El fraude de la parapsicología

Revisando el boletín CARTA DE PSICOLOGÍA, que publica esta facultad de la Universidad Católica (http://www.usergioarboleda.edu.co/), me encontré con artículo de una estudiante de noveno semestre (Myriam González) donde a grosso modo reflexiona sobre el escándalo del “parasicólogo” en la fiscalía, el tristemente célebre Armando Martí. Me acorde de un libro que leí a principios de este año y que hoy quiero compartir con ustedes.

Se trata de una obra de divulgación escrita por el profesor Antonio Vélez llamada “PARASICOLOGÍA: ¿REALIDAD, FICCIÓN O FRAUDE?, sobre el particular señala el autor que “Es probable que nunca antes en la historia humana el culto a la seudo ciencia haya alcanzado un punto mas alto que el que ahora ocupa. Jamás en la historia del hombre la irracionalidad había adquirido tanto poder con un agravante: se ha perdido la vergüenza. Antes, esa clase de cultura se movía en forma subterránea, a escondidas, eclipsada por el pudor. Hoy, el cine, la televisión, internet, los libros, las revistas y los periódicos nos ofrecen a diario un surtido completo de fenómenos y practicas no avalados por la ciencia ni por la razón. La potencia irresistible de los medios audiovisuales para crear realidades ficticias, apenas se compara con la capacidad del ser humano para asimilarlas. Éste es un demoledor ensayo que pretende desmontar los argumentos fundamentales del mundo paranormal.”

La seudociencia es una farsa que sus practicantes han pretendido vender como una irrefutable verdad y como forma alternativa de explicar los fenómenos que atañen al comportamiento humano y su entorno. Con suma convicción pretenden estos “sacerdotes de la nueva era”, dar respuestas esotéricas que a todas luces resultan traídas de los cabellos. Pero lo insólito no son sus atrevidas aseveraciones, sino que encuentren tanto incauto receptor dispuesto a perder su dinero. (Sé incluso de psicólogos que creen en ello).

Pues bien, este mensaje tiene como objetivo formar y alertar al público en general sobre los engaños de la parasicología y de los trucos que utilizan estos cómicos personajes que adornados de toda una parafernalia logran captar seguidores, cuyo vacío intelectual los convierte en victimas predilectas de estos artistas del fraude.

Espero que esta información le sea de utilidad para que si alguna vez a sido timado, no le vuelva a ocurrir jamás y también para que comparta estos sencillos conocimientos con todos sus allegados; de esta forma podremos incentivar la creación de un frente común contra las mentiras y la charlatanería que incluso los grandes medios de comunicación nos pretenden imponer ( ver Caracol y RCN en franja matutina).

DECÁLOGO DEL ADIVINO PERFECTO

1. Hablan con seriedad y convicción, como lo hacen los buenos mentirosos.

2. Crean un ambiente apropiado (puesta en escena) que invita al misterio pretendiendo adquirir respetabilidad y credibilidad en sus palabras.

3. Aprovechan toda la información disponible de los incautos que van a caer en sus redes: ropa, adornos, modales, gestos faciales, pupilas dilatadas y cualquier otro signo visible.

4. Hacen hablar al sujeto con el fin de capitalizar todo lo que éste dice para ser utilizado más tarde en su contra. Se aprovechan de la mala memoria de los humanos y de su especial selectividad.

5. Se graban un gran número de verdades universales y de afirmaciones no verificables, siempre exitosas, y las usan a manos llenas. Por ejemplo le dicen al sujeto (y este se emociona con ello) que posee enormes capacidades mentales no reveladas aún, o que tiene un gran potencial intelectual sin desarrollar. Salpican su discurso con palabras elásticas como quizá, tal vez, puede, es probable, de pronto.

6. Memorizan y practican la triada infalible: oscuridad, vaguedad y ambigüedad. La oscuridad les permite ocultar sus fallas. Con un poco de vaguedad hacen que el pronóstico se adapte con docilidad a las necesidades de su victima de turno. Por este motivo nunca son específicos, en lugar de dar nombres propios solo enuncian la letra inicial, con lo que amplían de forma notable el abanico de posibilidades y observan con atención las reacciones de su victima, a la menor señal de aprobación, siguen por esa promisoria línea. Y a todo lo anterior agregan una dosis apropiada de ambigüedad, verdades de doble filo con las cuales nunca podrá perder: Con cara gana ÉL y con sello pierde USTED

7. Predicen, predicen y predicen, tal y como aconsejaba Cicerón. Dado que la memoria humana es frágil, pero selectiva, predicen con generosidad hasta rebosar la memoria de sus victimas. Tienen presente los aciertos, pues entre tantas predicciones algunas resultan, igual sus victimas le perdonan todos sus desaciertos.

8. Los “adivinos” le predicen a muchas personas. Con unos pocos aciertos a unos pocos sujetos su prestigio crece de boca en boca. Y si por azar logran acertar en algo que presente características notables, las mentes pequeñas del vecindario quedarán perplejas y lo comentarán en voz alta. Su prestigio crecerá cual bola de nieve y su éxito también. Recuerde que nada hay que genere más éxito que el éxito.

9. No entregan nada por escrito, y en caso de caer en alguna contradicción o falsedad evidente distraen la atención del interlocutor trayendo a colación algunos de los aciertos.

10. Por último, no olvidan hacerle un gran despliegue publicitario a las pocas predicciones afortunadas y condenan al olvido las no acertadas.

En conclusión, en todas las épocas de las cuales se tiene registro histórico, no ha faltado la presencia de individuos en apariencia dotados de poderes síquicos que van más allá de los límites considerados normales. Mediante esos poderes han podido conquistar seguidores encargados de alabar y predicar tan extrañas virtudes. En numerosas oportunidades, lo poderes de esos raros fulanos se han basado en la realización de actos que no se diferencian en nada de aquellos ejecutados por los magos en los teatros, o que pueden explicarse recurriendo a principios naturales, aunque ignorados por la mayoría de la gente. En otros términos, la historia está llena de charlatanes de cara seria que han sabido sacar provecho de la ingenuidad, la ignorancia y otras debilidades humanas.

Fuente: http://www.usergioarboleda.edu.co/altus/parapsicologia.htm

Mat_7:15 “Cuídense de los falsos profetas, que vienen a ustedes vestidos de ovejas, pero que por dentro son lobos feroces.