Alexander Vilenkin: “El universo tuvo un principio”

Alexander Vilenkin: “Toda la evidencia que tenemos dice que el universo tuvo un principio”

telegraph.co.uk

telegraph.co.uk

Me he decidido a explicar por qué los físicos creen que hubo un evento de creación en este post. Es decir, he decidido dejar al famoso cosmólogo Alexander Vilenkin hacerlo.

Extracto:

¿Acaso el cosmos tuvo un principio? La teoría del Big Bang parece sugerir que si, pero en las últimas décadas, los cosmólogos han inventado elaboradas teorías – por ejemplo, un universo eternamente en inflación o un universo cíclico – con ello pretenden evitar la necesidad de un principio del cosmos.  Ahora parece que el universo tuvo un comienzo realmente después de todo, aunque no era necesariamente el Big Bang.

En una reunión de científicos – titulado “State of the Universe” – convocada la semana pasada en la Universidad de Cambridge en honor a los 70 años de Stephen Hawking, el cosmólogo Alexander Vilenkin de la Universidad de Tufts en Boston presentó evidencia de que el universo no es eterno, después de todo, dejando a los científicos perdidos para que puedam explicar cómo empezó el cosmos sin un creador sobrenatural.  La reunión se informó en  la revista New Scientist  Magazine (¿Por qué los físicos no pueden evitar un evento de creación? , el 11 de enero de 2012).

[…] En su presentación, el profesor Vilenkin discute tres teorías que pretenden evitar la necesidad de un principio del cosmos.

Las tres teorías son 1) el modelo inflacionario caótico, 2) el modelo oscilante y 3) el modelo de la gravedad cuántica. Los lectores habituales sabrán que todos han sido abordados en el documento de revisión por pares de William Lane Craig que evalúa las alternativas a la cosmología estándar del Big Bang.

Pero veamos lo que dijo Vilenkin.

Más:

Una teoría popular es la inflación eterna. La mayoría de los lectores estarán familiarizados con la teoría de la inflación, que dice que el universo aumenta en volumen por un factor de al menos 10 ^ 78 en sus primeras etapas (de 10 ^ -36 segundos después del Big Bang hasta algún momento entre 10 ^ – 33 y 10 ^ -32 segundos), antes de establecerse en el menor ritmo de expansión que vemos hoy en día. La teoría de la inflación eterna  va más allá y sostiene que el universo está en constante expansión dando a luz a universos más pequeños o “burbujas” dentro de un multiverso en constante expansión. Cada universo burbuja se somete a su propio período inicial de la inflación. En algunas versiones de la teoría, las burbujas van hacia atrás y hacia delante en el tiempo, lo que permite la posibilidad de un pasado infinito. El problema es que el valor regla de uno de los parámetros cósmicos particulares está fuera de esa posibilidad:

Pero en 2003, un equipo que incluye a Vilenkin y Guth consideró lo que la inflación eterna significaría para la constante de Hubble, que describe matemáticamente la expansión del universo. Encontraron que las ecuaciones no funcionaron (Physical Review Letters, DOI: 10.1103 / physrevlett.90.151301). “No se puede construir un espacio-tiempo con esta propiedad”, dice Vilenkin. Resulta que la constante tiene un límite inferior que impide la inflación en los dos sentidos de tiempo. “Es imposible que sea eterna en el pasado”, dice Vilenkin. “Tiene que haber algún tipo de límite.”

Una segunda opción explorada por Vilenkin era la de un universo cíclico, en el que el universo pasa por una serie infinita de big bangs abdominales, sin principio específico.  Incluso se afirma que un universo cíclico podría explicar el bajo valor observado de la constante cosmológica. Pero como encuentra Vilenkin, hay un problema si nos fijamos en el desorden en el universo:

Aumenta el trastorno con el tiempo. Así que después de cada ciclo, el universo debe conseguir estar más y más desordenado. Pero si ya ha habido un número infinito de ciclos, el universo que habitamos ahora debe estar en un estado de máximo desorden. Tal universo sería uniforme tibio y sin rasgos distintivos, y falto de tales seres complicados como las estrellas, los planetas y los físicos – nada como la que vemos a nuestro alrededor.

Una forma de evitar eso es proponer que el universo sólo se hace más grande con cada ciclo.A continuación, la cantidad de desorden por volumen no aumenta, por lo que no es necesario llegar a la máxima. Pero Vilenkin encontró que este escenario es presa del mismo argumento matemático como la inflación eterna: si su universo se pone cada vez más grande, debe haber comenzado en algún lugar.

Sin embargo, las opciones de Vilenkin no se han agotado todavía. No había otra posibilidad: que el universo había surgido de un huevo cósmico eterno:

El golpe final de Vilenkin es un ataque a una menos conocida propuesta, que el cosmos ha existido eternamente en un estado estático llamado el huevo cósmico. Esto, finalmente, “agrietado” para crear el Big Bang, lo que lleva a la expansión del universo que vemos hoy. A finales del año pasado Vilenkin y el estudiante graduado Audrey Mithani mostraron que el óvulo no podría haber existido desde siempre, después de todo, como inestabilidades cuánticas obligaron a colapsar después de una cantidad finita de tiempo ( arxiv.org/abs/1110.4096 ). Si se rajó en cambio, lo que lleva a la gran explosión, entonces esto debe haber ocurrido antes de que se derrumbó – y por lo tanto también después de una cantidad finita de tiempo.

“Esto tampoco es un buen candidato para un universo sin comienzo,” concluye Vilenkin.

Así que al final del día, ¿cuál es el veredicto de Vilenkin?

“Toda la evidencia que tenemos dice que el universo tuvo un principio.”

Esto es consistente con el teorema Borde-Guth-Vilenkin, y que William Lane Craig aprovecha para su ventaja en su debate con Pedro Millican.

El teorema Borde de Guth-Vilenkin muestra que cada universo que se expande debe tener un límite de espacio-tiempo en el pasado. Eso significa que no hay ningún universo en expansión, sin importar el modelo, puede ser eterno en el pasado. Incluso alternativas cosmológicas especulativas no escapan a la necesidad de un principio.

Conclusión

Si el universo surgió de la nada, lo que parece ser el caso de la ciencia, entonces el universo tiene una causa. Las cosas no saltan a ser, sin causa, de la nada. La causa del universo debe ser trascendente y sobrenatural.  Debe ser sin causa, porque no puede haber una regresión infinita de causas. Debe ser eterno, porque creó el tiempo. Debe ser no físico, porque ha creado el espacio. Sólo hay dos posibilidades para una causa como esta.  Podría ser un objeto abstracto o un agente. Los objetos abstractos no pueden causar efectos. Por lo tanto, la causa es un agente.

Traducido de: http://winteryknight.wordpress.com/2014/12/27/alexander-vilenkin-all-the-evidence-we-have-says-that-the-universe-had-a-beginning-3/

PD: De antemano pido disculpas por posible errores en la traducción.

Referencias:

http://www.newscientist.com/article/mg21328474.400-why-physicists-cant-avoid-a-creation-event.html

http://journals.aps.org/prl/abstract/10.1103/PhysRevLett.90.151301

http://arxiv.org/abs/1110.4096

http://en.wikipedia.org/wiki/Alexander_Vilenkin

Los ateos sacan de contexto a Alexander Vilenkin: https://www.youtube.com/watch?v=-aemfYmusSY

Académicos judíos aseguran que no desmienten la concepción religiosa

La creación de la luz fue la creación del universo; los descubrimientos científicos están en exacta armonía con las palabras de la Torá”, destacó Nathan Aviezer. “Bien podríamos tener un Big Bang (gran explosión) y un Big Banger (autor de la misma).

Científicos y académicos judíos consultados por el diario israelí The Jerusalem Post aseguraron hoy, martes, que los últimos hallazgos que confirmarían la creación del universo como consecuencia de una gran explosión de energía (Big Bang) en nada desmienten la concepción de la Creación divina, sino que la ratifican porque la ciencia y la religión son complementarias.

El profesor de la ortodoxa Universidad Bar Ilan Nathan Aviezer destacó que los científicos también utilizan el término “creación” para referirse al inicio del universo, sólo que no necesariamente la atribuyen a Dios.

En este sentido, sostienen que todo comenzó con la aparición de una enorme bola de luz, lo cual -subrayó el académico- encaja a la perfección con el Génesis y las primeras palabras de Dios: “Sea la luz”.

“La creación de la luz fue la creación del universo; los últimos descubrimientos científicos están en exacta armonía con las palabras de la Torá”, ratificó.

“Cuando nos preguntamos acerca de cómo se creó el mundo, bien podríamos tener un Big Bang (gran explosión) y un Big Banger (autor de la misma, por Dios), ya que la ciencia no puede decir qué causó que empiece la existencia o por qué sucedió”, afirmó, por su parte, el escritor y educador Izzy Greenberg.

“De acuerdo a la Kabalá, Él creó un complejo sistema evolutivo a través del cual la energía divina infinita evolucionó en formas finitas”, agregó.

Finalmente, el profesor Aviezri Fraenkel, del Instituto Científico Weizmann, sostuvo que “la moderna teoría del Big Bang es mucho más cercano a la descripción bíblica de la Creación, donde hay un comienzo definido”.

Fuente: http://www.valoresreligiosos.com.ar/ver_nota.asp?Id=38090

Stephen Hawking: “El universo no necesitó ayuda divina para formarse”

El físico británico cuenta que el papa Juan Pablo II advirtió al mundo científico que no estudiase el momento de la creación porque era sagrado.

El físico teórico británico Stephen Hawking. / NASA

El físico teórico británico Stephen Hawking. / NASA

Stephen Hawking triunfó esta semana en Pasadena (cerca de los Los ángeles) al impartir una conferencia sobre El origen del universo en el Instituto de Tecnología de California (Caltech). Mucha gente hizo cola durante 12 horas para lograr entrar. Y el célebre físico británico fue contundente: “Nuestro universo no necesitó ninguna ayuda divina para formarse”, según informa Space.com. Abordó cuestiones fundamentales como “¿Por qué estamos aquí?” y recordó que mucha gente todavía busca una solución divina para contrarrestar las teorías los físicos curiosos que investigan el cosmos. “¿Qué estaba haciendo Dios antes de la divina creación? ¿Estaba preparando el infierno para la gente que hiciese tales preguntas?”, bromeó.

En su charla popular, Hawking repasó el debate teológico sobre la creación del cosmos y las teorías cosmológicas científicas (incluida la alternativa al Big Bang del universo estacionario, de Fred Hoyle) antes de entrar en la física relativista y la cosmología con sus teorías, incluidas las más avanzadas Volviendo al asunto religioso contó que, en los años ochenta, cuando él publicó un artículo científico sobre el momento inicial del universo, el papa Juan Pablo II advirtió a la comunidad científica contra el estudio del momento de la creación, dado que era sagrado. “Me alegró no ser arrojado a la inquisición”, bromeó.

La conferencia concluyó con un llamamiento del célebre físico teórico por continuar la exploración del cosmos y del espacio, como una necesidad humana. “No creo que sobrevivamos otros mil años sin escapar de nuestro frágil planeta”, dijo. Hawking ha pasado un mes en Caltech, como suele hace todos los años, para discutir problemas de física con sus colegas, como su amigo Kip Thorne, señala Space.com.

Fuentehttp://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/04/20/actualidad/1366476356_380123.html

¿Entonces debemos concluir que el Universo se creó a partir de una explosión que ‘explotó’ de la nada y sin causa alguna?

Nunca he entendido bien a estos científicos, ganan millones de dólares dando este tipo de conferencias acerca del ‘origen del universo’, pero no son capaces de responder a preguntas fundamentales tales como: ¿Qué sucedió en el instante anterior al big-bang? ¿Cuáles fueron las causas que originaron esta explosión? ¿Cómo es posible pasar de la NADA a ALGO?

La ciencia no podrá demostrar jamás como ocurrieron, ya que exige experimentos repetidos y evidencia empírica observable. Sin embargo, muchos creen que los científicos tienen la última palabra sobre cómo apareció el universo. Es más, muchos creen que la ciencia ha demostrado que la creación bíblica nunca ocurrió. La teoría del creacionismo, en contra de lo que comúnmente se cree, encaja con los descubrimientos científicos actuales. Los científicos la llaman la primera ley de la termodinámica. Esta ley se basa en que la materia se puede convertir energía, así como el calor que resulta al quemar un tronco.

Cosmólogos españoles proponen universos sin Big Bang

Investigadores de la Universidad Politécnica de Cataluña (España) han retomado un modelo que propuso Einstein en los años 20 para plantear geometrías ‘teleparalelas’ del universo. Algunas de sus propuestas contemplan universos primitivos donde el Big Bang no existe. Los detalles se acaban de publicar en la revista Physical Review Letters.

¿Por qué la expansión del universo es acelerada, en lugar de ser decelerada como predice la teoría de la relatividad? ¿Por qué, como apuntan los modelos cosmológicos, el universo no presenta singularidades, es decir, zonas del espacio-tiempo donde no se pueden definir magnitudes físicas relacionadas con los campos gravitatorios, como la curvatura?

Son preguntas que tratan de responder Jaime Haro y Jaume Amorós, investigadores de la Universidad Politécnica de Cataluña, en un trabajo que publica esta semana la revista Physical Review Letters.

Algunas de las soluciones halladas muestran un universo primitivo en el cual el Big Bang no existe. Evoluciona hasta nuestro universo actual, en el que una pequeña constante cosmológica actúa contra la gravedad para acelerar la expansión del universo.

“Es difícil explicar a un público no experto los resultados de nuestro estudio”, reconoce Haro a SINC, “pero el problema consiste en implementar correctamente la cosmología de Einstein para que coincida con los datos experimentales que poseemos hoy en día”.

En los años 20 del siglo pasado Albert Einstein introdujo un modelo, el teleparalelismo –una geometría descrita con ecuaciones de estado de agregación de la materia–, con el que intentó unificar infructuosamente la gravitación y el electromagnetismo.

La imagen más completa del universo tomada hasta ahora. (Foto: ESA)

La imagen más completa del universo tomada hasta ahora. (Foto: ESA)

“Ese modelo solo funciona para un rango de energía intermedio –ni muy alto ni muy bajo–, por lo que hay que introducir una diminuta constante cosmológica que domina sobre la materia actual, y así el universo puede expandirse de forma acelerada”, dice Haro, “aunque para grandes energías la cosa es mucho más complicada y especulativa”.

En el marco de las teorías ‘teleparalelas’ y asumiendo que el universo está lleno de un fluido regido por una ecuación de estado, los investigadores hacen una propuesta que va en dos direcciones. “La primera es considerar fluidos que a grandes energías no son lineales, con lo cual en este caso se obtiene una constante cosmológica efectiva capaz de evitar la singularidad del Big Bang y simular la época inflacionaria de nuestro universo”, indica el investigador.

“Respecto al segundo caso –prosigue–, consiste en usar la denominada cosmología cuántica de lazos con fluidos lineales. Aquí la no linealidad radica en la propia teoría, ya que la cosmología de Einstein es lineal respecto a la torsión del universo. Con esta teoría también se encuentra un modelo de universo sin singularidades que concuerda con los resultados experimentales que actualmente poseemos”.

(Fuente: UPC)

Visto en: http://noticiasdelaciencia.com/not/6404/cosmologos_espanoles_proponen_universos_sin_big_bang/

Ciencia y Dios: ¿La biología, la astronomía y la física excluyen la existencia de la Deidad?

By: Natalie Wolchover
Published: 09/18/2012 07:59 AM EDT on Lifes Little Mysteries

Nebulosa de la Hélice

Durante los últimos siglos, la ciencia puede decir que poco a poco han erosionado los fundamentos tradicionales para creer en Dios. Gran parte de lo que parecía misterioso – la existencia de la humanidad, la perfección de la vida de soporte de la Tierra, el funcionamiento del universo – ahora puede ser explicado por la biología, la astronomía, la física y otros campos de la ciencia.

Aunque siguen siendo misterios cósmicos, Sean Carroll, cosmólogo teórico en el Instituto de Tecnología de California, dice que hay buenas razones para pensar que la ciencia en última instancia, llega a una comprensión completa del universo que no deja terreno alguno para Dios.

Carroll sostiene que la esfera de influencia de Dios se ha reducido drásticamente en los tiempos modernos, como la física y la cosmología se han ampliado en su capacidad para explicar el origen y evolución del universo. “A medida que aprendemos más sobre el universo, hay menos necesidad de mirar fuera de ella en busca de ayuda”, dijo a Lifes Little Mysteries.

Él piensa que la esfera de influencia sobrenatural eventualmente se reducirá a cero.  Pero, ¿realmente la ciencia puede eventualmente explicar todo?

A partir del momento

Gran parte de la evidencia han sido recogidos en favor del modelo del Big Bang de la cosmología, o la noción de que el universo se expandió de un estado caliente, infinitamente denso a su corriente más fría, el estado más expansivo a lo largo de 13,7 millones de años. Los cosmólogos pueden modelar lo que sucedió a partir del segundo 10^-43 después del Big Bang hasta ahora, pero la fracción de segundo antes sigue siendo turbia. Algunos teólogos han tratado de equiparar el momento del Big Bang, con la descripción de la creación del mundo que se encuentran en la Biblia y otros textos religiosos, argumentan que algo – es decir, Dios – debe haber iniciado el evento explosivo.

Sin embargo, en opinión de Carroll, los avances en la cosmología prevén eliminar cualquier necesidad de percibir un disparador (gatillo) extractor al Big Bang (revisar versión inglés para una mejor traducción).

Según ha explicado en  un artículo reciente  en el “Blackwell Companion to Science and Christianity” (Wiley-Blackwell, 2012), el objetivo más importante de la física moderna es la formulación de una hipótesis de trabajo que describe el universo entero, desde subatómicas a escalas astronómicas, dentro de un marco único. Esta teoría, llamada “gravedad cuántica“, necesariamente da cuenta de lo que sucedió en el momento del Big Bang. Algunas versiones de la teoría de la gravedad cuántica que han sido propuestos por los cosmólogos predicen que el Big Bang, en lugar de ser el punto de inicio de los tiempos, era sólo “una etapa de transición en un universo eterno”, en palabras de Carroll. Por ejemplo, un modelo sostiene que el universo funciona como un globo que se infla y se desinfla una y otra vez por sus propios medios. Si, de hecho, el tiempo no tiene principio, esto cierra el libro de Génesis. [Big Bang fue en realidad un cambio de fase, dice nueva teoría]

Otras versiones de la teoría de la gravedad cuántica actualmente están siendo exploradas por los cosmólogos donde predicen que el tiempo  se  inicia en el Big Bang. Sin embargo, estas versiones de los hechos no proyectan un papel para Dios tampoco. No sólo describen la evolución del universo desde el Big Bang, pero también dar cuenta de cómo  el tiempo fue capaz de ponerse en marcha en el primer momento. Como tales, estas teorías de la gravedad cuántica aún constituyen descripciones completas y autónomas de la historia del universo. “Nada en el hecho de que hay un primer momento de tiempo, en otras palabras, que requiere un algo externo para llevar el universo aproximadamente en ese momento,” escribió Carroll.

Otra forma de decirlo es que las teorías de la física contemporánea, aunque todavía en fase de desarrollo y en espera de pruebas experimentales futuras, están resultando ser capaces de explicar por qué sucedió el Big Bang, sin la necesidad de impulsar temas sobrenaturales. Mientras Alex Filippenko, astrofísico de la Universidad de California, Berkeley, dijo en  un discurso de la conferencia  a principios de este año, “The Big Bang podría haber ocurrido como resultado de sólo las leyes de la física son allí. Con las leyes de la física, Puede obtener universos”.

Universos paralelos

Pero hay otras razones posibles para Dios. Los físicos han observado que muchas de las constantes físicas que definen nuestro universo, a partir de la masa del electrón con la densidad de la energía oscura, son inquietantemente perfectas para sostener la vida. Alterar una de estas constantes por un pelo, y el universo se vuelve irreconocible. “Por ejemplo, si la masa del neutrón eran un poco más grandes (en comparación con la masa del protón) que su valor real, el hidrógeno no se funden en deuterio y las estrellas convencionales serían imposibles”, dijo Carroll. Y por lo tanto, también lo haría la vida tal como la conocemos. [7 Teorías sobre el Origen de la Vida]

Los teólogos muchas veces se apoderan del llamado “ajuste fino” de las constantes físicas como prueba de que Dios debe haber tenido una mano en ellos, parece que eligió las constantes sólo para nosotros. Pero la física moderna explica nuestra buena suerte aparentemente sobrenatural de una manera diferente.

Algunas versiones de la teoría de la gravedad cuántica, incluyendo la teoría de cuerdas, predicen que nuestro vivificante universo es sólo uno de  un número infinito de universos que en conjunto constituyen el multiverso. Entre estos universos infinitos, toda la gama de valores de todas las constantes físicas son representadas, y sólo algunos de los universos tienen valores para las constantes que permiten la formación de las estrellas, los planetas y la vida tal como la conocemos. Nos encontramos en uno de los universos suerte (porque ¿dónde más?).  [Explicación de universos paralelos en 200 palabras]

Algunos teólogos responden que es mucho más fácil de invocar a Dios que postular la existencia de un número infinito de universos para explicar la perfección del universo. Para ellos, Carroll replica que el multiverso no se postula como una manera complicada de explicar el ajuste fino. Por el contrario, se sigue como una consecuencia natural de nuestras mejores teorías, más elegantes.

Una vez más, si o cuando estas teorías son correctas, “sucede un multiverso, ya sea que les guste o no”, escribió. Y ahí va la mano de Dios en las cosas. [Encuesta: ¿Crees en Dios?]

La razón por la cual

Otro papel de Dios es como una razón de ser para el universo. Aunque los cosmólogos logran explicar cómo empezó el universo, y por qué parece tan afinado para la vida, la pregunta podría permanecer por qué hay algo en lugar de nada. Para muchas personas, la respuesta a la pregunta es Dios. Según Carroll, esta respuesta palidece bajo escrutinio. No puede haber una respuesta a esta pregunta, dice.

“La mayoría de los científicos … sospecha que la búsqueda de explicaciones últimas eventualmente termina en una teoría final del mundo, junto con la frase” y así es como es'”, escribió Carroll. Las personas que tienen esta insatisfacción no logran tratar a todo el universo como algo único – “algo por lo que un conjunto diferente de normas es apropiado”. Una teoría científica completa que explica todo en el universo no necesita una explicación externa de la misma manera que las cosas específicas dentro del universo necesita explicaciones externas. De hecho, Carroll sostiene, envolver otra capa de explicación (es decir, Dios) alrededor de una teoría autónoma de todo sólo sería una complicación innecesaria. (La teoría ya funciona sin necesidad de Dios.)

A juzgar por los estándares de cualquier otra teoría científica, la “hipótesis Dios” no les va muy bien, Carroll argumenta. Sin embargo, concede que “la idea de que Dios tiene otra función que la de una hipótesis científica”.

Una investigación psicológica sugiere que la creencia en lo sobrenatural actúa como pegamento social y motiva a la gente a seguir las reglas, además, la creencia en la vida futura ayuda a la gente llorar y palos los temores de la muerte.

“No estamos diseñados a nivel de la física teórica”, dijo Daniel Kruger, un psicólogo evolucionista de la Universidad de Michigan, a LiveScience el año pasado. Lo que importa a la mayoría de la gente “es lo que sucede en la escala humana, las relaciones con otras personas, las cosas que experimentamos en la vida.”

Siga Natalie Wolchover en Twitter @ nattyover  o pequeños misterios de la Vida @llmysteries . También estamos en  Facebook  y  Google+.

Artículo original en inglés: http://www.huffingtonpost.com/2012/09/18/Science-God-Biology-Astronomy-Physics-deity_n_1894010.html

http://www.lifeslittlemysteries.com/2907-science-religion-god-physics.html

Traducción: La verdad y solo la verdad

¿El Dios del Big-Bang o el Dios de las Escrituras?

Algunas personas han sugerido que Dios (o un dios) utiliza un “big bang” para crear el universo. El big bang es el modelo secular de cómo el universo se formó. Sin embargo, el cristiano coherente no tiene ninguna necesidad de especular sobre cuándo y cómo Dios podría haber creado el universo. El Creador mismo ha dejado un registro escrito que resume sus actos creativos de un registro que contradice el modelo del big-bang en muchos puntos.  Lamentablemente, muchas personas se sienten inclinados a ignorar lo que Dios ha dicho acerca de lo que hizo. En cambio, se basan en la filosofía secular para reconstruir un pasado que contradice el testimonio grabado en la historia y testigo presencial de la Biblia. ¿Puede usted imaginar si la gente aplica este tipo de pensamiento a otros campos de estudio? ¿Y si alguien rechaza la historia registrada y afirmó que la Primera Guerra Mundial nunca ocurrió porque su filosofía no permite la posibilidad de una guerra mundial. ¿Sería esto razonable? En estos días, es común que las personas rechazan la posibilidad de una creación sobrenatural, bíblica, simplemente porque se abrazan a la filosofía del naturalismo, la creencia de que “la naturaleza es todo lo que hay.” Naturalismo y el uniformismo son las filosofías que impulsan el Big Bang. Es decir, el modelo del big-bang trata de describir la formación de todo el universo por los procesos que actualmente operan en el universo. Estrellas, planetas y galaxias se dice que todos se han formado “naturalista” por las leyes de la naturaleza en la actualidad en funcionamiento. La expansión del universo se supone que es naturalista y uniformista en el modelo del big-bang. En el capítulo 7 , se analizó los errores de pensamiento naturalista y uniformista, y cómo tales ideas conducen a conclusiones incorrectas. El Big Bang es sólo una de las muchas conclusiones erróneas derivadas de los supuestos seculares. No es compatible con la Biblia. Por lo tanto, los cristianos deben rechazarla. Vamos a resumir algunas de las diferencias. El Big Bang acepta la Orden Seglar de los acontecimientos, no a la orden bíblica (ver Apéndice B). Por ejemplo, las estrellas vienen antes que la tierra en el big bang, pero el orden se invierte en la Biblia. El big bang enseña que el universo tiene miles de millones de años de antigüedad, mientras que la Biblia enseña sólo miles de años. El big bang enseña que las primeras estrellas son formadas por procesos naturales, pero la Biblia enseña que Dios hizo las estrellas (

Gén 1:14-16 Y dijo ’Elohim: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para diferenciar entre el día y la noche, y sirvan para señales, y para las estaciones, y para días y años, sean por luminarias en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. E hizo ’Elohim las dos grandes lumbreras: la lumbrera mayor para regir el día, y la lumbrera menor para regir la noche.

 ). El big bang es en realidad una historia sobre el supuesto pasado. Pero pocas personas saben que también es una historia sobre el futuro presunto. El modelo del big-bang (en la variante más aceptada) afirma que nuestro universo se expandirá para siempre y la energía utilizable, finalmente, todo se convierte en una forma inútil, la vida dejará de ser posible en ese punto. Es un panorama sombrío, y uno que es muy diferente de la descripción bíblica del futuro. La Escritura enseña que habrá una resurrección, el juicio, y luego de una restauración del paraíso. Claramente, la Biblia no es compatible con el big bang. Por desgracia, los cristianos muy pocos se dan cuenta de las muchas contradicciones entre la historia del big-bang y la historia registrada de la Biblia. Subiéndose al carro del Big-Bang Se está convirtiendo cada vez más popular para los ministerios de la apologética citar la teoría del big-bang como evidencia o prueba de la existencia de Dios. Esto no es necesariamente un fenómeno nuevo, ya que el Dr. Hugh Ross ha estado haciendo esto durante años en sus conferencias, libros y sitios web. Por desgracia, parece estar ganando impulso y muchos conocidos apologistas se enamora de ella, incluyendo a John Ankerberg, Lee Strobel, y Norman Geisler. Existen varios problemas con este enfoque. En primer lugar, existe un peligro real al afirmar que la Biblia es consistente con el big bang (o algo peor-por no decir, como hacen algunos, que la Biblia enseña la gran explosión). La Biblia es la Palabra de Dios y no cambia. El Big-Bang tiene cambios teóricos con regularidad. El Dr. Ross afirma que el universo fue de 17 mil millones de años (más o menos 3 mil millones de años).1 En 2004, Ross dijo que los científicos ahora saben que el universo es de 13,7 mil millones de años-esto es 300 millones de años fuera de su anterior “conocido” rango. Además, muchos astrónomos han postulado diferentes edades para el universo que van desde 7-20 millones de años. Así que uno dice “enseñar” la Biblia? Ross se ve obligado a reinterpretar la Biblia cada vez que cambia la teoría. En segundo lugar, la teoría del big-bang no aporta pruebas para el Dios de la Biblia. A lo sumo, el big bang postula un principio con el universo y por lo tanto, una de las causas. Sin embargo, esa causa no tiene que ser divina. Carl Sagan e Isaac Asimov popularizaron la idea del universo oscilante,2 en la que la causa es un universo anterior. Así que el big bang de ninguna manera prueba el relato bíblico. El musulmán puede hacer la misma afirmación exacta. Lo mismo sucede con la teoría del big-bang al apoyar la creencia de que Dios creó todo? En tercer lugar, la Biblia no necesita inventa o utilizar pruebas falaces para sustentar sus alegaciones. De hecho, la Biblia nos advierte en contra de seguir tales conceptos basados en el razonamiento humano en lugar de la Palabra de Dios (

Col 2:8 Mirad que no haya quien os esclavice por medio de filosofías y huecas sutilezas, según la tradición de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según el Mesías.

 ). No hay suficiente evidencia científica para confirmar la Biblia sin la adición de la teoría del big-bang. ¿Qué sucede si y/o cuando los científicos dejan de creer en la teoría del big-bang y llegan a una nueva teoría? Hay un número de científicos que ya están haciendo justamente eso! 3 Por último, y lo más importante, la Biblia solo se que no apoya la teoría del big-bang ni la teoría del big-bang apoya a la Biblia. Ellos son contradictorios en muchos aspectos. Los que afirman que el big bang (o cualquier otro de tierra antigua ideas) apoya la Biblia sin darse cuenta están engañando a la Iglesia en esta área. Consideremos los siguientes ejemplos.

En primer lugar, en su Teología Sistemática: Volumen Uno , Norman Geisler hace las siguientes afirmaciones:

a) La Biblia enseña que todo lo que vino a la existencia en el “orden exacto en que la ciencia moderna” ha descubierto.   Él pasa a la lista este orden: “el universo fue primero, entonces la tierra, la tierra y el mar.Después de esto vino la vida en el mar, entonces los animales terrestres y, finalmente, el último de todos, seres humanos “. 4 En realidad, la Biblia dice que el mar se creó antes de la tierra. Aparte de esa discrepancia, la Biblia ciertamente nos enseña este orden. Sin embargo, los comentarios de Geisler son engañosos. En primer lugar, cuando la Biblia enseña que “Dios creó los cielos y la tierra” ( Gen 1:1 ), esto no incluye el sol, la luna y las estrellas ya que estas se hicieron en el cuarto día ( Génesis 1:14-19 ) . Los adherentes al big-bang enseñan que el sol se desarrolló antes de la tierra, mientras que la Biblia enseña que la tierra era lo primero. En segundo lugar, Geisler convenientemente deja de lado la creación de las criaturas voladoras en el quinto día. Esto contradice la creencia de la evolución de muchos científicos, ya que creen que las aves evolucionaron a partir de animales terrestres (reptiles). No hay manera de reconciliar esto con el relato bíblico, sin ignorar o torcer las Escrituras.

b) En las páginas 300-301 del mismo libro, Geisler implica que la creencia en una creación en seis días es equivalente a creer que el Sol gira alrededor de la tierra. Él cita el argumento de Martín Lutero como un ejemplo. Lutero creía erróneamente en un sistema solar geocéntrico y se utiliza la cuenta de Josué del día

Jos 10:12 Y el día que YHVH entregó a los amorreos ante los hijos de Israel, Josué habló a YHVH y dijo a vista de todo Israel: ¡Sol, detente en Gabaón, y tú, oh luna, en el valle de Ayalón!

como evidencia. Sin embargo, ni Josué ni ningún otro autor bíblico hace una afirmación que, sin duda, enseña geocentrismo. Geisler procede a añadir uno de los comentarios de Lutero acerca de una creación en seis días, como si esto es tan erróneo como creer en el geocentrismo.

En segundo lugar, el Dr. Hugh Ross ha hecho la afirmación de que la vida no podría existir a menos que el universo tuviera alrededor de 14 mil millones de años. 5 Sin embargo, el Dr. Ross es muy consciente de que la Biblia enseña que un día Dios creará nuevos cielos y nueva tierra. Él no cree que esto se llevará a miles de millones de años en crear. Si Dios puede y va a crear este nuevo lugar de forma instantánea (o por lo menos en un corto período de tiempo), entonces ¿por qué no era capaz de hacerlo con la creación original? Pensamiento incoherente es típico de la antigua teología. El Dr. Ross habitualmente pone límites a Dios, que Dios no se ha puesto a sí mismo. El Dr. Ross afirma que el “Creador trascendente es por lo menos un trillón de trillones de trillones de trillones de trillones de trillones de trillones de trillones de veces más inteligente que la gente de Cal Tech”. 6 Si bien esto parece impresionante, es degradante para el Dios que es infinitamente más inteligente que cualquier persona. Aquellos que creen en una tierra joven son a menudo ridiculizados por limitar a Dios, sin embargo, el zapato es en realidad en el otro pie. Nos limitamos a tomar a Dios en Su Palabra. Según el Dr. Ross, es imposible que Dios ha creado todo en seis días de aproximadamente 24 horas cada uno a pesar de que su Palabra claramente enseña lo que Él hizo. Uno se acuerda de la declaración de Jesús en

Mat 22:29 Entonces, respondiendo Jesús, les dijo: Estáis errando, al ignorar las Escrituras y el poder de Dios;

 : ” Usted se equivoca, no conocer las Escrituras ni el poder de Dios. “¿Quién es realmente el que pone límites a Dios?

La Biblia no implica ni enseña la teoría del big-bang. De hecho, la Biblia y el Big Bang enseñan lo contrario en casi todos los eventos importantes de la historia. La Biblia enseña muy claramente que Dios creó todo en el lapso de seis días literales de aproximadamente 24 horas cada uno (Génesis 1, Éxodo 20:11 , 31:17-18 ). Cualquier intento de poner en peligro esta enseñanza produce graves errores teológicos, como se muestra en el Apéndice B . los cristianos deben aprender a confiar en la Palabra de Dios, porque ” es mejor confiar en el Señor que confiar en el hombre “( Sal 118:8 Mejor es confiar en YHVH Que confiar en el hombre.  ) . Dios dice lo que quiere decir y quiere decir lo que dice-vamos a no agregar opiniones falibles y cambiante del hombre a Su Palabra perfecta.

¿Qué pasa con la Evidencia Científica?

Muchas personas no se dan cuenta de que el Big Bang no sólo es una mala teología, pero es mala ciencia también. Es el big bang de la misma clase de ciencia que ponen a los hombres en la luna, o permite que el equipo funcione? No, en absoluto. El Big Bang no es una ciencia comprobable, repetible de laboratorio. No hace predicciones específicas que luego son confirmadas por la observación y la experimentación. De hecho, el big bang está en desacuerdo con una serie de principios de la ciencia operacional real. Vamos a explorar algunas de ellas.

Una cuestión importante es el problema de los “monopolos que faltan.” Un “monopolo” es una partícula hipotética masiva que es como un imán, pero con un solo polo. Un campo magnético tiene siempre asociados dos polos magnéticos (norte y sur), al igual que un imán. Si se corta un imán en dos partes, cada una tendrá a su vez dos polos magnéticos. Si se sigue el proceso hasta tener únicamente un electrón girando en una órbita, el campo magnético que genera tiene, también, dos polos. Por tanto, clásicamente, los monopolos no existen. Los físicos de partículas afirman que los monopolos magnéticos deben haber sido creados en las condiciones de alta temperatura del big bang. Dado que los monopolos se prevé que sean estables, que debería haber durado hasta nuestros días. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de búsqueda importantes, los monopolos no se han encontrado. ¿Dónde están los monopolos? El hecho de que no encontramos ningún monopolos sugiere que el universo nunca fue tan caliente, lo que indica que nunca hubo una gran explosión. Pero es perfectamente coherente con el relato bíblico de la creación, ya que el universo no comenzó a temperaturas extremadamente altas.

Tenga en cuenta el “problema número bariónico.” El Big Bang supone que la materia (hidrógeno y helio) fue creado a partir de la energía como el universo se expandía. Sin embargo, la física experimental, nos dice que siempre que la materia se crea a partir de la energía, como una reacción también se produce la antimateria . La antimateria tiene propiedades similares a la materia, con excepción de las cargas de las partículas que se invierten. (Así que mientras que un protón tiene una carga positiva, un protón tiene una carga anti- negativos) En cualquier reacción donde la energía se transforma en materia, produce una cantidad exactamente igual de antimateria, no hay excepciones conocidas.

El Big Bang (que no tiene materia, para empezar, sólo la energía) debería haber producido cantidades exactamente iguales de materia y antimateria. Por lo tanto, si el Big Bang fuera cierto, no debe ser una cantidad exactamente igual de la materia y la antimateria en el universo actual. Pero no la hay. El universo visible está compuesto casi en su totalidad de la materia-con pequeñas cantidades de antimateria sólo en cualquier lugar.

Además, hay muchas líneas de evidencia que indican que el universo es mucho más joven que miles de millones de años. Las galaxias espirales son un ejemplo de esto. Estas galaxias rotan diferenciada-es decir, las partes interiores giran más rápido que las partes exteriores. Así que la estructura en espiral que se vuelve cada vez más y más fuerte. Si estas galaxias eran realmente miles de millones de años de antigüedad, que se lo retorció hasta que la estructura en espiral no podía ser vista. Pero vemos a un incontable número de galaxias espirales que indiquen que son mucho más joven que lo que el Big Bang enseña.

¿Qué hacer con los problemas científicos?

Por supuesto, los partidarios del big-bang a menudo proponen varias soluciones para estos problemas.  Estos dispositivos “rescatan” a tratar de salvar el modelo de big-bang de toda la evidencia contraria. Estas hipótesis tienen sus propios problemas, para los que no son las soluciones propuestas (que sí tienen problemas y así sucesivamente). Por ejemplo, la hipótesis de la “densidad de onda espiral”  tiene por objeto preservar la estructura espiral de las galaxias para acomodar el big-bang a la escala de tiempo, pero es incompatible con los campos magnéticos que atraviesan las galaxias, para lo cual debe ser otra hipótesis invocadas.

Por lo tanto, los problemas mencionados anteriormente (y muchos otros que no fueron incluidos en este libro) no deben ser tomadas como “pruebas” que el big bang no es correcto. los partidarios del Big-bang siempre pueden invocar a un dispositivo de rescate. Se trata de la Biblia, que demuestra lo equivocado que está la gran explosión. Los problemas científicos con el big bang no hacen sino confirmar esto. Son indicios del hecho de que el big bang no es cierto.

De hecho, a fin de que la ciencia sea posible, la creación bíblica debe ser verdad. Vimos en el capítulo 7 cómo la Biblia por sí sola proporciona las condiciones necesarias para el análisis científico. Sólo si hay un Dios que está más allá del tiempo y que sostiene el universo de una manera coherente (el universo funciona como el futuro del universo pasado) la naturaleza comprobable / repetible del método científico tiene ningún sentido. Sin embargo, la promesa de Dios para defender el futuro como lo ha hecho el pasado se da en el libro del Génesis. En concreto, Gén 8:22 Durante todos los días de la tierra, no cesarán la siembra y la cosecha, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche.  nos dice que hay ciertos ciclos que podemos contar en el futuro. Sólo la creación bíblica explica por qué tenemos un universo ordenado, lógico y mentes que pueden interpretar ese universo. Sin las enseñanzas sencillas de la Biblia (Génesis en particular), qué base tenemos para la uniformidad que vemos en la naturaleza? Sin la creación bíblica, ¿qué derecho tendríamos que esperar que la ciencia es aún posible?

Al tratar de utilizar la ciencia para apoyar su caso, el defensor del big-bang ha hecho destruido filosóficamente su propia posición. El partidario del big-bang puede intentar argumentar que la ciencia refuta la creación bíblica (tierra joven), pero él está utilizando algo (la ciencia) que no tiene sentido sin la creación bíblica. Para que su argumento científico pueda dar sentido, necesariamente tendría que ser malo. La ciencia no puede existir aparte de su fundación: el Dios bíblico. Y por lo que el Big Bang no es más que un ejercicio anti-bíblico, vana filosofía, el tipo que la Biblia nos advierte en Col 2:8 Mirad que no haya quien os esclavice por medio de filosofías y huecas sutilezas, según la tradición de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según el Mesías.  .

Conclusiones

Simplemente no hay ningún motivo racional para creer en el Big Bang. No es compatible con la Biblia, y no es buena ciencia. Hemos mostrado sólo algunas de las dificultades científicas con el Big Bang. Aunque los astrónomos seculares han propuesto posibles soluciones a estos problemas, se sugiere que estos problemas son un síntoma de la visión del mundo subyacente incorrecto. El Big Bang asume erróneamente que el universo no fue creado sobrenaturalmente, sino que surgió por procesos naturales. Sin embargo, la realidad no concuerda con esta idea. La ciencia confirma el mensaje de la Biblia: “En el principio, creó Dios los cielos y la tierra.”

Notas al pie y referencias

  1. Cited by Mark Van Bebber and Paul S. Taylor in Creation and Time (Mesa, AZ: Eden Communications, 1994), p. 109.
  2. This view states that a series of big bangs occurs every 20–100 billion years and that the universe is eternal. In the past, this view was largely abandoned due to thermodynamic problems. However, a version of this model has regained some support more recently. Philosophically, this view fails because if matter were eternal, then an infinite number of days would have to be traversed before today. It is impossible to traverse an infinite number of days; therefore, there must be a beginning and a Beginner to “begin” the universe.
  3. The reader is again referred to the paper mentioned in chapter 1. It is available at <http://www.cosmologystatement.org>.
  4. Norman L. Geisler, Systematic Theology: Volume One (Minneapolis, MN: Bethany House, 2002), p. 545.
  5. He made this claim in a debate with Dr. Kent Hovind on the John Ankerberg Show and also at the Intelligent Design 2004 Conference in Highlands, North Carolina, in June 2004. Ironically, in 1996, Ross told a chapel session at Dallas Theological Seminary that “it only works in a cosmos of a hundred-billion trillion stars that’s precisely sixteen-billion-years old.”
  6. Dr. Ross stated this at the ID 2004 Conference. See previous footnote for details.

Artículo original en inglés: http://www.answersingenesis.org/articles/oect/big-bang-god