La estúpida lógica de la guerra

Según la Agencia Venezolana de Noticias, Chávez aumentó en US$ 5.000 millones el presupuesto para armas de la Fuerza Armada Bolivariana. Caracas ya había comunicado, en enero, la llegada de tanques rusos. Entonces, el Presidente recordó que en los últimos años ha comprado a Rusia fusiles, helicópteros, aviones y los tanques. El ministro de Defensa brasilero no cree que tenga ningún objetivo agresivo. Obviamente no le importa que se gasten fortunas en armas, total lo pagan los ciudadanos. Más aún, Brasil mismo tiene un gasto enorme y, entre otras cosas, está desarrollando un submarino nuclear.

“Para garantizar la paz y proteger nuestros recursos (energía, petróleo, Amazonía, biodiversidad, producción de alimentos) tenemos que asegurar la disuasión ante posibles amenazas” aseguró el ministro brasilero que remató que no puede “decir de dónde vendrán las amenazas… (pero) es necesaria más disuasión y… a futuro, será una empresa colectiva de América del Sur. A futuro, quizá tendremos amenazas de piratería” (me parece que éste ha visto la peli Los piratas del Caribe demasiadas veces).

O sea, que no tiene amenazas ni sabe de dónde vendrán pero igual gasta fortunas, mientras niños mueren de hambre gracias al peso del Estado que provoca pobreza. Sin embargo, el ministro aseguró que existen objetivos: narcotráfico, contrabando, minería ilegal. Lo que resulta irónico pues el Estado criminaliza a la sociedad (por ejemplo, prohíbe el consumo de algunas drogas o el libre comercio internacional, y considera criminales a quienes violan estas “leyes”) y luego dice que ¡esos criminales representan una amenaza!

Todos los recursos a los que se refiere el ministro están perfectamente regulados por el mercado natural que prevé precios, y otros mecanismos, para que las personas cooperen voluntariamente en su producción, uso e intercambio. De modo que ningún conflicto se cierne salvo que el Estado, utilizando el monopolio de la violencia, introduzca coacción, tensión en las relaciones sociales.

Pero esta no es la única lógica estúpida de la guerra. Según Reuters, Obama autorizó a brindar asistencia a los grupos armados que luchan contra el tirano Al Assad y que, según Rusia, son yihadistas sunnitas procedentes de Argelia, Marruecos, Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Egipto, Libia y Túnez. Washington reconoció que están colaborando con un comando central operado por Turquía y aliados en Adana, a 100 kilómetros de la frontera Siria, donde está la base aérea estadounidense Incirlik.

La ONU recibió informaciones de que el Ejército Libre Sirio y otros rebeldes también usan niños en sus operaciones y existen “noticias sobre milicianos de la oposición que torturan o ejecutan a prisioneros”. En otras palabras, no parece que los rebeldes armados sean mucho mejores que el tirano actual, confirmando que la violencia (incluida la que ejerció la OTAN), dentro de la “primavera árabe”, está sirviendo para cambiar unos delincuentes por otros.

Es incoherente creer que los problemas de los tiranos se solucionan con más violencia. Pero, además, hay que desconocer la naturaleza para no advertir que los métodos más eficaces de defensa son los que superan a la violencia, como la prevención, la disuasión, la negociación, el liderazgo moral y la cooperación voluntaria para el mejoramiento de la situación.

Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California

Escrito por: ALEJANDRO A. TAGLIAVINI |  EL UNIVERSAL

alextagliavini@gmail.com

Fuente: http://www.eluniversal.com

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s