Astronautas revelan que grandes meteoritos golpean la Tierra con mayor frecuencia que lo admitido

o-METEOR-EARTH-facebook-730x350

Desde hace años, desde los astrónomos hasta la ciencia ficción nos vienen advirtiendo sobre los efectos devastadores que tendría el impacto de un meteorito de gran tamaño sobre la Tierra. Hasta ahora, las posibilidades mínimas de este desastre nos han proporcionado un cierto sentido de seguridad.

El problema, es que estamos equivocados.

Con ocasión del día de la Tierra, este 22 de abril tres ex astronautas de la NASA presentarán evidencias de que nuestro planeta sufre impactos de meteoritos con un tamaño considerable con una frecuencia de entre 3 a 10 veces más de lo que las agencias espaciales han admitido.

Aunque los datos serán entregados en detalle este martes, el CEO de la Fundación B612, Ed Lu, adelantó que si hasta el momento no hemos tenido una ciudad arrasada por un meteorito, ha sido por “pura suerte”.

¿Cómo lo saben? Gracias al análisis obtenido de una red de alerta sobre uso de armas nucleares, la cual ha registrado desde que entró en funcionamiento en 2001, un total de 26 explosiones de proporción equivalente a una bomba atómica, aunque todas en lugares remotos, alejados de poblaciones humanas.

“Esta red ha detectado 26 explosiones de varios kilotones desde 2001, todas provocadas por asteroides. Esto demuestra que los impactos de meteoritos no son raros, sino 3 a 10 veces más comunes de lo que pensábamos. El hecho de que ninguno de estos impactos haya sido detectado previamente prueba que lo único que ha evitado una catástrofe sobre una ciudad es sólo la suerte”, explicitó Lu según recoge la publicación científica británica Phys.org.

La información será refrendada por los ex astronautas Tom Jones, de las misiones del transbordador espacial, y Bill Anders, de la misión Apolo 8. Ellos concluyen que meteoritos como el que estalló sobre los cielos de la ciudad rusa de Chelyabinsk en febrero de 2013, con una fuerza de 530 kilotones de TNT, pueden impactarnos cada década o dos.

Los impactos, que serán mostrados en video durante la cita en el Museo Aeronáutico de Seattle, buscan concitar apoyo para la red Centinela de la Fundación B612, que busca lanzar un telescopio espacial infrarrojo que rodee el Sol siguiendo la órbita de Venus, en busca de elementos que pudieran resultar peligrosos para nuestro planeta.

Apoyada por empresas privadas como Ball Aerospace y donaciones personales, Centinela pretende llegar al espacio en 2017 ó 2018, siendo capaz de rastrear cientos de miles de objetos alrededor de la Tierra, con un tamaño superior a los 140 metros, en la esperanza de poder desviarlos antes de que entren en curso de colisión con nosotros.

1-astronautsto-730x547

Fuente: http://www.biobiochile.cl/2014/04/19/astronautas-revelan-que-grandes-meteoritos-golpean-la-tierra-con-mayor-frecuencia-que-lo-admitido.shtml

Fragmentos del meteorito hallados en Cheliábinsk

Un equipo de científicos halló fragmentos del meteorito caído el viernes pasado sobre la ciudad rusa de Cheliábinsk, en los Urales, y tras un estudio químico confirmó su naturaleza extraterrestre.

156437278

El hallazgo se produjo en el lago Chebarkul (provincia de Cheliábinsk) al que se precipitó uno de los aproximadamente siete trozos en los que se desintegró el meteorito tras explotar en el aire.

156437346

Alrededor del orificio de ocho metros que dejó la caída en la superficie helada del lago se recogieron fragmentos de una sustancia sólida y negra, similar a la roca, de entre 0,5-1 centímetros de diámetro.

156437367

El hallazgo pertenece a un equipo de investigadores de la Universidad de los Urales, autorizado por el Comité de Meteoritos para la búsqueda de restos del meteorito. El experto en meteoritos de la Academia de Ciencias de Rusia, Víctor Grojovski, confirmó que los fragmentos encontradas por la expedición en la zona del lago Chebarkul tienen efectivamente naturaleza meteórica.

156437387

Según Grojovski, se trata de un meteorito rocoso o condrita ordinaria. El experto adelantó que los investigadores rusos propondrán incluir el meteorito en el registro internacional bajo la denominación de “Chebarkul”.

156437397

Fuente: http://sp.rian.ru

© RIA Novosti. Pavel Lisitsyn

Científicos rusos estudian cómo evitar el impacto del asteroide Apophis

Tungunska impactado por un posible asteroide el 30 de junio 1908(Crédito de la expedición de Leonid Kulik/NASA)

Científicos discuten cómo evitar que el gigante asteroide Apophis choque con nuestro planeta en las próximas décadas en su acercamiento en 2029 y 2036 y advierten que no se puede esperar a esas fechas para prevenir el posible impacto.

El ingeniero Serguei Naroénkov, del Instituto de Astronomía de la Academia de ciencias de Rusia cree que lo más probable queApophis pase cerca de la Tierra a 30 mi kilómetros de distancia en 2029 y solo afecte a los satélites que llevan las señales de televisión, pero ve un potencial peligro para 2036.

Naroénkov advierte en su entrevista con Voz de Rusia, que un cambio de su trayectoria podría ser que se produzca en la siguiente aproximación en 2036. En ese caso, su caída en la Tierra sería una desastre a nivel regional con un impacto de unos 100 kilómetros y si cae en el mar, advierte que producirá un tsunami.

El científico relata que entre las opciones analizadas está la de pintar el asteroide de blanco para que el Sol caliente más un lado que el otro, haciéndolo cambiar de trayectoria.

Una opción que dice que se discutió con anterioridad, es la de hacer explotar al asteroide, que en este caso, sus fragmentos, si van a la Tierra, actuarían como una ametralladora, causando quizás más daños.

Según Naroénkov, otra opción que debería pensarse, es la de poner un aparato que se acerque al asteroide y le cause tales perturbaciones que lo haga modificar de ruta. Esperar a 2029 para decidir estos es muy tarde pues hay que enviarlo al espacio.

El ingeniero Vitali Davidov de la Agencia Espacial Roscosmos de Rusia, declaró a Voz de Rusia que el impacto con la Tierra puede ser mayor que el que se produjo en Tunguska, Siberia, el 30 de junio 1908.

La NASA considera al asteroide Apophis con riesgos de impacto nivel 1 en 2036.  En un estudio publicado en 2007 los investigadores explican que en 2004, cuando se descubrióApophis, se habló de una posibilidad de impacto de un 2,7% pero más tarde se demostró que para el 2029 no había riesgos tales.

Se encontró además que no es posible predecir con tal antelación, la verdadera trayectoria de Apophis ya que éstas se van modificando mientras se acercan al Sol.

El asteroide 99942 Apophis 2004 MN4 tendrá su próximo acercamiento importante el 13 de junio 2029 a 37.500 kiómetros de la Tierra y a 81.000 kilómetros de la Luna el 14 de junio del mismo año, según los últimos registros del centro de Objetos Cercanos a la Tierra del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

Fuente: http://www.lagranepoca.com