UN MOVIMIENTO CRISTIANO ENSEÑA COMO PEGAR A LA MUJER

El grupo de Disciplina Doméstica Cristiana recomienda varios trucos y consejos para pegarle a la mujer, con el objetivo de que “la cabeza de la familia tome las medidas necesarias para lograr una relación sana y dinámica”.

51c86f186c0ad_crop

El movimiento Disciplina Doméstica Cristiana -DDC- alienta y enseña a pegarle las esposas a través de un documento de 54 páginas donde se establecen diferentes principios y prácticas básicas para poder golpear.

Entre los consejos que dan para que los seguidores del movimiento Disciplina Doméstica Cristiana golpeen a sus mujeres, proponen el cepillo de pelo, ya que “es excelente para lograr la picadura deseada, pero se puede romper fácilmente”, dice una de las recomendaciones. Otra opción según el manual es la raqueta de tenis, ya que se trata de un elemento silencioso y estable.

Estos son algunos de los trucos y consejos que se encuentran detallados en el “Paquete para principiantes” de la disciplina doméstica, un documento de 54 páginas que establece los principios y prácticas básicos de la DDC.

Los creadores del sistema describen el movimiento como la “práctica entre dos cónyuges en donde la cabeza de familia toma las medidas necesarias para lograr una relación sana y dinámica, así como para crear un hogar con un ambiente sano y para proteger a todos los miembros de la familia de resultados peligrosos o perjudiciales castigando los comportamientos no deseados para el bien de la familia”.

La DDC se posiciona como un estilo de vida en el que se utilizan castigos -pérdida de privilegios, tiempos de aislamiento, etc.- para mantener una casa cristiana en orden, de acuerdo con christiandomesticdiscipline.com. “El hombre es dominante y la mujer es sumisa, como se detalla en la Biblia”, explica la página web.

El blog beginningdd.com publica artículos con títulos como “consolando después del castigo“, donde literalmente se dice: “Es importante que el consuelo tenga lugar después de todos los castigos, no sólo los azotes. Incluso algo tan simple como un abrazo y un beso una y otra vez en algún rincón, durante los momentos de dormitorio, unas líneas de escritura, cartas de disculpa, etc puede ayudar a la pareja para volver a conectar y fortalecer ese vínculo emocional entre ambos”.

*Con información de RT.

Fuentehttp://www.tercerainformacion.es/spip.php?article53884

Comentario de laverdadysololaverdad:

Definitivamente MUY MALAS interpretaciones del texto bíblico:

De esta manera los esposos deben estar amando a sus esposas como a sus propios cuerpos. El que ama a su esposa, a sí mismo se ama. porque nadie jamás ha odiado a su propia carne; antes bien, la alimenta y la acaricia, como también el Cristo hace con la congregación.  Efesios 5:28-29 

De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada, y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de ustedes. 1 Pedro 3:7 

Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y serán una sola carne. Genesis 2:24

Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amo a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella. Efesios 5:25 

Que el marido cumpla su deber para con su mujer, e igualmente la mujer lo cumpla con el marido. La mujer no tiene autoridad sobre su propio cuerpo, sino el marido. Y asimismo el marido no tiene autoridad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. No os privéis el uno del otro, excepto de común acuerdo… 1 Corintios 7:3-5.

Durante la historia han existido personas que mal interpretan los textos bíblicos para proponer sus propias doctrinas.

¿Cómo saber si tu clase de reiki es una secta?

Los expertos alertan de la proliferación de sectas que ofrecen terapias psicológicas u orientales

FAMILIA UNIDA Ceremonia en la sede de Familia Unida en Atocha Madrid

FAMILIA UNIDA
Ceremonia en la sede de Familia Unida en Atocha Madrid

La secularización también está haciendo perder fuelle a las sectas religiosas clásicas, como los Testigos de Jehová, la Iglesia de Unificación del Reverendo MoonFamilia Unida —la versión española de la brasileña Iglesia Universal del Reino de Dios—. En su lugar y, en gran parte debido a la crisis económica, cobran fuerza aquellos grupos que ofrecen terapias psicológicas, orientales o de la Nueva Era.

“Bajo la apariencia de una simple clase de yoga o de reiki, estos grupos están creciendo mucho. Se multiplican las ofertas y cuentan con un público cada vez mayor”, explica a ABC el sacerdote Luis Santamaría del Río, con motivo de la publicación de su último libro “Entre sectas y el fin del mundo” (Vita Brevis).

Se calcula que en España funcionan más de 200 sectas, pese a que su número exacto es muy difícil de saber. “Hay muchísimos grupos informales que se forman en torno a un líder carismático”, asegura el padre Santamaría, miembro de la Red Iberoamericana de Estudios de las Sectas (RIES), una plataforma de expertos creada en 2005 y a la que acude “un goteo continuo de gente afectada por la manipulación psicológica de alguno de estos grupos”.

Primeros indicios

El primero de los indicios para descubrir si somos víctimas de una secta, explica Santamaría, es “el ofrecimiento de una solución fácil a un problema grave”. Familia Unida, que ocupa un espacioso bajo en plena calle Santa María de la Cabeza en Atocha (Madrid), y cuyo público sobre todo son inmigrantes iberoamericanos, ofrece, por ejemplo, “la cura de alguna enfermedad con solo participar del rito y dar dinero”.

En su web se anuncia con la siguiente frase: “¿Deudas, problemas financieros o crisis han afectado tu vida? Hoy, en todos los Centros de Familia Unida, estaremos intercediendo en tu favor. Ven a participar en el Congreso Financiero, pues aquí tendrás la orientación cierta para recuperar tu vida económica”.

La “ensalada doctrinal” o el sincretismo es otra de las señales de alarma. Esto sucede cuando los miembros de la secta “mezclan doctrinas y creencias conocidas, que no tienen nada que ver unas con otras para darse razón y así también atraer a todo tipo de gente”.

El último indicio es “el cambio de objetivos”. Es decir, la persona entra en el grupo porque el reclamo es que va a recibir clases de yoga o reiki, pero luego se encuentra un grupo esotérico, con una normas que va conociendo después. “También hay un cierto secretismo, porque los miembros de la secta van contando lo que les interesa”, comenta este párroco, que trabaja también como delegado diocesano de Medios de Comunicación Social en la diócesis de Zamora.

Fuente: http://www.abc.es/sociedad/20130519/abci-sectas-espana-manipulacion-201305132133.html