El creador de Internet advierte que algunas fuerzas “tratan de controlar” la Red

AFP / Corbis / RT

AFP / Corbis / RT

El inventor de Internet, Tim Berners-Lee, aseguró que la red global se enfrenta a una amenaza por parte de “personas que quieren controlarla de incógnito” a través de “leyes preocupantes” como la SOPA y la ley antipiratería de EE.UU.

“Si alguien consigue controlar Internet, si puede empezar a manipular lo que dice la gente, o interceptar las comunicaciones, esta persona tendrá mucho poder. El tipo de poder que, en manos de un Gobierno corrupto, le permitiría perpetuarse”, alertó Berners-Lee.

Las declaraciones del inventor de la red mundial llegan justo cuando se pone de manifiesto que el Gobierno de EE.UU. ha estado recopilando enormes cantidades de información personal de los usuarios de Google, Facebook, Apple y otras compañías de Internet.

La vigilancia gubernamental injustificada es una intromisión en los derechos humanos básicos que amenaza los fundamentos de una sociedad democrática

También han aparecido informes de que espías británicos obtuvieron información de los gigantes de Internet “a través de una operación encubierta creada por la mayor agencia de inteligencia de EE.UU.”, según sir Tim.

La vigilancia gubernamental injustificada es una intromisión en los derechos humanos básicos que amenaza los fundamentos mismos de una sociedad democrática”, agregó el informático.

“Hago un llamamiento a todos los usuarios de Internet para que exijan una mejor protección jurídica, así como garantías de que se siguen los procedimientos adecuados para proteger la privacidad de su comunicación en línea, incluido el derecho a ser informados cuando alguien solicita o almacena sus datos”.

Fuentehttp://actualidad.rt.com/actualidad/view/96888-creador-internet-control-eeuu

CISPA: La nueva SOPA contra la libertad y la privacidad en Internet

Algunos legisladores de Estados Unidos tienen la intención de ser capaces de supervisar la totalidad de su actividad online, al acecho en los internets como Pedobear en un patio de colegio. El proyecto de ley HR 3523, o Cyber Intelligence Sharing and Protection Act (CISPA), parece ser la última amenaza contra la privacidad y la libertad en Internet.

De acuerdo a la EFF, el proyecto de ley contiene un “lenguaje radical [que] daría a las empresas y al gobierno nuevos poderes para controlar y censurar las comunicaciones en caso de infracción de los derechos de autor. También puede ser una poderosa arma para usar contra sitios web de denunciantes como WikiLeaks“.

Mientras la “ciberseguridad” es citada como una causa por violación de sus derechos, al parecer, el proyecto de ley le daría luz verde a los gobiernos y las empresas que desean espiar la actividad del usuario. ISPs, buscadores y redes sociales serían capaces de hacer que sus datos estén disponibles para las agencias gubernamentales, dejándolos casi sin privacidad.

“Se crea efectivamente una exención por “ciberseguridad” a todas las leyes existentes”.

Un aspecto terrorífico de este proyecto de ley es que permite a una empresa bloquear o modificars sus comunicaciones.

¿Qué se necesita para que una entidad afirme que le espía a usted porque es una potencial “amenaza cibernética”? De acuerdo con la definición en el texto del proyecto:

(2) Amenaza cibernética: El término ‘amenaza cibernética’; la información en posesión de un elemento de la comunidad de inteligencia directamente relacionada con una vulnerabilidad de, o la amenaza de, un sistema o red de una entidad gubernamental o privada, incluida la información relativa a la protección de un sistema o red contra:

(A) los esfuerzos para degradar, interrumpir o destruir dicho sistema o red, o

(B) el robo o la apropiación indebida de información privada o pública, propiedad intelectual, o información de identificación personal.

Aparte de la posibilidad de censurar cualquier discurso que un determinado servicio no apruebe, la definición resume la intención de este proyecto de ley muy bruscamente. La (A) fue escrita para que sea más fácil cazar a cualquier persona sospechosa de participar en el activismo anónimo y (B) abre la temporada de caza de piratas de una variedad de intercambio de archivos.

No se sabe todavía si este proyecto de ley se topará con una resistencia significativa del público, pero si la gran respuesta del público a la SOPA y ACTA son una indicación, una gran mayoría del público no quiere sufrir una violación de sus derechos en beneficio de un pocos grupos elitistas anti-piratas. ¿Será el enmarcar el intercambio de archivos y los ataques DDoS como una gran amenaza para la “seguridad cibernética” suficiente para convencer al público para que renuncie a sus derechos? ¿O será otra campaña fallida que termine con Chris Dodd quejándose acerca de cómo Google y la Wikipedia tenían una esfera mayor de influencia en lo que era en realidad una protesta de base para preservar nuestros derechos y libertades? Tal vez se requieran mas análisis pero yo apuesto por lo  segundo.

Fuente: http://www.laproximaguerra.com