El contexto de la segunda venida de Jesús según el Islam

El contexto de la segunda venida Jesús

Las pruebas y tribulaciones antes de ella, el surgimiento del Mahdi, el advenimiento del Masih Ad-Dayyal (el Falso Mesías), y el rol de Jesús en la muerte de éste.

El surgimiento del Mahdi, y el advenimiento del Falso Mesías

Las circunstancias de la segunda venida involucrarán otras dos personas del final de los tiempos, el Mahdi[1]  y el Masih Ad-Dayyal (término árabe para el Falso Mesías), y las pruebas y tribulaciones asociadas con ellos. La tarea primaria de Jesús a su retorno será salvar al mundo del Falso Mesías y unirlo una vez más bajo el Gobierno de Dios.

El advenimiento del Falso Mesías, sin embargo, estará precedido por un hombre que une a todos los Musulmanes bajo su liderazgo. De este hombre, el Profeta, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él, dijo que antes de que el mundo se termine, una persona de su familia con su nombre (Muhammad Bin Abdullah) gobernará a los árabes, llenando la tierra con equidad y justicia, donde antes había opresión e injusticia, por 7 años.[2]  Dijo además que él estaría apoyado por la nación islámica, de la cual fue dicho:

“Un grupo de mi gente no cesará de luchar por la Verdad y prevalecerá hasta el Día de la Resurrección. Y Jesús hijo de María descenderá y su Líder (de los Musulmanes) dirá: ‘Ven y guíanos en la oración’”. (Sahih Muslim)

De esta forma, antes de la venida de Jesús, la nación islámica defenderá la religión bajo un hombre directamente descendiente del Profeta, quien invitará a Jesús a liderar la oración interrumpida por su llegada. El tiempo que él llevará liderando la nación islámica será menos de 7 años; pero qué tanto menos, no se sabe exactamente. Lo que se sabe es que él será un comandante justo al que la gente seguirá, después de que un ejército que ataque a La Meca sea tragado por la tierra.

El Profeta, que la paz y la misericordia de Dios sean con él, dijo:

“Ocurrirá un desacuerdo a la muerte de un califa y un hombre de la gente de Medina huirá a La Meca.  Alguna de la gente de La Meca vendrá a él, lo sacarán contra su voluntad (de donde esté) y le jurarán lealtad entre la Esquina[3]y elMaqam.[4] Una fuerza expedicionaria será luego enviada contra él desde Siria, pero será tragada en el desierto entre La Meca y Medina. Cuando la gente sea testigo de esto, los hombres más piadosos de Siria y la mejor gente de Irak vendrá a él y le jurará lealtad entre la Esquina y el Maqam”. (Abu Dawud)

“Habrá también varias campañas, la primera contra elementos internos[5], y luego contra elementos externos. Un ejército consistente de los mejores soldados musulmanes del mundo vendrá desde Medina a contrarrestar la invasión occidental de Ash-Sham”.[6]

“Cuando ellos se ordenen en rangos, los Romanos dirán: ‘No se paren entre nosotros y aquellos que tomaron prisioneros de entre nosotros. Luchemos con ellos’. Los Musulmanes dirán: ‘No, por Dios, nunca nos aliaremos con ustedes contra nuestros hermanos para que ustedes puedan combatirlos’”. (Sahih Muslim)

La lucha durará tres días con gran matanza en ambos lados hasta que, en el cuarto día, los remanentes del Ejército Musulmán derrotarán a las fuerzas occidentales y marcharán a conquistar Estambul. Mientras los soldados están recogiendo el botín de la ciudad un falso rumor de que el Falso Mesías ha arribado llegará hasta ellos, entonces ellos se marcharán a Siria otra vez. Para cuando lleguen a Damasco, donde el Mahdilos preparará para la guerra contra la venida del Falso Mesías, el Falso Mesías verdaderamente aparecerá.

Su estadía en la tierra será de 40 días. Sin embargo, estos 40 días tendrán algo especial. El primer día y noche durarán un año entero, el segundo un mes entero, y el tercero una semana entera, y los restantes 37 días serán normales.[7] Es en estos 37 días finales que Jesús probablemente vendrá, dado que él matará al Falso Mesías poco después de su llegada.

El Falso Mesías aparecerá por el oriente, en el camino entre Siria e Irak[8], y su venida propagará grandes problemas e injusticias. Él viajará lejos, sobre una nube movida por el viento, yendo primero a una gente y luego a otra. Invitará a la gente a seguirlo, recompensando a los que respondan y afirmen su fe en él ordenando al cielo que llueva, lo que causará que la tierra y los animales florezcan y aumenten. Aquellos que lo rechacen sufrirán de sequía, hambruna y pérdida de la riqueza. Adonde quiera que él vaya, llamará a los tesoros de la tierra, los cuales se reunirán ante él como abejas de un enjambre, e incluso matará a un hombre cortándolo en dos y luego lo resucitará a la vida.


[1]Al-Mahdisignifica literalmente “el allanador del camino”, pero el significado del nombre propio es “el que es dirigido por Dios hacia la verdad”.

[2]Sunan Abu Dawud.

[3]La esquina de la Kabah más cercana a la puerta. La piedra negra está dentro de esa esquina.

[4]La estación de Abraham, es la roca sobre la que él se paró con el fin de construir las paredes de la Kaaba.

[5]La “Expedición de Kalb”, mencionada por Umm Salamah enSunan Abu Dawud.

[6]AshSham es el área geográfica que incluye Siria, Líbano, Jordania, Palestina y partes de Irak.

[7]Sahih Muslim.

[8]La localización exacta ha sido variadamente reportada enMusnad Ahmad como “Jorasán” o “Yahwadiah en Isfahán”, la primera siendo asociada con Shahrstan.

http://www.islamhouse.com

Tomado de: http://knowingallah.com/v2/Document.aspx?lang=es&id=7625

EL ISLAM FUE CREADO por el VATICANO

Para destruir a los verdaderos Judíos y Cristianos…

El islam fue creado para hacer el trabajo sucio, de los falsos judíos ( Satanistas ), que en el los días finales, bajo engaño tomarán el gobierno de Israel en favor del anticristo; y entonces comenzará una gran matanza contra los judíos verdaderos y cristianos.

El Islam una creación del vaticano bajo la dirección satánica, para los tiempos finales, pues este es la Religión que el anticristo (Madhi) tomará como suya, y con la ayuda del falso profeta (el último papa romano) engañará a Israel y al mundo.
Y el anticristo (madhi) cuando ya no necesite más de la falsa Iglesia de Cristo (El vaticano), destruirá la ciudad con fuego.

 

Apo 18:1 Después de estas cosas vi a otro ángel descender del cielo, teniendo gran autoridad, y la tierra fue iluminada con su resplandor.
Apo 18:2 Y clamó con voz potente, diciendo: ¡Cayó, cayó la gran Babilonia, y se convirtió en morada de demonios y guarida de todo espíritu inmundo y encierro de toda ave inmunda y aborrecible!
Apo 18:3 Porque todas las naciones han bebido del vino ponzoñoso de su fornicación, y los reyes de la tierra fornicaron con ella, y los mercaderes de la tierra se enriquecieron con el poder de su lujuria.
Apo 18:4 Y oí otra voz procedente del cielo, que decía: ¡Salid de ella pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados ni recibáis parte de sus plagas!
Apo 18:5 Porque sus pecados han sido apilados hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.
Apo 18:6 ¡Pagadle como ella pagó, y dadle el doble según sus obras! ¡Vertedle el doble en la copa que ella vertió!
Apo 18:7 En la medida en que ella se glorificó y vivió en lujuria, así tanto dadle de tormento y llanto; pues dice en su corazón: Estoy sentada como reina, y no soy viuda, y jamás veré duelo.
Apo 18:8 Por eso, en un solo día vendrán sus plagas: muerte, duelo y hambre; y será consumida con fuego, porque poderoso es el Señor Dios que la juzgó.
Apo 18:9 Y los reyes de la tierra que fornicaron y vivieron en lujuria con ella, llorarán y se lamentarán por ella cuando vean la humareda de su incendio,
Apo 18:10 estando en pie de lejos, a causa del temor de su tormento, dirán: ¡Ay, ay, la gran ciudad, Babilonia, ciudad fuerte, en una hora vino tu juicio!
Apo 18:11 Los mercaderes de la tierra lloran y se lamentan por ella, porque nadie comprará ya su cargamento:
Apo 18:12 cargamento de oro, y de plata, y de piedras preciosas, y de perlas, y de lino fino, y de púrpura, y de seda, y de escarlata, y de toda madera olorosa, y todo objeto de marfil, y todo objeto de madera valiosa, y de bronce, y de hierro y de mármol,
Apo 18:13 y de canela, y de especia, e incienso, y mirra, y olíbano, y de vino y aceite, y de flor de harina y trigo, y de bestias de carga, y de ovejas, y de caballos, y de carros, y de esclavos, y de almas de hombres.
Apo 18:14 La fruta de la codicia de tu alma se apartó de ti, y todas las cosas exquisitas y espléndidas se te desvanecieron, y nunca jamás las hallarán.
Apo 18:15 Los mercaderes de estas cosas, que se enriquecieron a costa de ella, se detendrán a lo lejos por el temor de su tormento, llorando y lamentando,
Apo 18:16 diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad, que estuvo vestida de lino fino, y de púrpura, y de escarlata, y adornada con oro, y piedras preciosas, y perlas,
Apo 18:17 porque en una hora fue arrasada tanta riqueza! Y todo timonel, y todo el que navega de sitio en sitio, y los marineros, y cuantos trabajan en el mar, se pararon a lo lejos,
Apo 18:18 y viendo la humareda de su incendio, gritaban diciendo: ¿Cuál es semejante a la gran ciudad?
Apo 18:19 Y echaron polvo sobre sus cabezas, y gritaban llorando y lamentando, diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad! ¡Todos los que tenían naves en el mar se enriquecieron con su opulencia, y en una hora fue desolada!
Apo 18:20 ¡Alégrate, oh cielo, sobre ella, y también vosotros santos, apóstoles y profetas, porque en ella Dios ha juzgado vuestra causa!
Apo 18:21 Y un ángel fuerte levantó una piedra, como una gran piedra de molino, y la echó al mar, diciendo: ¡Así, con ímpetu, será arrojada Babilonia, la ciudad grande! ¡Que nunca jamás sea hallada!
Apo 18:22 ¡Que nunca jamás sea oído en ti tañido de arpistas y de músicos, de flautistas y de trompetistas! ¡Que nunca jamás sea hallado en ti artífice de oficio alguno! ¡Que nunca jamás sea oído en ti sonido de molino!
Apo 18:23 ¡Que nunca jamás alumbre en ti la luz de la antorcha! ¡Que nunca jamás sea oída en ti la voz del esposo y de la esposa! Porque tus mercaderes fueron los magnates de la tierra, Y con tus HECHICERÍAS fueron engañadas todas las naciones.
Apo 18:24 Y en ella fue hallada la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido asesinados en la tierra.

VATICANO, PREPÁRATE!:

Dan 12:1 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo, y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces. Pero en aquel tiempo será LIBERTADO TU PUEBLO, todos los que se hallen escritos en el rollo.