¿Hay masones dentro de la Iglesia católica?

Algunos dicen que hay miembros de la masonería entre los católicos. ¿Es eso cierto? ¿Es compatible una pertenencia con otra?

© FRED DUFOUR / AFP

© FRED DUFOUR / AFP

La masonería es una institución –quizás fuera mejor hablar de “instituciones”, pues hay distintas “obediencias”- que tuvo su origen supuestamente en gremios de albañiles especializados (mason significa albañil en inglés), y evolucionó, conservando símbolos originales –de instrumentos de construcción- hasta una sociedad que englobaba a intelectuales, con un ideario propio. Este cambio ya es apreciable a inicios del siglo XVIII.

Se autodefine como una sociedad filantrópica, simbólica y filosófica, fundada bajo el sentimiento de fraternidad, de carácter iniciático, discreta y ritualizada. “Discreta” se utiliza para decir que no es secreta, lo cual es solo parcialmente cierto: es verdad que está registrada y se conocen sus dirigentes, pero también lo es que la pertenencia se suele ocultar. No es propiamente religiosa, pero eso no significa que se desentienda de la religión.

En realidad su filosofía es contraria a cualquier religión que tenga pretensión de revelada, y muy particularmente a la Iglesia Católica. La masonería anglosajona original profesaba un deísmo, muy difundido en círculos intelectuales de las islas británicas, que venía a sostener la existencia de un Dios que ha creado el mundo, para dejarlo despues a su suerte. Cuando cruzó el Canal de la Mancha y se estableció en Francia, dio lugar a la que ha sido el modelo de masonería continental: la francmasonería. Ésta adoptó y promovió el ideario de la llamada Ilustración. Un racionalismo que con respecto a Dios podía ser deísta, agnóstico o ateo, pero que en todo caso tildaba de supersticiosa e irracional cualquier fe revelada, y se ha mostrado más beligerantemente anticatólico que sus ramas anglosajonas.

La filantropía es sin duda un ideal masónico, pero en la práctica se encuentra bastante diluida por una ética que no suele ir más allá de las buenas intenciones, a la que por tanto podría calificarse de aburguesada. Eso se refleja también en la fraternidad, que no suele trascender la mutua asistencia entre sus propios afiliados. En cuanto a las formas, la masonería es claramente hija de su tiempo, que es el barroco. Está fuertemente ritualizada, desde la vestimenta hasta los templos masónicos y las ceremonias. También propio de esa época es que fuera una sociedad exclusivamente masculina. Solo en tiempos muy recientes se ha abierto la puerta a las mujeres, aunque más frecuentemente con la creación de logias femeninas que con la admisión de mujeres a logias tradicionales.

La masonería tiene una compleja historia en la que no han faltado conflictos internos y escisiones, aunque en la medida de lo posible se haya tratado de ocultar cualquier episodio de conflictividad. En general, esto ha dado lugar a la existencia de varias agrupaciones conocidas como obediencias, cada una con rituales distintos. En España ha habido dos obediencias principales, agrupadas en torno al llamado  Gran Oriente de España y la llamada Gran Logia Española, de forma que cualquier otro exponente ha sido residual.

La organización es doble. Por una parte, se estructura en pequeños grupos llamados logias, de pocos componentes por lo general, cada una con su propio lugar de reunión –a la que también se le suele llamar logia– y sus propias reuniones –tenidas-, con escasa comunicación entre ellas. Sus componentes pueden tener tres grados: aprendiz, compañero y maestro. Por otra parte, se organiza teniendo en cuenta los llamados grados, escalafones en su plena integración. En el rito más común, llamado escocés antiguo, hay 33 grados. Especialmente a partir del grado 17, forman círculos concéntricos con reuniones más informales, el último de los cuales es el Supremo Consejo del Grado 33, al que pertenecen quienes han alcanzado el último grado.

Resulta clara la influencia masónica en la política en aquellos países en los que está bien asentada. Parece algo exagerado decir que el laicismo contemporáneo es obra exclusiva de la masonería, pero es más que claro que lo promueven y apoyan con una militancia activa, al menos en el continente europeo y otras zonas como Latinoamérica. Haría falta un extenso estudio de cada país para dar detalles al respecto. Un análisis más detallado también sacaría a la luz ciertos acontecimientos se explican por los conflictos existentes entre logias, lo cual no aparece nunca en las historias de la masonería que publican los propios masones, pues difiere de la imagen que se quiere dar.

Con respecto a la Iglesia Católica, conviene distinguir entre la compatibilidad y la beligerancia. Esta última se puede discutir: los masones la niegan, pero suele ser una realidad en la masonería continental y está mucho más atenuada en la anglosajona. Pero lo que está fuera de cualquier duda es que el ideario masón es incompatible con en credo católico, y lo es en sus mismas raíces. Esto ha sido declarado por la Iglesia en reiteradas ocasiones, también recientemente, y el hecho de que hoy no esté vigente la automática excomunión de quien ingrese en la masonería como sucedía en el pasado, no significa nada a este respecto.

¿Hay masones en el Vaticano? Lo cierto es que lo que he leído y oído hasta la fecha no va más allá de la rumorología, sin pruebas ni nombres. Y, la verdad, no es algo que merezca mucho crédito. Imposible no es, pero en todo caso estaríamos hablando de una oveja negra en el redil, como puede haberla por otro motivo. Con todo, cuando se oye decir que alguien es masón, conviene no perder de vista un detalle. Los masones, salvo expulsión, no admiten bajas. A quien ha dejado la organización lo llaman durmiente, pero siguen considerándole masón.

Fuentehttp://www.aleteia.org

Anuncios

2 pensamientos en “¿Hay masones dentro de la Iglesia católica?

  1. Creo que es imprescindible mencionar en esta entrada que la actuar cabeza de la iglesia católica ha mostrado más de un gesto masónico. Como bien es mencionado aquí entre otras cosas la masonería es una sociedad “simbólica”, y es sabido que entre los símbolos que manejan se comunican entre ellos con determinados gestos corporales (buscar en google “gestos masones”) que van desde saludos entre ellos hasta posturas físicas que toman para comunicar a los “entendidos” que pertenecen a esta logia.

    Francisco cruzó su brazo en el pecho cuando asomó al balcón ni bien fue anunciado.

    Hay una foto que lo muestra en la linea A de subterráneos de Bs As donde mete la mano en el saco y mira a cámara, ejemplar saludo masónico.

    El gesto más contundente lo veo en la visita de Francisco al ex Benedicto XVI: entre ellos hacen el saludo “de los maestros” (ver vídeo oficial del Vaticano: http://www.youtube.com/watch?v=55c4p2HEQFE en min 2:11)

    Investiguen esto que les comento y verán que cuando menos es alevosa la gestualidad masónica de Bergoglio.

    Lo más peligroso en él es el engaño que genera con su apariencia de piedad, tiene engañado al mundo entero. Y no es más que eso: un lider del mundo, con clara vocación de congregar a todas las religiones (ecumenismo)

    Saludos

  2. los masones son creados por los jesuitas, los masones responden a los jesuitas, un buen ejemplo son los Clinton presidente de EEUU y estudio en una universidad jesuita y es católico. y como dice Andres es muy cierto esto de el ecumenismo y que el papa jesuita se pone al frente como líder de todas la religiones del mundo, captandolas bajo su poder y preparando al mundo para el nuevo orden mundial con su dominio economice y religioso cercenando así la libertad religiosa, bajo una mascara de bondad enmascaran un reino del mundo en contra de Dios, así como el mismo papa comprar a todos los dioses falsos del mundo con el único Dios, diciendo que es porque cada uno ve a Dios de diferente forma, sabiendo que es mentira, porque solo hay un Dios verdadero y lo demás es obra del engaño de satanás, por lo que ese gesto de el papa confirma que el es solo un líder mundial y un falso en lo al Cristianismo, pero al tomar el control de las religiones del mundo lo que hace es terminar de sanar la herida mortal, lo que quiere decir que el fin esta cerca, y ni el papa y ningún poder de este mundo podrá contra Dios en su regreso al venir a buscar a sus escogidos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s