[VIDEO] Hugo Chavez rompe en llanto y pide a Dios: “no me lleves todavía”

Hugo Chavez

 

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pidió a Cristo que le dé más vida aunque por ello deba llevar su corona de espinas, su cruz o “cien cruces” y le rogó “no me lleves todavía”, en un emotivo discurso tras la celebración hoy de una misa de acción de gracias por su salud en su ciudad natal.

“Dame tu corona Cristo, dámela, que yo sangro, dame tu cruz, cien cruces, pero dame vida, porque todavía me quedan cosas por hacer por este pueblo y por esta patria, no me lleves todavía, dame tu cruz, dame tus espinas, dame tu sable que yo estoy dispuesto a llevarlas, pero con vida, Cristo mi señor”, dijo Chávez.

El mandatario inició el discurso entre lágrimas y durante la misa que se celebró en su ciudad natal Barinas (oeste), retransmitida por la estatal Venezolana de Televisión, se mostró evidentemente emocionado.

“Y le digo a Dios, si lo que uno vivió y ha vivido no ha sido suficiente, sino que me faltaba esto, bienvenido, pero dame vida, aunque sea vida llameante, vida dolorosa, no me importa”, agregó Chávez, quien estuvo acompañado por sus padres, hermanos y otros familiares.

“Yo ahora no pude evitar unas lágrimas cuando sentí la mano amorosa de mi madre y al mismo tiempo la mano de mi padre, las dos manos, una me sobaba por aquí y otra por aquí y dije Dios, hace cuanto que no sentía estas dos manos al mismo tiempo”, dijo el jefe de Estado.

Chávez, quien se encuentra recibiendo radioterapia tras haber sido operado de un segundo cáncer hace 39 días, insistió hoy en que mantiene “mucha fe, esperanza y voluntad” para “derrotar” la enfermedad.

El mandatario llegó a Venezuela poco antes de la medianoche de ayer proveniente de Cuba donde le fue administrada una segunda fase de radioterapia.

“Aferrado a la vida estoy y le pido a Dios, a Cristo, mi Señor, que nos siga dando vida y a mí de manera particular así para seguir dándole esta vida a quien hay que darla, a la patria”, declaró Chávez, al pisar tierra venezolana.

El gobernante, quien viajó a la isla el pasado sábado, aseguró que “todos los exámenes” que se le han practicado han arrojado “resultados positivos de recuperación física”.

El presidente venezolano fue operado el 26 de febrero de una recurrencia del tumor que se extirpó en junio del año pasado, del que solo se ha informado que es en la zona pélvica.

Chávez ha asegurado que no tiene metástasis y ha dicho que confía en su plena recuperación, por lo que no ha renunciado a disputar las presidenciales del próximo 7 de octubre. EFE

Fuente: http://www.publimetro.cl

Perdón de pecados: OTRA MENTIRA DE LA IGLESIA CATÓLICA

Según la Iglesia Católica Apostólica y Romana (ICAR), es un destino inevitable para todos los cristianos protestantes o evangélicos, entre otros, según sus portavoces autorizados.

En esta nueva semana, se vuelve a recordar unas de las prácticas y doctrinas más antiguas de la Iglesia Católica Romana, es una de las enseñanzas que no ha cedido terreno y que sigue tan fuerte como sus comienzos, la cual afirma que los pecados solo pueden ser remitidos por sacerdotes autorizados de la ICR.

Esto claramente significa que cualquier persona que no pasa por el perdón otorgado especialmente por los sacerdotes consagrados del vaticano, no tendrá posibilidad alguna de salvarse del infierno.

Esto es lo que señala la Agencia de noticias Zenit, con sede en el Vaticano, al publicar un reportaje realizado por José Antonio Varela al Padre Dominico Hernán Jiménez, confesor en Santa María la Mayor de Roma.

Esta es una parte de la entrevista.

Varela Vidal:  ¿Existe acaso la confesión “directa con Dios”, tal como argumentan algunos? ¿Cuál es la diferencia de esa práctica con el sacramento de la Reconciliación?

P. Jiménez :  Con Dios hay una comunicación directa con la oración y la meditación interior, pero nunca la remisión de los pecados. Según el mandato del Señor, solamente los apóstoles y sus sucesores, los sacerdotes, lo hacen.

Varela Vidal:  ¿Cuál es la base bíblica del perdón de los pecados ejercida por un sacerdote frente a un penitente? ¿Él actúa en nombre de Dios o lo hace por su propio poder de consagrado?

P. Jiménez : La base la encontramos en los Evangelios, en Juan 20, 22-23. El sacerdote actúa en el nombre de Dios y lo hace por el mandato de la Iglesia que recibe en la ordenación sacerdotal. El sacerdote remite todo pecado con la fórmula: “… en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

“A esa afirmación debe agregarse que no la hace por cuenta propia sino que está avalada por su orden y por las autoridades de la jerarquía vaticana,” añade.

En la ICR el “confesionario”, es el lugar más productivo para la sumisión de los “penitentes”. Y todo en el contexto del reciente anuncio del Papa para comenzar la Nueva Evangelización, recordando algunas de las doctrinas básicas y más prácticas de la Iglesia Católica Romana.

Fuente: http://www.noticiacristiana.com/sociedad/iglesiaestado/2012/03/vaticano-solo-un-sacerdote-garantiza-el-perdon-de-pecados.html

Comentario de laverdadysololaverdad:

Como es costumbre de la ICAR, saca versos fuera de contexto y sin validación, para repartir sus MENTIRAS por el mundo entero.

La Biblia nos dice que todos necesitamos el perdón de Dios. Todos hemos cometido pecado. Eclesiastés 7:20 declara, “Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque.” 1 Juan 1:8 dice, “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.” Todo pecado es a la larga un acto de rebelión en contra de Dios (Salmos 51:4). Como resultado, necesitamos desesperadamente el perdón de Dios. Si nuestros pecados no son perdonados, pasaremos la eternidad sufriendo las consecuencias de nuestros pecados (Mateo 25:46; Juan 3:36).

La biblia es clara al mencionar que NO HAY HOMBRE JUSTO EN LA TIERRA.  ¿Son entonces los sacerdotes católicos JUSTOS Y SIN PECADO?, claramente NO, entonces, ¿Cómo puede un CIEGO guiar a otro CIEGO?.

Sólo Dios Puede Perdonar Pecados

Isaías 43:25, “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados”.

Marcos 2:7, “¿Quién puede per­donar pecados, sino sólo Dios?”  En esta oportunidad los judíos acusaron a Jesús de blasfemia cuando dijo, “Hijo, tus pecados te son perdonados”, y si Jesús hubiera sido un mero hombre, esta acusación habría sido legítima.

Es impensable que un mero hom­bre pudiera perdonar pecados, porque todos los hombres hemos pecado (Romanos 3:23; 1 Juan 1:8-10).

Entonces, ¿por qué dice Jesús a los após­toles que ellos podrían perdonar pecados?

Jesús no dijo que algún apóstol diría al pecador, “Hijo, yo te absuelvo de tus pecados”. Y no hay ningún ejemplo de tal cosa. Juan 20:23 no enseña tal cosa.

Conclusión:

Los apóstoles sí pueden perdonar pecados, pero solamente en el sentido de predicar los requisitos nombrados por Dios.  Eran hombres inspirados por Dios y sus escritos son inspirados por Dios.  Los sacerdotes de la ICAR, NO SON HOMBRES INSPIRADOS POR DIOS, los hechos hablan por si mismos, por lo tanto, NO TIENEN NINGÚN DERECHO A PERDONAR LOS PECADOS, y NO LO TIENE NINGÚN HOMBRE o “iluminado” de nuestra era.