El posmodernismo (progresismo) busca la legalización de la pedofilia

El progresismo ya pedía la legalisación de la pedofilía , hace 40 años!

En Chile el mundo progre plantea, que su ideología de género no tiene nada que ver con la pedofilia. Que su interés no es el de manipular a los menores en materia sexual. La historia de los movimientos “progresistas” en Alemania, Francia y Holanda, demuestra que si existen nexos y que el distanciamiento de la pedofilia, por parte de los movimientos progre, se debió y debe a razones de carácter exclusivamente electoral, porque descubrieron, que la gente común y corriente no los acompañaba con las posturas más extremas de sexualización social. En Chile sin embargo, el representante del Movilh (Rolando Jimenez) se sacó la careta antes de tiempo, demandando la despenalización de relaciones sexuales entre adultos y menores de edad, y la eliminación de los artículos 365 y 373 del código penal (http://www.movilh.cl/chiled…/365_y_373_del_Codigo_Penal.html)

Artículo 365 del código penal:
El que accediere carnalmente a un menor de dieciocho años de su mismo sexo, sin que medien las circunstancias de los delitos de violación o estupro, será penado con reclusión menor en sus grados mínimo a medio.

ART. 373 del código penal.
Los que de cualquier modo ofendieren el pudor o las buenas costumbres con hechos de grave escándalo o trascendencia, no comprendidos expresamente en otros artículos de este Código, sufrirán la pena de reclusión menor en sus grados mínimo a medio.

Fuente: https://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1984

De acuerdo a lo que informa la Fiscalía de Chile:

La violación consiste en acceder carnalmente, por vía vaginal, anal o bucal, a un niño, niña o adolescente.
El abuso sexual, por su parte, es la realización de una acción sexual, distinta del acceso carnal contra un niño, niña o adolescente, como por ejemplo: tocaciones o besos en área de connotación sexual; simulación de acto sexual; realizar acciones de significación sexual ante niño, niña o adolescente; hacerle ver o escuchar material pornográfico o presenciar espectáculos del mismo carácter; determinar a un niño, niña o adolescente a realizar acciones de significación sexual.

¿Rolando Jimenez desea despenalizar la pedofilia o la violación de menores de edad?

He aquí un articulo muy importante para conocer someramente la historia de la pedosexualidad política en Alemania y Europa occidental.  El caldo de cultivo de la pedofilia:

“Hace veinticinco años, el partido de Los Verdes de Renania Westfalia pidió la supresión de los artículos 174 a 176 del Código Penal alemán, relativos a los abusos sexuales en situación de dependencia y a la pedofilia. Para justificar esa petición se decía:

“La sexualidad practicada de común acuerdo es una forma de comunicación entre seres humanos de cualquier edad, sexo, religión o raza, y debe estar a salvo de toda limitación”. El sexo con niños “resulta para ambas partes agradable, productivo, estimula el desarrollo; en resumen: es algo positivo”. “Las relaciones sexuales entabladas de mutuo acuerdo no se deben criminalizar… No es aceptable que se amenace con penas de hasta diez años de prisión a adultos que se toman en serio los deseos sexuales de niños y adolescentes y mantienen con ellos relaciones amorosas”.

Ese texto se modificó posteriormente, pero de entrada se aprobó con 76 votos a favor y 53 en contra y pasó a formar parte del programa del partido.El caso de los verdes alemanes no constituye un hecho aislado. En el contexto de la revolución sexual de los sesenta y de la convergencia de planteamientos inspirados en Marx y en Freud, socavar los viejos tabúes de la moral sexual tradicional parecía un objetivo inseparable de la lucha contra el orden social capitalista-burgués. El fenómeno rebasa el ámbito de la política y se hace perceptible en la pedagogía y en la cultura en general. La erosión de los viejos valores se convierte en un elemento central del programa educativo antiautoritario y emancipador. http://viva-chile.cl/2010/04/el-caldo-de-cultivo-de-la-pedofilia/

El hecho es que la exaltación de la sexualidad en todas sus modalidades implica admitir la pedofilia, en la teoría y en la práctica. Muchos experimentos de “estilos alternativos de vida”, que proliferan durante los años setenta y ochenta en occidente, con esas comunas en las que, en principio, todo se compartía, también incluían la iniciación sexual de los pequeños.

Conocemos el estrepitoso fracaso de esas fórmulas sociales pretendidamente revolucionarias, pero parece que nos cuesta extraer todas las lecciones que nos brinda su experiencia. Si se ponen determinadas causas, resulta inevitable que se sigan los efectos correspondientes. Ante los escandalosos sucesos de pedofilia que ocupan la atención pública de diversos países es de rigor la aplicación de la tolerancia cero y, en consecuencia, el castigo penal de los responsables. Parece igualmente oportuno revisar y endurecer códigos y reglamentos allí donde la legislación era demasiado laxa o dejaba inquietantes zonas de sombra.

Y además de atender a las víctimas y castigar a los culpables, es urgente adelantarse y trabajar en la prevención. Si no se incide en los factores culturales y educativos que, en buena medida, están en el origen de esos lamentables incidentes, gastaremos nuestra energía en perseguir efectos sin atacar las causas que los producen. La promiscuidad sexual como programa y como forma de vida tiene consecuencias.

Algunas manifestaciones de la ideología de género, herederas de la revolución de los sesenta, pretenden haber dejado atrás los conceptos de naturaleza y de normalidad. Incluso la idea de identidad de género, construcción socio-cultural con que se intenta desplazar al sexo biológico, llega a estorbar, pues la mera noción de identidad impone limitaciones. Ahora priman conceptos como el de “transición”: no hay una identidad estable, sino un juego libre de transiciones, ayudadas o no por la cirugía y los tratamientos hormonales. El papel lo soporta todo, pero la realidad es notoriamente tozuda (ahí siguen sin inmutarse los virus y bacterias responsables de la extensión casi epidémica de las infecciones de transmisión sexual, que van a lo suyo al margen de lo políticamente correcto).

Se entiende, por ejemplo, que el gobierno inglés se muestre consternado por los numerosos casos de abusos físicos y sexuales producidos en los famosos internados británicos. Pero se entiende menos que, simultáneamente, ese mismo gobierno y el parlamento saquen adelante una ley de familia, infancia y educación que, pasando por encima de la voluntad de los padres, establece la educación sexual a partir de los cinco años de edad, con un enfoque que apunta de modo inevitable a la sexualización de la infancia. Otro ejemplo: el gobierno suizo va a distribuir millón y medio de preservativos de tamaño reducido, para uso de los chicos de doce años.

La ministra sueca de educación declaraba en los años sesenta: “Hay que enseñar a la gente a servirse de su sexo como a manejar los cubiertos. Cuando se sabe estar a la mesa, no se piensa más en ello. Con el sexo debe pasar lo mismo, no plantearse más el problema. Por otra parte, nada está mal, nada es anormal”. Quien siembra vientos, desde luego, recoge tempestades.”

Referencias:

http://www.movilh.cl/documentacion/2016/Acuerdo-MOVILH-Estado.pdf

http://www.movilh.cl/chilediverso/365_y_373_del_Codigo_Penal.html

http://www.fiscaliadechile.cl/diptico/diptico_fiscalia_final.pdf

http://www.unav.edu/web/facultad-de-teologia/detalle-opinion2?articleId=259262&articleId=259262&tituloNoticia=null?fechaNoticia=null

http://viva-chile.cl/2010/04/el-caldo-de-cultivo-de-la-pedofilia/

https://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1984

Parejas homosexuales provocan serios daños en niños adoptados

Científico asegura que estudios realizados en 13 países apuntan a que los niños que viven en hogares de parejas homosexuales enfrentan riesgos mucho mayores a aquellos criados en familias conformadas por un papá y una mamá.

ab9083c4344a26f28a8b1378ce88e8e8_M

El científico Fernando Pliego Carrasco, con un Doctorado en Ciencias Sociales, con especialidad en Sociología. Cuya área de investigación son los Estudios Urbanos y Regionales, tales como: Cambio social y participación, Problemas Sociales, y Desorganización social. Plantea que estudios realizados en 13 países revelan que los niños que viven en hogares de parejas homosexuales enfrentan riesgos mucho mayores a aquellos criados en familias conformadas por un papá y una mamá.

El Dr. Pliego señala que de acuerdo a estas investigaciones es posible sostener que existe un aumento de los riesgos en los niños que viven solo con uno de los padres, ya sea la mamá o el papá, pero estos se disparan drásticamente cuando los niños viven en hogares con parejas del mismo sexo.

Fernando Pliego, subraya la importancia de tener muy claro lo que muestran los estudios sobre qué tipo de familia es el que le brinda más bienestar a los niños de manera sistemática, y que señalan que los niños necesitan vivir con su papá y su mamá.

Sostiene además que si los niños no viven en esa situación, aumenta el riesgo de que se originen los problemas que más preocupan a la sociedad mexicana: delincuencia juvenil, consumo de drogas fuertes, ingesta de alcohol, violencia y deserción escolar; eso es notorio.

En los próximos meses, el Dr. Fernando Pliego publicará un estudio que analizará la deserción escolar, la que según él, se dispara nada menos que en un preocupante 260%, en comparación con niños que viven con su papá y su mamá y que están casados. Lo que clasificaría a la adopción homosexual como una conducta de riesgo.

El científico sostiene que no hay evidencia sociodemográfica que abalen el eslogan de que el amor es lo único que necesiten los niños, muy por el contrario, lo que muestran las investigaciones es que los niños necesitan el querer de un papá y el querer de una mamá, y es en el diálogo de ese querer en donde el niño construye de una manera más segura su conducta social, y su yo interior emocional porque esto es así, es algo a lo que se le denomina ‘ecología humana’.

El trabajo del Dr. Fernando Pliego se está desarrollando en un momento en que la sociedad mexicana vive profundas transformaciones sociales debido a la legalización del matrimonio homosexual y la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, en varios de sus estados.

Fuente: http://www.elacontecer.cl/index.php/health/item/615-adopcion-homosexual-peligos

Referencias:

  1. Familias y bienestar en sociedades democráticas. El debate cultural del siglo XXI (Libro) Pliego Carrasco, Fernando de Jesús Miguel Ángel Porrúa México, 2012.  http://biblioteca.diputados.gob.mx/janium/bv/md/LXII/tip_fam_niad.pdf
  2. La literatura científica, corroborada por las revisiones que examinamos a continuación, coincide en señalar que el matrimonio heterosexual estable es el entorno educativo más idóneo en comparación con cualquier alternativa existente en la actualidad (hogares monoparentales, con pareja de heterosexuales en cohabitación o con parejas del mismo sexo). http://www.aebioetica.org/rtf/06-BIOETICA-61.pdf