OVNIS: la última advertencia de YAHWEH (Parte I)

El regreso de los Nefilim

Como en los días de Noé

El pasaje de Génesis capítulo 6, como ya se comentó en el artículo anterior; tiene muchas importancias e implicaciones históricas no solo para los cristianos profesantes del día de hoy sino para la humanidad en su totalidad.

He querido dejar establecido que, según las Sagradas Escrituras, los Nefilim (los caídos) fueron la raza híbrida resultante de la unión físico-sexual entre los ángeles del cielo y las mujeres de la Tierra. Ese fue un suceso extraordinario: fue un acto pecaminoso sin precedentes, y ningún pecado fue jamás castigado de la manera en que éste lo fue. Su crimen fue de tal naturaleza y envergadura (los planes demoníacos consistieron en contaminar el genoma humano a fin de evitar que naciera el Redentor prometido en Edén), que ambas partes sufrieron las consecuencias de la manera más inusual y devastadora: la humanidad al ser casi exterminada en el Diluvio y los ángeles al ser ‘arrojados al abismo y metidos en tenebrosas cavernas, reservándoseles para el juicio del fin de los tiempos’ (Ver 2ª Pedro 2:4; 1ª Pedro 3:19-20).

Pero quizás la referencia profética más directa que nos implica a los cristianos que estamos vivos hoy con aquellos eventos que Génesis 6 narra y los sucesos del futuro próximo, sea una advertencia hecha por el Señor Jesucristo. Jesús dijo que al final de los tiempos, antes de que él regresara por los pocos fieles verdaderos que para entonces quedaran, este mismo pecado (la hibridación genética entre las razas humana y angélica) volvería a ser cometido en la época próxima a los “últimos tiempos”. Literalmente, el Señor dijo:

“La venida del Hijo del hombre será como en los tiempos de Noé. Porque en los días antes del diluvio comían, bebían y se casaban y daban en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca; y no supieron nada de lo que sucedería hasta que llegó el diluvio y se los llevó a todos.  Así será en la venida del Hijo del hombre” (Mateo 24:37-39. NVI. Énfasis mío).

Jesús nos habla aquí categóricamente de una última era en la que habrá muy poca fe verdadera, implicando por asociación que la raza Nefilim estará infestando la tierra una vez más. También podemos deducir de esta Escritura que así como la tierra fue destruida por agua y los ‘rectos’ fueron salvados en un arca, de la misma manera, en aquel día que se avecina, el mundo será destruido por fuego (ver 2ª Pedro 3:6-7) y los ‘justos’ serán preservados sobrenaturalmente por el poder de
Dios.

Jesús advirtió también lo siguiente:

“Habrá señales en el sol, la luna y las estrellas.  En la tierra, las naciones estarán angustiadas y perplejas por el bramido y la agitación del mar. Se desmayarán de terror los hombres, temerosos por lo que va a sucederle al mundo, porque los poderes celestiales serán sacudidos” (Lucas 21:25-26. NIV. Énfasis mío).

Missler y Eastman dicen que cuando el fallecido teólogo Walter Martin citaba este pasaje del Nuevo Testamento, solía hacer con su mano un gesto bamboleante que sugería el vuelo de un platillo volador [1]. Por eso, no nos debiera sorprender la posibilidad de que los Ovnis y sus ocupantes sean parte del escenario del fin del siglo.

Un imperio de “seres híbridos”

Hay un interesante pasaje profético en el Antiguo Testamento en el que el profeta Daniel da la interpretación que Dios le proporcionó a él acerca del raro sueño que Nabucodonosor, rey de Babilonia, tuvo cierta noche. En su sueño, Nabucodonosor veía…

“…una estatua enorme, de tamaño impresionante y de aspecto horrible. La cabeza de la estatua era de oro puro, el pecho y los brazos eran de plata, el vientre y los muslos eran de bronce, y las piernas eran de hierro, lo mismo que la mitad de los pies, en tanto que la otra mitad era de barro cocido…” (Daniel 2:31-33.NVI).

Daniel le explica al rey que su sueño hace referencia a una serie de reinos que vendrían después del suyo. “¡Su majestad es la cabeza de oro!”, le dice. El profeta procede a identificar cuatro distintos imperios, representados por cuatro diferentes metales: oro, plata, bronce y hierro; y un imperio final representado por una rara mezcla de hierro y barro, que es una continuación directa del cuarto: el hierro que forma las piernas se extiende hasta abarcar pies y dedos, donde se mezcla con el barro. La serie de imperios que aquí se mencionan comenzaría con el del rey Nabucodonosor.

En su magnifica e indispensable obra, Robert Van Kampen [2] dedica varios capítulos a identificar cada uno de estos imperios históricos basado en otros pasajes tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. Advierte, además, que la más literal de las interpretaciones del pasaje en cuestión resulta en una serie histórica de reinos “bestiales” (egipcio, asirio, babilónico, medo-persa, griego, romano, nazi…) que concluirá con el establecimiento mundial del gobierno del Anticristo. Este octavo y último imperio de la Bestia satánica se describe en el sueño de Nabucodonosor mediante los diez dedos de hierro mezclado con barro, representando a diez naciones diferentes que en el futuro próximo compondrán el último imperio de Satanás.

Al interpretar el sueño del rey, Daniel hace una observación que es por demás interesantísima para la materia que hasta aquí nos ha ocupado en esta obra. Dice:

“Su Majestad veía que los pies y los dedos de la estatua eran mitad hierro y mitad barro cocido. El hierro y el barro, que su Majestad vio mezclados, significan que este será un reino dividido, aunque tendrá la fuerza del hierro. Y como los dedos eran también mitad hierro y mitad barro, este reino será medianamente fuerte y medianamente débil. Su Majestad vio mezclados el hierro y el barro, dos elementos que no pueden fundirse entre sí. De igual manera, el pueblo [que lo formará] será una mezcla que no podrá mantenerse unida” (Daniel 2:41-43. NVI. Énfasis mío).

La enigmática frase “el pueblo será una mezcla”, también puede ser traducida como “la población será híbrida”.  Esto es extremadamente sugerente para nuestra  materia cuando lo miramos 1) a la luz de las advertencias de Jesús en el pasaje de Mateo 24:37, y 2) a la luz de las directrices de la teoría Nefilim que hemos estado delineado en los capítulos anteriores: el establecimiento de un gobierno mundial dirigido por una población de seres híbridos, mezcla de seres sobrenaturales (simbolizados por el hierro) y seres humanos (simbolizados por el barro).

¿Es esto una sugerencia de la repetición de los acontecimientos narrados en Génesis 6? Impacta la mente la sola idea de que los eventos que ya hemos estudiado con detalle se volverán a repetir en el futuro próximo, justo como sucedieron en el remoto pasado, y justo como Jesús dijo que volvería a suceder: “La venida del Hijo del hombre será como en los tiempos de Noé…”.

Abducción por Ovnis: Comienza la hibridación

En las últimas cuatro décadas se ha dado una creciente preocupación en un sector superespecializado de la comunidad psicológica latinoamericana y norteamericana debido al creciente número de casos de ‘abducción’. Con este nombre se conocen en ufología [3] las narraciones de las personas que creen haber sido secuestradas por los ocupantes de los Ovnis, y sometidas a todo tipo de exámenes y manipulaciones. Tales reportes son demasiado raros como para ser creídos con facilidad, aunque muy frecuentes y consistentes como para ser simplemente ignorados. Lo que es particularmente curioso es el promedio estadístico que señala que ya es un 3% de la población la que al menos una vez ha estado involucrada en eventos de abducción.

08-03-2013 15-15-07

El abducido típico es un automovilista que viaja, generalmente de madrugada, por algún paraje solitario, entre las 10 de la noche y las cinco de la mañana. A veces se encuentra acompañado por otros adultos y/o niños que compartirán su experiencia. Después del avistamiento de un OVNI, experimentan parálisis totales o parciales, pérdida de la voluntad y hasta de la conciencia.

La forma de introducirse al Ovni (generalmente de forma discal) varía: a veces se tiene la impresión de ser ‘succionado’ por un ‘tubo de luz’, otras veces a las víctimas simplemente se le hace flotar hasta alguna escotilla por la que son introducidas, etc. El interior es percibido como una sala redonda con cúpula, iluminada por algún tipo de luz de origen incierto. La temperatura se siente fría y el aire pesado.

La reacción psicológica del raptado es de estupor, confusión, desorientación y miedo que puede desembocar en un terror agónico dependiendo del grado de conciencia de lo que le está pasando.

Los ‘grises’

En cuanto a la estatura de los raptores, ésta varía de la de los enanos hasta los gigantes. A algunos se les ha calculado una estatura de menos de un metro, sin embargo, a otros se les ha descrito como verdaderos gigantes, cuya estatura se ha calculado hasta en 4.5 metros.

La mayoría de estos humanoides ha sido descrita como calvos, con cabeza y brazos desmesurados, piel ligeramente grisácea, enormes ojos oscuros y rasgados desprovistos de iris o de pupila, con una ‘mirada eterna’; boca y orejas pequeñas, nariz apenas sugerida, y un rostro de aspecto neutro que no suele dar signos de emociones __como si fueran figuras de piedra__.

Entre ellos y sus raptados la comunicación parece no ser de tipo verbal sino más bien telepática: es decir que son capaces de crear palabras dentro de la cabeza de la víctima. Se dice que cuando llegan a hablar en voz audible, a veces producen un sonido agudo, como un “chillido”, y en otras ocasiones un “bajo profundo” [4].

Con una helada indiferencia hacia las emociones humanas de terror y desamparo, los ‘grises’ simplemente parecen robots sin voluntad ni conciencia, aparentemente obligados a obedecer órdenes de ‘alguien más arriba de ellos’.

En mi opinión, no son más que clones desprovistos de personalidad e iniciativa, programados hacia una disciplina militoide que les hace actuar en la misma forma, como autómatas que marchan en grupos de tres en la misma dirección…

A pesar de todo, cada uno de estos rasgos típicos de los ‘grises’ nos dicen algo con certeza: ellos son muy parecidos a nosotros los seres humanos a la vez que notablemente diferentes. Pero para lograr identificarlos con más precisión debemos examinar su carácter, sus acciones, sus planes. ¿Son benévolos o malvados? ¿Son amigos o enemigos? ¿Están aquí para ayudarnos o para volvernos a seducir? ¿Son siquiera reales, o son el producto de nuestras imaginaciones enfermas?

08-03-2013 15-27-38

268096_342107519233092_195267206_n

Investigadores independientes

John Mack

Quizá el más conocido investigador de abducciones con preparación y trayectoria científica reconocidas haya sido el Doctor John E. Mack (1930-2004), quien fuera profesor de Psiquiatría en el Hospital Cambridge de la Escuela de Medicina de Harvard. El Dr. Mack, quien ostentó un Premio Pulitzer y estuvo reportando sus estudios en más de 200 artículos en revistas especializadas, se involucró personalmente en la investigación de más de cien casos de abducción, e impactó a la comunidad científica declarando, sin temor al ridículo, que él creía que estos seres no solo podían ser reales sino que parecían tener un programa de desarrollo de una tercera raza intermedia e híbrida Zidea que suscribió completamente el investigador español Antonio Ribera, que explicó de este modo el acusado interés por lo genético que demuestran los visitantes durante las abducciones [5] [6].

Durante quince años el Dr. Mack había enfocado sus investigaciones a desentrañar el complejo nudo de los secuestros extraterrestres, para lo cual aclaró que “el hecho de que un fenómeno rehúse tener una explicación convencional, o incluso desafíe nuestras nociones de la realidad, no debiera permitirnos que ignoremos su existencia o prevenirnos de que exploremos sus dimensiones y significado” [7].  Hace pocos años, en la Conferencia de Estudios sobre Abducción que se celebró en el prestigiado MIT (Massachussets Institute of Technology), el Dr. Mack preguntaba provocativamente: “Si lo que estos abducidos están diciendo que les pasó no es real, entonces ¿qué es?” (Bryan, 1995). Y digo yo: ¿No podrá ser la repetición de los extraños eventos de ‘los días de Noé’ registrados en Génesis 6?

El eminente psiquiatra, cuya opinión sobre el fenómeno de abducciones apareció incluso en primera plana en el prestigiado rotativo americano Wall Street Journal, mantuvo que las víctimas que dicen haber sufrido manipulaciones genéticas o haber mantenido relaciones de tipo sexual con sus raptores, no presentan signos de alguna psicopatología del orden, por ejemplo, de la psicosis esquizofrénica, depresión severa u otras disfunciones psiquiátricas importantes.  Por el contrario, afirmó que lo que más le llamó la atención fue la ‘normalidad’ de la población estudiada, que incluyó en su muestra tanto a empresarios como a secretarias, custodios, estudiantes y amas de casa.

Mack añadió que uno de los aspectos más interesantes en el estudio científico del fenómeno de abducción es la consistencia interna en los relatos detallados de diferentes individuos procedentes de las más diversas partes de los Estados Unidos, los cuales “no habrían podido tener forma de comunicarse unos con otros y cuyas historias han emergido solo con dificultad, acompañadas de emociones y de angustia” [8]

Leo Sprinkle

Desde hace años, en los Estados Unidos se celebran encuentros organizados por psicólogos e investigadores independientes, reservados solo a los contactados y a las víctimas de abducción con el objeto de ayudarlos a entender sus experiencias y superar las secuelas de las mismas. Muchos elementos de estas experiencias coinciden, lo cual les otorga mayor credibilidad. El doctor en Psicología Leo Sprinkle es uno de los más dedicados estudiosos del tema. En su opinión, la mayor parte de los contactados es psicológicamente normal, es decir que no se trata de psicóticos, neuróticos o de algún otro tipo de enfermos mentales, lo cual lo hace coincidir con el Dr. Mack. Para Sprinkle, su público está conformado por personas inteligentes y cultas, que como grupo son sinceros en su descripción de lo que creen que les ha sucedido.

El Dr. Sprinkle, quien fue director de la División de Consejería y Evaluación de la Universidad de Wyoming y consultor de la Organización para la Investigación de Fenómenos Aéreos, también ha sometido a hipnosis a decenas de personas que se declaran víctimas de abducción al interior de los OVNIs, y ha dicho que esos aparatos son ‘más que un fenómeno físico; son un fenómeno espiritual’.

Richard Boylan

Por su parte, el psicólogo Richard Boylan, conocido investigador del tema de las abducciones, y quien ha trabajado con más de 165 personas que han tenido encuentros con supuestos extraterrestres, se ha dado cuenta que comprender los sentimientos y confusiones de las víctimas puede ayudarles a darse cuenta de que su experiencia no es solo un hecho extraño sucedido solo a ellas sino también a millares de otras personas.

Budd Hopkins

En los últimos años se ha hablado con mucha frecuencia de raptos llevados a cabo por pequeños seres de cabeza grande.  Por el color de su piel se les ha denominado “los grises”. Estos han protagonizado episodios registrados sobre todo en los Estados Unidos de Norteamérica pero también en Europa y otros lugares del mundo. Budd Hopkins, uno de los estudiosos más conocidos, ha realizado, separadamente, sesiones de hipnosis regresiva sobre centenares de ‘secuestrados’ en las últimas décadas en su llamado “grupo de apoyo” para abducidos en su estudio de Nueva York.

Hopkins, quien es autor del Best-Seller Intruders, le ha dado seguimiento a muchos centenares de casos en todo el mundo, ayudando a los raptados a superar el trauma mediante la hipnosis, aun cuando varios de ellos son capaces de recordar conscientemente el suceso.

El programa de abducción para la creación de una raza híbrida

A menudo, el rapto sucede en la noche, cuando la víctima se encuentra profundamente dormida, estando sola o acompañada.  Los ‘grises’ suelen atravesar cualquier tipo de obstáculo, ya sea ventana o pared, irrumpiendo en la habitación de los sujetos, por lo que se les ha llamado “visitantes de dormitorio”. Como ya hemos dicho, los ‘grises’ se comunican telepáticamente con sus víctimas, las llevan hasta sus naves a través de un túnel de luz, y las someten a un procedimiento médico con diversas sustracciones: a los varones casi siempre se les sustraen fluidos seminales, y a las mujeres les extraen óvulos. A menudo, sobre el cuerpo de los secuestrados quedan cicatrices con formas geométricas (triángulos, círculos) que perduran por años en su piel.

Muchos abducidos creen haber sufrido la implantación de objetos extraños en sus cuerpos, que a veces son detectables mediante scaneo o rayos X, y mostrando inexplicables cicatrices. Hopkins ha mostrado numerosos ejemplos de heridas y casos excepcionales en los que se han encontrado pequeños objetos implantados en el raptado y que ya han sido estudiados en laboratorios universitarios: se trata de extraños objetos cuyo fin ha sido difícil explicar. Al parecer, tales microimplantes permitirían controlar las funciones cerebrales a distancia mediante estimulación radioeléctrica. Serían una derivación de las investigaciones realizadas por el doctor Rodríguez Delgado en Yale y de técnicas como la RHIC-EDOM (Control Intracerebral Radiohipnótico y Disolución Electrónica de la Memoria), que permitiría inducir electromagnéticamente sugestiones post-hipnóticas, amnesias y otros fenómenos alucinatorios de los que suelen presentar los abducidos.  Mediante la irradiación intracraneal con microondas moduladas de muy baja frecuencia y ultrasónicas puede provocarse la audición de los sonidos y voces “telepáticas” que preceden y siguen a las abducciones [9].

Proyecto Blue Beam Parte I: https://laverdadysololaverdad.wordpress.com/2011/02/12/proyecto-blue-beam-parte-i/

Proyecto Blue Beam Parte II: https://laverdadysololaverdad.wordpress.com/2011/02/12/proyecto-blue-beam-parte-ii/

Proyecto Blue Beam Parte III (Final): https://laverdadysololaverdad.wordpress.com/2011/02/15/proyecto-blue-beam-parte-iii-final/

Hopkins ha concluido que el objetivo principal de estos secuestros parece tener que ver con la necesidad por parte de estas entidades de extraer a los humanos el tipo de células que les permita conocer la estructura de nuestro ADN, es decir nuestro patrimonio genético, para después mezclarlo con el de ellos. En otras palabras, todo parece tener que ver con la realización de un experimento genético a gran escala, en el que los extraterrestres pretenden crear una subespecie híbrida.

Es conocido el caso de Kathie Davies [10], una mujer que fue raptada varias veces para convertirse en una suerte de ‘madre de alquiler’, ¡inseminándola hasta nueve veces antes de que ella se diera cuenta!, para extraerle luego los fetos. Una de las escenas más conmovedoras del best-seller de Hopkins, Intruders, tiene que ver con un posterior encuentro entre la víctima y una “niña” con una confusa mezcla de características humanas y alienígenas, fruto de la experimentación genética previa, y a la cual la abducida identifica como su hija perdida, en lo que Hopkins ha denominado ‘ceremonia de presentación’ a bordo de un OVNI y en presencia del padre alienígena. En la nave no solo se le confirma que efectivamente se trata de su hija, sino que cuando la madre intenta llevársela con sigo le dicen que debe aceptar que la niña ha de quedarse con ellos.

Para Hopkins, su hipótesis de la creación de una raza híbrida se encuentra respaldada por cientos de testigos de diversas nacionalidades y culturas. Muchas de estas víctimas reportan que les ha sido extraídos semen u óvulos, otros haber sido seducidos por seres no humanos de un sexo o de otro; y otros han dicho haber visto algunos de los frutos de semejantes cruzas en incubadoras colectivas o en guarderías hipertecnológicas.

Whitley Strieber en su best-seller “Comunión” ha puntualizado que todo parece indicar que los visitantes están aquí y que hacen algo que nos involucra a todos como especie.  Dice que su sigilo pone también en evidencia que tienen grandes deseos de ocultarse. ‘¿Será posible –pregunta– que los gobiernos inadvertidamente les estén ayudando a este respecto, o incluso que de alguna manera los hayan inducido a seguir esta política?’ [9 pag. 26]

Las investigaciones de la inteligencia cristiana en esta área también están en su apogeo. Por ejemplo, Missler y Eastman han intentado explorar las implicaciones bíblicas del creciente número de reportes de avistamiento de OVNIs y sus ocupantes, así como el significado profético potencial de los eventos de abducción y la posibilidad de que un cristiano pueda ser abducido contra su voluntad [1].

Mi tesis

Mi tesis afirma que los ángeles caídos, los Vigilantes y Nefilim echados del cielo, se encuentran una vez más en la Tierra y sus alrededores, y que cuentan con un riguroso programa de manipulación genética que deberá resultar en la creación de un gran número de entidades biológicas híbridas que sirvan una vez más de soporte físico para aquellos ‘espíritus malvados’ que quedaron descarnados como consecuencia de que sus gigantes cuerpos murieron ahogados y aplastados por las aguas del Diluvio. Estas entidades demoníacas están siempre ‘desesperadas’ por encontrar y habitar cuerpos físicos a fin de interactuar en el ámbito del mundo material en el que vivimos.  Esta será la nueva y última irrupción Nefilim en nuestro planeta.

Lo particular y espeluznante de esta nueva y última estrategia de cruza, es que la misma deberá ser tan perfecta que los híbridos puedan ahora pasar por humanos ante nuestros ojos.  Dada la historia de las abducciones, he llegado a creer que ha habido varias etapas en la creación del ‘Nefilim perfecto’. Pero lo que no han podido lograr es la variabilidad en la apariencia, dado que ello solo se logra por el intercambio multigeneracional del material genético. Estoy seguro que esos pequeños seres grises que han sido reportados subiendo y bajando de sus naves para secuestrar gente, están siendo producidos ‘industrialmente’ (clonados) para servir de vehículos de aquellas entidades demoníacas hambrientas de carne y placer físico. ¿Ha notado el lector a través de la iconografía alienígena cuán parecidos son entre ellos mismos?

Hoy estoy seguro también que los frutos de este programa de hibridación que comenzó a reportarse hace ya 50 años, actualmente están siendo multiplicados por la vía de la clonación y la manipulación genética, y que estamos a punto de convertirnos en testigos del resultado de un gran pecado que nos conducirá al profetizado final de todos los tiempos [11].

Referencias y webliografía

[1] MISSLER, C. y Mark Eastman (1997): Alien Encounters: The Secret Behind the UFO Phenomenon. [Koinonia House Inc.] ISBN 1-57821-205-7.

[2] VAN KAMPEN, Robert (1993): La señal. [Colombia: UNILIT]

[3] Ver notas 1 y 2.

[4] STRIEBER, Whitley (1989): Comunión. [México: Grupo Editorial Diana]

[5] MACK, John E. (1994). Abduction: Human Encounters with Aliens. [Ballantine Books: New York]

[6] RIBERA, Antonio (1967). Cartas de tres herejes. [Madrid: Corona Boreales Editores]

[7] Citado en HUNEEUS, J. A. (1996): “Abducciones en el límite de la realidad. Nuevas revelaciones sobre los secuestros extraterrestres”. Año Cero.

[8] MACK, John E. (1994). Abduction: Human Encounters with Aliens. [Ballantine Books: New York]

[9] STRIEBER, Whitley (1989): Comunión. [México: Grupo Editorial Diana]

[10] Uno de los más de 400 casos que Hopkins reporta en su obra Intruders.

[11] David Jacobs, historiador estadounidense que ha estado investigando el fenómeno de abducción durante 30 años, asegura que “el fenómeno del secuestro es una catástrofe en ciernes […] Creo que estamos presenciando una situación desastrosa. No considero que vaya a resultar algo bueno de esto y he aprendido a sentir temor […] Durante años pensamos que era simplemente un experimento o un estudio: una situación de aprendizaje para estos seres. Pero no he encontrado ninguna evidencia de eso. Lo que encuentro es un programa sistemático de explotación de una especie a otra […] Creo que la manufactura y la producción de fetos es la base del fenómeno del secuestro.” http://www.youtube.com/watch?v=5hc37Zf1oyU

La información de este artículo fue tomada del libro de Armando H. Toledo, La Antigüedad del Futuro; EL FENÓMENO OVNI Y EL PROGRAMA EXTRATERRESTRE A LA LUZ DE LA TEORÍA NEFILIM. THE UCLi PRESS, INTL. Cuernavaca, México.

La presente obra digital es el resultado de cientos de horas de investigación bíblica y bibliográfica. Es una edición de autor y se distribuye gratuitamente a los lectores de habla hispana en América Latina y el resto del mundo. El autor, que es un investigador mexicano (n. 1965), no tiene compromisos denominacionales con ninguna iglesia establecida, llámese católica, evangélica o de cualquier otra denominación. La UCLi es un ministerio mundial cristiano de investigación y docencia de carácter independiente.

Primera publicación © 2005.
Todos los derechos reservados.
Se permite el uso de este material para ser citado, distribuido gratuitamente y estudiado en grupos religiosos y no religiosos, siempre y cuando no se altere su contenido y se den los respectivos créditos al autor.

Copyright © 2007 by The UCLi International Ministries
Quinta edición: 2012.

Puede descargar el archivo PDF desde Acá.

9 pensamientos en “OVNIS: la última advertencia de YAHWEH (Parte I)

  1. Una teoría muy interesante… y sobre la misma, una pregunta o reflexión porque eso de que haya una mezcla con rasgos físicos híbridos me rechina un poco, ya que creo que lo físico es secundario, ya que el fin es espiritual (crear un vehículo que pase desapercibido para que se aloje otra entidad cuyo fin es evitar que el humano desarrolle todo su potencial), no crees?
    Si has leído sobre los portales orgánicos (psicópatas), que parece que cada vez hay más y más… No se te ha pasado por la cabeza que pueden ser los psicópatas el resultado de ese proceso de hibridación? Considéralo, parecen humanos pero no lo son por entero (les falta la empatía y el sentimiento), a mí me resultarían, si pretendiera invadir a una especie sin que se enterara, el mejor de los medios posibles. Los psicópatas imitan sentimientos y se nutren de nuestra atención y energía emocional, los humanos no nos nutrimos de otros humanos.
    Un saludo!

  2. De nada, a ti por tus artículos.

    Respecto a lo que te comentaba, ya lo decía Gurjeff:
    “Un considerable porcentaje de las gentes que vemos por las calles de cualquier gran ciudad están ya completamente vacías por dentro; es decir, están ya verdaderamente muertas. Es una gran suerte el que nosotros ni veamos ni sepamos la verdad de estas cosas. Si verdaderamente supiésemos cuántas personas están verdaderamente muertas y si supiésemos cuántos de estos cadáveres animados gobiernan nuestra vida, nos volveríamos locos de horror. […] Si un hombre incapaz de hacer algo por sí mismo llega a descubrir la verdad, por cierto que se volverá loco. Pero esto sucede muy raras veces. Por lo general, todo está dispuesto de tal modo que ninguna persona pueda ver la verdad prematuramente.”

    y Amos M. Gunsberg también, es quizás más explícito:
    “Solíamos llamarlos psicópatas, estas criaturas que aparecen en nuestro planeta con forma humana, pero que no son seres humanos.
    Notamos que son amorales. Eso debería habernos aportado una pista.
    Notamos que no sienten sentimientos. Eso debería habernos instruido.
    Notamos que no tienen corazón. Eso debería haber hecho saltar las alarmas.
    Estas criaturas carecen de los elementos que distinguen al ser humano. No exhiben ninguna conexión ni ninguna comprensión de lo que llamamos “moralidad”, “honestidad”, “decencia”, “juego limpio”, etc. Carecen de la facultad que denominamos empatía. Carecen de lo que denominamos introspección.
    La humanidad ha pasado siglos tratando de encontrarle un sentido a estas criaturas como una forma de seres humanos. Todo fue en vano. No solamente en vano, sino al enorme costo que está teniendo para nuestra civilización. Estas criaturas no son seres humanos echados a perder. Son una especie diferente que se dedica a asesinar los valores humanos como un preludio al asesinato de los seres humanos propiamente dichos. […] Estas criaturas no piensan como humanos. No hablan como humanos. No saben lo que es ser humano.
    Los clasificamos como “humanoides.
    Sí, su forma es humana. Si logramos resistir a sus ataques violentos durante un período de tiempo suficiente, finalmente podremos desarrollar un equipo técnico de investigación que medirá cuán diferentes son de los seres humanos, a pesar de la similitud de su aspecto.”

    He leído la biblia, y aunque no soy ninguna experta, las múltiples referencias sobre todo de libros como el apocalipsis a la época de falsedad actual (y la dinámica de engaño en que está metida la humanidad), junto con el auge del fenómeno ovni de los últimos 60 años y la proliferación de psicópatas por todas partes (en la vida de casi todas las personas se ha acoplado uno o más, y con suerte quien se ha dado cuenta se ha librado de ellos) o de la “cultura del eufemismo” actual me encajan lo suficiente como para plantearme la hipótesis de que esos seres sin alma puedan ser los vehículos usados por otro tipo de entidades para drenar energía a los de verdad humanos, con las consecuencias que ello implica…

    Por el momento, lo que te comento me parece una hipótesis más que factible..

    Mmmmm! voy a leer el post que enlazas ahora mismo!
    Un saludo!!

  3. El linaje de las 13 familias iluministas en la cúspide de la pirámide de poder que reciben órdenes directamete de los emisarios de Satanás, de seguro ya portan en su sangre el linaje Nephilim. También el anticristo será el Nephilim perfecto, un individuo que será tomado de una mujer humana y mutado en sus características genéticas para crear un muñeco que habría de ser tomado y poseído por una potestad satánica de alto rango (un principado o ángel caído). Los demonios tienen un conocimiento increíblemente alto de la composición genética humana desde el primer día en que el humano cayó por el pecado de Adán y Eva, y como los ángeles son seres asexuales, creo que evidencias de abducciones tenemos desde el pasaje de Génesis 6, en donde nos dice que los hijos de Dios tomaron para sí mujeres de las hijas de los hombres y procrearon hijos con ellos. De ninguna manera se pudo haber dado una reproducción sexual, tuvo que haber una manipulación genética ahí para que semenajentes monstruos hubiesen surgido. Pero de todas formas, ellos son parte del plan de Dios para el juicio de la tierra, por eso dejó sobrevivir un remanente de ellos del diluvio. Recordemos que Dios tiene todo bajo control y si él permite algo es para el avance de su plan perfecto de redención para sus hijos y para edificación de ellos.

    Saludos

  4. Pingback: El Anticristo y la conexión Alienígena | La Verdad y solo la Verdad

  5. Pingback: ¿Por qué EE.UU., Gran Bretaña, Francia e Israel odian tanto a Siria? | La Verdad y solo la Verdad

  6. Hola, gracias por el y los artículos, el prisionero lo primero que ha de saber es que esta preso, esta humanidad esta secuestrada por un monumental engaño.

    Personalmente pienso que no se puede avanzar si no somos capaces de discernir correctamente la mentira de la verdad.

    Debido a ello es prioritario seguir esta linea de investigación para poder vertebrar correctamente los mecanismos o vías de escape hacia la VERDAD.

    Veo en este articulo que no haces referencia a las investigaciones del italiano Dr. Corrado Malanga.

    Mi pregunta es si no las incluyes porque no son correctas, o bien porque la investigación de John Mack es similar.

    Gracias por tu trabajo.

    • Hola José Miguel, creo que los trabajos investigativos de Malanga y Mack no tienen porque ser opuestos, a diferencia de Mack, Malanga fue más directo al mencionar que: “detrás de las abducciones se encuentran unos seres terroríficos con unas intenciones más allá de lo maquiavélico”. Creo que Mack también se dio cuenta de ello, pero no se dejó llevar por sus emociones dado que era un científico.

      Los “negativistas” piensan que los extraterrestres estén simplemente explotando a los humanos para sus oscuros propósitos, obligándolos a humillantes procedimientos médicos (extracción de semen y óvulos, fecundación artificial de mujeres con sucesiva extracción del feto, creación de híbridos humanos/alienígenas, introducción de microchip etc.). Pero según el Prof. David Jacobs, historiador de la Temple University y autor de “The Treat”, los alienígenas persiguen un preciso plan: modificar genéticamente a los terrestres para una convivencia entre humanos y alienígenas en la Tierra (véase ‘La Onda’, de Laura Knight).

      Saludos y gracias por comentar

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s