La Puerta del Anticristo – Oneworld 121212

Fuente: http://www.youtube.com/user/2006katecon

Detectan la llamarada solar con más energía

La explosión mantuvo el flujo de rayos gamma durante 20 horas.

© Fermi LAT

Una llamarada solar es una explosión de partículas de luz que están cargadas de energía. El pasado 7 de marzo, una poderosa erupción solar alcanzó la categoría de X5, es decir, obtuvo la mayor intesidad de sus rayos X. Hasta ahora, se trata de la erupción más poderosa captada por el Telescopio de Gran Alcance de Fermi (LAT).La explosión fue de tal grado que el Sol se convirtió, por un instante, en el objeto más brillante del cielo gracias al gran flujo de rayos gamma que se generaron.

Los rayos gamma son una forma de luz con energía que es más intensa que la de los rayos X. Se producen a través de la aceleración de partículas, las que posteriormente chocan con la materia de la atmósfera del Sol y la superficie visible. Al momento de mayor intensidad de la llamarada, el LAT detectó que los gamma superaron a la luz visible dos mil millones de veces, estableciendo con ello un récord en lo que a luz con mayor energía jamás identificada durante una llamarada solar. 

El flujo de rayos gamma de alta energía, los cuales son los que superan los 100 millones de electrovoltios, fue 1.000 veces más que la que produce el Sol. Además de eso, la erupción solar de marzo, se caracteriza por la larga duración que tuvo este flujo de rayos de alta energía, la que se mantuvo de manera constante por 20 horas, es decir, dos veces y medio más que el largo habitual de estas explosiones.   

Fuente: http://www.latercera.com

Tormenta solar de marzo arrojó energía como para iluminar Nueva York por dos años

Imagen entregada por la NASA de la fuerte tormenta solar que afectó a la Tierra a principio de marzo. Foto: UPI (Archivo)

La gran tormenta solar que se registró entre el 8 y el 10 de marzo pasado arrojaron tal cantidad de energía que con ella se podría haber abastecido a Nueva York por dos años.

“Esta fue la mayor dosis de calor que hemos recibido de una tormenta solar desde el año 2005”, asegura Martin Mlynczak, del centro de investigación Langley de la NASA. A su juicio, el fenómeno, que incluso obligó a desviar algunos vuelos sobre el Ártico por seguridad, “muestra cómo la actividad solar puede afectar directamente a nuestro planeta”.

Según recoge el sitio ABC.es, los investigadores llegaron a esa conclusión luego de conocer los datos entregados por un instrumento especial llamado “Saber”, el cual se encuentra a bordo del satélite de la NASA, “Timed”.

Fuente: http://www.publimetro.cl