La NASA pide cautela ante el posible descubrimiento del Planeta X

James Green, Director de la División de Ciencia Planetaria de la agencia, ha destacado que el hallazgo publicado ayer es el comienzo de un largo proceso científico para confirmar o descartar la existencia del noveno planeta del Sistema Solar.

El astrofísico y divulgador Carl Sagan defendió a lo largo de su carrera la idea de que a la hora de divulgar la ciencia y sus avances era necesario despertar la sed de maravilla. Pero también alertó de que, sin las necesarias dosis de escepticismo y de pensamiento crítico, la ciencia podía transformarse en pseudociencia. Es decir, en mito y fábula.

Un día después de que los astrónomos Michael Brown y Konstantin Batygin publicaran en la revista «The Astronomical Journal» el posible hallazgo del Planeta X, el que podría ser el noveno planeta del Sistema Solar, la NASA ha querido hacer un llamamiento hacia la cautela. Y el escepticismo.

«La idea de que haya un nuevo planeta es sin duda excitante para mí, como científico planetario», ha dicho James Green, Director de la División de Ciencia Planetaria de la NASA en un vídeo difundido hoy. «Sin embargo, no estamos ante la detección de un nuevo planeta. Es muy pronto para poder afirmar esto», ha señalado.

En el artículo científico publicado ayer, los científicos proponían la hipótesis de que hubiera un nuevo planeta gigante en los confines del Sistema Solar. Pero ese cuerpo no se ha detectado, y podría no existir. Su idea se basa en cálculos matemáticos sobre las órbitas de seis lejanos cuerpos, que parecen girar en torno a algo que aún no se ha encontrado.

«Estamos ante una predicción temprana basada en modelos matemáticos elaborados con observaciones limitadas (…) Estamos en el comienzo de un proceso que podría llevar a un interesantísimo resultado», ha explicado James Green.

Comienza el debate

Eso no quiere decir que la hipótesis de Brown y Batygin sea endeble. Sino que efectivamente aún se trata de una hipótesis, lo que significa que tiene que ser comprobada por otros investigadores y superar la prueba final: la detección directa del noveno planeta.

De hecho, los propios autores del artículo ya estaban preparados ante la inevitable ola de escepticismo. Para ello, trataron de blindar su trabajo con una larga serie de datos, análisis orbitales de otros objetos distantes y complejas simulaciones informáticas: «Si dices que tienes evidencias del planeta X -afirmaba Brown- prácticamente cualquier astrónomo dirá: “¿Otra vez? Estos chicos, claramente, están locos. ¿por qué esta vez debería ser diferente a las demás?”. Esta vez es diferente porque esta vez tenemos razón».

Adoptando una postura más intermedia, Green ha destacado la importancia del artículo publicado ayer, porque «alimenta el interés por la exploración espacial» y estimula un «sano debate» que «forma parte del proceso científico».

Las reglas del escepticismo

«Teorías como estas sirven para estimular ideas y conversaciones. Tocan nuestra curiosidad innata», ha dicho. Pero, «cada vez que tenemos una idea tan interesante como esta, siempre debemos aplicar las reglas de Carl Sagan del pensamiento crítico, que piden confirmar de forma independiente los hechos, buscar explicaciones alternativas y estimular el debate científico».

«Si el planeta X está ahí fuera, lo encontraremos juntos. O buscaremos una explicación alternativa para los datos que hemos recibido hasta el momento. Ahora, vamos a explorar», ha propuesto James Green.

Fuente: http://www.abc.es/ciencia/abci-nasa-pide-cautela-ante-posible-descubrimiento-planeta-201601211911_noticia.html?ref_m2w=https://www.facebook.com/

Lo sentimos, ‘Planeta X’ no encontrado

Luego de buscar entre cientos de millones de objetos en nuestro cielo, el telescopio espacial WISE de la NASA no ha arrojado evidencia alguna sobre el hipotético cuerpo celeste en nuestro sistema solar popularmente conocido como ‘Planeta X’.

planetx1

Previamente, los investigadores han teorizado sobre la existencia de este misterioso y evasivo coloso que se encontraría en algún lugar más allá de la órbita de Plutón. Este Planeta X también se ganó otros apodos como “Némesis”, “Tyche”, o “Nibiru”. El estudio reciente llevado a cabo gracias a un exhaustivo examen que cubrió el cielo entero en luz infrarroja, no encontró ningún objeto más grande que Saturno más allá de las 10.000 unidades astronómicas de distancia. Una unidad astronómica equivale aproximadamente a la distancia media entre el planeta Tierra y el Sol. “Es probable que el sistema solar externo no contenga ningún gigante gaseoso, ni estrella compañera”, dijo Kevin Luhman del Centro para Exoplanetas y Mundos Habitables de la Universidad de Penn State y autor del artículo con los resultados publicado en el Astrophysical Journal. Pero la búsqueda de WISE (ahora NEOWISE) no careció de resultados. Un segundo estudio reveló miles de nuevas residentes en el “patio trasero” de nuestro sistema solar, consistentes en 3.525 estrellas y enanas marrones en una distancia menor a los 500 años luz. “Sistemas solares vecinos que anteriormente habían estados ocultos a la vista saltaron en los datos recolectados por WISE”, dijo Ned Wright de la Universidad de California y principal investigador de la misión.

Pero a pesar de este enorme número de vecinos galácticos encontrados por el telescopio espacial, el “Planeta X” no se hizo presente allí afuera. Se ha especulado por largo tiempo que este objeto sería el causante de las grandes extinciones en masa de la Tierra. La noción principal sugiere que este planeta gigante o pequeña estrella escondida cerca de las fronteras de nuestro sistema solar, en su órbita irregular, podría barrer con bandas de asteroides y cometas exteriores, empujándolos en dirección hacia nuestro mundo. Estas búsquedas por parte de WISE fueron capaces de encontrar objetos celestes que habían pasado desapercibidos para otros telescopios, por lo que es seguro que aún sigamos sin ver todo el panorama y descubrimientos importantes continúen apareciendo en base al análisis de los datos obtenidos. “Pensamos que todavía podemos encontrar más estrellas valiéndonos de WISE. Esto no hace más que demostrar que no sabemos tanto como parece sobre el patio trasero de nuestro sistema solar”, destacó Wright. WISE fue puesto en hibernación luego de completar su misión principal en 2011. En septiembre de 2013 fue reactivado bajo el nombre de NEOWISE y asignado a una nueva misión para asistir a la NASA en sus esfuerzos por identificar poblaciones de objetos cercanos que puedan representar una amenaza para la Tierra.

Fuente: http://www.nasa.gov/jpl/wise/planet-x-20140307/

Whitney Clavin
Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, Calif.
818-354-4673
whitney.clavin@jpl.nasa.gov

J.D. Harrington
Headquarters, Washington
202-358-5241
j.d.harrington@nasa.gov

Visto en: http://www.mysteryplanet.com.ar/site/?p=7940