una “nación estrictamente islámica”. Los representantes de las confesiones no musulmanas que no se vayan hasta el 8 de abril serán reprimidos y deportados a la fuerza. Según expertos, el éxodo masivo de los cristianos sudaneses llevará a una catástrofe humanitaria tanto en la recién formada República de Sudán del Sur como en los países vecinos.

La guerra civil terminó en Sudán el año pasado después de un largo período de sangrientos enfrentamientos. Las provincias del Sur obtuvieron independencia y con ella su tajada de los ingresos petroleros que era la principal causa de las batallas entre el Norte y el Sur. Aún antes de la escisión definitiva, el presidente del país, Hassan Omar al-Bashir, tenía planes de crear una nueva constitución “islámica”, basada en Sariá como ley principal, el Islam como religión oficial y el árabe como idioma oficial.

Esto no significa que la vida de los cristianos en Sudán antes fuera muy dulce. Aunque en papel, la constutución garantizaba la libertad de religión, en la práctica los no musulmanes se enfrentaban permanentemente a una fuerte discriminación y persecuciones. Aun antes de que el Sur y el Norte de Sudán se separasen definitivamente, cientos de miles de cristianos nubios tuvieron que abandonar sus hogares en los Montes Nuba donde se libraban cruentas batallas entre las partes.

El conflicto parece haber terminado, si se dejan al margen las paródicas escaramuzas fronterizas. Pero esto no facilita la situación de los cristianos. Jartum los ha puesto prácticamente fuera de la ley. El problema no se soluciona ni siquiera con la posible apertura de fronteras por parte de los países vecinos. Egipto en el norte, Libia en el noroeste, Chad, República Centroafricana y Etiopía, son incapaces de alimentar aunque sea parte del millón de refugiados sudaneses.

Cabe señalar que similares procesos ocurren hoy día también en otros países, no sólo en Sudán. Su naturaleza no es tanto religiosa, como política, asevera el representante de la Iglesia Rusa ante el Consejo de Europa, Filipp Riabij.

− Noticias alarmantes están llegando también de otros países de la tradición islámica, donde se hacen llamados a destruir las iglesias cristianas y a expulsar a los seguidores de Cristo. A mi modo de ver, el problema no está entre los cristianos y los musulmanes que durante siglos convivían en paz. El problema es que en un mundo globalizado el proceder de un pueblo se identifica con todos los representantes de la misma tradición religiosa echándoles igualmente la culpa.

En Sudán realmente hay todo un cúmulo de intereses políticos, como en cualquier otro país rico en petróleo. Casos como éste son muchos. Cómo se solucionan sus problemas en un “mundo globalizado”, se pude ver en los países de la “primavera árabe” y Libia, para no ir más lejos. Conflictos entre tribus, etnias y religiones son una de las herramientas más comunes de desestabilización. La catástrofe humanitaria, al borde de la cual se balancea Sudán, puede ser solucionada de distintas maneras. Por ejemplo, a través de un “cierre del espacio aéreo” del país, método que se ha comprobado ya en otras partes.

Al mismo tiempo, la comunidad mundial posee aún suficientes palancas como para mantener bajo control a Jartum en el norte y a Juba en el sur, sostiene el experto del Centro para el Estudio de los Países del Norte de África, Serguei Kostelianets.

− Esto ya no es un asunto interno de Sudán. Se ha dividido en dos países, por lo que nos enfrentamos, a estas alturas, a dos naciones distintas. Cabe recordar que la división de Sudán se produjo con el apoyo de la comunidad internacional. A no ser por las presiones de la comunidad internacional, es muy probable que la guerra hubiera continuado. Es decir, todavía quedan bastantes herramientas políticas, económicas y humanitarias para influir en esos países.

Fuente: http://spanish.ruvr.ru