Última Traducción Bíblica NIV Más Clara Sobre Pecados Homosexuales, Dice Teólogo

La última versión de la popular traducción de la Biblia NVI (New International Version) ha tenido una reformulación de los versículos sobre la homosexualidad, haciéndolos más claros en la denuncia de la práctica, dijo un teólogo que ayudó con la traducción. Estas aclaraciones incluyen el versículo de 1 Corintios 6:9, donde la versión NVI de 1984 usa la frase “los afeminados”, mientras que en el 2011 la traducción cambia la frase a “los hombres que tienen sexo con hombres.”

El Comité de Traducción de la Biblia, presidido por el Dr. Douglas J. Moo, quien también funge como Presidente de Estudios Bíblicos Wessner en la Universidad de Wheaton, lanzó la NIV 2011 el año pasado.

“Los debates entre los cristianos acerca de la enseñanza de la Biblia sobre la homosexualidad en los últimos veinte años, provocó un considerable interés académico en palabras y textos”, dijo Moo en una entrevista con The Christian Post.

“Esta investigación mostró que dos palabras griegas en este versículo se refieren, respectivamente, a los participantes activos y pasivos en la actividad homosexual masculina”.

Moo explica también el problema con la traducción anterior de un verso como 1 Corintios 6:9.

“La NIV 1984… no deja claro si la actividad homosexual en sí estaba siendo condenada, o si sólo ciertos tipos de actividad homosexual “ofensiva” iban a ser condenados”, dijo Moo.

“La Nueva Versión actualizada deja claro que las palabras griegas aquí indican cualquier tipo de actividad homosexual. La Nueva Versión actualizada también refleja el hecho de que la palabra clave en griego se refiere a los hombres.”

De acuerdo con Moo, otros versículos que se han alterado debido a erudición y para hacer el mensaje más claro, incluyendo Romanos 1:26-27 y 18:22 Levítico.

En Romanos 1:26, el versículo: “aun sus mujeres cambiaron las relaciones naturales por las artificiales”, fue cambiado a “aun sus mujeres cambiaron las relaciones naturales por las sexualmente artificiales.” Mientras que en Levítico 18:22, el versículo: “No mintáis con un hombre como uno se acuesta con una mujer”, fue cambiado a: “No tengas relaciones sexuales con un hombre como se hace con una mujer.”

Un verso que parece haber sido cambiado dramáticamente fue 1 Timoteo 1:10, donde la palabra “pervertidos” de la NIV 1984 fue cambiada a “aquellos que practican la homosexualidad”.

“La misma palabra griega clave que se usa en 1 Corintios 6:09 aparece aquí también, por lo que la razón del cambio aquí es la misma que la razón para el cambio en 1 Corintios 6:9,” dijo Moo.

La New International Versión 2011 se estrenó en medio de controversias, con algunos grupos cristianos y personas criticando la traducción por supuestamente haber incluido demasiado lenguaje de genero, similar a la traducción de la Biblia TNVI.

El año pasado, los miembros de la Convención Bautista del Sur y el Comité de masculinidad y feminidad bíblica criticaron la edición, diciendo que la New International Versión 2011 “no se puede considerar lo suficientemente confiable en su traducción del lenguaje de género”.

Según el Comité de Traducción de la Biblia en el sitio web, sin embargo, todos los ejemplos del lenguaje de género inclusivo en la NIV fueron “reconsiderados”, especialmente cuando se compara con la NIV 1984.

“Algunos cambios se han conservado, algunos fueron cancelados a favor de la traducción de 1984, y muchos fueron reformulados en una tercera vía, sigue siendo diferente”, dice una entrada de la página web de la TCC, en la página de Preguntas Frecuentes.

“Todas las decisiones de género en la Nueva Versión Internacional actualizada fueron sometidas a un riguroso escrutinio a la luz de estos datos para asegurar que las palabras elegidas maximizan la comprensión del significado original”, afirma el Comité.

Por Michael Gryboski | Reportero de Christian Post Traductor Joel Suarez

Fuente: http://saborcristiano.com/

Papers Published and/or Presented

Romans. NIV Application Commentary. Grand Rapids: Zondervan, 2000.

The Epistle of James. Pillar Commentary. Grand Rapids: Eerdmans, 2000.

2 Peter, Jude. NIV Application Commentary. Grand Rapids: Zondervan, 1996.

A Commentary on the Epistle to the Romans. New International Commentary on the New Testament. Grand Rapids: Eerdmans, 1996.

Introduction to the New Testament. Grand Rapids: Zondervan, 2005 (with D.A. Carson).

The Epistle of James. Tyndale New Testament Commentary. Leicester: IVP/Grand Rapids: Eerdmans, 1985.

The Old Testament in the Gospel Passion Narratives. Sheffield: Almond, 1983.

Books co-Authored

The Rapture: Pre-, Mid-, or Post-Tribulational? Grand Rapids: Zondervan, 1984 (co-author with R. Reiter, G. Archer, and P. Feinberg).

The Law, the Gospel, and the Modern Christian: Five Views. Grand Rapids: Zondervan, 1993 (with W. Strickland, W. VanGemeren, W. Kaiser, and G. Bahnsen).

Romans 1-8. Wycliffe Exegetical Commentary. Chicago: Moody, 1991.

Selected Articles and Parts of Books

“1 Timothy 2:11-15: Meaning and Significance.” Trinity Journal 1 (1980) 62-83.

“The Interpretation of 1 Timothy 2:11-15: A Rejoinder.” Trinity Journal 2 (1981) 198-222.

“‘Law,’ ‘Works of the Law’ and Legalism in Paul.” Westminster Theological Journal 45 (1983) 73-100.

“Tradition and Old Testament in Matt 27:3-10.” In Gospel Perspectives, Vol. 3: Studies in Midrash and Historiography. Ed. R.T. France and David Wenham. Sheffield: JSOT, 1983.

“Jesus and the Authority of the Mosaic Law.” Journal for the Study of the New Testament 20 (1984) 3-49.

“The Problem of Sensus Plenior.” In Hermeneutics, Authority, Canon. Ed. D.A. Carson and J.D. Woodbridge. Grand Rapids: Zondervan, 1986.

“Israel and Paul in Romans 7.7-12.” New Testament Studies 32 (1986) 122-35.

“Paul and the Law in the Last Ten Years.” Scottish Journal of Theology 40 (1987) 287-307.

“The Law of Moses or the Law of Christ.” In Continuity and Discontinuity: Perspectives on the Relationship between the Old and New Testament. Essays in Honor of S. Lewis Johnson, Jr. Ed. John S. Feinberg. Westchester, IL: Crossway, 1988.

“Divine Healing in the Health and Wealth Gospel.” Trinity Journal 9 (1988) 191-209.

“The Theology of Romans 9-11: A Response to E. Elizabeth Johnson.” In Pauline Theology, Vol. 3: Romans. Ed. D. M. Hay and E. E. Johnson. Minneapolis: Fortress, 1995.

Perdón de pecados: OTRA MENTIRA DE LA IGLESIA CATÓLICA

Según la Iglesia Católica Apostólica y Romana (ICAR), es un destino inevitable para todos los cristianos protestantes o evangélicos, entre otros, según sus portavoces autorizados.

En esta nueva semana, se vuelve a recordar unas de las prácticas y doctrinas más antiguas de la Iglesia Católica Romana, es una de las enseñanzas que no ha cedido terreno y que sigue tan fuerte como sus comienzos, la cual afirma que los pecados solo pueden ser remitidos por sacerdotes autorizados de la ICR.

Esto claramente significa que cualquier persona que no pasa por el perdón otorgado especialmente por los sacerdotes consagrados del vaticano, no tendrá posibilidad alguna de salvarse del infierno.

Esto es lo que señala la Agencia de noticias Zenit, con sede en el Vaticano, al publicar un reportaje realizado por José Antonio Varela al Padre Dominico Hernán Jiménez, confesor en Santa María la Mayor de Roma.

Esta es una parte de la entrevista.

Varela Vidal:  ¿Existe acaso la confesión “directa con Dios”, tal como argumentan algunos? ¿Cuál es la diferencia de esa práctica con el sacramento de la Reconciliación?

P. Jiménez :  Con Dios hay una comunicación directa con la oración y la meditación interior, pero nunca la remisión de los pecados. Según el mandato del Señor, solamente los apóstoles y sus sucesores, los sacerdotes, lo hacen.

Varela Vidal:  ¿Cuál es la base bíblica del perdón de los pecados ejercida por un sacerdote frente a un penitente? ¿Él actúa en nombre de Dios o lo hace por su propio poder de consagrado?

P. Jiménez : La base la encontramos en los Evangelios, en Juan 20, 22-23. El sacerdote actúa en el nombre de Dios y lo hace por el mandato de la Iglesia que recibe en la ordenación sacerdotal. El sacerdote remite todo pecado con la fórmula: “… en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

“A esa afirmación debe agregarse que no la hace por cuenta propia sino que está avalada por su orden y por las autoridades de la jerarquía vaticana,” añade.

En la ICR el “confesionario”, es el lugar más productivo para la sumisión de los “penitentes”. Y todo en el contexto del reciente anuncio del Papa para comenzar la Nueva Evangelización, recordando algunas de las doctrinas básicas y más prácticas de la Iglesia Católica Romana.

Fuente: http://www.noticiacristiana.com/sociedad/iglesiaestado/2012/03/vaticano-solo-un-sacerdote-garantiza-el-perdon-de-pecados.html

Comentario de laverdadysololaverdad:

Como es costumbre de la ICAR, saca versos fuera de contexto y sin validación, para repartir sus MENTIRAS por el mundo entero.

La Biblia nos dice que todos necesitamos el perdón de Dios. Todos hemos cometido pecado. Eclesiastés 7:20 declara, “Ciertamente no hay hombre justo en la tierra, que haga el bien y nunca peque.” 1 Juan 1:8 dice, “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.” Todo pecado es a la larga un acto de rebelión en contra de Dios (Salmos 51:4). Como resultado, necesitamos desesperadamente el perdón de Dios. Si nuestros pecados no son perdonados, pasaremos la eternidad sufriendo las consecuencias de nuestros pecados (Mateo 25:46; Juan 3:36).

La biblia es clara al mencionar que NO HAY HOMBRE JUSTO EN LA TIERRA.  ¿Son entonces los sacerdotes católicos JUSTOS Y SIN PECADO?, claramente NO, entonces, ¿Cómo puede un CIEGO guiar a otro CIEGO?.

Sólo Dios Puede Perdonar Pecados

Isaías 43:25, “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados”.

Marcos 2:7, “¿Quién puede per­donar pecados, sino sólo Dios?”  En esta oportunidad los judíos acusaron a Jesús de blasfemia cuando dijo, “Hijo, tus pecados te son perdonados”, y si Jesús hubiera sido un mero hombre, esta acusación habría sido legítima.

Es impensable que un mero hom­bre pudiera perdonar pecados, porque todos los hombres hemos pecado (Romanos 3:23; 1 Juan 1:8-10).

Entonces, ¿por qué dice Jesús a los após­toles que ellos podrían perdonar pecados?

Jesús no dijo que algún apóstol diría al pecador, “Hijo, yo te absuelvo de tus pecados”. Y no hay ningún ejemplo de tal cosa. Juan 20:23 no enseña tal cosa.

Conclusión:

Los apóstoles sí pueden perdonar pecados, pero solamente en el sentido de predicar los requisitos nombrados por Dios.  Eran hombres inspirados por Dios y sus escritos son inspirados por Dios.  Los sacerdotes de la ICAR, NO SON HOMBRES INSPIRADOS POR DIOS, los hechos hablan por si mismos, por lo tanto, NO TIENEN NINGÚN DERECHO A PERDONAR LOS PECADOS, y NO LO TIENE NINGÚN HOMBRE o “iluminado” de nuestra era.