Mujer embrujada vomitó un pájaro negro mientras la exorcizaban

En Colombia, una mujer vivió el más terrible de los calvarios. Alguien le realizó un trabajo de brujería y de ahí se desencadenó una maldición que su padre traía consigo hace 32 años. Satanás se reveló y casi le provoca la muerte.

Estremecedor es el testimonio de Claudia Rocío Aros Calderón, una maestra de un colegio primario, a quien le sucedió algo inimaginable: alguien le hizo un trabajo de brujería y de ahí se desencadenó una maldición que su padre trajo consigo por ponerse a jugar con una tabla ouija hace 32 años. A través de tres demonios, Satanás se reveló y casi la deja “sin poder contar el cuento”.

“Desde el año pasado empecé a sentir cosas extrañas: siempre estaba enferma, el médico me incapacitaba y hasta estuve propensa a una embolia”, da cuenta Claudia Rocío, quien en ese momento no hallaba explicación a sus males, ya que los resultados de los exámenes le salían normales. Siempre fue una mujer completamente sana.

Con motivo de sus 23 años de casada, Claudia celebró en diciembre la renovación de los votos matrimoniales, pero a partir de la fecha su estado de salud se deterioró con más rapidez. Explica que presintió que alguien -por envidia- quería separarla de su esposo.

De experimentar insoportables achaques físicos, Claudia comenzó a ser poseída por “ángeles caídos”. Los cambios en su cuerpo se evidenciaron en su organismo y en su piel. “Me dolía mucho el estómago y luego me salieron manchas en el abdomen y rasguños en la piel”, revela. El cura de la parroquia de su barrio le dijo que su situación era de cuidado y le aconsejó visitar al padre Mauricio Cuesta, director de la Comunidad Misioneros Marianos. Allí le practicaron oraciones de liberación.

“En la primera oración de liberación que hicieron por mí, me caí. Una fuerza extraña me azotaba contra las paredes y después me aparecían chichones. Apenas el padre Mauricio atacaba al demonio con los rezos, el diablo me agredía peor: inmediatamente me aparecían rasguños que me hacían sangrar, acompañados con símbolos. Por ejemplo, tres números 6 en la espalda -que significan el nombre de la bestia, del anticristo- la palabra ‘Mía’ y ‘Muere’. Cuando iba a ofrecer el diezmo, me aparecía un letrero grande con un ‘No’”.

La víctima cuenta que, misteriosamente, en varias ocasiones una de sus dos nietas (con año y medio de edad) se ponía en frente de la pared como si viera un fantasma y le hablaba “regañándolo”. “Recuerdo que celebrando el Día de la Madre yo tenía a la niña sentada en mis piernas y ella empezó a pelear. Decía: -Chao, que no, que no. Chao- Tan pronto la bajé me cogieron del cabello y me mandaron contra la mesa de vidrio”, describió.

Eran tal sus achaques que tuvo que suspender su trabajo como docente. El demonio no la dejó regresar al colegio, donde sus estudiantes la esperan, ahora que se ha sanado por completo.

El reconocido sacerdote Mauricio Cuesta, exorcista de tiempo completo desde hace 19 años años, expuso de forma detallada cómo hizo para liberar a Claudia del mal.

“Un exorcismo litúrgico es cuando una persona, por voluntad propia, le ha vendido su alma a Satanás. En el caso de Claudia se le hizo una liberación, que consiste en Eucaristía, oración y comunión diaria y confesión mensual”, sugirió.

Durante el acto religioso, un balde se llenó hasta la mitad con la sangre que escurría de la vagina de Claudia. En efecto, los “ángeles caídos” que la dominaban por completo eran: Asmodeo, el demonio de la impureza, de la lujuria, destructor de los hogares; Belcebú: el príncipe de los demonios; y Leviatán, monstruo que se oculta en las aguas. Los tres, son asociados con Satanás.

“A Claudia le practicaron brujería a través de un bebedizo, que es lo único que explica el nacimiento de un pájaro negro en su vientre y la posterior expulsión del animal. Como en otros casos, le hubiese podido nacer un sapo. Ahí es donde se puede interpretar la acción diabólica. Fenómenos como esos ni siquiera han sido explicados por la ciencia humana”, infiere Cuesta.

“Aunque esté en el infierno, el diablo tiene poderes porque puede hacer milagros, que cobra a través de la depresión, la tristeza y la ruina total de la familia de su víctima. En este caso, el demonio se manifestó a través de Claudia”.

La señal de que Satanás fue expulsado por completo del cuerpo y de la vida de Claudia, es haber vomitado el pájaro que engendró durante aproximadamente tres meses. Poco a poco, y con la ayuda de Dios, se recupera de esta amarga experiencia. Ahora se siente tranquila, su familia está integrada y su matrimonio se ha fortalecido. El paso siguiente es seguir orando para que maleficios no se asomen de nuevo al seno de su hogar.

Fuente: http://www.radiosantiago.cl/2012/07/21/mujer-embrujada-vomito-un-pajaro-negro-mientras-la-exorcizaban/

Jud 1:6  Y a los ángeles que no guardaron su estado original, sino que abandonaron su propia morada, los ha mantenido bajo oscuridad, en prisiones eternas hasta el juicio del gran día…

El exorcismo de Marta, un duro reto para el padre Fortea

La chica presentaba los signos normales de posesión. Las cosas sagradas le producían una profunda aversión que le llevaba a gritar y retorcerse, cuenta en su libro.

El padre español José Antonio Forteano quiso entrar en detalles sobre las posesiones demoniacas que ha atendido en su parroquia, pero en su libro «Summa Daemoniaca», su tratado de demología y manual para exorcistas, no solo profundiza en el tema, sino también revela uno de los más sonados y mediáticos casos, el de «Marta», que fue reconocido por el Vaticano y se difunde desde hace unos años por internet.

«Todo lo que voy a contar en esta historia como sacerdote puedo asegurar que es verdad, todos los nombres son reales. Y cada vez que se da un nombre se ofrecen datos adjuntos para poder comprobar que son personas reales a las que se les puede consultar. No obstante, un solo nombre es ficticio, el de la posesa», escribe Fortea.

Narra la historia de una chica que pasó doce días en la Unidad de Cuidados Intensivos y que al salir del hospital su madre notó cosas extrañas, como ruidos y crujidos de difícil explicación que recorrían la casa. Cada día empeoraba la joven al punto de que levitaba.

El video muestra al padre Fortea en una de las muchas sesiones realizadas. Con sus oraciones pide a los demonios que dejen de atormentar a la mujer y ella reacciona iracunda a cada invocación divina.

En la parroquia Santa Rosa de Lima, en Lince, se refirió al caso de «Marta»,  la joven que hablaba en latín sin que ella, a decir de su madre, conociera este idioma.  «En latín volví a insistir en que me dijera de qué medios concretos se había servido para entrar en esa persona. Tras insistir yo en mi orden, la respuesta entrecortada que obtuve fue hechizo de muerte», refiere en la publicación.

También aludió a que estas personas posesas son confundidas por supuestamente padecer un tipo de trastorno psiquiátrico, hasta los propios curas lo creen así.

IDENTIFIQUEN LAS SEÑALES.
La ferviente madre acudió a sacerdotes y se entrevistó con un obispo, quien le pidió que llevara a la joven a un psiquiatra.  Lo sorprendente fue que este profesional señaló en un informe que la joven estaba mentalmente sana. Fue allí cuando la progenitora inicia su odisea por encontrar un exorcista, aunque los religiosos insistían en una supuesta locura.

«Así que la madre la llevó un día a su parroquia, iglesia distinta de la de los religiosos a la que había acudido la primera vez. Le pidió al párroco que la bendijera. Él lo hizo sin darle mayor importancia, cuando de pronto se encontró con la chica furiosa cayendo al suelo y revolviéndose allí en la Sacristía. Los gritos, la mirada, la furia era tal que el anciano párroco se llevó un gran susto, para ser exactos: el susto de su vida», comenta.

También cuestionó a sacerdotes que no creen en el exorcismo, por eso la noche  que se encontró con religiosos limeños en Lince insistió en la identificación de señales para salvar a una persona de los demonios.

«El párroco, sin usar ritual alguno, comenzó a darle bendiciones y a rezar por ella. Hay que hacer notar que el cura hizo exactamente lo inverso a lo que hay que hacer en esos casos. Ojalá que el párroco hubiera visto al menos El Exorcista. Pero parece ser que ni de esa mínima formación gozaba, pues hizo justo al revés de lo que se debe», recalca en su libro sobre el caso de «Marta».

Hasta que en marzo de 2002 madre e hija se encontraron con el padre José Antonio.  «Le pregunté al demonio que cuántos había dentro. Contestó que cinco. La chica presentaba los signos normales de posesión. Las cosas sagradas le producían una profunda aversión que le llevaba a gritar y retorcerse. Habíamos colocado una colchoneta allí en el suelo, ante el altar, sujetándola entre varios sobre esa colchoneta, procedimos a pedir a Dios la liberación de ella», narra.

Marta tenía cinco demonios en su cuerpo. El primer demonio se llamaba Fausto, el tercero Perfidia, el penúltimo en salir, Azabel, y el último y el más poderoso Zabulón. Uno se marchó sin decir el nombre.

Este caso sigue siendo un misterio. Así lo describe: Satán estaba dentro de ella y para acabar de complicar la cosa, nuevos demonios seguían entrando en la posesa. ¿Por qué? En una sesión lo escribió. Había un grupo satánico que hacía ritos para que entraran nuevos demonios en ella. Uno de los miembros estaba obsesionado con la chica, la “amaba” y quería que fuera de él.

ESTO DIJO EN LIMA.
«Todas las confesiones cristianas, incluso los protestantes, estamos de acuerdo con la existencia del demonio, aunque pueden haber pequeños matices».

«La posesión (demoniaca) es un fenómeno, es algo extraordinario. La persona pierde la conciencia, puede decir cosas y hacer cosas que después no recuerda».

«La misma realidad nos induce a pensar de que existe el espíritu. Lo que hacen esos brujos o hechiceros a veces no es un fraude, no son tonterías, a veces ellos tienen contacto con ese mundo espiritual maligno».

«Al demonio no se le echa gritos o manifestaciones de fuerza física. Por más que grite con fuerza eso al demonio no lo inmuta porque es un ser espiritual. Las armas que usa el exorcista son espirituales. No importa si es un sacerdote menudo o anciano».

Fuente: http://www.rpp.com.pe

Mat 7:22  Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Mat 7:23  Entonces les protestaré: Nunca os conocí. ¡Apartaos de mí, hacedores de maldad!

Adolf Hitler estaba poseído por el Diablo y le practico un exorcismo

Una nueva historia secreta nazi sale a la luz: el papa Pío XII estaba convencido de que Adolf Hitler estaba poseído por el Diablo y lo exorcizó a distancia siguiendo las invocaciones y las oraciones recogidas en el ritual de exorcismos católico. Según publica la revista italiana 30 Giorni, los testimonios recopilados durante el proceso de beatificación que se está llevando a cabo en relación con este pontífice no parecen dejar lugar a dudas de que el ritual se realizó en varias ocasiones, aunque sin éxito, a la vista de los acontecimientos que desembocaron en la II Guerra Mundial. El sacerdote jesuita Peter Gumpel, teólogo y relator del proceso de beatificación del papa Pacelli, confirmó que el ritual se probó en varias ocasiones durante los peores momentos de la guerra. Diversos testigos afirmaron haber asistido a estas ceremonias de exorcismo a Hitler, que se realizaron con el propósito de liberar el alma del dictador alemán de la influencia del Maligno. Esta revelación ofrece una nueva perspectiva de la postura del Papa –y, en general, de la jerarquía del Vaticano–, quien fue muy criticado por su aparente tibieza respecto a la Alemania nazi durante los duros años de la II Guerra Mundial y, en especial, a la persecución de los judíos.

Adolf Hitler estaba poseído según Pío XII

Años antes del estallido de la guerra, el papa Pacelli ya había manifestado en privado su preocupación por la situación en Alemania. La religiosa que lo cuidaba, la hermana Pascaline Lehnert, afirmó bajo juramento que el pontífice había dicho, refiriéndose a Hitler: “Adolf Hitler está completamente poseído, destruye todo lo que no cree necesario, todo lo que dice y escribe lleva la marca del egocentrismo”. También un sobrino del papa aseguró que, meses antes del comienzo de la guerra, el pontífice le había dicho que Hitler estaba verdaderamente poseído. La relevancia de estos testimonios es que perfilan una imagen de este polémico papa mucho más combativa con el nazismo de lo que muchos historiadores han considerado hasta ahora. Algunos de ellos creen incluso que trató de jugar un papel de enlace entre el Gobierno británico y losconspiradores alemanesque planearon derrocar a Hitler en 1939.

Fuente: http://blog.masalladelaciencia.es/adolf-hitler-estaba-poseido-por-el-diablo-y-le-practico-un-exorcismo/