Medio Oriente se desmorona junto a la política exterior de Barack Obama

Miles han muerto en Siria y cada día se derrama más sangre. Irán a tiro de piedra de un arma nuclear, amenazando la misma existencia de Israel. Y en Egipto, a 19 americanos se les ha prohibido abandonar el país, haciendo de ellos auténticos rehenes en una tierra hostil. Todas las señales dicen que Medio Oriente se está desmoronando y la política exterior del presidente Obama colapsa junto con la zona.

Fíjense primero en Homs, Siria — el epicentro de un levantamiento de 11 meses contra el brutal gobierno de Bashar al-Asad, que envía la muerte sobre su pueblo cada minuto del día. Naciones Unidas estima que el régimen de Asad ha matado más de 5,000 manifestantes en los últimos once meses y sólo el viernes noche mató a 200. La Liga Árabe ha emplazado observadores en el país, cuya misión es supervisar el cumplimiento de un plan de paz. Eso ha fracasado.

La administración Obama se precipitó a ir al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas e intentó  aprobar una resolución que exhortaba a Asad a dejar el poder. Predeciblemente, China y Rusia vetaron la resolución. El lunes, Estados Unidos finalmente cerró las puertas de su embajada en Damasco y retiró al personal diplomático debido a constantes problemas de seguridad. Mientras tanto, los expertos en inteligencia están examinando el riesgo de que terroristas controlen los depósitos de armas de Siria en caso de que caiga el régimen de Asad.

Al este, en Irán, la búsqueda a toda máquina de armas nucleares que lleva a cabo el régimen está alcanzando su máximo. El secretario de Defensa Leon Panetta recientemente comentó que el país podría construir una bomba en un año y tener los medios de enviarla a larga distancia uno o dos años después.

Finalmente, en Egipto, varios oficiales publicaron una lista de 43 personas, incluidos 19 americanos, acusadas de interferir con las políticas internas de Egipto. No se les permite abandonar el país y podrían ser llevadas pronto a juicio sobre alegaciones de que financiaron ilegalmente grupos políticos en las elecciones parlamentarias de Egipto. James Phillips, de Heritage, explica que “se han convertido en rehenes en una lucha de gran alcance: la lucha por la libertad en Egipto contra una alianza diabólica entre el gobierno militar provisional y los partidos islamistas que asumirán pronto el poder”.

El presidente Obama y miembros de su gabinete intentaron contactar con líderes egipcios sobre este asunto, pero en las palabras de Lorne Craner, director de la organización pro-democracia IRI, “las cosas están empeorando . . . Todos nos preguntamos qué sucede. He hecho dos visitas al Departamento de Estado y una al [Consejo de Seguridad Nacional]. Si el presidente llamase a alguien, algo se arreglaría”. Pero como fue el caso con el presidente Jimmy Carter, la Casa Blanca parece indefensa cuando hay americanos cautivos.

Ninguna de estas crisis ocurre porque sí — excepto por la ausencia de una bien pensada estrategia de Estados Unidos para tratar con estas condiciones que siempre andan empeorando. Desde que llegó al cargo el presidente Obama ha seguido una estrategia diplomática de encanto y comedimiento: intentando que se alcanzase la paz entre Israel y Palestina, tratando con Siria e Irán y retirándose de Irak. Ahora vemos los resultados.

Irán, ese renegado internacional, sigue su ascenso junto con su amenaza al mundo. Miles han muerto en Siria bajo un brutal dictador mientras la comunidad internacional hace inanes condenas. Israel, aliado de Estados Unidos, parece listo para encargarse por su cuenta de estos asuntos para asegurarse de su supervivencia, mientras las perspectivas de la paz con Palestina siguen siendo mínimas. Hay ciudadanos de Estados Unidos atrapados en Egipto mientras islamistas antioccidentales intentan consolidar su poder. Y las perspectivas otrora pacíficas en Irak se han ido al garete a causa de un ataque terrorista tras otro después de que las fuerzas militares de Estados Unidos se fueran de allí. Obama ha fracasado permanentemente a la hora de salvaguardar los intereses de Estados Unidos en la región o en tomar iniciativas proactivas eficaces para tratar con la amenaza de un creciente extremismo y una violencia en aumento que podría llevar al conflicto regional.

Hay acciones que Estados Unidos puede y debe tomar. Phillips explica que, en Siria, “la mejor asistencia que puede dar Estados Unidos para disminuir el sufrimiento de los sirios es ayudar a acelerar la caída del régimen de Asad”. Y lo puede hacer trabajando con los aliados europeos, Turquía y los estados árabes para escalar las sanciones, dar socorro humanitario a los refugiados y proporcionando apoyo diplomático y económico a la oposición siria — mientras se abstiene de intervenir militarmente.

Para hacerse cargo de Israel e Irán, Phillips y James Carafano aconsejan que Estados Unidos tenga una clara política, sin ambigüedades, de protegerse a sí misma y a sus intereses.

En lo referente a Egipto, Phillips escribe que Estados Unidos debería “congelar la ayuda exterior americana a El Cairo y dar a los nuevos líderes de Egipto un ultimátum: O liberan a los rehenes americanos o perderán de modo permanente la ayuda exterior de Estados Unidos así como cualquier ayuda americana para refinanciar la onerosa deuda nacional de Egipto”.

Más en general, el presidente Obama debe cambiar de forma fundamental de rumbo en Medio Oriente. Su política de encanto diplomático no ha funcionado y el mundo ve los resultados. Medio Oriente está derrumbándose y una ineficaz y paralizada administración Obama está liderando desde atrás con una política exterior que ha fracasado por completo ante las rápidamente cambiantes condiciones a lo largo del Mediterráneo sur y más allá, con consecuencias que retumban en todo el planeta.

Fuente: http://www.elojodigital.com/contenido/10530-medio-oriente-se-desmorona-junto-la-politica-exterior-de-barack-obama

2 pensamientos en “Medio Oriente se desmorona junto a la política exterior de Barack Obama

  1. Pues veo que la verdad no estas contando. Es de bien sabido que los que han instado a la violencia en Siria son mercenarios contratados por EEUU para desestabilizar la zona como ya hicieron en Libia, solo para robarles el petróleo. Los mismos que estaban en Libia están ahora Siria que han entrado por Turquia. La misma Turquía los está abasteciendo de armas.
    Los medios de comunicación están manipulados, muchas de las imágenes que están saliendo por TV no corresponden a Siria. Nos enseñan lo que quieren que veamos. El objetivo de la Otan y EEUU es meterse en Siria para ser puerta para entrar en Irán y como hagan esto muy mal va acabar ya que Iran y Siria están apoyados por Rusia y China.
    Aquí los terroristas están siendo los americanos y la Otan desestabilizando la zona para “apoderarse de su petroleo”.

    • En efecto mi estimado, pero eso es “harina de otro costal” como decimos por acá. Aunque usted en sus puntos está en lo correcto.

      No se di pudo darse cuenta, de que esta noticia finalmente lo que busca es darle el paso a Israel para que pueda desatar finalmente la guerra, haciendo uso de un “pretexto” como lo son las políticas exteriores del presidente de EEUU Barack “Osama”. http://www.libertad.org/obama-necesitara-mas-que-esperanza-si-israel-ataca-iran/

      Cito:

      “Ninguna de estas crisis ocurre porque sí — excepto por la ausencia de una bien pensada estrategia de Estados Unidos para tratar con estas condiciones que siempre andan empeorando. Desde que llegó al cargo el presidente Obama ha seguido una estrategia diplomática de encanto y comedimiento: intentando que se alcanzase la paz entre Israel y Palestina, tratando con Siria e Irán y retirándose de Irak. Ahora vemos los resultados.”

      Ahora, no podemos dejar de lado a Turquía, ¿Porqué?. Hubo un tiempo en que Turquía era uno de los pocos aliados regionales de Israel. Un acuerdo estratégico militar y económico les unía desde los años 90 con la bendición de Estados Unidos. Israel lanzó sobre Gaza la operación “Plomo Fundido” pocos días después de haber asegurado a Ankara que no contemplaban ninguna intervención militar en la franja. http://es.euronews.net/2011/09/12/se-dispara-la-tension-entre-turquia-e-israel/

      Comentario suyo: Aquí los terroristas están siendo los americanos y la Otan desestabilizando la zona para “apoderarse de su petroleo”. En efecto, pero está dejando afuera a un actor importante: Israel a través de su servicio de “inteligencia”, el MOSSAD, uno se preguntará, ¿Qué tiene que ver Israel en todo esto?, pues, para que EEUU pueda lograr sus objetivos estratégicos y energéticos (como bien usted menciona), necesita de un aliado importante en medio oriente, y definitivamente Irán no lo es. Por ambos flancos EEUU tiene ganancias, increíblemente.

      PD: Tampoco debemos dejar fuera al Vaticano de este show, pero como dije al principio, “esto es harina de otro costal”.

      Saludos y muchas gracias por su comentario y corrección

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s