Datos clave: Independencia de Israel y la limpieza étnica de Palestina

4467420130418061144674

La limpieza étnica sionista de Palestina no es una cosa del pasado, sino una campaña vigente que es ejecutada por tres brazos del Estado de Israel: el sistema educativo, una dedicada burocracia y las fuerzas de seguridad.

– Número total de palestinos expulsados durante la creación de Israel (1947-1949): entre 750.000 y 1.000.000.

– Número de palestinos expulsados antes de la declaración de independencia de Israel el 17 de mayo de 1948 y la subsiguiente guerra con los países árabes vecinos: entre 250.000 350.000.

– Número total de centros de población palestinos destruidos sistemáticamente durante la creación de Israel (1947-1949): más de 400.

– Número de centros de población étnicamente limpiados de sus habitantes árabes palestinos por las fuerzas sionistas antes de la declaración de independencia de Israel el 14 de mayo de 1948 y la subsiguiente guerra con los países árabes vecinos: más de 200.

– Número de masacres documentadas de palestinos por las fuerzas sionistas e israelíes durante la creación de Israel: al menos dos docenas. La más destacada tuvo lugar en Deir Yasin el 9 de abril de 1948, cuando más de 100 hombres, mujeres y niños palestinos fueron asesinados por paramilitares sionistas pertenecientes a la Banda Stern y al Irgun (dirigidos por los futuros primeros ministros israelíes Isaac Shamir y Menajem Begin, respectivamente). Estas atrocidades provocaron la huída masiva de palestinos y fueron cruciales en la creación de un estado de mayoría judía en una región en la que los árabes palestinos eran mayoría.

– Número de palestinos que sobrevivieron a las expulsiones y que permanecieron dentro de los límites del nuevo estado de Israel: aproximadamente 150.000. Aunque les concedieron la ciudadanía israelí, fueron gobernados por las autoridades militares israelíes hasta 1966, les arrebataron la mayor parte de sus tierras y siguen sufriendo, en la actualidad, una amplia y sistemática discriminación como no-judíos que viven en un “estado judío”.

– Valor de las propiedades palestinas destruidas o confiscadas por Israel durante la creación del estado: entre 100 mil millones dólares y $ 200 mil millones (EE.UU.) en dólares de hoy.

– La expulsión de la mayoría de la población árabe de lo que fue Israel durante la creación del estado no fue una consecuencia inesperada de la guerra, sino una estrategia preconcebida de “transferencia” para garantizar la creación de un estado con mayoría judía. (Véase aquí para obtener más información sobre la idea de “transferencia” en los orígenes del sionismo.) El plan militar para la limpieza étnica de Palestina fue denominado Plan Dalet (o Plan D) y fue aprobado formalmente por la dirección sionista el 10 de marzo de 1948. En este plan se proponía

“La destrucción de pueblos (incendiándolos, volándolos y plantando minas en los escombros), especialmente de aquellos núcleos de población que son difíciles de controlar de forma permanente.

“Organizar operaciones de búsqueda y control de acuerdo con las siguientes directrices: cercado del pueblo y realización de registros en su interior. En el caso de que haya resistencia, la fuerza armada debe ser destruida y la población debe ser expulsada fuera de las fronteras del estado”.

– En diciembre de 1948, la Asamblea General de la ONU aprobó la Resolución 194, que declaraba: “los refugiados que deseen regresar a sus hogares y vivir en paz con sus vecinos deben ser autorizados a hacerlo en la mayor brevedad posible, y debe pagarse una indemnización por la propiedad de aquellos que decidan no volver, así como por la pérdida o daños ocasionados a las propiedades que, según los principios del derecho internacional o de justicia, deben ser reparados por los gobiernos o autoridades responsables”.

– Los sucesivos gobiernos de EEUU apoyaron la Resolución 194 y votaron coherentemente en favor de la misma hasta 1993, cuando la administración del presidente Bill Clinton empezó a referirse, tras de la firma de los Acuerdos de Oslo entre Israel y la OLP, a los derechos de los refugiados palestinos como un asunto que debía ser negociado entre las dos partes en un acuerdo de paz definitivo.

– El derecho de los palestinos al retorno ha sido también reconocido por destacadas organizaciones de derechos humanos, como Amnistía Internacional y Human Rights Watch. En 2001, Amnistía Internacional hizo pública una declaración sobre el tema: “Amnistía Internacional pide que los palestinos que huyeron o fueron expulsados de Israel, Cisjordania o la Franja de Gaza, junto con sus descendientes, y que han mantenido sólidos lazos con el área, puedan ejercer su derecho al retorno”. (Véase aquí para obtener más información sobre el derecho de los palestinos al retorno y el derecho internacional.)

– Un estudio publicado en 2010 por BADIL, el Centro de Recursos para los Derechos de Residencia y de los Refugiados Palestinos, dijo que la población desplazada y refugiada palestina alcanza aproximadamente los 7,1 millones: 6,6 millones de refugiados y 427.000 desplazados internos. La mayoría vive en campos de refugiados en Cisjordania y Gaza o en los países vecinos, a menudo solo a unos pocos kilómetros de distancia de las casas y las tierras de las que fueron expulsados.

Traducción: Javier Villate

Fuente: “IMEU: QUICK FACTS: Israeli Independence & The Ethnic Cleansing of Palestine”, 9/04/2013

Fuente: Disenso.wordpress.com

Institute for Middle East Understanding (IMEU) / Javier Villate, Disenso.wordpress.com

Visto enhttp://www.palestinalibre.org

Anuncios