Hay corrupción en el Vaticano: un arzobispo

CIUDAD DEL VATICANO.— Como parte de su misión, el Vaticano combate desde siempre la corrupción, un cáncer del cual siempre se ha sentido inmune pese a algunos episodios en su reciente historia que, rápida y misteriosamente, desaparecieron de los medios de información, por provenir de fuentes poco confiables y ajenas, la mayoría de la veces, a la Santa Sede.

Pero lo que anoche reportó el programa televisivo italiano “Los Intocables” es muy distinto: esta vez, quien denunció actos de “corrupción” en los muros vaticanos fue el arzobispo Carlo María Viganó, hoy nuncio apostólico en Estados Unidos y ex secretario general del “gobernatorato” del Vaticano, que se encarga de las licitaciones y abastecimientos en este minúsculo pero potente Estado.

En una desconcertante carta dirigida al papa Benedicto XVI, el 27 de marzo de 2011, Viganó describió, usando la palabra “corrupción”, la situación que encontró en 2009, al asumir el “gobernatorato”, y pidió no ser transferido tras haberla expuesto. “Mi transferencia podría turbar a aquellos que han creído posible resanar las tantas situaciones de corrupción y prevaricación”, escribió el arzobispo, haciendo saber al jefe máximo de la Iglesia católica que “los cardenales Velasio De Paolis, Paolo Sardi y Angelo Comastri conocen bien la situación”.

Viganó explicó que al tomar posesión del “gobernatorato” se encontró con un déficit de 8 millones de euros, entre cuyas causas estaban las licitaciones vaticanas, gran parte de las cuales eran otorgadas sin concursos y siempre a las mismas empresas. Ello permitió a las compañías beneficiarias duplicar los costos de sus trabajos, respecto de los precios de mercado: la astronómica cifra gastada en el nacimiento montado en San Pedro en la Navidad del 2009, 550 mil euros, es sólo un ejemplo.

El resultado del “despilfarro”, hizo saber Viganó, fue un déficit del 50-60%.

En la gestión de Viganó y el cardenal Giovanni Layolo, el “gobernatorato” obtuvo utilidades de unos 34.4 millones de euros en un año. Pero en lugar de reconocimientos, Viganó fue removido de su cargo y designado nuncio en EU.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx/internacional/76274.html

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s