Condenados en Islandia los dos primeros banqueros por la crisis financiera

Los responsables del tercer banco del país son condenados a 9 meses de prisión por la crisis que arrastró a su economía a la recesión.

Larus Welding, exconsejero delegado del banco islandés Glitnir.

Larus Welding, exconsejero delegado del banco islandés Glitnir.

Islandia condena a dos banqueros por el colapso bancario del país, cuando pinchó la colosal burbuja que se había formado por un excesivo crecimiento de su sistema financiero (en 2003, los activos de las entidades suponían un 174% del PIB de Islandia, y ese porcentaje ascendió al 744% en 2007). Un tribunal de Reikiavik ha condenado a nueve meses de prisión a los dos máximos responsables del banco Glitnir, el primero de las tres mayores entidades financieras que quebró y que tuvo que ser intervenida, y que provocó una profunda crisis en el pequeño estado del Atlántico norte.

Se trata del ex consejero delegado del banco Larus Welding, y de uno de sus más estrechos colaboradores en la entidad, Gudmundur Hjaltason, que fueron acusados de fraude por haber concedido prestamos con un elevado riesgo y que acabaron provocando la quiebra de la entidad. Son los primeros banqueros que son condenados por la crisis financiera.

En septiembre de 2008, los tres mayores bancos islandeses (Glitnir, Landsbanki y Kaupthing) quebraron consecutivamente por su voluminosa deuda, y arrastraron al país a su mayor recesión en seis décadas. Su rescate obligó a que el país pidiera ayuda financiera al FMI, a cambio de un severo plan de ajuste. Larus Welding fue arrestado hace un año por orden del fiscal especial que se encarga de las investigaciones por las causas de la crisis financiera. El tribunal ha condenado a los dos directivos bancarios por haber aprobado un préstamos de 102 millones de euros sin las suficientes garantías a una sociedad tenedora de acciones de Glitnir, para que ésta a su vez pudiera pagar una deuda con Morgan Stanley. Aquella operación se realizó vulnerando las propias reglas de la entidad, elevó considerablemente los riesgos del banco, y acabó provocando unas pérdidas de 53,7 millones de euros.

Aunque han sido condenados, la pena impuesta a los dos directivos de Glitnir está muy por debajo de lo que el fiscal especial había pedido para ellos: cinco años y medio de prisión para Welding, y cinco años para Hjaltason.

En abril pasado, el  ex primer ministro islandés , Geir Haarde, fue declarado inocente por la Justicia de su país tras ser acusado de no haber hecho lo suficiente para impedir la bancarrota del sistema financiero. En el juicio, Haarde negó responsabilidades en la quiebra bancaria sufrida por Islandia en 2008, alegando que no disponía de información al respecto. La sentencia del Landsdómur (un tribunal especial) exculpó a Haarde de tres de los cuatro cargos de que estaba acusado, aunque lo condenó por haber violado la ley sobre la responsabilidad de los ministros al no convocar reuniones del Consejo de Ministros para analizar la situación.

Fuente: http://www.publico.es/dinero/448177/condenados-en-islandia-los-dos-primeros-banqueros-por-la-crisis-financiera

Banco Central de China advierte que economía mundial puede ir a una “nueva recesión”

Martes, 03 de abril del 2012.- Según relató el presidente Zhou Xiaochuan, la economía mundial todavía no superó la crisis financiera por ello ve riesgos de una posible nueva recesión global. Además, aseguró que EEUU debe ser “más responsable” en su relajación monetaria.

“Existen nuevos elementos que pueden conducir nuevamente a la economía del mundo a una recesión”, dijo el presidente del Banco Central de la República de China, Zhou Xiaochuan.

Sin embargo, el economista no especificó cuáles eran aquellos elementos que todavía ponen en riesgo a la economía global, en el marco del Boao Economic Forum en la isla de Hainan.

“Estamos de acuerdo que, para superar una crisis financiera muy grave, los EEUU tiene que inyectar liquidez”, dijo Zhou con respecto a la política monetaria del país norteamericano según el diario The Wall Street Journal, aunque no dejó de manifestar su preocupación por lo que se conoce como “relajación monetaria”.

Bajo ese mecanismo, la Reserva Federal de EEUU adquiere bonos para reducir las tasas de interés. De esta forma, las empresas se pueden endeudar con mayor facilidad, invertir y como consecuencia, crear nuevos puestos de trabajo.

En consonancia, el presidente del banco chino expresó que es muy difícil controlar el flujo de liquidez, y aunque “es de esperar que el dinero inyectado en la economía de EEUU se quedará allí, inevitablemente algunas economías emergentes van a sufrir las entradas de capital en exceso”.

Estados Unidos tiene que ser más responsable y considerar no sólo su economía, sino la economía global”, añadió Zhou. Tanto China como otras economías emergentes temen las complicaciones que puede generar una excesiva liquidez en sus batallas para mantener sus metas de inflación. Zhou analiza que a diferencia de otros bancos centrales, las decisiones de la Reserva Federal tiene un impacto global, ya que el dólar es la principal moneda de reserva.

Con respecto a China, el presidente del banco dice que la relajación de las normas de China sobre la inversión en el exterior por empresas y particulares es la “dirección de la reforma política”. No obstante, advirtió que los inversores poseen poca experiencia con otros sistemas legales del extranjero, y por ello, la apertura “tomará tiempo”.

El banco central de China no es independiente, sino que es un organismo que responde al gobierno nacional. En los últimos meses, ha intentado apoyar la economía mediante la reducción de la cantidad de dinero que los bancos deben dejar de lado como reservas.

Con información de Infobae

Tomado de: http://www.6topoder.com