Empresa de safari con la que Rey de España fue de cacería desaparece de Internet

Tras la publicación de la polémica fotos del Rey de España, Juan Carlos I, posando junto a un Elefante moribundo en un safari en África, la página de la empresa de turismo donde fueron dadas a conocer las imágenes desapareció misteriosamente.

Luego de que la fotografía comenzara a circular por internet y ante el repudio de la gente la empresa Rannsafaris decidió bajar las fotos del Rey, pero no tenían sólo esas fotos, ya que en su web publicaban una galería de fotos con «personajes relevantes» disfrutando de las cazas.

Al parecer la empresa al darse cuenta del recuelo que causó lo que hacen en su negocio, donde incluso graban las muertes de los animales, decidieron bajar rápidamente su página de internet (Rannsafaris.com), en la que aparece el mensaje “Esta cuenta ha sido suspendida».

Estos safaris cuestan desde 10.000 euros ($6 millones 400 mil) hasta 30.000 ($19 millones) si la caza incluye un elefante, según la cantidad de animales muertos y la situación del safari, el precio puede aumentar hasta el triple. El gobierno de Botsuana aseguró que tiene los permisos, según las zonas y los ‘animales disponibles,’ para adjudicar precios, junto con el organizador de la cacería. Los animales para cacería van desde antílopes, leopardos, búfalos hasta elefantes, que depende del tamaño de los colmillos y de su peso en libras, tienen un costo diferente.

Fuente: publimetro.cl

Las vacaciones sangrientas del hijo de Donald Trump en Africa

AFRICA.- No aguantó las acusaciones y Donald Trump Jr., hijo del multimillonario estadounidense, respondió a la difusión de unas imágenes de él junto a un grupo de cazadores mostrando trofeos de caza en África el año pasado.

Expresó que no tiene ningún tipo de vergüenza en admitir la caza de animales exóticos, porque fue para “alimentar a los habitantes locales”.

En las fotos, se ve Trump Jr. junto a su hermano, junto a varios cadáveres de animales, incluso, colas de elefantes que fueron cazados el año pasado por los dos estadounidenses, informa el sitio Contexto.

En su twitter escribió “no tengo vergüenza en admitirlo, soy un cazador”, expresó. “Les aseguro que la gente local está muy agradecida por la carne que les dimos, no se malgastó”, aseguró.

Fuente: http://elintransigente.com