Gigantes descendientes de los ‘ángeles’

¿Quiénes fueron estos seres híbridos? Una de las mejores claves para su identificación nos viene justamente de su nombre: Nefilim. Se trata de una palabra hebrea [ver img1] usada por primera vez en la Biblia en Génesis capítulo seis.

img1

img1

Aunque en versiones tan populares en América Latina como la Reina-Valera se traduce la palabra ‘Nefilim’ por “gigantes”, tal traducción es completamente inapropiada.

Como hemos visto en el capítulo siete [ver resumen más abajo], la palabra ‘Nefilim’ (que literalmente significa “aquellos que fueron hechos para caer” o “aquellos que fueron arrojados”), tiene su raíz semítica en la palabra NFL (nafal, “bajar”, “descender”, “caer”), y significa literalmente eso: “Aquellos que bajaron o descendieron a la Tierra.” Los ‘Nefilim’ son pues “los caídos”.

Sin embargo, debido a que no todos los académicos aceptan esta última traducción, y a que la traducción clásica (‘gigantes’) a caído bajo sospecha, las nuevas traducciones populares del Antiguo Testamento han preferido dejar la palabra original sin traducir. Así, la Nueva Versión Internacional en inglés, por ejemplo, dice simplemente que “los Nefilim estaban sobre la Tierra en aquellos días…”.

Aunque no hay base etimológica para usar el término ‘gigantes’ como una traducción confiable del término ‘Nefilim’, sin embargo tal traducción no carece de méritos, ya que en más de un sentido los Nefilim sí eran ‘gigantes’.

No hay duda de que los Nefilim eran gigantes en tamaño y, por ende, en fuerza. Existe una gran cantidad de documentos antiguos que nos hablan de la excepcional estatura y poder físico de esta raza híbrida; y esto no nos sorprende, pues ya hemos visto que fueron descendientes directos de los ángeles del cielo, es decir de los “ángeles, poderosos en fortaleza” [Salmos 103:20], “mayores en fuerza y en potencia” que los hombres [2ª Pedro 2:11].

Lo que se dice de los ángeles en general, se aplica a los ángeles rebeldes por igual. Su caída moral no reduce en nada su poder físico. El Libro de Enoc declara al respecto que su “estatura era como la altura de los cedros, sus cuerpos como montañas” [9].

Fuente: La antigüedad del futuro y el programa extraterrestre a la luz de la teoría Nefilim.  A H Toledo.

Fuente: La antigüedad del futuro y el programa extraterrestre a la luz de la teoría Nefilim. A H Toledo.

La segunda irrupción Nefilim

Hemos visto en Génesis 6, donde se usa el término ‘Nefilim’ por primera vez, que su aparición en la Tierra desde antes del Diluvio y su labor corruptora de las civilizaciones humanas fueron las razones principales del Diluvio. Pero se nos informa que estuvieron sobre la Tierra “también después” (Génesis 6:4).

Información más detallada nos la brinda el pasaje bíblico de Números, capítulo 13. Los espías israelitas que fueron mandados a Canaán reportaron haber visto ahí “a los Nefilim (los descendientes de Anak descienden de los Nefilim)” (Números 13:33. NIV).

Esta segunda irrupción nefílica seguramente fue más limitada y restringida que la prediluviana. Aún así, Dios ordenó también su destrucción total. Ahora no tenía que hacerlo personalmente, pues contaba ya con una nación sobre la tierra que ejecutaría sus justos juicios contra las naciones perversas.  Dios ordenó a Josué, el paladín del ejército de la nación judía, que destruyera totalmente a los habitantes de la tierra de esa región.

Quizás hallemos difícil reconciliar las masacres que efectuó Josué en contra de estos pueblos con lo que nos dicen las Escrituras sobre el carácter amoroso y justo de Dios. Uno no puede más que conjeturar que Dios tuvo sobradas razones para ordenarlo así. Pero también podemos suponer que Dios sabía que la totalidad de los habitantes de la tierra de Canaán, o eran Nefilim o ya habían sido infectados por ellos en su segunda irrupción e intento de llevar a cabo sus perversos planes.

Hoy sabemos, gracias a las investigaciones que en esa región se han realizado, que la tierra que heredarían los antiguos israelitas estaba habitada por los cananeos, un conjunto de pueblos depravados que practicaban el incesto, la sodomía y el bestialismo, así como el sacrificio ritual de niños [Compárese con Levítico 18:2-27]. En su libro Archaeology and the New Testament, Merril F. Unger dice que las excavaciones “han puesto al descubierto montones de cenizas y restos de esqueletos infantiles en cementerios situados cerca de altares paganos, lo que indica lo extendida que estaba la práctica de [sacrificar niños]”. Por su parte, el conocido manual bíblico Halley’s Bible Handbook comenta que este pueblo adoraba a sus dioses cometiendo excesos inmorales y sacrificando sus primogénitos a estas mismas deidades. Dice también que “los arqueólogos que cavan en las ruinas de las ciudades cananeas se preguntan por qué Dios no las destruyó mucho antes”.

07-03-2013 23-49-59

Sabemos que Dios estaba consciente de que los cananeos y los habitantes de las tierras vecinas no solo ya habían manifestado la gama total de las prácticas demoníacas del ocultismo, sino que tal situación representaba un peligro potencial para la nueva nación judía, la cual estaba destinada a ser la cuna donde surgiría, finalmente, el Mesías prometido desde Edén, y que emanciparía para siempre a la humanidad de su esclavitud al “dios de este mundo”, es decir, Satanás. Esta es también la razón por la cual los israelitas fueron advertidos de no imitar las prácticas ocultistas de esas naciones a las cuales desposeerían de todo lo que tenían. Con la misma furia sin igual desplegada en Génesis 6, Dios ordena ahora la completa exterminación (sic) de los habitantes de Canaán:

“Exterminarás del todo a hititas, amorreos, cananeos, ferezeos, heveos y jebuseos, tal como el SEÑOR tu Dios te lo ha mandado” (Deuteronomio 20:17.NVI. Énfasis mío).

Sin embargo, Israel, no obedeció a Dios, y tenemos razones para suponer que muchos de aquellos gigantes Nefilim lograron sobrevivir a la matanza. Al menos así nos hacen pensar pasajes de las Escrituras como Josué 13:13 y 16:10 que afirman que…

“Los israelitas no expulsaron de su territorio a los habitantes de Guesur y Macá, que hasta el día de hoy viven en territorio israelita […] Los efraimitas [tampoco] expulsaron a los cananeos que vivían en Guézer; les permitieron vivir entre ellos, como sucede hasta el día de hoy, aunque los sometieron a trabajos forzados” (Ver también Jueces 1:28-34).

Gigantes terribles de Canaán

La progenie de los Nefilim existió bajo varios nombres en esa región considerada “tierra de gigantes” (Deuteronomio 2:20). Se nos habla de los anaquitas, descendientes de Anac (Números 13:28); de los refaítas, descendientes de Refá; de los zamzumitas, etc. Todos ellos compartían las características de ser ‘enormes’ y sobradamente ‘fuertes’. Tomemos como ejemplo el siguiente pasaje de Deuteronomio 2:10-11:

“Tiempo atrás vivió allí un pueblo fuerte y numeroso, el de los emitas, que eran tan altos como los anaquitas. Tanto a ellos como a los anaquitas se les consideraba gigantes, pero los moabitas los llamaban emitas” (NVI).

Fuente: La antigüedad del futuro, el fenómeno OVNI y el programa extraterrestre a la luz de la teoría Nefilim.  A H Toledo

Fuente: La antigüedad del futuro, el fenómeno OVNI y el programa extraterrestre a la luz de la teoría Nefilim. A H Toledo

Se dice también que cundía el terror cuando se les veía. Por ejemplo, algunos de aquellos espías que fueron enviados a reconocer la tierra de Canaán antes de conquistarla, dijeron acobardados:

“La tierra que hemos explorado devora a los que en ella viven. Toda la gente que vimos allá es de gran tamaño. Vimos a los Nefilim allá […] A nuestros ojos parecíamos como langostas, y así nos veían ellos a nosotros” (Números 13:32-33. NIV).

En su famosa obra Antigüedades de los Judíos, Flavio Josefo, aquel notable historiador judío del siglo I d. C., mencionó a estos gigantes describiéndolos como “poseedores de cuerpos tan grandes y de aspectos tan enteramente diferentes de las demás personas, que eran sorprendentes a la vista y terribles al oído.” También afirma que en su época, los huesos de los gigantes aún podían ser hallados.

El gigantesco rey Og de Basán

Tomemos ahora la detallada descripción que hace la Biblia de una de las pertenencias (una cama verdaderamente súper king size) de uno los gigantes más famosos: el rey Og.

“Únicamente Og rey de Basán había quedado del resto de los gigantes (refaítas). Su cama, una cama de hierro, ¿no está en Rabá de los hijos de Amón? La longitud de ella es de nueve codos [cuatro metros y medio], y su anchura de cuatro codos [dos metros], según el codo de un hombre” (Deuteronomio 3:11. Reina-Valera).

La Escritura también menciona a otros gigantes impresionantes. Se dice del gigante Isbibenob, por ejemplo, que “iba armado con una espada nueva y una lanza de bronce que pesaba más de tres quilos” (2º Samuel 21:16). Por su parte, del gigante Lajmí, hermano del legendario Goliat, se dice que su lanza “tenía un asta tan grande como el rodillo de un telar’ (2º Samuel 21:19 ó 1º Crónicas 20:5). Se dice también que Goliat, el gigante filisteo más famoso de todos, solía llevar sobre la cabeza un casco hecho de bronce y una coraza también de bronce que pesaba 55 kilos; él mismo medía ‘casi tres metros’ de altura (1º Samuel 17:4-7). Finalmente, se dice de al menos un descendiente de Rafá el guitita, que era un gigante “altísimo que tenía veinticuatro dedos, seis en cada mano y seis en cada pie” (2º Samuel 21:20).

¿Pudieron personas de semejantes dimensiones y fortaleza haber caminado sobre la tierra en alguna época? Como veremos en el capítulo 12, la respuesta solo puede ser ‘sí’. A pesar de la aparente falta de evidencia arqueológica de la presencia en el pasado de completas razas de gigantes, existe sin embargo evidencia abrumadora que sugiere que al menos un gran número de estos individuos realmente existieron. Muchos y asombrosos restos humanos, herramientas de trabajo y ataúdes de roca de tamaño excepcional han sido desenterrados en diferentes partes del mundo.

Para un estudio más amplio acerca de huesos gigantes que han sido descubiertos en épocas tanto antiguas como modernas, ver WOOD, Edward J. (1868): Giants and Dwarves. [Richard Bentley: London], y el artículo de HALL, Mark A. (1993): “Giant Bones”, Wonders WSeeking the Truth in a Universe of Mysteries, vol. 2, Nº 1, Bloomington, Maryland.

Resumen capítulo 7

Escritos judíos antiguos

1. Existe una antiquísima obra apócrifa judía llamada El Libro de los Jubileos que añade detalles interesantes a la sorprendente historia de los ‘hijos de Dios’ y su descendencia híbrida, los Nefilim. Esta obra nos revela la fecha en la que los Vigilantes descendieron a la tierra: el 461 Annus Mundi, una fecha que el obispo Usher habría interpretado como el 3543 antes de Cristo.  También se confirma que estos vigilantes estaban específicamente asociados con Jared, el quinto patriarca en la línea de descendientes de Adán.

Al respecto, El Libro de los Jubileos nos dice que…

“En la segunda semana del décimo jubileo de Mahalalel, él tomó una esposa para sí, Dinah, la hija de Barakel, […] y le dio un hijo en el sexto año, y llamó su nombre Jared porque en sus días los ángeles del Señor descendieron a la tierra aquellos, los llamados Vigilantes.” (Énfasis mío)

Es interesante notar, como lo hace Sitchin (1978) [1], que en el hebreo original de esta obra encontramos que en realidad no se usa la palabra ‘Vigilantes’ sino que dice, Nefilim[img1], el mismo término usado en Génesis 6.

2. Otra fuente menor de información es el llamado Documento Zadoquita [2], descubierto hace más de 70 años en el ático de una sinagoga del Cairo, y del cual se piensa que está relacionado con los Rollos del Mar Muerto. El documento también hace referencia al descenso de los Vigilantes y a su descendencia de gigantes:

“Por haber caminado en la necedad de sus corazones, los Vigilantes del cielo cayeron, sí, fueron atrapados de ese modo debido a que no guardaron los mandamientos de Dios. De la misma manera también sus hijos, cuyos cuerpos eran como montañas, ellos también cayeron” [2]. Énfasis mío).

3. El Apocalipsis de Baruc [3] es otro antiguo documento que confirma la historia de los ángeles caídos. Escrito en siriaco, añade este nuevo concepto a la historia de los ángeles caídos: el origen de la corrupción fue la pecaminosidad de la raza humana; es decir, que fue el pecado humano lo que causó la caída de los ángeles.

4. Una colección de panfletos denominados El Testamento de los Doce Patriarcas [4] (es decir, de los doce hijos de Jacob), hace también referencia a los ángeles caídos.  No es una obra que contenga detalles tan amplios como el Libro de Enoc, pero sí hacen una interesante afirmación: las mujeres de la Tierra fueron las primeras en seducir y tentar a los ángeles. Bamberger [5] dijo que en ese detalle, estos panfletos están de acuerdo con el antes mencionado Testamento de Baruc [3], aunque  introducen un nuevo elemento, al sugerir que el acto en el que participaron los ángeles y las mujeres, era más de naturaleza psicológica que física:

“De este modo ellas sedujeron a los Vigilantes antes del día del Diluvio, y dado que eran su continua contemplación, las codiciaron y concibieron el acto en sus mentes; pues cambiaron ellos mismos su forma a la forma de los hombres y aparecieron ante ellas cuando estaban con sus maridos; y ellas, codiciándolos en sus mentes después que ellos se transformaron, dieron a luz gigantes” (Pág. 31).

Lo que parece decirnos el Testamento de los Doce Patriarcas es que la “fornicación” y la “concepción” sucedieron en la mente. No obstante, los resultados habrían sido bien físicos, ya que “dieron a luz gigantes”.

5. El Libro de los Gigantes fue otra obra literaria relacionada con el personaje de Enoc. Fue ampliamente leída en el imperio romano, después de haber sido traducida a la lengua latina Se creía que los ‘gigantes’ eran la descendencia de los ángeles caídos y las mujeres [6]. En el Libro de los Gigantes (i.e., 4Q531, 6Q8 Frag. 2 y 4Q530 Col. 2), el nombre de uno de los gigantes resulta ser el de Gilgamesh, justamente el héroe babilónico y personaje principal del famoso poema épico La Epopeya de Gilgamesh, escrito hacia el tercer milenio a. C.

Fuentes paganas: Mitologías griega y romana

Los documentos judíos no son los únicos que hacen referencia a los ángeles caídos. El mismo Corán contiene una breve referencia a dos ángeles venidos a la Tierra: Harut y Marut [7]. Su caída tiene lugar cuando una hermosa mujer se presenta ante ellos. Estos ángeles habían sido advertidos con antelación que había tres cosas que les estaban prohibidas: 1) admitir la existencia de otros dioses; 2) matar, y 3) beber sustancias tóxicas. Y fueron precisamente estas tres cosas las que la encantadora mujer les puso como condición para poder disfrutar de sus favores sexuales. Finalmente, los ángeles accedieron a beber vino, y eso fue suficiente para que ella les concediera sus deseos.

Otras fuentes de información son los abundantes mitos, leyendas, tradiciones y fábulas que hacen mención de “gigantes” sobre la Tierra en tiempos antiquísimos, y de cómo estos semidioses realizaron su unión sexual con las mujeres humanas. Varios académicos creen que los mitos en realidad emergen de un trasfondo de realidad histórica. Por ejemplo, Thomas [8] piensa que la mitología y el folklore son “pensamientos fósiles” que ilustran, con símbolos y alegorías, la historia de culturas fenecidas.

Mucha gente tiene nociones de las mitologías originadas en las antiguas Grecia y Roma. Los dioses y los semidioses en estas tradiciones son conocidos con diferentes nombres, pero su conducta tiene un común denominador. Ya sea que a un dios se le conozca con el nombre de Zeus o Júpiter, Poseidón o Neptuno, Afrodita o Venus, Eros o Cupido, etc., sus orgías sexuales, su promiscuidad, crueldad y violencia son siempre las mismas.

Fin resumen capítulo 7

 

Referencias bibliográficas y webliográficas

[1] http://books.google.es/books/about/Kokhav_ha_nefilim.html?hl=es&id=IKVQc5-BBjMC

[2] GASTER, Theodor H. (1957): The Scripture of the Dead Sea Sect.

[3] http://jewishencyclopedia.com/articles/2564-baruch-apocalypse-of-syriac

[4] http://api.ning.com/files/5l3Y32hrvC0sSyN9Fhlng1GaR6IWiEGQYY7ElEsJK0jf36JOHwdJkkdB-khiEnP97902mQcMny-bSEdT8TPcbY5CMguluoYi/Testamento_de_los_Doce_Patriarcas.pdf

[5] BAMBERGER, B. J. (1952): Fallen Angels. [Philadelphia: The Jewish Publication Society of America]

[6] EISENMAN, Robert H. (1983): Maccabees, Zadokites, Christians & Qumnrân. [E. J. BRILL: Leiden]

[7] http://es.wikipedia.org/wiki/Harut_y_Marut

[8] THOMAS, Andrew (1971): We are not the First: Riddles of Ancient Science. [Souvenir Press]

[9] Compárese con UNGER, Merril (1971): Demons in the World Today. [Wheaton: Tyndale House]

La información de este artículo fue tomada del libro de Armando H. Toledo, La Antigüedad del Futuro; EL FENÓMENO OVNI Y EL PROGRAMA EXTRATERRESTRE A LA LUZ DE LA TEORÍA NEFILIM. THE UCLi PRESS, INTL. Cuernavaca, México.

La presente obra digital es el resultado de cientos de horas de investigación bíblica y bibliográfica. Es una edición de autor y se distribuye gratuitamente a los lectores de habla hispana en América Latina y el resto del mundo. El autor, que es un investigador mexicano (n. 1965), no tiene compromisos denominacionales con ninguna iglesia establecida, llámese católica, evangélica o de cualquier otra denominación. La UCLi es un ministerio mundial cristiano de investigación y docencia de carácter independiente.

Primera publicación © 2005.
Todos los derechos reservados.
Se permite el uso de este material para ser citado, distribuido gratuitamente y estudiado en grupos religiosos y no religiosos, siempre y cuando no se altere su contenido y se den los respectivos créditos al autor.

Copyright © 2007 by The UCLi International Ministries
Quinta edición: 2012.

También puede descargar el archivo PDF desde Acá.

Para el investigador Jacques Vallee los Crop Circles son realizados con microondas del ejército

Jacques Vallée

El investigador francés del fenómeno OVNI Jacques Vallee piensa que los Crop Circles (círculos de las cosechas) son realizados por el ejército, y son fruto de un experimento llevado a cabo con microondas; de cualquier manera otros investigadores de los círculos no terminan de ver claro el planteamiento realizado por Vallee.

Ya en septiembre de 1991 Vallee dio a conocer esta idea, haciéndola pública. A través de Internet, en el portal “BoingBoing.net”, vuelve a dar a conocer su postura comentando: “En aquel momento nadie quiso escucharme, ya dije que esos preciosos trazados que aparecen en los campos están realizados por técnicos en los laboratorios, las señales son enviadas a través de plataformas flotantes (aviones, globos, helicópteros  a los campos, el propósito de la utilización de este medio es para calibrar estas armas mortales”.

Fue a partir de un artículo que dio a conocer New Scientist titulado Las microondas pueden inhabilitar bombas a distancia, aparecido el 18 de abril 2009 cuando este experto en ovnis retorno de nuevo con su hipótesis.

En el artículo, se menciona que en un futuro próximo nuevas armas del ejercito estadounidense podría destruir al enemigo a través de un haz de microondas controladas por un arma láser, es el denominado “Multi Director de Sistemas de Energía Armamentística” o MDEAS, con este se puede ver como el láser de energía guía a las microondas que ionizan el aire generando plasma y sembrando la destrucción.

Según da a conocer Vallée, las primeras experiencias se realizaron hace más de 30 años, coincidiendo curiosamente con el apogeo de los Crop Circles.

Fuente: http://www.eltiempo.com/blogs/alternativa_extraterrestre/2010/04/jacques-vallee-los-crop-circle.php

John Lash. La Teoría Gnóstica de Intrusión Extraterrestre

La Teoría Gnóstica de Intrusión Extraterrestre

Por John Lash

Desde la explosión del fenómeno ET/OVNI en 1947, especulación acerca de la intrusión en el planeta Tierra ha sido rampante. Media docena de teorías dominan el debate, pero hay una teoría que necesita aún ser examinada. No surgió después de 1947, sino aproximadamente 1600 años antes. Para ser precisos, la evidencia de esta teoría salió a la luz a través de un descubrimiento en Egipto en diciembre, 1945, aunque la importancia del descubrimiento no fue tomada en cuenta sino hasta – ¿adivinen cuándo? 1947.

En ese año, el académico francés Jean Doresse identificó el descubrimiento egipcio en Nag Hammadi como un escondrijo de raros textos gnósticos. “Gnosticismo” es la etiqueta que los académicos utilizan para un grupo de enseñanzas derivadas de las Escuelas de Misterios de la antigüedad pre-cristiana. Los gnósticos que protestaron contra las doctrinas cristianas tales como la retribución divina y la resurrección de Cristo se vieron señalados como herejes y fueron brutalmente reprimidos por los primeros conversos a la Única Fe Verdadera. Ésta es la historia no relatada de cómo terminaron los Misterios. Desde el año de la señal, 1947, alguna parte del conocimiento perdido de la Escuela de Misterios ha sido recuperada.

Gnosis (”saber interno”) era un camino de misticismo experimental en el que los iniciados de las Escuelas de Misterios exploraban la psique y el cosmos en su grandeza. Haciendo uso de plantas psicoactivas, yoga, y magia sexual, estos antiguos videntes experimentaron estados alterados y desarrollaron siddhis, habilidades ocultas tales como la clariaudiencia y la visión remota. Gnosis era una especie de ciencia yógica noética combinada con parapsicología. En la percepción acrecentada, los gnósticos desarrollaron una vasta visión cosmológica centrada en una deidad femenina, la Sofía Divina. El mito de la creación gnóstico es único en que incluye una completa explicación de cómo seres inorgánicos extraterrestres se presentaron en nuestro sistema solar.

El material de Nag Hammadi contiene reportes de experiencias visionarias de los iniciados, incluyendo encuentros de primera mano con seres inorgánicos llamados Arcontes. La enseñanza gnóstica explica que estas entidades surgieron en la primera etapa de formación del sistema solar, antes de que la Tierra fuera formada. Los Arcontes habitan el sistema solar, el reino extraterrestre como tal, pero pueden intervenir en la Tierra. Interesantemente, esta idea gnóstica va cercanamente de acuerdo con el punto de vista de Jacques Vallee, quien sostiene que los ET/cyborgs pertenecen probablemente al reino planetario local. Vallee también propone que el enigma ET/OVNI es un “sistema de control espiritual”, un fenómeno que “se comporta como un proceso de condicionamiento”. (Mensajeros del Engaño). Esto es exactamente lo que los gnósticos dicen acerca de los Arcontes: pueden afectar nuestras mentes por medio de técnicas de condicionamiento subliminales. Sus principales tácticas son el error mental (virus intelectual, o ideología falsa, especialmente doctrinas religiosas) y simulación. Los Arcontes son predatorios, a diferencia de una amplia gama de seres no-humanos y de otras dimensiones que también eran conocidos por los gnósticos, seres que son benévolos o neutrales hacia la humanidad.

Las descripciones físicas de los Arcontes ocurren en muchos de los códices gnósticos. Dos tipos son identificados claramente: un tipo neonato o embriónico, y un tipo dracónico o reptiliano. Obviamente, estas descripciones corresponden a los Grises y Reptiles de los reportes contemporáneos […]

Una cosa que los gnósticos enseñaron es que estas entidades nos envidian y se alimentan de nuestro miedo. Sobre todo, intentan impedir que reclamemos y evolucionemos nuestra “luz interna”, el don de la inteligencia divina interna. […]

Mito platillista

Encontré por casualidad este foro. Me doy cuenta de que hay personas que están pasando por una experiencia que yo viví hace ya muchos años, y pienso que podría ayudar un poco si resumo brevemente lo que me ocurrió. Quizás la lectura de estas líneas aproveche a los que desean fervientemente un contacto con quienes suelen identificarse ante nosotros como los “HERMANOS MAYORES DE LA HUMANIDAD”.

Todo empezó el 17 de mayo de 1974. Desde aquel día y durante varios meses todo fue un continuo zafarrancho de mensajes telepáticos, localización de grupos de personas interesadas en el fenómeno, avistamientos, intentos de grabar sesiones de contacto, etc. El momento más crucial ocurrió a las 11 de la noche del 27 de agosto de ese año. Aquel día, el grupo de unas 30 personas que veníamos siguiendo con asombro, curiosidad, emoción y tremendo entusiasmo las manifestaciones de esas entidades, TUVIMOS UNA IMPRESIONANTE EXPERIENCIA. Era aquél un grupo heterogéneo en el que había seis o siete profesores universitarios, varios comerciantes, un editor, un banquero, trabajadores, amas de casa, jóvenes estudiantes, un par de hippies, etc. Una de las cosas extraordinarias era que nos guiaban un par de chicas, hijas del banquero, una de 18 y otra de tan sólo 12 años. Las dos tenían poderes de mediumnismo y a través de ellas habíamos venido recibiendo todo tipo de mensajes, entre ellos el que nos citaba aquel día en la cima de un cerro a esa hora.

El espectáculo que allí presenciamos fue inolvidable y lo recuerdo ahora con vivo detalle aunque han pasado ya 35 años desde entonces. De repente, en medio de una noche clara y estrellada, empiezan a “desprenderse” de aquí y allá, de la derecha, de la izquierda, de arriba, de abajo, de todas partes, unas estrellas que se mueven, se acercan a otras, se cruzan en sus estelas, y como en una revista aérea, nos hacen un show increíble de pares y tríos o quintetos y sextetos en perfecta formación. ¡Uau! Muchas cosas ocurrieron aquella noche, además de los vuelos rasantes y tan cercanos a nosotros que nos arrancaban lágrimas y gritos de emoción y alegría: todo eso sucedía en medio de una secuencia de intensísimos relámpagos que silenciosos “estallaban” a nuestro alrededor iluminando el escenario de sus vuelos como si fuera pleno día. Dos o tres personas vieron incluso una brillante figura humanoide que caminaba cerca de donde estábamos.―La mayoría de nosotros no la vio―. Yo difícilmente podía quitar los ojos de las “estrellas” que se movían al nivel de nuestros ojos sobre la ciudad. Aquello duró un par de horas.

Al otro día sonreíamos entre nosotros con complicidad ante los comentarios de la gente acerca de los extraños relámpagos y espectáculo de luces de la noche anterior sobre el cerro. A nadie contamos, porque nos habíamos propuesto mantener el secreto, que nosotros habíamos estado metidos justo en medio de todo aquello.

En septiembre los mensajes que nos llegaban a través de las niñas eran cada vez más apremiantes: EL FIN DEL MUNDO SE ACERCABA, la guerra atómica estaba ya en los umbrales de su aparición, el Apocalipsis era inevitable, y la humanidad entera iba a desaparecer de la faz del planeta. En ese momento nos encontrábamos demasiado obnubilados por la experiencia que vivíamos para razonar con posibilidades de deducción lógica. Sin embargo, un par de semanas después, un joven universitario comenzó a proponer procedimientos de racionalización del fenómeno. Mientras tanto las niñas médiums continuaban entrando en trances anunciando la inminente catástrofe nuclear por una guerra entre las dos grandes potencias del momento, de la que SÓLO SE SALVARÍAN UNOS POCOS SERES HUMANOS, entre ellos nosotros, pero sólo si persistíamos en esos contactos. Para nosotros y los demás elegidos los extraterrestres habían preparado unos refugios en lo más profundo de las selvas amazónicas y cuyas coordenadas geográficas para su localización nos serían dadas un poco antes de la ocurrencia de la catástrofe. Entonces empezó a cundir entre todos nosotros un creciente sentimiento de despreocupación por la vida cotidiana y una obsesión por prepararse para “el final de los tiempos”. ¿Para qué continuar estudiando? ―Se preguntaban unos― si todo se va a acabar. ¿Para qué seguir esclavo de mi negocio? ―decía el comerciante dispuesto a convertirse en misionero e irse a predicar la inminencia del fin. Para todos nosotros la vida y la rutina diaria perdieron su sentido, y yo, que siempre he sido un firme cumplidor del deber laboral, por primera y única vez en mi vida descuidé mis obligaciones.

Afortunadamente para todos nosotros, hubo dentro del grupo quién llamara a la sensatez y la reflexión.

¿Quiénes o qué eran esas entidades? Se identificaban como PROCEDENTES DE LAS PLÉYADES, de un planeta llamado Klisoptison. En uno de esos contactos, recuerdo bien, nos pidieron que les entregáramos una porción de nuestras energías vitales: debíamos para hacer eso voltear las palmas de las manos hacia arriba y concentrar todo el poder de la mente en darles lo que pedían. Trataban de tranquilizarnos con respecto a la sensación de cansancio y de sueño que tendríamos en los días siguientes, diciéndonos que era eso parte del proceso de preparar nuestras mentes, haciéndolas más agudas y perceptivas, para recibir directamente sus mensajes sin necesidad de médiums para que las niñas pudieran descansar. (Era evidente el efecto nocivo que sobre ellas tenía esa actividad, y las notábamos cada vez más sensibles y nerviosas, además de que adelgazaban a ojos vistas).

Cada vez nos hablaba una entidad diferente. Se identificaron sucesivamente con los nombres de Kroms, Esteris, Soal, Ekseclón y Cliptos. Por entonces supimos de un ingeniero costarricense llamado Enrique Castillo que se hacía muy conocido porque decía haber tenido ENCUENTROS DEL TERCER TIPO CON EXTRATERRESTRES. Lo invitamos a varias de nuestras sesiones. Él mismo era un receptor o “médium” y había estado hablando con un ser llamado Krishnamerk. Cuando él y yo analizamos su experiencia, lo primero que notamos es que ése era un nombre de evidentes raíces sánscritas, -―lo que nos dio interesantes pistas acerca del posible origen de la infinidad de dioses hindúes―.

Cuando tímidamente dentro del grupo contactador empezamos en las sesiones a expresar nuestras dudas, en especial con respecto a eso de darles nuestras energías, y del evidente deterioro de la salud de las niñas, intentaron tranquilizarnos. Nos insistieron que SUS INTENCIONES ERAN SALVARNOS, que obraban por nuestro bien, y que esas energías que les dábamos revertirían en posteriores beneficios para nosotros. Como a algunos no nos gustaba la idea de continuar con ese proceso, insistimos en mayores explicaciones. En medio de una sesión de “entrega de energía”, de repente las niñas dieron simultáneamente un respingo, palidecieron intensamente y una de ellas perdió el conocimiento. A continuación, por medio de la que aún hablaba nos ordenaron suspender inmediatamente la sesión y dispersarnos, porque “UNA ENTIDAD MALIGNA” había interferido y se había robado la energía. Aquel día nos alejamos de allí casi con pánico. La chica estuvo en estado de shock durante 24 horas.

Volvimos la noche siguiente. La chica abrió los ojos en su cama y empezó a hablar en trance. Ante nuestra insistencia acerca del peligro que podría implicar para nosotros, nos dijeron a través de ella que nada teníamos que temer, que ellos no eran como otros seres “indeseables”, como ése que nos había interferido y cuya intención era APROVECHARSE DE LOS HUMANOS PARA ROBARLES SUS ENERGÍAS. Por supuesto que prometieron protegernos de ellos, alejarlos de nosotros y hasta eliminarlos.

Como se incrementaban las sospechas entre los más intelectuales del grupo, de que ESTÁBAMOS SIENDO UTILIZADOS POR ALGO O ALGUIEN CON FINES MUY POCO CLAROS, y que era necesario suspender esas sesiones y terminar de una vez con esos contactos, actuaron entonces sobre las niñas: ellas comenzaron a recibir mensajes aún fuera de nuestras sesiones, interfiriéndoles su vida diaria y sus estudios. Pareció como si de repente esas entidades o lo que quiera que fueran, se hubieran dado cuenta que estaban en peligro de perdernos, e intensificaron su acción, conminándonos a reunirnos a diario para contactarlos. Para recordarnos que pronto debíamos irnos por el mundo para predicar sus mensajes, llevando con nosotros el poder de citarlos para dar con su aparición testimonio de lo que decíamos, HACÍAN VISTOSAS APARICIONES SOBRE LA CASA DONDE ESTÁBAMOS REUNIDOS. Nos invitaban a asomarnos a las ventanas y constatar su presencia. Si, nunca fallaron: allí estaban “camuflados” como estrellas que de pronto comenzaban una fantástica danza, produciendo júbilo y renovados bríos en los más fanatizados y dudas en los que nos mostrábamos más reacios a continuar. Una cosa debo aclarar aquí: sólo una vez en que el avistamiento tuvo lugar en pleno día PUDIMOS DETECTAR MUY CLARAMENTE BRILLO METÁLICO EN UNA NAVE. Todo lo demás fueron luces multicolores en la noche.

SE SENTÍA EN ESAS SESIONES UN CAMPO MAGNÉTICO CASI A FLOR DE PIEL. Además, todas las veces que nos encontrábamos reunidos, sin importar el lugar, se interfería la recepción de televisión en todo el vecindario. Debo añadir también que fracasaron todos nuestros intentos de grabar las sesiones, porque al parecer se creaba un campo de fuerza tal que impedía el proceso, y las cintas sólo grababan silbidos y chirridos estridentes. Una vez fallaron tres grabadoras que intentamos usar simultáneamente. Debo decir en su beneficio, que esas entidades tuvieron la delicadeza de hacer excluir de las sesiones a chica que estaba embarazada.

Pero parecían temer mucho que pudiéramos cancelar esas contactaciones y no cesaba la enumeración de los supuestos beneficios que estábamos continuamente recibiendo de ellas. Cuando vieron que el grupo amenazaba disolverse y que las sospechas aumentaban, apelaron a la parte más vulnerable e influenciable en nosotros los humanos: el ego. NOS DIJERON QUE ÉRAMOS ELEGIDOS, que no era la primera vez que nos poníamos en contacto, que en incontables vidas anteriores habíamos iniciado con ellos un proceso de enriquecimiento espiritual, que éramos por ese motivo diferentes a los demás, más evolucionados, y que pronto nos íbamos a beneficiar de esos contactos. Nos decían que en cada sesión estaban activando en nuestros cerebros unas células llamadas “prosilocitos” que la ciencia humana aún no ha descubierto, pero que son aquellas que nos proporcionan acceso a la telepatía, a la clarividencia y al enriquecimiento y perfección de nuestra inteligencia.

Aquello iba ya mucho más allá de lo tolerable. Teníamos que parar. Pero fue muy difícil convencer a los más reacios a disolver el grupo. Los que éramos más conscientes invocamos la salud de las niñas como motivo principal. Los más fanáticos (y ahí se incluían los padres de las chicas) estaban dispuestos a todo, hasta el abandono total de toda actividad que no estuviera relacionada con la experiencia.

Ante el lastimoso estado de las chicas, una noche no pude contenerme más: me levanté muy decidido y conminé a quienquiera que hablaba a través de ellas, a dejarlas en paz, a respetar nuestra libertad como seres humanos, invité a los demás a abandonar esa actividad, y salí de la habitación. Varios me siguieron. En la calle tuve que enfrentar a un energúmeno hermano de las niñas empeñado en que debiera continuarse hasta el final sin importar las consecuencias. Aquella noche por muy poco no nos fuimos a las manos. El grupo, aunque reducido, continuó después de que el núcleo más pensante o intelectual lo abandonó. Finalmente terminó disolviéndose uno o dos años después.

Evidentemente competían ferozmente entre ellos por “COMERSE” NUESTRA ENERGÍA, pero debo aclarar que aparte de eso, nunca recibimos una agresión o cosa similar, y por ese motivo me abstengo de llamarlas “malignas”. Pero de que NOS ENGAÑARON, no me cabe duda y que necesitaban de nosotros, tampoco. Ahora veo que continúan necesitando de “adeptos” y que hay muchas personas dispuestas y decididas a seguirlos. No hago diferencia entre esas entidades. Son las mismas, con el mismo vocabulario y habilidad para encandilar incautos.

A finales de 1974 nos seguían insistentes ―a mí al menos―, manifestándose por ejemplo ante personas relacionadas conmigo que poco o nada sabían de aquello, quizá con la intención de que al contarme mis parientes y amigos lo que veían, me convenciera yo de la necesidad de volver a ellos. Hicieron por ejemplo dos intentos muy serios de contactar a mi esposa, aunque ella nunca había manifestado el menor interés por ellos. Los vi en varias ocasiones siguiéndome cuando viajaba, e incluso una noche, a través de la ventana de mi oficina, mientras hablábamos de ellos, mandaron un flash tan intenso que dejó encandilados y perplejos a todos los que trabajaban conmigo en aquel momento. Pero me negué a aceptarlos, e incluso, en otra ocasión, a pleno día, y mientras caminaba por la calle, volví deliberadamente la espalda a una nube que flotaba sobre los edificios y de la que salían resplandores metálicos y que comenzaba ya a atraer la atención de los transeúntes. Poco a poco empezaron a ser más distantes y débiles las señales de su presencia, hasta que cesaron por completo a mediados de 1975.

Pues la ciencia aún no encuentra los tales “prosilocitos” en nuestro cerebro; evidentemente no ocurrió una guerra atómica entre las dos grandes potencias de aquella época, y sin embargo ahora veo en este foro que esos “hermanos mayores” todavía siguen apareciendo y haciendo vistosos shows para reclutar adeptos a…¿Qué? No lo sé. ¿QUIÉNES SON? Tampoco lo sé. ¿Extraterrestres? No lo creo. Me inclino más por la teoría de que conviven con nosotros y que se mueven en el astral o/y en una interdimensionalidad que está más allá de nuestra comprensión y tecnología. Enrique ha asegurado siempre que sí son extraterrestres. A propósito de Enrique: perdí después todo contacto con él, pero lo vi hace unos ocho años en la televisión, tan obsesionado como en los setenta, hablando sobre el tema, y me di cuenta que insiste en seguir llamándolos extraterrestres. Bueno, hay que considerar que él había tenido un encuentro del tercer tipo unos meses antes de que compartiéramos la experiencia con el grupo de contactadores de aquella época. En dos o más ocasiones el pasó muchas horas dentro de un OVNI, una buena parte de ellas en diálogo con esos seres.

Desde 1975, y con cabeza fría, libre ya de la presión del grupo, me puse a investigar buscándolos en la historia de la humanidad. Con el paso de los años concluí poco a poco que esas entidades HAN ESTADO CON NOSOTROS DURANTE MILENIOS, y sólo cambia su forma y manera de percibirse de acuerdo con los tiempos, la mentalidad, la ideología y las culturas en que se manifiestan: en los tiempos bíblicos eran ángeles; en Persia eran jins. En Arabia eran effrit. En Caldea eran los Igigis y Nibirus. En Europa del norte eran los Aesir y Vanir. En Irlanda y todo el folclor celta aparecen con diferentes nombres tales como Twata de Danaam, Leprechauns y muchos más. Entre los druídas escoceses eran los espíritus de los bosques. En el Mahabharata son los vimanas y en todas partes, la manifestación viva de las divinidades locales. Desde mediados del siglo XX en el mundo occidental, son extraterrestres. Aquí os recomiendo leer un libro fantástico sobre ese tema y que se llama “Dimensions”, escrito por Jacques Vallee
¿Qué se proponían? ¿Qué querían de ese grupo de personas al que yo pertenecía? Muy claro: NUESTRA ENERGÍA, disfrazándolo todo como un proceso para conseguir adeptos, misioneros y propagadores de un movimiento de supuesta renovación de la humanidad. Para el efecto incluso citaban textos del evangelio tales como “…son muchos los llamados y pocos los elegidos.” En otras palabras, en la catástrofe nuclear sólo se salvarían aquellos de corazón puro, pues serían ellos. Y sólo ellos, los que según palabras de Jesús, “heredarán la tierra”.

Así pues, por encima de todo, evidentemente, querían nuestra energía mental. ¿Para qué? No sé. Quizás es su “alimento”. Tal vez querían crear una nueva fe. De lo único que puedo estar seguro es que esos seres son muy similares, si es que no son los mismos, al tipo de fuente que “iluminó” a Juana de Arco, a Joseph Smith el fundador de la iglesia mormona, a los innumerables santos y visionarios cristianos y musulmanes, a los mensajeros hindúes, a los shamanes de Siberia, de la selva amazónica y de las praderas de Norteamérica. Sospecho que Quetzalcóatl, Manco Capac, Bochica, Kukulkán y todo el larguísimo etcétera de dioses nacidos de madre virgen encarnados como humanos formaban parte de ellos. De la lista de religiones afectadas por esos seres sólo excluyo, y con muchas reservas, a algunas sectas budistas. Excluyo sin ninguna duda a aquellas religiones, doctrinas o creencias que se basan en la búsqueda de la verdadera naturaleza de nuestro ser en el interior de nosotros mismos. Por ahí sé que está el camino. Si andamos mirando al cielo en busca de lucesitas y shows espectaculares, las veremos sí, pero el único resultado real será tropezar por no mirar dónde ponemos los pies. Mirad hacia adentro. Ahí está todo. Adentro de nosotros está el Gran Todo del que somos parte esencial.

Inspira algo de la misma náusea que me dio la descripción del Predador de Don Juan. ¿Notaron que se trata principalmente de un sistema de control espiritual? ¡¡Piensen en todo lo que eso implica!!

Pero hay esperanza. Si quieren controlar nuestro espíritu, entonces quiere decir que éste vale mucho, y que algo podemos hacer en favor de la “luz interna”.

Creo que voy a comprar el libro de Jacques Vallee.

Fuente: http://pasajeros.en.transito.over-blog.es/article-john-lash-la-teoria-gnostica-de-intrusion-extraterrestre-98722441.html

Efe 6:12  porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra los principados, contra las potestades, contra los gobernadores del mundo de las tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 

Platillos volantes y misiones nazis a la Luna desde América del Sur

Juan Antonio Sanz

Ilustración del presunto OVNI que habrían construido los nazis. (Wikimedia Commons)

Madrid, 22 jun (EFE).- Sudamérica se convirtió, en la II Guerra Mundial, en un campo de experimentación tecnológica de los nazis, con colonias en Argentina, Chile o Brasil donde desarrollaron armas secretas increíblemente avanzadas que podrían haber cambiado el curso de la contienda y de la historia.

Tales tecnologías incluían motores capaces de vencer la gravedad aplicados a naves de forma circular, fuentes de energía desconocidas por los aliados con la meta de viajar a la Luna e investigaciones nucleares que apuntaban a un inminente desarrollo de una bomba atómica que el fin de la guerra, en 1945, frustró.

Esta es la tesis del autor español Felipe Botaya, quien acaba de completar su tetralogía sobre tecnología secreta nazi con el libro “Kolonie Waldner 555” (Nowtilus), en el que expone el papel de esos asentamientos alemanes en Sudamérica, amparados por las autoridades locales y algunos de los cuales pudieron sobrevivir a la guerra.

Según Botaya, los laboratorios que las SS tenían en la frontera de Brasil con Argentina y Paraguay, en la Patagonia argentina o en los Andes chilenos formaron parte de un plan maestro cuyo epicentro estaba en una mina cercana a la aldea de Ludwigsdorf, junto a la frontera checa, entre los Sudetes y la Baja Silesia.

Foto de pasaporte del doctor Hans Kammler. (Wikimedia Commons)

“Utilizaron una física exótica que no tiene nada que ver con la que llamaban la física judía, de Albert Einstein y Robert Oppenheimer. Hicieron descubrimientos muy innovadores para aquel momento y que incluso lo serían en la época actual, como la ‘campana’, Die Glocke”, explica Botaya en una entrevista con Efe.

Este artilugio, de cuya existencia hay muchos testimonios pero cuyo rastro se desvaneció al finalizar la guerra, consistía en una estructura de tres metros de diámetro y cuatro de altura con forma de campana, en la que giraban dos cilindros con un elemento similar al mercurio, el xerum 525, muy radiactivo.

La tecnología de “Die Glocke” provocaría, refiere Botaya, una fuerza antigravitatoria que, aplicada a la aeronáutica, permitiría alcanzar velocidades sin parangón.

Este invento y la supervivencia de bases nazis explicaría fenómenos como el de los ovnis o la extraña y masiva expedición militar lanzada por Estados Unidos sobre la Antártida dos años después de finalizada la guerra.

“No tengo ninguna duda de que el fenómeno ovni tiene un origen terrestre. Otra cosa es que nos lo hayan vendido como ‘marciano'”, afirma Botaya, también autor de “Antártida 1947”, “Operación Hagen” y “Kronos”.

El escritor relata que, “hasta los años cincuenta, pudo existir un centro de poder nazi en el mundo posiblemente en la Antártida o Groenlandia. Estas bases fueron abandonadas y se recuperaron las que los alemanes tenían en Sudamérica”, donde había una gran infraestructura desde antes de la contienda.

Documento firmado por Kammler, el último rastro que se tiene del doctor nazi. (Wikimedia Commons)

“La base principal de los nazis en Sudamérica era la brasileña Kolonie Waldner 555 (la cifra era el número de afiliación nazi de Martin Bormann, mano derecha de Hitler). Sólo esa colonia tenía la clave del proyecto”, precisa.

Ya en 1941, hubo un informe de la inteligencia estadounidense que advertía sobre la amplia presencia de fuerzas alemanas en América del Sur, lo que llevó, dice Botaya, a crear las bases de EEUU en Brasil, “para contrarrestar esa amenaza, que sobrevivió al conflicto”.

EEUU “siempre supo lo que pasaba y lo manipuló con la histeria ovni. Intentaron incluso fabricar sus propios platillos volantes, pero no llegaron al nivel de los alemanes. Eran motores de combustión interna frente a los basados en la antigravedad”, subraya.

El cerebro de la ofensiva tecnológica nazi, el general de las SS Hans Kammler (desaparecido misteriosamente en abril de 1945) “dio tal acelerón a las investigaciones tras el atentado contra Hitler de julio de 1944, que es difícil imaginar lo que habría ocurrido si tal impulso se hubiera producido en 1939; la historia ahora sería distinta”.

En su libro, Botaya novela la eventualidad de que estas fuerzas nazis, “que tras la guerra se ocultaron en poderosas corporaciones multinacionales”, hubieran alcanzado la Luna ya en 1945 desde Colonia Dignidad, en Chile.

Tal idea, según el autor, alimenta las dudas sobre la misión del Apolo XI y el que, estando el satélite tan cerca de la Tierra, americanos y rusos interrumpieran hace casi cuatro décadas la exploración lunar.

“¿Para qué construir una estación espacial internacional, desplegando una ingeniería colosal en el espacio, cuando puedes ocupar una base natural como es la propia Luna, a la que se tarda en llegar apenas tres días? Quizá porque alguien ya lo hizo antes”, concluye. EFE

Fuente: http://ar.noticias.yahoo.com

¿ OVNI o Misil Ruso sobre los cielos de Israel ?

El fenómeno fue visto en Líbano, Chipre, Jordania, Armenia, Turquía, Irán y otros países de la región.

La luz brillante observada en los cielos de Israel aproximadamente a las 20:45 de ayer  podría haber sido el producto de una fracasada prueba de lanzamiento de un misil intercontinental ruso, según un reporte del periódico Yediot Aharonot.

Cientos de personas, desde distintos puntos de Israel, llamaron a  la policía para informar sobre la presencia de un objeto volador no identificado  (OVNI) moviéndose en el firmamento.

El mismo fenómeno fue observado en Líbano, Chipre, Jordania, Armenia, Turquía, Irán y otros países de la región.

“Vimos una larga cola de luz viajando desde un punto lejano en el cielo”, manifestó Dorit, desde el norte de Israel. “No pudimos ver el origen de la luz. La huella de luz era enorme. Fue una visión inusual.Momentos después vimos un movimiento giratorio desde donde venía la luz“.

Más tarde, el Ministerio de Defensa de Rusia confirmó habia sido llevado a cabo  el lanzamiento de  un misil  desde la región de Astrakán, en el centro de ese país.

Moscú precisó que equipos pertenecientes a la división de armas estratégicas llevaron a cabo exitosamente la prueba del disparo de un misil a las 21:39, hora de Moscú.

Un video tomado en la zona del lanzamiento del misil muestra partes del cohete cayendo. Sin embargo, el video fue sacado de la red pocos minutos después de haber sido enviado.

El presidente de la Asociación de Astronomía de Israel, doctor Yigal Pat-El, le dijo al rotativo que probablemente el objeto volador no identificado avistado por numerosos observadores fue el producto de la prueba de un misil balístico.

“Es muy probable que haya perdido el control y sus restos y el combustible fue lo que la gente vio. Alcanzó una altura de 200 a 300 kilómetros, y por eso pudo ser visto desde muchos lugares”, expresó.

En 2009, tras la prueba fracasada del lanzamiento de un misil ruso, un fenómeno similar fue percibido en Noruega. Los residentes consideraron en un primer momento que se trataba de un meteorito o un OVNI.

Fuente: Yediot Aharonot Israel

Tomado de: http://www.alternativos.cl

Sixto Paz: Extraterrestres intervinieron el tiempo para evitar fin del mundo

El “ufólogo” Sixto Paz visitó el programa de La Red, “Mentiras Verdaderas” en el cual explicó sus teorías sobre la “intervención” de los extraterrestres en el supuesto fin del mundo.

También habla de un tiempo pararelo y la “muerte” de la Tierra. Todo en los siguientes videos.

Fuente: publimetro.cl

Comentario de laverdadysololaverdad:

Por primera vez estoy absolutamente de acuerdo con los comentarios de Sixto Paz, hay mucha desinformación, partiendo por sus propias palabras.  Palabras que están basados en sus “supuestos” contactos con “entidades extraterrestres” y que lo “eligieron” a él (Al mejor estilo “iluminado”) para comunicar todas estas “buenas nuevas” a la humanidad , por supuesto como nada es gratis en esta vida, hay un costo económico asociado.

Sixto Paz parece tener bien aprendido su discurso acerca de los extraterrestres, no es la primera que lo escucho hablar en programas de corte similar, y sus palabras no parecen cambiar mucho.

¿Qué hace una imagen católica acá? ¿Tendrá alguna conexión Sixto con el Vaticano?

¿Porqué las personas le dan crédito a este tipo de personas?.  Partiendo por la base que desde tiempos antiguos han existido los brujos, adivinos, hechiceros y “contactados”, estos últimos parece que han tenido un importante auge desde el surgimiento de las canalizaciones “espirituales” promocionados en su mayoría por grupos con una tendencia “new age”.  Hasta donde puedo recordar, en una entrevista Sixto dijo haber tenido contacto hasta con el mismo Jesucristo; contacto que por lo demás hasta donde nos guía la historia y el conocimiento de la biblia solo se hará realidad en el segundo advenimiento del Maestro y Rey de Reyes.  Ya en la biblia desde antaño aparecen individuos que podrían haber tenido contacto con estas entidades, y que en su tiempo los llamaban “dioses”.

Gén 6:2  los hijos de Dios vieron que las hijas del hombre eran hermosas, y tomaron para sí mujeres de entre todas las que habían escogido.

Gén 6:4  En aquellos días (y también después) los nefileos estaban en la tierra, pues toda vez que los hijos de Dios se llegaban a las hijas de los humanos, les engendraban hijos. Estos eran los poderosos que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

2Pe 2:4-5 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al Tártaro los entregó a cadenas de oscuridad, reservados hasta el juicio; y no perdonó al mundo antiguo, pero guardó a Noé, el octavo, pregonero de justicia, trayendo un diluvio sobre un mundo de impíos;

Es decir, si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron… tampoco perdonará a lo falsos profetas ni a los falsos maestros.

Jud 1:6-7 Y a los ángeles que no guardaron su estado original, sino que abandonaron su propia morada, los ha mantenido bajo oscuridad, en prisiones eternas hasta el juicio del gran día, así como a Sodoma y Gomorra, y las ciudades vecinas, las cuales, de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, sirven como ejemplo al sufrir un castigo de fuego eterno.

A continuación una pequeña lista de ángeles caídos mencionados en la biblia:

Abadón (hebreo) o Apolión (griego): Que quiere decir “destructor” o “ruina”; es considerado “El jefe de las langostas. Que es el ángel del abismo” (Apocalipsis 9, 11).

Asmodeo: Demonio de la maldad y la muerte. Es el espíritu maligno que mató a siete maridos a Sara (Tobías 3, 8); y que fue encadenado en el desierto por San Rafael.

Beelzebú: “Señor de las moscas”, llamado el “príncipe de los demonios” (Mateo 10, 25). Los Fariseos acusaban a Jesús de recibir poder de este espíritu del infierno (Mateo 12, 24; Juan 8, 48-49.52).

Belial: El “inútil” o el “impío” en hebreo. En los manuscritos del mar muerto, aparece como uno de los nombres del demonio que utilizó San Pablo (2Corintios 6, 15).

Demonio: Del griego “daimon” significa en plural “espíritus impuros” (Apocalipsis 18, 2), son “malignas fuerzas espirituales del cielo, las cuales tienen mando, autoridad y dominio sobre este mundo oscuro” (Efesios 6, 12). Pueden llegar a ser “legión”; es decir, “muchos” (Marcos 5, 9).

Leviatán: Palabra hebrea que traduce “animal solapado”, representado en la Biblia en forma de serpiente, cocodrilo, bestia marina o dragón del abismo (Isaías 27, 1). La destrucción de Leviatán por Dios, simboliza la derrota definitiva de los enemigos de Israel.

¿Es posible que Sixto Paz halla tenido contacto con estas “huestes espirituales” de maldad y que él cree que son espíritus o almas encarnadas que quieren ayudar a la humanidad?

Creo que la respuesta solo puede darla él mismo, lo cierto, es que dudo que haya realizado dicho análisis a sabiendas de las consecuencias que puede tener para su “carrera” y todo el “prestigio” que ha adquirido durante todos estos años en diversas conferencias, canales de TV, periódicos, viajes por el mundo, etc etc.  El no estaría dispuesto a dejar todo de lado si llegase a saber que sus contactos en realidad tienen un fenómenos bastante explicado desde antiguo en la biblia.

¿Hay alguna referencia bíblica (no extra bíblica) donde podamos constatar de que Jesús se dirigiría solo a ciertas personas antes de su segundo advenimiento?

Si alguien la conoce por favor me la hace saber….

Lo cierto, es que la biblia menciona la existencia de un cuerpo de entidades, ángeles o personas que NO VIVEN EN ESTE PLANETA.  Las Escrituras dan mucha información acera de los ángeles de Dios. Los ángeles no han existido siempre, ellos fueron formados por Dios. La Biblia expresa que son parte de la creación de Él; Nehemías 9:6 dice: «Tú hiciste los cielos, y los cielos de los cielos, con todo su ejército»; obviamente, este ejército citado se refiere a los ángeles que Dios creó. En el Salmo 148 dice: «Alabadle, vosotros todos sus ángeles; alabadle, vosotros todos sus ejércitos. . . Alaben el nombre de YHVH; porque Él mandó, y fueron creados». En Colosenses 1:16 de igual manera: «Porque en Él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de Él y para Él.

En la Biblia no se especifica el tiempo en que los ángeles fueron creados. No hay ninguna referencia de esto. Podría ser que hayan sido creados enseguida de la creación de los cielos y antes de la formación de la tierra, ya que en Job 38:4-7 dice: «. . . se regocijaban todos los hijos de Dios cuando Él fundaba la tierra».

La Biblia afirma que los creyentes en Cristo serán como los ángeles, pero no afirma que serán como ellos, cosa muy diferente. De acuerdo a las Escrituras, los fieles de Dios juzgarán a los ángeles (1 de Co.6:8).  «La compañía de millares de ángeles» se diferencian de «los espíritus justos hechos perfectos » Es clara la separación del hombre y de los ángeles del cielo. (He. 12:22, 23).

Son innumerables: «Millares y millares le servían, y millones y millones estaban delante de Él » (Dn.10:13; Ap.5:11). El Salmista dice: «Los carros de Dios se cuentan por veintenas de millares de millares. . . » (Sal.68:17).

Conclusión:

Evidentemente, Dios posee y tiene una jerarquía de seres que le sirven día y noche y además, se menciona la existencia de estos “carros de Dios” que se cuentan por veintenas de millares de millares, relación o no de esto con el tema de los OVNI (Objetos Voladores No Identificados), yo particularmente no me atrevería a asociarlos dado que la mente humana a veces nos puede jugar en contra.  Otra cosa es decir directamente “platos voladores”, concepto acuñado por lo demás hace bastante tiempo por Billy Mier (si no me equivoco), objetos que con el tiempo fueron demostrados que eran un completo fraude.  ¿Podríamos estar ante un caso similar con Sixto Paz?, no lo se, tengo mi propia opinión, pero que no representa para nada la verdad, misma verdad que creen tener todos estos “iluminados” aduciendo contactos con entidades extraterrestres.

Después de ver el video solo me queda pedir a Dios que los que leen con seriedad la Palabra de Dios deseando conocer su corazon, no sean arrastrados por esta clase de fabulas y cuentos de viejas.

Mayor información: Sixto Paz

Lev 19:31  No os volváis a los que evocan espíritu de muertos, ni a los adivinos, ni los busquéis para ser contaminados por ellos. Yo, YHVH, vuestro Dios. 

[VIDEO] Revelan misteriosas esferas blancas junto a transbordador de la NASA

Un escalofriante vídeo deja al descubierto tres extrañas esferas junto al transbordador Atlantis de la NASA.

Las imágenes permiten apreciar cómo los objetos se mueven lentamente alrededor del Atlántis, mientras flota en órbita durante una misión de 2006.

Según informó Daily Mail, un miembro de la tripulación no identificado dijo: “Es una estructura que definitivamente no es rígida (¿Interesante no? ¿Estará hablando de algo que no es Físico?). No se parece a nada de lo que he visto en el exterior del transbordador, eso es seguro. ”

El comentarista de control negó cualquier posibilidad de un ente extraño y aseguró que eran “reflejos en la lente de la cámara”. Sin embargo, los miembros de la tripulación del transbordador no están muy convencidos, pues aseguraron que “estamos viendo tres o cuatro objetos.

El video fue subido a Youtube por “Crazybreakingnews” quien comentó: “Es un poco extraño y no muy similar a los otros videos. Realmente es real y no una falsificación, se ve como un tipo de avión no tripulado militar”.

Fuente: http://www.publimetro.cl

Hch 2:18 Ciertamente sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.
Hch 2:19 Y daré prodigios arriba en el cielo, Y señales milagrosas abajo en la tierra, Sangre, y fuego y vapor de humo,
Hch 2:20 El sol se convertirá en tinieblas, Y la luna en sangre, Antes que venga el día grande y glorioso del Señor.

En mi opinión personal, los Extraterrestres y sus “OVNIS” son espíritus malignos (ángeles caídos), enviados al mundo para engañar a la gente para que crean que existen otras formas de vida. Una especie de fuerza superior, más sofisticados, más avanzados tecnológicamente y hasta una alternativa al mismo Dios de la Biblia. Muchos de estos grupos alegan que han sido los “Extraterrestres” quienes nos han creado (Raelianos).