¿Divinidad de Jesús? Una indagación

El hombre está hecho para adorar y obedecer; pero si no le das órdenes, si no le brindas nada qué adorar, él inventará sus propias deidades, y hallará un líder en sus propias pasiones. —Benjamin Disraeli, Coningsby

La diferencia crítica entre las enseñanzas de Jesús y la fórmula trinitaria está en elevar a Jesús al estatus divino, un estatus que Jesús negó en los evangelios:

“¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios”. (Mateo 19:17, Marcos 10:18, y Lucas 18:19)
“El Padre mayor es que yo”. (Juan 14:28)
“Nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo”. (Juan 8:28)
“De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo…”. (Juan 5:19)
“Pero yo lo conozco, porque de Él procedo, y Él me envió”. (Juan 7:29)
“El que me desecha a mí, desecha al que me envió”. (Lucas 10:16)
“Pero ahora voy al que me envió…”. (Juan 16:5)
“Jesús les respondió y dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió”. (Juan 7:16)

“Porque yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, Él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar”. (Juan 12:49) [1]

¿Qué dice la teología paulina? Que Jesús es socio en la divinidad, Dios encarnado. Entonces, ¿a quién debemos creerle? Si a Jesús, entonces escuchemos lo que sea que él tiene para decir:

“Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es”. (Marcos 12:29)
“Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre”. (Marcos 13:32)
“Al Señor tu Dios adorarás, y a Él sólo servirás”. (Lucas 4:8)
“Mi comida es que haga la voluntad del que me envió…”. (Juan 4:34)
“No puedo yo hacer nada por mí mismo… porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió”. (Juan 5:30)
“Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió”. (Juan 6:38)
“Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió”. (Juan 7:16)
“Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios”. (Juan 20:17)

Mis itálicas en los versículos anteriores no implican que Jesús habló con énfasis, aunque nadie puede asegurar con certeza que no lo hizo. Más bien, las itálicas subrayan el hecho de que Jesús no sólo nunca reclamó para sí divinidad, sino que sería el primero en negarlo. En las palabras de Joel Carmichael: “La idea de esta nueva religión, con él mismo como deidad, fue algo de lo que él [Jesucristo] jamás pudo haber tenido el indicio más leve. En palabras de Charles Guignebert, ‘ni siquiera cruzó por su mente’”. [2]

Entonces, si Jesús jamás declaró ser deidad, ¿qué fue él exactamente? Él mismo respondió esta pregunta:

“No hay profeta sin honra sino en su propia tierra, y entre sus parientes, y en su casa”. (Marcos 6:4)

“Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa’”. (Mateo 13:57)

“No es posible que un profeta muera fuera de Jerusalén”. (Lucas 13:33)

Aquellos que lo conocieron confesaron: “Este es Jesús el profeta, de Nazaret de Galilea” (Mateo 21:11); y: “Un gran profeta se ha levantado entre nosotros…” (Lucas 7:16). Los discípulos reconocieron a Jesús como “que fue varón profeta” (Lucas 24:19. Véase también Mateo 14:5, 21:46, y Juan 6:14). Si estas declaraciones fueran inexactas, ¿por qué Jesús no los corrigió? ¿Por qué no se autodefinió como deidad si, en realidad, era verdaderamente una deidad? Cuando la mujer en el pozo afirmó: “Señor, me parece que tú eres profeta” (Juan 4:19), ¿por qué no le agradeció su humilde impresión, pero le explicó que había más en su esencia que sólo profecía?

¿O no lo había?

¿Jesucristo, un mero hombre? ¿Podría ser? Una buena parte del mundo religiosamente introspectivo se pregunta, “¿por qué no?” Hechos 2:22 registra a Jesús como “Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis”. Jesús mismo es registrado diciendo: “Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad…” (Juan 8:40). Sorprendentemente, una cita similar se encuentra en el Sagrado Corán: “Entonces [Jesús] habló: Por cierto que soy el siervo de Allah. Él me revelará el Libro y hará de mí un Profeta” (TSC 19:30).

Entonces, ¿Jesús fue un siervo de Al-lah (es decir, siervo de Dios)? De acuerdo con la Biblia, sí. O al menos, es lo que se entiende de Mateo 12:18: “He aquí Mi siervo, a quien he escogido…”. Además, los Hechos de los Apóstoles trazan el crecimiento de la iglesia temprana durante los primeros 30 años que siguieron al ministerio de Jesús, pero en ningún lugar en Hechos los discípulos de Jesús llaman jamás “Dios” a Jesús. En su lugar, ellos se refieren a Jesús como hombre y como siervo de Dios. [3]

De hecho, el único versículo del Nuevo Testamento que apoya la doctrina de la Encarnación es 1 Timoteo 3:16. [4]

Sin embargo, en relación a este versículo (que declara que “Dios fue manifestado en carne”), Gibbon anota: “Esta fuerte expresión puede justificarse por el lenguaje de San Pablo (I Tim. 3:16), pero somos engañados por nuestras biblias modernas. La palabra quien fue cambiada por Dios en Constantinopla a comienzos del siglo VI: la frase real, que es visible en las versiones en latín y en siríaco, aún existe en los razonamientos de los padres griegos y latinos; y este fraude, junto con aquel de los tres testigos de San Juan, es admirablemente detectado por Sir Isaac Newton” [5].

¿Fraude? Bueno… esta es una palabra fuerte. Pero si miramos a los eruditos más modernos, es una palabra bien aplicada, pues “algunos pasajes del Nuevo Testamento fueron modificados para enfatizar más precisamente que Jesús fue una deidad” [6]

¿La Biblia fue modificada? ¿Por razones doctrinales? Difícil hallar una palabra más apropiada que “fraude”, dadas las circunstancias.

En un capítulo intitulado “Alteraciones Teológicamente Motivadas del Texto” en su libro Misquoting Jesus [Citando erróneamente a Jesús], el profesor Ehrman diserta sobre la corrupción de 1 Timoteo 3:16, que fue detectada no sólo por Sir Isaac Newton, sino también por el erudito del siglo XVIII, Johann J. Wettstein. En palabras de Ehrman: “Un escriba tardío ha alterado el texto original, de modo que ya no se lee ‘quien’ sino ‘Dios’ (manifestado en carne). En otras palabras, este corrector tardío cambió el texto en esta forma para acentuar la divinidad de Cristo… Nuestros mejores y más antiguos manuscritos, sin embargo, hablan de Cristo ‘quien’ fue manifestado en carne, sin llamar a Jesús, explícitamente, Dios” [7].

Ehrman subraya que esta corrupción es evidente en cinco manuscritos griegos tempranos. En todo caso, fueron los manuscritos corruptos, y no los “más antiguos y mejores” los que llegaron a dominar tanto los manuscritos medievales como las traducciones al inglés antiguo [8]. En consecuencia, desde los tiempos medievales hasta hoy, los dogmas de la fe cristiana han sufrido la influencia corrupta de una iglesia más devota a la teología que a la realidad [9].

Ehrman agrega: “Mientras Wettstein continuaba sus investigaciones, encontró otros pasajes típicamente utilizados para afirmar la doctrina de la divinidad de Cristo que de hecho representaban problemas textuales. Cuando esos problemas son resueltos con base en la crítica textual, en la mayoría de las instancias las referencias a la divinidad de Jesús desaparecen” [10].

Dado lo anterior, no es de sorprender que el cristianismo del siglo XX se haya expandido para incluir a aquellos que niegan la supuesta divinidad de Jesús. Una señal significativa de este cambio es el siguiente reportaje del periódico londinense Daily News: “Más de la mitad de los obispos anglicanos ingleses dicen que los cristianos no están obligados a creer que Jesucristo fue Dios, según una encuesta publicada hoy” [11]. ¡Es digno de resaltar que no fue el mero clero el que fue encuestado, sino los obispos, dejando sin duda a muchos en sus congregaciones rascándose la cabeza y preguntándose quién cree, si no sus obispos!

_____________________________

[1] Véase también Mateo 24:36, Lucas 23:46, Juan 8:42, Juan 14:24, Juan 17:6-8, etc.

[2] Carmichael, Joel. p. 203

[3] Hombre: véase Hechos 2:22, 7:56, 13:38, 17:31; Siervo de Dios: véase Hechos 3:13, 3:26, 4:27, 4:30.

[4] En el pasado, algunos teólogos intentaron validar la Encarnación con base en Juan 1:14 y Colosenses 2:9. Sin embargo, a la luz de la crítica textual moderna, estos versículos han perdido adeptos, y por buenas razones. Juan 1:14 habla de “el Verbo”, lo que no implica divinidad, y “el unigénito del Padre”, lo que no es una traducción correcta en modo alguno. En el caso de Colosenses, el problema trasciende el discurso incomprensible, empezando con el simple hecho de que en la actualidad se piensa que Colosenses ha sido falsificado. Para más detalles, véase el libro de Bart D. Ehrman Lost Christianities Cristianismos Perdidos], p. 235.

[5] Gibbon, Edward, Esq. Vol. 5, Capítulo XLVII, p. 207

[6] Metzger, Bruce M. y Ehrman, Bart D. The Text of the New Testament: Its Transmission, Corruption, and Restoration [El Texto del Nuevo Testamento: Su Transmisión, Corrupción y Restauración]. p. 286

[7] Ehrman, Bart D. Misquoting Jesus [Citando erróneamente a Jesús]. p. 157.

[8] Ibíd.

[9] Para mayor claridad, véase Metzger, Bruce M. A Textual Commentary on the Greek New Testament [Comentario Textual sobre el Nuevo Testamento Griego]. pp. 573-4.

[10] Ehrman, Bart D. Misquoting Jesus [Citando erróneamente a Jesús]. p. 113

[11] Londres Daily News [Noticias Diarias]. 25 de junio de 1984

Copyright © 2007 Laurence B. Brown

Se concede permiso para la reproducción libre y sin restricciones; siempre y cuando se reproduzca en su totalidad, sin omisiones, adiciones o modificaciones. El Dr. Laurence B. Brown es graduado de la famosa Universidad Cornell, la Facultad de Medicina de la Universidad Brown y el programa de residencia del Hospital Universitario George Washington; cirujano oftalmólogo, oficial retirado de la Fuerza Aérea, director médico y jefe de un importante hospital del ojo. También es Ministro Interreligioso ordenado con un doctorado en teología y otro en religión, y autor de varios libros de religión comparada y ficción histórica. Sus obras se pueden encontrar en su página web, www.LevelTruth.com.

Anuncios

12 pensamientos en “¿Divinidad de Jesús? Una indagación

  1. 1 de Timoteo 3:16

    E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad:
    Dios fue manifestado en carne,
    Justificado en el Espíritu,
    Visto de los ángeles,
    Predicado a los gentiles,
    Creído en el mundo,
    Recibido arriba en gloria.

    Aunque algunas religiones fuercen este verso para imponer esta idea;

    “Dios se manifestó en carne”

    El escrito siempre anunciará otra cosa;

    “Dios fue manifestado en carne”

    saludos amigo Juanjo

    Felipe..

    • 1Ti 3:16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Él fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto por ángeles, Proclamado entre gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.

      La palabra Dios (‘theos’ o ‘ton theon’) no está presente en el original Griego.

      (Wescort y Hort, interlineal griego-español)
      1Ti 3:16 και G2532:CONJ y ομολογουμενως G3672:ADV indiscutiblemente μεγα G3173:A-NSN grande εστιν G1510:V-PAI-3S está siendo το G3588:T-NSN el της G3588:T-GSF de el ευσεβειας G2150:N-GSF bien-reverenciar μυστηριον G3466:N-NSN misterio ος G3739:R-NSM Quien εφανερωθη G5319:V-API-3S fue hecho manifiesto εν G1722:PREP en σαρκι G4561:N-DSF carne εδικαιωθη G1344:V-API-3S fue declarado recto εν G1722:PREP en πνευματι G4151:N-DSN espíritu ωφθη G3708:V-API-3S fue visto αγγελοις G32:N-DPM a mensajeros εκηρυχθη G2784:V-API-3S fue proclamado εν G1722:PREP en εθνεσιν G1484:N-DPN naciones επιστευθη G4100:V-API-3S fue creído εν G1722:PREP en κοσμω G2889:N-DSM mundo ανελημφθη G353:V-API-3S fue tomado hacia arriba εν G1722:PREP en δοξη G1391:N-DSF esplendor

      Siendo que el vocablo Griego “Theos” o “Ton Theon” no se halla en el pasaje en cuestión, no es viable que aparezca la palabra Dios por ningún lado en esta cita. Este pasaje, tergiversado adrede por los Trinitarios, en realidad no sirve para demostrar la supuesta deidad del Hijo.

      Saludos

  2. La doctrina trinitaria no tiene soporte bíblico

    Debo decir que desde niño crecí en una congregación trinitaria, con el tiempo adquirí un poco mas de conocimiento de las escrituras, y estas señalan que

    El hijo obedece al padre (Juan 4:34)

    Jesús da órdenes al llamado “Espíritu santo” las escrituras no señalan que no sucede en inversa. Juan 16.14

    Es una jerarquía evidente…

    Solo son resaltados 2 personajes en estos pasajes
    Juan 17.3 ..Revelaciones 7 :10

    Se que esta doctrina nace con Atanasio en el año 325dC.

    Tus investigaciones siempre son juiciosas, me gustaría (cuando requieras de tiempo)SI es que puedes enunciar algunos links de fuentes fidedignas, para dar con quien era Atanasio, que conceptos religiosos movían a este personaje así se ventilaría de que fuente surge esta idea de la trinidad.

    Saludos, y gracias por contestar mi post.

  3. Escribí mal esta afirmación pido disculpas —> Jesús da órdenes al llamado “Espíritu santo” no sucede a la inversa. Juan 16.14

  4. Las fuentes que expone son bastante dudosas, algunos de estos autores como Ehrman son agnósticos y críticos del cristianismo, lo que deslegitima en parte su testimonio por más bien fundamentado que esté. Recordemos que las cosas del Espíritu deben ser también discernidas espiritualmente (1 Co 2:14) y no puede haber discernimiento esíritual si no hay fe. Tantísimos verdaderos hombres de Dios que han existido a lo largo de los 20 siglos de historia de la iglesia y de quienes no se puede objetar que no tenían el Espíritu de Dios en ellos, murieron creyendo en la divinidad de Yeshúa. ¿Cómo explicamos pues que el Espírutu Santo jamás les haya redarguido de que Yeshúa no es Dios?, porque si esta afirmación es cierta, los cristianos estamos cometiendo un terrible pecado de idolatría al hacer a Yeshúa el centro de nuestra adoración y esto hacía mucho que debería haberse convertido en un motivo de arrepentimiento para muchos por la misma acción del Espíritu Santo. Además, ninguna de las biblias actuales sería confiable entonces, porque según este señor Ehrman, la corrupción inicio desde inicios de la iglesia de manos de la ortodoxia misma que combatía a los herejes arriano-gnósticos, ¿A quién hemos de creerle entonces?, ¿Deberíamos de considerar las posturas arrianas y gnósticas con respecto a la naturaleza de Yeshúa, ya que la “ortodoxia” doctrinal no lo es tal?. Hace falta un estudio muy exhaustivo de inicio a fin de la Biblia (si no es de la biblia del oso, de los manuscritos originales entonces) para sacar conclusiones al respecto, y no basadas en las opiniones de sujetos que nisiquiera están seguros de si Dios existe o no.

    Saludos.

    • Investigando los manuscritos que conforman el Nuevo Testamento, uno encuentra que la alegada “filiación” de Jesús está basada en la mala traducción de dos palabras griegas: pais y huios, siendo que ambas pueden traducirse como “hijo”. Sin embargo, esta traducción no parece honesta. La palabra griega pais deriva del ebed hebreo, que tiene el significado primario de “siervo” o “esclavo”. Por ello, la traducción primaria de pais theou es “siervo de Dios”, siendo “niño” o “hijo de Dios” un ornamento extravagante. De acuerdo con el Theological Dictionary of the New Testament [Diccionario Teológico del Nuevo Testamento], “el hebreo original de pais en la frase pais theou, es decir, ebed, enfatiza una relación personal y tiene el primer sentido de ‘siervo’”. Esto resulta aún más interesante porque encaja perfectamente con la profecía de Isaías 42:1, sostenida en Mateo 12:18: “He aquí mi siervo [del griego pais] a quien he escogido, Mi Amado, en quien se agrada mi alma…”.

      No importa si la persona lee la King James Version [Versión Rey Jacobo], New King James Version [Nueva Versión Rey Jacobo], New Revised Standard Version [Nueva Versión Estándar Revisada], o New International Version [Nueva Versión Internacional], la palabra es “siervo” en todos los casos. Considerando que el propósito de la revelación es dejar clara la verdad de Dios, uno podría pensar que este pasaje es un lunar feo en la cara de la doctrina de la filiación divina. Después de todo, ¿qué mejor lugar para que Dios hubiera declarado a Jesús como Su hijo? ¿Qué mejor lugar para haber dicho “he aquí Mi hijo a quien he engendrado…”? Pero Él no dijo eso. En lo que respecta a este asunto, la doctrina carece de soporte bíblico en las palabras registradas de Jesús y de Dios, y hay una buena razón para preguntarse por qué. A menos que Jesús no fuera más que el siervo de Dios, como describe este pasaje.

      Respecto al uso religioso de la palabra ebed, “el término sirve como una expresión de humildad utilizada por los justos frente a Dios”. Además, “después del año 100 a.C. pais theou generalmente significaba “siervo de Dios”, como cuando es aplicado a Moisés, los Profetas, o los tres niños (Baruc 1:20; 2:20; Daniel 9:35)”. Una persona puede fácilmente caer en tierras movedizas doctrinales respecto a este punto, puesto que de las 8 menciones de pais theou en el Nuevo Testamento, sólo 5 se refieren a Jesús (Mateo 12:18; Hechos 3:13 y 26; 4:27 y 30), las otras 3 están divididas entre Israel (Lucas 1:54) y David (Lucas 1:69; Hechos 4:25). De modo que Jesús no tiene derechos exclusivos sobre este título, y los expertos concluyen: “En las escasas ocasiones en que Jesús es llamado pais theou obviamente tenemos una tradición temprana”.

      Además, la traducción, si es imparcial, debería ser igual –todos los individuos etiquetados como pais theou en griego deberían ser idénticos en la traducción–. Este, sin embargo, no es el caso. Mientras que pais ha sido traducido como “siervo” en referencia a Israel y a David en los versículos antes mencionados, es traducido como “Hijo” o “niño santo” en referencia a Jesús. Este tratamiento preferencial es consistente canónicamente, pero defectuoso lógicamente.

      La traducción en el Nuevo Testamento del griego huios a “hijo” (en el sentido literal de la palabra) es igualmente defectuosa. En la página 1210 del Theological Dictionary of the New Testament [Diccionario Teológico del Nuevo Testamento] de Kittel y Friedrich, el significado de huios va desde el literal (Jesús el hijo de María), al ligeramente metafórico (los creyentes son hijos del rey [Mateo 17:25-26]), al cortésmente metafórico (los elegidos por Dios son hijos de Abraham [Lucas 19:9]), al coloquialmente metafórico (creyentes como hijos de Dios [Mateo 7:9 y Hebreos 12:5]), al espiritualmente metafórico (estudiantes como hijos de los Fariseos [Mateo 12:27, Hechos 23:6]), al biológicamente metafórico (como en Juan 19:26, donde Jesús le describe su discípulo favorito a María como “su hijo”), al oscuramente metafórico como “hijos del reino” (Mateo 8:12), “hijos de paz” (Lucas 10:6), “hijos de luz” (Lucas 16:8), y de todo, desde “hijos de este mundo” (Lucas 16:8)(NE) a “hijos del trueno” (Marcos 3:17). Es como si esta palabra incomprendida para “hijo” estuviera ondeando una gran bandera con letras enormes que leen: ¡METÁFORA! O como pone Stanton elocuentemente: “La mayoría de los eruditos están de acuerdo en que la palabra aramea o hebrea detrás de ‘hijo’ es ‘siervo’. Así como el Espíritu desciende sobre Jesús en su bautismo, Jesús es conducido por la voz desde el cielo en términos de Isaías 42:1: ‘He aquí Mi siervo… Mi escogido… he puesto sobre él Mi Espíritu’. De modo que aunque Marcos 1:11 y 9:7 aseguran que Jesús es llamado por Dios para una tarea mesiánica especial, el énfasis es sobre el papel de Jesús como el siervo ungido, y no como el Hijo de Dios”.

      Fuente: http://www.leveltruth.com

      • Sus fuentes son bastante dudosas. El autor de la página es musulmán y ellos nisiquiera creen que la salvación es solo por fe en Yeshúa (sea profeta o sea el Hijo de Dios, juzgue usted), es más, yo en lo personal no creo que Allah sea YAHWEH, aquí es otro asunto que también ha generado mucha discusión.Hay muchos autores, incluso cristianos, que no ofrecen conclusiones imparciales de cualquier cuerpo doctrinal o religión si se quiere, lo que nos lleva a dudar mucho de ellos. Es más confiable la postura de un ateo que de un apologeta musulmán. Me interesaría más bien que citara a autores de los primeros siglos de la iglesia, pues en esos tiempos el debate teológico entre arrianos y “trinitarios” llamémosle así, era caluroso, y dada la cercanía de la posición histórica del ministerio de Yeshúa y los apóstoles, podían obtener testimonios más fiables y en caso de una corrupción bíblica, la misma era más evidente.

        Un Saludo.

        • No es necesario poner más fuentes, citas o referencias bibliográficas porque dudo de que sean leídas y que logren tener el impacto de cambio en paradigma que espero, para no cerrarse al estudio que hacen otros hermanos en la FE, independiente de que religión ellos profesen.

          Con respecto a la palabra Allah (con “h”), creo que es necesario que usted sepa como se pronunciaba esa palabra en Arameo, para lo cual sugiero que haga usted mismo una búsqueda en la peshita aramea o bien busque las referencias en el siguiente link:
          http://www.atour.com/cgi-bin/dictionary.cgi?string=God&B1=Search&Search_Field=Meaning&VTI-GROUP=0

          Saludos

          • Hola buenas,

            Hace poco que he entrado en su blog, y me gustaría saber lo que usted opina sobre lo que voy a exponer:

            -¿Un padre tiene x hijos y le secuestran a uno de ellos, el padre entregará a otro hijo por el rescate o se entregará ÉL mismo por su hijo o hij@s?

            -¿Jesús un profeta? ¿Quién como ÉL de todos los profetas se le pueden comparar?

            -Supongamos que el padre es Rey, el hijo le sirve haciendo su cometido y en la intimidad le llama padre, pero en público se dirigirá a él como poco como MI SEÑOR o REY.( ÉL es SEÑOR de señores y REY de reyes)

            -Jesús era siervo de DIOS…Pero, pero, pero, Jesús ÉS una manifestación de DIOS ante nosotros, ÉL mismo en rescate de sus hij@s.

            -Diciendo que Jesús era un profeta, no era DIOS, etc… es degradado. ÉL dijo: yo soy el camino, la verdad y la vida. NADIE VIENE al padre sino POR MÍ ¿QUIÉN como ÉL?

            Sobre si llamarle DIOS es correcto o no, y su nombre… ¿Qué es verdad, si un virus entró en el EDEN y sigue activo hasta el día del JUICIO? Para mí la verdad es ÉL JESUS DE NAZARET. No pongo referencias, es solamente es un pensamiento.

            Saludos,

            • Gracias por comentar.

              Respondo:

              -¿Un padre tiene x hijos y le secuestran a uno de ellos, el padre entregará a otro hijo por el rescate o se entregará ÉL mismo por su hijo o hij@s?

              Desde una perspectiva humana el análisis es viable, pero: ¿Podemos explicar las cosas celestiales usando filosofía humana?, yo creo que no. Creo que esa analogía es tomada por el credo cristiano de la frase bíblica que dice: “No hay mayor amor que este: que uno de la vida por sus amigos…” [http://bibliaparalela.com/john/15-13.htm].

              -¿Jesús un profeta? ¿Quién como ÉL de todos los profetas se le pueden comparar?

              Hay uno que se puede comparar perfectamente, fuera de todo lo que los amigos evangélicos digan: Siddhartha Gautama. El Buda (‘Iluminado’) nunca declaró ser un profeta, pero la enseñanza del buda se alinea bastante bien con la enseñanza del Nazareno. Ambos fueron señaladores del camino.

              Sus creencias básicas se resumen en las “Cuatro verdades nobles”:

              1. La vida es sufrimiento.
              2. El sufrimiento es causado por los deseos de placer y prosperidad.
              3. El sufrimiento puede superarse si se eliminan los deseos.
              4. El deseo puede eliminarse por la “Senda óctuple””. Esta consiste en un sistema que consta tanto de educación religiosa como de preceptos morales del budismo.

              Es fácil ver las faltas de los demás, pero ¡qué difícil es ver las nuestras propias! Exhibimos las faltas de los demás como el viento esparce la ****, mientras ocultamos las nuestras como el jugador tramposo esconde sus dados.” Dhammapada 18:18 –Buda.

              “¿Por qué te fijas en la astilla que tiene tu hermano en el ojo y no le das importancia a la viga que tienes en el tuyo?. ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: “Hermano, déjame sacarte la astilla del ojo”, cuando tú mismo no te das cuenta de la viga en el tuyo? ¡*Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás con claridad para sacar la astilla del ojo de tu hermano.” Lucas 6:41-42 –Jesús.

              -Jesús era siervo de DIOS…Pero, pero, pero, Jesús ÉS una manifestación de DIOS ante nosotros, ÉL mismo en rescate de sus hij@s.

              Creo que es importante que consultemos la historia y los antiguos manuscritos para verificar si es efectiva la frase: “Jesús se dio en rescate de sus hijos por nuestros pecados”. Este punto de vista fue sostenido por Orígenes (185-254). Sin embargo, en la biblia se lee:

              Ezequiel:

              18:19 Y si dijereis: ¿Por qué el hijo no llevará el pecado de su padre? Porque el hijo hizo según el derecho y la justicia, guardó todos mis estatutos y los cumplió, de cierto vivirá.

              18:20 El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él.

              -Diciendo que Jesús era un profeta, no era DIOS, etc… es degradado. ÉL dijo: yo soy el camino, la verdad y la vida. NADIE VIENE al padre sino POR MÍ ¿QUIÉN como ÉL?

              Quizás la indicación más clara que tenemos de que Jesus y Dios no son lo mismo, y por lo tanto, no son uno, nos viene, de nuevo, de la boca de Jesus, quien dice (Juan 14:28): “mi Padre es más grande que yo”. Cuando alguien se refirió a él como un buen maestro (Lucas 18:19), Jesus respondió: “¿Por qué me llamáis bueno? nadie es bueno, sinó sólo Dios…..”. Jesus incluso hizo una clara distinción entre si mismo y Dios, cuando dijo: ” Porque yo he salido y vengo de Dios. No he venido por mi cuenta, sinó que Él me ha enviado” (Juan 8:42). Jesus dió evidencias claras de su sumisión a Dios, no de su igualdad a Dios, cuando dijo (Lucas 22:42) “que se haga tu voluntad y no la mía”, y en Juan 5:30 “No busco mi propia voluntad, sino la de mi Padre, quien me ha enviado”. El hecho de que Jesus admitiese que no vino a este mundo a través de su propia iniciativa, sino que estaba llamado a hacerlo; que reconociese a otro Ser más grandioso que él mismo y el hecho de que negase su propia voluntad, afirmando la voluntad de otro, es una prueba clara de que Jesus no es el Ser Supremo, y de que, por lo tanto, no es Dios.

              SEGÚN LA BIBLIA, DIOS ES UN ESPÍRITU INVISIBLE, PERO JESÚS ERA DE CARNE Y HUESO.

              Mientras que miles de personas podían oír a Jesús y oír su voz, Jesús mismo dijo que esto no se podía hacer con Dios, cuando dijo: “A Dios nadie le ha visto jamás” (Juan 1:18) “Vosotros no habéis oído nunca Su voz ni habéis visto nunca Su rostro” (Juan 5:37). También dijo (Juan 4:24): “Dios es espíritu y los que adoran, deben adorar en espíritu y verdad”. El hecho de que Jesús haya dicho que nadie oyó o vio a Dios nunca, es una prueba clara de que él no es Dios, ya que sus seguidores le veían y oían.

              Saludos cordiales

  5. Hola, gracias por responder.

    Se imagina a Jesús hablando a sus discípulos sobre frecuencias, vibraciones o sonido…A nosotros que la teoría de las cuerdas,ondas schuwmann, etc., son un reflejo de su capacidad y es un soporte para que podamos desenvolvernos en este mundo. Si no somos capaces de ver u oír lo que los animales pueden hacer… No es nuestro momento para saber, solo creer- FE. Se puede decir que lo que Jesús transmitió, hoy lo llamamos filosofía ¿Qué sabemos nosotros? El mayor amor no es darlo por nuestros amigos…sino por aquellos que no conocemos.

    Según usted Siddhartha Gautama se puede comparar a Jesús, que fue concebido por obra del ESPIRITU SANTO (DIOS) Para realizar una función concreta, siendo su sangre y fluidos las que fueron a parar por una brecha hasta el propiciatorio, sellando su cometido.¡¡¡ No tiene nada que ver uno con otro!!!

    Sobre Ezequiel, por favor no mezcle lo humano con lo celestial porque no se puede igualar.

    Jesús y Dios no son lo mismo-son manifestaciones de lo mismo de menor y mayor envergadura por eso es más grande uno que otro, pero la misma fuente. Él era de carne y hueso a nuestra vista terrenal, la celestial ahora mismo no la merecemos (si lo merecemos, cuando toque lo veremos y oiremos)…Todo a su momento.

    Él como creador puede realizar lo que crea conveniente en cada momento, como lo vieron y oyeron algunos en su resurrección.

    No es mi intención discutir, ni tener yo la razón, es lo que creo con mis errores y aciertos…Le pido perdón a DIOS, por mi incapacidad al hablar de Él, ya que seremos juzgados por lo que salga de nosotros.

    Saludos,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s