USGS advierte aumento de sismos en EE.UU. gracias al hombre

Desde 1970 hay 6 veces más movimientos, una de las causas es la actividad del petróleo y gas.

Mapa que muestra aumento de terremotos en la zona oeste centro de Estados Unidos. (USGS)

El Servicio Nacional de Geología (USGS) informó ayer que los sismos sobre una magnitud de 3 grados en la escala Richter en Estados Unidos aumentaron seis veces en 2011 respecto a los años del siglo XX, y señalan que una de las causas es la actividad del petróleo y gas realizada recientemente por el hombre.

Ellos informan que estudiaron las bases de datos que existen desde 1970, especialmente en regiones donde hay un aumento de la producción.

“Los estudios del USGS no sugieren que el fracturamiento hidráulico, conocido comúnmente como “fracking,”, hace que aumente la tasa de los terremotos. Científicos del USGS han encontrado, sin embargo, que en algunos lugares el aumento de la sismicidad coincide con la inyección de aguas residuales en profundos pozos de eliminación”.

Las aguas residuales a las que se refieren son los  subproductos de la producción de petróleo y de gas natural que también se da en  los yacimientos de carbón.

Los científicos citan como ejemplo el aumento significativo de la actividad sísmica en las zonas centro del país, sobre todo enColorado, Texas, Arkansas, Oklahoma y Ohio. En estos lugares la eliminación de aguas residuales se realiza a través de estos profundos pozos de inyección.

“Aunque resulta probable que los cambios observados de la tasa de sismicidad en la parte central de los Estados Unidos en los últimos años son obra del hombre, aún queda por determinar si están relacionados ya sea con cambios en las metodologías de producción o en la tasa de producción de petróleo y gas”, señala USGS.

“El hecho de que la disposición inyectada de las aguas residuales producidas al extraer los recursos tiene el potencial para causar terremotos se conoce desde hace tiempo”, agrega.

Uno de los primeros casos documentados es en el Arsenal, en las Montañas Rocosas, cerca de Denver. “Un gran volumen de aguas residuales fue inyectado desde 1962-1966, induciendo una serie de terremotos, por debajo de magnitud 5”.

De los aproximadamente 150.000 pozos de inyección, cerca de 40.000 están en Estados Unidos, pozos de eliminación de desechos de fluidos para las operaciones de petróleo y gas, y una fracción de estos pozos induce terremotos que son suficientemente grandes como para ser motivo de preocupación para el público, destaca USGS, agregando que hay numerosos estudios previos que avalan la información.

Fuente: http://www.lagranepoca.com

Referencia: http://earthquake.usgs.gov/earthquakes/eqarchives/year/eqstats.php

Sismo inusual en Indonesia sorprende a los científicos

Un grupo de personas mira los muros derruidos por un sismo en una prisión en la provincia indonesia de Ache, el miércoles 11 de abril de 2012. El poderoso terremoto sorprendió a los científicos, porque los sismos de ese tipo suelen ser más leves (AP Foto/Kyodo News) JAPAN OUT, MANDATORY CREDIT, NO LICENSING IN CHINA, HONG KONG, JAPAN, SOUTH KOREA AND FRANCE ANONYMOUS / AP

LOS ANGELES — El intenso sismo frente a las costas de Indonesia sorprendió a los científicos porque se trató de un tipo de temblor que no suele ser tan poderoso.

Los terremotos más fuertes tienden a ocurrir en zonas de subducción, en las que una placa de la corteza terrestre se desplaza por debajo de otra. Fue este fenómeno el que causó el sismo de magnitud 9.1 en el 2004 en el Océano Indico y el de magnitud 9 en Japón el año pasado.

El temblor del miércoles de magnitud 8.6 ocurrió a lo largo de una falla similar a la de San Andrés en California. Los científicos dicen que es raro que sean tan intensos estos sismos deslizantes, en los que bloques de piedras se desplazan horizontalmente.

“Por cierto es una rareza”, comentó la sismóloga Susan Hough, de la Oficina Geológica Nacional en Pasadena, California.

Indonesia, en uno de los sitios más sísmicos del planeta, está situada sobre el “Anillo de fuego”, un arco de volcanes y fallas que rodean la cuenca del Pacífico. Con el tiempo se va acumulando presión sobre las rocas, que a la larga estalla en sismos.

El terremoto del miércoles fue seguido por un remezón de magnitud 8.2. Ambos fueron sismos deslizantes.

“Hace una semana no habríamos pensado que pudiéramos tener un sismo deslizante de esta magnitud. Este es muy, muy intenso”, observó Kevin Furlong, profesor de ciencias geológicas en la Universidad Penn State.

Tan poderoso, por cierto, que el sismo central entró en los libros de historia. El Centro Nacional de Información Sísimica calificó el temblor del miércoles como el undécimo más intenso desde 1900. Es probablemente el mayor sismo deslizante, aunque se debate acerca de si un sismo de magnitud similar en Tíbet en 1950 fue del mismo tipo.

Un análisis preliminar indica que un costado de la falla desbordó el otro en 21 metros (70 pies), motivo importante para la magnitud del temblor. Por el contrario, durante el terremoto de San Francisco de 1906, que tuvo una magnitud 7.8 en la falla de San Andrés -quizás el sismo deslizante más conocido-, el suelo se desplazó 4,5 metros (15 pies).

La costa de Sumatra ha experimentado tres fuertes sismos deslizantes desde 2004, pero el del miércoles fue el más intenso.