“Guerra encubierta” con Irán se intensifica y cruza fronteras

Bangkok, Londres.- El ruido más fuerte que Thongma Danoi había oído en su vida fue seguido 20 minutos más tarde por un extraño espectáculo: un iraní aturdido y ensangrentado que llevaba dos cables adheridos a su cuerpo en un barrio tradicionalmente tranquilo de Bangkok.

“Perdía mucha sangre”, dijo Thongma, de 68 años, quien vio al hombre iraní, identificado más adelante como Saeid Moradi, huyendo de una casa alquilada que quedó despedazada por una explosión el martes. “La gente gritaba: ‘¡Tiene una bomba!’ Traté de no mirarlo”.

Minutos después, Thongma oyó una segunda y una tercera explosión.

Israel dijo que las explosiones en Bangkok eran evidencia de un “intento de ataque terrorista” y culpó a Irán. Pero Teherán negó su participación en el hecho.

Los tres intentos de ataque de esta semana, que incluyeron un atentado contra la esposa de un diplomático israelí en Nueva Delhi y una bomba desactivada en el vehículo de un enviado iraní en la capital de Georgia, Tiflis, parecieron inusualmente torpes.

Pero expertos en seguridad creen que envían un mensaje claro: la primera represalia seria en una campaña cada vez más sangrienta pero silenciosa de sabotaje contra el programa nuclear de Irán.

Al menos cuatro científicos nucleares iraníes fueron asesinados en los últimos años en ataques presuntamente perpetrados por o para los servicios de inteligencia de Israel.

Mientras Israel se niega sistemáticamente a hablar del tema, algunos analistas en seguridad también sospechan que ha estado involucrado en una serie de explosiones contra complejos militares y nucleares en Irán, como una en noviembre en la que murieron más de 12 personas, incluyendo un destacado general.

Teherán negó haber tenido algún rol en los ataques de esta semana y acusó a Israel de estar detrás de ellos. Pero hay fuertes sospechas de que la real intención pudo haber sido advertir al Estado judío que Irán está preparado para responder.

“Veo en lo que ocurrió un mensaje del tipo: ‘Todo lo que hacen ustedes, yo también lo puedo hacer'”, dijo Gad Shimron, ex oficial de campo del Mossad que escribe sobre asuntos de inteligencia.

“En otras palabras, si Israel usa el terror para sus necesidades de seguridad, puede esperar represalias del otro lado”, agregó.

En un entorno de creciente tensión, paranoia y miedo, hay un riesgo de escalada avivado por las sospechas en torno al programa nuclear de Irán, un potencial ataque israelí contra Irán y un conflicto devastador en el Golfo.

“Hay más y más presión de todos lados”, dijo Anthony Cordesman, ex funcionario de inteligencia y defensa de Estados Unidos y actual jefe de estrategia del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales , un grupo basado en Washington D.C.

“Todos ellos ahora están interactuando de modos que hacen cada vez más difícil anticipar las acciones del otro”, añadió.

ATAQUES SIMILARES

Aunque algunos funcionarios occidentales dicen que es demasiado pronto paa culpar a Teherán por los ataques de esta semana, analistas de seguridad señalan la creciente evidencia circunstancial. Las autoridades tailandesas dijeron que bombas magnéticas similares fueron usadas en Nueva Delhi, Tiflis y Bangkok.

Aunque no acusaron directamente a Teherán, señalaron que los otros dos hombres arrestados en relación a las explosiones en Bangkok -uno en la capital tailandesa y el otro en el aeropuerto de Kuala Lumpur en Malasia cuando compraba un pasaje a Irán luego de huir de Tailandia- también eran iraníes.

El ataque en Delhi -en el que un motociclista colocó una bomba magnética del tamaño de un iPad en un vehículo diplomático israelí- pareció ser una imitación del letal atentado del 11 de enero contra el científico iraní Mostafa Ahmadi-Roshan en medio del tránsito de Teherán.

Irán ha usado grupos intermediarios como el libanés Hezbollah o el palestino Hamas para atacar a sus enemigos en el exterior, y expertos en inteligencia creen que pudo haber hecho lo mismo en este caso.

La relación de Irán con Hamas se debilitó en los últimos años, pero su vínculo con Hezbollah permanece firme.

Otros analistas creen que los culpables podrían ser miembros de las Guardias Revolucionarias de Irán, quizás de la Fuerza Quds, que se cree que es la encargada de las “operaciones extraterritoriales”.

Las teorías conspirativas abundan. Algunos hablan incluso de la posibilidad de que Israel mismo haya orquestado los ataques para dañar la relación de Irán con potencias asiáticas clave, sobre todo India, su principal comprador de petróleo.

“La situación está empeorando cada vez más y por supuesto ofrece una buena excusa a cualquiera que quiera participar en hostilidades reales”, dijo Farhang Jahanpour, de la Facultad de Estudios Orientales de la Universidad de Oxford.

Fuente: http://www.oem.com.mx/laprensa/notas/n2431209.htm

Acoso a Irán: poniendo manzanas podridas en su cesto

En los últimos tiempos, Irán está siendo acosada por las potencias occidentales bajo las órdenes directas o las acciones directas de Estados Unidos.

Con la única base de la creencia especulativa de Estados Unidos e Israel de que Irán estaría desarrollando un programa nuclear militar tan aterrador como el de los propios Estados Unidos; la llamada Comunidad Internacional le viene imponiendo sanciones comerciales a la República Islámica desde hace meses, tendentes a estrangular la principal fuente de ingresos del país, el petróleo.

Otras vías de acoso a Irán

Otra de los métodos seguidos por los acosadores es el ataque directo a las instituciones financieras del país islámico. Para no tener que esperar frutos de largos y sofisticados acosos financieros como el que están utilizando contra Europa, los Estados Unidos decidieron hace unos días el bloqueo de todos los activos financieros de las empresas y del Gobierno iraníes.

Además, también existe una línea de acoso por la vía diplomática. En este terreno, Israel es un actor importante. Y aunque parezca éticamente inaceptable mezclar en una misma frase “Israel” y “diplomacia”, lo cierto es que el diplomático es un terreno donde Israel se desenvuelve bien, ya que cumple con su cometido a la perfección. Pretende ahora el estado hebreo desacreditar a los diplomáticos iraníes como represalia por los atentados contra sus diplomáticos en India, Georgia y Tailandia. Hacer extensivas acciones como esta al resto de los países debería tener como resultado que Israel sería el país con más diplomáticos desacreditados por metro cuadrado del mundo.

Pero además, los promotores de este acoso múltiple contra Irán, tienen a su disposición a una legión de soldados rasos que tienen la misión de tergiversar o mentir descaradamente sobre las informaciones relativas a Irán. Estos soldados rasos, con misión zombie, son los medios de comunicación.

Las sanciones comerciales contra Irán son interpretadas como una consecuencia lógica del empeño en “seguir fabricando un arsenal nuclear” por parte de Irán, a quien se responsabiliza por completo de las propias sanciones.

Dado que las sanciones impuestas por Estados Unidos a Irán están motivadas por el “supuesto” programa nuclear militar iraní, cabía esperar que los anuncios de avances tecnológicos de Irán, que además han sido ofrecidos por Ahmadineyad a la Comunidad Internacional, fueran interpretados por la prensa como una señal de alarma, pero sin embargo son interpretados como ‘autobombo’.

Como medida de respuesta al acoso de las sanciones comerciales europeas sobre el petróleo iraní, el Gobierno de este país ha anunciado la suspensión de sus exportaciones a determinados países europeos. El bloqueo europeo a la importación de petróleo iraní se produjo a finales de enero pasado y la noticia fue tratada desde el punto de vista de la subida del precio del petróleo que, lógicamente, tendría como primera consecuencia. Se decía: “Los consumidores de petróleo se verán afectados por la ‘guerra fría’ con el país persa”, ni rastro de los sancionadores/acosadores en el mensaje. Sin embargo, cuando ha sido Irán quien ha decidido suspender sus exportaciones a esos mismos países sancionadores 15 días después, la noticia es tratada desde el punto de vista del daño que esto le causará a España, y se titula: “España, gran afectada“. Es extraño que 15 días antes no se se resaltara esta afectación.

Por último, resulta también destacable el esfuerzo por resaltar, magnificar y manipular todo lo que tenga que ver con al oposición iraní. Es notable en este sentido el esfuerzo de los medios por hacer pasar a todo manifestante como pacífico, a todo preso como político, y a todo opositor como independiente, cuando parece que podría haber pruebas del apoyo a la subversión en Irán que ofrecen países como Alemania o Reino Unido.

Incluso hechos que aún no han ocurrido son motivo de “noticias” en las más importantes agencias de información. Es el caso de Europa Press que titula: “Irán actuará contra cualquier protesta pública de la oposición“. La noticia solo recoge la intención del Gobierno iraní de mantener el orden en sus calles, como lo viene haciendo Estados Unidos con el movimiento Occupy Wall Street, o como lo viene haciendo el Gobierno español contra quienes muestran su rechazo a la reforma laboral que les convertirá en esclavos. Solo que en este caso el país que reprime las manifestaciones no está en la misma línea de pensamiento que los países “civilizados” de occidente.

Por el momento nadie puede asegurar con absoluta certeza si todas estas acciones de acoso a Irán tienen por objetivo el deseo estadounidense de apropiarse de su petróleo o si, en cambio, tienen por objetivo el deseo estadounidense de apropiarse de su petróleo.

Original: http://impresionesmias.com/acoso-a-iran-poniendo-manzanas-podridas-en-su-cesto/

http://www.alainet.org/active/52820&lang=es