El orden en la naturaleza no es «ilusorio». La proporción áurea

 

hombre de vitruvio

Aunque ya hablamos brevemente en esta otra entrada sobre la posibilidad o no de que el orden del universo y la naturaleza sean sólo «aparentes», ampliamos el tema hoy por ser éste un argumento recurrente en el debate Ciencia-Fe.

Es curioso que, cada vez que los creyentes invocamos ese orden, claramente observable en todo cuanto nos rodea y en nosotros mismos, como una posible prueba de una inteligencia primordial, los ateos insisten en que ese orden en realidad «no existe», que «sólo nos parece que existe» porque «deseamos verlo así» (??). Y es curioso, sobre todo, porque, al postular que ese «orden aparente» es sólo caos mal interpretado, deben aceptar también que sus cerebros, esos mismos que les están indicando que el orden es sólo aparente, están gobernados también por el caos, pues esto es lo único que el azar puede producir. Aquí se da una curiosa paradoja, una contradicción que no todos los ateos consiguen captar cuando intentamos explicársela: para sostener con tanta rotundidad que el mundo natural es un producto caótico del azar ciego, deben sostener también, como una derivación lógica, que esta conclusión suya tiene muchas posibilidades de ser errónea, puesto que esta conclusión es un producto de sus cerebros, a su vez productos arbitrarios del azar. En otras palabras, cuando los ateos atribuyen esa infalibilidad a sus procesos mentales están, en realidad, alimentando una fe irracional (tan irracional o más que la que reprochan a los teístas :-)) en que sus cerebros están excluidos de la arbitrariedad general del mundo.

John F. Haught explica mejor que yo esta paradoja en los siguientes párrafos:

(Sam) Harris (neurocientífico y escritor americano, autor de «El fin de la fe») pone una enorme confianza en su propio poder de razonamiento… Hace un tácito acto de fe en su propia inteligencia crítica. Pero nunca nos ofrece una buena razón de por qué deberíamos confiar en que su mente le conducirá -y nos conducirá- a la verdad. En otras palabras, Harris jamás justifica su desmesurada arrogancia cognitiva.Sencillamente cree a ciegas en la superior capacidad de su mente para encontrar la verdad con una facilidad y una certeza inalcanzables para las personas mal orientadas por la fe religiosa. Si quiere ser para nosotros un guía fiable, ha de confiar en que su mente es capaz de ponernos en contacto con el mundo real. Pero, ¿por qué habría de confiar en su mente, dada sobre todo la visión del mundo natural a partir del cual, según se afirma, ha evolucionado la mente humana, la de Harris igual que la de cada uno de nosotros?.. Si la evolución es el (único) factor causal último involucrado en la formación de la mente humana, lo normal sería que desconfiáramos de nuestra actividad cognitiva. Puesto que es entendida como un proceso desprovisto de sentido y propósito, ¿por qué confía el naturalista científico en que la evolución sea eficiente en algo distinto de las adaptaciones? Para justificar nuestra confianza cognitiva es necesario que, aparte de la evolución, algo más opere en el gradual surgimiento de la mente en el curso de la historia natural. Pues, si nuestras mentes no son más que el resultado accidental de un proceso evolutivo sin sentido ni propósito, ¿por qué deberíamos confiar en ellas?

Ninguna interpretación puramente naturalista ofrece razones suficientes para confiar en nuestras mentes.

Una explicación darwinista de las facultades críticas de la mente no es suficiente para fundamentar la confianza que depositamos en nuestros poderes cognitivos. El propio Darwin estaría de acuerdo con esta observación»

Así es, Charles Darwin lo expresaba así en una carta dirigida a W. Graham, fechada el 3 de julio de 1881:

«De continuo surge en mí la horrenda duda de si las convicciones de la mente humana, que se ha desarrollado a partir de la mente de animales inferiores, tienen algún valor, si son verdaderamente dignas de confianza. ¿Confiaría alguien en las convicciones de la mente de un mono, suponiendo que una mente así pueda albergar algún tipo de convicción?»

Evidentemente, Darwin sí había captado la paradoja 🙂

El único modo posible de apuntalar esta tesis de que el orden natural es «ilusorio» es sostener que el mundo, la naturaleza, el universo todo, podría haber sido distinto, que antes del comienzo había un sin fin de posibilidades y que nuestro «error», el error de los teístas, es contemplar el mundo desde la perspectiva equivocada (la perspectiva acertada es la del ateo, claro :-)) Observamos el mundo, dicen, desde del «diseño acabado», por eso nos parece «ordenado». No entendemos, continúan los escépticos, que ese diseño no es tal porque la evolución, tanto cosmológica como biológica, podría haber transcurrido siguiendo cualquier otro cauce que el que tomó. Unos cauces -siempre, por supuesto, erráticos y arbitrarios- «podrían» haber llevado a un buen fin y otros no. Eso, nos conceden nuestros ateos, nunca lo sabremos, pero sí sabemos que tuvimos una gran suerte ya que el cauce elegido caprichosamente por la evolución funcionó y dio origen a la vida organizada y, en última instancia, a la aparición del ser humano y su prodigioso cerebro.

Suertudos que somos 🙂

El problema cuando se postula un «podría haber sido», es que apelamos a un escenario virtual no verificable que, además, excluye el escenario real desde el cual hacemos esa apelación. El «podría haber sido» es un comodín útil para salir del paso si tu oponente en el debate te empieza a acorralar, pero carente de un valor argumental real, pues sostiene como una opción válida lo que es sólo una afirmación indemostrable. Se trata, pues, de una falacia, de la misma categoría que esas de las que suelen acusar los ateos a los creyentes. El «podría haber sido» es un condicional, estamos elucubrando desde el momento presente sobre un pasado que no llegó a ser precisamente porque, si ese pasado hubiera sido, no habría sido nuestro presente. Por eso, detrás de las palabras «podría haber sido» puedes añadir lo que gustes, tenga o no sentido, sea o no una estulticia, y no habrá manera de refutarlo. Un chiste muy viejo cuenta cómo un anciano le confiesa a un amigo: «Yo podría haberme casado con Sofía Loren», el otro contesta escéptico,«sí, claro», «te lo digo en serio», insiste el primero, «estuve a punto: yo le pedí que se casara conmigo y ella me dijo que no» :-).

Yo «podría haber sido» gobernadora de Atlanta, pues sí, claro que sí, «podría», y «podría» haber nacido en Katmandú y la vida «podría» estar basada en el bismuto en lugar del carbono. ¿Quién puede demostrar lo contrario? Pero me temo que, si alguien esgrime el argumento de la no falsabilidad para anular la hipótesis Dios, no sería muy honesto por su parte esconder ese mismo argumento en el fondo del cajón cuando se trata de aplicarlo a la falsabilidad de su propia hipótesis.

La naturaleza es como es actualmente y a partir de ahí debemos partir. El mundo natural es una gigantesca, variada y asombrosa maquinaria perfectamente eficaz y debemos basar nuestros argumentos en lo que sí es verificable desde donde estamos, y lo verificable es que en el cosmos existe un orden visible. Un orden real, objetivo, medible, no ilusorio o aparente. Si no existiera, como afirma el físico Paul Davies en el primer enlace que ofrecemos en esta entrada,«la Ciencia quedaría reducida a una farsa sin contenido», puesto que toda ella basa su formidable andamiaje en la robusta realidad de ese orden. Si no hubiera orden en la naturaleza, las matemáticas, concebidas para describirlo, serían imposibles y, sin matemáticas, no habría Ciencia.

Azar es sinónimo de caos y el caos, por definición, no sigue normas o rígidas pautas, propias o ajenas, no elabora patrones ni dicta leyes inamovibles. Ni en uno ni en un millón de años. El ateo, leal como nadie a su compromiso con el materialismo, puede declarar si lo desea que el azar es el único autor de todo lo que vemos, pero afirmando esto, se verá abocado a admitir que ese azar, en el que confía tan ciegamente, y al que cree capaz de realizar -como escribió el biólogo Javier Sampedro «escalofriantes contorsiones», no es el azar cotidiano que experimenta a diario y al que, como mucho, nuestro ateo sólo confiaría su deseo de que le toque la lotería :-). El azar en el que cree el ateo, no es el azar que opera en la naturaleza. El azar que opera en la naturaleza no es estéril ni errático, es un «azar» anómalo, excepcional, que escribe sus designios sobre papel pautado y los ejecuta en la naturaleza con una precisión matemática. En tres palabras: no es azar.

«La enorme utilidad de las matemáticas en las ciencias naturales es algo que roza lo misterioso, y no hay explicación para ello. No es en absoluto natural que existan ‘leyes de la naturaleza’, y mucho menos que el hombre sea capaz de descubrirlas. El milagro de lo apropiado que resulta el lenguaje de las matemáticas para la formulación de las leyes de la física es un regalo maravilloso que no comprendemos ni nos merecemos».

Eugene Paul Wigner  
Físico y matemático húngaro
Premio Nobel de Física en 1963

En este caso, los creyentes tenemos todo el derecho a preguntar «qué» o «quién» ha pautado el papel.

Recordamos, una vez más, que el materialismo es una corriente filosófica que surgió antes del s. XIX, a rebufo del espíritu de los tiempos y cuando la Ciencia todavía no sabía qué era esa materia a la que estaba concediendo un poder cuasi omnímodo (aún hoy no lo sabemos con seguridad). Una doctrina surgida, en buena parte, como oposición a la concepción religiosa del mundo y no como resultado de los descubrimientos científicos. Si apelamos a la materia como única realidad, no queda otra opción que atribuir al azar todo lo que no sabemos cómo ocurrió. «No es que sea así, es que tiene que ser así, porque fuera del materialismo no encontramos ninguna otra explicación» aseguraba ingenuamente un divulgador en cierto debate televisivo evidentemente sin entender el alcance de lo que decía. Y así ha ocurrido desde entonces, cada nuevo descubrimiento fue «embutido» a empujones en el molde del fisicalismo y lo que no cabía en ese molde, simplemente fue ignorado o tachado de «fraude», lo fuera o no. Así hasta el día de hoy.

Los ateos acusan a muchos grupos religiosos (en muchas casiones con razón) de «retorcer» los descubrimientos de la Ciencia para que encajen en sus libros sagrados… Esta táctica, deshonesta venga de donde venga, no difiere demasiado de lo que hacen los fisicalistas: retorcer esos mismos hechos para que encajen en su estrecha concepción materialista del universo. Como consecuencia de una de esas fantásticas piruetas de acomodación, nació en el siglo XIX una nueva versión del azar: el habilidoso, concienzudo, inteligentísimo y, esta vez sí, «ilusorio»,  azar de los huecos 😉 

***

A continuación les invito a leer unos párrafos de un artículo aparecido en la revista National Geographic Historia, nº 129, firmado por el matemático y periodista científico Enrique Gracián. El artículo está dedicado a la proporción de Fibonacci, y el «mágico» número áureo que se repite una y otra vez, casi obsesivamente, tanto en la Tierra como en el resto del universo. Una de las muchas pruebas de que la naturaleza, lejos de ser una amalgama informe y sin sentido (lo que esperaríamos de la actuación errática del azar), sigue unas rígidas normas matemáticamente estructuradas. Es un artículo excelente, no se lo pierdan:

«Se suele simbolizar con la letra griega Φ (phi) y su valor aproximado es 1,6180. Lo encontramos definido por primera vez en el libro VI de los Elementos del matemático y geómetra griego Euclides; allí aparece descrito como una relación entre longitudes, lo que sugiere que está asociado con la idea de proporción. La figura geométrica más sencilla que se puede construir manteniendo esta proporción es un rectángulo. Para ello basta con que el lado más pequeño mida 1, y el más largo, 1,6180. Esta sencilla figura es un rectángulo áureo, adjetivo que introdujo en la década de 1830 el matemático alemán Martin Ohm. ¿Qué tiene de especial? Que está en todas partes.

90bfb9c9fea000a3fa0c1305fabc3795

regla aurea

dios y la regla aurea .

bee

golden ratio      ...

numero sagrado

peacock

Fibonacci helecho

gratio_stem

En los cánones estéticos de la antigua Grecia representaba las proporciones perfectas y se utilizaba en la mayoría de las construcciones arquitectónicas: fue patrón de belleza para los artistas del Renacimiento, aparece en la mayoría de las catedrales góticas y en el edificio de la ONU de Nueva York (…) (El arte imitando a la naturaleza :-)) La proporción áurea está presente en la arquitectura del ADN, el crecimiento de multitud de organismos o la distribución de los planetas del sistema solar.

regla aurea y dios

(Y, por supuesto, en el cuerpo humano :-))

sci_17_hand

regla aurea y dios   ....

regla aurea   ....

En el cuerpo humano la proporción áurea se presenta de diferentes maneras:

– La relación entre la altura de un ser humano y la altura a la que se encuentra su ombligo.
– La relación entre la distancia del hombro a los dedos y la distancia del codo a los dedos.
– La relación entre la altura de la cadera y la altura de la rodilla.
– La relación entre las divisiones vertebrales.
– La relación entre las articulaciones de las manos y los pies… Entre otras.

Leonardo de Pisa, conocido como Fibonacci, fue uno de los matemáticos más destacados de la Edad Media. En su obra más relevante, El libro del ábaco, de 1202, expone un problema sobre la reproducción de conejos cuya solución le da pie a representar una sucesión infinita de números naturales (pueden consultar una explicación detallada de este problema de Fibonacci en el enlace anterior). La posibilidad de ir añadiendo elementos mediante una suma, pero sin alterar la forma, da lugar a una pauta de crecimiento que podemos observar en estructuras de la naturaleza tan diversas como el desarrollo espiral de una galaxia,

dios y la regla aurea  .

las huellas dactilares,

huella dios

o la distribución de los pétalos de las flores.

regla aurea    rosa

(Y no sólo en los pétalos :-))

proporcion aurea

e_sutiles16

col regla aurea

fib4_1

En la Italia renacentista, el número de oro fue retomado por Luca Pacioli(matemático y sacerdote franciscano, por cierto) quién llevó a cabo un exhaustivo estudio del mismo en una de sus obras más influyentes: De la divina proporción. Ilustrada con dibujos de Leonardo da Vinci, en ella explicaba las relaciones existentes entre el número áureo y la sucesión de Fibonacci: cualquier término de ésta se obtiene multiplicando el anterior por el número áureo…

Las espirales son líneas curvas que se generan a partir de un punto y se alejan del centro a la vez que giran a su alrededor. Esta curva ha fascinado desde antiguo a artistas y científicos; es un símbolo ornamental y religioso presente en muchas culturas, y una de las formas más frecuentes en el mundo natural. Entre los genios que aunaron las cualidades del artista y conocedor de las leyes de la geometría destaca el pintor Alberto Durero, quien en uno de sus libros sobre medición explicacómo dibujar una espiral a partir del rectángulo áureo. Si construimos un cuadrado en la izquierda de dicho rectángulo, a la derecha nos quedará un rectángulo más pequeño. Y resulta que este nuevo rectángulo también guarda las proporciones áureas. Este proceso se puede repetir hasta el infinito, con lo cual obtendremos una sucesión de rectángulos áureos y cuadrados cada vez más pequeños.

regla-aurea

(Utilizando un compás, a partir de este «rectángulo áureo» se puede dibujar una espiral que tiende al infinito, la llamada «espiral de Durero»).

proporcion-aurea

En términos matemáticos no es una auténtica espiral, pero es una buena aproximación a la espiral logarítmica que el matemático suizo Jakob Bernoulli bautizó como Spira mirabilis, ‘la espiral maravillosa’. El número áureo forma parte intrínseca tanto de la serie de Fibonacci como de la espiral logarítmica, dos conceptos matemáticos que se combinan en la formación de elementos tan dispares como plantas,

espirals

regla aurea  flor  .

golden ratio   ....

regla aurea  flor

golden ratio

regla aurea     .-

huracanes,

huracán regla aurea

o galaxias.

dios y la regla aurea  .

(La relación entre las nervaduras de las hojas de los árboles, la relación entre el grosor de las ramas principales y el tronco y la relación entre las ramas principales y las secundarias también obedecen a la proporción áurea).

Image1

Así pues, el número Φ … gobierna el desarrollo de distintos seres vivos. La distribución de las escamas en una piña tropical,

Pineapple_by_vlargg

el desarrollo de la concha de los caracoles,

golden ratio dios

o la forma en que se agrupan las semillas de las plantas son algunos ejemplos de la presencia del número áureo en la naturaleza, lo que lleva a pensar que obedece a algún tipo de funcionalidad que aún desconocemos».

golden ratio caracolas

chameleon_fibonacci

regla aurea   ..

863a60f72fb40a295eda85d283fd38b9

golden ratio  ....

El número áureo y la proporción de Fibonacci aparecen, como venimos diciendo, en la descripción de las órbitas planetarias, está involucrado en las distancias entre los planetas y sus períodos, en la reflexión de la luz en el cristal, en las células del sistema nervioso, etc. Es decir, abarca un terreno demasiado amplio como para adjudicarlo exclusivamente a las instrucciones encriptadas en el ADN. Aunque así fuera, aunque la proporción áurea resultara ser sólo la resolución física de una de las innumerables instrucciones inscritas en el libro de de la vida, aún quedaría mucho campo para abonarlo con preguntas. Pero no es así.

Resumiendo, amigo ateo, usted puede -adornando al azar con el ingenio que necesite para que el argumento le funcione- creer que el orden de la naturaleza surgió y se desarrolló por sí solo, de acuerdo, pero no puede negar que ese orden existe. 

Puede hacerlo, claro, nadie se lo impide, pero sería como negar que existen las estrellas, los océanos, el Cañón del Colorado y el cordero a la riojana.

 😉

***

“El matemático juega a un juego en el que él mismo inventa las reglas, mientras que el físico juega a un juego en el que las reglas son proporcionadas por la naturaleza; pero a medida que pasa el tiempo se hace cada vez más evidente que las reglas que el matemático encuentra interesantes son las mismas que las que ha escogido la naturaleza”.

Paul Adrien Maurice Dirac
Físico teórico inglés
Premio Nobel de Física en 1933 
***
“Entre los seres vivos resulta patente el orden, obra de un Poder superior al que yo llamo Dios. Es en este punto donde coinciden la fe y la verdad científica. La primera de ningún modo contradice a la segunda, sino que la completa al aportar una comprensión más sencilla del universo»
Jean Dorst
Biólogo, ornitólogo, paleontólogo francés
Formado en la Universidad de París
Miembro de la Academia de las Ciencias 
*** 
 
«El mundo es racional… El orden del mundo refleja el orden de la mente suprema que lo gobierna»
 
Kurt Gödel
Lógico, matemático y filósofo austriaco
Doctor por la Universidad de Viena
Considerado uno de los más importantes lógicos de todos los tiempos
Célebre por sus dos Teoremas de la Incompletitud

FUENTE: http://frasesdedios.blogspot.com/2015/01/el-orden-en-la-naturaleza-no-es.html

 

Se aproxima una catástrofe económica: Antal Fekete

Antal Fekete, fundador de la Nueva Escuela Austriaca de Economía.

Antal Fekete, fundador de la Nueva Escuela Austriaca de Economía.

Ésta es la entrevista completa con el fundador de la Nueva Escuela Austríaca de Economía.

El blog de Inteligencia Financiera Global se complace en presentar la siguiente entrevista exclusiva con el Prof. Antal E. Fekete, fundador de la Nueva Escuela Austríaca de Economía, científico monetario, proponente del nuevo patrón oro y un crítico del sistema monetario basado en dinero irredimible (dinero fiduciario o fíat). Sus revelaciones dejarán huella.

Gracias por aceptar esta entrevista, Profesor.

– Profesor Fekete, ¿por qué decidió fundar la “Nueva” Escuela Austríaca de Economía (NASOE, por sus siglas en inglés)? ¿Encontró algo equivocado en la “vieja escuela”? ¿Qué hay de Carl Menger y Ludwig von Mises?

– Lo que encontré fue que los economistas austríacos después de Mises, pero también el propio Ludwig von Mises, se habían desviado sustancialmente para mal de las enseñanzas de Carl Menger. Así que en mi opinión una gran parte de las investigaciones de los economistas austríacos es un error. Me di a la tarea de criticar por mí mismo la desviación de las enseñanzas de Menger y corregirla. La lista incluye el haber desestimado la Doctrina de las Letras de Oro de Adam Smith, la teoría del interés como distinta de la teoría del descuento, por nombrar algunas. La Nueva Escuela Austríaca de Economía fue lanzada bajo el eslogan: “¡De vuelta a Menger!”

– Sabemos que no apoya las teorías keynesianas ni monetaristas. ¿Por qué están equivocadas? ¿Cuál es su mayor error si es que lo tienen?

El mayor error del keynesianismo y del monetarismo al estilo Friedman es que favorecen la desestabilización de la estructura de la tasa de interés que antes era estable, pero que comenzó a fluctuar y, más recientemente, a hundirse en el agujero negro del interés cero. Todo esto fue consecuencia del éxito de Keynes y Friedman en socavar y finalmente derrocar al patrón oro.

– Si estas dos teorías están equivocadas, ¿por qué piensa usted que se convirtieron en las teorías predominantes alrededor del mundo? ¿Fueron impuestas por alguien?

– Se convirtieron en predominantes por razones de su demagogia. Están diseñadas para apelar al propio sentido de justicia: el antídoto contra la miseria en medio de la abundancia. Sacan provecho del terriblemente bajo nivel de educación basado, como es, en la envidia. Se caracteriza por un abandono casi total de las ramas apriorísticas de la ciencia: la lógica, las matemáticas y la economía. Y lo digo como un matemático profesional. Keynes cautivó a F.D. Roosevelt; Friedman a Nixon. Estos dos presidentes estuvieron felices de pisotear la Constitución de los Estados Unidos durante sus mandatos. Como consecuencia, el patrón oro fue destruido y las divisas irredimibles fueron impuestas a los ciudadanos americanos en 1933, y a cada ciudadano de la Tierra en 1971. Al mismo tiempo el oro del pueblo fue saqueado por el gobierno.

– ¿Puede el capitalismo auténtico prosperar en un sistema de dinero fíat, que se basa en las deudas que crecen exponencialmente?

– Es obvio que no. Las señales de que el gran experimento con la divisa irredimible mundial es un fracaso sin paliativos están a nuestro alrededor.

– ¿Es legítimo el llamado “Estado del Bienestar” bajo el capitalismo o es un tipo de socialismo?

– El Estado del Bienestar es un desvergonzado esquema Ponzi donde los costos son pateados hacia delante y cargados a las futuras generaciones. Es un esquema para esclavizar a los que aún no nacen. El hecho de que el electorado permitiera ser estafado para aceptarlo es indicativo del nivel extremadamente bajo de educación en el mundo. Ni siquiera merece llamarse “educación”. Un término más preciso sería “entrenamiento de futuros siervos”.

En contraste, el socialismo no es un esquema de estafa. Ha sido adoptado por algunas personas muy inteligentes que permitieron que sus acciones fueran guiadas por su compasión y emociones en lugar de su intelecto y el razonamiento frío. Había un dicho en Alemania durante las últimas décadas del siglo XIX que iba así: “Si usted está en sus veinte años y no es socialista, entonces no tienen corazón. Pero si usted está en sus cuarenta años y sigue siendo socialista, entonces no tiene cerebro.”

– Si nuestro sistema monetario fíat está condenado, ¿deberíamos regresar al dinero sólido usando monedas de oro y plata otra vez? ¿Cómo podríamos tener un “renovado” y práctico patrón oro?

– La transición es más simple de los que la mayoría piensa. No hay necesidad de desafiar la autoridad de la Reserva Federal (Fed), que sería inútil de todos modos, ni tampoco hay necesidad de agitar el capote rojo del patrón oro enfrente del toro de papel. Bastaría con que una jurisdicción, por ejemplo, el Reino Unido con su soberano (moneda) de oro, Suiza, con su Vrenely de oro (moneda de 20 francos suizos), Francia con su Napoleón de oro o Hong Kong con su Panda de oro abrieran su Casa de Moneda a la acuñación de este metal (y plata).

Con más detalle, si una jurisdicción garantizara que la Casa de Moneda permanecerá abierta a la acuñación ilimitada de oro y plata en las buenas y en las malas, en particular, si acuñara todo el oro que le fuera llevado independientemente de la cantidad, entonces el problema se solucionaría en gran medida. Las minas de oro de todo el mundo acudirían a la Casa de Moneda a entregar su producción a cambio de Letras de Oro pagadas en la moneda estándar en 91 días (el tiempo que toma refinar el metal y acuñar las monedas). Las minas de oro a su vez subastarían sus Letras de Oro al mejor postor (a la parte que ofrezca el descuento más bajo con respecto al precio facial). De esta manera se establecería una tasa de descuento de oro creíble, que no está amañada por los bancos centrales y el sistema bancario.

Hay una enorme demanda latente para este tipo de letras de oro, ya que a partir de los últimos ochenta años el mundo ha sido privado por la fuerza de la posibilidad de intercambiar oro por ingresos en oro. Las grandes compañías de seguros y fondos de pensiones se lanzarían a conseguir estas letras de oro, ya que actualmente no tienen buenos activos para cubrir sus crecientes pasivos. Pero también lo harían las grandes casas comerciales que financian el comercio mundial de alimentos, combustible y forraje, debido a que el petrodólar está mostrando fatiga a un nivel peligrosamente alto y podría colapsar bajo estrés en cualquier momento. La competencia de otras divisas por ponerse en los zapatos del petrodólar es en vano. No pueden competir con la letra de oro. Solo pueden participar en la mezquina guerra de divisas.

Del mismo modo, los productores de plata recibirían letras de plata en la Casa de Moneda y las subastarían a la tasa de descuento de la plata, proveyendo así financiamiento alternativo para el comercio de otros productos de primera necesidad. Esto sería equivalente a la remonetización de la plata, que recapitalizaría la economía mundial que hoy tiene su capital hecho un desorden. Sería una increíble reversión de la historia.

La belleza de este plan es que no hay necesidad de atacar e invadir la sede de la Fed sobre Constitution Avenue para echar a los pillos. La Reserva Federal puede seguir con su irracional inundación del mundo con dólares de papel. Una vez que su monopolio se haya roto, la decisión de elegir la moneda reside en el pueblo. ¡Que el pueblo decida si quiere dinero de papel, o si quiere monedas de oro a cambio de sus productos y servicios! Si el Congreso no está dispuesto o no puede restaurar las cláusulas monetarias de la Constitución (de EE.UU.), y si los poderes Ejecutivo y Judicial no pueden cumplir con su deber de proteger al país de los estragos de la degradación de la divisa a causa del poder ilimitado de la Fed, entonces la gente debe tomar la ley en sus manos. Pueden hacerlo acuñando su oro y su plata en cualquier Casa de Moneda que puedan.

– ¿Qué tan probable es que las letras respaldadas en oro comenzarán a circular espontáneamente como usted sugiere? ¿Podría ser en cuanto una Casa de Moneda se abriera al oro en alguna parte del mundo?

– Muy probable. Si no ha ocurrido aún, es porque los países descontentos con el petrodólar están compitiendo por elevar su moneda al status de “divisa mundial de reserva” para reemplazarlo. Ese es el punto. El euro fue concebido en el pecado, ya que sentía envidia y quería apoderarse del territorio del petrodólar. No quería una reforma genuina. Desconocido para la mayoría de los observadores, estamos en medio de una mezquina guerra de divisas para decidir el tema de la hegemonía entre los contendientes. ¿Cuál promesa fallida servirá mejor al mundo? Tarde o temprano, las partes en conflicto se darán cuenta de que sus esfuerzos son en vano. La letra de oro es muy superior a cualquier promesa irredimible, sin importar qué tan bonita nos la puedan pintar.

– La plata fue desmonetizada en el siglo XIX y el oro cien años más tarde. ¿Usted cree que fue un ataque premeditado? ¿Podría ser parte de un “plan de largo plazo” para pavimentar el camino al dinero fíat?

– Me tomó mucho tiempo encontrar la respuesta a esta pregunta. El patrón plata ha sido víctima de una conspiración de dos estados advenedizos: la Unión victoriosa en la Guerra Civil contra la Confederación (en Estados Unidos), y el recién nacido Reich alemán victorioso en la guerra franco-prusiana contra Francia. Sólo tienes que hacer la pregunta: ¿cui bono? (¿quién se beneficia?, ¿en el interés de quién se libraron estas guerras?) Por supuesto, las teorías conspirativas son notoriamente difíciles de probar. Pero luego, también son difíciles de rebatir. El culpable fue un consorcio secreto de casas bancarias multinacionales del siglo XIX que operaron con la complicidad de los gobiernos victoriosos. El consorcio aceptó la disciplina de un patrón oro temporalmente. Habiendo tenido éxito saboteando el patrón plata, era más que seguro que a su debido tiempo también tendrían éxito en sabotear el patrón oro. Y he aquí, eso es exactamente lo que hicieron durante los 100 años transcurridos.

– ¿Qué es dinero desde el punto de vista de Menger?

– Menger definió el “dinero” como la moneda estándar acuñada en un metal monetario (oro o plata). El metal superior (oro) es más mercadeable que cualquier otra mercancía. Esto significa que su utilidad marginal declina a la menor tasa de lo que cualquier otra. En términos prácticos, el diferencial entre el precio a la venta y a la compra de la mercancía más mercadeable  disminuye más lentamente que el de cualquier otra mercancía a cada vez mayores cantidades ofrecidas a la venta en los mercados. Nos guste o no, el producto más mercadeable es el oro. El metal junior(la plata) es más mercadeable que cualquier otra mercancía excepto el oro. Nos guste o no, el segundo producto más comercializable es la plata, incluso después del abuso sin precedentes del que fue objeto durante el período de cien años entre 1873 (año en que se desmonetizó la plata) y 1973 (cuando se terminó por desmonetizar al oro).

– Sabe, muchas personas siguen el precio del oro y dicen “el oro está subiendo (o bajando)”. Olvidan un concepto más importante: el valor. ¿Podría decirnos cuál es la diferencia entre “precio” y “valor” del oro? ¿La gente debería fijarse más en el precio o en el valor de los metales preciosos monetarios?

– Es correcto, el “precio de oro” es tan insignificante como “el largo de la vara de medición”. Me divierto mucho viendo jugar a los fanáticos del precio del oro en las manos de sus torturadores. Parlotean a los medios que “el precio del oro ha subido muy rápido de 1,000 a 1,300 dólares”, cuando lo que deberían decir es que “el dólar ha perdido 23% o casi la cuarta parte de su valor en un dos por tres”. A los ojos de la gente el precio del oro es lo mismo que el valor del oro (debido a que en todos los otros bienes estos dos conceptos coinciden). Eso es exactamente lo que los manejadores del dólar irredimible quieren que la gente crea. Esto pone el catastrófico colapso del dólar bajo una óptica más favorable. Pero es un hecho que el precio del oro y el valor del oro son dos cosas diferentes. El valor del oro es constante mientras que su precio fluctúa, lo que significa que el valor del dólar fluctúa. Este hecho debe ser escondido a como dé lugar. La gente debe mantenerse en la ignorancia en lo que concierne al peligro de que el valor del dólar, como el World Trade Center, amenaza con colapsar y enterrarlos bajo los escombros en el momento en que menos lo esperen.

– Muchas personas incluyendo académicos muy famosos creen que el actual sistema monetario con el dólar como la divisa de “reserva” es sostenible, a pesar del hecho de que la Fed y todos los demás bancos centrales estén ocupados imprimiendo cantidades ilimitadas de dinero fíat. ¿Usted está de acuerdo?

– Por supuesto que no. No voy a cuestionar la honestidad intelectual de estos caballeros. En cambio, trato de racionalizar su pensamiento. Sólo pueden pensar en términos de modelos lineales, ignorando así por completo la dinámica del caso. Hay un punto crítico a partir del cual la degradación (de la divisa) se vuelve no-lineal, es decir, incontrolable. Ignoran deliberadamente las consecuencias que vienen detrás con la inevitabilidad de las leyes de la ciencia.

– Ahora bien, muchos analistas aseguran que las rondas de flexibilización cuantitativa (QE, en inglés) nos llevarán a la “hiperinflación”. ¿Qué opina?

– Estoy enfáticamente en desacuerdo. Muy por el contrario, el QE (un eufemismo estúpido para lo que simplemente debería ser llamado monetización de la deuda gubernamental) nos lleva a la deflación a través de la erosión del capital. La cadena de la causalidad es la siguiente: QE significa comprar bonos, o aumentar el precio de los bonos. Pero esto no es una buena noticia para los empresarios. Son muy malas noticias de hecho. Esto significa que su capital está siendo vaporizado. ¿Por qué? Bueno, su capital es similar a la deuda en bonos. Debe ser cargada en la columna de pasivos de la hoja de balance, no en la de activos. Por lo tanto, el incremento del precio de los bonos fuerza un decremento del capital, no un incremento como piensan los ingenuos. La erosión del capital en todos los ámbitos es deflación, no inflación. El déficit de la cuenta de capital debe ser reemplazado por medio de una inyección de nuevo capital, de la misma manera que el capital físico de una firma debe ser reemplazado después de que lo destruyó un incendio accidental. Si no es así, entonces la empresa colapsará inesperadamente a su debido tiempo. Se le conoce como el “síndrome de la muerte súbita”.

El amargo final del QE no es la hiperinflación. Es la depresión, la descapitalización, la parálisis de la economía. Eso es lo que estuvo ocurriendo en la década de 1930, y eso es lo que está sucediendo en estos momentos. A principios de 1920 la Reserva Federal, de modo totalmente ilegal, introdujo la política de compras de bonos en el mercado abierto, como se le llamó al QE entonces. Eso fue letal para una economía en dificultades que ya se estaba pudriendo como fruto en el árbol, lista para caer en cualquier momento. Puedo ser una minoría de uno, pero tenazmente sostendré que la Gran Depresión fue provocada por el hombre: fue el resultado del debilitamiento artificial de la estructura de la tasa de interés a través de la compra de bonos de la Reserva Federal.

– ¿Entonces es falsa la Teoría Cuantitativa del Dinero?

– La Teoría Cuantitativa del Dinero es el seudo-teoría más destructiva en la historia de la ciencia, causando un enorme daño. Es difícil ver cómo científicos serios pudieron tratarla con respeto. Puede que sea válida únicamente bajo las circunstancias más restrictivas, como la ausencia total de mercados financieros y de bienes raíces en la economía, cuando el dinero extra no se puede utilizar para nada más que para la compra de materias primas.

– Usted ha dicho que el oro NO obedece las leyes de la Oferta y la Demanda. ¿Por qué?

– El oro es un metal monetario. Su utilidad marginal para todos los efectos prácticos, es constante. Cuando la patología del régimen de moneda irredimible se manifiesta, la demanda de oro va en aumento, pero eso no trae consigo un aumento de la oferta. Por el contrario, da lugar a una disminución. Es la antigua (Ley de) Gresham: el dinero malo saca de la circulación al dinero bueno. El oro es el mejor dinero que tenemos.

– ¿Podría explicar los conceptos de Base y Cobase del oro y por qué la NASOE estudia su interrelación?

– El concepto de base surgió por primera vez en los mercados de futuros de granos en Chicago en el siglo XIX. Por supuesto, en ese momento no había comercio de futuros de oro, por lo que no había base del oro. El comercio de futuros de oro comenzó en la Bolsa de Materias Primas de Winnipeg (Winnipeg Commodity Exchange), Canadá, en 1972 (antes de 1975, cuando todavía era ilegal en los Estados Unidos poseer y comerciar el oro monetario). Fui a Winnipeg para estudiar de primera mano la Base del oro. Creo que fui el primero en introducir el concepto de base del oro en el discurso académico.

Tomó varios años antes de que quedara claro que el comportamiento de la base de oro es muy diferente al de la base del trigo, por ejemplo. Le costó el puesto al economista en jefe del COMEX (Commodity Exchange) quien no pudo resolver el rompecabezas. La base del trigo muestra un patrón cíclico indicativo del año de cosecha. La base del oro muestra un patrón de desaparición indicativo de que el oro monetario vuela a esconderse. Estrictamente sobre la base de la lógica predije la llegada de la backwardation del oro.

– A propósito. ¿Qué es la backwardation del oro y por qué es importante como indicador de desastre financiero actual? ¿Se puede volver permanente la backwardation?

Backwardation simplemente significa que la base se vuelve negativa. Es una característica habitual de los mercados de futuros de materias primas agrícolas. Se produce al final del año de cosecha cuando se dispone del grano de los elevadores (de grano), los cuales se están preparando para recibir la nueva cosecha. En ese momento se restaura el contango. Contango es lo contrario de la backwardation; significa que la base es positiva.

A diferencia de la backwardation en los granos, la backwardation del oro es altamente anómala. Es indicativa de una gran perturbación oculta. El estado normal del mercado de futuros de oro es el contango.

La definición de la base del oro es la diferencia entre el precio de los futuros de oro más cercanos y el precio del oro con entrega al contado (spot).

Mi alumno Sandeep Jaitly, siguiendo el pensamiento de Menger, introdujo un refinamiento que resultó ser significativo y muy importante para la teoría de la base, el contango y la backwardation. En el mundo de Menger el precio nunca es monolítico; se divide en el precio más alto, a la venta y el más bajo, a la compra. Las transacciones reales se llevan a cabo entre los dos, y el problema que la economía está llamada a resolver es cómo se forman el precio a la compra y a la venta. En consecuencia, Sandeep refinó la definición de base como la diferencia entre el precio a la venta para el contrato de futuro más cercano y el precio a la compra al contado (spot). Al mismo tiempo introdujo el concepto de Cobase como la diferencia entre el precio a la compra del futuro más próximo y el precio a la venta con entrega al contado. (spot). La Base es la estrella guía del almacenista cuando decide que prefiere llevarse el bien físico que el contrato de futuros (esto es, que incrementa netamente su inventario); la Cobase es su estrella guía cuando decide “descargar” el bien físico y prefiere el contrato de futuros (esto es, que decrece su inventario en forma neta). Así, la teoría del intercambio en el mercado de futuros es vista como la teoría del almacenamiento (opuesta a la mal construida teoría del seguro de Keynes).

La interacción entre la base y la Cobase del oro es de lo más importante. El hecho es que, aunque primero la base del oro solo está “mordisqueando” valores negativos, conforme continúa sin cesar la salida de circulación del oro monetario, el mercado de futuros de oro finalmente se hunde en backwardation permanente desde la que no hay retorno (justo como tampoco hay retorno de un agujero negro en la física). La NASOE hace un trabajo pionero en esta área y estamos muy orgullosos de ello. Nadie puede predecir el día exacto en que el dólar irredimible morirá, y tampoco podemos en la NASOE. Pero, a diferencia de otros, podemos hacer declaraciones cualitativas sobre las circunstancias bajo las cuales tal escenario se desarrollará. No hay duda de que la backwardation permanente del oro, cuando venga, anunciará no sólo la muerte del dólar irredimible, sino también la reducción del comercio mundial de multilateral a bilateral, totalmente insuficiente en una economía compleja como la nuestra.

– Desde una perspectiva académica, ¿usted cree que los mercados del oro y la plata son manipulados?

– No creo que estén más manipulados de lo que siempre han estado. Todos los gobiernos de la historia han participado en ello. Siempre han luchado para acumular tanto oro como les sea posible, por las buenas o por las malas. La manipulación del oro incluso tiene un nombre: se llama mercantilismo. No es una política muy inteligente. Una política más inteligente sería alentar el uso del oro en la vida cotidiana en vez de tenerlo detenido y encarcelado en las bóvedas de los bancos centrales.

Las personas deben sentirse seguras en su posesión de oro. Este es un requisito previo a lo que se conoce como una “era dorada”, y que se refiere a una época en que la gente está feliz y dispuesta a gastar su moneda de oro, porque tienen confianza en que siempre podrán tenerla de regreso en los mismos términos. Cuando esta confianza se pierde, el oro se esconde. Esto es cierto no sólo bajo el patrón oro, sino también bajo el régimen de divisa irredimible. Cuando el oro goza de gran visibilidad, es indicativo de buenos tiempos. Cuando el oro corre a esconderse, los buenos buenos tiempos dan paso a tiempos difíciles.

– Profesor Fekete, como sabe, China está actualmente comprando cantidades impresionantes de oro. ¿Se están preparando los chinos para el colapso del sistema monetario global?

– Pienso que es prudencia. La civilización china es mucho más antigua que la nuestra. Una de sus ventajas es la alta estima que tienen por la virtud del ahorro. Nuestra propia civilización falló esta prueba: ha sido víctima de los cantos de la sirena del keynesianismo y, más tarde, del monetarismo estilo Friedman, cantando la canción del consumismo a costa de los ahorros y la providencia.

Es posible, por supuesto que China, además de simplemente ser prudente y previsor esté también preparándose para el Armagedón del colapso del sistema monetario internacional, peligro que muy pocas personas en Occidente reconocen. Ciertamente, los Estados Unidos cometieron un error colosal en dejar que China tomara el liderazgo en la promoción del oro como metal monetario. Pagará un precio muy alto por esta estupidez. Las universidades de Estados Unidos están poco preparadas para hacer frente a la crisis monetaria que se avecina. Han eliminado sistemáticamente de sus planes el estudio del dinero de oro. Los garabatos de académicos sicofantes, representando seudo-ciencia diseñada para probar que la divisa irredimible es la ola del futuro, han sustituido a la investigación imparcial. El keynesianismo como un esquema de lavado de cerebro es eclipsado sólo por el Lysenkoísmo en su alcance. No es un mérito que el keynesianismo no tuviera que recurrir al Gulag y al pelotón de fusilamiento en la discusión con sus oponentes. Estos sabían cuál era su deber y cedieron.

– Así que, ¿Estados Unidos es una especie de Nuevo Imperio Romano que cae? ¿Es el dólar americano el nuevo denario romano que está siendo degradado hasta no valer nada?

– Parece ser el caso. El Imperio Romano representó la cima del conocimiento científico de su tiempo, sin embargo, sucumbió a la tentación de la devaluación monetaria que fue la causa primordial de su caída. Del mismo modo, los EE.UU. representa la cumbre de los conocimientos científicos de nuestra época, pero esto no los protegió de la charlatanería del keynesianismo y el monetarismo estilo Friedman. Si logramos escapar del desastre esta ocasión, será de milagro.

– ¿Qué puede hacer la persona común para protegerse a sí misma de esta catástrofe?

– Tener oro y una parcela de tierra en el campo para enterrarlo en la noche y para el cultivo de alimentos cuando ya no esté disponible en las ciudades.

– Usted se ha referido a la especulación, sus causas y efectos, tanto en esta entrevista como en sus discursos y otros artículos. ¿Podría decirnos unas palabras respecto al rol económico de la especulación en general?

– La especulación es el talón de Aquiles de la economía. La especulación está ausente en la teoría económica keynesiana, marxista, walrasiana y austríaca –como lo señala el artículo de Wikipedia respecto a mi trabajo. Pero como dijo Mises, sólo hay dos maneras en que los seres humanos pueden hacer frente a la incertidumbre del futuro: por la ingeniería y la especulación. Si se me permite añadir, la primera es ampliamente reconocida, la segunda por completo ignorada. Para empeorar aún más las cosas, la especulación se confunde a menudo con el juego, aunque la diferencia entre los dos es bastante clara. La especulación se ocupa de los riesgos creados por la naturaleza; el juego trata con los riesgos creados artificialmente por el hombre. En contraste con el primero, este último no aporta nada al bienestar humano. La economía predominante intencionalmente oscurece el tema tergiversando la especulación en bonos y la especulación en oro como si fueran riesgos inherentes a la naturaleza. Pero eso es una mentira: los riesgos en el mercado del oro como aquellos en el mercado de bonos son creados por el hombre, más precisamente, hechos por el gobierno siguiendo por completo los malos consejos de keynesianos y monetaristas estilo Friedman.

Por disposición de la naturaleza el oro es estable y también las tasas de interés bajo el patrón oro. Pero por la artillería de los gobiernos el oro y los bonos han sido desestabilizados, causando un daño incalculable a la economía mundial.

– ¿Algún comentario final?

– Me gustaría llamar la atención de tus lectores hacia tres de mis publicaciones recientes que se pueden encontrar en mi sitio web http://www.professorfekete.com/. Se refieren a las mismas preguntas que hemos tratamos en esta entrevista.

Bonds may be defiying dire forecasts – but they are not defying logic;  Parts I, II  (March 3, 2014)

Why gold standard?  (March 14, 2014)

Memorandum to whom it may concern  (March 15, 2014)

– Gracias por su tiempo, professor Fekete. Esperamos tenerlo pronto de nuevo en este blog.

Contacto:

Twitter: @memobarba

Facebook: facebook.com/memobarba

email: memob@hotmail.com

Blog: http://inteligenciafinancieraglobal.blogspot.mx

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Fuente: http://www.forbes.com.mx/se-aproxima-una-catastrofe-economica-antal-fekete/

ABORTO: Cuando la propaganda choca con la ciencia

En el proyecto de ley que actualmente se discute en el congreso, se afirma que la tasa de muerte materna por aborto en Chile es de 4,6/100.000 nacidos vivos (NV), y que en Estados Unidos, es de 0,3/100.000 NV, sugiriendo que una ley que permita el aborto, ayudaría a disminuir la tasa de mortalidad materna por aborto. Sin embargo, estudios avalan la incongruencia de estas cifras, además de otras consecuencias (como el aumento del riesgo de suicidio) que este proyecto de ley prefiere ocultar.

El doctor Elard Koch, epidemiólogo chileno Director Instituto de Epidemiologia Molecular (MELISA) en la Universidad Católica de la Santísima Concepción y Director de Investigación en la Universidad de Chile Facultad de Medicina, afirma en una entrevista realizada al diario El País de Uruguay, que «El aborto legal no mejora los datos de salud materna en ningún país: Chile no tiene aborto desde 1989, las chilenas no abortan tampoco en los países vecinos, y su salud maternal es la mejor del continente americano. Ninguna chilena ha muerto por aborto clandestino».

51c269f6055d2

-Usted ha estudiado en Chile la relación entre la mortalidad materna y el aborto. ¿A qué   conclusión llegó?
-El caso de Chile es único porque se prohibió el aborto en 1989 y eso permitió evaluar en un largo período de tiempo. Durante 40 años en los que se promovieron diferentes legislaciones especialmente en Europa y Estados Unidos, hay una noción de que la prohibición del aborto tendría un efecto negativo sobre la salud materna producto de que habría grandes cantidades de abortos clandestinos.
Pero la investigación que hemos hecho demuestra lo contrario, porque la mortalidad materna global continuó reduciéndose (hasta llegar al 94%) y la mortalidad materna exclusivamente por aborto se redujo en un 99%.

La principal conclusión es que el status legal del aborto tiene un efecto nulo en cuanto a la mortalidad materna, que venía reduciéndose desde 1965, por lo que si prohibir el aborto tiene un efecto negativo lo que debíamos observar es que la mortalidad materna dejara de reducirse o se incrementara.

-¿Cuál debería ser el total de abortos anuales en Uruguay en función de su población?
-Nosotros hicimos una estimación para Uruguay antes de que se legalizara el aborto e indicaba un intervalo entre los 3.200 y 5.200 abortos anuales. Pero en ningún caso podría haber en Uruguay 33.000 abortos como se dijo durante el debate parlamentario de la ley. Eso realmente es una cifra escandalosa.

-¿Qué pasaría con esa cifra si la ley que despenalizó el aborto hasta las 12 semanas se mantiene vigente?
-La cifra puede aumentar entre ocho y diez veces, por lo que en 15 años Uruguay podría llegar a tener entre 30.000 y 35.000 abortos anuales. Por ejemplo, en España el aborto se legalizó en 1985 y dos años más tarde hubo 16.766 abortos y en 2008 hubo 115.000. Pero todo esto depende de la conducta reproductiva y la fertilidad de cada país.

-¿Cuáles son las situaciones que conlleva la despenalización del aborto?
-El aborto clandestino es diez veces más bajo que el que ocurriría con el aborto legal, por lo quetodos los problemas que atrae de por sí se van a exacerbar debido a que aumenta la cantidad de abortos. Los dos problemas que actualmente están muy documentados en la literatura son los relativos a la salud mental.

Dos estudios en Finlandia y otro en Estados Unidos siguieron durante un año a mujeres que abortaron comparándolas con otras que no abortaron, y mostraron que el riesgo de suicidio aumenta entre dos y tres veces.

También hay riesgo de problemas en embarazos subsiguientes, con situaciones de nacimientos de niños prematuros. Pero lo que más aumenta con la legalización del aborto es la repetición, ya que hay mujeres que se realizan uno, dos, tres cuatro y hasta cinco abortos a lo largo de su vida fértil. Y eso ocurre en especial en las mujeres más jóvenes, que comienzan con los primeros abortos siendo adolescentes.

-En Uruguay, la mayoría de los abortos se realizan mediante el uso de Misoprostol, por lo que la mujer interrumpe su embarazo en su casa. ¿Eso tiene algún efecto?
-Más que el aborto quirúrgico, el aborto por Misoprostol que hace la mujer en su casa, provoca serias contracciones y eso es una experiencia que provoca un mayor trauma. El aborto por Misoprostol que se practica la mujer en su propia casa no es como sacarse una uña, sino que hay que pensar que hay un importante sangrado y contracciones, además del drama que significa tener que decidir poner fin a la vida de un hijo o hija en proceso de gestación.

“El hijo en gestación no es un apéndice”
El doctor Elard Koch entiende que el argumento por el cual se defiende la legalidad del aborto en función de que las mujeres tienen derecho a decidir sobre su cuerpo, no es válido. “Yo tengo derecho a aletear con mis brazos, pero en el momento en que comienzo a rozar la nariz de otra persona con mi aleteo, ese derecho desaparece”, dijo el médico chileno a El País.

“Y en este caso pasa lo mismo, porque el hijo o hija en gestación no es un apéndice ni parte del cuerpo de la mujer, sino que es un individuo genéticamente diferente”, remarcó el experto.

Consultado sobre el máximo de 12 semanas de gestación que prevé la ley uruguaya para considerar legal un aborto, Koch dijo: “Como médico y científico tengo muy claro que la vida humana comienza al momento de la fecundación, porque a partir de ese momento ya hay un hijo en gestación. El concepto de persona es más bien jurídico”.

(Fuente: El Pais)

——-
Elard Koch es experto en epidemiología y en biología molecular. Dirige el Instituto de Epidemiología Molecular en la Universidad Católica de la Santísima Concepción. Es profesor asistente e investigador en el Departamento de Medicina Familiar de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

Visto en: Instituto de Política Familiar Chile

Referencia:

Women’s Education Level, Maternal Health Facilities, Abortion Legislation and Maternal Deaths: A Natural Experiment in Chile from 1957 to 2007