Números Fibonacci, las huellas dactilares de YHWH

Gén 1:1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
Gén 1:11 Después dijo Dios: “Produzca la tierra hierba, plantas que den semilla y árboles frutales que den fruto, según su especie, cuya semilla esté en él, sobre la tierra.” Y fue así.
Gén 1:12 La tierra produjo hierba, plantas que dan semilla según su especie, árboles frutales cuya semilla está en su fruto, según su especie. Y vio Dios que esto era bueno.

La idea de que Dios puede ser eterno nos conduce a la idea de que tal vez el universo es eterno, y, por lo tanto, Dios no necesita existir en absoluto. Realmente, esta era la creencia frecuente de los ateos antes de que los datos de observación del siglo XX refutaran fuertemente la idea de que el universo era eterno. Este hecho presentó un gran dilema para los ateos, ya que un universo no eterno implicaba que debía haber sido causado. ¡Tal vez Génesis 1:1 era correcto! Para no estar consternados por los hechos, los ateos han inventado un poco de “ciencia” metafísica que intenta hábilmente justificar la existencia de Dios. De ahí, los cosmologistas más ateos creen que vemos sólo la parte visible “de un multiverso” mucho más grande que al azar vomita universos con parámetros físicos diferentes.1 Ya que no hay ninguna prueba que apoya esta idea (ni tampoco puede haber, según las leyes del universo), es realmente sólo un “dios” sustituto para los ateos. Y, ya que este “Dios” no es inteligente por definición, requiere una compleja hipótesis, que sería excluida si usamos la navaja de afeitar de Occam, que declara que habría que usar la más simple explicación lógica de cualquier fenómeno. El diseño inteligente intencionado del universo tiene mucho más sentido, especialmente basado sobre lo que sabemos acerca del diseño del universo.

Cuando Stephen Hawking, George Ellis, y Roger Penrose ampliaron las ecuaciones para la relatividad general para incluir el espacio y el tiempo, los resultados mostraron que el tiempo tiene un principio – en este momento de la creación (es decir, el Bing Bang).2 De hecho, si usted examina sitios Web de universidades, usted encontrará que muchos profesores hacen tal reclamación – que el universo tenía un principio y que este principio marcó el principio del tiempo (ver http://www.godandscience.org/apologetics/beginning-es.html). Tales aseveraciones apoyan la afirmación de la Biblia de que el tiempo comenzó en la creación del universo.

Dios no tiene ninguna necesidad para haber sido creado, ya que Él existe fuera del tiempo (donde la causa y el efecto no funcionan) o dentro de dimensiones múltiples de tiempo (tal que no hay ningún principio del plano de tiempo de Dios). De ahí Dios es eterno, habiendo nunca sido creado. Aunque sea posible que el universo mismo sea eterno, eliminando la necesidad de su creación, pruebas de observación contradicen esta hipótesis, ya que el universo comenzó a existir hace un finito ~13.7 mil millones de años. El único escape posible para el ateo es la invención de una especie de súper universo, que nunca puede ser confirmado experimentalmente (así pues es metafísico en la naturaleza, y no científico).

Gén 1:26 Entonces dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y tenga dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, y en toda la tierra, y sobre todo animal que se desplaza sobre la tierra.”
Gén 1:27 Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó.
Gén 1:28 Dios los bendijo y les dijo: “Sed fecundos y multiplicaos. Llenad la tierra; sojuzgadla y tened dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se desplazan sobre la tierra.”

Gén 1:31 Dios vio todo lo que había hecho, y he aquí que era muy bueno. Y fue la tarde y fue la mañana del sexto día.

¿USTED REALMENTE CREE QUE TODA ESTA MARAVILLA NO FUE HECHA POR NUESTRO CREADOR?

Entrevista a G.Edward Griffin ‘Los depredadores y los círculos de poder’

Madrid, 21 Noviembre 2011 (OroyFinanzas) – G.Edward Griffin, escritor, investigador histórico y comentarista político, elegido en 2011 como uno de los 10 personajes más importantes en los medios alternativos en EEUU, estuvo visitando Madrid para participar como conferenciante en el Gold&Silver Meeting 2011, que tuvo lugar el pasado día 16 de Noviembre.

 

G.Edward Griffin tuvo la atención de conceder una entrevista en exclusiva para los lectores de OroyFinanzas

Pregunta: Gracias por concedernos esta entrevista Sr. Griffin ha sido un verdadero placer contar con su participación en la III edición del Gold&Silver Meeting.

Es conocida su visión de la “ilusión de los opuestos” ¿Cuál es su visión sobre la izquierda y la derecha?

G.Edward Griffin: Yo fui lento aprendiendo, me empecé a familiarizar con la escena política en los años 60 y en esos tiempos en EEUU estaban totalmente focalizados con el peligro proveniente del comunismo, y quizás estuvieran en lo cierto, pero implícitamente nos decían “no preguntes por tus propios políticos, únicamente preocúpate de esos tipos y apóyanos porque a nosotros no nos gustan”

Tardé mucho tiempo, muchos años en darme cuenta que estábamos oponiéndonos a una ideología pero que a la vez estábamos creando exactamente lo mismo. Nos oponíamos al colectivismo en la Unión Soviética y lo estábamos creando en EEUU, y no fui capaz de verlo. Cuando finalmente me di cuenta, me horrorizo mi propia ignorancia. (Cuando Griffin hace mención al colectivismo se refiere a que el bien del grupo se antepone al bien individual)

Pregunta: ¿Cuáles son los mecanismos que hacen que un reducido grupo de personas en este caso en EEUU, como señala Usted en su libro ‘The Creature from Jekyll Island’, lleguen a controlar todo el sistema financiero de una nación?

G.Edward Griffin: Requiere de dos factores, un grupo de personas que quieran mandar y una gran mayoría indiferente y apática a la que simplemente no le importa obedecer, de alguna manera estos ingredientes vienen dados por nuestra naturaleza humana.

Aproximadamente entre un 3 y un 5% de la población pertenece a lo que yo denominaría “la clase depredadora”, no sé si es genético o si se debe a factores culturales, pero le puedo asegurar que a los largo de mi vida me he encontrado con depredadores, nada les importa, mienten, engañan, roban, hacen todo con tal de conservar el poder, personas sin escrúpulos. El resto de la población mientras está contenida lo acepta.

Esta sería la división entre los gobernantes y los gobernados. Quizás algunos argumenten que es como tiene que ser, pero yo no creo que deba ser así.

La razón por la que esto sucede, es porque nunca ha existido una oposición organizada frente a los depredadores, ellos si saben lo que quieren y trabajan afanosamente para conseguirlo y una vez adquieren el poder luchan para no perderlo.

A lo largo de la historia lo han logrado a través de las conquistas militares, por la fuerza de las armas, divide y vencerás. Se trata de conquistas.

Desde la primera guerra mundial tenemos eso que llaman Democracia que permite a la gente pensar que son ellos los que gobiernan, que de alguna manera sus voces son el comienzo de todo y que son los amos de sus destinos políticos, y aunque eso no sea verdad, así lo deben creer.

Aquí está el núcleo de la pregunta que me hiciste ¿Cómo un reducido grupo de gente le hace pensar a la mayoría que son ellos los que determinan sus destinos políticos?  La respuesta a esto tiene dos partes:

Empecé a estudiar los mecanismos de los dos grupos elitistas más exitosos que lo han logrado en las ultimas 5 décadas, que son la derecha y la izquierda.

El mundo en la actualidad continua dividido en esas dos fracciones políticas que son los izquierdistas y los derechistas y ambos grupos han sido capaces de “resolver el problema de dominar sobre la mayoría”, sin que esta ni siquiera lo sospeche.

Y lo han conseguido introduciéndose en los llamados centros de poder de la sociedad, organizaciones como partidos políticos, iglesias, estructuras civiles, sindicatos. Los seres humanos tenemos instinto de manada y nos juntamos en grupos.

Había un profesor llamado Carroll Quigley que escribió ‘Tragedy & Hope’ y ‘The Angle of American Establishment’, que dio con la respuesta que yo llamo la formula Quigley.

Quigley fue profesor en la Georgetown University y mentor de William (Bill) Clinton.

Clinton lo admiraba mucho, tanto que cuando fue elegido Presidente de los EEUU en su discurso de aceptación del cargo, menciono a Quigley como su mentor y expreso la admiración que le procesaba. Durante su presidencia hizo lo mismo en repetidas ocasiones.

No había mucha gente que supiera quién era el profesor Quigley pero aquellos que si lo conocían y que sabían lo que él había escrito, entendieron que se trataba de un código. Quigley escribió sobre la mayor sociedad secreta que ha existido hasta nuestros días en el mundo llamada la ‘Round Table Group de Cecil Rhodes’, erigida con el legado económico de Cecil Rhodes. La gran mayoría de las personas probablemente nunca haya oído hablar de esta organización.

Sir Cecil John Rhodes era el hombre más rico en su momento, pero cuando Rhodes murió no le dejo el dinero a su familia sino que lo donó para la creación de una sociedad secreta. (Rhodes falleció en 1902.Este británico fue empresario, colonizador y fundador de Rhodesia, político y comisionado especial en Sudáfrica, donde tomo el control sobre las minas de diamantes y fundó la compañía De Beers, fue fundador de Rodesia).

William Stead fue el albacea de su testamento y en los libros que escribió Quigley se describe cual era la meta de esta organización secreta, que no era otra que la de lograr un gobierno mundial tomando el control de los centros de poder de la sociedad, los medios de comunicación, los partidos políticos etc.

Quigley llega a la conclusión de que un reducido grupo de la elite controla a la mayoría de la población mediante la creación de partidos politos opuestos, controlados por ellos, y a eso se le llama conflicto controlado. Los temas importantes nunca deben ser debatidos.

Se vota a unos, luego se les reemplaza por los otros, pero las políticas importantes son las que no cambian. Y esas políticas importantes son básicamente dos: la eliminación de las soberanías nacionales y la creación del dinero fiat (sin respaldo) y esos son dos temas que nunca discuten los mayores partidos políticos en el mundo.

Ellos discuten sobre todo lo demás, pero esas dos cuestiones en concreto ni siquiera se mencionan, puesto que mientras estén controladas continúan teniendo el control del mundo.

Pregunta: En EEUU todos los presidentes y personalidades políticas importantes pertenecen a una organización llamada ‘Council on Foreign Relations’, ¿Que es el CFR?

G.Edward Griffin: El ‘Council on Foreign Relations’ fue creado como un Front Group (grupo de primera línea) de lo que en la iconología  de la sociedad secreta de Rhodes se denomina el ‘Round Table Group’ (el círculo central) que a su vez deliberadamente adaptó la estructura de ‘La Orden de los Iluminados de Baviera’ (Illuminati).

Cecil Rhodes diseño su organización basándose en la estructura de la  desaparecida organización Illuminati, fundada por el bávaro Adam Weishaupt. Podemos encontrar los escritos de Weishaupt que ahora son de dominio público, en la Librería Nacional de Londres.

Weishaupt explica que el fundó La Orden de los Iluminados de Baviera con un grupo central de 3 personas y creo círculos dentro de círculos, círculos de organizaciones controladas por otro circulo sin ellos mismos saberlo. Si partimos del círculo central que constaba de 3, este a su vez creaba grupos de 12, que desconocían estar siendo controlados por 3.

Los grupos de 12 crean grupos de 150  y estos crean grupos de 3.000 o 4.000, que posteriormente crean grupos de cientos de miles como los partidos políticos.

Podemos concluir que el ‘Council on Foreing Relations’ es claramente uno de esos Front Groups, (esos primeros círculos que rodean al círculo central). Su labor consiste en fomentar un gobierno mundial basado en el modelo del colectivismo y el control a través del dinero fiat.

Pregunta: A finales de los años 90, se estableció en EEUU una controvertida organización llamada PNAC (Project for the New American Century,) entre cuyos miembros se  encuentran Donald Rumsfeld, Paul Wolfowitz, Jeb Bush, Richard Perle, Richard Armitage, Dick Cheney etc. Y cuyo fin es promocionar “el liderazgo mundial de Estados Unidos“. ¿Qué nos puede decir de este proyecto?

G.Edward Griffin: Solo le puedo decir que todos los manuscritos del  PNAC ‘Project for the New American Century’, han sido redactados por miembros del ‘Council on Foreing Relations’.

Pregunta: Resulta sorprendente que después de 11 años no se haya celebrado un juicio por lo del 11 de Septiembre en EEUU.

G.Edward Griffin: Odio ser tan realista ¿pero quién llevaría a cabo el juicio? ¿Quién controla los tribunales? Estamos en manos de los enemigos, hemos sido conquistados.

Pregunta: ¿Porque existe tanto secretismo con respecto a las reservas de oro y a las transacciones de oro que realizan los países?

G.Edward Griffin: Cuando hay secretismo sin lugar a dudas hay algo que ocultar. Lo que es seguro es que no están ocultando el hecho de que poseen más cantidad de oro de la que declaran, así que debe ser que tienen menos del que dicen tener o quizás ya no posean oro.

Pregunta: Recientemente el Vaticano ha pedido la instauración urgente de un gobierno mundial y de un banco central único, señalando que de lo contario las democracias y la paz social corrían peligro, ¿Qué opinión le merece este comunicado?

G.Edward Griffin: Pienso que el Vaticano está altamente politizado y ese comunicado proviene del lado político del Vaticano, ellos quieren formar parte del Nuevo Orden Mundial, no quieren ser dejados de lado.

Pregunta: ¿Podríamos estar ante una 3ª guerra mundial?

G.Edward Griffin: Creo que podría ser, si así lo deciden aquellos que tomas las decisiones, quizás lo utilicen como una forma de “disciplinar” a la población para que acepten la aplicación de soluciones draconianas y para distraerlos diciéndoles: la economía está fallando pero es debido a la guerra, lo han hecho antes y parece que funciona.

Contestando en concreto a su pregunta de sí creo que pueda haber una 3ª guerra mundial, hace unos meses hubiera dicho que no, ahora no estoy seguro.

Fuente: http://www.oroyfinanzas.com/2011/11/entrevista-a-g-edward-griffin-%E2%80%98los-depredadores-y-los-circulos-de-poder%E2%80%99/

El plan de la élite para un nuevo orden social mundial

Por Richard K Moore*

Cuando comenzó la Revolución Industrial en Gran Bretaña, a fines de los años 1800, se podía ganar mucho dinero invirtiendo en fábricas e industrias, abriendo nuevos mercados, y obteniendo el control de fuentes de materias primas. Los que tenían más dinero para invertir, sin embargo, no se encontraban tanto en Gran Bretaña sino más bien en Holanda. Holanda había sido la mayor potencia occidental en los años 1600, y sus banqueros eran los principales capitalistas. A la busca de beneficios, el capital holandés fluyó hacia el mercado bursátil británico, y así los holandeses financiaron el ascenso de Gran Bretaña, que luego eclipsó a Holanda económica y geopolíticamente.

De esta manera el industrialismo británico llegó a ser dominado por inversionistas acaudalados, y el capitalismo se convirtió en el sistema económico dominante. Esto condujo a una gran transformación social. Gran Bretaña había sido esencialmente una sociedad aristocrática, dominada por familias terratenientes. A medida que el capitalismo llegaba a ser económicamente dominante, los capitalistas llegaron a ser dominantes en la política. Las estructuras tributarias y las políticas de importación-exportación fueron gradualmente modificadas para favorecer a los inversionistas por sobre los terratenientes.

Ya no era económicamente viable mantener simplemente una propiedad en el campo: había que desarrollarla, convertirla para un uso más productivo. Los dramas victorianos están repletos de historias de familias aristocráticas que enfrentan tiempos difíciles, y se ven obligadas a vender sus propiedades. Por propósitos dramáticos, esa decadencia es generalmente atribuida a un defecto de algún carácter, tal vez un primogénito débil. Pero en los hechos la decadencia de la aristocracia formaba parte de una transformación social más amplia causada por el ascenso del capitalismo.

El negocio del capitalista es la administración de capital, y esa administración es manejada generalmente a través de la mediación de bancos y casas de corretaje. No sería sorprendente que los banqueros de inversión llegaran a ocupar la cúspide de la jerarquía de la riqueza y el poder. Y de hecho, hay un puñado de familias de banqueros, incluidos los Rothschild y los Rockefeller, que ha llegado a dominar los asuntos económicos y políticos en el mundo occidental.

A diferencia de los aristócratas, los capitalistas no están ligados a un sitio, o al mantenimiento de un lugar. El capital es desleal y móvil – fluye a donde se puede encontrar el mayor crecimiento, tal como fluyó de Holanda a Gran Bretaña, luego de Gran Bretaña a EE.UU., y hace poco de todas partes a China. Tal como una mina de cobre puede ser explotada y luego abandonada, bajo el capitalismo toda una nación puede ser explotada y luego abandonada, como lo vemos en las áreas industriales oxidadas de EE.UU. y Gran Bretaña.

Este desapego por el lugar conduce a un diferente tipo de geopolítica bajo el capitalismo, en comparación con la aristocracia. Un rey va a la guerra cuando ve una ventaja para su nación al hacerlo. Los historiadores pueden ‘explicar’ las guerras de los días pre-capitalistas, en términos del engrandecimiento de monarcas y naciones.

Un capitalista provoca una guerra a fin de lograr beneficios, y de hecho las familias bancarias de nuestra elite han financiado ambos lados de la mayoría de los conflictos militares desde por lo menos la Primera Guerra Mundial. Por ello los historiadores tienen problemas para ‘explicar’ la Primera Guerra Mundial en términos de motivación y objetivos nacionales.

En los días pre-capitalistas la guerra era como el ajedrez: cada lado trataba de ganar. Bajo el capitalismo la guerra es más bien como un casino, en el cual los jugadores participan mientras pueden conseguir dinero para más chips, y el ganador siempre resulta ser la banca– los banqueros que financian la guerra y deciden quién será el último en resistir. Las guerras no son solo las más lucrativas de todas las empresas capitalistas, sino al elegir a los vencedores, y administrar la reconstrucción, las familias bancarias de la elite logran, con el pasar del tiempo, adecuar la configuración geopolítica para que sirva sus propios intereses.

Las naciones y las poblaciones son solo peones en sus juegos. Millones mueren en las guerras, infraestructuras son destruidas, y mientras el mundo se lamenta, los banqueros cuentan sus ganancias y hacen planes para sus inversiones en la reconstrucción de posguerra.

Desde su posición de poder, como financistas de gobiernos, las elites bancarias han perfeccionado con el tiempo sus métodos de control. Manteniéndose siempre entre bastidores, tiran las cuerdas que controlan a los medios, los partidos políticos, las agencias de inteligencia, los mercados bursátiles, y las oficinas gubernamentales. Y tal vez la mayor palanca de poder es su control sobre las monedas. Mediante su timo de los bancos centrales, causan ciclos de auge y ruina, imprimen dinero de la nada y luego lo prestan con intereses a los gobiernos. El poder de la pandilla bancaria de la elite (los ‘banksters’) es absoluto y sutil…

Algunos de los hombres más importantes de EE.UU. tienen miedo de algo. Saben que hay un poder en algún sitio, tan organizado, tan sutil, tan vigilante, tan entrelazado, tan completo, tan dominante que más vale que no hablen en voz alta cuando lo hacen para condenarlo. – Presidente Woodrow Wilson.

El fin del crecimiento – los banksters contra el capitalismo

Siempre fue inevitable, en un planeta finito, que habría un límite para el crecimiento económico. La industrialización posibilitó que hayamos acelerado precipitadamente hacia ese límite durante los últimos dos siglos. La producción se ha hecho cada vez más eficiente, los mercados cada vez más globales, y finalmente el paradigma del crecimiento perpetuo ha llegado al punto de la disminución de la rentabilidad.

Por cierto, a ese punto ya se llegó cerca de 1970. Desde entonces el capital no ha buscado tanto el crecimiento mediante un aumento de la producción, sino más bien mediante la extracción de mayores rendimientos de niveles de producción relativamente limitados. De ahí la globalización, que transfirió la producción a áreas de bajos salarios, asegurando mayores márgenes de beneficios. De ahí la privatización, que transfiere a inversionistas las corrientes de ingresos que antes llegaban a los tesoros nacionales. De ahí mercados de derivados y divisas, que crean la ilusión electrónica de crecimiento económico, sin producir nada efectivamente en el mundo real.

Durante casi cuarenta años, el sistema capitalista se mantuvo mediante estos diversos mecanismos, ninguna de los cuales fue productivo en algún sentido real. Y entonces, en septiembre de 2008, el castillo de naipes se desplomó, de repente, poniendo de rodillas al sistema financiero global.

Si se estudia el colapso de las civilizaciones, se aprende que esa incapacidad de adaptación es fatal. ¿Está cayendo en esa trampa nuestra civilización? Tuvimos dos siglos de verdadero crecimiento, en los cuales la dinámica de crecimiento del capitalismo estuvo en armonía con la realidad del crecimiento industrial. Luego tuvimos cuatro décadas de crecimiento artificial – el capitalismo sustentado por un castillo de naipes. Y ahora, después del colapso del castillo de naipes, parece que se hace todo esfuerzo posible por producir ‘una recuperación’ – ¡del crecimiento! Es muy fácil obtener la impresión de que nuestra civilización se encuentra en un proceso de colapso, basado en el principio de la incapacidad de adaptación.

Una impresión semejante sería parcialmente correcta y parcialmente equivocada. A fin de comprender la situación real tenemos que hacer una clara distinción entre la elite capitalista y el propio capitalismo. El capitalismo es un sistema económico impulsado por el crecimiento; la elite capitalista es la gente que se las ha arreglado para conseguir el control del mundo occidental durante la operación del capitalismo en los últimos dos siglos. El sistema capitalista ha sobrepasado su fecha de vencimiento, la elite bankster conoce perfectamente ese hecho – y se está adaptando.

El capitalismo es un vehículo que ha ayudado a llevar a los banksters al poder absoluto, y no tienen más lealtad a ese sistema que al lugar, o a cualquier cosa o cualquier persona. Como mencioné anteriormente, piensan a escala global, y naciones y poblaciones son los peones. Definen lo que es dinero y lo emiten, exactamente como el banquero en un juego de Monopoly. También pueden inventar un nuevo juego con otro tipo de dinero. Hace tiempo que han llegado más allá de toda necesidad de depender de algún sistema económico en particular para mantener su poder. El capitalismo fue útil en una era de rápido crecimiento. Ante una era sin crecimiento, se prepara un juego diferente.

Por lo tanto, no se permitió que el capitalismo muriera una muerte natural. En su lugar fue derribado mediante una demolición controlada. Primero lo pusieron en un sistema de soporte vital, como mencionamos anteriormente, con globalización, privatización, mercados cambiarios, etc. Luego le inyectaron una solución eutanásica, en la forma de burbujas inmobiliarias y derivados tóxicos. Finalmente, el Banco de Pagos Internacionales –el banco central de los bancos centrales– canceló el sistema de soporte vital: declaró la regla de ‘valoración a precios de mercado’, que llevó a la insolvencia instantánea de todos los bancos en posesión de riesgos, aunque tardó un tiempo antes de que fuera aparente. Cada paso en este proceso fue cuidadosamente planificado y dirigido por la clique de los bancos centrales.

El fin de la soberanía – La restauración del antiguo régimen

Tal como fue dirigido cuidadosamente el colapso financiero, lo fue el escenario posterior al colapso, con sus programas suicidas de rescate. Los presupuestos nacionales ya estaban puestos al límite; ciertamente no había reservas disponibles para salvar a bancos insolventes. Por lo tanto los compromisos de rescate no eran otra cosa que la aceptación de nuevas deudas astronómicas por los gobiernos. A fin de pagar los compromisos del rescate,¡hubo que pedir prestado el dinero al mismo sistema financiero que era rescatado!

No era que los bancos fueran demasiado grandes para quebrar, más bien los banksters eran demasiado poderosos para quebrar: hicieron a los políticos una oferta que no podían rechazar. En EE.UU. se dijo al Congreso que sin rescates habría ley marcial a la mañana siguiente. En Irlanda, se dijo a los ministrosque habría caos financiero y disturbios en las calles. De hecho, mientras Islandia se manifestaba, la manera sensata de tratar a los bancos insolventes fue un proceso ordenado de suspensión de pagos.

El efecto de los rescates bajo presión fue transferir la insolvencia de los bancos a los tesoros nacionales. Las deudas bancarias fueron transformadas en deudas soberanas y déficits presupuestarios. Ahora, de un modo bastante predecible, son las naciones las que buscan rescates, y esos rescates llegan con condiciones. En lugar de la suspensión de pagos de los bancos, tienen lugar las de las naciones.

En su libro Confesiones de un sicario económico, John Perkins explica cómo se ha coaccionado al Tercer Mundo durante las últimas décadas –mediante presión y trucos de diversos tipos– para que acepten una esclavitud perpetua de endeudamientos. Intencionalmente, las deudas nunca pueden ser pagadas. En su lugar, las deudas deben ser periódicamente refinanciadas, y cada vuelta de refinanciamiento entierra más profundamente a la nación en deudas – y la lleva a someterse a dictados aún más drásticos del FMI. Con el colapso financiero orquestado, y el timo del ‘demasiado grande para quebrar’, los banksters han creado una situación en la que no hay vuelta atrás: los planes del sicario operan ahora aquí en el primer mundo.

En la UE, la primera vuelta de naciones en caer serán los así llamados PIGS –Portugal, Irlanda, Grecia, y España. La ficción de que los PIGS pueden encarar los rescates se basa en la suposición de que se reanudará la era del crecimiento ilimitado. Como lo saben perfectamente los banksters, simplemente no va a suceder. Finalmente los PIGS se verán forzados al default, y entonces el resto de la UE también se derrumbará, todo parte de un proyecto de demolición controlada.

Cuando una nación sucumbe a la esclavitud por la deuda, deja de ser una nación soberana, gobernada por algún tipo de proceso político interno. En su lugar cae bajo el control de los dictados del FMI. Lo que hemos visto en el Tercer Mundo, y sucede ahora en Europa, esos dictados tienen que ver con austeridad y privatización. Las funciones del gobierno son eliminadas o privatizadas, y los activos nacionales son vendidos. Poco a poco –de nuevo una demolición controlada– la nación Estado es desmantelada. Finalmente, las funciones primordiales que le quedan al gobierno son la represión policial de su propia población, y el cobro de impuestos para entregarlos a los banksters.

En los hechos, el desmantelamiento de la nación Estado comenzó mucho antes del colapso financiero de 2008. En EE.UU. y Gran Bretaña comenzó en 1980 con Reagan y Thatcher. En Europa, comenzó en1988, con el Tratado de Maastricht. La globalización aceleró el proceso de desmantelamiento, a través de la exportación de puestos de trabajo e industrias, programas de privatización, acuerdos de ‘libre comercio’ yel establecimiento de la Organización Mundial de Comercio (OMC), destructora de regulaciones. Los eventos desde 2008 han posibilitado la rápida aceleración de un proceso que ya estaba bien encaminado.

Con el colapso, los rescates, y el hecho de que no haya iniciado ningún tipo de programa efectivo e recuperación, las señales son muy claras: se dejará que el sistema colapse totalmente, allanando así el terreno para una ‘solución’ previamente diseñada. Mientras se desmantela la nación Estado, se establece un nuevo régimen de autoridad global para reemplazarla. Como podemos ver en el caso de la OMC, el FMI, el Banco Mundial, y las otras partes del embriónico gobierno global, el nuevo sistema global no mostrará pretensiones de representación popular o proceso democrático. El gobierno tendrá lugar a través de burocracias autocráticas globales, que recibirán sus órdenes, directa o indirectamente, de la camarilla bankster.

En su libro The Globalization of Poverty [La globalización de la pobreza], Michel Chossudovsky explica cómo la globalización, y las acciones del FMI, crearon una pobreza masiva en todo el Tercer Mundo durante las últimas décadas. Como podemos ver, con el dramático énfasis en la austeridad, después del colapso y los rescates, este proyecto de creación de pobreza ya no tiene vuelta atrás. En este nuevo sistema mundial no habrá ninguna clase media próspera. Por cierto, el nuevo régimen se parecerá en mucho a los antiguos días de la realeza y la servidumbre (el antiguo régimen). Los banksters son la nueva familia real, y todo el mundo será su dominio. Los tecnócratas que dirigen las burocracias globales, y los mandarines que se presentan como políticos en las naciones residuales, son la clase superior privilegiada. El resto de nosotros, la abrumadora mayoría, nos veremos en el papel de los siervos empobrecidos – si tenemos la suerte de ser uno de los supervivientes al proceso de colapso.

Actualmente, los estadounidenses se indignarían si tropas de la ONU entraran a Los Angeles para restaurar el orden; mañana lo agradecerán. Vale especialmente si se les dice que hay una amenaza exterior del más allá, sea real o promulgada, que amenazaría nuestra propia existencia. Entonces todos los pueblos del mundo rogarán a los dirigentes del mundo que los liberen de ese mal. Lo único que todo hombre teme es lo desconocido. Cuando se le presenta ese escenario, renunciará voluntariamente a los derechos individuales a cambio de la garantía de su bienestar otorgada por su gobierno mundial. – Henry Kissinger, hablando en Evian, Francia, 21 de mayo de 1992, reunión de los Bilderberger.

El fin de la libertad – El Estado policial global

Durante las últimas cuatro décadas, desde aproximadamente 1970, hemos estado viviendo un proceso de cambio de régimen, de un antiguo sistema global a un nuevo sistema global. En el antiguo sistema, las naciones del primer mundo eran relativamente democráticas y prósperas, mientras el Tercer Mundo sufría bajo la tiranía de Estados policiales, pobreza masiva, e imperialismo (explotación por potencias extranjeras). Como mencionamos anteriormente, el proceso de transición ha sido caracterizado por un cruce del Rubicón – la introducción al primer mundo de políticas y prácticas, que antes eran limitadas, en la mayor parte, al Tercer Mundo.

Por lo tanto la esclavitud de la deuda con el FMI cruzó el Rubicón, posibilitado por el timo del colapso-rescate. Por su parte, la pobreza masiva está cruzando el mismo Rubicón, debido a medidas de austeridad impuestas por el FMI, con sus nuevos poderes de posesión de bonos. El imperialismo también está cruzando el Rubicón, mientras el primer mundo cae bajo el control explotador de los banksters y sus burocracias, un nexo del poder que es ajeno a todas las identidades nacionales. No es sorprendente que la tiranía del Estado policial también esté cruzando el Rubicón: la imposición de niveles de pobreza del Tercer Mundo requiere métodos de represión del Tercer Mundo.

El movimiento contra la globalización puede ser considerado como el comienzo de la resistencia popular contra el proceso de cambio de régimen. De la misma manera, la reacción policial a las manifestaciones contra la globalización de Seattle, en noviembre de 1999, puede ser interpretada como el ‘cruce del Rubicón’ de la tiranía policial estatal. La violencia excesiva y arbitraria de esa reacción –incluyendo cosas como mantener abiertos los ojos de la gente y pulverizar pimienta en ellos– no tuvo precedentes en acciones contra manifestantes no violentos en una nación del primer mundo.

Irónicamente, la reacción policial, especialmente porque fue tan ampliamente publicitada, fortaleció realmente el movimiento contra la globalización. A medida que las manifestaciones crecían en tamaño y fuerza, la reacción policial se hizo aún más violenta. Un cierto clímax fue alcanzado en Génova, en julio de 2001, cuando los niveles de violencia de ambas partes casi comenzaron a parecer una guerra de guerrillas.

En esos días el movimiento contra la globalización dominaba las páginas de noticias internacionales, y la oposición a la globalización alcanzaba proporciones masivas. El movimiento visible era solo la punta de un iceberg antisistémico. En un sentido muy real, el sentimiento popular general en el primer mundo comenzaba a tomar un giro radical. Los dirigentes del movimiento pensaban ahora en términos de un movimiento anticapitalista. Había volatilidad política en el aire, en el sentido de que, posiblemente, un sentimiento popular ilustrado podría lograr un cambio en el curso de los eventos.

Todo eso cambió el 11 de septiembre de 2001, el día en el que cayeron las torres. El movimiento antiglobalización, junto con la propia globalización, desaparecieron casi enteramente de la conciencia pública en ese día aciago. De repente había un escenario global totalmente nuevo, todo un nuevo circo mediático – con un nuevo enemigo – un nuevo tipo de guerra, una guerra sin fin, una guerra contra fantasmas, una guerra contra el “terrorismo”.

Anteriormente vimos cómo el colapso financiero orquestado de septiembre de 2008 posibilitó que ciertos proyectos existentes fueran rápidamente acelerados, como ser el desmantelamiento de la soberanía, y la imposición de austeridad. Del mismo modo, los eventos de septiembre de 2001 posibilitaron que otros proyectos existentes fueran acelerados considerablemente, como ser el abandono de las libertades civiles y del derecho internacional.

Antes de la caída de las torres, ya habían redactado la “Ley Patriota”, que proclama de manera muy clara que había llegado el Estado policial (a EE.UU.) con toda su fuerza y para quedarse – la Declaración de Derechos perdió su fuerza legal. Antes de mucho tiempo, legislación ‘antiterrorista’ semejante había sido adoptada en todo el primer mundo. Si algún movimiento antisistémico volvía a levantar cabeza en el primer mundo (como lo hizo, por ejemplo, recientemente en Grecia), se podrían poner en práctica poderes policiales arbitrarios –tantos como fuera necesario– para aplastar la resistencia. No se permitiría que ningún movimiento popular desbaratara los designios de cambio de régimen de los banksters. El movimiento antiglobalización había estado gritando: ‘así es la verdadera democracia’. Con el 11-S, los banksters replicaron: ‘así es la verdadera opresión’.

Los eventos del 11-S llevaron directamente a las invasiones de Iraq y Afganistán, y en general ayudaron a crear un clima en el cual se pudojustificar fácilmente las invasiones de naciones soberanas, con una u otra excusa. El derecho internacional fue abandonado de un modo tan exhaustivo como lo fueron las libertades civiles. Tal como se eliminó toda restricción de las intervenciones policiales interiores, se eliminó toda restricción de las intervenciones militares geopolíticas. Nada debía ponerse en el camino de los planes de cambio de régimen de los banksters.

La era tecnotrónica involucra la aparición gradual de una sociedad más controlada… dominada por una elite, no limitada por valores tradicionales… esta elite no dudaría en lograr sus objetivos políticos utilizando las últimas técnicas modernas para influenciar la conducta pública… La persistencia de la crisis social, la emergencia de una personalidad carismática, y la explotación de medios de masas para obtener la confianza pública serían los escalones en la transformación de a poco de EE.UU. en una sociedad altamente controlada… Además, podría ser posible –y tentador– explotar para fines políticos estratégicos los frutos de la investigación sobre el cerebro y la conducta humana – Zbigniew Brzezinski, La era tecnotrónica, 1970.

La era post capitalista – Nuevos mitos para una nueva cultura

Puede que 2012 no sea el año exacto, pero cuesta ver que la jugada final dure mucho más – y los amos del universo aman el simbolismo, como en 11-S(tanto en Chile como en Manhattan), ELK 007, y otros. 2012 está cargado de simbolismo, por ejemplo el Calendario Maya, e Internet es un hervidero de diversas profecías relacionadas con 2012, estrategias de supervivencia, espera de intervenciones alienígenas, etc. Y luego está la cinta de Hollywood, 2012, que presenta explícitamente el fin de la mayor parte de la humanidad, y la salvación planificada previamente de unos pocos. Uno nunca sabe con las producciones de Hollywood, lo que es fantasía escapista, y lo que apunta a preparar simbólicamente la mente del público para lo que vendrá.

Sea cual sea la fecha exacta, toda la serie se entrelazará, geopolítica e interiormente, y el mundo cambiará. Será una nueva era, tal como el capitalismo fue una nueva era después de la aristocracia, y la Alta Edad Media siguió a la era del Imperio Romano. Cada era tiene su propia estructura, su propia economía, sus propias formas sociales, y su propia mitología. Esas cosas deben relacionarse coherentemente entre sí, y su naturaleza proviene de relaciones de poder y de circunstancias económicas fundamentales del sistema.

Cada vez que hay un cambio de era, la era anterior es satanizada en una nueva mitología. En la historia del Jardín del Edén la serpiente es satanizada – un símbolo reverenciado en el paganismo, el predecesor del monoteísmo. Con la aparición de las naciones Estado europeas, fue satanizada la Iglesia Católica, y se introdujo el protestantismo. Cuando llegaron las repúblicas, la satanización de los monarcas fue una parte importante del proceso. En el mundo posterior a 2012, se satanizará la democracia y la soberanía nacional. Esto será muy importante, para conseguir que la gente acepte un régimen totalitario arbitrario…

En esos terribles días tenebrosos, antes de la bendita unificación de la humanidad, la anarquía reinaba en el mundo. Una nación atacaba a otra, nada mejor que los depredadores en la selva. Las naciones no tenían coherencia a largo plazo; los votantes pasaban de un partido al otro, manteniendo siempre en transición y confusión a los gobiernos. ¿Cómo pudo llegar alguien a pensar que las masas de gente semieducada podrían gobernarse, o dirigir una sociedad compleja? La democracia era un experimento mal concebido que condujo solo a la corrupción y al gobierno caótico. ¡Qué suerte tenemos de estar en este mundo tan ordenado, en el cual la humanidad ha llegado finalmente a crecer, y en el cual aquellos con la mejor experticia toman las decisiones para todo el globo!

El capitalismo tiene que ver con crecimiento, progreso, y cambio. Bajo el capitalismo las virtudes de ambición, iniciativa y competitividad son elogiadas, porque esas virtudes sirven la dinámica del capitalismo. La gente es alentada a acumular cada vez más, y a no darse jamás por satisfecha con lo que tiene. Bajo el capitalismo, la gente tiene que tener un poco de libertad, y un poco de prosperidad, para que la dinámica del capitalismo pueda operar. Sin una cierta libertad, la ambición no puede motivar; sin prosperidad ¿cómo se puede lograr la acumulación? En el mundo post capitalista, las virtudes capitalistas serán satanizadas. Será muy importante para lograr que la gente acepte la pobreza y la regimentación…

La busca de dinero es la raíz de todo mal, y el sistema capitalista es inherentemente corrupto y derrochador. La anarquía reinaba en el mercado, mientras las corporaciones buscaban a ciegas beneficios, sin preocuparse por las necesidades humanas o por la Tierra. Cuánto más sensatas son nuestras brigadas de trabajo, que producen solo lo necesario, y usan solo lo que es sustentable. El capitalismo alentaba la codicia y el consumo; la gente luchaba para competir los unos contra los otros, por ‘ser los primeros’ en la carrera de ratas. Cuánto más sabios somos ahora, que vivimos con nuestras cuotas racionadas, y aceptamos los deberes que se nos asignan, sean cuales sean, sirviendo a la humanidad.

En este cambio de régimen que introduce la era post capitalista, vemos una orquestación consciente de economía, política, geopolítica y mitología – como un proyecto coordinado. Se está creando toda una nueva realidad, toda una nueva cultura global. Cuando se trata del tema, la capacidad de transformar la cultura es la máxima forma de poder. En solo una generación, una nueva cultura se convierte “en así son las cosas”. ¿Y qué, podemos preguntar, podría bloquear el camino de algunas futuras manipulaciones del régimen cultural que pueda prever la familia real bankster?

Desde que se introdujo la educación pública, el Estado y la familia han competido por controlar el condicionamiento de la infancia – y en la infancia se transmite la cultura a la próxima generación. En el micro-administrado futuro post capitalista, es muy probable que veamos la ‘solución final’ del control social, o sea que el Estado monopolice la educación de los niños. Eso eliminaría de la sociedad el lazo entre padre e hijo, y de ahí los lazos relacionados con la familia en general. Ya no existe un concepto de parientes, solo de otros miembros de la colmena. La familia debe ser satanizada. Aquí en Irlanda, ya hay anuncios publicitarios en la televisión que dramatizan los sufrimientos de niños que son abusados o descuidados por sus padres…

Qué horribles eran esos días, cuando parejas sin permiso, sin capacitación, tenían control total sobre niños vulnerables, tras puertas cerradas, con todas las neurosis, adicciones, o perversiones que los padres llegaran a tener. ¿Cómo existió durante tanto tiempo ese vestigio de esclavitud patriarcal, la guarida refugio del abuso infantil, sin ser reconocida por lo que era? Cuánto mejor nos va ahora, con niños educados científicamente, por personal capacitado, que les enseña disciplina y valores sanos.

Este artículo apareció primero en New Dawn Nº 128 (septiembre-octubre de 2011).

*RIchard K Moore, es un expatriado de Silicon Valley en retiro, emigrado a Irlanda en 1994 para comenzar su ‘verdadero trabajo’ – tratar de comprender cómo funciona el mundo, y cómo podemos mejorarlo. Muchos años de investigación y escritura culminaron en su libro ampliamente aclamado Escaping the Matrix: How We the People Can Change the World (The Cyberjournal Project, 2005).

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens.

Fuente: http://pocamadrenews.wordpress.com/2011/11/19/el-plan-de-la-elite-para-un-nuevo-orden-social-mundial/

INFILTRACIÓN EN EL VATICANO

La infiltración en el Vaticano es un hecho. La masonería, el OPUS DEI, los servicios secretos, Los Illuminati, la OTO y el satanismo han sido capaces de colocar a sus hombres en puestos claves del Vaticano que dan acceso a la información y, en el mejor de los casos, al poder. El presente trabajo muestra esa realidad asombrosa.

 

La Masonería 

Cuando las logias masónicas se extendieron por Europa en los inicios del siglo XVIII, las condenas papales no se hicieron esperar. Clemente XII, con su bula In Eminenti del 24 de abril de 1738, condenó y prohibió las sociedades, reuniones, asociaciones o agrupaciones denominadas Liberi Muratori, masones u otros nombres, por ser “perniciosas para la seguridad de los estados y la salvación de las almas”. Otros papas como Benedicto XIV, Pío VII, León XII, León XIII y Pío X reprodujeron las condenas xenófobas contra la masonería y las sociedades secretas, argumentando prácticamente lo mismo que el papa Clemente XII. El paso del tiempo, sin embargo, ha provocado que la masonería no sólo sea aceptada más o menos por el Vaticano, sino que esté infiltrada en los diferentes escalafones de poder de éste y lo controle en parte.

El primer hecho que provocó que la opinión pública conociese dicho extremo fue el caso de la Logia P2 italiana, fundada por el ex fascista y rico empresario Ligio Gelli. Por la Logia P2, pasaron hombres ligados a las finanzas y el poder del Vaticano, al igual que personalidades de la política y las finanzas de Italia y Latinoamérica, que acabaron envueltos en tramas delictivas. El 12 de diciembre de 1987, el periodista Pier Carpi, en L’Expresso, afirmaba sobre la presencia de la Logia P2 en el Vaticano que “se llama ‘Logia Eclesia’ y está en contacto directo con el gran maestre de la Logia Unida de Inglaterra, el duque Michael de Kent. A ella pertenecen más de cien personas entre cardenales, obispos y monseñores de la Curia que consiguen mantenerlo en el más absoluto secreto, pero no hasta escapar a las investigaciones de los hombres del famoso OPUS DEI”.

Dejando de lado el caso de la Logia P2, una Obediencia masónica irregular y de derechas que prácticamente no existe en la actualidad, lo cierto es que encontramos otros testimonios que demuestran la infiltración de la masonería en el Vaticano, siempre en su vertiente regular, es decir tradicional y anglosajona. El libro “Mentiras y crímenes en el Vaticano”, escrito por unos misteriosos Discípulos de la Verdad y publicado por Ediciones B en el año 2000, sobre la citada presencia de la masonería en el Vaticano, nos cuenta: “El hecho de que el clan masónico esté tan envuelto en el secreto como su adversario opusdeísta hace que la identificación de sus miembros resulte tan difícil como la de los de este último. En el Vaticano se rumorea que, aparte del cardenal José Rosalío Castillo Lara, pertenecen al clan masónico el cardenal Achille Silvestrini (prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, señalado como uno de los jefes del clan), el cardenal Pio Lagui (prefecto de la Congregación para la Educación Católica),el cardenal Camillo Ruini (vicario general de Roma), monseñor Celestino Migliore (subsecretario para las relaciones con los Estados)…”

La infiltración de la masonería en el Vaticano es un hecho. Y su gran éxito, según parece, ha sido limitar las parcelas de poder en el Vaticano de los conservadores del OPUS DEI e instituciones similares que apuestan por un gran conservadurismo. Ciertamente, es correcto que la finalidad principal de la masonería “vaticana” esté encaminada en esa dirección.

El Opus Dei 

El OPUS DEI fue fundado en España a finales de los años veinte por José María Escrivá de Balaguer. Su crecimiento espectacular se produjo en España, durante la dictadura fascista de Francisco Franco. El papa Juan XXIII no apreciaba el conservadurismo opusdeísta, pero sus sucesores iniciaron un acercamiento a la Obra. De hecho, el 28 de noviembre de 1982 Juan Pablo II proclamó oficialmente la elevación del OPUS DEI al rango de prelatura personal. De esta forma, la organización de Escrivá de Balaguer se situó en una posición inmejorable para infiltrarse e intentar dominar a la Iglesia católica desde dentro, lo cual ha conseguido sólo a medias, por la dura oposición de la masonería “vaticana” y de otros “infiltrados”.

El OPUS DEI ha sido citado como secta secretista y “santa mafia” por aquellos que han padecido en sus carnes sus formas de proceder o que estudiaron su estructura y comportamientos. Por ejemplo, en 1997, una comisión de investigación del Parlamento belga incluyó al OPUS DEI en una lista de 189 sectas o asociaciones sectarias.

España, bajo el gobierno de derechas del Partido Popular, en este momento, está muy influenciada por los hombres del OPUS DEI, ya que un buen número de ministros y cargos del Partido Popular son miembros del OPUS DEI, de la misma forma que otros responsables de la política, la banca, la justicia y empresas varias.

El actual nivel de infiltración y de poder del OPUS DEI en el Vaticano, no obstante, aún es mayor que en países tipo a España, porque, desde el papa hasta el último cura del Vaticano, existen cientos de afiliados a la Obra. Giuliano Di Bernardo, Gran Maestre de una Obediencia de la masonería italiana, harto de que se acusase a la masonería de infiltración en el Vaticano, afirmó que: “ las fuerzas de la reacción católica están en pleno movimiento, reorganizan sus tropas y acusan a la masonería. Pero, ¿por qué no se dice también que el OPUS DEI, el integrismo católico, ha invadido como un pulpo las finanzas internacionales y también las italianas? Hombres del OPUS DEI ocupan los más altos cargos del poder y condicionan las elecciones de importancia nacional”.

La existencia de una enorme infiltración del OPUS DEI en el Vaticano, que responde a un deseo de adquirir poder y promover el conservadurismo en la Iglesia católica, es evidente. Podría decirse que, hoy, hasta resulta descarada. Sus objetivos son justo lo contrario que los deseos de la masonería “vaticana”, la cual aspira a humanizar el Vaticano.

¿Quién vencerá en la disputa? ¿Vencerá alguien? ¿Existen otros infiltrados en el Vaticano, aparte de los masones y los miembros del OPUS DEI?

Los servicios de inteligencia 

Los servicios de inteligencia tienen un gran poder en la sombra. La CIA de EE.UU., el Mossad israelí, los servicios británicos MI5 y MI6, la desaparecida KGB o, incluso, el CESID español disponen de amplias redes de espías y pisos francos en el extranjero para poder realizar sus labores de información y contrainteligencia. De hecho, todos ellos tratan de obtener información de la organización, la estructura, el armamento, la industria bélica, el servicio de inteligencia, las tendencias sociales, las ideologías, la economía, los grupos de poder…, de los diferentes Estados que son de su interés, para poder neutralizar, desbaratar u obtener algún provecho. Resulta obvio que el Vaticano es un manjar gustoso para los principales servicios secretos del mundo y que sus agentes están infiltrados en el mismo, al igual que la masonería y el OPUS DEI.

Así, la cruzada derechista y anticomunista que llevó a cabo la logia masónica irregular P2, tanto dentro como fuera del Vaticano, estuvo apoyada en parte por la CIA. Varios miembros prominentes de la Logia P2 recibieron apoyo económico de la agencia para luchar contra el comunismo italiano. Y algunos agentes del servicio secreto de EE.UU. también se infiltraron en el seno del Vaticano, con ánimo de descubrir una posible infiltración comunista, la cual realmente estaba ocurriendo.

De esta forma, en las mismas fechas, el Vaticano sufría la infiltración del KGB y de otros servicios secretos de países comunistas del antiguo Bloque de Este. En 1998, dos miembros de la Guardia Suiza del Vaticano aparecieron asesinados y el hecho resultó un escándalo, barajándose todo tipo de hipótesis sobre el móvil del crimen. Al final, se difundió la teoría de que Cédric Tornay había matado al matrimonio Estermann en un “arrebato de locura”. Ahora, sabemos que Alois Estermann, uno de los asesinados, se había convertido en informador de la Stasi en 1980 y que, entre 1981 y 1984, bajo el nombre cifrado de “Werder”, había enviado a la policía secreta de la RDA, que venía a ser lo mismo que el servicio secreto, numerosos y detallados informes sobre el Vaticano utilizando una casilla postal del tren nocturno Roma-Innsbruck.

El almirante Fulvio Martini, jefe del Sismi (el servicio secreto militar italiano) de 1985 a 1990, sobre Alois Estermann y las infiltraciones de servicios secretos de países comunistas en el Vaticano, apuntó:

“La hipótesis de que Estermann estuviera a sueldo de la Stasi es posible. En aquellos años, los servicios secretos de Alemania del Este, Polonia y Checoslovaquia mostraban un enorme interés por todo lo que ocurría en el Vaticano”.

Markus Wolf, la cabeza visible de la “inteligencia” de la antigua Alemania del Este, confirmó la infiltración en el Vaticano en el diario L’Expresso en 1999:

“Nuestro punto de referencia en el Vaticano se llamaba en clave Licht blick, rayo de luz. Era un alemán, uno de los más inteligentes frailes dominicos, miembro de la Comisión Científica del Vaticano y muy próximo al ambiente de monseñor Agostino Casaroli… Se llamaba Karl Brammer”.

La infiltración de los servicios de inteligencia en el Vaticano, así, pues, es un hecho tan real como la infiltración de la masonería y el OPUS DEI. Mientras los últimos, no obstante, desean dominar y reconducir la política del Vaticano, los espías se limitan a obtener información útil, probablemente valorada como “Top Secret”, para saber más y diseñar estrategias favorables a sus respectivos países, lo cual parece lógico.

Conocido todo ello, cabe preguntarse: ¿Aún podemos encontrar otras infiltraciones en el Vaticano? ¿Son organizaciones capaces de obtener datos del mismo como la masonería, el OPUS DEI y los servicios secretos y conspirar en la sombra?

Los Illuminati, la OTO y el Satanismo 

Existen otras órdenes próximas a la masonería y el satanismo que igualmente están infiltradas en el Vaticano. Los Illuminati, fundados por Adam Weishaupt el 1 de mayo de 1776 en Baviera, siempre promovieron la estrategia de la infiltración. Y, por eso, cuando la Orden se reconstruyó en EE.UU., esa fue la táctica a seguir con el Vaticano. Algunos expertos en sociedades secretas han detectado infiltraciones en el Vaticano en ese sentido. Piers Compton, ex editor de la publicación católica The Universe, por ejemplo, ha rastreado la infiltración de Los Illuminati en la Iglesia católica. Y cita como evidencia el que católicos prominentes utilicen el símbolo iluminista dentro del triángulo o que el mismo figure en la colección de sellos del Vaticano de 1978. Compton afirma, además, que el papa Juan XXIII utilizaba el símbolo en su cruz personal.

Más allá de estas teorías, como fundador y Gran Maestre de la Orden Illuminati, lo que sí puedo asegurar es que la táctica de Los Illuminati en los últimos años ha sido parecida a la descrita. Personalmente, he recibido información de la Iglesia católica y del interior del Vaticano de una fuente fidedigna: un cargo católico, sobre el cual por motivos obvios guardo secreto.

La OTO (Ordo Templi Orientis), fundada por los francmasones alemanes de alto grado K. Kellner y T. Reuss a principios del siglo XX, también ha estado interesada en la estrategia de infiltrar a sus hombres en el Vaticano o de captar a cargos de la Iglesia que pudiesen tener acceso a información privilegiada. El cardenal decimonónico Mariano Rompalla (1843-1913), que ejerció de secretario de Estado del Vaticano durante el papado de León XIII, cuando falleció el papa, surgió como principal candidato al papado, aunque no alcanzó ese puesto por el veto del emperador José de Habsburgo. Tras su muerte, se encontraron papeles de éste que lo ligaban a la OTO y que confirmaban los deseos de los templarios orientales por penetrar en el campo del enemigo.

Finalmente, en el terreno del luciferismo y el satanismo, encontramos el rastro de una organización satánica que opera en el seno del Vaticano. El libro “El Vaticano contra Dios” (Ediciones B, 1999), escrito por un grupo denominado Los Milenarios, relata la citada infiltración en el Vaticano, contando el caso de un arrepentido que hizo confesión de sus “pecados”. Los siguientes párrafos de la obra dejan pocas dudas:

“En el santuario romano del Divino Amor (sic), a última hora de la tarde, mezclado entre los demás, se acerca al confesionario un penitente muy alterado y turbado. El confesor lo anima a hablar.

-Padre, pertenezco a una secta satánica, en la que desempeño un papel importante. He arrastrado a muchos a ella… (…). He llegado a convencer a muchas personas a asistir a misas negras y a otros ritos satánicos. Sin embargo, el otro día fui yo el invitado a una misa negra en un lugar donde yo jamás hubiera imaginado que se pudiese celebrar semejante rito…

-¿Dónde?- pregunta el confesor desde el otro lado de la reja.

-En el Vaticano.

-¿Quiénes eran los demás?

-No sé les podía reconocer, todos íbamos encapuchados y cubiertos de la cabeza a los pies. Las voces eran graves imposibles de identificar por el timbre…”

La infiltración en el Vaticano ha quedado reflejada, incluso al hablar de órdenes luciferinas o satánicas. Y el ejemplo que acabamos de exponer es sólo uno más entre otros muchos que así lo prueban.

Bastantes organizaciones han deseado tener presencia de una forma u otra en el Vaticano, para obtener información útil o controlar a éste y a la Iglesia. Y muchas son las organizaciones que, en la actualidad, consiguen esos fines. El presente trabajo nos ha acercado un poco a esas organizaciones y a esa realidad que supera la ficción y que pasa desapercibida ante los ojos de una inmensa mayoría de mortales, incluidos un buen número de católicos ajenos a la conspiración descrita.

Fuente: http://anarre.galeon.com/aficiones567618.html

El Juramento de Iniciación Jesuita

« Yo… ahora frente al Todopoderoso Dios, la bendita virgen María, el bendito san Juan bautista, los santos apóstoles, mi padre fantasmal, el general superior de la Sociedad de Jesús fundada por san Ignacio de Loyola, en el pontificado de Pablo III y continuando hasta el presente, por el vientre de la virgen, la matriz de Dios, y la vara de Jesucristo, declaro y juro que Su Santidad el Papa, es el Vice-regente de Cristo y es el verdadero y única cabeza de la iglesia Católica o Universal por toda la tierra; y por virtud de las llaves de atar y soltar dadas por su santidad mi Salvador, Jesucristo, él (el papa) tiene poder para destronar herejes, ya sean reyes, príncipes, Estados, Mancomunidades, y Gobiernos y ellos sean ciertamente destruidos.

Por lo tanto al extremo de mi poder yo defenderé esta doctrina del derecho y costumbre de ‘Su Santidad’ contra todos los usurpadores o autoridades Protestantes cualesquiera, especialmente la iglesia Luterana de Alemania, Holanda, Dinamarca, Suecia, y Noruega y la ahora pretendida autoridad de las iglesias de Inglaterra y Escocia, y las ramas de la misma ahora establecidas en Irlanda y en el Continente de América y en cualquier otro sitio, y todos sus adherentes en consideración que ellos sean usurpados y herejes, oponiéndose a la ‘Madre Iglesia de Roma.’

  • “Yo ahora denuncio y reniego cualquier alianza dada a cualquier rey hereje, príncipe o Estado, llamado Protestante o Liberales, u obediencia a cualquier otra ley, magistrados y oficiales.
  • “Yo además declaro que la doctrina de las iglesias de Inglaterra y Escocia, de los Calvinistas, Hugonotes, y otros del nombre de Protestantes o Masones a ser malditos, y ellos mismos a ser malditos quienes no renuncien a las mismas.
  • “Yo además declaro que yo ayudaré a asistir, y aconsejar a todos o a cualquiera de los agentes de ‘Su Santidad’ en cualquier lugar donde yo esté, en Suiza, Alemania, Holanda, Irlanda o América, o en cualquier otro reino o territorio yo vendré para y haré lo máximo para extirpar a las doctrinas herejes Protestantes o Masonas y destruir todos sus falsos poderes, legales o al contrario.
  • “Yo además prometo y declaro que, no obstante, yo estoy permitido asumir cualquier religión hereje por la propagación de los intereses de la ‘Madre Iglesia’ de mantener secreto y privado todos los consejos de tiempo en tiempo de sus agentes, como ellos me los confíen y a no divulgar, directamente o indirectamente, por palabra, escritura, o circunstancias cualesquiera sin ejecutar todo lo que debe ser propuesto, dado a cargo o descubierto a mí por el por ti ‘Padre Espiritual’, o cualquier otra orden secreta.
  • “Yo además prometo y declaro que yo no tendré opinión o voluntad mía propia o ninguna reserva mental fuere lo que fuere, aun como un cuerpo y cadáver (perinde ad cadaver), sino sin vacilar obedeceré todas y cada orden que yo pueda recibir de mis superiores en la milicia del Papa y de Jesucristo.
  • “Que yo iré a cualquier parte del mundo dondequiera que sea enviado, a las regiones congeladas del norte, selvas de la India, a los centros de civilización en Europa, o a las persecuciones salvajes de los bárbaros salvajes de América sin murmuraciones ni lamentaciones, y seré sumiso en todas las cosas que fueran comunicadas a mí.
  • “Yo además prometo y declaro que yo, cuando la oportunidad se presente, preparar y hacer implacable guerra, secreta y abiertamente contra todos los herejes, Protestantes y Masones, como yo he sido ordenado hacer extirparlos de la faz de toda la tierra; y que yo no perdonaré ni edadsexo o condición, y que yo ahorcaré, quemaré, destruiré, herviré, despellejaré, estrangularé y enterraré vivos a estos infames herejes; rasgaré los estómagos y vientres de sus mujeres, y machacaré las cabezas de sus infantes contra la pared para poder aniquilar su execrable raza. Que cuando lo mismo no pueda ser hecho abiertamente, yo secretamente usaré la copa de veneno, la cuerda de estrangulación, el acero de la daga, el plomo de la bala, sin importar el honor, rango, dignidad, o autoridad de las personas, cualquiera que sea su condición en la vida, ya sea pública o privada, puesto que en cualquier momento yo pueda ser ordenado hacerlo por los agentes del Papa, o superior de la Hermandad del ‘Santo Padre’ de la Sociedad de Jesús.
  • “En confirmación de lo cual yo por la presente dedico mi vida, alma, y todos los poderes corporales, y con la daga cual ahora recibo yo suscribiré mi nombre escrito con mi sangre como testimonio de lo cual; y si yo soy probado falso o débil en mi determinación, que mis hermanos y compañeros soldados de la milicia del Papa corten mis manos y pies y mi garganta de oreja a oreja, mi panza abierta y azufre queme dentro con todo el castigo que pueda ser infligido sobre mí en esta tierra y mi alma será atormentada por demonios en el infierno eterno para siempre.
  • “Que yo cuando vote siempre votaré por un Caballero Católico en preferencia a un Protestante, especialmente un Masón, y que yo dejaré mi partido para hacerlo; que si dos Católicos están en la candidatura yo me aseguraré cuál es el que mejor apoya la ‘Madre Iglesia’ y votaré en consecuencia.
  • “Que yo no trataré no emplearé a un Protestante si está en mi poder tratar o emplear a un Católico. Que yo pondré las niñas católicas en las familias Protestantes para que un reporte semanal sea hecho de los movimientos internos de los herejes.
  • “Que yo me proveeré con armas y munición para que yo esté listo cuando la voz sea pasada, o yo sea ordenado defender ya sea la iglesia como individuo o con la milicia del Papa.
  • “Todo lo cual yo,…juro por la bendita Trinidad y bendito sacramento cual ahora voy a recibir para desempeñar y en parte para cumplir éste, mi juramento.
  • “En testimonio de presente documento, yo tomo este el más santo y bendito sacramento de la Eucaristía y atestiguo el mismo más adelante con mi nombre escrito con la punta de esta daga mojada con mi propia sangre y sellado a la luz del santo sacramento.” »

Para quienes se interesen en una copia en inglés la pueden encontrar en el siguiente enlace: BibleBelievers.org.au

Napoleón Bonaparte hizo esta afirmación:
“Los Jesuitas son una organización militar, no una orden religiosa. Su jefe es un general de un ejército, no un mero padre abad de un monasterio. Y la meta de esta organización es: PODER”

Fuente: http://www.nosotros.cl/enigmas/detalle_noticia.php?cont=766

Harold Camping se arrepiente y pide disculpas por falso fin del mundo

El Fundador de Family Radio, Harold Camping, pidió recientemente disculpas y dijo estar muy arrepentido por sus enseñanzas falsas. Camping, expresó que se equivocó al predecir la segunda venida de Cristo, agregando que “Dios no ha dejado de salvar a la gente”.

 

Con su discurso que suena un tanto confuso y difícil, Harold Camping, fundador y presidente de Family Radio Inc.

trató de abordar en un mensaje reciente por qué Cristo no regresó el 21 de Mayo y 21 de Octubre como él había predicho.

Después de décadas engañosas hacia sus seguidores, Camping reiteró que se había equivocado y lamentaba sus fechorías. Además de tratar de corregir sus enseñanzas erróneas sobre el rapto y el día del fin del mundo.

Esta es, sin duda, un cambio radical para Camping, quien en 1992 había descubierto un sistema especial numérico en la Biblia que le permitía calcular las fechas exactas de ciertos acontecimientos, como el Gran Diluvio, la Crucifixión y el día del regreso de Jesucristo a la Tierra.

La primera falsa profecía fue el 6 de septiembre de 1994, luego nuevamente el 21 de mayo y finalmente el 21 de octubre del 2011.

El 24 de octubre, 2011, The Christian Post, informó en una entrevista exclusiva con una persona cercana a Camping, que el ingeniero ya no era capaz de dirigir Family Radio o su ministerio.

Una transcripción del mensaje de audio, publicado en sitio web de Radio Familia el 28 de octubre de 2011, dice:

Cuando se trata de tratar de reconocer la verdad de la profecía, hemos encontrando que es muy, muy difícil. ¿Por qué no volvió a Cristo el 21 de octubre? Parece vergonzoso para Family Radio. Pero Dios estaba a cargo de todo. Llegamos a esa conclusión después de un estudio muy cuidadoso de la Biblia. Él permitió que todo sucediera de la manera que lo hizo sin corrección. Se podría haber evitado todo si él hubiera querido.

He estado revisando mis notas con más cuidado que nunca. Y encuentro que hay otro idioma en la Biblia que todavía tenemos que analizar muy cuidadosamente. Y hay que ser muy paciente acerca de este asunto. Por lo menos de manera mínima estamos aprendiendo a caminar más y más humilde ante Dios.

Estamos listos para gritar y llorar delante de Dios: Oh Señor, usted tiene la verdad, no nosotros. Usted tiene la verdad. Dios está a cargo de todo este asunto. Lo que Dios nos quiere decir es su problema. Cuando se quiere contar con nosotros es su negocio. Mientras tanto, Dios nos permite continuar, llorar y pedir misericordia, ¡oh, cómo necesitamos la misericordia, pero tenemos que tener mucho cuidado de no dictar a Dios lo que debe hacer!, cita parte del programa donde Camping aclaró su gravísimo error según publica The Christian Post.

Fuente: http://www.noticiacristiana.com