La autoridad del Papa y el Sacerdocio según fuentes Católicas

popeantichrist

El sustituto de Dios en la tierra

  1. “El Papa es de tan grande dignidad y ensalzado que no es un simple hombre
    sino como si fuese Dios, el Vicario de Dios. El Papa es de dignidad tan
    sublime y suprema que hablando con propiedad no ha sido establecido en
    algún grado de dignidad sino mas bien ha sido colocado en la misma
    cúspide de todas las dignidades. El Papa es llamado santísimo porque se
    presume que legítimamente lo es. Sólo él es santo. Sólo el Papa merece
    ser llamado santísimo porque únicamente él es el vicario representante de
    Cristo, manantial, fuente y plenitud de toda santidad. El Papa es el monarca
    divino, emperador supremo, rey de reyes y señor de señores. De allí que el
    Papa lleva una corona triple como rey del cielo, rey de la tierra y rey de las
    regiones inferiores. Además, la autoridad y el poder del Pontífice Romano
    no se refieren solo a las cosas celestiales, a las terrenales y a las que están
    debajo de la tierra, sino que llegan hasta sobre los ángeles pues es mayor
    que ellos. De manera que si se pudiera dar el caso de que los ángeles
    errasen en la fe o pensasen en forma contraria a la fe, podrían ser
    juzgados y excomulgados por el Papa. El Papa tiene tan grande dignidad
    y poder que forma uno con Cristo el mismo tribunal. El Papa es como Dios
    en la tierra.” Enciclopedia Católica, Tomo 3, p. 139, Art. Papa”.
  2. “El Papa es como si fuese Dios en la tierra –sólo soberano de los fieles de
    Cristo, principal rey de reyes y señor de señores, que tiene la plenitud del
    poder, a quien Dios el Omnipotente le ha confiado no solo la dirección de
    lo terreno sino también del reino celestial. El Papa tiene tan grande
    autoridad y poder que puede modificar, explicar, abolir, interpretar o
    cambiar aún las leyes divinas.” Prompta Biblioteca Canónica, Jurídica,
    Moralis, Teológica, nec non Ascética. Polémica, Rubristica, Histórica. La
    primera edición de este libro fue en 1746. La cita se encuentra en Lucious
    Ferraris, Artículo, “Papa”, Tomo 6, p. 26.
  3. En la cuarta sesión del Quinto Concilio de Letrán, una homilía fue dirigida
    al Papa con las siguientes palabras: “Oh Padre santísimo, tú eres nuestro
    pastor, tú eres nuestro médico, tú eres nuestro director, tú eres el labrador,
    finalmente tú eres nuestro Dios aquí en la tierra.” Acta Conciliorum, Tomo
    9, p. 1651.
  4. El Catecismo de New York dice: “El Papa ocupa el lugar de Jesucristo en
    la tierra. . . Él es el verdadero Vicario de Cristo, la cabeza de la iglesia
    entera y el padre y maestro de todos los cristianos. Él es el gobernante
    absoluto, el fundador de los dogmas, el autor y juez de los concilios, el
    gobernante universal de la verdad, el árbitro del mundo, el juez supremo en cielo y tierra, el juez de todos, quien no puede ser juzgado por nadie. Es Dios mismo en la tierra.” Loraine Boettner, Roman Catholicism,p127
  5. León XIII en una encíclica del 20 de Junio de 1894 afirmó:
    “Nosotros ocupamos sobre la tierra el lugar del Dios Omnipotente.” Las
    Grandes Cartas Encíclicas de León XIII, p. 304.
  6. “Si el Papa errara imponiendo pecados y prohibiendo virtudes, la iglesia
    aún estaría obligada a considerar que los pecados son buenos y las
    virtudes son malas”. Estas palabras de Belarmino en su libro Romano
    Pontífice, las cita el autor Pedro de Rosa en su libro Vicarios de Cristo, p.
    71.
  7. El Papa Bonifacio VIII hizo la siguiente declaración: “Declaramos que es
    absolutamente necesario que toda criatura humana se sujete al Pontífice
    Romano para que pueda ser salvo.” Loraine Boettner, Roman
    Catholicism, p. 408.
  8. El Concilio de Trento declaró: “Sin el sacerdote, la muerte y la pasión de
    nuestro Señor no nos beneficiaría. Ved cuan grande es el poder del
    sacerdote! Por solo una palabra que sale de sus labios convierte a un
    pedazo de pan en Dios! Esto requiere mayor poder que la creación de un
    mundo. Si yo me encontrara con un sacerdote y con un ángel, saludaría al
    sacerdote antes de saludar al ángel. El sacerdote ocupa el puesto de Dios.”
    Loraine Boettner, Román Catholicism, p. 51.
  9. La Ley Canónica #88 dice: “El sacerdote debe recordar que al escuchar
    la confesión, él es juez.”
  10. La Ley Canónica #870 dice: “En el confesionario el ministro tiene el poder
    de perdonar todos los crímenes que se han cometido después del bautismo.”
  11. Cuando el sacerdote se le confiere la ordenación, se pronuncian las
    palabras:”Tú eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedek”.
    También se le llama “Alter Christus”, es decir,”otro, Cristo”. Hay que
    estudiar Hebreos 7 para ver que gran blasfemia es ésta.
  12. “Se puede decir que en cierto sentido, el sacerdote es el creador de su
    creador, pues cuando pronuncia las palabras de consagración, el crea, por así
    decirlo, a Jesús en el sacramento, dándole una existencia sacramental. Oh
    feliz oficio del sacerdote! El que me creó a mí,me dió el poder de crearlo a
    Él; y el que me creó sin mí es creado por mí! 11 San Alfonso de Ligorio, La
    Dignidad v los Deberes del Sacerdote o Selva, pp. 32,33.
  13. “El perdón de un solo pecado requiere toda la omnipotencia deDios. Pero lo
    que solo Dios puede hacer por medio de Su omnipotencia lo puede hacer
    también el sacerdote cuando dice: lego té absolvo. En verdad, no es
    exagerado decir, que en virtud de su supremo oficio, los sacerdotes son otros tantos dioses.” San Alfonso de Ligorio, La Dignidad y los Deberes del Sacerdote o Selva, pp. 3436.
  14. “Por la celebración de una sola misa, en la cual ofrece a Jesucristo en sacrificio, un sacerdote le dá más honor al Señor que si todos los hombres al morir por Dios, le ofrecieran el sacrificio de sus vidas. Con una sola misa, le rinde más honor a Dios que todos los ángeles y santos juntos con la virgen María, le han dado o le darán, pues el culto de ellos no puede ser de valor infinito, como el del sacerdote celebrando en el altar ofrendas a Dios”. Ligorio, p. 25.
  15. “Concerniente al poder que tienen los sacerdotes sobre el verdadero cuerpo de Cristo, es motivo de fe que cuando pronuncian las palabras de consagración, el mundo incarnal se ve obligado a obedecer y de colocarse en sus manos bajo las especies sacramentales del pan el vino”. Ligorio, p. 26.
  16. “Nos maravillamos con grande admiración cuando nos damos cuenta que al
    pronunciar Sus sacerdotes las palabras –hoc est corpus meum—Jesús les
    obedece. Dios mismo desciende al altar, y viene cuantas veces lo llaman y
    tan a menudo lo llamen y se coloca en sus manos aún cuando éstos sean sus
    enemigos. Y después de haber venido, Él permanece completamente a
    disposición de ellos para que lo muevan como les plazca de un sitio a otro.
    Si ellos quieren pueden encerrarlo en el templo, o colocarlo sobre el altar,
    o sacarlo de la iglesia; si desean pueden comer su carne o dar su carne
    como alimento a otros”. Ligorio, pp. 26,27.
  17. “Además de esto, el poder del sacerdote es mayor que el de la bendita
    virgen María, pues, aunque esta madre divina puede orar por nosotros y
    obtener todo lo que ella quiera, ella no puede absolver ni a un solo cristiano
    de su pecado más pequeño”. Ligorio, p. 31
  18. “Y cuando el sacerdote pronuncia las tremendas palabras de
    consagración, él alcanza hasta el cielo, hace que Jesús descienda de su
    trono, y lo coloca sobre el altar para ser ofrecido de nuevo como la víctima
    por los pecados del hombre. Este es un poder mayor que el de monarcas y
    potentados. Es mayor que el poder de los santos y los ángeles, mayor que
    el poder de los serafines y querubines. En efecto, es mayor aún que el
    poder de la Virgen María. Pues, mientras que la bendita virgen fué la
    agente humana por medio de la cual Cristo se encarnó una sola vez, el
    sacerdote hace que Cristo descienda del cielo y lo encarna sobre el altar
    como víctima eterna por los pecados del hombre –y no una vez sino miles de
    veces! El sacerdote habla, y Cristo, el Dios eterno y omnipotente inclina
    su cabeza en obediencia humilde al mandato del sacerdote”. Our Sunday
    Visitor, Junio 14, 1936.
  19. “Así es que el sacerdote puede ser llamado el creador de su Creador,
    pues cuando pronuncia las palabras de consagración, él crea, por así
    decirlo, a Jesús en el sacramento, dándole una existencia sacramental y
    presentándolo como una víctima para ser ofrecida al Padre eterno. Así
    como fué suficiente que en la creación del mundo Dios dijera “sea
    hecho y fué hecho” –Él habló Y existió– así también es suficiente que el
    sacerdote diga: hoc est corpus meum y he aquí que el pan ya no es pan sino
    el cuerpo de Jesucristo. San Bernardino de Siena dice que el poder del sacerdote es el poder de una persona divina pues la transubstanciación del pan exige tanto poder como la creación del mundo”. Ligorio, pp. 32-33.
  20. “El sacerdote ocupa el puesto del Salvador mismo, pues cuando el
    sacerdote dice: “ego té absolvo” en verdad absuelve de pecado”. Ligorio,
    p. 34.
  21. “Con respecto al cuerpo místico de Cristo, es decir, de todos los fieles, el
    sacerdote tiene el poder de las llaves. Tiene el poder para librar a los
    pecadores del infierno o de hacerlos dignos del paraíso o de cambiarlos de
    esclavos de Satanás a hijos de Dios. Y Dios mismo se ve obligado a
    atenerse a la decisión de sus sacerdotes y perdonar el pecado si el
    sacerdote da absolución, y no perdonar si no la da”. Ligorio, p. 27.
  22. “Si el Redentor descendiera a la iglesia y se sentara en el confesionario
    para administrar el sacramento de la penitencia y el sacerdote se sentara en
    otro confesionario, y Jesús le dijera a cada penitente “ego té absolvo” y el
    sacerdote también le dijera a cada uno de sus penitentes “ego té absolvo”
    los penitentes del uno y del otro serían igualmente absueltos”. Ligorio, p.
    28.
  23. “Cuánto nos maravillaríamos si viéramos a una persona investida con el
    poder de cambiar a una persona de negra a blanca; pero el sacerdote hace
    algo mucho más maravilloso, pues cuando dice “ego té absolvo” cambia al
    pecador de enemigo a amigo de Dios, y de reo del infierno a heredero del
    paraíso”. Ligorio, p. 33.
  24. “Según San Ambrosio, cuando el sacerdote absuelve a un pecador, está
    desempeñando la idéntica función del Espíritu Santo quien santifica a las
    almas”. Ligorio, p. 36.
  25. Cuando el Papa es coronado, según el Almanaque Católico Nacional, el
    Cardenal pronuncia las siguientes palabras: “Recibid la triara que está
    adornada con las tres coronas y sepas que tú eres el Padre de los príncipes y
    reyes, el gobernante del mundo y el Vicario de nuestro Salvador
    Jesucristo”. Loraine Boettner, Román Catolicismo, p. 127.
"No tienen conocimiento los que llevan su ídolo de madera y suplican a un dios que no puede salvar." (Isaias 45:20 b)

“No tienen conocimiento los que llevan su ídolo de madera y suplican a un dios que no puede salvar.” (Isaias 45:20 b)

“No te harás imagen ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas ni las honrarás, porque yo soy YHVH, tu Dios, fuerte, celoso,…” (Ex. 20:4-5)

 

Evidencia: ¿Hay alguna diferencia entre la trinidad pagana y la actual trinidad del “cristianismo”?

El cristianismo en tiempos de Jesús no enseñó que él era Dios,  de hecho, Jesús llegó a decir que después de que él se iría, muchas de sus enseñanzas se corromperían:

Hch 20:29-30 Yo sé que después de mi partida, entrarán entre vosotros lobos feroces que no perdonan al rebaño, y de entre vosotros mismos se levantarán hombres que hablan perversidades, para arrastrar a los discípulos tras sí.

1Ti 4:1-3 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos (No se refiere a pocos sino a muchos) apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, por la hipocresía de mentirosos que han sido cauterizados (Es decir, insensibilizados) en su misma conciencia; que prohíben casarse y mandan abstenerse de alimentos que Dios creó para que, con acción de gracias, participen los creyentes, los que han conocido plenamente la Verdad.

La trinidad (definición):

Que el Padre, el Hijo (Jesús), y Espíritu Santo son Dios, todos juntos, cada uno eterno, todopoderoso cada uno, y otro mayor de la menor que el otro, la creencia de que Jesús Cristo es Dios, se basa en la idea de la trinidad. Pero si usted echa un vistazo a la historia de esta enseñanza: En primer lugar la palabra trinidad no se encuentra en la Biblia también la Enciclopedia Británica dice que la creencia de la Trinidad o Jesús, que era Dios o era parte de Dios ni siquiera existía hasta hace dos o trescientos años después de la muerte de Jesús.

Ni la palabra Trinidad, ni la doctrina explícita aparece en el Nuevo Testamento , ni Jesús y sus seguidores tuvieron la intención de contradecir el Shema en las Escrituras hebreas: “Oye, Israel: El Señor nuestro Dios, Jehová uno es “(Deuteronomio 6:4). Los primeros cristianos, sin embargo, tuvieron que hacer frente a las consecuencias de la venida de Jesucristo y de la supuesta presencia y el poder de Dios entre ellos-es decir, el Espíritu Santo, cuya llegada estaba relacionada con la celebración del Pentecostés. El Padre, el …

Fuente: http://www.britannica.com/EBchecked/topic/605512/Trinity

La Enciclopedia Americana dice – “El trinitarismo del siglo IV era una desviación de las primeras enseñanzas cristianas.” Esta enseñanza fue adoptada en el “cristianismo” de las religiones paganas de Egipto, Babilonia, desde el hinduismo, e incluso desde el filósofo Platón, que enseñaba la creencia de la trinidad aprox. 400 años después de Jesús. Por último se convirtió la trinidad no en la enseñanza central de la iglesia a causa de la Biblia, pero debido a la orden del emperador romano Constantino, que era pagano en sí mismo. Realmente no podría importarle menos sobre las enseñanzas de la Biblia, pero sólo quería terminar con el debate entre los líderes de la iglesia para mantener la unidad en su reino. Después de haber tomado esa decisión en el año 381, cualquier persona que abiertamente estaba en desacuerdo con la trinidad fueron violentamente perseguidos o muertos con el permiso de la iglesia.

En la lectura del registro de las biblias, Jesús nunca dijo ser Dios, o cualquier parte de Dios. Todo lo que dijo acerca de sí mismo indicó que no se consideraba a sí mismo igual a Dios de alguna manera – no en el poder, no en el conocimiento, o la edad.

La Biblia llama a Jesús “el Hijo unigénito” de Dios (Juan 1:14, 1 Juan 4:9) – En primer lugar, Juan 1:18 – “Ningún hombre ha visto a Dios en cualquier momento …” (La Biblia dice que el hombre no ha visto jamás a Dios, pero miles vieron e interactuaron con Jesús durante su vida terrena). – Dios no tiene principio ni fin. Salmos 90:2 – “. … aun desde tiempo indefinido hasta tiempo indefinido tú eres Dios“, pero la Biblia dice que Jesús era “el primogénito de toda creación.” (Colosenses 1:15) Ver también (Apocalipsis 3:14).

A diferencia de Dios, Jesús fue creado y tuvo un principio. -. Tenga en cuenta otra cita, cuando un hombre vino a caer a Jesúsa sus pies y luego lo llamó “Maestro bueno”, Jesús le dijo en Marcos 10:17, 18 “¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno, excepto uno, Dios “. (Si el mismo Jesús era el dios, esta afirmación tiene algún sentido? Jesús siempre digno de alabanza dirigida a Dios, no a sí mismo.) – Juan 14:28 – “El Padre es mayor que yo “(Jesús hablando) – 1 Corintios 11:3 – “… la cabeza de todo hombre es Cristo, la cabeza de una mujer es su marido, y la cabeza de Cristo es Dios“. (La Biblia siempre habla de Dios, de ser superior en el poder a Jesús). – Filipenses 2:6 – “… Jesucristo, que, a pesar de que existía en la forma de Dios (como un espíritu en el cielo) no dio consideración a una usurpación, a saber, que debe ser igual a Dios. ” – También 1 Timoteo 2:5 dice que los discípulos deben ver a Jesús como el “único mediador entre Dios y los hombres“, no como Dios mismo. Un mediador es alguien separado, obviamente, de los que necesitan la mediación, no es parte de una de las dos partes que necesitan mediación. — Eso es sólo una breve lista, hay muchas más.

El trinitarismo “cristiano” fue sólo una enseñanza pagana que se incorporó a los cientos de iglesias años después de Cristo. Las fotos de más abajo son de la trinidad Hindu, a continuación, la antigua trinidad egipcia, y finalmente la trinidad “cristiana”. -Una pintura antigua de la escena en Nicea cuando el emperador Constantino hizo su decisión.

Shalom!

Que el ÚNICO Dios lo bendiga en gran manera a través de su glorioso hijo…   y que la bendición del “Ruaj” (Espíritu de ‘Elohim) esté con ustedes hoy y siempre.