¡Paremos la locura anti-vacunación infantil!

Vacunacion_MeningitisA pesar de que la evidencia científica vigente sugiere que las vacunas no causan autismo, aproximadamente un tercio de los padres siguen expresando preocupación por esa inexistente posibilidad, de hecho casi 1 de cada 10 padres se niegan o retrasan las vacunas porque creen que no hacerlo es más seguro para sus hijos.

Estos resultados indican que las preocupaciones de los padres de que sus hijos están recibiendo demasiadas vacunas en los primeros 2 años de vida o demasiadas vacunas en una sola visita al médico no son compatibles en cuanto a un mayor riesgo de autismo.

La opinión de que la vacunación y la aparición autismo están relacionados se remonta a 1998, cuando el artículo de Wakefield et al. apareció en The Lancet (el documento fue retirado en 2010 debido a serios problemas éticos y metodológicos). A partir de entonces, otros informes publicados sugieren un vínculo entre la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR) y el trastorno del espectro autista TEA (como éste y éste) , disparando las preocupaciones de que el timerosal, que se incluye en algunas vacunas como conservante, pudiera aumentar el riesgo de aparición de autismo (como así lo recoge este artículo en 2001).

Para tranquilidad de los padres, hay muchos estudios que examinaron los datos que dichas investigaciones utilizaron, los que finalmente rechazaron cualquier vínculo entre vacunación y autismo. Para muestra les dejo estos estudios: [1] , [2] , [3] , [4] , [5] , [6] y [7]. Todos estos rechazan que exista causalidad entre la vacunación infantil y autismo. Es más, algunos estudios reportaron un aumento en la prevalencia de TEA a pesar de la disminución en la tasa de vacunación MMR [8] y [9].

Otra preocupación principal para los padres es el número de vacunas administradas, tanto en un solo día como de forma acumulativa en los primeros 2 años de vida. Para tranquilidad de ellos, en un nuevo estudio publicado en 2013 en The Journal of Pediatrics, los investigadores llegaron a la conclusión de que no existe una asociación entre la recepción de “demasiadas vacunas en poco tiempo” y autismo.

El Dr. Frank De Stefano y sus colegas de los CDC y Abt Associates, Inc. analizaron los datos de 256 niños con trastorno del espectro autista (TEA) y 752 niños sin TEA (nacidos entre 1994 y 1999) de 3 organizaciones de atención médica. Miraron la exposición acumulada a los antígenos de cada niño, las sustancias de las vacunas que causan que el sistema inmunológico del cuerpo a produzca anticuerpos para combatir la enfermedad, y el número máximo de antígenos que cada niño recibió en un solo día de la vacunación.

vacunas

Los investigadores determinaron el número total de antígenos añadiendo el número de diferentes antígenos en todas las vacunas que cada niño recibe en un día, así como todas las vacunas que cada niño recibió hasta los 2 años de edad. Los autores encontraron que los antígenos totales de vacunas recibidas hasta los 2 años de edad, o el número máximo recibidas en un solo día, fue la misma entre los niños con y sin TEA.

Tampoco se detectó ninguna asociación cuando se evaluó la exposición acumulativa desde el nacimiento hasta los 3 meses, desde el nacimiento hasta los 7 meses, o desde el nacimiento hasta los 2 años, o como máximo de exposición en un solo día durante los 3 períodos de tiempo.

Estos resultados indican que las preocupaciones de los padres de que sus hijos están recibiendo demasiadas vacunas en los primeros 2 años de vida o demasiadas vacunas en una sola visita al médico no son compatibles en cuanto a un mayor riesgo de autismo.

Aunque la rutina de calendario de vacunación infantil actual contiene más vacunas que el programa a finales de 1990, el número máximo de antígenos al que un niño puede estar expuesto a los 2 años de edad en 2013 es de 315, muy por debajo de los varios miles a los que estaban expuestos a finales de 1990.

El sistema inmunológico de un bebé es capaz de responder a una gran cantidad de estímulos y, desde el momento de nacer, los bebés están expuestos a cientos de virus y un sinnúmero de antígenos fuera de la vacunación. Según los científicos del artículo que les comento, “la posibilidad de que la estimulación inmunológica de las vacunas durante los primeros 2 años de vida podría estar relacionada con el desarrollo de los TEA,  no está bien apoyada por lo que se sabe acerca de la neurobiología de los trastornos del espectro autista.” Es más, en el año 2004, un examen exhaustivo hecho por el Instituto de Medicina concluyó que no hay una relación causal entre ciertos tipos de vacunas y el autismo, y este estudio apoya esta conclusión.

Los fanáticos que divulgan falacias antivacunas no sólo ponen en riesgo a sus propios hijos, sino que también la de los hijos de los demás al romper la inmunidad de grupo. Sus pancartas van en contra de toda la evidencia científica válida vigente, por lo que su discurso vulnera los derechos de los niños.

Ya saben, no hay motivo alguno para preocuparse, la vacunación infantil no es un riesgo, muy por el contrario, contribuye a una mejor calidad de vida para sus hijos.

Alexis Rebolledo Carreño

Sociólogo, divulgador de ciencia y seguidor del Monstruo de Espaguetti Volador. Medio nerd, fóbico social y anti-magufo.
Académico en la Universidad del Bío-Bío, pública, estatal y regional.

Twitter: @el_alexis
Blog: http://www.hypothesis.cl
Más info: http://about.me/alexisrebolledo/

Visto en: http://www.elquintopoder.cl

Virus de fiebre aftosa y gripe aviar se propagan en China

La ciudad de Shigatse, la segunda más grande en Tíbet, está hoy experimentando la epidemia de aftosa en el ganado.

Más de 10 aves muertas fueron encontradas afuera de un hospital en Beijing, el 24 de abril de 2013. (Weibo.com)

Más de 10 aves muertas fueron encontradas afuera de un hospital en Beijing, el 24 de abril de 2013. (Weibo.com)

Tíbet es la última región en China en ser golpeada por brotes concentrados de Fiebre Aftosa (FMD) del tipo A, a través de comida para cerdos y ganado.

En los últimos tres meses, el virus fue reportado en la provincia de Guangdong, con casi mil cerdos sacrificados a finales de febrero, seguido por las provincias de Qinghai y Xinjiang, donde el ganado fue sacrificado.

La ciudad de Shigatse, la segunda más grande en Tíbet, está hoy experimentando la epidemia del ganado. Las autoridades locales cerraron el área infectada, sacrificando a más de 150 animales enfermos, así como al resto de manadas saludables para minimizar las probabilidades de infección.

A esto se suma que con el virus de influenza aviar humana A H7N9, que se extiende desde el este de China, el público ya está preocupado por los productos de origen animal, y muchos están evitando el consumo de carne de aves de corral y huevos.

Hasta la fecha, 24 personas fallecieron y se confirmaron en laboratorio más de cien casos. El virus llegó a la provincia de Fujian, según la Organización Mundial de la Salud.

Más de 16.000 cerdos muertos se vertieron en el río Huangpu de Shanghai el mes pasado, exponiendo al mercado negro de carne de cerdo procedente de cerdos enfermos y causando que muchos chinos dejaran de comer la carne favorita de la nación.

La Oficina Municipal de agricultura de Beijing recibió cientos de llamadas sobre diferentes especies de aves silvestres muertas, pero las autoridades dicen que ninguna estuvo infectada con el virus A H7N9, según un informe reciente del Beijing Morning Post.

Internautas reportaron numerosos pájaros muertos a comienzos de este mes. Gorriones muertos se encontraron en la capital de la provincia de Jiangsu, y otras especies fueron encontradas muertas en las provincias de Hubei y Sichuan.

Entre tanto, las aves vivas de corral fueron encerradas en ciudades como Sanghái y Hushou, que registran muertes por el brote epidémico de gripe aviar, se pusieron en marcha los sacrificios de diversos tipos de aves.

Fuentehttp://www.lagranepoca.com

El centro de la Tierra está tan caliente como el Sol

El núcleo interno de la Tierra es cristalino.

El núcleo interno de la Tierra es cristalino.

Nuevos cálculos sugieren que el núcleo interno de la Tierra está mucho más caliente de lo que sugerían experimentos anteriores, a una temperatura de 6.000 grados centígrados, más o menos tan caliente como la superficie del sol.

El núcleo sólido de hierro es cristalino y está rodeado por el núcleo externo que es líquido y está en movimiento, lo cual genera el campo magnético terrestre.

Pero la temperatura a la cual ese cristal del núcleo sólido se puede formar ha sido motivo de debate durante mucho tiempo.

Un nuevo experimento usó rayos X para sondear pequeñas muestras de hierro bajo una extraordinaria presión con el objetivo de examinar cómo esa materia cristalina se forma y se funde. Los resultados fueron publicado en la revista especializada Science.

El análisis de las ondas sísmicas registradas tras los terremotos en todo el mundo puede proporcionar mucha información sobre el grosor y la densidad de las capas de la Tierra, pero no pueden indicar su temperatura.

Eso debe ser calculado en un laboratorio o a partir de modelos informáticos que simulan el interior de la Tierra.

Buscando un acuerdo

Las mediciones de principios de los años 90 de las “curvas de fundido” del hierro, a partir de las cuales se puede deducir la temperatura del núcleo interno, sugerían una temperatura de unos 5.000 grados centígrados.

Tenemos que darles respuestas a los geofísicos, a los seismólogos, a los geodinámicos; necesitan ciertos datos con los que alimentar los modelos informáticos”

Doctora Agnes Dewaele

“Entonces era sólo el principio de este tipo de mediciones así que fueron una primera estimación para determinar la temperatura dentro de la Tierra”, dijo Agnes Dewaele, de la agencia de investigación francesa CEA, coautora de la nueva investigación.

“Otros investigadores hicieron otras mediciones y cálculos por computadora y no se llegó a ningún acuerdo. No es bueno para nuestro campo estar en mutuo desacuerdo”, le dijo a la BBC.

Determinar la temperatura del núcleo es crucial para todo un número de disciplinas que estudian distintas regiones del interior de nuestro planeta a las que nunca tendremos un acceso directo y que guían nuestro conocimiento para todo, desde los terremotos hasta el campo magnético de la Tierra.

“Tenemos que darles respuestas a los geofísicos, a los seismólogos, a los geodinámicos; necesitan ciertos datos con los que alimentar los modelos informáticos”, dijo la doctora Dewaele.

Visión con rayos X

Por eso su equipo acaba de reconsiderar esos más de 20 años de mediciones utilizando las instalaciones del European Synchrotron Radiation Facility, que tiene una de las fuentes de rayos X más intensas del mundo.

Ahora todo concuerda

Doctora Agnes Dewaele

Para replicar la enorme presión sobre el límite del núcleo terrestre, que es más de un millón de veces mayor que la presión a nivel del mar, usaron un artilugio llamado en inglés “diamond anvil cell”, esencialmente, una muestra minúscula de hierro sostenida entre las puntas de dos diamantes sintéticos de precisión mecanizada.

Una vez que las muestras fueron sujetas a altas presiones y a altas temperaturas usando un láser, los invetigadores usaron rayos X para realizar una “difracción”, es decir, para hacer rebotar los rayos X sobre el núcleo de los átomos del hierro y ver cómo cambiaba el patrón a medida que el hierro cambiaba de sólido a líquido.

Esos patrones de difracción ofrecen información sobre los estados del hierro parcialmente fundido, que es lo que el equipo cree que los primeros investigadores midieron en sus primeros experimentos.

Los científicos ahora sugieren una temperatura del núcleo interno de 6.000 grados, pero lo importante, según la doctora Dewaele, es que “ahora todo concuerda”.

Fuentehttp://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/04/130425_ciencia_tierra_tempertaura_ig.shtml