“La Iglesia ha lucrado creyéndose dueña de la salvación”

El ex capellán de “Un Techo para Chile” enfatizó que “hay grupos dentro de la Iglesia que le han hecho daño tremendo a la élite chilena, que ha hecho que se preocupe de ritos sin contenido”.

Fuente: 24Horas

Fuente: 24Horas

El sacerdote jesuita Felipe Berríos, quien se encuentra realizando labores misioneras en Africa, no perdió la oportunidad para criticar el accionar de la jerarquía de la Iglesia Católica, su relación con los grupos de poder y la falta de un cariz social en sus actividades.

Berríos justificó el alegamiento de los jóvenes con la Iglesia, recalcando que “les hemos mostrado un Dios tan rasca, insípido, que hace que los chiquillos prescindan de Dios, que no sea tema para ellos,pero cuando un chiquillo anda buscando la igualdad para todos es andar buscando a Dios”.

“Los jóvenes están hechos para gastarse, para dar la vida, a soñar por sus ideales, pero hacemos que sean planificados, los llenamos de miedo, están todos endeudados, les hemos limado las garras“, apuntó en una entrevista con TVN.

“Me gustaría decirle a los jóvenes que no se metan en la maquinaria del consumo desenfrenado (…) el joven quiere cambios, no tienen los traumas nuestros y por eso estoy contento que Giorgio (Jackson) y Camila (Vallejo) se metan en política y creo que esta fuerza de cambio hay que transformarla en movimientos políticos para que sean reales los cambios”, recalcó.

El sacerdote lamentó que el consumismo causó estragos en valores como la educación, la salud e incluso en la Iglesia, enfatizando que “la Iglesia ha lucrado creyéndose la dueña de la salvación y lucrar con eso”.

“Los colegios católicos no debieran ser excluyentes, deben ser abiertos a todos, a niños sin dinero, con papás separados o a quienes tengan otra creencia (…) se ha puesto el acento en defender la libertad de la educación, pero no se ha puedo el acento en la liberad de poner a mi hijo donde yo quiera, eso hoy no es así (…) la Iglesia discrimina y la prueba de la blancura es, como lo dijo el Papa, que la iglesia debe ser de los pobres, y no lo está siendo, los pobres son visita, son motivo de caridad”, disparó.

“Hay grupos dentro de la iglesia que le han hecho daño tremendo a la elite chilena que ha hecho que se preocupe de unos ritos sin contenido buscando una salvación que Dios se las da gratuita, pero que quieren comprarla con buenas acciones, pero cuando tocan sus intereses económicos dejan de ser buenas acciones.Los culpables son los que le han enseñado un Dios que no le cuestiona eso“, insistió.

Críticas a la jerarquía de la Iglesia

Pero Berríos también analizó a la Iglesia Católica chilena y su relación con la sociedad, lamentó que “la iglesia real,  la gente que vive en poblaciones, los solidarios, los curas jugados, los capellanes que están en los hospitales  existe, pero está la iglesia jerárquica que no dice nada, no responde. Falta jugarse más por Jesucristo y vivir más en la pobreza”.

En Latinoamérica, dijo, se suprimió “una iglesia viva como la Teología de la Liberación y teníamos obispos en Chile jugados como monseñor Caro y Silva Henríquez. Mundialmente se escogieron voceros del Vaticano que no piensan por sí mismos”.

“Estos obispos son gente que no han hecho nada malo, pero nada bueno tampoco, nos son capaces de jugársela por los que sufren, por los pobres, haber detectado la desigualdad en Chile y haberla dicho, salvo en la última conferencia episcopal que hablaron del tema; más bien son católicos de los católicos y eso también lo percibimos los curas que no tenemos un pastor donde podemos jugarnos y ser críticos”.

“Bendigo el anillo a una persona casada por segunda vez y al día siguiente tengo un llamado  del arzobispo de Roma, pero si se bendice una sucursal bancaria que está chupándole la sangre a los chilenos no decimos nada, eso le resta credibilidad y jerarquía a la iglesia”, concluyó Berríos.

Fuente: http://www.24horas.cl/nacional/felipe-berrios-la-iglesia-tambien-discrimina-668377

La religión recuerda a la sociedad las normas morales objetivas. “Justicia y construcción de un nuevo orden mundial”

Padre Miguel Ángel Ayuso Guixot

Estambul (Turquía) (AICA): El padre Miguel Ángel Ayuso Guixot, secretario del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, intervino el pasado 14 de octubre en el Foro Mundial de Estambul, Turquía, cuyo tema fue “Justicia y construcción de un nuevo orden mundial”. El padre Ayuso analizó la contribución esencial de la justicia social y de la libertad religiosa para la paz, y la aportación indispensable de la religión en la promoción de la paz y la justicia en el tejido de la sociedad global. “La religión -afirmó- aporta su contribución al debate nacional de una sociedad determinada”.

El padre Miguel Ángel Ayuso Guixot, secretario del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, intervino el pasado 14 de octubre en el Foro Mundial de Estambul, Turquía, cuyo tema fue “Justicia y construcción de un nuevo orden mundial”. El padre Ayuso analizó la contribución esencial de la justicia social y de la libertad religiosa para la paz, y la aportación indispensable de la religión en la promoción de la paz y la justicia en el tejido de la sociedad global. “La religión -afirmó- aporta su contribución al debate nacional de una sociedad determinada”.

Ese debate tiene que hacer frente a los complejos retos de las sociedades del mundo moderno. Conceptos como “justicia” y “justicia social” son una parte integral de esa discusión. Por eso nos preguntamos, ¿cuál es la contribución de la religión al debate nacional sobre “justicia” y “justicia social?”

La justicia es un atributo divino y la enseñanza religiosa contribuye, sin duda, a la reflexión sobre el recto ordenamiento de las relaciones; en otras palabras, a la justicia social. La tradición católica, sin embargo, sostiene que la justicia es accesible, por medio de la razón humana, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, tanto religiosos como no religiosos”.

“Por tanto, sean creyentes o no creyentes, todos defienden la dignidad innata de la persona humana, y ven en esta dignidad la razón de los derechos inalienables de cada individuo, cuya protección es el objetivo de la justicia.

“Estos derechos son anteriores e independientes del Estado, y la medida de la justicia del Estado es la medida en que respeta y reivindica estos derechos que lo preceden, ya que la justicia exige que todas las personas disfruten del libre ejercicio de sus derechos. Cuando el Estado deja de administrar justicia o actúa injustamente, ya no tiene autoridad moral ni legitimidad. Esto implica que el Estado está sujeto a juicio, que no tiene poder absoluto, que puede y debe rendir cuentas.

“Nuestra pregunta es, por lo tanto, ¿quién puede pedir cuentas al Estado para asegurarse de que actúa con justicia? La cuestión no es política sino moral, aunque la respuesta requiera decisiones políticas”.

“Dado que la cuestión fundamental es de naturaleza moral se deduce que la característica de una sociedad justa y civil es el espacio adecuado y debido que otorga a la religión, que tiene una contribución única en ser la voz de los que carecen de ella: los pisoteados, los oprimidos y perseguidos; la voz profética que llama a todos a actuar por la paz y la justicia.

“La religión llama a la conciencia de la sociedad para que actúe verdaderamente en favor del bien común. La religión, por lo tanto, tiene un papel en el debate político, no para proponer soluciones políticas concretas -algo que está fuera de su competencia- , sino para recordar a la sociedad las normas morales objetivas que son el fundamento de la justicia y de una sociedad justa”.

Fuente: http://www.aica.org

VATICANO: ES POSIBLE LA VIDA EXTRATERRESTRE

Así lo informó José Gabriel Funes, jesuita y director del Observatorio Astronómico que depende de la Santa Sede, aunque aclaró que aún no existen pruebas de ello.

Existen muchas probabilidades de que haya vida en otros planetas. Así lo manifestó el jesuita y director del Observatorio Astronómico del VaticanoJosé Gabriel Funes, en declaraciones a la Agencia Católica de Informaciones (ACI Prensa).

El sacerdote expresó que “sería posible la existencia de vida en otros planetas del universo” y que de ser así “los católicos no tenemos necesidad de cambiar nuestra visión del universo“.

Dios, en su libertad, podría haber creado otras criaturas también inteligentes y poder ser parte de la creación”, agregó el director del observatorio dependiente de la Santa Sede.

Sin embargo el jesuita aseveró que “de todos modos, por ahora, no tenemos ningún resultado. No hay ninguna evidencia de que exista vida fuera de la Tierra. Este descubrimiento podría suceder mañana. Tal vez dentro de mil años, o tal vez jamás suceda”.

“Que alguna vez tengamos una evidencia de que haya vida, depende de la ciencia, si no, es inútil especular”, añadió.

Fuente: http://www.lanacion.cl

Abogados revelan que en robo de niños participó fundación católica

Las Abuelas de Plaza de Mayo pedirán penas severas para los ex dictadores argentinos por su responsabilidad en el robo de niños nacidos en cautiverio, hechos en los que supuestamente estuvo implicado el Movimiento Familiar “Cristiano”.

Sus abogados exigen que la Justicia reconozca la existencia de “un plan sistemático”, ejecutado desde el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976, según el cual las desaparecidas embarazadas que se encontraban en el centro clandestino de detención denominado El Vesubio eran llevadas a parir a Campo de Mayo y sus hijos entregados al Movimiento Familiar “Cristiano”.

“Por lo menos hay dos casos de prisioneras que fueron llevadas a parir a Campo de Mayo, donde eran custodiadas por monjas y luego sus bebés entregados al Movimiento Familiar Cristiano”, dijo el abogado Alan Iud.

Fuente: http://actualidad.rt.com

Benedicto XVI en México, un viaje con polémica electoral

El Papa Benedicto XVI está en México con la misión de reforzar la fe de los católicos en el país, según la Iglesia Católica. Pero muchos temen que su visita sirva además para apuntalar la influencia de su jerarquía en la política nacional.

El viaje de tres días por el estado de Guanajuato llega en un momento delicado en México, a sólo unos días de que arranque una campaña electoral para elegir a un nuevo presidente el 1 de julio.

En su misa del domingo en el llamado Parque Bicentenario estáran los tres principales candidatos: Enrique Peña Nieto, Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador. También grandes empresarios y líderes de gremios.

Solo unas semanas antes del viaje, los obispos mexicanos publicaron una polémica guía para “orientar” el voto de los católicos en los próximos comicios.

“Los fieles cristianos católicos deben tener claridad que no es posible hacer una opción política por quienes son partidarios o promotores de falsos derechos y libertades que atentan contra las enseñanzas contenidas en la Sagrada Escritura, la tradición y la doctrina de la Iglesia”, reza el documento de la Arquidiócesis de México.

Libertad religiosa

La llegada del Pontífice coincide además con el debate en el Congreso de una reforma del artículo 24 de la Constitución que, de aprobarse, les daría mayores libertades a las iglesias y que, según sus detractores, le abriría la puerta a la participación de la jerarquía católica en política.

Una discusión que está en la agenda del Papa en su reunión con el presidente, Felipe Calderón, reconoce el gobierno mexicano.

Y que según algunos legisladores, especialmente en el izquierdista Partido de la Revolución Democrática, se ven como una violación al estado laico mexicano.

Sin embargo, el Vaticano asegura que los tiempos son mera coincidencia y que se decidió venir en esta epoca para garantizar un tiempo benévolo con la salud del líder católico.

Siga la visita papal con nuestro enviado especial clic@bbc_delosreyes

¿Por qué Guanajuato?

El lugar elegido por la Iglesia para recibir a Benedicto XVI tampoco parece casual, según los críticos de este encuentro.

El Papa llegó este viernes a Guanajuato, un estado fuertemente católico, pero también conservador y uno de los mayores nichos de votos para el Partido de Acción Nacional, al que las encuestas aún le dan un segundo lugar en las elecciones de julio.

“Es ridículo pensar que el Papa viene a hacer campaña”, le dice a BBC Mundo el sacerdote Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis de México.

“No hay una sola visita de los Papas que se haya organizado con el objetivo de apoyar a un partido politico. Él no apostaría su capital simbólico para eso”, advierte.

Después de Brasil, México es el país con más católicos del mundo.

Una de las grandes sorpresas de este viaje es que el Pontífice haya aterrizado en el centro del país sin hacer una parada en la capital, donde se encuentra uno de los mayores centros de peregrinaje del mundo católico.

La Basílica de Guadalupe no es sólo un símbolo para la Iglesia en México, especialmente para los papas, también un oasis en una ciudad donde en años recientes se ha aprobado una legislación “contraria a los valores de la fe”, según los obispos.

El reconocimiento del matrimonio entre personas del mismo sexo y la legalización del aborto enfrentaron a las autoridades de la Iglesia con el alcalde, Marcelo Ebrard (PRD), y la Asamblea local.

Pero esa no es la razón por la que Benedicto XVI obvió a Ciudad de México en esta visita, según Valdemar.

“No es un secreto que al Santo Padre le afecta la altura”, dice.

El riesgo para Joseph Ratzinger, de 85 años, de estar a más de 2000 metros sobre el nivel del mar es la verdadera razón por la cual no acudirá a la capital, según el vocero, y no el temor a una foto incómoda con los gobernantes locales.

Iglesia-Estado

Aunque México se reconoce como estado laico, la Iglesia todavía juega un papel muy destacado en la vida nacional.

A pesar de las tormentosas relaciones entre el poder político y el religioso durante los años de la Revolución y bajo los gobiernos del Partido Revolucionario Institucional, esta rigidez se ha ido suavizando en las últimas décadas.

Fue un presidente priísta, Carlos Salinas, quien potenció el reconocimiento del estado del Vaticano y restableció las relaciones Estado-Iglesia.

Fue algo sin precedentes que un representante de un estado extranjero llegara y que el presidente de México se arrodillara ante él y le brindara un homenaje”

John Ackerman, analista

Pero según el analista John Ackerman, la polémica sobre la influencia de la Iglesia en la vida política mexicana comenzó bajo la administración de Vicente Fox.

“Él besó el anillo del Papa cuando llegó a México (2002). Fue algo sin precedentes que un representante de un estado extranjero llegara y que el presidente de México se arrodillara ante él y le brindara un homenaje”, le dice a BBC Mundo.

“Este gesto se interpretó como una gran transformación, al menos simbólicamente, en términos de separación entre Iglesia y Estado”, añade Ackerman, del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Esta vez no hubo beso al anillo, pero sí una menos controversial inclinación de cabeza del presidente Felipe Calderón ante el jefe de Estado del Vaticano.

Para Calderón, la recepción del viernes en el aeropuerto de Guanajuato fue probablemente el último gran acto público y de baño de masas antes de que la legislación electoral le prohiba participar en eventos que puedan considerarse “electoralistas”.

Por eso ahora la atención está puesta en la misa del domingo, en las palabras del Pontífice y, sobre todo, en los gestos de los candidatos.

Fuente: http://www.bbc.co.uk

El “DIEZMO” Adventista y porque no, Vaticano/Católico/Jesuita y todas sus RAMERificaciones (ramificaciones)

Como vampiro que succiona la sangre de su victima, los satanistas se alimentan de buena parte de los millones de dolares, en Diezmos y Donativos, que semanalmente aportan los fieles adventistas (quienes, por supuesto, ignoran todo esto).

Veamos algunas declaraciones de líderes prominentes de la Iglesia Adventista del Séptimo Día:

“El DIEZMO es del Señor, y los que interfieren con él serán castigados con la pérdida de su tesoro celestial e irán al infierno a menos que se arrepientan”. Ellen G. White (“Counsels on Stewardship” [Consejos sobre Mayordomía], pp. 101, 102.)

y

“Recordemos que cuando la iglesia decide que el entregar el diezmo es un requisito para ocupar cierta posición, la iglesia no se refiere a si una persona será salva o no. No hay absolutamente ninguna duda de que los que roban a Dios en los diezmos y las ofrendas se perderán”. (Is Tithing a Requirement For All Church Officers? Letter by SDA Pastor Bob Forss, November 1994 [¿Es el Diezmar un Requisito Para Todos los Oficiales de Iglesia? Carta del Pastor Adventista Bob Forss, Noviembre de 1994])

Por lo tanto, los adventistas que no pague sus diezmos “serán castigados con la pérdida de su tesoro celestial e irán al infierno a menos que se arrepientan“. Ellen G. White (“Counsels on Stewardship” [Consejos sobre Mayordomía], pp. 101, 102.)

Una imposición sicológica muy sutil, no cabe duda.

¿UN ROBO?

Cada vez que se les pregunta, a los líderes principales adventistas, sobre los Diezmos ellos responden: “No lo decimos nosotros, es un mandamiento que está en la Biblia”, e inmediatamente muestran el siguiente pasaje:

“¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa” (Malaquías 3:8-10)

Al hacer esto los líderes adventistas están enseñando sólo parte de la verdad.

Enseñar parte de la verdad es un elemento clave en el “modus operandi” de los Iluminati.

De acuerdo con las escrituras cualquier tipo de “donativos” o “diezmos” debe ser administrado por sacerdotes que pertenecen a dos órdenes sacerdotales; el Sacerdocio según el Orden de Melquisedec, y el Sacerdocio según el orden de Aarón (o Sacerdocio Levítico), veamos:

CIERTAMENTE LOS QUE DE ENTRE LOS HIJOS DE LEVÍ RECIBEN EL SACERDOCIO, TIENEN MANDAMIENTO DE TOMAR DEL PUEBLO LOS DIEZMOS SEGÚN LA LEY, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también hayan salido de los lomos de Abraham. (Hebreos 7:5).

Sin embargo, el primer sacerdote que recibió los diezmos no fue del orden de Leví. Melquisedec, cuyo nombre significa “Rey de Justicia”, recibió los diezmos (de manos de Abraham) muchos años antes de que naciera Leví:

PORQUE ESTE MELQUISEDEC, REY DE SALEM, SACERDOTE DEL DIOS ALTÍSIMO… A QUIEN ASIMISMO DIO ABRAHAM LOS DIEZMOS DE TODO; cuyo nombre significa primeramente Rey de justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey de paz; sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre. Considerad, pues, CUÁN GRANDE ERA ÉSTE, A QUIEN AUN ABRAHAM EL PATRIARCA DIO DIEZMOS DEL BOTÍN.” (Hebreos 7:1-4)

Cristo, en su rol de sumo sacerdote, pertenecía precisamente al sacerdocio según el orden de Melquisedec. Este sacerdocio reemplazó al sacerdocio de Aarón como autoridad para administrar en los asuntos del Señor:

Y AQUÍ CIERTAMENTE RECIBEN LOS DIEZMOS HOMBRES MORTALES; PERO ALLÍ (refiriéndose a Melquisedec), UNO DE QUIEN SE DA TESTIMONIO DE QUE VIVE. Y por decirlo así, EN ABRAHAM PAGÓ EL DIEZMO TAMBIÉN LEVÍ, QUE RECIBE LOS DIEZMOS… Si, pues, la perfección fuera por el SACERDOCIO LEVÍTICO (porque bajo él recibió el pueblo la ley), ¿QUÉ NECESIDAD HABRÍA AÚN DE QUE SE LEVANTASE OTRO SACERDOTE, SEGÚN EL ORDEN DE MELQUISEDEC, Y QUE NO FUESE LLAMADO SEGÚN EL ORDEN DE AARÓN? PORQUE CAMBIADO EL SACERDOCIO, NECESARIO ES QUE HAYA TAMBIÉN CAMBIO DE LEY” (Hebreos 7:5-12).

Todo sistema de pago de diezmos, administrado sin el Sacerdocio (ya sea de Aarón o de Melquisedec), no es reconocido por el Señor y es, por lo tanto, absolutamente injusto.

¿Por qué es injusto? Porque el hombre no puede prometer bendiciones de parte del Señor si no es su administrador legal reconocido. Cualquier sistema de diezmos administrado por hombres sin sacerdocio, sólo afectará la economía familiar. Bastará un ejercicio de lógica simple para darse cuenta de eso: La décima parte, para un rico, no afecta en nada la canasta familiar de éste; en cambio, para una familia pobre puede ser la diferencia entre comer o no un día de la semana.

Ninguno de esos dos sacerdocios existe en la Iglesia adventista. Nunca existieron en esta Iglesia. Ni James G. White ni Robert Stanley Folkenberg ni Jean Paulsen (actual presidente de la Iglesia Adventista del Septimo Día) tuvieron jamás alguno de estos dos sacerdocios. Por lo tanto, no hay autoridad de lo alto para pedir diezmos.

¿Con qué autoridad una organización, que no tiene ni Sacerdocio Aarónico ni Sacerdocio de Melquisedec, puede pedir dinero en “nombre del Señor”?
En realidad, todo ese dinero que recaudan las organizaciones religiosas, que no poseen el sacerdocio, se utiliza para enriquecer a unos pocos

EL ARTE DE OBTENER DINERO

Lo que más desean los satanistas generacionales es el dinero. Satanás logró apoderarse de sus corazones gracias a las promesas de riquezas; oro y plata.

No existe otro arte que hayan desarrollado mejor que el de saber como obtener ingentes cantidades de dinero. Para ello los satanistas hacen uso de ciertos individuos (tontos útiles) que ignoran por completo el convenio (o pacto) que las esferas más altas, de la Iglesia Adventista, han hecho con el Padre de Todas las Mentiras.

Veamos este video y examinemoslo. En él el pastor Fermin Olguin del Valle, de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, solicita (de manera magistral) el diezmo de los miembros de la iglesia. Su discurso contiene frases muy interesantes: “Como seres humanos todos somos egoistas desde pequeños…” “Cuando nos regalan un juguete, no queremos prestarlo…” “Arrastramos desde pequeños ese egoismo…” “Dios ha planificado como quitarnos este egoismo…” “Estamos en deuda con el cielo…” “Dios sólo desea que le devolvamos la decima parte de todo lo que tenemos…” “Dios ama al dador alegre…” “Dios desea que desarraiguemos cualquier egoismo que Satanás haya sembrado en nuestra mente…” En otras palabras, estamos frente a los ladrones más sutiles que el mundo haya visto jamás:

 

La Iglesia Adventista enseña una verdad parcial, una verdad partida, una media verdad, una mentira.

Recordemos el logo adventista; la Biblia partida:

Logo de la Iglesia Adventista con la Biblia partida (lo cual simboliza una verdad a medias, una verdad incompleta, una verdad sesgada, una mentira).

Una Biblia partida. ¿Quién enseña medias verdades? ¿Quién es el gran engañador?
Satanás es el gran engañador. Él es el “Padre de la Mentira”. El fundamento de sus obras es el engaño. No debemos olvidar que la Iglesia Adventista está fundada en el engaño y el fraude.

El dinero. No existe nada que la cúpula que gobierna a la Iglesia Adventista desee más en este mundo. Elamor por las riquezas no tiene límites en el corazón de los principales líderes adventistas.

 

El diezmo, en la época de Moisés, era administrado por el sacerdocio Aarónico (o levítico), y era en beneficio de los levitas y de los hijos de Aarón. El sacerdocio, que era la autoridad para administrar en los asuntos del Señor, era un elemento clave en el asunto de los Diezmos:

“Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión. Y no se acercarán más los hijos de Israel al tabernáculo de reunión, para que no lleven pecado por el cual mueran. Mas los levitas harán el servicio del tabernáculo de reunión, y ellos llevarán su iniquidad; estatuto perpetuo para vuestros descendientes; y no poseerán heredad entre los hijos de Israel. Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en ofrenda;por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad.” (Números 18:21-24)

“Los sacerdotes levitas, es decir, toda la tribu de Leví, no tendrán parte ni heredad en Israel; de las ofrendas quemadas a Jehová y de la heredad de él comerán.
No tendrán, pues, heredad entre sus hermanos; Jehová es su heredad, como él les ha dicho. Y este será el derecho de los sacerdotes de parte del pueblo, de los que ofrecieren en sacrificio buey o cordero: darán al sacerdote la espaldilla, las quijadas y el cuajar. Las primicias de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de la lana de tus ovejas le darás; porque le ha escogido Jehová tu Dios de entre todas tus tribus, para que esté para administrar en el nombre de Jehová, él y sus hijos para siempre.”
(Deuteronomio 18:1-5)

“Y que cada año traeríamos a la casa de Jehová las primicias de nuestra tierra, y las primicias del fruto de todo árbol. Asimismo los primogénitos de nuestros hijos y de nuestros ganados, como está escrito en la ley; y que traeríamos los primogénitos de nuestras vacas y de nuestras ovejas a la casa de nuestro Dios, a los sacerdotes que ministran en la casa de nuestro Dios; que traeríamos también las primicias de nuestras masas, y nuestras ofrendas, y del fruto de todo árbol, y del vino y del aceite, para los sacerdotes, a las cámaras de la casa de nuestro Dios, y el diezmo de nuestra tierra para los levitasy que los levitas recibirían las décimas de nuestras labores en todas las ciudades; y que estaría el sacerdote hijo de Aarón con los levitas, cuando los levitas recibiesen el diezmo; y que los levitas llevarían el diezmo del diezmo a la casa de nuestro Dios, a las cámaras de la casa del tesoro.” (Nehemías 10:35-38)

La autoridad bajo la cual se administraban los diezmos y ofrendas era el sacerdocio. Antes de cristo era el sacerdocio aarónico, o levítico, después de la resurrección de cristo el sacerdocio de Melquisedec reemplazó al sacerdocio de los levitas como autoridad de Dios para administrar en la Iglesia de Jesucristo.

Los líderes de la Iglesia Adventista no poseen ninguno de estos dos sacerdocios. Ellos son sólo ladrones.

El Sacerdocio de Melquisedec reemplazó al Sacerdocio de Aarón como autoridad para administrar en los asuntos de la Iglesia de Jesucristo. Todos los mandamientos anteriores (incluyendo el “Diezmo”) quedaron abrogados al entrar en vigencia el Sacerdocio de Melquisedec:

“Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico (porque bajo él recibió el pueblo la ley), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Melquisedec, y que no fuese llamado según el orden de Aarón?
Porque cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley;
y aquel de quien se dice esto, es de otra tribu, de la cual nadie sirvió al altar.
Porque manifiesto es que nuestro Señor vino de la tribu de Judá, de la cual nada habló Moisés tocante al sacerdocio.
Y esto es aun más manifiesto, si a semejanza de Melquisedec se levanta un sacerdote distinto,
no constituido conforme a la ley del mandamiento acerca de la descendencia, sino según el poder de una vida indestructible.
Pues se da testimonio de él:
Tú eres sacerdote para siempre,
Según el orden de Melquisedec
.
Queda, pues, abrogado el mandamiento anterior a causa de su debilidad e ineficacia
(pues nada perfeccionó la ley), y de la introducción de una mejor esperanza, por la cual nos acercamos a Dios. Y esto no fue hecho sin juramento;
porque los otros ciertamente sin juramento fueron hechos sacerdotes; pero éste, con el juramento del que le dijo:
Juró el Señor, y no se arrepentirá:
Tú eres sacerdote para siempre,
Según el orden de Melquisedec
.”
(Hebreos 7:11-21)

¿DÓNDE ESTÁN?

¿Dónde está el Sacerdocio de Melquisedec de la Iglesia Adventista?
¿Dónde están los doce apóstoles de la Iglesia Adventista del Séptimo Día?
¿Por qué se llama “Iglesia Adventista”? ¿Por qué no se llama la “Iglesia de Jesucristo”?

La Iglesia Adventista del Séptimo Día no es la Iglesia de Jesucristo. La IASD no tiene ninguna relación con la Iglesia que fundó Cristo en el primer siglo. La Iglesia Adventista no tiene doce apóstoles que la dirijan. La Iglesia Adventista no posee ningún tipo de Sacerdocio. La ley del diezmo de la Iglesia Adventista es uno de los fraudes más grandes que existe en el mundo cristiano de nuestros días.

Al carecer de la autoridad de Dios para administrar, los líderes principales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día se constituyen en ladrones de saco y corbata:

El amor desmedido al dinero, de los líderes principales de la Iglesia Adventista (y no su obediencia a lo que manda la Biblia), es lo que mueve el gran aparato financiero llamado “Diezmos y Ofrendas” de la IASD.

Un ejemplo claro de ello se puede ver en el caso del señor Robert Stanley Folkenberg, penultimo presidente de la Conferencia General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

El pastor Robert Stanley Folkenberg fue acusado de algo que en la justicia americana se conoce como “financial impropriety“.

Es evidente que el señor Robert no podía justificar su riqueza así que, para evitar que la “Imágen de la Iglesia” se viese afectada, renunció.

Fotografía del Pastor Robert Stanley, presidente de la Conferencia general Adventista hasta 1999 (año en el que renunciara intempestivamente tras ser acusado de irregularidades financieras).

 

 

 

 

 

FRAUDE Y ENGAÑO

El fraude y el engaño son pilares fundamentales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Los origenes de la Iglesia Adventista descansan sobre el fundamento de la mentira.

La IASD nació a partir del Movimiento Millerista de la década de 1840, que resultó ser una de las últimas oleadas de reavivamiento del Segundo Gran Despertar religioso.

El movimiento Millerista recibe su nombre de Guillermo Miller (predicador laico metodista nacido el 15 de febrero de 1782 en Pittsfield, Massachusetts). Al estudiar Daniel 8:14 Miller llegó a estar convencido de que la “purificación” de la que hablaba el profeta se refería al regreso de Cristo para purificar la Iglesia. Ocupando un razonamiento de “sentido común cristiano” (tal como el principio de interpretación profética de “un día por año”, a las profecías de Daniel y Apocalipsis) interpretó la profecía de “los 2300 días” de Daniel 8:14 concluyendo que la segunda venida de Cristo ocurriría “alrededor del año 1843”.

Aunque Cristo no vino en 1843, Millerno se dio por vencido y decidió cambiar de fecha. El movimiento Millerista culminó con el “movimiento del séptimo mes”, que enseñaba que el “ministerio sacerdotal de Cristo” culminaría con la purificación de la tierra, estableciendo la segunda venida de Cristo en o antes del 22 de octubre de 1844, coincidiendo con un Yom Kippur.

Como Cristo no regresó en esa fecha, el episodio se llegó a conocer como “el Gran Chasco” o “la Gran Decepción”.

La “Gran Decepción” significó, para muchos, la ruina económica.

La “Gran Decepción” marca un punto de quiebre entre el ocultismo y el cristianismo practicado por el liderazgo de la Iglesia Adventista. Las ideas ocultistas, que se habían mantenido escondidas en la epoca previa a la “Gran Decepción” (ahora se sabe que William Miller creía en la Cábala), surgieron como “Angel de Luz” después del chasco de 1844.

A partir de ese momento el Espíritu de Mentira se estableció, de forma definitiva, en el liderazgo de la ASD.

Contrario a lo que algunos investigadores piensan, Ellen G. White no fue masón (las mujeres no podían acceder a los rituales de la masonería en aquel tiempo). Es importante aclarar, en este punto, que la Masonería y los Iluminati, aunque tienen muchas cosas en común, son diferentes. Ambos comparten símbolos y señas pero los iluminati son satanistas generacionales. Los Iluminati son una “sociedad secreta”, la masonería no es una sociedad secreta sino “una organización que tiene secretos”. Es por ello que en la Tumba de Ellen G. White se encuentra un obelisco.

Hay algunos lectores adventistas, sin embargo, que han hecho notar que existe un memorial, en forma de obelisco, para una persona tan prominente como George Washington. No obstante, lo que estos lectores no han notado es que George Washington SÍ era masón. Además el Monumento a Washington no está en su tumba.

Siga leyendo: http://ocultismo-adventista.blogspot.com/